Se encuentra usted aquí

crisis económica

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Dime en quién crees y te diré quién eres

La buena suerte siempre ha sido objeto de deseo del ser humano, es producto de nuestra racionalidad que busca respuestas y patrones para todo y de nuestra emocionalidad que inconscientemente necesita algo o alguien en que creer, de esto último se aprovecha cada elección los políticos  y todos los días un ejército de brujos, brujas, gitanas, chamanes y hechiceros, curiosos personajes que montan su teatrito personal en buscada de creyentes en las ciencias ocultas.

 

Basta con escuchar la radio, ver la televisión, el internet, el periódico para encontraremos con miles de anuncios de estos personajes que prometen curar enfermedades, encontrar el amor, destruir a quien se odie, blindar nuestra suerte, hacer amarres, conseguir pareja, leer las cartas, el tarot,  vudú, limpias, magia blanca o magia negra, etc.

 

Nuestra necesidad creer en algo superior, la falta de autoestima, la falta de afectos, la falta de dinero y la fe son los principales ingredientes del éxito de estos personajes que trabajan normalmente en mercados, en espacios pequeños llenos de estatuas y figuras que van desde la virgen de Guadalupe, Cristo crucificado, San Judas Tadeo y San Antonio  hasta Lucifer, Nosferatus, la Santa Muerte (de la que se dice que como da quita) y Malverde, estos dos últimos han cobrado fuerza en un segmento de la población convive con el peligro, particularmente los delincuentes y los narcos. Además de decenas de semillas y plantas con poderes especiales, velas de todo tipo, Budas, herraduras, gatos asiáticos de juguete que mueven la patita invitando a los clientes y por supuesto los indispensables amuletos. 

 

"Curo y mando enfermedades", "destruyo matrimonios o amantes", "hacemos crecer tu negocio", “hacemos pactos con Satanás"

 

En internet hay quien se anuncia como la última esperanza en el amor:  ¨ Soy tu última esperanza y te juro que con mis amarres de amor  en cuestión de horas pongo a tus pies esa persona que quieres o amas, ya sea por capricho, amor o venganza, llorará lagrimas de sangre por ti ¨ ¡¡¡ Comuníquese ahora o sufra para siempre !!! ¨

 

Y que se puede decir de esos programas estelares en radio y tv, la mayoría nocturnos, conducidos por pastores con acento brasileño en los que los fieles entran en trance y todo se vuelve una comunicación estable y confiable con Dios y por supuesto se lucra con la fe.

 

Como podemos observar, todo se vale, a todo lo esotérico o divino se recurre con tal de obtener lo que deseamos pero ¿Quién regula este mercado de miles de millones de pesos al año? ¿Quién certifica si una bruja es buena o falsa? ¿Cómo se pueden medir los resultados?  

 

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dicto en 2011 una resolución para castigar penalmente a quienes lucren con la superstición o ignorancia de las personas y penaliza a quienes de "modo abusivo", obtienen un beneficio económico a partir de la superstición de los otros. Años después no pasa nada, cada minuto se sigue lucrando con la fe, continua siendo refugio de charlatanes.

 

En estos tiempos los brujos y hechiceros están haciendo un gran negocio, ha crecido mucho el comercio de creencias y conjuros pues son una opción ante la crisis económica y la inseguridad que priva en  México generada en gran parte por la 4T, en épocas de crisis aumenta la necesidad creer, de tener fe, de echar mano de lo sobrenatural. 

 

No falta mucho, si no es que ya existe alguna estatua de San AMLO que debe ser venerado por los brujos y brujas, pues les esta generando mucha chamba.

 

Valorando lo que se tiene, ser agradecidos, buscar el equilibrio, compartiendo lo positivo con los demás, tratando que lo que esta afuera no afecte a lo que esta adentro de cada quien, 

 

Nuestra realidad es como nuestros pensamientos, son propios, no hay que buscar culpables afuera  ni en la mala suerte, pues la suerte es eso solamente y voltea cuando quiere, no siempre que se le necesita y es producto de acciones propias que van creando la oportunidad.

 

No señalemos a la mala suerte como culpable de los resultados negativos que podamos tener.

Todo pasa, lo bueno y lo malo, ninguna situación personal es permanente.

 

Date permiso de estar alegre o triste o enojado sin ayuda de nadie. Hay que ser feliz por uno mismo.

Fecha: 
Lunes, 07 de Octubre 2019 - 12:50
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 07 de Octubre 2019 - 15:05
Fecha C: 
Martes, 08 de Octubre 2019 - 04:05
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Se va Urzúa, llega Herrera: ¿qué podemos esperar?

Después de que la mañana del martes 9 de julio el secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa, anunciara su renuncia vía twitter, se desencadenó una serie de reacciones. Por un lado, los opositores del gobierno vaticinaron toda clase de catástrofes e infirieron de la carta de renuncia una retahíla de diagnósticos preocupantes. Por otro lado, los que apoyan al gobierno tendieron a minimizar la situación y declararon que Arturo Herrera era la persona idónea para asumir el relevo, que no solo no habría desajustes, sino que habría crecimiento económico y se fortalecería la confianza de los empresarios e inversionistas. ¿Quién tiene la razón? En mi opinión, ambas visiones son reduccionistas e ingenuas.

Es cierto que la renuncia de un secretario de Hacienda no es un asunto menor. La carta de Urzúa revela desavenencias con su jefe, el presidente López Obrador, y al mismo tiempo hace patente la intromisión de personas no calificadas en asuntos tan técnicos como lo son las cuestiones hacendarias y financieras. La renuncia de Urzúa implica también una crítica a ciertas políticas públicas que son emblemáticas para el gobierno, las cuales fueron emprendidas, según el ex-secretario, sin un sustento suficiente. Aunque Urzúa no menciona en concreto qué decisiones o proyectos carecieron de un debido sustento, podemos intuir varios: la cancelación del aeropuerto de Texcoco, la creación de un muy costoso sistema aeroportuario que a pocos convence (Benito Juárez, Santa Lucía, Toluca), la erección de la refinería de Dos Bocas, la construcción del Tren Maya, un número cada vez mayor de programas sociales asistenciales, la relación con PEMEX, y un largo etcétera. Es verdad que decisiones tan trascendentes no deben tomarse a la ligera, sino de una manera fría y calculada, sin contaminación de ideologías, pues a fin de cuentas son asuntos de gran complejidad técnica y únicamente personas muy calificadas –y a veces ni ellas– podrían prever, después de mucho análisis y estudio, los posibles efectos. Una mala decisión puede producir consecuencias devastadoras en la economía nacional, como ya ha sucedido varias veces en nuestra historia reciente.

Los detractores del gobierno federal presentaron un panorama casi apocalíptico. Algunos dijeron que la renuncia era la antesala de una crisis económica severa y de una devaluación. Cierto que en los minutos siguientes a que se conoció en Twitter la renuncia de Urzúa, se registró un incremento de alrededor de 40 centavos mexicanos en la cotización del dólar. Pero conforme transcurrió el día, la paridad se estabilizó y no presentó un sobresalto importante. Es más, si analizamos el tipo de cambio de los últimos cuarenta días, notaremos que la cotización del dólar el martes 9 de julio –el supuesto “martes negro”– es menor que en otros momentos de ese lapso. Por ejemplo, el 3 de junio, luego de la amenaza de Trump de imponer aranceles a todos los productos mexicanos, el dólar interbancario se cotizó a 19,75 pesos. En cambio, el martes 9 de julio la cotización fue de 19,16, el miércoles 10 fue de 19,17, y hoy jueves 11 es de 19,18. Así que no hay ninguna base para sostener que la renuncia de Urzúa es la antesala de una devaluación importante. Por otro lado –y advierto que esto constituye un argumento ad hominem–, el ex-secretario de Hacienda era un funcionario sometido al escrutinio y a la crítica dura de la oposición, por ser el cerebro pensante y la mano ejecutora de las finanzas públicas de la 4T, y, de un momento a otro, voilà!: Carlos Urzúa se convierte en un hombre valiente e íntegro que ha dejado en evidencia al presidente. Los mismos que hace unos días lo criticaban, ahora “alaban” su congruencia. Urzúa no es un mártir del gobierno federal. Urzúa ya le había hecho exactamente lo mismo a López Obrador cuando fue Jefe de Gobierno de la Ciudad: le renunció al cargo de Secretario de Finanzas y fue sustituido por el mismo Arturo Herrera. La historia se repite exactamente igual. Como dice el refrán popular: el niño es chillón y lo pellizcan.

