Se encuentra usted aquí

cuernavaca

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Misma ambición, mismo final

Hoy 17 de julio, se conmemora el 91 aniversario de la muerte de Álvaro Obregón, el cacique sediento de poder que se atrevió a traicionar el principio revolucionario de la no reelección.

Menos de un año antes, había mandado asesinar a su cuñado y compadre Francisco Serrano, por atreverse a lanzar una candidatura contraria a sus planes de permanencia en el poder.

A Obregón poco le importó que Serrano fuera su concuño y su compadre, además de deberle la vida. La gratitud y la lealtad no eran de sus virtudes.

Obregón mandó matar al General Serrano en compañía de 13 de sus amigos que fueron ultimados en el poblado de Huitzilac donde hasta la fecha pueden verse los cruces plantadas en el lugar para recordar aquellos hechos.

Si se va a Cuernavaca por la carretera federal (la libre), y se detiene uno en el sitio donde están los 14 cruces, a 50 metros a la derecha pueden verse los vestigios del viejo camino nacional en el que Serrano y sus acompañantes fueron interceptados por el General Claudio Fox, y llevados al sitio donde hoy están los cruces, para ser asesinados.

Beschreibung: Bildergebnis für las cruces de huitzilac

Se sabe que los cadáveres fueron llevados al Castillo de Chapultepec, donde residía Plutarco Elías Calles que se encontraba en compañía de Obregón y que, al ver el cadáver de su compadre y concuño, en una expresión de humor negro y crueldad, le dijo:

“Bueno Panchito, no dirás que no te di tu cuelga...” (1)

Mañana, 18 de julio, se conmemora la muerte de Benito Juárez, ocurrida en El Palacio Nacional en 1872.

Al momento de morir, Juárez con motivo de sus ambiciones desmedidas, se había alienado de muchos de sus antiguos seguidores como Guillermo Prieto, Lerdo de Tejada, Porfírio Díaz y Jesús González Ortega.

Ya he dicho aquí, que el Doctor Vicente Riva Palacio (amigo de mi padre), en una ocasión, estando en su consultorio, le mostró una daga de hoja serpenteante, que según él, había sido el arma con la que los compañeros de la sociedad secreta a la que pertenecía el oaxaqueño, lo ayudaron a bien morir ante su posible recuperación de la angina de pecho que padecía, porque su mejoría  habría significado su permanencia indefinida en la presidencia.

Juárez y Obregón no son los únicos presidentes que se han dejado acariciar por el canto de las sirenas con el deseo de seguir mandando hasta la muerte.

Aunque la versión oficial sobre el asesinato en la Bombilla fue la de un asesino solitario (me suena, me suena), en la autopsia practicada al ilustre fallecido, se encontraron 21 orificios de entrada con al menos 4 diferentes calibres de proyectil.

Hasta ahí permitieron “las sirenas” que navegara el también asesino de Carranza y traidor a México que, para obtener el reconocimiento oficial por Estados Unidos, firmó los infames tratados de Bucareli que han sido un freno y un lastre para México hasta la fecha.

No deja de ser curioso que Óbregon haya muerto un día antes que Juárez, y que ambos hayan buscado perpetuarse eternamente como dueños de vidas y haciendas, amos indiscutibles de México.

Otra ironía es que el famoso Hemiciclo a Juárez haya sido mandado construir por Porfírio Díaz, que en su momento se levantó contra su paisano acuñando el lema de “Sufragio efectivo, no reelección” que tiempo después plagió Francisco I. Madero para levantarse en armas contra el anciano general oaxaqueño, en 1910.

Dado el misterio que rodeaba a Juárez como miembro de una sociedad secreta que le ha hecho muchísimo daño a México, es difícil constatar si en verdad fue asesinado con aquella daga; en todo caso, la muerte de la que nadie escapa, le bajó los humos y le frustró los planes aquel 18 de julio de 1872.

En cuanto a Obregón, embriagado con las mieles del poder de la presidencia, su gran error fue no tomar en cuenta al frío y calculador Plutarco que en el hablar era parco.

Dicen las malas lenguas que en aquellos tiempos, cuando alguien preguntaba ¿quién mató a Obregón?, le respondían:

¡Cállese!

