Se encuentra usted aquí

culpabilidad

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1895 - El escritor irlandés Oscar Wilde es encontrado culpable de "indecencia mayor"

En 1895 y cuando se encontraba en la cima de su carrera, el poeta Oscar Wilde sin duda escandalizó a la clase media británica del momento.

Oscar Wilde era amigo de lord Alfred Douglas, y el padre de éste sospechaba que ambos tenían "un affair". Wilde, animado por el hijo del denunciante, le denunció a su vez por calumnias y esgrimió la amoralidad del arte como defensa.

Finalmente, el noveno marqués de Queensberry quedó libre y Wilde se enfrentó a un segundo juicio en mayo de 1895, en el que se le acusó de sodomía y de grave indecencia, y por el que fue condenado a dos años de trabajos forzados. Esta sentencia —que buscaba ser ejemplarizadora— tuvo mucha repercusión y propició un recrudecimiento de la intolerancia sexual no sólo en Gran Bretaña, sino también en Europa: muchos artistas homosexuales sufrieron represalias y algunos (como en Alemania el pintor alemán Paul Höcker y otros más) debieron emigrar fuera de su país.

Durante su estancia en la cárcel, Wilde escribió la extensa carta dirigida a lord Alfred Douglas que lleva por título De profundis (1897) y el poema La balada de la cárcel de Reading.

Desengañado con la sociedad inglesa y arruinado material y espiritualmente, abandonó definitivamente la prisión en mayo de 1897.

Retomó la amistad con Douglas y se reunieron en agosto de 1897 en Ruan. Por supuesto, la reunión fue desaprobada por los familiares y amigos de ambos. Además, la mujer de Wilde, Constance, rehusó volver a encontrarse con él y le prohibió ver a sus hijos, aunque le siguió mandando dinero y nunca se divorciaron. El señor Sherard ha contado en su libro cómo él trabajó para la primera reconciliación de Oscar con su mujer, y cómo inmediatamente recibió una carta de Lord Alfred Douglas donde lo amenazaba con matarle como a un perro si, por culpa suya, llegaba a perder la amistad de Wilde. Wilde y Douglas vivieron juntos unos meses al final de 1897, cerca de Nápoles, hasta que la amenaza de sus respectivas familias de cortarles los fondos terminó por separarles. Wilde pasó el resto de su vida en París, en donde vivió bajo el nombre falso de Sebastián Melmoth. Allí y de la mano de un sacerdote irlandés de la Iglesia de San José, se habría convertido al catolicismo, fe en la que supuestamente murió.

Fecha: 
Jueves, 25 de Mayo 2017 - 09:40

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

FICREA

A finales de 2011 la Sociedad Financiera Popular (SOFIPO) FICREA manifestó su interés en anunciarse en mi programa de radio que desde hace 20 años se transmite de lunes a viernes en Grupo Fórmula. Se le plantearon varias alternativas y finalmente optó por contratar dos espacios comerciales a la semana, de cuatro minutos cada uno, en donde un vocero de la empresa platicaría conmigo (o con quien me substituyera en mis ausencias) sobre diversos temas financieros, entre ellos los servicios y productos que la empresa ofrecía al público. Los miniprogramas se programaron para ser transmitidos los martes y jueves de 8:38 a 8:42 de la mañana (Centro), a partir del 21 de febrero de 2012.

Antes de esa fecha solicité información sobre FICREA a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que es la entidad responsable de supervisar y regular a las entidades que forman parte del sistema financiero de nuestro país. Me informaron que la empresa operaba con toda normalidad y de acuerdo a las leyes que regulaban sus actividades.

FICREA se anunció en mi programa del 21 de febrero de 2012 hasta el jueves 6 de noviembre de 2014, es decir un día antes de que la CNBV suspendiera sus operaciones y la denunciara ante la PGR por posible lavado de dinero. A partir del martes 7 de enero del año pasado, como resultado del cambio de horario de transmisión de mi programa, los miniprogramas se difundieron de las 4:21 a las 4:25 de la tarde (Centro).

Durante ese período, FICREA fue representada en mi programa por tres voceros. Primero fue su director general, Sergio Ortiz, luego la locutora Evelyn Lapuente y, finalmente, el periodista especializado en temas financieros, Efrén Flores.

Del 21 de febrero de 2012 hasta el 6 de noviembre de 2014 la CNBV nunca me informó ni le informó al público que FICREA estuviera mal administrada o que sus ejecutivos estuvieran involucrados en actividades ilícitas. Es más, las noticias que durante ese período se publicaron sobre la SOFIPO hablaban de su crecimiento y la probabilidad que en 2015 se convirtiera en banco.

Durante los espacios publicitarios de FICREA sus voceros hablaron de diversos temas financieros y, claro está, informaron de los diversos productos y servicios que ofrecía al público, enfatizando las tasas de interés mínima y máxima que pagaban sus certificados de depósito y pagarés. También, muchas veces se mencionó que las inversiones en una SOFIPO estaban garantizadas hasta un máximo de 25,000 UDIS y que el inversionista debía tener esto muy presente antes de invertir un monto mayor.

Todo lo anterior lo informo porque desde que la CNBV intervino a FICREA varias personas que perdieron dinero en la SOFIPO me han acusado de ser el culpable de lo que les sucedió porque decidieron invertir ahí su dinero con base a lo que escucharon en mi programa.

Rechazo totalmente ser culpable o responsable de las decisiones tomadas por adultos que aparentemente solo escucharon a cuánto ascendían las atractivas tasas de interés que FICREA les ofrecía pero no el monto del seguro de 25,000 UDIS máximo. Es probable que tampoco leyeran el contrato correspondiente antes de invertir su dinero.

Rechazo ser responsable del buen o mal desempeño que tenga el producto o servicio de cualquier empresa que se anuncie en mis programas y más cuando la misma sea supervisada por un organismo gubernamental.

Finalmente, rechazo tener algún vínculo de amistad con algún ex ejecutivo de FICREA. A su prófugo expresidente, Rafael Amezcua Olvera, lo vi tres veces en casi tres años y a su ex director general, Sergio Ortiz, lo vi durante el tempo en que fue el vocero de su empresa en mi programa. A otros ex ejecutivos, cuyos nombres no recuerdo, los vi en dos eventos sociales en los que estuvieron presentes Amezcua y Ortiz.

Solo falta que alguien me acuse de ser culpable de que le salga defectuoso un coche cuya marca se anuncie en mi programa o que me quiera responsabilizar de que algún familiar o amigo pierda la vida por volar en un avión accidentado de una aerolínea que difunda su publicidad en mi programa.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 21 de Enero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

"El Arraigo. Argumentos para su derogación constitucional"

Para mañana jueves 28 de agosto los partidos políticos y sus grupos parlamentarios integrados en la Cámara de Diputados y en la Cámara de Senadores darán a conocer los temas de sus agendas legislativas que tendrán que discutir a partir del próximo lunes en el periodo ordinario legislativo; y, espero que incluyan uno de los temas pendientes a modificar en el orden jurídico de México, es decir, el tema del "Arraigo".

En mi reciente obra "El Arraigo. Argumentos para su derogación constitucional", publicada por el Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe-Agosto-2014), sostengo que la figura jurídica del arraigo ha sido el centro de una discusión acerca de su constitucionalidad. Renombrados juristas y estudiosos del tema son categóricos al afirmar que esta figura es inconstitucional. A su vez, organismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos han manifestado su preocupación por la existencia del arraigo, entre otras razones, por permitir a la autoridad judicial a mantener privados de su libertad a individuos sin una acusación formal.

En mi libro doy a conocer los elementos jurídicos que demuestran que esa figura jurídica viola derechos fundamentales como el de presunción de inocencia y el de libertad personal, consagrados en el texto constitucional. Por ello, es sabido la urgencia de derogar el arraigo de la Constitución porque se trata de “un instrumento jurídico no legitimado”, cuyo empleo es uno de los nefandos resultados de la tristemente célebre Ley Federal contra la Delincuencia Organizada de 1996.

Así, considero que la postura planteada en mi libro debe ser estudiada y analizada por los legisladores, para hacer del sistema de justicia penal uno que dé certeza y seguridad al ciudadano ante los actos del Leviatán estatal. Ojalá así sea en beneficio de nuestro país o, mejor dicho, más nos vale que así sea.

En efecto, estimado lector, más no vale que así sea, y por tanto, en lo que el legislador se decide a eliminar la figura el Arraigo en el orden jurídico mexicano, le invito a Usted a que consulte mi libro "El Arraigo. Argumentos para su derogación constitucional", y si acaso no lo es útil para convencerlo de la necesidad de eliminar la figura del  arraigo, por lo menos, entonces, que le sea útil para conciliar su mente en un agradable cerrar de ojos y dormitar con su lectura.

Querido lector, Usted, puede adquirir la obra en el Instituto Nacional de Ciencias Penales, ubicado en la calle de Magisterio Nacional No.113, en el Centro de la Delegación Tlalpan. 

Fecha: 
Miércoles, 27 de Agosto 2014 - 17:00