Es verdad que, según los pronósticos más autorizados, nuestra nación entrará a un periodo de recesión económica en agosto. La verdad es que hemos estado en un impasse las últimas décadas. Fenómenos como la recesión, la inflación y la devaluación son acontecimientos que no deberían espantar a nadie, pues se trata de ciclos por los que atraviesan todas las economías del mundo. Cuando se habla de recesión, mucha gente empieza a imaginar escenarios terribles, y el pánico se difunde como pólvora encendida a través del WhatsApp y las redes sociales. Los fenómenos que he mencionado, mientras estén dentro de parámetros razonables, son hasta cierto punto normales y obedecen a ciclos económicos. No es el fin del mundo. Japón y Estados Unidos han sufrido recientemente recesiones en sus economías, y nadie diría que están heridos de muerte. Claro, todos deseamos que México crezca al 4%, 5%, 6% y hasta 7%, pero eso no será posible en este sexenio ni en el siguiente. No hay economía en el orbe, ni siquiera la china, que sostenga un ritmo creciente sin presentar altibajos. Desgraciadamente, algunos grupos de inversionistas y empresarios llegan a utilizar estos fenómenos económicos para chantajear o coaccionar a los gobiernos: si un gobierno no lleva a cabo la política económica que ellos esperan, amenazan con irse y advierten que los mercados han perdido la confianza y que, de continuar las cosas así, habrá crisis económica, o si ya la hay, ésta se agudizará. Es verdad que decisiones equivocadas de política económica pueden dañar severamente a un país. Nos ha sucedido en varias ocasiones. Pero también es cierto que el discurso de la confianza de los mercados es también un medio para hacer recular a los gobiernos. Y no solo en México. Pasa hasta en economías como la de Estados Unidos. Por esta razón, los dictámenes de las calificadoras internacionales deben ser tomados, sí, con seriedad y prudencia, pero nunca con pánico o escándalo.

Cierto que en Morena existe un grupo radical que quisiera que México adoptara las políticas del socialismo bolivariano y se convirtiera en una nueva Venezuela, pero eso no puede pasar en absoluto. Morena no es un monolito uniforme, sino un mosaico en el cual se pueden encontrar todas las posiciones del espectro político y económico: desde los más neoliberales hasta los más izquierdistas. Como en toda organización social, en Morena hay grupos que pugnan por sus intereses y pretenden anular a los demás. No prevalece el espíritu fraternal y solidario de un “proyecto”, sino las envidias, las bajas pasiones y las traiciones. Y eso sucede exactamente igual en Morena o en cualquier otro partido. En mi opinión, en este momento no existen las condiciones para que el grupo, digamos, “bolivariano” de Morena, se imponga. No existen condiciones internas, porque hay otros grupos que tienen mayor peso, y esos grupos, al día de hoy, van de la mano con el presidente; tampoco existen condiciones externas, porque el intercambio comercial entre México y Estados Unidos hace imposible que se instaure un régimen como el de Cuba o el de Venezuela en nuestro país. El TMEC viene a ser como una “vacuna” contra el socialismo bolivariano, y dicho tratado es prioritario para la actual administración. El intercambio comercial entre México y Estados Unidos es tan fundamental para ambas partes, que el gobierno mexicano está haciendo lo que nunca antes: está frenando el paso de inmigrantes centroamericanos que buscan llegar a los Estados Unidos, a cambio de que Washington no imponga aranceles a nuestros productos. No se puede hablar de una coyuntura, porque esta situación no es transeúnte. Por el contrario, la vecindad de México y Estados Unidos ata a ambas naciones irresolublemente y para siempre. El destino de Estados Unidos y México es uno solo, y no hay posibilidad de fractura, aún con un presidente como Donald Trump. Si se presentara una crisis de gran envergadura que comprometiera la viabilidad económica y política de nuestro país, Estados Unidos sería el primero en acudir a nuestro rescate, como ya lo ha hecho en varias ocasiones; baste recordar la línea de crédito que, a moción del presidente Clinton, los americanos otorgaron para que México sorteara la terrible crisis que casi lo destruye al inicio de la administración de Ernesto Zedillo.

