Se encuentra usted aquí

crecimiento economico

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

2019, el año que derrotó a la 4T

Desde el 1 de diciembre de 2018 la 4T ha celebrado triunfos electorales; mayoriteos legislativos a reformas constitucionales y legales; designaciones de servidores públicos con procesos electivos poco transparentes como fue el caso de la CNDH; acotamiento a la división de poderes y a los órganos autónomos; aprobación de un presupuesto con graves reducciones que afectarán el crecimiento económico; cuatro informes de gobierno, donde tres de ellos parecieron más actos de campaña y sobre todo la algarabía de un país feliz, feliz, feliz que paradójicamente está triste, molesto y con miedo. 

Pero, este triunfalismo y regocijo populista encontró en el 2019 a su mayor contrincante social, económico y político, este año que pronto terminará le propinó una fuerte derrota a la 4T, ya que la expectativa electoral y promesas con la que llegó al gobierno federal no se han visto reflejadas en la realidad, profundizándose la incertidumbre social, lo cual le resta credibilidad, crea desconfianza, genera división en la sociedad, muestra fragilidad en el Estado de derecho y la gobernabilidad.  

Inseguridad

Andrés Manuel López Obrador durante su permanente campaña rumbo a la presidencia de la República criticó fuertemente los sexenios de Felipe Calderón quien de acuerdo a datos del INEGI en su último año registró 25,967 defunciones provocadas por homicidios, mientras que en el mandato de Enrique Peña Nieto en el mismo período se contabilizaron 36,685, sin embargo, durante el primer año del gobierno de la 4T y con base a datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública con corte a octubre de 2019 indican que se incrementó este delito con 36,998 homicidios, faltando el conteo oficial de noviembre y diciembre que tan solo en su primer día según cifras de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana se registraron 127 muertes, por lo que lamentablemente este año cerrará como el más violento y muy probable con el de más decesos.

Crecimiento Económico

La promesa de crecer al 4% al final del actual sexenio, se ve lejano y se pone en entredicho dada la precaria situación que vive la economía de México en el primer año de gobierno de la 4T, que en el tercer trimestre del 2019 de acuerdo a datos del INEGI reflejó un 0% en crecimiento económico. Este resultado es causado por el nulo incremento del PIB en tres trimestres consecutivos. Es entonces, que la recesión técnica está presente después de una década.

Si bien es cierto, que la recesión es el reflejo de una economía global estancada, también lo es que las decisiones internas que ha implementado la 4T en esta materia han sido más populares que eficientes, por ejemplo, las políticas de austeridad, la mala planeación estratégica para atraer inversión pública y privada, como lo fue la cancelación del nuevo aeropuerto en Texcoco que costó 71 mil millones de pesos, el incremento del desempleo y el alza de precios en la canasta básica.

Además, la caída de sectores fundamentales para nuestra economía como el automotriz, que de acuerdo a datos del Registro Administrativo de la Industria Automotriz de Vehículos Ligeros del INEGI reportó al mes de septiembre una disminución sensible con 0.43% menos en su producción, 12.31% menos en ventas al público y 7.11% menos en exportaciones; en medios de información cayó 2.4%, en el financiero se desaceleró hasta 4.2%, el comercio al mayoreo disminuyó 1.7% y la construcción cayó 3.8%, manufacturero que entre 2013 y 2018 las industrias crecieron al 2.3% anual, pero hoy se encuentran cercanas al 0%.[1]

Sumándose a esta desaceleración económica está la creciente inseguridad que en la mayor parte del país ha cambiado en modus vivendi de las y los mexicanos, la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del INEGI en Tercer Trimestre 2019 señala que el 71.3% de la población de 18 años y más considera que, en términos de delincuencia, vivir en su ciudad es inseguro, es decir 7 de cada 10.

En este sentido, la inseguridad se ha presentado como una limitante en el primer año de la 4T que preocupa e impide el crecimiento económico porque afecta el traslado de mercancías, el turismo, inhibe las compras de las personas y sobre todo crea un estado de miedo e incertidumbre patrimonial, al respecto el Banco de México ha señalado que los principales obstáculos que frenan el crecimiento económico son la inseguridad, la corrupción y la debilidad del Estado de derecho.

Esto le resta competitividad a la economía mexicana en el campo internacional, al respecto el Índice de Competitividad Internacional 2019, indica que nuestro país se encuentra entre los 10 países menos competitivos, ocupando el lugar 34 de 43 países, señalando que esta crisis e inestabilidad que se viven en el país se debe, en parte, a la falta de oportunidades en salud, educación y sistema de justicia.[2]

Lo anterior, puede complicarse aún más para el 2020 teniendo un Presupuesto de Egresos con disminuciones considerables en diversos rubros, por ejemplo, en el campo que tuvo una reducción de 42.5%, es decir, de 77 mil 232 millones de pesos que le asignaron en 2019, ahora para 2020 solo tendrá 47 mil 577 millones, lo cual aleja a México de la competitividad en un área estratégica para la economía como lo es el sector primario.

