Se encuentra usted aquí

corrupción df

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Los cambios de Mancera: La reversa, también es un cambio. ¿Negociación con el Peje?

Respecto de los cambios de Miguel Mancera. Jefe de gobierno de la ciudad de México, en su gabinete, bien podríamos iniciar señalando, que en una caja de velocidades de un vehículo, la reversa, también es un cambio.

Y después de la expectativa que creó al anunciar que les había pedido la renuncia a todo su Gabinete, pensamos que se irían todos. Aunque lo cubrió señalando que haría una evaluación para decidir sus cambios. Finalmente resultó que no se fueron todos, ni informó como salieron de la evaluación, y su gran expectativa quedó en aquella fábula del “Parto de los Montes”.

Importante y necesario es por lo pronto comentar sobre tres de sus cambios, que son determinantes en su administración. La Secretaría de Gobierno, de donde removió a Héctor Serrano designando a Dora Patricia Mercado Castro, estos son algunos de sus antecedentes: Participó en la elección interna para la candidatura presidencial de Democracia Social, que ganó Gilberto Rincón Gallardo. Tras la elección del 2000 y la pérdida del registro de Democracia Social comenzó la formación del partido México Posible, entre algunos de los miembros del extinto partido y la Agrupación Política Nacional Feminista Diversa. Una vez que México Posible obtuvo su registro fue su presidenta entre 2002 y 2003. Este partido colocó en la agenda pública temas como la equidad de géneros, la violencia intrafamiliar e, inclusive, la despenalización del aborto, de la marihuana o las uniones entre personas del mismo sexo. Sin embargo, aunque sólo por un estrecho margen, el partido México Posible tampoco logró obtener su refrendo en las elecciones federales de 2003.

Posteriormente, Mercado se unió al esfuerzo por construir el Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina; el cual obtuvo su registro en enero de 2005; fungió como su primera presidenta hasta renunciar el 20 de agosto del mismo año para registrar su candidatura a la presidencia de la república para las elecciones federales de julio del año 2006.

Después de la contienda electoral presidencial de 2006, Patricia Mercado asumió la presidencia de la Fundación Voz Alternativa A.C., órgano consultivo del Partido Alternativa Socialdemócrata. Desde esta fundación, intentó recuperar la dirección de su partido, sin embargo en la asamblea para elegir a la nueva dirección nacional, la corriente política interna "Nueva Mayoría" produjo algunos disturbios con el fin de imponer con solo una parte del Consejo Nacional a Alberto Begné. Posteriormente, Mercado perdió ante Alberto Begné y el grupo de la Nueva Mayoría decidió el cambio de nombre del Partido Alternativa Socialdemócrata por Partido Socialdemócrata. Para 2014, es designada como Secretaria de Trabajo en el Distrito Federal.

Alejandra Barrales Madaleno, designada Secretaria de Educación, fue dirigente del sindicato de aeromozas, tuvo fugaz paso por el gobierno perredista de Lazarito Cárdenas Batell, frustrada aspirante a Delegada en Benito Juárez. Fue asambleísta por el PRD, diputada, y una más de las que tomaron por asalto la tribuna de la Cámara de Diputados, la que llevó el pastel a la fiesta. En Febrero del 2005, Alejandra Barrales con diputados del PRD y beneficiarios de los programas sociales del GDF, encabezados por Martí Batres y Gilberto Ensástiga, marcharon a la Cámara de Diputados con una cruz de madera, a la que sustituyeron a Cristo crucificado por el rostro del Peje López en fotografía.

La cruz tenía estampas con las figuras y los rostros de Miguel Hidalgo, Josefa Ortiz de Domínguez, Ignacio Allende y el Ángel de la Independencia. Debajo del rostro de López la palabra “amor”, y en el costado izquierdo la palabra “perdón”, ambas en letra amarilla con un fondo rojo. En esta marcha, además de la Barrales, Batres y Ensástiga, iban Clara Brugada, Javier Hidalgo y Emilio Serrano, quienes pertenecientes a los grupos Izquierda Democrática Nacional y Unidad y Renovación, liderados por René Bejarano y Armando Quintero.

En el 2008, con el caso de las 10 mil reclutadas para los cercos en la “fumada” defensa del petróleo a los que convocó el embaucador Peje López, a realizarse en recintos legislativos, aeropuertos, carreteras e instalaciones estratégicas de Pemex. Fueron las llamadas “pejeadelitas” y las “enaguas profundas”.

En la brigada “verde” Claudia Sheinbaum, quien cobraba como secretaria de Medio Ambiente, pero regenteaba las obras de López a través del FIMEVIC, dejando una estela tan grande de corrupción, ya que cerraron la información de los puentes y el 2 piso de periférico por 12 años. La brigada “cobramos por ser testigos sociales”, Laura Itzel Castillo, exsecretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda. Brigada “las magas”, con Martha Pérez Bejarano, quien a su paso por el DIF, también la corrupción se hizo presente, desapareciéndose despensas, DVDs, que supuestamente iban a regalar. Y la brigada “del amor”, de Alejandra Barrales, quien como Secretaria de Turismo con Ebrard, no hizo nada excepto hacerse famosa por enterarnos que le compró una avioneta a su esposo y nadie sabe de dónde sacó para comprarla. También fue dirigente del PRD-DF.

Amalia Dolores García Medina, Secretaria del Trabajo, con una estela de fraudes, ha sido la constante en los procesos internos para la dirigencia nacional del PRD. Se enfrentó a Jesús Ortega, quien buscó ser dirigente nacional del PRD en 1999, la elección que tuvo que ser anulada por fraude, vino una segunda elección, que también se anuló por lo mismo, y en una tercera elección, aunque también se denunció el fraude, prefirieron ya no seguir exhibiéndose ante la ciudadanía y dejaron que Amalia fuese la dirigente nacional, de 1999 al 2002.

Y como dice el dicho, “el que a hierro mata a hierro muere”, posteriormente Amalia Dolores García fue desplazada como dirigente nacional, sin cumplir el periodo para el que había sido electa, y darle entrada a María del Rosario Robles, dejándole como premio de consuelo que fuera diputada federal y sin terminar su trienio, candidata a gobernadora de Zacatecas.

Otra perla de esta “destacada” política, fue en mayo del 2006, el domingo 7 de mayo se apareció en la ciudad de Chicago, donde se llevaba a cabo el festejo del 5 de mayo, encabezado por el Rector de la Basílica de Guadalupe, Diego Monroy, autoridades locales, el Cónsul de México en esa ciudad, entre otras personas, este desfile además era con el motivo de llevar un estandarte de la Virgen de Guadalupe a esta ciudad y entregarlo a la comunidad hispana. Todo estaba en orden, cuando de repente Amalia Dolores García se coló al frente de este desfile acompañada de un grupo de perredistas, entre 8 y 10, algunos locales y otros que fueron como ella, ex profeso, intentando liderear el evento.

Cabe resaltar que ella no estaba invitada para ir en la comitiva organizadora, que era un evento 100% religioso asistiendo alrededor de 80 mil hispanos. Y surgen las grandes dudas, ¿en calidad de qué asistió Amalia García?, ¿solicitó permiso al Congreso del Estado para salir del país?, ¿fue en calidad de gobernadora o de turista?, ¿quién pagó los gastos?, ¿también era gobernadora de lunes a viernes?

Y la estela de corrupción la siguió en su pésima administración en Zacatecas, donde en mayo del 2009, la fuga de 53 reos, 25 ligados al narco, y los restantes, de alta peligrosidad, obviamente con apoyo de algunas autoridades.

Estos hechos afloraron mostrando la separación entre la gobernadora perredista Amalia García, y Ricardo Monreal, quien fue el gobernador anterior. Necesario analizar lo que pasó cronológicamente, estando presente el antes y el después, el nepotismo y los lazos familiares, antes que su partido y la ciudadanía que les da el voto. Amalia Dolores García siendo presidenta nacional del PRD, pretendió en el 2000, hacer diputada a su hija Claudia Corichi, sin lograrlo por oposición interna. Esto la llevó a mandarla con el gobernador Ricardo Monreal para que le diera trabajo en Zacatecas, al fin para eso están los amigos.

Destacando que en su administración, así como en la de su antecesor Ricardo Monreal, se otorgaron 135 créditos por 123 millones 492 mil 83 pesos –sin garantías, soporte documental o facultades constitucionales para hacerlo- a familiares, ex funcionarios, periodistas y empresarios locales. Siendo un problema para el siguiente gobierno encabezado por el priísta Miguel Alonso Reyes, quien sólo logró recuperar menos de la mitad de los recursos otorgados y la lista contemplaba 105 expedientes por 56 millones 255 mil 235 pesos, de acuerdo con información de la Secretaría de Finanzas local (Sefin). En 90 casos, equivalentes a 41 millones de pesos, no existía documentación soporte para realizar el cobro; en 7 más -que representan un monto global de 2 millones 400 mil pesos- el gobierno tuvo que negociar el pago para recuperar el capital; en otros 8, por más de 12 millones de pesos, fue necesario llevar el asunto a tribunales porque los deudores se negaban a pagar.

Los préstamos iban desde los mil 500 pesos hasta los 15 millones de pesos. En algunos casos eran de hacía 16 años –cuando Monreal era gobernador- y figuraban en los libros contables en la partida denominada “Deudores Diversos”. Entre los créditos que no fueron recuperados estaban los otorgados a Laura Rocío Macías Huizar, ex secretaria del ex secretario particular de Amalia García; al ex presidente del PRD, Gerardo Romo Fonseca; a la sobrina de la ex gobernadora, Janet Garay Medina; al dirigente de la Comercializadora de Frijol, Martín Vaquera Huerta; al empresario fundador de Cesantoni, Pablo Carlos Reimers Morales.

Amalia Dolores García, en el 2006, impone a su hija como Senadora. En el año 2012 en una declaración al periódico La Jornada dijo que consideraba al ex candidato presidencial de la izquierda Andrés Manuel López Obrador el líder social más importante de los últimos 70 años. Fue senadora por Lista Nacional. Después sería diputada por su Estado. Resultó electa en 2004 como Gobernadora de Zacatecas del 12 de septiembre de 2004 hasta el 11 de septiembre de 2010. Excelentes antecedentes y trayectoria de estos nuevos funcionarios del GDF. 

Fecha: 
Jueves, 23 de Julio 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Otro Diablo Pero el Mismo Infierno. Ahora le Tocó a Gobernación.

El diablo vuelve a aparecer —hacer de las suyas— y me refiero al reportaje de la revista Proceso sobre un posible conflicto de interés entre el Secretario de Gobernación y un contratista supuestamente favorecido durante su administración cuando fue gobernador de Hidalgo y relativo a unas casas situadas por los rumbos de las Lomas de Chapultepec.

En su respuesta, Miguel Osorio Chong niega la acusación. No tengo —ni mis familiares— una sola propiedad a mi nombre en el Distrito Federal como consta en mi declaración patrimonial. Contundente. El equipo de investigadores de Proceso le reviran escuetamente y pudiera ser que los reporteros se equivocaron en su apreciación. No lo sé. También hay señalamientos en contra del subsecretario de Gobierno Luis Enrique Miranda, de quien se dice es muy buen amigo del Presidente y hombre "fuerte" en la súper Secretaría; la SEGOB.

El hecho es que se cuestiona y otra vez se pone en entredicho la credibilidad de funcionarios del Gobierno, la posible corrupción y demás enredos. La posible difamación que hacen los periodistas hacia los funcionarios del más alto nivel de la administración de Enrique Peña Nieto, quien a final de cuentas es el que paga los platos rotos del reportaje, pues se vuelve a prender el caldero. ¿Habremos hemos visto el final de esta historia? En las redes sociales no hay quién le crea a los funcionarios aludidos, tal es el grado de la descomposición del sistema por lo que urge la mentada "transparencia". Leyes impecables y funcionarios que las hagan cumplir.

Lo que sí es un hecho es que en la Secretaría de Gobernación las cosas no andan del todo bien, cuando menos en la Dirección de Juegos y Sorteos que depende del subsecretario Miranda. Está estrenando director y como suele suceder cuando llega una nueva cabeza quiere poner orden, es decir responder a los rezagos que dejó la anterior directora, Marcela González Salas, que cuando menos en las cuestiones de la Industria Hípica resolvió nada, cuando tuvo la oportunidad de hacerla resurgir de nuevo.

Hace unos días recibimos un oficio firmado por el licenciado Ernesto Lara Pérez, Director de Control y Regulación de la mencionada Dirección, dando respuesta acerca de una petición que le hicimos a Marcela hace más de un año, dirigido hacia mi persona, como apoderado de la única asociación civil que agrupa a un importante de propietarios de caballos del Hipódromo de las Américas. ¿Más de un año para responder una simple petición?

En nuestra solicitud y entre otras peticiones que requieren todavía respuesta, fundamos y motivamos ampliamente las necesidades de la industria para evitar continuar con el grave deterioro de nuestra actividad. Explicamos que la autoridad hípica que vigila y regula la actividad no cumplía —ni cumple hoy día— con los requisitos que señala el reglamento correspondiente y es claro ejemplo del serio conflicto de interés que se sigue permitiendo pues es la permisionaria, en base a una perfecta simulación, la que armó todo el tinglado para controlar a la autoridad hípica. El denominado el Órgano Técnico de Consulta de la Secretaría de Gobernación que le rinde cuentas a nadie.

Como consecuencia y por lo mismo, no hay confianza alguna entre los participantes que hacen posible el espectáculo de las carreras de caballos, afectando al público apostador que ya no acude al centro hípico, dañando así toda la actividad, con la lamentable pérdida de muchos empleos, la crianza de caballos de registro, etcétera. Todo por la incapacidad manifiesta de Marcela González Salas quién o recibió órdenes de "más arriba" para que las cosas siguieran igual o se dejó corromper. Entiendo que no acatar un reglamento es una forma de corrupción.

Así las cosas, esperamos que la Dirección de Juegos y Sorteos responda a otros señalamientos, peticiones y denuncias que hicimos en otros documentos hace mucho tiempo para rescatar la actividad hípica en manos de una empresa extranjera ineficiente: CODERE.

Lo más grave es que en la iniciativa de la nueva Ley de Juegos patrocinada por Marcela —ahora en manos del Senado— se vuelve a repetir el esquema de los órganos reguladores de la Industria Hípica que no satisfacen a la misma, sin siquiera tomar en cuenta la experiencia mundial de cómo se regulan estos negocios; formulada sin conocimiento alguno, dejando —sí se aprueba como está— a la eterna discrecionalidad su aplicación.

Quedan menos de 20 días para que el Congreso concluya su período ordinario de sesiones en la que debe aprobar muchas iniciativas pendientes importantes para el país; el Sistema Nacional Anticorrupción; la Ley de Transparencia, la Reforma Política del Distrito Federal, la misma Ley de Juegos con Apuesta y Sorteos que pareciera ser la menos trascendente pero que bien diseñada va a detonar una Industria que produce miles de empleos, impuestos y derechos. Con prisas no hay buen augurio para que las iniciativas se enriquezcan y se legisle como debe.

La opción —no hay de otra— será convocar a un largo período extraordinario de sesiones de ambas cámaras, para que se corrijan, debatan, discutan, aprueben y promulguen las leyes para evitar el continuo deterioro de la credibilidad en este gobierno.

Fecha: 
Miércoles, 15 de Abril 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1