La fantasía es la hermana locuaz de la teoría. Pero al final del día, ambas son impotentes ante la realidad. Las discrepancias entre AMLO (fantasía) y Urzúa (teoría) se saldaron con una renuncia estridente. Quizá el presidente mexicano crea que con Arturo Herrera las cosas serán muy diferentes, pero eso es virtualmente imposible. Claro que cuando López Obrador lo entienda, experimentará frustración y probablemente acabe distanciado de Herrera. Por mucho que quiera e intente, por mucha que sea la ensoñación, fantasía y deseo de justicia social que alimenta sus acciones, la realidad económica pondrá en su lugar al presidente.

Herrera es un economista en la línea de Urzúa, han sido colaboradores y tienen una historia común. Son técnicos muy calificados. Difícilmente Herrera haría una locura que destruyera la economía de nuestro país y sería inocente pensar que su gestión será un giro de 180º respecto a Urzúa. El presidente tampoco es un loco, a pesar de lo que sus opositores piensan y a pesar de que muchas veces sí podría parecerlo. Es un político muy hábil y lo ha demostrado. Así que hay que tener confianza: no estamos en la antesala al Apocalipsis de la economía mexicana.

Autor:

Fecha: 
Jueves, 11 de Julio 2019 - 13:35
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 11 de Julio 2019 - 15:50
Fecha C: 
Viernes, 12 de Julio 2019 - 04:50
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Recordando 5

El presidente Enrique Peña Nieto realizó ayer cambios en su gabinete. Salieron quienes debían salir (Chuayffet, Murillo Karam y Guerra Abud), otros cambiaron de oficina (Meade, Robles, Ruiz Massieu, Nuño) y otros más se integraron al equipo presidencial (Calzada, Pacchiano, De la Madrid, Guzmán, Sales y Reyes Baeza). En vista de que sigo de vacaciones, hasta la semana entrante comentaré de este asunto.

Hoy seguiré recordando el pasado por medio de una columna que publiqué el 12 de julio de 1998 en el diario defeño El Universal en donde comenté sobre un tema que sigue siendo actual: el petróleo y sus efectos sobre el presupuesto de egresos del gobierno federal.

“Lo que tenía que pasar, pasó. José Ángel Gurría y Luis Téllez, secretarios de Hacienda (SHCP) y Energía (SE), respectivamente, anunciaron a mediados de la semana lo inevitable: el tercer recorte del año al presupuesto federal.

“Y era inevitable, porque desde el mismo día en que se anunció la segunda reducción presupuestaria, hace un par de meses, se veía imposible que el precio internacional del petróleo mexicano promediara 12.50 dólares durante el año en curso, como erróneamente lo calcularon entonces los "expertos" de la SE. Esos mismos tecnócratas que a fines del año pasado estimaron que el precio promedio durante 1998 sería de 15.50 dólares, que después dijeron que siempre no y que el precio sería de 13.50, que de nuevo rectificaron sus cuentas y calcularon que el promedio sería de 12.50, que ahora aseguran que será de 11.50 y que sin la más mínima vergüenza ajustarán sus pronósticos si de nuevo les falla el más reciente.

“Algunos tecnoburócratas tratan de defender su error diciendo que esperaban un duro invierno en las latitudes norteñas, lo cual demuestra que no saben ni de lo que hablan. Ya desde finales del tercer trimestre del año pasado se observaba que la pesca del atún se había desplazado hacia el norte americano del Océano Pacífico, hecho que indicaba que las aguas de esa zona tenían una mayor temperatura que la habitual. Esta realidad hizo que un buen número de meteorólogos pronosticaran un invierno menos crudo para fines de 1997 y principios de 1998. Es obvio que los genios de la SE, de la SHCP, del Banco de México y de Pemex, o no comen atún o no hacen la tarea.

“Otros de los denominados expertos analistas que cobran sus quincenas en alguna de las dependencias anotadas líneas arriba tampoco vieron que la crisis asiática venía en serio y que la baja en el producto interno bruto (PIB) de la mayoría de los países de Asia afectaría el consumo de petróleo. Tal falta de previsión resulta increíble y más si se toma en cuenta que desde fines del primer semestre de 1997 las luces amarillas se volvieron rojas en lo que atañe a varias economías asiáticas. La respuesta que los expertos mexicanos dan ante su falta de visión: "Nos basamos en datos del Banco Mundial y si este organismo internacional se equivocó, pues lógico que nosotros también". Es decir, que nuestros muy nacionalistas economistas oficiales prefirieron hacerle caso, aunque estuvieran equivocados, a los pronosticadores del BM, FMI y corredurías neoyorquinas, y optaron ignorar o acusar de pesimistas a algunos mexicanos que dijimos que las cosas se veían mal, aunque tuviéramos razón. Una muestra más del dogmatismo que nuestra tecnocracia niega poseer. "¡Con el Banco Mundial, el FMI y Goldman Sachs, hasta la ignominia!", parece ser su lema.