Parece ser que después de Obregón, Miguel Alemán llegó a considerar la posibilidad de reelegirse en 1952, pero viendo los finales de Juárez y de Obregón, prefirió encargarse del Consejo Nacional de Turismo y vivir una larga vida.

Desde antes de 1994, corría el rumor de que Salinas de Gortari había acariciado la posibilidad de incluir la reelección en sus exitosas reformas constitucionales, pero a la mera hora prefirió no emular a Benito ni a Álvaro, y optó supuestamente por mover los hilos de los títeres que lo sucedieron.

El 17 y el 18 de julio están unidos en esta efeméride, aunque medien 56 años entre ambas, de la misma  manera que el asesinato del General  Francisco Serrano tuvo lugar un 2 de octubre, 41 años antes de la matanza en la Plaza de las Tres Culturas.

Hoy los mexicanos estamos presenciando maniobras legislativas destinadas a jugar a la ruleta rusa con el aparentemente inofensivo principio de la no reelección.

Hay quienes piensan que la prórroga de mandato al estilo Baja California, no constituye reelección y en consecuencia no implica los peligros corridos por Obregón y Juárez.

Pierden de vista que la esencia del principio de no reelección, es evitar que haya nuevos dictadores que impongan su voluntad eternamente sobre el pueblo mexicano.

En México es más fácil escaparse del SAT que de Huitzilopochtli, el dios azteca guardián de la democracia y de la no reelección.

Quien quiera que intente lograr lo que Juárez y Obregón no pudieron conseguir, seducido por la misma ambición, está condenado de antemano a encontrar el mismo fin.

    ___________________________

  1.  Cuelga. Se acostumbraba llamar así al regalo que se daba a una persona con motivo de su cumpleaños o de su santo.

    ________________________

 

chavezmontesmessnerjulio@yahoo.com

Stahrngen am Bodensee

Baden Wurttemberg, Alemania

Fecha: 
Miércoles, 17 de Julio 2019 - 13:20
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 17 de Julio 2019 - 15:35
Fecha C: 
Jueves, 18 de Julio 2019 - 04:35
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Cuauhtémoc vs Graco

De enero de 2014 hasta marzo de 2015, los 33 gobiernos municipales de Morelos suscribieron un convenio con el gobierno estatal por medio del cual entregaron el mando de sus policías al gobernador Graco Ramírez Garrido (PRD), creándose así el llamado Mando Único, que de acuerdo a la Comisión Estatal de Seguridad Pública morelense es “un sistema de operación y administración policial debidamente homologado, profesionalizado y estructurado, que concentra a todas las corporaciones preventivas municipales y estatales como un solo ente”.

Dichos convenios expiraron en el último segundo del 31 de diciembre pasado al concluir los gobiernos de los presidentes municipales que los suscribieron. Para reestablecer el Mando Único es necesario que cada nuevo gobernante municipal acepte suscribir un nuevo convenio con el gobierno del Estado.

El problema es que las diferentes organizaciones delincuenciales no desean que se reestablezca el Mando Único porque eso les impide tener el control de las policías municipales y les dificulta delinquir con la tranquilidad con que lo hacían hasta el día en que se creo dicho Mando.

De acuerdo al gobierno de Morelos, gracias al mando único se logró disminuir el número de delitos de alto impacto. De noviembre de 2014 a octubre de 2015 se registraron 2,722 delitos de este tipo, lo que significa un promedio de 226 delitos al mes, que es la mitad de los delitos que se registraban cada mes en 2012. Además, Morelos pasó del primero al cuarto lugar en la tasa de secuestros por cada 100 mil habitantes.

En su más reciente informe de gobierno, Ramírez Garrido presumió el descenso del número de delitos entre 2013 y 2014: “Un descenso de 8% en la incidencia delictiva general; en especial, una disminución del 16% en los delitos de alto impacto… En el caso del robo de vehículo con violencia… este delito presenta un descenso de 37.8%; en su modalidad de robo de vehículo sin violencia… descendió 17%;  el robo a casa habitación, en su modalidad de robo con violencia… se redujo 34.6%; el robo de casa-habitación sin violencia… 19.8% menos que el año 2013; el delito de homicidio doloso… al concluir el año 2014, una disminución de 33.4%;  el abigeato… se logró disminuir sustancialmente un 57.7% en el número de estos delitos”. Además, las denuncias por secuestro disminuyeron 21.5%, el número de personas secuestradas fue 28.4% menor, mientras que el número de presuntos secuestradores capturados aumentó 15.1%.

Graco Ramírez afirma que la delincuencia organizada presiona a los nuevos presidentes municipales para que no acepten el Mando Único. Es más, asegura que la flamante presidenta municipal de Temixco, Gisela Mota Ocampo (PRD), fue asesinada el sábado pasado, un día después de asumir su cargo, justamente por estar decidida a suscribir el nuevo convenio y negarse a obedecer a los delincuentes.

Tanto el gobernador como el Comisionado Estatal de Seguridad Púbica, Alberto Capella afirman que el nuevo presidente municipal de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco (PSD), puede estar en contra del Mando Único debido a la influencia o presión que sobre él ejercen personas que le son cercanas y que aparentemente tienen vínculos con la banda criminal Guerreros Unidos, la misma que la PGR acusa de desaparecer y asesinar a los 43 normalistas de Ayotzinapa.

En vista de que Cuau Blanco y otros presidentes municipales no quieren o no pueden suscribir los nuevos convenios del Mando Único, el gobernador decidió actuar y el pasado domingo emitió varios decretos por medio de los cuales asumió de manera “inmediata y temporal”, el mando de las policías municipales de Ayala, Cuernavaca, Emiliano Zapata, Huitzilac, Jantetelco, Jiutepec, Jojutla, Ocuituco, Temixco, Temoac, Tepalcingo, Tlaquiltenango, Tlayacapan, Xochitepec y Zacatepec.

En exfutbolista Blanco ha dicho que no acatará el decreto del gobernador y que recurrirá a otras instancias, pero la verdad es que no hay mucho que pueda hacer al respecto. En la exposición de motivos de sus decretos, Graco Ramírez anota, entre otras cosas, que “la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al resolver la controversia constitucional 92/2010, ha sostenido que al tratarse de casos extraordinarios, de fuerza mayor o de alteraciones graves del orden público, los gobernadores de los estados tienen la facultad de asumir el mando de las policías municipales de la Entidad” y que “la Carta Magna confiere a los Ejecutivos estatales la libertad de apreciación para actuar en los casos que ellos mismos consideren como de fuerza mayor y de alteración grave del orden publico”.

En este pleito, desde ahora pronóstico que el perdedor será el aguerrido y bronco Blanco, quien dudo mucho haya leído alguna vez el Artículo 115 Constitucional.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 05 de Enero 2016 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Alta inseguridad en Morelos. Cuernavaca, municipio más violento del país

Sin lugar a dudas la inseguridad es la mayor preocupación tanto de las autoridades en frenarla, como de la ciudadanía que la enfrenta a diario.

Pero llama la atención que pareciera que solamente en los estados que tienen administraciones priístas existe el problema, o simplemente se busca hacerlo notar así, al menos en redes sociales.

Pero esto sucede también en estados como Morelos, que es la entidad federativa más violenta de México y Cuernavaca es la ciudad con más de 100 mil habitantes con mayores índices de inseguridad, según informó el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, mediante el estudio denominado “Ranking de la violencia en municipios y entidades federativas 2014", y la verdad por lo que se observa, continúa en este 2015.

Lo que llama la atención es que el estudio desmiente las declaraciones del Gobernador Perredista de Morelos, Graco Ramírez Garrido Abreu, quien no se cansa de afirmar que la implementación del mando único ha provocado la disminución de los delitos más graves en la entidad.

Sin embargo, la violencia no sólo no ha disminuido en Morelos, sino que se ha recrudecido, según lo demostró el estudio que documentó cifras de averiguaciones previas iniciadas por los ministerios públicos y procuradurías estatales, entregadas al Sistema Nacional de Seguridad Pública. “Las cifras desmienten a Graco Ramírez Garrido Abreu, quién trata de borrar la violencia en la entidad federativa que gobierna y en los municipios que están bajo su responsabilidad", afirmó José Antonio Ortega, presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

Morelos tuvo el índice más alto de violencia con respecto a las 31 entidades federativas. Incluso el puntaje de violencia en la entidad de 34.05 puntos, es casi dos veces superior a la media nacional de 18.84 puntos. Según los datos recabados con información oficial, Morelos está entre los primeros tres lugares a nivel nacional en cuatro de seis delitos: secuestro, violación, robo con violencia y extorsión.

Morelos ocupó el segundo lugar nacional en el número de secuestros con 6.22 secuestros por cada 100 mil habitantes, solo detrás de Tamaulipas, líder en ese delito.

Respecto al delito de violación, también es segundo lugar nacional con 23.78 violaciones por cada 100 mil habitantes, detrás de Quintana Roo. En robo con violencia, segundo lugar nacional con 405.5 robos por cada 100 mil habitantes, después de Tabasco.

Morelos presentó la tasa más alta de extorsión en el país con 19.3 por cada 100 mil habitantes, lo cual es cinco veces superior a la media nacional, 4.91 por cada 100 mil habitantes.

Y en cuanto a Municipios, Cuernavaca, capital de Morelos, es la más violenta de México, le siguen Acapulco y Chilpancingo en Guerrero.

Según el “Ranking de la violencia en municipios y entidades federativas 2014”, Cuernavaca fue el municipio más violento del país con 62.19 puntos, suficientes para desplazar a Acapulco, 55.54 puntos, como la ciudad con más de 100 mil habitantes más insegura de México.

Cuernavaca obtuvo el segundo lugar a nivel nacional en número de violaciones con 46.82 por cada 100 mil habitantes, lo cual es cuatro veces superior a la media nacional, 10.75 violaciones por cada 100 mil habitantes.

Tiene la tasa más elevada de robo con violencia 1,144.12 por cada 100 mil habitantes, lo cual es siete veces superior a la media nacional, 155.96 por cada 100 mil habitantes.

También ocupa el segundo sitio en la lista del delito de extorsión con una tasa de 52.64 por cada 100 mil habitantes, seguido de Cuautla, también en Morelos con 33.13. Ambas ciudades están muy por encima de la media nacional de 4.91 extorsiones por cada 100 mil habitantes.

En el mismo sentido de denuncia, Gerardo Becerra Chávez Hita, vocero de la coordinadora morelense de movimientos ciudadanos, afirmó que desde que el perredista Graco Ramírez llegó al gobierno de Morelos se han registrado más de 450 secuestros y más de 900 homicidios.

Recordó que la sociedad organizada junto con el sector empresarial han realizado más de cinco marchas en las ciudades morelenses para exigir un alto a la violencia, también organizaron una caravana a la Ciudad de México para pedir a las autoridades federales que intervengan en la entidad. “Nosotros decimos que se instaló el ‘jueves de secuestros’ en Cuernavaca, también decimos que el secuestro es el acto delictivo más democrático que existe, porque igual secuestran a un empresario que a la señora que vende tamales en la esquina”, agregó Gerardo Becerra Chávez Hita.

Y mientras la inseguridad se adueña de Morelos, sin que se vea como lo resolverán las autoridades, su gobernador, Graco Ramírez Garrido Abreu, presentó el 27 de julio pasado, una iniciativa para ajustar la legislación local con la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que reconoció los matrimonios entre personas del mismo sexo. En fin como dice un amigo, “cada quien tiene sus prioridades”.

Fecha: 
Jueves, 30 de Julio 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Cuauhtemiña

Pues ya pasó todo, sin gran pena y mucha menos gloria, algunas sorpresas en los resultados de las elecciones y especial atención que habrá que poner en el desempeño de Morena en la Ciudad de México.

Lo que aún no logra asimilar mi cabeza son los resultados de Cuernavaca. Entiendo muy bien el hartazgo de la gente hacia la clase política y el escape ante un candidato tan peculiar pero...

Cuauhtémoc Blanco es un tipo que siempre ha luchado y acostumbrado al triunfo, ahora cosecha otro con su gol anotado en la política, definitivamente un gran logro, pero no confío en su capacidad para dirigir un municipio de la magnitud de Cuernavaca.

No dudo de sus buenas intenciones aunque no creo que esté preparado para el reto, ni siquiera creo que sepa a lo que se enfrenta y temo que alguien sin preparación alguna sea el indicado para el puesto.

A sus pies ha estado el país entero, ahora tendrá en sus manos a más de 300 mil habitantes, casi 500 mil si tomamos en cuenta el turismo chilango que se deja caer cada fin de semana ¿podrá con el paquete?

Es cierto que durante varios años ha administrado exitosamente sus negocios, pero de ninguna manera se compara con llevar las riendas de una ciudad. Tal vez sea algo incongruente lo que digo, estoy convencido de que ante la incompetencia de nuestros gobernantes es el pueblo quien debe tomar el poder, qué mejor ejemplo, pero de la misma manera pienso que se debe tener la preparación adecuada y un mínimo de cultura para ello. Por otro lado son muchos los políticos que nos han enseñado que no importa la ignorancia, saber leer, hablar inglés y en algunos casos ni español, para desempeñar tareas con tal nivel de responsabilidad.

Ya decía que no dudo de sus buenas intenciones e incluso de su compromiso. En campaña dio a conocer sus propuestas de gobierno: Mayor seguridad (sacar al mando único, regresar a los cuerpos policíacos y crear alertas vecinales), Mejora en los servicios públicos (alumbrado y bacheo), Transparencia y cero corrupción, Transporte público gratuito para estudiantes y personas de la tercera edad, Abastecimiento de agua potable, Generar empleo, Programas educativos, Mayor inversión turística y Fomento al deporte. Todos muy bonitos, la cosa es cómo logrará eso y hasta dónde lo dejará la gente de su partido y del estado.

Todos conocemos sus desplantes, sus reacciones impulsivas, los arranques de violencia y su inestabilidad ¿qué pasará cuando tenga que negociar, tomar decisiones o reconsiderar una estrategia? ¿Cómo pudo alguien que, según sus propias declaraciones, no cree en la política y nunca ha votado, ser candidato de un partido político a un puesto de elección popular? "Voy a demostrar a los políticos que un ciudadano puede trabajar bien y que si ellos no lo hacen es porque no quieren" dijo durante su campaña. Les deseo a él y los cuernavacenses que así sea. No es lo mismo perder un partido que la integridad de un pueblo.

Lo que tengo más claro que nunca es que queda demostrado que el sufragio es, en efecto, la mejor forma de protesta. Si ya tuvimos un presidente con botas, no les sorprenda que un día tengamos uno con "tacos".

¡Rafa para presidente!

Voy vengo.

Autor:

Fecha: 
Viernes, 12 de Junio 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Cuauhtemiña

Al momento de redactar estas líneas, se efectuaba el recuento de la votación del pasado 7 de junio por parte del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Impepac) para ratificar los resultados de la elección de presidentes municipales y diputados locales en el estado de Morelos.

A propios y extraños ha sorprendido la noticia de que el ex futbolista profesional Cuauhtémoc Blanco Bravo pudiera convertirse en presidente municipal electo, tras haber sido postulado como candidato por el Partido Social Demócrata (PSD).

Viví en Cuernavaca por 24 años. Es la ciudad en la que crecí, inicié mi carrera, me casé y tuve a mi primera hija. Formé parte de su gobierno municipal, de 1994 a1997.

Debo decir que formé parte de una generación privilegiada de “cuernavacos”. Aunque nací en el Distrito Federal, llegué junto con mi familia a residir en la capital morelense en 1984, y me tocó vivir una etapa clave de su transición de una apacible ciudad provinciana a una cosmopolita metrópoli, hoy asfixiada por su crecimiento.

Durante mi juventud tuve la oportunidad de nadar en las frías aguas del Canal de Chapultepec, caminar de día, de noche e incluso de madrugada por las calles de los populosos barrios de Amatitlán, La Carolina o la colonia Flores Magón; y ya en mi edad adulta conocer sitios tan fascinantes como El Salto Chico o el cárcamo de El Túnel, con su impresionante nacimiento de agua, donde se genera la mayor parte del vial líquido que se consume en Cuernavaca y su zona conurbada.

Muchos de estos espacios hoy son inaccesibles por el voraz crecimiento de la mancha urbana y por el cáncer de la inseguridad que azota a la antigua Cuauhnáhuac.

Por ello me produce sentimientos encontrados el triunfo de Cuauhtémoc Blanco. Por un lado me preocupa el tipo de gobierno que pueda ejercer una persona sin formación ni experiencia en los asuntos públicos. Pero por otro lado, me entusiasma la idea de que una ciudad golpeada por la delincuencia y que ya ha experimentado con gobiernos de todos los colores, haya decidido darle una patada en el trasero a los partidos tradicionales.

Espero que “El Temo” tenga la capacidad para cortar de tajo con las mafias panistas, priistas y perredistas que sumieron a la Ciudad de la Eterna Primavera en años de abandono, mediocridad y caos.

En términos políticos, Cuernavaca tiene ya por sí sola una historia sui géneris.

En 1997, con poco menos de 500 votos de ventaja, los electores de la capital morelense decidieron darle la oportunidad a un joven propietario de un taller mecánico que fue postulado por el Partido Acción Nacional.

Sus únicas cartas políticas eran ser hijo de un ex alcalde interino y nieto del primer gobernador constitucional del estado.

¿Su nombre? Sergio Alberto Estrada Cajigal Ramírez. Comunicólogo de profesión –carrera que nunca ha ejercido-, el joven Sergio fue un curioso producto de una torpe pero eficaz campaña de mercadotecnia política, que explotó su principal atributo: ser un hombre considerado guapo por muchas féminas. Llegó al PAN en calidad de “miembro adherente”, y su postulación fue una especie de experimento que sorprendió a sus propios compañeros de partido.

Para muchas personas, Sergio Estrada fue uno de los mejores alcaldes que ha tenido Cuernavaca. Y probablemente lo sea, pero no hay que soslayar el hecho de que, en un intento de disfrazar de “apertura democrática” su estrepitoso fracaso en las elecciones intermedias, el entonces gobernador de Morelos, Jorge Carrillo Olea haya decidido prácticamente triplicarle el presupuesto a Cuernavaca, tratando de beneficiarse del carisma del joven e inexperto alcalde .

La popularidad de Sergio Estrada fue tal, que al término de su trienio se convirtió en candidato natural a la gubernatura, la cual obtuvo sin problemas en el año 2000, en la apoteosis del “efecto Fox”. Su capital político fue de tal magnitud que alcanzó para apuntalar el triunfo de su sucesor, el galeno Marco Antonio Adame Castillo, un personaje gris y poco carismático. Sergio Estrada carga con el estigma de ser considerado al mismo tiempo uno de los mejores alcaldes de Cuernavaca, pero también uno de los peores gobernadores de Morelos, pues durante su mandato comenzó el crecimiento rampante de la delincuencia organizada en distintos puntos de la entidad.

Obviamente, Morelos y México han cambiado mucho desde los tiempos de la elección de Sergio Estrada, y de entonces a la fecha, la alcaldía cuernavacense ha sido alternada entre panistas y priistas. Habrá que interpretar con cautela el mensaje enviado por la sociedad cuernavacense a la clase política de su entidad con el voto a favor de un personaje de tan altos contrastes como Cuauhtémoc Blanco.

Vaya pues, un afectuoso saludo a los amigos “guayabos” (como se les conoce popularmente a los “cuernavacos”), y a observar con atención lo que el futuro les depare. ¡Ánimo!

 

SOUNDTRACK PARA LA LECTURA

“A Cuernavaca Voy”- Los Hermanos Carrión (México) 

 

“La Yerbita” – La Bolonchona (Cuernavaca, México) 

 

“É Uma Partida De Futebol” – Skank (Brasil) 

 

“En Cuernavaca fue”- Rondalla Bugambilia (Cuernavaca, México) 

Autor:

Fecha: 
Jueves, 11 de Junio 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1

Columnas: