Se encuentra usted aquí

corrupción

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

“Bola de humo”

Transparencia Internacional es una organización no gubernamental que promueve medidas contra crímenes corporativos y corrupción política en el ámbito internacional. 

Hace unas semanas dio a conocer el Índice de Percepción de la Corrupción. Una lista corporativa de corrupción a nivel mundial.

La organización publica desde 1995 el índice de percepción de la corrupción que mide, en una escala de cero a cien, los niveles de percepción de corrupción en el sector público en un país determinado y consiste en un índice compuesto, que se basa en diversas encuestas a expertos y empresas.

El propósito es analizar las perspectivas y posibilidades de negocios, el crecimiento y facilidades que presentan los países afiliados. 180 al saber. 

De acuerdo con el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2019, México mejoró un punto en el ranking mundial de entre 180 países y con ello detuvo una caída sistemática que empezó en 2015. Con esta calificación, México, lugar 130, con 29 puntos de 100 posibles. Nada mal. Pero tampoco es extraordinario. 

Para la elaboración del Índice de Percepción de la Corrupción 2019 se toman en cuenta datos de 13 fuentes de información, de 12 instituciones distintas que recopilan percepciones de empresarios y expertos en la materia de anticorrupción en los 180 países evaluados. 

Los países mejor evaluados son Dinamarca y Nueva Zelanda con 87 puntos, en el primer lugar; seguidos de Finlandia con 86 puntos, Singapur, Suecia y Suiza, respectivamente, con 85 puntos; y Noruega con 84 puntos. 

Estos países que poseen los menores índices de percepción tienen problemas. 

No han erradicado el problema de la corrupción en años de intentarlo. 

Se podría decir que todos son países neoliberales. Fifís. Y que no están inmunes a la corrupción. 

Esto mismo contradice todo lo que sobre el tema presume “nuestro querido” presidente. 

¿Qué dice Don Andrés?

Que: “arriba no hay corrupción, se acabó el bandidaje oficial” 

“Nuestro querido presidente se atreve a asegurar que en 14 meses de su administración ya no hay corrupción en las altas esferas ni tampoco bandidaje oficial. Lo que es una declaración más de deseo que por certeza.

“Ya puedo sacar el pañuelito blanco y decir que arriba no hay corrupción', señaló.

Nadie en Transparencia Internacional podrá aceptar lo declarado por el titular del poder Ejecutivo. No hay evidencia. Por el contrario. 

Todos los ejercicios que realizaron en México como en los 180 países que conforman la OCDE, indican al revés de lo que dice “nuestro querido presidente".

Entonces, su declaración es una auténtica “bola de humo”. Un distractor. Pasa tan rápido que no se ve la bola. Sólo el humo.

“Nuestro querido presidente exagera”. 

Es decir, agranda algo con un posible motivo de distraer. 

Entonces cae en la demagogia. 

Sabe que nadie puede rebatir lo que indique en un discurso. Como hace todas las mañanas. 

Y lo hace con una impunidad que se contradice a sí mismo. Él siempre tiene “otro datos”. 

Esto es una acción de alguien que no hila, no recuerda lo que acaba de decir. Lo que pudiera ser por negligencia o estulticia.

Caso contrario sería con conocimiento de causa y alevosía. Entonces se torna perverso. Lo que sería más gravísimo, dictatorial. Pues se trata de una exageración. 

A Singapur le ha tomado 50 años controlar la corrupción del gobierno, las empresas, las instituciones de todo tipo, incluyendo las educativas, las judiciales. 

Y Singapur tiene 87 puntos buenos de 100. Dinamarca y Suecia no pueden hacer lo que “nuestro querido presidente” dice que él hará. 

Estos países son quienes lideran el IPC 2019 de T.I. 

Entonces, si Don Andrés lo logra en su sexenio, sería más grande que el descubridor de la Relatividad de la Luz, el señor Alberto Einstein.

No hay una sola persona fuera de México que puede creer tal cosa. Sí las dentro del país. Como 30 millones. Pero eso no lo hace posible, menos real.

La corrupción, como lo he comentado antes, es la acción de una o dos personas que abusan del poder otorgado para beneficio propio. Es una maldición. Echa a perder todo lo que toca. Sus efectos se pasan de persona a persona. No se acaba, se controla por medio de acciones que sean tangibles. Como el ejercer las penas que las leyes establecen para los delitos que se derivan de la corrupción que habita en los pensamientos y emociones de las personas. 

La corrupción “per se”, no es un delito, es una conducta moral. Y la Moral se asienta en el corazón del ser humano. En la conciencia.

Einstein dijo que “era más fácil descomponer el plutonio (para lograr una fusión atómica), que descomponer el corazón del ser humano, (para mejorarlo).

Lo que afirmaría porqué la corrupción no puede erradicarse de la vida humana y nos mostraría que “nuestro querido presidente” no sabe lo que dice. Que exagera o miente. 

Lo que de cualquier manera es una forma de corrupción.

Ahí El Meollo del Asunto.

 

Autor:

Fecha: 
Lunes, 10 de Febrero 2020 - 10:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 10 de Febrero 2020 - 12:15
Fecha C: 
Martes, 11 de Febrero 2020 - 01:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Corrupción moral: la madre de todas las corrupciones

Algunas personas son especialmente respetadas porque mantienen un comportamiento ejemplar o bien porque destacan por la conexión entre lo que dicen y lo que hacen. Estos individuos pueden convertirse en una autoridad moral para las personas que le rodean y para el conjunto de la sociedad.

La autoridad moral, en el lenguaje ético o político, se refiere al estatus de ser respetado por su trayectoria moral y seguir y defender un estándar de justicia o de bondad reconocido universalmente.

Alguien con autoridad moral es quien se compromete con sus ideas y valores hasta sus últimas consecuencias, es una persona que intenta ser coherente y en consecuencia, no expresa contradicciones entre lo que hace y lo que dice. 

En la mayoría de ámbitos profesionales existen  uno o varios jefes ejercen el poder y, en consecuencia tienen una cierta autoridad sobre sus subordinados. Esto no quiere decir que el máximo responsable de una empresa o entidad tenga autoridad moral, pues esta condición no depende de la escala jerárquica sino de las cualidades humanas del individuo.

Un individuo corrupto, hipócrita y sin principios puede llegar a tener éxito en su vida personal y profesional, pero no tendría sentido que fuera considerado un referente moral.

La corrupción moral es la fuente de todas las otras corrupciones, cuya raíz está en la formación de los valores humanos y sociales.

El responsable de este desquiciamiento universal que vive la humanidad, es la inclinación a utilizar lo que se denomina la “línea de menor resistencia”, que provoca apetito ansioso y excesivo de acumular poder y riquezas en el menor tiempo posible, aunque haya que perjudicar a alguien. Es una depravación moral.

Se inicia cuando los padres en la etapa formativa no educan valores, creando personas carentes de respeto, honestidad, justicia, integridad, lealtad, etc., que luego definirán equivocadamente su actitud frente a la vida; de esa manera la sociedad se va insertando dentro de patrones de corrupción. 

Luchar y erradicar la corrupción es de exclusiva incumbencia de cada uno de nosotros, no de toda la sociedad. La corrupción desaparecerá cuando los hombres seamos dirigidos desde nuestro espíritu, y no desde el cuerpo y sus deseos.

La ética y  la moral tienen en común el ocuparse de nuestro comportamiento y accionar en el sentido de calificar si nuestras costumbres son correctas o incorrectas, buenas o malas. Mientras la moral se ocupa de dictar normas de conducta, la ética respalda y fundamenta con valores morales esas normas que guían el comportamiento humano. 

Sin embargo en la práctica cotidiana, el propósito de la moral y ética es similar, ya que ambas constituyen la base que será la guía de la conducta humana, determinando su modo de comportamiento en la sociedad.

La formación del individuo desde el núcleo familiar es de vital importancia para mantener una cultura sana en la sociedad, y así erradicar la corrupción moral que es la madre de todas las corrupciones. 

Se necesita un cambio de mentalidad y volver a los principios morales  que en el paso del tiempo se han perdido, y que han sido reemplazados por nuevos estilos de vida que han dejado en decadencia la autoridad moral que tanto se necesita en nuestros días. 

Referencias

https://www.eluniverso.com/opinion/2015/12/06/nota/5280579/corrupcion-moral

https://www.definicionabc.com/social/autoridad-moral.php

https://www.ccpcusco.org/actualidad/articulos/fortalecimiento-de-los-val...

Contacto    

dra.elizabeth.cruzg@gmail.com 

https://www.facebook.com/draelizabeth.cruzgarza.9        

https://www.facebook.com/RIEHMTY/ 

www.ruizhealytimes.com

 

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 05 de Febrero 2020 - 12:20
Contenidos relacionados: 
Valores de los mexicanos
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 05 de Febrero 2020 - 14:35
Fecha C: 
Jueves, 06 de Febrero 2020 - 03:35
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

…Hasta el más honrado es ladrón.

Si quieres acabar con la corrupción debes estar listo para enviar a la cárcel a tus amigos y familiares

Lee Kuan Yew

Se publicaron los resultados mundiales sobre la percepción de la corrupción a nivel mundial.

Esta investigación fue realizada por Transparencia Internacional, que es una organización no gubernamental con sede en Alemania, Define la corrupción como el mal uso del poder público para beneficio privado.

La versión más reciente de la organización de su Índice de Percepción de la Corrupción también afirma que la falta de control significativo de la corrupción está alimentando una crisis global en la democracia.

Esta es la lista de los 10 países más corruptos según Transparencia Internacional:

Colombia se percibe como el país más corrupto del mundo, según el ranking de los Mejores Países 2020 de U.S.News, en esta encuesta realizad en 73 países.

Y en segundo lugar aparece México, y  esta es la interpretación del medio de comunicación: “México, conocido por sus carteles de drogas mortales, sigue a Colombia como el país número 2 más corrupto en el ranking 2020.” le siguen Ghana, Myanmar, Guatemala, Arabia Saudita, Brasil, Kenia y Bolivia y en el lugar 10 Rusia.

La corrupción en nuestro país ha sido y ese gran tema,  pues aunque a nadie le gusta ser corrompido por el sistema oficial, tarde o temprano todos caemos en algún acto de corrupción pues a veces no hay otro camino, el sistema es tan eficiente que te va arrinconando hasta aparecen frases como: “Pareja ayuda al Sr”, “y yo ¿dónde leo?, “Ud. dice jefe ¿cómo le podemos hacer?, “pos ahí pa las cocas mi jefe”, “si se puede, pero le hace falta aceite a la máquina”, etc. Para esto de la corrupción sobra creatividad.

La corrupción existe independientemente de que partido político gobierne, pues hasta la fecha el gobierno ha sido el gran corrupto en prácticamente todo lo que toca, pues gozan de licencia para extorsionar y con poner en el sistema una lanita o un favorcito, curiosamente las instituciones se vuelven eficientes y los trámites son asombrosamente rápidos y fáciles.

Eso es hablando de la corrupción callejera, a nivel mortal, de esa que los mexicanos de pie conocemos,  porque en los temas macro como construcción de carreteras, presas. hospitales, infraestructura, licencias industriales, permisos ecológicos, uso de suelo, etc. No tenemos ni idea de que es lo que se corrompe y se trafica, sólo sabemos que son demasiados ceros.

Esta encuesta se realizó en territorio nacional, fue respondida por mexicanos y es reciente se publicó apenas el 15 de enero del 2020 y nos habla de la percepción que tenemos de la corrupción, así que este estudio echa por tierra el discurso presidencial de que ha bajado la corrupción.

Si bien la corrupción esta implícita en la naturaleza humana, los países institucionalmente fuertes son los que menos corrupción tienen, es imposible erradicarla por nunca faltara alguien que vea la oportunidad de lucrar con su posición y poder independientemente de su nacionalidad u origen étnico o preferencia política, no importa tampoco su escolaridad, ni cuantos idiomas hable o cuantos libros lea al año, si es casado o soltero, hombre o mujer, no importa su religión, ni su signo zodiacal, para dejar clara la idea, bien podríamos aplicar aquella frase popular “A cajón abierto, hasta el más honrado es ladrón”

Triste pero así es, por ello es fundamental tener órganos de control y aplicar la ley con todo su peso y sin distingo a todo aquel que sea corrupto.

Bibliografia USNEWS

 

 

Fecha: 
Lunes, 20 de Enero 2020 - 13:55
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 20 de Enero 2020 - 16:10
Fecha C: 
Martes, 21 de Enero 2020 - 05:10
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El infierno se está quedando vacío, en nombre de…

Nuevo año y ¿quiénes son los pobladores en la democracia infernal donde su gran dictador lucifer los ha dejado ir? Pero, y más importante, ¿por qué se está quedando vacío el infierno? ¿La migración se debe a la desesperación por falta de empleos o por falsa información? ¿Serían las dos causas justificadas del inframundo? Como una probabilidad o hipótesis se plantea que sus pobladores se encuentran en México, donde encontraron trabajo, y la información no tiene valía para ellos… cínicos, impunes, poderosos. El inframundo en la tierra es real.

He aquí algunas evidencias:

En nombre de la ley, jueces que encarcelan con falsas pruebas y a base de tortura a personas inocentes para cerrar casos -indígenas por lo general-; jueces que con causa probada sobre violencia contra la mujer -cónyuge- y con amenaza de muerte, deja libre al victimario y, …¿¿¿es asesinada la mujer por desconocidos??? Jueces que desaparecen pruebas para absolver a gente mala. Jueces que meten a la cárcel a mujeres que matan a sus violadores. Jueces que encarcelan a la gente que se defiende para sobrevivir.

En nombre del progreso, compañías que utilizan a niños y adolescentes como trabajadores/esclavos para elaborar o extraer materia prima (mineras) en condiciones no humanas, que devastan ecosistemas, contaminan y enferman todo lo cercano. Compañías en la que los trabajos son continuos, en condiciones insalubres, sin beneficios (empresas de cárnicos, de ropa). Compañías que contaminan ríos, indígenas desplazados, asesinan a defensores de la tierra. Compañías que manipulan los alimentos.

En nombre de Dios, pederastas protegidos por la Iglesia, sin castigo, sin persecución, sin alivio a las víctimas. La mujer en su papel de piadosa, débil, el lado que a los hombres los incita a pecar. Los tribunales de la Santa Inquisición con la aplicación de torturas como el potro, el tormento de agua, la garrucha, la cuna de judas, la rueda, la doncella de hierro. Las guerras y las matanzas en nombre de Dios, la estafa, el poder económico para dominar, el discurso que te hace culpable.

En nombre de la educación, que habla de un humanismo y elimina las materias de ética, filosofía y humanidades, materias que te hace pensar y cuestionar sobre los aspectos más importantes del hombre y de su mundo. La precarización de los salarios de los docentes; el poder del maestro que abusa de su posición y humilla; el maestro que a base de miedo y estrés manipula para que unos cuantos estudiantes obtengan un “número” a penas aprobatorio y que los representa. Profesores que no cuestionan  un programa propuesto y elaborado para un solo tipo de humano… no pienses, solo sigue lo que se te da y te vamos a calificar de acuerdo a tu obediencia. La escuela que solo le interesa llenar requisitos y aprobar aun sabiendo que los alumnos no tienen el conocimiento básico. La escuela que disfraza la inclusión cuando la diversidad no es conocida ni aceptada (pedagógicamente y real como incapacidad).

En nombre de la vida, se promueve el aborto (¿de qué vida?), se defiende a los animales, a las plantas con radicalismos infundados,  los movimientos ecologistas que son financiados por grandes compañías contaminadoras, las guerras y las víctimas miembros de la sociedad civil masacrados como daños colaterales, las farmacéuticas que experimentan con animales y personas (nunca en los países de origen), que venden la cura para enfermedades elaboradas por ellos, que venden la eterna juventud, que venden medicamentos antidepresivos y son poderosamente ricas. Compañías que manipulan la genética para fines particulares.

En nombre del hombre que ve inferior a la mujer, que la ve como un objeto, que la trata como algo desechable; los feminicidios, el homicidio que solo por ser mujer es fácil quitarle la vida, ¿qué se le dice a una madre que clama por justicia porque  asesinaron a su hija?, o a la madre desaparecida y asesinada que deja tres pequeños hijos y que preguntan ¿por qué la mataron si no hizo nada malo? ¿Quién la mato?... y nunca hay respuesta.

En nombre de la familia, que mediante el chantaje tiene unida a su familia, el de la simulación de pareja feliz y ejemplar cuando no se soportan juntos, peleas por las cosas materiales, el trato injusto y despreciativo por el adulto mayor, la infidelidad aceptada… la lucha de poder, la violencia silenciosa (doméstica).

En nombre de la única alternativa… no me queda de otra, soy narco porque solo aquí tengo la posibilidad de tener algo (comida, casa, vestido… después armas, poder), la prostitución, que se culpa a la mujer, pero ¿quién es el consumidor?, la migración, los bloqueos, las revueltas ¿nadie escucha las necesidades que a gritos clama una sociedad olvidada, llena de invisibles? O, ¿será que estos invisibles son los buenos y por eso no tienen empleo en el inframundo-tierra?

La democracia también ha fracasado en el infierno o ¿es acaso esta la verdadera democracia dirigida para controlar simulando una forma de organización política?

Y en nombre de la democracia, ¿qué países se atribuyen velar por ella y adquirirse el derecho de intervención -militar principalmente- para salvar a los países no democráticos e implantar gobiernos favorables a ellos en referencia económica, financiera y de poder? Principalmente uno. ¿Será esta la verdadera democracia infernal? México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos (frase, atribuida a Porfirio Díaz, pero en realidad escrita por el intelectual Nemesio García Naranjo).

Fecha: 
Lunes, 06 de Enero 2020 - 08:50
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 06 de Enero 2020 - 11:05
Fecha C: 
Martes, 07 de Enero 2020 - 00:05
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Cuarta Transformación y el 2019

Concluye el año 2019 y con ello una extensa enumeración de pendientes preocupantes, grandes aciertos y nuevos procesos políticos para el régimen que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Con niveles impensados de aceptación a la figura presidencial que contrastan con la desconfianza y el desprecio por no pocos elementos de su gabinete, entorno político y partido político, han transcurrido los meses del primer año de gobierno que prometió ser del cambio verdadero.

El logro transexenal del presidente AMLO es sin duda la firma del renovado tratado de libre comercio, el denominado T-MEC, que afianza al país en la ruta del libre comercio, su sociedad con los países desarrollados del norte del continente y la inclusión de medidas que no se contemplaban en el tratado original. La difícil negociación se logró cediendo peligrosamente en muchos aspectos en los que se tiene que mantener una vigilancia especial, pero en la época de locura y aislacionismo que domina el mundo, un tratado comercial complejo y desigual, es mejor que ninguno ante la nueva realidad antiglobalista.

El aumento del salario mínimo para los trabajadores mexicanos es de destacar ya que por más de treinta años se le condenó a estacarse en niveles paupérrimos, por lo que en lo que va del sexenio se ha incrementado en casi 40 por ciento. Esta medida consensuada con el sector privado es probable que afecte a muchas pequeñas y medianas empresas ya que no todas tienen la solvencia económica necesaria. Sin embargo, era un pendiente histórico el poder apoyar a las familias que deben subsistir con ingresos que siempre son insuficientes para una mínima calidad de vida.

Dentro de los grandes pendientes en la denominada Cuarta Transformación está sin duda el verdadero combate a la corrupción de los regímenes anteriores, si bien es cierto que las reformas constitucionales ahora permiten la revocación de mandato presidencial, se tipifican delitos graves como corrupción y evasión fiscal, el gran fracaso en la impartición de justicia se encuentra en la incapacidad y corrupción de una gran mayoría de jueces en el sistema judicial, que históricamente ha sido un feudo de poder de amiguismos y compadrazgos.

Además que los grandes casos llevados contra exfuncionarios corruptos como el calderonista Genaro García Luna o el mítico narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, alias el “Chapo Guzmán”, se dan en el sistema judicial estadounidense, ante la incapacidad de la entonces Procuraduría, ahora Fiscalía General de la República, de sustentar un expediente con mínimas posibilidades de prosperar en los juzgados. No debe existir ni perdón ni olvido contra los funcionarios que han esquilmado al erario en beneficio de empresas y patrimonios mal habidos.

El fenómeno mundial y que es una arista del grave problema de inseguridad que vive el país, es la lastimosa epidemia de feminicidios. Manifestaciones feministas obligaron al gobierno a empezar a atender esa lacerante realidad donde cada día se conoce de casos de violencia doméstica y laboral, desapariciones, ataques impunes y asesinatos contra mujeres que pudieron prevenirse, sancionarse y sobre todo disuadirse si el sistema judicial fuera un mínimo de empático con las víctimas.

La guardia nacional creada para enfrentar de manera directa los graves delitos de extorsión, secuestro, recuperación de zonas dominadas por el crimen organizado y auxilio en labores de seguridad pública en los municipios donde sus policías están coptadas por el narco, enfrenta la difícil realidad de un número insuficiente de elementos requeridos. La emergencia nacional en materia de seguridad continúa con niveles históricos de asesinatos violentos y es el gran fracaso hasta ahora, del actual régimen político.

En los tiempos del intervencionismo y amenazas norteamericanas, encabezadas por Donald Trump, el país logró capotear los amagos de introducir aranceles a los productos mexicanos en una guerra comercial que destruiría aún más el deficiente crecimiento económico. Indirectamente y haciendo recular la política de migración del presidente AMLO, se contuvo las oleadas de migrantes que a principio de año provocaron fuertes desencuentros con Estados Unidos y sobre todo, una crisis humanitaria que no termina de subsanarse, ante la despectiva indiferencia de la mayoría de los mexicanos.

El combate al huachicol y la tragedia de Tlahuelilpan fueron momentos muy difíciles para el régimen, que supo resolver el desabasto de gasolina y hacer entender a los pobladores que se beneficiaban de robar gasolina, los peligros mortales de la actividad ilícita. Si bien PEMEX es la principal empresa productiva del país, vive momentos muy difíciles producto de la rapiña de gobiernos anteriores y sobre todo un entorno internacional que ha condenado a los precios del petróleo a mantenerse bajos. Sin olvidar el escepticismo exacerbado de las calificadoras internacionales.

Es quizás en el ámbito de la renovada esperanza donde el actual régimen ha logrado colocar sus principales activos, con el riesgo enorme que implica un estancamiento económico, la dificultad de impulsar las grandes obras de su sexenio, así como la terrible crisis de inseguridad que afecta sin distingos a los ciudadanos por igual. De no lograr un crecimiento económico y disminuir sustancialmente los índices de seguridad, el régimen morenista tendrá una caída estrepitosa en su aceptación ciudadana.

Para cerrar el año el conflicto diplomático provocado por el asilo al depuesto presidente Evo Morales, provocó que la presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, expulsara a la embajadora mexicana, María Teresa Mercado, luego del incidente con presuntos elementos embozados en las inmediaciones de la representación diplomática en el país sudamericano. El gobierno emanado del golpe de estado ha continuado con agrios intercambios diplomáticos con México, España y otros países latinoamericanos, luego del efímero asilo al expresidente Morales.

El gobierno de derecha que domina la nación boliviana está más enfrascado en combatir a sus detractores que en poder organizar nuevas elecciones que den certidumbre democrática al multicultural país. Un conflicto que poco beneficia a México y desgasta al cuerpo diplomático que debería atender otras batallas más importantes, en los no pocos frentes que el 2020 traerá.

Autor:

Fecha: 
Martes, 31 de Diciembre 2019 - 11:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 31 de Diciembre 2019 - 13:15
Fecha C: 
Miércoles, 01 de Enero 2020 - 02:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El gobierno de la 4T hace lo que antes denunció y condenó

“La corrupción fue por mucho tiempo el principal problema de México”. Con esta frase empieza el primer capítulo de Hacia una Economía Moral, el libro escrito por el presidente Andrés Manuel López Obrador que recientemente salió a la venta. Me llama la atención que AMLO utilizara la palabra “fue” para referirse a un problema que persiste y que tardará mucho tiempo en minimizarse.

También me sorprende que la mayoría de las veces en que se aborda el tema de la corrupción afirme que esta ya se acabó. Por ejemplo, el lunes 18 de noviembre, durante su conferencia de prensa matutina dijo: “Lo puedo decir ya: se acabó la corrupción (…) no hay proveedores predilectos del régimen, hay transparencia en las licitaciones, ganan los que ofrecen mejores precios y calidad en todo sentido”.

El presidente se refirió a la transparencia en las licitaciones, ¿pero cuáles licitaciones, si durante su gobierno casi ocho de cada 10 contratos se han adjudicado directamente a las empresas proveedoras sin que estas tengan que competir unas contra otras en cuanto a la calidad y precios de los productos o servicios que le venden al gobierno?

Efectivamente, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) reportó ayer que “Hasta noviembre de 2019 (…) la administración actual adjudicó de manera directa 77% de sus contratos”. Este porcentaje es mayor al 72% que se registró entre 2010 y 2018.

Existe una ley, que es la muchas veces reformada y parchada Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, que en su Artículo 26 señala: “Las adquisiciones, arrendamientos y servicios se adjudicarán, por regla general, a través de licitaciones públicas, mediante convocatoria pública, para que libremente se presenten proposiciones, solventes en sobre cerrado, que será abierto públicamente, a fin de asegurar al Estado las mejores condiciones disponibles en cuanto a precio, calidad, financiamiento, oportunidad, crecimiento económico, generación de empleo, eficiencia energética, uso responsable del agua, optimización y uso sustentable de los recursos, así como la protección al medio ambiente y demás circunstancias pertinentes…”.

Sin embargo, el Artículo 40 de la misma ley anota que “las dependencias y entidades, bajo su responsabilidad, podrán optar por no llevar a cabo el procedimiento de licitación pública y celebrar contratos a través de los procedimientos de invitación a cuando menos tres personas o de adjudicación directa. La selección del procedimiento de excepción que realicen las dependencias y entidades deberá fundarse y motivarse, según las circunstancias que concurran en cada caso, en criterios de economía, eficacia, eficiencia, imparcialidad, honradez y transparencia que resulten procedentes para obtener las mejores condiciones para el Estado”.

Aparentemente, para el gobierno lopezobradorista el “procedimiento de excepción” se ha convertido en la regla, mientras que las licitaciones públicas y abiertas son la excepción.

Durante los años en que militaron en la oposición, AMLO y muchos de sus seguidores denunciaron que por adjudicación o invitación restringida se le dieran millones y más millones de pesos a los proveedores consentidos de los gobiernos federales y estatales. Ahora hacen lo mismo que antes condenaron.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Martes, 10 de Diciembre 2019 - 09:20
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 10 de Diciembre 2019 - 18:05
Fecha C: 
Miércoles, 11 de Diciembre 2019 - 05:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

…Y en el Hipódromo de las Américas… ¡Impunidad total!

La llegada del gobierno de la Cuarta Transformación pregona mucho pero no atiende la corrupción y la impunidad que se da en muchos aspectos de la vida nacional. Lo que ha sucedido en el Hipódromo de las Américas es un buen ejemplo.

La empresa española CODERE y su asociado minoritario Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), de Alejandro Soberón Kuri al parecer gozan de impunidad total. Claro, ni renta pagan por las 52 hectáreas de propiedad federal de que gozan y el aprovechamiento de las instalaciones federales son usadas para empresas que no tienen relación con la hípica. Se les otorgó el permiso para que la Ciudad de los Palacios tuviera una hípica de calidad internacional y pues… es de cuarta —es piropo—, lo cual se puede demostrar muy fácil y solo apunto a continuación algunos resultados.

Así, lo que acontece en la moribunda industria de carreras de caballos pura sangre es digna de denunciar; pero ni la Dirección de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación ni la Secretaría de la Función Pública hacen caso. No toman cartas en el asunto. Saben perfectamente qué sucede pues la Asociación Civil que represento y el señor Federico Madrazo Hassey nos hemos encargado —cada quién por su conducto y recursos— de hacerlo saber. ¡No hay respuesta!

Hay que saber que un caballo de carreras estabulado en una planta hípica debe producir 3-4 empleos directos, más un montón de indirectos y por ello, basta y sobra para que las autoridades responsables tuvieran interés en resolver estos problemas. ¡No todo es aeropuertos y trenes!

Las últimas novedades son las siguientes:

  1. En la reciente subasta que organizó la Asociación de Criadores de Caballos Pura Sangre se subastaron ¿300 ejemplares?  No; ¿200? No… 57, leyó usted bien 57. De acuerdo con las reglas de los organizadores no pasaron por el ring de subasta 105 ejemplares por lo que después de hacer complicados cálculos resulta que se criaron 163 caballos pura sangre en todo el país. Germán Larrea crió 41. ¡A esto se le llama el fracaso total!

 

  1. Ahora, los propietarios de todos los caballos que corren tienen que pagar a la “Agrupación de Propietarios” el 0.4% de los premios que ganan todos los caballos que compiten; sean pura sangre o cuarto de milla y la pregunta es ¿con qué autorización lo hacen?, si la gran mayoría de los propietarios ni siquiera pertenecen a la mentada agrupación.

 

  1. La autoridad que “regula” la actividad la Comisión Mexicana de Carreras de Caballos A.C. es un organismo de facto y así, mientras SEGOB no quiera, seguirá siendo una auténtica cueva de hampones y los participantes —principalmente los entrenadores— están a su merced.

La concurrencia brilla por su ausencia

Desde el 10 de septiembre presentamos al titular del Órgano Interno de Control de la Secretaría de Gobernación una queja en relación con el otorgamiento de la prórroga del permiso para la operación y explotación de carreras de caballos con cruce de apuestas en el Hipódromo de las Américas. De acuerdo con el oficio DGSJ/805/2018 de 15 de noviembre de 2018 y a la fecha no hemos tenido respuesta, así como le solicitamos al director general de Juegos Y Sorteos de la SEGOB, maestro Luis Calvo Reyes una solicitud de audiencia y ni siquiera se digna a contestar nuestra solicitud. A recibirnos, menos.

Por supuesto que ya le hemos solicitado al Instituto de Transparencia de acceso a la Información que nos informe lo relativo y estamos en espera de su respuesta. Con esto de que los órganos autónomos que hemos construido los mexicanos se ven amenazados porque dicen que el gobierno de la Cuarta Transformación los quiere controlar, pues no sabemos qué pasará. Lo que sí es cierto es que es una vergüenza mantener al Deporte de los Reyes en esa condición.

La impunidad —origen de la corrupción— principal bandera de la Cuarta Transformación ondea muy campante en las Lomas de Sotelo.

Fecha: 
Jueves, 28 de Noviembre 2019 - 09:20
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 28 de Noviembre 2019 - 11:35
Fecha C: 
Viernes, 29 de Noviembre 2019 - 00:35
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Cuál es la meta del Pejegobierno?

Nuestro país vive un síndrome bastante frecuente en nuestra sociedad. El de la jovencita perdidamente enamorada que se convierte en la esposa maltratada.

Se trata de la niña inexperta que se pierde en las bellas palabras y promesas del galán que le baja las estrellas y la llena de promesas comportándose como el hombre ideal: atento, responsable, respetuoso, pleno de cualidades, con quien tendrá la vida que ha soñado y que solo le presenta un futuro totalmente halagador, que no para de mentir para demostrarle durante el noviazgo la veracidad de sus promesas y la rectitud de sus intenciones, dejando embelesada a la niña que nada más tiene ojos y oídos para él y que desoye a quien se atreve a sacarla de su ensimismamiento.

Terminada la luna de miel, y en muchas ocasiones durante la misma, el monstruo adormecido despierta y clava garras y colmillos en su frágil presa previamente anestesiada e incapaz de reaccionar, víctima del previo condicionamiento, sus esperanzas basadas en “por el amor que me tiene va a cambiar, a superar sus problemas”; “mi cariño suplirá el que careció en su infancia”; “lo apoyaré para sacar a flote sus grandes cualidades”; “lo que le falta es reconocimiento y yo se lo daré”. Para terminar con el “mi marido ya no me quiere, tiene más de una semana que no me pega”.

Así nos pasa con el gobierno actual que experimentó con diversos lemas, hasta que encontró en la promoción de la honestidad la llave para ser aceptado por una mayoría que veía en la recuperación de los valores la auténtica y profunda solución a los problemas.

El líder de este movimiento creó la imagen del ser honesto, basado en publicidad de excelente manejo ya que hábilmente oculta el origen de la fortuna que a partir de un modesto puesto burocrático le permite adquirir desde un departamento a su regreso de provincia hasta financiar su carrera política con los gastos que implican plantones y marchas de protesta, bloqueo del Paseo de la Reforma,  sesiones “informativas” con miles de acarreados, algunos voluntarios y muchos obligados con diferentes condiciones, como incluirlos en las listas de programas sociales con asignaciones de departamentos en unidades nuevas o mantener los privilegios de puestos en mercados públicos o a media calle, permanecer como paracaidistas en terrenos baldíos o casas abandonadas, continuar circulando como taxistas piratas, dejar de informar claramente el destino de los fondos etiquetados para la construcción de segundos pisos para vías de comunicación o construir accesos invadiendo terrenos que le hicieron merecedor del único desafuero de un jefe de gobierno en la historia y un buen rancho para su descanso al retiro. Estas acciones objetivamente distan mucho de corresponder a un gobernante eficiente y honesto como se publicita.

Es tan buen manipulador que aprovecha el legítimo desencanto de la población para posicionarse como la única alternativa de honestidad y buen gobierno.

Lo que no considera es que, en el imaginario colectivo, de la misma manera que la novia idealiza al pretendiente fantoche, la población idealiza al candidato llenándolo de cualidades de las que carece, consecuentemente en el promotor de la honestidad, sabiduría e inteligencia, voluntad y justicia, poder y bondad, forman parte del bagaje de falsas cualidades del candidato.

Cuando en la boda el macho encubierto jura ante el altar “amar hasta que la muerte los separe”, solo cumple con un ritual que le permitirá abusar en todos sentidos de la víctima inocente que le acompaña. Cuando el presidente electo jura “cumplir y hacer cumplir y hacer la Constitución y las leyes que de ella emanan” oculta las palabras que completan su verdadero sentimiento y que no tardará en poner en práctica que son “cuando esté de acuerdo a mis deseos, caso contrario, las modificaré a mi conveniencia”.

Durante la luna de miel gubernamental no tarda en retirarse la piel de oveja y mostrarse como el verdadero lobo que es para el pueblo de México, aun cuando exista una mayoría que esté dispuesta a continuar con los maltratos recibidos que considera prueba de su amor.

Su actuación evidencia que continúa siendo el resentido atacante de las “clases adineradas” a quienes culpa de todos los males; se solidariza y apoya a quienes bloquean vías de comunicación, es totalmente incapaz de utilizar la legítima fuerza del estado conferida por la Constitución confirmando la falsedad de su otrora lema de “Honestidad Valiente” demostrando que carece de ambas cualidades, cancela la construcción del aeropuerto de Texcoco alegando corrupción sin demostrar con  pruebas fehacientes apoyándose en amañadas y parciales encuestas, evidencia que la corrupción no se reduce a dinero, tampoco vemos encarcelado a algún huachicolero y pregona el triunfo de este aspecto como el de una operación limpia sin considerar el cúmulo de muertos causados por este crimen; se arroga facultades de las que carece al tratar de cancelar decisiones que requieren modificación de la Constitución para llevarlas a cabo; menosprecia a quienes hemos conseguido títulos universitarios argumentando que para dirigir una nación lo único que se requiere es sentido común, sin darse cuenta de que se cumple en él el refrán que dice: “dime de qué presumes y te diré de qué careces”.

Podría alargar la lista al triple, más lo que pretendo transmitir es la reflexión de que debemos prepararnos para el final de la luna de miel que inevitablemente se dará cuando el crecimiento del PIB se convierta en negativo y el enamoramiento se revierta, lo cual está difícil de ser pronto ya que los amlovers compiten en intensidad con los pedroninfantelovers, lo que ya es decir, y al señor se le acaben los culpables a quienes achacarles los males del país.

Es el momento de empezar a preocuparnos por un nuevo rumbo.

Esto es para los que sabemos quien es el culpable y que nos invitará a su rancho al final de su mandato.

Fecha: 
Jueves, 21 de Noviembre 2019 - 09:10
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 21 de Noviembre 2019 - 11:25
Fecha C: 
Viernes, 22 de Noviembre 2019 - 00:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Ya llegó Evo

Ya llegó Evo y su llegada a México da mucho de que hablar. Porque con ella parece haberse puesto sobre la mesa de la región latinoamericana un recalentado de la Guerra Fría, que parece haberse expresado el día de hoy hasta por los cielos, que desvía la atención de lo que verdaderamente está mal.

Tan sólo hoy cuatro gobiernos de “derecha”, Argentina, Chile, Perú y Brasil, le negaron el espacio aéreo al avión de la Fuera Aérea Mexicana en el que viajaba el expresidente Evo Morales. Mientras que el presidente Trump aprovechó parta mandarle un saludo a Ortega y a Maduro, y este último aprovechó para decir que el mandato de Evo no ha terminado y que inicia una nueva etapa de la “revolución bolivariana”.

¿A qué voy con todo esto?

A que me parece totalmente caduco que en pleno siglo XXI se sigan avivando ecos de la guerra y que también me parece que el decidir si la llegada de Evo Morales a nuestro país, está bien o está mal, debe ir más allá de todo esto.

Porque la experiencia ha demostrado que en el mundo poco puede resolverse con invocar la pobreza y acusar al imperialismo estadounidense o con invocar la libertad y acusar al comunismo poco puede resolverse.

¿De qué sirve agarrar un micrófono, polarizar y dejar suelta a la única ideología que todos deberíamos estar combatiendo?

Con esto me refiero a la corrupción que ha demostrado ser ambidiestra en toda la región, porque ha sido tanto de derechas como de izquierdas, y de la que Evo Morales tampoco se salva.

Porque si bien este último hizo mucho por Bolivia en términos de crecimiento económico, y combate a la pobreza, la pobreza extrema pasó de 38% a 17% entre 2006 y 2017, los diversos actos de corrupción de los que se le acusa, que van desde un avión, una casa, hasta coimas, acabaron con su apoyo popular y lo bien que pudo haber pasado a la historia. Sobre todo, porque también demostró que la corrupción va mucho más allá de los bolsillos.

Al intentarse quedar tanto en el poder, estando cerca de cumplir 14 años, demostró que sus ideales democráticos estaban corrompidos.

Se esperaba que el primer presidente indígena de Bolivia terminara su mandato en 2020,  pero en noviembre de 2017 Morales consiguió que el Tribunal Constitucional del país le diera luz verde para volverse a postular en las elecciones de este año.

Fallo que revocó el mandato de los bolivianos en el referéndum de febrero 2016 que le dijo no a un cuarto mandato presidencial con el 51.3% de los votos y que hoy es el responsable de que los bolivianos se encuentren divididos entre un fraude electoral y un golpe de estado.

La corrupción destruye pueblos, proyectos políticos y va más allá de los bolsillos.

Ya llegó Evo.

El último en salir apague la luz.

Fecha: 
Miércoles, 13 de Noviembre 2019 - 08:35
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 13 de Noviembre 2019 - 10:50
Fecha C: 
Miércoles, 13 de Noviembre 2019 - 23:50
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

A propósito de micropartículas

Ha sido hasta en fechas recientes, cuando la OMS puso el foco en la concentración de micro plásticos en cuerpos de agua, y los niveles de estos en el líquido vital para consumo humano.  A partir de un reporte preliminar, publicado el pasado mes de agosto, los investigadores reconocen que hay mucho por estudiar. Es muy grande el contraste de niveles de partículas plásticas en varios reportes, sobre todo las menores de 5 milímetros detectadas en el agua para consumo humano.  Atribuyen esta enorme variación al tipo de filtros utilizados para cribar el agua y analizar su sedimento. En fin, no vamos a tocar el tema más allá, solamente cierro este andamiaje introductorio con un aviso importante para las madres embarazadas o con niños recién nacidos. Buena parte de los micro plásticos en cuestión, provienen de biberones y mamilas. Además, claro, del agua utilizada en la preparación de fórmulas en polvo.  Proporcionar lactancia materna exclusiva es un regalo de vida para sus hijos. Una evidencia más para promover esta maravillosa práctica alimentaria.

Parto de lo dicho sobre plásticos para hablar del mexicano y la legalidad.  Los investigadores descubren residuos plásticos en peces, reptiles, mamíferos, aves, y cuanto ser vivo habite en ambientes acuáticos. Los descubren porque los hay, y los hay en grandes cantidades. Por un momento, en un juego de la imaginación, comparé dichos micro residuos, sobre todo los provenientes del consumo de plásticos de un solo uso, con las partículas “amorales” que vamos acumulando los mexicanos en nuestro diario actuar.  De entrada, debo reconocer que el término “moral” me genera cierto escozor, desde que se ha convertido en palabra manida con fines clientelares. Pero, en fin, la expresión existe y ahora la necesito.  Así que, dejando de lado la forma como en ocasiones se utiliza, hago uso de ella para lo siguiente: los mexicanos estamos invadidos por micropartículas amorales que infiltran nuestro modo de pensar y de actuar.  Y así como, si nos hicieran un aspirado del tubo digestivo, encontrarían residuos plásticos provenientes de todo cuanto hemos ingerido, de igual manera, si nos hicieran un “aspirado de conciencia”, habrían de toparse con grandes cantidades de micropartículas amorales.

La doble moral es tan nuestra como la tortilla.  Digo una cosa y hago otra.  Critico lo que hace el vecino, aunque yo actúe de modo similar, desde lo oscurito.  No pasa nada, mientras no me atrapen en la movida. Y aún así, en caso de que me pongan en evidencia a través de material gráfico, puedo alegar una y mil cosas, para desacreditar la imagen que señala que yo hice lo que sostengo que no hice. Para ejemplos tenemos incontables, hasta el absurdo.

Ahora bien, ¿los grandes pillos surgieron por generación espontánea?, ¿nacieron en el seno de una familia ejemplar, y de repente cambiaron?... Más que evocar la figura de Doctor Jekyll y Míster Hyde, podemos decir que a la fecha la corrupción es tan evidente, puesto que es resultado de una acumulación de micropartículas amorales. Estas nos han ido invadiendo las áreas anatómicas que corresponden a la elaboración de juicios de conciencia. Con la plasticidad que le es propia, el sistema nervioso es capaz de activar o de ir bloqueando regiones involucradas en la conducta ética.  A modo de un gran receptor, el cerebro toma y procesa los elementos culturales que hay en derredor suyo, y mediante el sistema de depuración propio, elige qué guarda y qué desecha.  Ese sistema de depuración proviene, inicialmente, de los principios familiares que le fueron inculcados.  No podríamos atribuir de manera exclusiva a la influencia familiar lo que ocurra a futuro, en la vida adulta de un individuo, pero sí podemos considerar que, en la parte inicial, el marco de principios y valores dentro del cual un niño nace y crece, ejerce un papel fundamental.

El entorno nos bombardea constantemente con partículas amorales milimétricas que llaman a desatender la ley, a actuar por la vía cómoda, sin importar el apego a la honestidad.  Nos llama a sacar ventaja siempre que sea posible, y a ignorar olímpicamente las normas de la comunidad.  Comerciales, series, telenovelas.  Personajes, argumentos, tramas… Me atrevería a decir que poco o nada se salva de esa contaminación “micro amoral” que insta al hedonismo por vía de la racionalización: “Te lo mereces”.  “Si no lo aprovechas tú, alguien más lo hará”, o el clásico “Pero si todo el mundo lo hace”.  Y otro tanto de premisas que nos instalan en la región oscura del “No pasa nada”.

Actuar apegados a lo que debe ser, no por miedo al castigo, no por salir en la foto, no porque me están mirando y debo quedar bien.  Actuar apegados a lo que corresponde por convicción personal, movidos por la certeza de que es lo mejor para todos.  Aplicar la regla de oro. Colocarnos en los sentidos un filtro para atrapar esas micropartículas amorales que nos han llevado hasta donde ahora estamos, en un México indiferente, a ratos violento. Un México donde lo que cuenta pareciera ser la capacidad de controlar a otros, de modo de salirnos siempre con lo que queremos.

La ONU ya se ocupa de los peces y los pelícanos. Mi propuesta es que, cada uno de nosotros, emprenda una descontaminación equivalente, en la formación de esos futuros ciudadanos que hoy tenemos en casa, con los ojos puestos en nosotros, como sus principales modelos a seguir. Del mismo modo en el que tiempo y exposición al plástico alcanzaron el terrible nivel de contaminación que padecemos, hagamos que las pequeñas dosis de ética y moral permeen los pensamientos y las acciones de nuestros niños de hoy, para encauzar a México, hasta llegar a ser el mejor país que puede llegar a ser.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 07 de Octubre 2019 - 13:35
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 07 de Octubre 2019 - 15:50
Fecha C: 
Martes, 08 de Octubre 2019 - 04:50