“Ahora bien, el tercer recorte, ¿será el último que se vea obligado a hacer el gobierno de Ernesto Zedillo este año?

“Durante el primer trimestre de este año, el precio internacional promedio de la mezcla de nuestro petróleo fue de 10.50 dólares. Para que llegue a los 11.50 pronosticados tendrá que venderse en un promedio de 12.50 durante el segundo trimestre.

“La pregunta y la duda: ¿Podrá promediar los 12.50?

“Hay señales cruzadas en el mercado. Señales que varían casi de un día a otro.

“En conclusión: el panorama petrolero, la crisis asiática y la rusa, problemas políticos en algunos países exportadores de petróleo, la falta de palabra de algunos miembros de la OPEP, "El Niño", "La Niña" y muchos otros factores indican que el futuro de los precios internacionales del petróleo es incierto. Durante los últimos días de la semana pasada, los precios de casi todos los petróleos del mundo, los mexicanos Maya, Olmeca e Istmo incluidos, registraron aumentos sensibles. Ojalá la tendencia siga y se establezca. Así, el gobierno de Zedillo no tendrá que realizar un cuarto recorte presupuestal”.

17 años después de que publicara la columna hoy transcrita vemos circunstancias muy similares a las de 1998, excepto los aumentos sensible en los precios del petróleo que se dieron en julio de ese año. En 2015, el fenómeno de “El Niño” de nuevo causará problemas: sequías en importantes zonas agrícolas del planeta e inundaciones en otros lugares. Nunca ocurre nada nuevo bajo el Sol.

Recodar es vivir…

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 28 de Agosto 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Recordando 2

Estoy de vacaciones y no opinaré estos días sobre lo que ocurra dentro y fuera de México. Sin embargo, después de que se desplomaron ayer la mayoría de las bolsas de valores del mundo me hablaron varias personas para manifestarme su preocupación por lo sucedido. Una crisis más, les contesté, sin dar mayor explicación.

Y en lo que al tema de crisis se refiere, el 31 de enero de 1982 publiqué esta columna en el diario defeño El Universal:

“Es un hecho de que la situación económica nacional se ve afectada en gran medida por las condiciones de la economía mundial.

“Por ello, es interesante conocer los resultados de la Encuesta Mundial de Editores Nevada a cabo por la revista norteamericana World Press Review y que aparecen en dicha publicación, en su número correspondiente al mes de enero de 1982.

“La encuesta tiene como objetivo saber cuál será el estado de la economía en el mundo, según la opinión de 23 editores de periódicos y revistas de 19 países.

“Los editores que participaron en la encuesta representan tanto a países industrializados como a los que se encuentran en vías de desarrollo y son : Eduardo Borríello, La Repubblica, Roma; Anne Bower, The Financial Post, Toronto; Juan Luis Cebrián, El País, Madrid; Michael Chester, The Star, Johannesburgo; Rex de Silva, Sun and Weekend, Colombo; Richard J. Doyle, Globe and Mail, Toronto; Hannan Ezekiel, Economic Times, Bombay; André Fontaine, Le Monde, París; Dov Genachowski, Yediot Achronot, Tel Aviv; José Roberto Guzzo, Veja, Sao Paulo; Mark Harrison, The Gazette, Montreal; Kurt Horwitz, Die Presse, Viena; Andrew Knigth, The Economist, Londres; Ranald MacDonald, The Age, Melbourne; Jaime Matos de Sa', O Estado de Sao Paulo, Sao Paulo: Tomonori Matsumoto, Asahi Shimbun, Tokio; Víctor Ogundipe, The Punch, Lagos; Jorge Olavarría, Resumen, Caracas; Rodolfo Schmidt, El Diario de Caracas, Caracas; Franz Thoma,Süddeutsche Zeitung, Munich; Bent Thorndahl, Politiken, Copenhague; Gustaf von Platen, Svenska Dagbladet, Estocolmo; y Robert Woodrow, Asiaweek, Hong Kong.

“Del total de los participantes, el 35% considera que la situación económica mundial mejorará en 1982, un 17% opina que las condiciones se mantendrán iguales y un 48% manifiesta que empeorarán.

“Anne Bowers, editora de Economía del Financial Post de Toronto, afirma que "es posible que la inflación disminuya pero, debido a ello, el desempleo probablemente aumentará. Está viéndose que es muy difícil, si es que no es imposible, abatir la inflación sin incrementar el número de desocupados".

“El pesimismo anterior es producto de la convicción que tienen editores de catorce países cuyas economías perdieron terreno en 1981. Terreno que, en opinión de más de la mitad de ellos, no será recuperado este año.

“Nueve editores expresan que la inflación en sus países aumentó en 1981, tres indican que se mantuvo igual y 11 anotan de que fue menor con respecto a 1980. Es importante anotar, sin embargo, de que en 13 de los países representados la inflación es actualmente del 10% al 20% anual y en cuatro países es mucho mayor al 20%. En Brasil, por ejemplo, la inflación se "redujo" del 97% al 95% en 1981, mientras que en Israel se "redujo" a casi el 100%.

“Por si todo lo anterior no fuera suficiente, el número de personas sin empleo se está incrementando en 14 países afectados por la inflación, sin que parezca que los gobiernos tengan una estrategia adecuada para afrontar la situación.

“Richard J. Doyle director editorial del Globe and Mail de Toronto, afirma que el gobierno de Canadá ha mostrado una total ineficiencia para resolver uno u otro problema.

“Los indicios de que la economía de algunos países muestren mejoría son pocos y no muy alentadores, Andrew Knight, editor de The Economist de Londres, cree que la economía inglesa se recuperará a fines de 1982, después de atravesar por un periodo de recesión de que se mantendrá durante el año.

“Rex de Silva, editor del Sun and Weekend de Colombo, confía en que la situación de Sri Lanka mejorará debido a que el gobierno de ese país ha reducido en forma significativa el presupuesto de egresos del sector público, eliminando al mismo tiempo muchos subsidios que se ofrecían como beneficios sociales. Asimismo, ha puesto en efecto medidas encaminadas a incrementar la productividad”.

Han transcurrido 33 años y medio desde que escribí lo anterior. Podría haberlo escrito, con algunas variaciones, ayer.

Recodar es vivir…

Secciones:

Fecha: 
Martes, 25 de Agosto 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Lunes negro. Regreso a clases. Papa quiere rentar basílicas, iglesias y hasta la Capilla Sixtina

Esta tarde conduce Bernardino Esparza. Lo acompañan en cabina José Luis Romero Hicks, Hugo González y Mónica Uribe
 Los temas que abordaron esta tarde fueron:

  • Lunes negro, caída de todas las Bolsas de Valores del mundo. 
  • Regreso a clases: en México 25 millones niños y jóvenes ya están en las aulas. Oaxaca y Guerrero iniciaron sin mayores manifestaciones.
  • Reunión en Cancún para la venta y control de armas.
  • El Papa quiere rentar basílicas, iglesias y hasta la Capilla Sixtina, según la Revista Forbes. 


Secciones:

Fecha: 
Lunes, 24 de Agosto 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De mal en peor

Desde que el presidente Enrique Peña Nieto presentó su dizque Reforma Fiscal, el 8 de septiembre de 2013, pronostiqué que la misma afectaría gravemente a la economía nacional en caso de ser aprobada por la Cámara de Diputados.

La propuesta original tenía un solo fin, recaudar dinero para el voraz gobierno federal. La propuesta finalmente aprobada resultó ser menos confiscatoria pero de cualquier manera golpeó al sector productivo que genera los empleos formales y a los mexicanos de la clase media que constituyen el grueso de los consumidores de bienes y servicios.

Tanto Peña Nieto como sus expertos hacendarios encabezados por Luis Videgaray decidieron que el gobierno sabe como gastar mejor el dinero de los mexicanos que los mexicanos mismos. Por eso decidieron quitárselo mediante un aumento a diversos impuestos, tarifas y servicios y la eliminación de un sinnúmero de deducciones, golpeando así a empresas y personas.

