Se encuentra usted aquí

corrupción

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El gobierno de la 4T hace lo que antes denunció y condenó

“La corrupción fue por mucho tiempo el principal problema de México”. Con esta frase empieza el primer capítulo de Hacia una Economía Moral, el libro escrito por el presidente Andrés Manuel López Obrador que recientemente salió a la venta. Me llama la atención que AMLO utilizara la palabra “fue” para referirse a un problema que persiste y que tardará mucho tiempo en minimizarse.

También me sorprende que la mayoría de las veces en que se aborda el tema de la corrupción afirme que esta ya se acabó. Por ejemplo, el lunes 18 de noviembre, durante su conferencia de prensa matutina dijo: “Lo puedo decir ya: se acabó la corrupción (…) no hay proveedores predilectos del régimen, hay transparencia en las licitaciones, ganan los que ofrecen mejores precios y calidad en todo sentido”.

El presidente se refirió a la transparencia en las licitaciones, ¿pero cuáles licitaciones, si durante su gobierno casi ocho de cada 10 contratos se han adjudicado directamente a las empresas proveedoras sin que estas tengan que competir unas contra otras en cuanto a la calidad y precios de los productos o servicios que le venden al gobierno?

Efectivamente, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) reportó ayer que “Hasta noviembre de 2019 (…) la administración actual adjudicó de manera directa 77% de sus contratos”. Este porcentaje es mayor al 72% que se registró entre 2010 y 2018.

Existe una ley, que es la muchas veces reformada y parchada Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, que en su Artículo 26 señala: “Las adquisiciones, arrendamientos y servicios se adjudicarán, por regla general, a través de licitaciones públicas, mediante convocatoria pública, para que libremente se presenten proposiciones, solventes en sobre cerrado, que será abierto públicamente, a fin de asegurar al Estado las mejores condiciones disponibles en cuanto a precio, calidad, financiamiento, oportunidad, crecimiento económico, generación de empleo, eficiencia energética, uso responsable del agua, optimización y uso sustentable de los recursos, así como la protección al medio ambiente y demás circunstancias pertinentes…”.

Sin embargo, el Artículo 40 de la misma ley anota que “las dependencias y entidades, bajo su responsabilidad, podrán optar por no llevar a cabo el procedimiento de licitación pública y celebrar contratos a través de los procedimientos de invitación a cuando menos tres personas o de adjudicación directa. La selección del procedimiento de excepción que realicen las dependencias y entidades deberá fundarse y motivarse, según las circunstancias que concurran en cada caso, en criterios de economía, eficacia, eficiencia, imparcialidad, honradez y transparencia que resulten procedentes para obtener las mejores condiciones para el Estado”.

Aparentemente, para el gobierno lopezobradorista el “procedimiento de excepción” se ha convertido en la regla, mientras que las licitaciones públicas y abiertas son la excepción.

Durante los años en que militaron en la oposición, AMLO y muchos de sus seguidores denunciaron que por adjudicación o invitación restringida se le dieran millones y más millones de pesos a los proveedores consentidos de los gobiernos federales y estatales. Ahora hacen lo mismo que antes condenaron.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Martes, 10 de Diciembre 2019 - 09:20
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 10 de Diciembre 2019 - 18:05
Fecha C: 
Miércoles, 11 de Diciembre 2019 - 05:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

…Y en el Hipódromo de las Américas… ¡Impunidad total!

La llegada del gobierno de la Cuarta Transformación pregona mucho pero no atiende la corrupción y la impunidad que se da en muchos aspectos de la vida nacional. Lo que ha sucedido en el Hipódromo de las Américas es un buen ejemplo.

La empresa española CODERE y su asociado minoritario Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), de Alejandro Soberón Kuri al parecer gozan de impunidad total. Claro, ni renta pagan por las 52 hectáreas de propiedad federal de que gozan y el aprovechamiento de las instalaciones federales son usadas para empresas que no tienen relación con la hípica. Se les otorgó el permiso para que la Ciudad de los Palacios tuviera una hípica de calidad internacional y pues… es de cuarta —es piropo—, lo cual se puede demostrar muy fácil y solo apunto a continuación algunos resultados.