Ante este difícil panorama las calificadoras de riego como Standard & Poor's alertan que el bajo crecimiento económico de México podría ampliarse al año 2022, creando incertidumbre en las inversiones y en la economía de las y los mexicanos.

Desempleo

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI de 2012, indicó que en tercer trimestre la tasa de desocupación fue de 2.4 millones de personas, es decir el 5.2%; en 2018 en el mismo trimestre señaló que había 1.9 millones de personas, lo que equivale al 3.3%; y en 2019 en el primer año de gobierno de la 4T se incrementó a 2.1 millones de personas sin empleo, siendo el 3.6%.

Datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro señalaron que hasta septiembre de 2019 alrededor de 1 millón 457mil personas solicitaron el retiro parcial por desempleo de su Afore, es decir, 13.7% más, respecto al mismo periodo de 2018.

Este panorama impide el desarrollo, productividad, competitividad y el bienestar social de México, sumándose a esto se encuentran los más de 14 millones de empleados subordinados y remunerados, es decir 3.2% que no tendrán acceso a su aguinaldo, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2019.

Lo anterior, según datos del CONEVAL impactó en el ingreso laboral real que disminuyó 0.2% entre el segundo y tercer trimestre de 2019, aumentando la pobreza laboral de 38.1% a 38.5% en este periodo.

La misma dependencia señaló que en el tercer trimestre de 2019, la tasa anual de las líneas de pobreza extrema por ingresos aumentó 3.5% en zonas urbanas y 3.9% en zonas rurales. Esto provocó que el crecimiento de la línea de pobreza extrema urbana y rural sea superior a la inflación anual de 3.3%.

Consideraciones

Es una realidad que las y los mexicanos tenemos incertidumbre, miedo y enojo por la inseguridad y violencia incesante que impera en nuestro país, esto es preocupante porque impide el crecimiento económico, el bienestar social y una gobernabilidad eficiente que son las propuestas principales del gobierno de la 4T.      

La 4T ha impulsado una economía moral, austera y republicana, donde el desempleo se ha incrementado y el crecimiento económico es de 0%, esto muestra debilidad en el mercado interno e internacional, incertidumbre en los inversionistas y sobre todo indica falta de congruencia y articulación del discurso al hecho.

Por estos motivos, 2019 será el año que derrotó a la 4T, una derrota dolorosa para todo México, que le resta credibilidad al modelo de seguridad, económico y de bienestar social; un modelo centralista y sin contrapesos que asusta, y no garantiza gobernabilidad, inversiones y competitividad.     

Autor:

Fecha: 
Lunes, 16 de Diciembre 2019 - 09:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 16 de Diciembre 2019 - 11:15
Fecha C: 
Martes, 17 de Diciembre 2019 - 00:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Meollo del Asunto: “uno”

Harry Nilsson Edward III (1941-1994) fue un músico y cantante estadounidense ganador de dos premios Grammy.

Él escribió varias de las canciones del rock más famosas y conocidas de los 70. Una de ellas, interpretada por el grupo “Three Dog Nite”, que se llama; “One” o uno.

“Uno es el número más solitario que tendrás

Dos pueden ser tan malos como uno,

Es el número más solitario a partid del número uno”.

Ayer domingo “nuestro querido presidente" dijo:

“El gobierno necesita un año más para afianzar los cambios que ayudarán a mejorar la vida de los mexicanos”. O sea dos.

Si eso es bueno o malo, está por verse. El futuro, ya sabemos, es lo más incierto que existe en el universo.

No es así en el de nuestro “querido presidente”. Que asegura que para diciembre de 2020, se notará y sucederá todo lo bueno que quiere hacer en el país.

Debo suponer que se refiere a la disminución de la pobreza, a las mejoras en salud. La creación de empleos de verdad y la realización de todos los “buenos” planes los que ya tiene más de una década hablando.

Bueno; ahora que paso el primer año de gobierno es decir el uno, sigue el dos.

El que de acuerdo a la letra de la canción de Nilsson, “dos pueden ser tan malos como uno”.

Y es que este año que pasó ha sido bueno, muy bueno; pero para quienes están cerca de la 4T o viven ya de la 4T. No para empresarios, comerciantes y emprendedores. Tal vez para algunos sí. Aunque este año uno no lo ha sido para todos, ni para la mayoría.

Se tienen grandes y graves pendientes en materia de seguridad y crecimiento económico. Y de no resolverse en los siguientes seis meses, provocarán que en este renglón el año dos, sea tan malo como el uno.

México, para subsistir, no puede estar en la escala del crecimiento negativo. Lo que en realidad es un decrecimiento.

La llegada de remesas, en el orden de los 26 mmdd, que menciona “nuestro querido presidente” no es un logro de la 4T. Por más que quiera presentarlo como logro de su gobierno. De igual forma el tipo de cambio y el precio de las gasolinas. Están sujetas a los vaivenes de la globalidad.

El año uno ha sido un año en el que la 4T se prepara para tomar el control total del poder. Por lo mismo y hay que entender lo que sucede y lo que en lo político deben de hacer. Sin embargo, para que “el caldo no salga más caro que las albóndigas”, deben de consolidar ya los proyectos de infraestructura que se requieren.

Los que no dependen de mejores condiciones económicas. Porque buenas las hay. Dependen de condiciones de confianza. Las que no las hay.

“Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa”, dijo el clásico. Es decir, una cosa es que “nuestro querido presidente” se reúna con los empresarios del país y se muestren maquetas, haya presentaciones multimedia de los programas y proyectos a realizar y otra que se realicen. Hay que aterrizar los programas.

Mismos que han estado ausentes en el escenario nacional provocando que el desarrollo y el crecimiento sean negativos en este primer año del gobierno de la 4T.

Por más vueltas demagógicas que “nuestro querido presidente” le dé al asunto. Esto no ha caminado porque la 4T no tiene, porque le falta, mucha confianza que brindar.

La gente incondicional se va con la “finta”, porque ve una Plaza de la Constitución abarrotada, llena de delirantes seguidores de “nuestro querido presidente”. Al que ayer vitorearon y alabaron. Lo mismo hicieron el año pasado y el país no está mejor.

Tal vez ellos sí lo estén, pero eso es relativo. Tal vez a ellos no les importe más que eso. Porque no ven más allá del cheque o la ayuda directa que les llegaría.

No ven que todo lo que reciben viene de un lugar que tiene límites, que no es eterno, que se termina. Es producto de los impuestos de todos nosotros. Y sin crecimiento y desarrollo, se acabará.

Y si las condiciones de confianza no se dan, será pronto. Entonces, “el dos”, puede ser tan malo como “el uno”.

Mientras “nuestro querido presidente” no cambien su discurso divisionista, el que mantiene a los delirantes e incondicionales apoyadores fieles, el país seguirá dividiéndose como se vio ayer en la otra manifestación en la que diferentes miles de personas salieron a las calles a protestar por el estilo de gobernar de “nuestro querido presidente”.

Creo que salieron a decirle que si no hay manifestaciones positivas y adecuadas en cuanto a la seguridad y al crecimiento económico, la animadversión que él ha creado con sus discursos separatistas crecerá. Pues llega a niveles intolerables. Como el caso LeBarón.

La inseguridad, los crímenes y la violencia no pueden esconderse por mucho tiempo. La sangre produce manchas horribles, de las que no se limpian fácilmente.

Deseo que el año político y de gobierno que viene nos sea mejor a todos. Deseo que se deje de desmembrar a México.

Deseo que suceda ya, porque de otra forma, como dice la canción de Harry Nilsson, “dos puede ser tan malo como uno”.  Ahí está,  El Meollo del Asunto.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 02 de Diciembre 2019 - 12:05
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 02 de Diciembre 2019 - 14:20
Fecha C: 
Martes, 03 de Diciembre 2019 - 03:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La 4T y la carambola del presupuesto 2020

La aprobación del presupuesto federal para el año 2020, por parte de la mayoría de Morena en la Cámara de Diputados provocó toda serie de desencuentros con los órganos autónomos, los partidos de oposición que no se atreven a reducirse el presupuesto a la mitad y muchas organizaciones campesinas que no siembran ya ni el miedo en sus pequeños cotos de poder clientelar. La sesión que debió ser realizada fuera del Palacio Legislativo, rodeado por la mayoría de las huestes vividoras de Antorcha Campesina, además de la ausencia de los “emberrinchados” legisladores del PAN, contó con la “magia” del reloj parlamentario en pausa, para evitar caer en desacato a los tiempos establecidos para dicho cometido.

Los efectos retardados de la polarizada toma de protesta de la nueva titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, se trasladaron al análisis del presupuesto donde se aprobaron mayores recursos para los programas sociales insignia del régimen del presidente, Andrés Manuel López Obrador, así como el recorte de recursos económicos al Instituto Nacional Electoral (INE), que provocó el “llamado” de auxilio del presidente consejero, “gran jefe Toro sentado”, Lorenzo Córdova, quien asegura que la democracia estará en riesgo el siguiente año, aunque no su “sueldazo” que protegió vía el juicio de amparo.

El PAN por su parte, sigue montado en su visión iluminada y redentora de la República que le llevó a algunos presidentes municipales y gobernadores a amenazar con sublevarse ante las “recomendaciones” que les pudieran realizar la titular de la CNDH, a quien señalan con el dedo flamígero de la ilegitimidad, imitando los “buenos tiempos” del conflicto electoral del 2006. Y cuyo defenestrado e inepto expresidente consejero del INE, Luis Carlos Ugalde, parece decirle a don Lorenzo “Toro Sentado”, que ponga “sus barbas a remojar”.

A pesar de los recursos jurídicos implementados por el PAN para tratar de rechazar la investidura de la improvisada obusperson Piedra Ibarra, todos fueron improcedentes. No por ello el partido conservador dejó de demostrar que si se trata de “hacer grilla barata”, le viene “guango” eso de convertir en una verdadera “verdulería” el recinto senatorial, con “marchantas” furibundas, incapaces de controlarse ante la votación perdida y la incapacidad de entender su realidad minoritaria.

Destaca la transformación clow del senador Gustavo Madero, cuando intentó arrebatarle el micrófono a la presidente del Senado, Mónica Fernández Balboa, para evitar la toma de protesta de la ahora titular de la CNDH, para después de forcejeos con otros senadores de Morena, terminar en el piso, junto con su reputación legislativa. Al siguiente día, luego de la cruda legislativa, el apenado senador trató de disculparse con la presidenta del Senado quien lo dejó “en visto” y nunca lo volteó a ver para atenderlo.

Para mayor dolor de las ínfulas panistas, el pasado 20 de noviembre se conmemoró el 109 aniversario del inicio de la revolución mexicana con un desfile y representaciones históricas que se habían suspendido desde el año 2014. Previamente en la ceremonia de entrega y condecoraciones de ascensos de las fuerzas armadas, el discurso de los secretarios de la Defensa y la Marina Nacional coincidieron en refrendar el compromiso y la lealtad con el presidente AMLO. Esto luego de los acontecimientos del golpe de estado ocurrido en Bolivia, contra el expresidente Evo Morales y su asilo en territorio mexicano, que ha sacado ámpulas en la oposición mexicana, cada vez más recalcitrante y olvidadiza de la tradición mexicana con los perseguidos políticos.

El presupuesto aprobado presume ser sin nuevos impuestos, sin los denominados “gasolinazos”, pero que sobre todo se dejará de otorgar dinero a organizaciones intermediarias que contaban con clientelas electorales, además que los denominados “moches” serían cosa del pasado. Aún y cuando estas loables metas sean logradas, al parecer como siempre, la realidad es más cruda y no podrá ser atendida ante la falta de crecimiento económico que padece el país.

Es importante alertar que según las últimas cifras del INEGI mostraron que ya se cayó en recesión técnica al promediar tres trimestres con crecimiento nulo. Para impulsar la economía el siguiente año se requiere del apoyo de la inversión privada, nacional y extranjera, que hasta el momento, ha sido raquítica y tiene al país en un momento difícil, solo opacado por la enorme crisis de seguridad que elevó las cifras de homicidios dolosos a sus máximos históricos.

Los incrementos económicos en materia de seguridad son destacados, pero se vislumbran aún insuficientes para poder revertir los altos índices de inseguridad, sobre todo para combatir la difícil percepción de indefensión desde el fallido operativo donde se liberó al hijo del Chapo Guzmán. El año 2020 tiene un panorama muy complejo por factores internos y muchos factores externos que no se han manifestado a plenitud en el país. Aún con los nubarrones sobre el país, la oposición sigue enfrascada en intrascendentes luchas que no interesan al grueso de la población, sin mencionar que sus recetas huelen al pasado modelo económico que exponenció la desigualdad social.

Incluso las acciones afirmativas del gobierno, encaminadas a favorecer de los grupos indígenas, tradicionalmente más desfavorecidos, sacaron a relucir las más increíbles e irracionales fobias panistas, exhibidas por el senador Julen Rementería, quien intentó comparar al presidente AMLO con Adolfo Hitler en un desafortunado mensaje de Twitter.

La oposición fuera de foco, es víctima de sus estridencias que nublan sus justos reclamos, como la falta de competencia de la obusperson, pero terminan mimetizados en las formas autoritarias del régimen que pretenden exhibir. No haber acudido a la aprobación del presupuesto, les deslegitima para poder criticarlo, en una lógica surrealista, sin autocrítica, ni base social suficiente, parecen olvidar su desastrosa realidad política que les condena a perder todas las batallas legislativas.

Autor:

Fecha: 
Martes, 26 de Noviembre 2019 - 11:05
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 26 de Noviembre 2019 - 13:20
Fecha C: 
Miércoles, 27 de Noviembre 2019 - 02:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De Frente Y Claro: López insiste que vamos bien, ¿podemos creerle?

“Vamos muy bien en la economía”, afirmó López en el mes de junio de este 2019. Afirmación que no es la primera vez que lo ha hecho, a pesar de que la realidad es totalmente contraria acorde a lo que vivimos y a lo que señalan los expertos en finanzas nacionales e internacionales. Pero eso es lo que menos le importa a López, quien sigue insistiendo cada vez que se le presenta la realidad, “Que él tiene otros datos”.

LAS MENTIRAS DE LÓPEZ

En esa línea constante de insistir en lo que no es, podemos darnos cuenta de porqué lo dice y hace, acorde a lo que la consultoría SPIN-Taller de Comunicación Política, que se dedica a analizar y contrastar con la realidad lo que dice el primer mandatario en sus conferencias de prensa diarias desde Palacio Nacional, dio a conocer: “En promedio 5 mentiras en cada conferencia mañanera”.

Resaltando que una nueva ola de desprecio por la verdad recorre los pasillos del poder en todo el mundo. Se han inventado ya los eufemismos propios: post-verdad, verdad alternativa, fake-news, otros datos. Distintas maneras para evadir el término que aplica: mentira.

Que el presidente mienta no es nuevo en México. Muchos presidentes nos han mentido. Lo que tiene de especial el sexenio actual es que la mentira es abiertamente promovida desde el poder, tanto de López, como del jefe de la Oficina de la Presidencia de México, Alfonso Romo, quién señaló: “Cuando hablen con la gente del Banco de México, por favor hablen de optimismo, que están confiados, que no tienen miedo... échenle mentiras si quieren, pero por favor, que creen un ambiente optimista, es importantísimo, porque eso va relacionado con beneficios a sus negocios, a sus familias y a sus empleados”.

Pero finalmente la realidad los aplasta, aunque no la quieran aceptar. Conozcamos parte de ella.

Moody’s recorta de 0.5 a 0.2% la previsión de crecimiento en 2019.- La agencia calificadora Moody’s Investors Service redujo el pronóstico de crecimiento de la economía mexicana de 0.5% a 0.2% para el presente año; mientras que para el 2020, recortó su previsión del Producto Interno Bruto (PIB) de 1.5% a 1.3%. De acuerdo con la firma con sede en Nueva York, el marco político del país se ha debilitado por: “La formulación de políticas inconsistentes y los mensajes contradictorios están socavando la confianza de los inversionistas y las perspectivas económicas a medio plazo”, señaló en un reporte.

“Desde su inicio, las autoridades han cumplido la regla fiscal con solo pequeñas desviaciones a lo largo de los años. Sin embargo, a pesar de este historial comprobado, las políticas inconsistentes junto con mensajes mixtos del gobierno actual han disminuido previsibilidad política y cada vez más pesan en la calidad institucional de México”.

De plano, la calificadora sentenció que los ingresos del gobierno no alcanzarán para las proyecciones de las autoridades y consideran probable que la administración recurra nuevamente al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), que actualmente representa alrededor del 1% del PIB.

FMI en alerta por el rumbo de desaceleración económica global.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó que la economía global sufre una desaceleración sincronizada, por lo que recortó nuevamente su proyección de crecimiento para el presente año a 3.0 por ciento, “el más lento ritmo desde la crisis financiera mundial”, y dicha tendencia impactará a la economía mexicana, que en 2019 crecerá 0.4 por ciento, ritmo “considerablemente por debajo de su promedio histórico”.

Precisa que en el caso de México el magro crecimiento no sólo es culpa del entorno internacional, al enfatizar que “la considerable revisión a la baja para 2019 obedece a la persistente debilidad de la inversión y la desaceleración del consumo privado, reflejando la incertidumbre política, el debilitamiento de la confianza y mayores costos de endeudamiento”. En México, el crecimiento se desaceleró bruscamente durante el primer la mitad del año debido a la elevada incertidumbre política, el subejercicio en la ejecución del presupuesto y a algunos factores transitorios”, recalca en su World Economic Outlook.

IMEF reduce a 0.3% estimación de crecimiento para este año. -El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) recortó sus pronósticos de crecimiento de la economía mexicana para 2019 y 2020, debido al panorama de "alta incertidumbre" que es cada vez más notorio. El presidente nacional del IMEF, Fernando López Macari, señaló que la proyección de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de este año pasó de 0.4 a 0.3%. Refirió que con base en el consenso de economistas encuestados por el Comité Nacional de Estudios Económicos (CNEE) del IMEF, el pronóstico para 2020 baja de 1.30 a 1.25%.

Y si a lo anterior le sumamos lo siguiente:

PÉRDIDAS MILLONARIAS

Perderá el AICM más de 2 mmdp. - Esta es la primera “condonación” tácita del gobierno de Andrés Manuel López Obrador a empresarios acusados de lavado de dinero, de acuerdo a lo propuesto por el jurídico de la SCT. El área jurídica de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes se dio por vencida y consideró “poco probable” recuperar 2 mil 642 millones 641 mil 342 pesos en adeudos provocados por dos empresarios acusados por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos como de los más importantes lavadores de dinero en el continente, Nidal Ahmed Waked Hatum y Abdul Mohamed Waked Fares, del Grupo Waked.

En la junta de Consejo, se informará al Aeropuerto la consumación de los acuerdos en el que se les condona, de manera tácita la deuda, a los empresarios que durante tres años estuvieron ilocalizables. Esos más de dos mil millones de pesos, que podrían no recuperarse representan el 88% del presupuesto lo que el presidente Andrés Manuel López Obrador autorizó para las obras de mantenimiento y recuperación del Aeropuerto.

Refinerías de Pemex sumaron 3 meses de estancamiento operativo en agosto. La capacidad de las seis refinerías de Petróleos Mexicanos (Pemex) sumó tres meses de estancamiento operativo en agosto de 2019. El porcentaje de utilización del Sistema Nacional de Refinación (SNR) se ubicó en 41% durante julio y agosto, mientras que en junio fue de 40%, de acuerdo con el prontuario mensual de petrolíferos de la Secretaría de Energía (Sener).

El gobierno de López Obrador intenta recuperar la soberanía energética en combustibles del país y abatir las importaciones de gasolina y diésel que hoy oscilan en 60% de la oferta nacional. La encargada de la política energética Rocío Nahle, reveló previamente que la meta de procesamiento es de 900,000 a un millón de barriles diarios de crudo en los complejos de refinación.

Durante el Foro Forbes 2019, el gobernador panista de Guanajuato,  Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, comentó aún están pendientes los 2,000 mdp que se presupuestaron para la refinería Ingeniero Antonio M. Amor en 2019.

Pero la Sener dijo a Forbes México que Pemex  ya invirtió en la compra del refaccionamiento, a través de procura y abastecimiento, 2,000 millones para Salamanca.

Ante esta información que contradice lo afirmado por López, es obvio que alguien MIENTE. ¿Usted qué piensa estimado lector, vamos bien, o quién miente?

carlosaguila_franco@hotmail.com            @CarlosAguilaFra

Fecha: 
Jueves, 17 de Octubre 2019 - 13:10
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 17 de Octubre 2019 - 15:25
Fecha C: 
Viernes, 18 de Octubre 2019 - 04:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El crecimiento económico no es una estadística

No crecer vulnera y lacera toda circunstancia de progreso. El mundo como nunca en épocas pasadas mide sus avances y destaca sus deficiencias y las compara con su presente para dirimir su futuro. Las ventajas comparativas cobran en la escena comercial lo que siempre estuvo en juego en la escena de las finanzas. Lejano se considera el panorama de los años treinta en los que la correspondencia de valor dejó de perder significado y las emisiones de papel sobrepasaron la generación correspondiente en los retornos del capital. No tan lejano, sin embargo, es el panorama del 2008, aun cuando la protección de activos ha cambiado y el riesgo inmobiliario se diluye con el cuidado que ahora se tiene en la banca de inversión.

A pesar de los términos que definen la globalidad imperante en circunstancias de agresividad de volumen y tarifas arancelarias, que ha desembocado en guerra continental, los países industrializados mantienen un crecimiento moderado. Naciones en otro orden de comercio, sin bloque necesariamente, crecen por encima del promedio. El volumen y las ventajas de competencia de unos y otros tienen disparidades en los componentes del costo fundamentalmente en la mano de obra. China es el gran ejemplo. Bajos rendimientos y gran volumen mantienen niveles de competencia irrestricta.

Las economías han adoptado modelos que han recibido apelativos siempre circunscritos al capital y al liberalismo para retirar la rectoría de estado. Finalmente, los años han demostrado   de una forma u otra: es la economía de mercado la que rige los destinos del éxito económico. Las economías totalitarias, todas sin excepción han fracasado. Venezuela, sin duda, el ejemplo más reciente.

México se encuentra en un debate en cuanto a su tasa de crecimiento y el tema obedece a circunstancias de negligencia gubernamental. Las referencias tanto nacionales como las internacionales desde hace algunos meses apuntan a una recesión, si no en términos definitorios de fracaso económico, si de alerta en el rumbo equivocado como hoy lo tiene el país en su concepción de políticas públicas. Esta transición, la tercera que vivimos en nuestra etapa democrática, recibió una economía en crecimiento. Ha adoptado un modelo cifrado en el recorte inmoderado para llamarlo austeridad y ha resultado en dos vertientes: la primera, en una disciplina forzada del gasto y la segunda en una detención del crecimiento de la economía.

La primera fase del gasto retenido se concentra en la captura del ahorro para programas asistenciales, que no están calendarizados ni obedecen a un programa ni padrón. Hasta ahora se han conformado en eufemismos anunciados desde la tribuna única, la del presidente, para anunciar sus avances, inciertos todos. La segunda, cubierta de absoluta certidumbre, reúne dos interpretaciones: la primera es la concepción de planes absurdos que todos conocemos, el despojo de un activo de la nación, el aeropuerto ya en marcha, Texcoco y dos proyectos fallidos de origen que trastornan la parte más endeble de nuestro acervo, petróleo y turismo. La segunda, naturalmente son las señales, las que recibe el mundo del capital. La indolencia para corregir, para alterar el rumbo que dicta la cordura trastoca la confianza en un régimen que no inspira certidumbre para la inversión.

¿Cómo llegamos a esto? Empecemos por la indefinición de rumbo. Se pretende una autosuficiencia en algunos aspectos de la vida nacional; dos ejemplos: petróleo y alimentos. En el primer caso, ya es dominio público el rechazo a la construcción de una séptima refinería cuando el mundo orienta sus programas de energía al campo renovable y alterno. En esta circunstancia el ejercicio ha costado desde su pronunciamiento y todavía no existe un solo trabajo en Dos Bocas. La calificación de Pemex y lo que está en juego para el país no es asunto menor. México se juega futuro en esta apuesta sin destino. En el segundo caso, el tema alimentario ha dejado sin protección al campo mexicano y los reclamos están en la puerta de bloqueos y otras manifestaciones, como lo están en el ámbito de la ciencia, la cultura, el deporte, y tantas actividades interrumpidas por esta administración y sus fallidas políticas públicas, en especial la salud.

Si examinamos el tema desde su percepción natural, la de los mercados y los de la verdadera representatividad económica, el crecimiento económico de esta administración es nulo. De eso no existe duda; en breve el INEGI dará su veredicto, que ha sido adelantado por expertos e instituciones de respeto nacionales y extranjeras. El presidente tiene otro punto de vista y mezcla términos que se contraponen, los que en teoría económica debieran complementarse.

El presidente argumenta que el Fondo Monetario Internacional amparó esquemas neoliberales y por ello le produce desconfianza, a él desde luego. También argumenta que existe desarrollo porque ahora la población cuenta con mayores recursos. La primera aseveración no merece ninguna consideración, el FMI es de caracterización universal. Lo segundo disloca todo precepto dentro de un mercado de consumo: si cualquier habitante recibe una suma precaria pero gratuita, lo primero que hará es resguardar ese pequeño privilegio y será por definición el último agente representativo de una sociedad de consumo, por tanto, el punto de partida del reparto constituye una base falsa para apuntalar los mercados internos de una nación.

Los mercados de una nación, en lo interno y en lo externo se nutren del equilibrio que debe existir ente el ahorro y la inversión. Incentivar nuestra economía requiere de una sola prescripción: la inversión pública, esto significa desatar el gasto programado, frenar el dispendio de la dádiva, reconstituir la autonomía de organismos que adaptan la marcha de las instituciones, y por encima de todo ello, desechar los tres proyectos que ahogan la economía y el prestigio de la nación.

Si lo anterior se ignora, de la fase de nulo crecimiento pasaremos a la siguiente, el estanco en la producción, el desempleo natural que se deriva de esto y el trastorno de variables económicas. Ese es el ciclo menos deseable. México tiene todos los elementos para crecer, pero el cambio de rumbo es inevitable. La simple estadística corresponde a naciones perdedoras como Venezuela, México debe convertirse en potencia, no en estadística.

Fecha: 
Lunes, 29 de Julio 2019 - 13:05
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 29 de Julio 2019 - 15:20
Fecha C: 
Martes, 30 de Julio 2019 - 04:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El poder no se crea ni se destruye solo se transforma

En el festejo del presidente hubo de todo: Miles de acarreados al más puro estilo priista, tortas, boing, lluvia, decenas de autobuses, 8 mil policías, retiro de vendedores ambulantes que no vendían artículos del festejado, zona vip y a lo lejos el espacio para el pueblo bueno y sabio, muestras de poder y del no poder, música, pan, circo y verdades a medias.

El festejado feliz y radiante, nos narró su epopeya épica, prometió acabar con la corrupción en este año y presumió sus datos, abrigado por su gente y…por la mafia del poder.

En realidad lo que vimos no es nada nuevo, fue el mismo formato de un informe priista de los 70-80 reloaded, corporativo, donde el presidente es el solista, lleno de mensajes no dichos, más poderosos que los dichos, con una clara separación de la crema y nata de la economía y la política en la zona vip y del pueblo bueno, separado por vallas, que demuestra su falta de información cuando aplaude y festeja que no se han comprado más  computadoras, fue un Frankenstein de Echeverría, López Portillo y AMLO, una exhibición de poder imperial que recuerda los eventos  de Núremberg de la Alemania nazi.

El presidente habló de novillos y carreteras, de seguir entregando el dinero directamente, y afirmó sentirse optimista.

Pero no habló de cuál es el plan para detener la caída del empleo y del crecimiento económico en rojo, de regresar la confianza de los inversionistas, de cómo cambiamos los pronósticos de las calificadoras, de solucionar la falta de medicinas, de la crisis en el  IMSS y de las estancias infantiles, nada de transparencia y adjudicaciones directas, de cómo aumentará la producción Pemex, nada de los comedores comunitarios, de la falta de apoyo en las artes y el deporte, de cómo se detendrá la escalada de secuestros y violencia sin precedente, de qué sigue con Trump.

La intención de todo este festejo en el fondo fue mostrar músculo y seguir en campaña presumiendo sus magros logros con un fuerte tufo neoliberal, porque la gente vip que le rodea es casi la misma de esa mafia en el poder tan criticada que asistía a los eventos similares de Fox, Calderón y Peña, son los mismos, porque el poder no se crea ni se destruye solo se transforma.

Esta mafia siempre ha estado muy cerca del gobernante en turno y así será porque es una relación tortuosa y necesaria, confundiendo invariablemente la complicidad con la lealtad.

El presidente está perdiendo su magia, cada día de vuelve más acartonado, desconfiado, aburrido, no es ni mejor ni peor que los anteriores, simplemente es un priista atrapado en los 70, disfrazado de transformador, que sueña con el control total y que realiza un evento caro que es una grosería al pueblo de México cuando vivimos supuestos tiempos de austeridad a todo lo institucional, pero con dinero suficiente para seguir en campaña buscando perpetuar su 4T.

Fecha: 
Jueves, 04 de Julio 2019 - 13:05
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 04 de Julio 2019 - 15:20
Fecha C: 
Viernes, 05 de Julio 2019 - 04:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La variable “corrupción” y el crecimiento económico

El INEGI dio a conocer ayer que su Indicador Mensual de la Inversión Fija Bruta correspondiente a marzo 2019 “registró una disminución en términos reales de 3%”  frente al mes anterior (…) “los gastos en Construcción descendieron 4% y los de Maquinaria y equipo total lo hicieron en 0.9%” respecto al mes precedente (…) En su comparación anual, la Inversión Fija Bruta se redujo 5.9% (…) los gastos en Maquinaria y equipo total cayeron 7.5% y en Construcción 4.7%, con relación a marzo de 2018”.

También ayer, el INEGI difundió su Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior para marzo de 2019 que “disminuyó 1.5%” frente al mes anterior (…) el consumo en Bienes de origen importado cayó 4.3% y en Bienes y Servicios de origen nacional descendió 0.8% (…) En su comparación anual, mostró un retroceso real de 0.8% (…) los gastos en Bienes de origen importado decrecieron 6.7% y en Bienes y Servicios nacionales no registraron variación (los gastos en Servicios aumentaron 1.9% y en Bienes fueron menores en 2.1%), con relación a los de marzo de 2018”.

Finalmente, el INEGI también dio a conocer ayer su Reporte Mensual de los registros administrativos de la Industria Automotriz que muestra que en marzo de 2019 las ventas al público de vehículos ligeros cayeron 11.18% respecto a las del marzo de 2018 y que las ventas en los cinco primeros meses de 2019 decrecieron 5.36% con relación a las del mismo período de 2018.

Pese a que estos datos, que son oficiales, confirman que la economía mexicana se está cayendo; pese a que la calificadora de valores, Fitch revisó ayer a la baja la deuda soberana del país; pese a que otra calificadora, Moody’s, reclasificara a negativa las perspectivas de la deuda soberana y a Pemex; pese a que no existe una sola organización pública o privada que crea que la economía nacional crecerá 2.0% en 2019; y pese a que es casi un hecho que el presidente gringo Donald Trump gravará con un arancel del 5.0% a todas las exportaciones mexicanas a Estados Unidos, el presidente Andrés Manuel López Obrador sigue insistiendo, como ayer lo hizo, en que la economía mexicana “está bien y de buenas” y que sí crecerá 2.0% en 2019.

Para el presidente, “la falla que tienen las calificadoras y los expertos en materia financiera es que aplican la misma metodología de hace más de tres décadas, que se utilizó en el periodo neoliberal, que no tomaban en cuenta, en palabras tecnocráticas, la variable 'corrupción'. Entonces por eso sus pronósticos no resultan, no van a tener éxito”.

¿A que se refiere AMLO al referirse a la variable “corrupción”? Seguramente a los miles de millones de dólares que generan la corrupción y la delincuencia organizada, dinero que no es contabilizado en las cuentas nacionales y que, por lo menos en teoría, se dedicará a actividades lícitas cuando se acaben los corruptos y criminales que hoy siguen existiendo.

¿Será, tal vez, que Andrés Manuel está considerando incluir en las cuentas nacionales a los cuantiosos recursos que generan la corrupción y la delincuencia, tal como muchos economistas alrededor del mundo lo han sugerido desde hace años? Después de todo, el dinero está ahí, circulando sin contabilizarse.

Si es así, el PIB crecerá 2.0%.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 07 de Junio 2019 - 12:50
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 07 de Junio 2019 - 21:35
Fecha C: 
Sábado, 08 de Junio 2019 - 08:50