Si hace casi dos años dije que la Reforma Fiscal tendría consecuencias negativas, jamás imaginé que otros factores contribuirían a golpear aún más duro a la economía nacional. Desde entonces a la fecha se han venido desplomando los precios del petróleo, gas y de la mayoría de las materias primas (commodities), se ha caído la producción de PEMEX, se ha ido devaluando el peso frente al dólar, la economía de Estados Unidos no ha despegado como se esperaba, la economía china se ha desacelerado, la japonesa entró en recesión, la europea apenas empieza a salir de su crisis y los otrora impresionantes BRICs están abatidos (en el sentido correcto de la palabra).

O sea, a la economía del país y a los mexicanos nos han venido a golpear los afanes recaudatorio-confiscatorios del gobierno de Peña Nieto, avalados por los diputados del PRI, PRD, PVEM y PANAL, y una situación económica global sumamente adversa.

Si 2015 ha sido difícil 2016 lo será aún más. Para la mayoría de os expertos en la materia, los precios de los energéticos seguirán desplomándose, tal vez hasta entrado 2017; igual ocurrirá con muchas materias primas que México exportará a cada vez a menores precios y en menos volúmenes; el inminente aumento de las tasas de interés en Estados Unidos golpeará aún más a nuestra moneda, causará un aumento en las tasas de interés en México y encarecerá el crédito para empresas y consumidores. Todos se traducirá en menores niveles de bienestar para millones de mexicanos.

Al gobierno de Peña Nieto no le queda de otra que reducir el gasto y endeudarse aún más a menos de que se atreva a realizar, ahora sí, una audaz reforma fiscal que adopte el IVA generalizado y reduzca tanto el número de impuestos que pagamos particulares y empresas así como el monto del ISR. Algunos expertos fiscalistas han mencionado un IVA del 20% (con algunas tasas menores para ciertos productos de consumo popular), un ISR del 20% sin deducción alguna y la eliminación de todos los demás impuestos que a lo largo de los años han inventado los genios de la Secretaría de Hacienda.

Algo debe hacer Enrique Peña Nieto para que 2016 no pase a la historia como otro mal año de su gobierno y uno catastrófico para la mayoría de los mexicanos.

Porque, quieran o no aceptarlo públicamente el presidente y su equipo económico, el país va de mal en peor y eso no le conviene ni le gusta a nadie que desea vivir en un país en paz.

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 21 de Agosto 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Yo ya cumplí, pero no puedo resolver crisis financiera de Guerrero: Ortega

En nota publicada por Milenio, este gobernador inútil dice varias estupideces, como "yo vengo de la academia, no tengo experiencia gubernamental", lo que es falso. Además, si fuera cierto, ¿por qué aceptó el cargo?

http://milenio.com/estados/Ortega_quiebra_Guerrero-gobernador_Rogelio_Ortega-Hector_Astudillo-finanzas_Guerrero_0_560344019.html

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 24 de Julio 2015 - 13:30
Redes sociales: 
1

La de Ocho:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Osorio y Videgaray: dos alfiles caídos

Agarrado a un clavo ardiente, César Camacho, todavía presidente del PRI, señala que la fuga de Guzmán Loera no es razón suficiente para hacer cambios en el gabinete. Al contrario de lo que piensa, la evasión le ha pegado políticamente a Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación. Este golpe podría ser mortal si el presidente Peña Nieto decide pedirle la renuncia, pero, de cualquier manera, está tocado. La habilidad que Osorio ha demostrado en el pasado frente a asuntos como las manifestaciones del Instituto Politécnico Nacional o la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) han quedado atrás. En el hoy sólo se recuerda lo reciente y lo reciente es la fuga; una fuga que debe haber encolerizado al presidente Peña Nieto.

Por otro lado, avanza por el mundo el temor a una nueva crisis, similar a la del 2008. Desde el año pasado, organismos especializados, destacadamente el Fondo Monetario Internacional (FMI), están recortando los horizontes de crecimiento mundial. Las razones son muchas: crisis bursátil en China; baja en los precios de las materias primas; crisis en Europa por Grecia y la mala situación de otros países, entre ellos España e Irlanda; inicio del ciclo de elevación de las tasas de interés en los Estados Unidos; sobreoferta de petróleo y un largo etcétera. La pregunta, entonces, no es si esta mala situación mundial nos tocará, sino cuándo.

Es posible que ya nos haya alcanzado. La baja en los precios del petróleo ha obligado al gobierno a un recorte y a la implementación del Presupuesto Base Cero (PBC). La crisis griega, lejana como es, ha provocado la inestabilidad de la paridad peso-dólar y la moneda americana hoy se cotiza 50 centavos más cara que hace unas semanas. Ante estos fenómenos, el Banco de México ha decidido esconder la cabeza. Por su parte, el secretario Luis Videgaray ha declarado en diversas ocasiones que nuestra economía es fuerte. Es posible que así sea, pero no es invulnerable. Lo cierto es que el secretario de Hacienda no puede presumir de buenas cuentas en su área. Una crisis como la de 2008 lo alcanzaría de lleno.

La fuga del Chapo y la crisis podrían derribar a los dos alfiles priístas para la presidencia de la Nación en 2018. ¿Quién queda?, ¿Eruviel Ávila afectado por los escándalos de OHL y lo feminicidios?, ¿alguna figura que permanece en segunda fila?, ¿Manlio Fabio Beltrones? Acaso no sea tiempo de que el PRI entre en pánico, pero es importante subrayar que a estas alturas del sexenio anterior, el entonces gobernador Peña Nieto ya lucía como el adversario a vencer. Al ver el lado contrario al PRI, los opositores tampoco lucen formidables, por lo menos los provenientes de los partidos. Cabe preguntarse si el ambiente está listo para un candidato sorpresa. La teoría del cisne negro acecha. 

Fecha: 
Martes, 14 de Julio 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Texto completo de la renuncia de Yanis Varoufakis

El ministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varoufakis, renunció el pasado 6 de Julio, después que los griegos votaron rotundamente “No” en el referéndum del domingo en rechazo a los términos de austeridad que le imponen los acreedores.

En su blog Yanis Varoufakis dice (originalmente en inglés traducido al español) lo siguiente:

“El referéndum del 5 de julio quedará para la Historia como un momento único cuando una pequeña nación europea se levantó contra la esclavitud de las deudas.

“Como todas las luchas por los derechos democráticos, este histórico rechazo al ultimátum formulado el 25 de junio por el Eurogrupo llega con un gran coste asociado. Por lo tanto, es esencial que el gran capital concedido a nuestro Gobierno por el espléndido voto del NO se invierta en un SÍ a una apropiada resolución a un acuerdo que implique una reestructuración de la deuda, menos austeridad y una redistribución a favor de las necesidades y reformas reales.

“Poco después del anuncio de los resultados del referéndum, se puso en mi conocimiento la preferencia de algunos miembros del Eurogrupo y algunos participantes de mí ausencia de las reuniones, una idea que el primer ministro calificó de potencialmente útil para alcanzar un acuerdo. Por esta razón, hoy me voy del Ministerio de Finanzas.

“Considero que es mi deber ayudar a Alexis Tsipras a explotar el capital que el pueblo griego nos concedió a través del referéndum de ayer. Y llevaré con orgullo el odio de los acreedores.

“Nosotros, los de la izquierda, sabemos cómo actuar colectivamente sin importarnos los privilegios del cargo. Apoyaré totalmente al primer ministro Tsipras, al nuevo ministro de Finanzas y a nuestro Gobierno.

El esfuerzo sobrehumano para honrar a los valientes griegos, y el famoso OXI (NO) que le concedieron los demócratas de todo el mundo, acaba de empezar.”

En lugar de Varoufakis fue designado el economista Euclides Tsakalotos. Su encargo es buscar un nuevo rescate para Grecia. Sin embargo, muchos en Europa se preguntan ¿La Eurozona podrá negociar algo con el gobierno actual griego cuándo se perdió la confianza entre las partes? o ¿Es mejor que Grecia salga del Euro?

Autor:

Fecha: 
Lunes, 13 de Julio 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Por fin! Grecia y la Eurozona logran un acuerdo

Son duras las condiciones impuestas a Grecia para rescatarla pero no olvidemos que los griegos, tanto gobernantes como gobernados, actuaron irresponsablemente durante los últimos 30 años.

http://m.elfinanciero.com.mx/economia/claves-del-acuerdo-de-los-lideres-de-la-zona-euro-con-grecia.html

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 13 de Julio 2015 - 13:30
Redes sociales: 
1

La de Ocho: