Se encuentra usted aquí

corrupcion en el gobierno

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

A Robles le gustaba abusar del poder

Hace años escribí sobre lo que les tocó sufrir a unos policías federales que tuvieron la ocurrencia de pedirle a Rosario Robles Berlanga y a su pareja de aquel entonces, el empresario argentino Carlos Ahumada, que pasaran por el mostrador de migración del aeropuerto internacional de Toluca, después de que desembarcaran de un avión privado que los trajo desde La Habana (Cuba).

La entonces jefa de Gobierno les dijo a los policías que no se metieran en lo que no les importaba y que ni ella ni su acompañante pasarían por migración.

Los uniformados impidieron que la pareja abandonara el aeropuerto. Acto seguido, la entonces poderosa perredista marcó un número por su celular para denunciar ante quién sabe quién a los policías que solo estaban cumpliendo con su deber.

En cuestión de minutos llegó la orden: doña Rosario y don Carlos podían abandonar el aeropuerto sin pasar por migración y aduana, como tendría que hacerlo cualquier persona que llegue a México desde otro país.

¿Y los policías? Pues fueron castigados por supuestamente no respetar y darle las consideraciones que merecía la primera pareja del entonces Distrito Federal. Por cumplir con su deber pasaron varios días arrestados en algún cuartel de lo que entonces era la Policía Federal Preventiva.

Esta anécdota, cuya autenticidad verifiqué a través de dos diferentes fuentes, la publiqué en varios medios y la comenté en mi programa de radio. Robles nunca me buscó para desmentirla, confirmando así el dicho de que “el que calla otorga”.

Lo que entonces ocurrió en el aeropuerto toluqueño fue solo una muestra, y muy pequeña, de la manera en que abusaba de su poder la política que alguna vez fue de izquierda y que después de traicionar a sus correligionarios, ocupó dos secretarías de Estado durante el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Sobre la hoy huésped en el penal de mujeres de Santa Martha Acatitla he comentado y escrito varias veces a lo largo de los años y nunca recibí de ella o de alguno de sus subordinados alguna aclaración o desmentido sobre lo que dije o escribí. Siempre calló, siempre otorgó.

En los últimos 19 años desayuné con ella solamente una vez y también solo una vez la entrevisté en mi estudio de Grupo Fórmula. Con base en esos dos encuentros realizados durante el sexenio peñanietista, en los cuales también hubo otras personas presentes, solo me quedó claro que es una mujer inteligente y con una gran facilidad de palabra. No puedo decir que me cayera bien, pero ella lo mismo puede decir de mí.

A fin de cuentas, lo que conozco de Robles se basa en su desempeño como funcionaria pública y en la información que de ella he recibido de sus aliados y contrincantes políticos, subordinados, amigos y enemigos (de estos últimos hay muchos).

La anécdota con que inicio esta columna la muestra como una mujer que abusaba de su poder, hasta en detalles tan insignificantes como el de no aceptar pasar por el control migratorio de un aeropuerto.

Las acusaciones que enfrenta, de ser probadas por la FGR, podrían mandarla varios años a la cárcel, lo que sería un triste destino para quien empezó su carrera política como una izquierdista comprometida con las causas más nobles, y la terminó como una cómplice de uno de los gobiernos más corruptos de México.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 14 de Agosto 2019 - 12:55
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 14 de Agosto 2019 - 21:40
Fecha C: 
Jueves, 15 de Agosto 2019 - 08:55
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Meollo del Asunto: México Reprobado

México está reprobado en el combate a la corrupción.

“Se encuentra entre los países de América Latina con menor capacidad para combatir la corrupción, pues sólo están en peores condiciones Venezuela y Guatemala”.

De acuerdo con el Índice de Capacidad de Combate a la Corrupción (CCC), que por primera vez ha sido elaborado, México obtuvo una calificación de 4.65 -en una escala de 1 a 10-, en la que 10 significa mayores posibilidades de sacar a la luz, castigar y detener la corrupción, indica el citado índice.

En México, IMCO e INEGI, así como otras organizaciones que miden la corrupción, se cometen 200 millones de actos corruptos al año.

La fuente es la organización mientrastantoenmexico.mx, que hizo hace algunos pocos años el estudio y llevó a cabo la métrica.

Indicaron entonces que equivaldría al 9% del PIB nacional. También que todos los mexicanos, querámoslo o no, estemos conscientes de ello o no, “gastamos” 14 mil pesos anuales en corrupción. (Lo peor es que la mayoría de la gente lo ignora).

Y aunque estos números pueden ser inciertos porque hay quienes dicen que es menos y otros que es más, la corrupción es real.

México ocupa el lugar 138 en la escala de 172 países según T.I.

¿Cómo llegan a esos números?

No sé de alguien que declare o que lleve registro de todos los hechos corruptos que se realizan en el país. Existen fórmulas económico-matemáticas para determinar los índices. Que son sólo eso, índices de percepción.

Sin embargo, se ha llegado a afirmar que el monto de la corrupción en México equivale a 29 veces el presupuesto otorgado al Politécnico Nacional, que en 2015 fue de 15 mil mdp. Y a 40 presas como la “Yesca”, en el estado de Nayarit.

El acto corrupto se da porque la persona tuvo un deseo de apropiarse, allegarse, poseer, abusar, violar un recurso material. Llámese dinero o persona, animal o cosa, por un medio ilícito.

Mediante un acto de abuso de poder, autoridad y de confianza que fue depositada en tal persona. Hombre o mujer. No hay distingo.

Nadie puede ir a la cárcel por corrupción. No existe tal delito. Aunque se ha legislado al respecto, las leyes normativas seguirían en proceso.

Sí podría ir por sobornar, chantajear, violar, mentir, robar, adulterar, etc.

El acto corrupto es un acto voluntario, a veces meditado. Con alevosía y ventaja.

A veces la víctima lo es por estulta, despistada, mensa, creída, atolondrada, etc., de la que es fácil abusar.

Como hacen los políticos, hombres y mujeres demagogos o “palabreros”. El acto corrupto que sea, debe ser sancionado. De no serlo, la impunidad campeará y se torna rampante, Lo que es otro acto corrupto.

¿En qué campos México quedó reprobado?

FALTA DE AUTONOMÍA

Dentro de esas subcategorías, el índice indica que: “la calificación más baja otorgada a México es en capacidad legal, en la que se le asignó 4.28, debido, entre otras cosas, a falta de eficiencia y autonomía del Poder Judicial.

“Sigue siendo propenso a la intromisión política y se enfrenta a una gran cantidad de casos pendientes”, indica el reporte.

El sistema judicial es culpado de ineficiencia. Aunque, no necesariamente son los jueces quienes “sueltan” a los presuntos. La corrupción vendría de otras partes. Como  agentes, abogados, etc.

Mi experiencia con el Tribunal Superior de Justicia de Morelos, que preside la Lic. Ma. Del Carmen Cuevas Iglesias, me ha mostrado lo anterior.

Ahí se ha llevado el Programa Nacional Pro Integridad, Avanza Sin Tranza que presido y dirijo en el país.

En índice continúa: “en la subcategoría de democracia e instituciones políticas, a México se le asignó un puntaje de 4.52, principalmente al considerar que tiene deficiencias en los procesos legislativos y de Gobierno.

“El cumplimiento de la legislación anticorrupción sigue siendo deficiente en comparación con otros países, mientras que los casos investigados por las autoridades a menudo son vistos como politizados”, señala.

Desde mediados del sexenio pasado se habla de la instalación del Sistema Nacional Anticorrupción. El que no termina de establecerse en el país, por los vaivenes políticos. Lo que ha impedido no sólo que entre en funciones, sino que se cuente con las leyes y reglamentos que le den la efectividad e independencia necesaria.

El Índice señala que también que será importante ver el desempeño de la Fiscalía General de la República en el caso Odebrecht, “que en México involucra al ex director de Pemex Emilio Lozoya”.

A lo que hemos de estar muy atentos si queremos comprobar o verificar cómo es que esta administración, la de la 4T cumpliría la promesa de combatir, lo que es lograble y acabar con la corrupción. Lo que es imposible. Ahí pues, El Meollo del Asunto.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 26 de Junio 2019 - 13:20
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 26 de Junio 2019 - 15:35
Fecha C: 
Jueves, 27 de Junio 2019 - 04:35