Así, lo que acontece en la moribunda industria de carreras de caballos pura sangre es digna de denunciar; pero ni la Dirección de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación ni la Secretaría de la Función Pública hacen caso. No toman cartas en el asunto. Saben perfectamente qué sucede pues la Asociación Civil que represento y el señor Federico Madrazo Hassey nos hemos encargado —cada quién por su conducto y recursos— de hacerlo saber. ¡No hay respuesta!

Hay que saber que un caballo de carreras estabulado en una planta hípica debe producir 3-4 empleos directos, más un montón de indirectos y por ello, basta y sobra para que las autoridades responsables tuvieran interés en resolver estos problemas. ¡No todo es aeropuertos y trenes!

Las últimas novedades son las siguientes:

  1. En la reciente subasta que organizó la Asociación de Criadores de Caballos Pura Sangre se subastaron ¿300 ejemplares?  No; ¿200? No… 57, leyó usted bien 57. De acuerdo con las reglas de los organizadores no pasaron por el ring de subasta 105 ejemplares por lo que después de hacer complicados cálculos resulta que se criaron 163 caballos pura sangre en todo el país. Germán Larrea crió 41. ¡A esto se le llama el fracaso total!

 

  1. Ahora, los propietarios de todos los caballos que corren tienen que pagar a la “Agrupación de Propietarios” el 0.4% de los premios que ganan todos los caballos que compiten; sean pura sangre o cuarto de milla y la pregunta es ¿con qué autorización lo hacen?, si la gran mayoría de los propietarios ni siquiera pertenecen a la mentada agrupación.

 

  1. La autoridad que “regula” la actividad la Comisión Mexicana de Carreras de Caballos A.C. es un organismo de facto y así, mientras SEGOB no quiera, seguirá siendo una auténtica cueva de hampones y los participantes —principalmente los entrenadores— están a su merced.

La concurrencia brilla por su ausencia

Desde el 10 de septiembre presentamos al titular del Órgano Interno de Control de la Secretaría de Gobernación una queja en relación con el otorgamiento de la prórroga del permiso para la operación y explotación de carreras de caballos con cruce de apuestas en el Hipódromo de las Américas. De acuerdo con el oficio DGSJ/805/2018 de 15 de noviembre de 2018 y a la fecha no hemos tenido respuesta, así como le solicitamos al director general de Juegos Y Sorteos de la SEGOB, maestro Luis Calvo Reyes una solicitud de audiencia y ni siquiera se digna a contestar nuestra solicitud. A recibirnos, menos.

Por supuesto que ya le hemos solicitado al Instituto de Transparencia de acceso a la Información que nos informe lo relativo y estamos en espera de su respuesta. Con esto de que los órganos autónomos que hemos construido los mexicanos se ven amenazados porque dicen que el gobierno de la Cuarta Transformación los quiere controlar, pues no sabemos qué pasará. Lo que sí es cierto es que es una vergüenza mantener al Deporte de los Reyes en esa condición.

La impunidad —origen de la corrupción— principal bandera de la Cuarta Transformación ondea muy campante en las Lomas de Sotelo.

Fecha: 
Jueves, 28 de Noviembre 2019 - 09:20
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 28 de Noviembre 2019 - 11:35
Fecha C: 
Viernes, 29 de Noviembre 2019 - 00:35
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Cuál es la meta del Pejegobierno?

Nuestro país vive un síndrome bastante frecuente en nuestra sociedad. El de la jovencita perdidamente enamorada que se convierte en la esposa maltratada.

Se trata de la niña inexperta que se pierde en las bellas palabras y promesas del galán que le baja las estrellas y la llena de promesas comportándose como el hombre ideal: atento, responsable, respetuoso, pleno de cualidades, con quien tendrá la vida que ha soñado y que solo le presenta un futuro totalmente halagador, que no para de mentir para demostrarle durante el noviazgo la veracidad de sus promesas y la rectitud de sus intenciones, dejando embelesada a la niña que nada más tiene ojos y oídos para él y que desoye a quien se atreve a sacarla de su ensimismamiento.

Terminada la luna de miel, y en muchas ocasiones durante la misma, el monstruo adormecido despierta y clava garras y colmillos en su frágil presa previamente anestesiada e incapaz de reaccionar, víctima del previo condicionamiento, sus esperanzas basadas en “por el amor que me tiene va a cambiar, a superar sus problemas”; “mi cariño suplirá el que careció en su infancia”; “lo apoyaré para sacar a flote sus grandes cualidades”; “lo que le falta es reconocimiento y yo se lo daré”. Para terminar con el “mi marido ya no me quiere, tiene más de una semana que no me pega”.

Así nos pasa con el gobierno actual que experimentó con diversos lemas, hasta que encontró en la promoción de la honestidad la llave para ser aceptado por una mayoría que veía en la recuperación de los valores la auténtica y profunda solución a los problemas.

El líder de este movimiento creó la imagen del ser honesto, basado en publicidad de excelente manejo ya que hábilmente oculta el origen de la fortuna que a partir de un modesto puesto burocrático le permite adquirir desde un departamento a su regreso de provincia hasta financiar su carrera política con los gastos que implican plantones y marchas de protesta, bloqueo del Paseo de la Reforma,  sesiones “informativas” con miles de acarreados, algunos voluntarios y muchos obligados con diferentes condiciones, como incluirlos en las listas de programas sociales con asignaciones de departamentos en unidades nuevas o mantener los privilegios de puestos en mercados públicos o a media calle, permanecer como paracaidistas en terrenos baldíos o casas abandonadas, continuar circulando como taxistas piratas, dejar de informar claramente el destino de los fondos etiquetados para la construcción de segundos pisos para vías de comunicación o construir accesos invadiendo terrenos que le hicieron merecedor del único desafuero de un jefe de gobierno en la historia y un buen rancho para su descanso al retiro. Estas acciones objetivamente distan mucho de corresponder a un gobernante eficiente y honesto como se publicita.

Es tan buen manipulador que aprovecha el legítimo desencanto de la población para posicionarse como la única alternativa de honestidad y buen gobierno.

Lo que no considera es que, en el imaginario colectivo, de la misma manera que la novia idealiza al pretendiente fantoche, la población idealiza al candidato llenándolo de cualidades de las que carece, consecuentemente en el promotor de la honestidad, sabiduría e inteligencia, voluntad y justicia, poder y bondad, forman parte del bagaje de falsas cualidades del candidato.

Cuando en la boda el macho encubierto jura ante el altar “amar hasta que la muerte los separe”, solo cumple con un ritual que le permitirá abusar en todos sentidos de la víctima inocente que le acompaña. Cuando el presidente electo jura “cumplir y hacer cumplir y hacer la Constitución y las leyes que de ella emanan” oculta las palabras que completan su verdadero sentimiento y que no tardará en poner en práctica que son “cuando esté de acuerdo a mis deseos, caso contrario, las modificaré a mi conveniencia”.

Durante la luna de miel gubernamental no tarda en retirarse la piel de oveja y mostrarse como el verdadero lobo que es para el pueblo de México, aun cuando exista una mayoría que esté dispuesta a continuar con los maltratos recibidos que considera prueba de su amor.

Su actuación evidencia que continúa siendo el resentido atacante de las “clases adineradas” a quienes culpa de todos los males; se solidariza y apoya a quienes bloquean vías de comunicación, es totalmente incapaz de utilizar la legítima fuerza del estado conferida por la Constitución confirmando la falsedad de su otrora lema de “Honestidad Valiente” demostrando que carece de ambas cualidades, cancela la construcción del aeropuerto de Texcoco alegando corrupción sin demostrar con  pruebas fehacientes apoyándose en amañadas y parciales encuestas, evidencia que la corrupción no se reduce a dinero, tampoco vemos encarcelado a algún huachicolero y pregona el triunfo de este aspecto como el de una operación limpia sin considerar el cúmulo de muertos causados por este crimen; se arroga facultades de las que carece al tratar de cancelar decisiones que requieren modificación de la Constitución para llevarlas a cabo; menosprecia a quienes hemos conseguido títulos universitarios argumentando que para dirigir una nación lo único que se requiere es sentido común, sin darse cuenta de que se cumple en él el refrán que dice: “dime de qué presumes y te diré de qué careces”.

Podría alargar la lista al triple, más lo que pretendo transmitir es la reflexión de que debemos prepararnos para el final de la luna de miel que inevitablemente se dará cuando el crecimiento del PIB se convierta en negativo y el enamoramiento se revierta, lo cual está difícil de ser pronto ya que los amlovers compiten en intensidad con los pedroninfantelovers, lo que ya es decir, y al señor se le acaben los culpables a quienes achacarles los males del país.

Es el momento de empezar a preocuparnos por un nuevo rumbo.

Esto es para los que sabemos quien es el culpable y que nos invitará a su rancho al final de su mandato.

Fecha: 
Jueves, 21 de Noviembre 2019 - 09:10
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 21 de Noviembre 2019 - 11:25
Fecha C: 
Viernes, 22 de Noviembre 2019 - 00:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Ya llegó Evo

Ya llegó Evo y su llegada a México da mucho de que hablar. Porque con ella parece haberse puesto sobre la mesa de la región latinoamericana un recalentado de la Guerra Fría, que parece haberse expresado el día de hoy hasta por los cielos, que desvía la atención de lo que verdaderamente está mal.

Tan sólo hoy cuatro gobiernos de “derecha”, Argentina, Chile, Perú y Brasil, le negaron el espacio aéreo al avión de la Fuera Aérea Mexicana en el que viajaba el expresidente Evo Morales. Mientras que el presidente Trump aprovechó parta mandarle un saludo a Ortega y a Maduro, y este último aprovechó para decir que el mandato de Evo no ha terminado y que inicia una nueva etapa de la “revolución bolivariana”.

¿A qué voy con todo esto?

A que me parece totalmente caduco que en pleno siglo XXI se sigan avivando ecos de la guerra y que también me parece que el decidir si la llegada de Evo Morales a nuestro país, está bien o está mal, debe ir más allá de todo esto.

Porque la experiencia ha demostrado que en el mundo poco puede resolverse con invocar la pobreza y acusar al imperialismo estadounidense o con invocar la libertad y acusar al comunismo poco puede resolverse.

¿De qué sirve agarrar un micrófono, polarizar y dejar suelta a la única ideología que todos deberíamos estar combatiendo?

Con esto me refiero a la corrupción que ha demostrado ser ambidiestra en toda la región, porque ha sido tanto de derechas como de izquierdas, y de la que Evo Morales tampoco se salva.

Porque si bien este último hizo mucho por Bolivia en términos de crecimiento económico, y combate a la pobreza, la pobreza extrema pasó de 38% a 17% entre 2006 y 2017, los diversos actos de corrupción de los que se le acusa, que van desde un avión, una casa, hasta coimas, acabaron con su apoyo popular y lo bien que pudo haber pasado a la historia. Sobre todo, porque también demostró que la corrupción va mucho más allá de los bolsillos.

Al intentarse quedar tanto en el poder, estando cerca de cumplir 14 años, demostró que sus ideales democráticos estaban corrompidos.

Se esperaba que el primer presidente indígena de Bolivia terminara su mandato en 2020,  pero en noviembre de 2017 Morales consiguió que el Tribunal Constitucional del país le diera luz verde para volverse a postular en las elecciones de este año.

Fallo que revocó el mandato de los bolivianos en el referéndum de febrero 2016 que le dijo no a un cuarto mandato presidencial con el 51.3% de los votos y que hoy es el responsable de que los bolivianos se encuentren divididos entre un fraude electoral y un golpe de estado.

La corrupción destruye pueblos, proyectos políticos y va más allá de los bolsillos.

Ya llegó Evo.

El último en salir apague la luz.

Fecha: 
Miércoles, 13 de Noviembre 2019 - 08:35
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 13 de Noviembre 2019 - 10:50
Fecha C: 
Miércoles, 13 de Noviembre 2019 - 23:50
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

A propósito de micropartículas

Ha sido hasta en fechas recientes, cuando la OMS puso el foco en la concentración de micro plásticos en cuerpos de agua, y los niveles de estos en el líquido vital para consumo humano.  A partir de un reporte preliminar, publicado el pasado mes de agosto, los investigadores reconocen que hay mucho por estudiar. Es muy grande el contraste de niveles de partículas plásticas en varios reportes, sobre todo las menores de 5 milímetros detectadas en el agua para consumo humano.  Atribuyen esta enorme variación al tipo de filtros utilizados para cribar el agua y analizar su sedimento. En fin, no vamos a tocar el tema más allá, solamente cierro este andamiaje introductorio con un aviso importante para las madres embarazadas o con niños recién nacidos. Buena parte de los micro plásticos en cuestión, provienen de biberones y mamilas. Además, claro, del agua utilizada en la preparación de fórmulas en polvo.  Proporcionar lactancia materna exclusiva es un regalo de vida para sus hijos. Una evidencia más para promover esta maravillosa práctica alimentaria.

Parto de lo dicho sobre plásticos para hablar del mexicano y la legalidad.  Los investigadores descubren residuos plásticos en peces, reptiles, mamíferos, aves, y cuanto ser vivo habite en ambientes acuáticos. Los descubren porque los hay, y los hay en grandes cantidades. Por un momento, en un juego de la imaginación, comparé dichos micro residuos, sobre todo los provenientes del consumo de plásticos de un solo uso, con las partículas “amorales” que vamos acumulando los mexicanos en nuestro diario actuar.  De entrada, debo reconocer que el término “moral” me genera cierto escozor, desde que se ha convertido en palabra manida con fines clientelares. Pero, en fin, la expresión existe y ahora la necesito.  Así que, dejando de lado la forma como en ocasiones se utiliza, hago uso de ella para lo siguiente: los mexicanos estamos invadidos por micropartículas amorales que infiltran nuestro modo de pensar y de actuar.  Y así como, si nos hicieran un aspirado del tubo digestivo, encontrarían residuos plásticos provenientes de todo cuanto hemos ingerido, de igual manera, si nos hicieran un “aspirado de conciencia”, habrían de toparse con grandes cantidades de micropartículas amorales.

La doble moral es tan nuestra como la tortilla.  Digo una cosa y hago otra.  Critico lo que hace el vecino, aunque yo actúe de modo similar, desde lo oscurito.  No pasa nada, mientras no me atrapen en la movida. Y aún así, en caso de que me pongan en evidencia a través de material gráfico, puedo alegar una y mil cosas, para desacreditar la imagen que señala que yo hice lo que sostengo que no hice. Para ejemplos tenemos incontables, hasta el absurdo.

Ahora bien, ¿los grandes pillos surgieron por generación espontánea?, ¿nacieron en el seno de una familia ejemplar, y de repente cambiaron?... Más que evocar la figura de Doctor Jekyll y Míster Hyde, podemos decir que a la fecha la corrupción es tan evidente, puesto que es resultado de una acumulación de micropartículas amorales. Estas nos han ido invadiendo las áreas anatómicas que corresponden a la elaboración de juicios de conciencia. Con la plasticidad que le es propia, el sistema nervioso es capaz de activar o de ir bloqueando regiones involucradas en la conducta ética.  A modo de un gran receptor, el cerebro toma y procesa los elementos culturales que hay en derredor suyo, y mediante el sistema de depuración propio, elige qué guarda y qué desecha.  Ese sistema de depuración proviene, inicialmente, de los principios familiares que le fueron inculcados.  No podríamos atribuir de manera exclusiva a la influencia familiar lo que ocurra a futuro, en la vida adulta de un individuo, pero sí podemos considerar que, en la parte inicial, el marco de principios y valores dentro del cual un niño nace y crece, ejerce un papel fundamental.

El entorno nos bombardea constantemente con partículas amorales milimétricas que llaman a desatender la ley, a actuar por la vía cómoda, sin importar el apego a la honestidad.  Nos llama a sacar ventaja siempre que sea posible, y a ignorar olímpicamente las normas de la comunidad.  Comerciales, series, telenovelas.  Personajes, argumentos, tramas… Me atrevería a decir que poco o nada se salva de esa contaminación “micro amoral” que insta al hedonismo por vía de la racionalización: “Te lo mereces”.  “Si no lo aprovechas tú, alguien más lo hará”, o el clásico “Pero si todo el mundo lo hace”.  Y otro tanto de premisas que nos instalan en la región oscura del “No pasa nada”.

Actuar apegados a lo que debe ser, no por miedo al castigo, no por salir en la foto, no porque me están mirando y debo quedar bien.  Actuar apegados a lo que corresponde por convicción personal, movidos por la certeza de que es lo mejor para todos.  Aplicar la regla de oro. Colocarnos en los sentidos un filtro para atrapar esas micropartículas amorales que nos han llevado hasta donde ahora estamos, en un México indiferente, a ratos violento. Un México donde lo que cuenta pareciera ser la capacidad de controlar a otros, de modo de salirnos siempre con lo que queremos.

La ONU ya se ocupa de los peces y los pelícanos. Mi propuesta es que, cada uno de nosotros, emprenda una descontaminación equivalente, en la formación de esos futuros ciudadanos que hoy tenemos en casa, con los ojos puestos en nosotros, como sus principales modelos a seguir. Del mismo modo en el que tiempo y exposición al plástico alcanzaron el terrible nivel de contaminación que padecemos, hagamos que las pequeñas dosis de ética y moral permeen los pensamientos y las acciones de nuestros niños de hoy, para encauzar a México, hasta llegar a ser el mejor país que puede llegar a ser.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 07 de Octubre 2019 - 13:35
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 07 de Octubre 2019 - 15:50
Fecha C: 
Martes, 08 de Octubre 2019 - 04:50
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Meollo del Asunto: “Diablitos”

En la presente administración federal los mexicanos perciben menos corrupción porque no pueden, no quieren, no saben o no les conviene identificarla. Pero de que existe y es igual o más que antes, es un hecho.

La empresa Productiva y Subsidiaria CFE, Suministrador de Servicios Básicos, alertó del incremento de este delito, al que le ha dado por llamar “tomas clandestinas de electricidad”. Más conocidos por “Diablitos”.

Se prevé que al cierre del año las pérdidas por este concepto alcanzan los 8 mil 772.4 millones de pesos, sin incluir las que se originan en el propio sistema debido a errores de facturación, fallas de medición u otros usos ilícitos.

CFE declara que existen casi 70 mil tomas clandestinas. Las que producen un grave daño no sólo a la paraestatal, sino al país entero. Eso es corrupción.

En el dato no se ha incluido a los hogares que CFE no ha detectado con “arreglos” en los medidores para no registrar el consumo real. Eso también es corrupción. Y no es del gobierno. Es de la gente en general.

La que podría haber contestado falsamente la encuesta de Transparencia Mexicana acerca de la Percepción de la Corrupción, que asegura percibe menos corrupción que el año pasado.

Es la gente que condena la corrupción en el gobierno y las empresas, pero es omisa al señalar la corrupción personal. La que forma parte de su vida diaria. Mide con doble resero.

Por lo mismo le comentaba que los resultados del Barómetro Global de la Corrupción dado a conocer apenas el día de ayer, deben de tomarse con las reservas del caso.

No reflejan la realidad que vive el país y que muestra este estudio de CFE. Que la corrupción en México es parte de la cultura y una práctica recurrente de muchas personas.

La CFE detectó en 2013, 13 mil tomas clandestinas. Para 2018 detectó más de 61 mil. Prevé para este año casi 70 mil tomas clandestinas. Es decir, hogares, en su mayoría que están robando electricidad. Eso es corrupción.

Este robo representó en 2013, 1,173 mdp. En 2018, casi 4 mil 200 mdp. En lo que va de 2019 casi 3 mil 700 mdp y estiman que al final del año, es decir, en tres meses, las pérdidas para CFE estarán en el orden de los 8 mil 800 mdp.

Las cantidades de las pérdidas las pagamos todos los consumidores. En otras palabras, las pérdidas que CFE sufren por robos de electricidad vía “diablitos”, nos cuestan a todos. Lo queramos o no. Lo sepamos o no. La corrupción nos cuesta a todos. ¿Cuánto?

La última vez que pregunté, nos costaba ya más de 14 mil pesos al año. Lo que suma el total del monto estimado que se pierde por corrupción en el país. 10% del PIB. Algo así como 500 mmdp.

Los datos de los “diablitos”, son sólo una fracción de la gran corrupción que se da entre la población. Una que es tolerada. Ya que si CFE sabe de las tomas y puede hacer un cálculo en pesos y centavos.

Alega que no le alcanza el personal para combatir la práctica. Lo que me parece inverosímil.

Sé que para que la corrupción se dé, se requiere de al menos dos entidades participativas.

Y este caso no es diferente a los que se detectan o se sabe que existen en otras esferas de la población.

Jordan Peterson señala que: “el engaño y la falsedad individual es la precursora del totalitarismo social”.

Afirmo que éste totalitarismo social se vive en México por la práctica de la corrupción social y de algunas entidades de gobierno. Pero también de algunas empresas e instituciones diversas.

La corrupción es como el aire. Está presente en todas partes y es por lo mismo que en todas partes tiene que combatirse. No sólo en el gobierno.

No sólo la gente que se desempeña en el gobierno. Que es a la única que se señala y a la que se reprueba. Hay que combatir la de la gente en general. Pero de esa no se habla o se señala, porque a la gente no le conviene.

Octavio Paz, en su El Laberinto de la Soledad, señalaba una forma de corrupción arraigada en la cultura y que le mencioné ayer. La mentira.

Paz afirmaba que; “el mexicano miente porque le encanta la fantasía, o porque está desesperado y porque quiere elevarse por encima de los hechos sórdidos de su vida”.

Esta es una razón por la que no creo mucho en encuestas del tipo que se ha levantado para conformar el llamado Barómetro de la Corrupción 2019. Porque no son reales.

Porque no se consideran diferentes tipos de corrupción. Que si bien menores, inician el itinerario del crimen.

También porque cada año o cada que quieren, en TI o TM aumentan el catálogo de acciones que consideran como corruptas, cuando la misma definición de corrupción las ha señalado desde siempre. Como el chantaje sexual.

Por ilógico que parezca, no ha sido hasta este año en que el acoso o el chantaje sexual sean penalizados como una forma de corrupción. Esto de acuerdo a Eduardo Bohórquez; que es el director de Transparencia Mexicana y que en entrevista periodística declaraba en este sentido a principios de esta semana, la última de septiembre.

¿Cuántos ilícitos más están en esta misma situación?

Es por estas razones que nuestro “querido presidente” debe de guardar su pañuelo blanco con el que señaló el fin de la corrupción tolerada. Sea ésta arriba. Sea ésta abajo.

El hecho es que mientras en CFE se toleren los “diablitos”, no se podrá afirmar categóricamente que la corrupción no existe más en las esferas del gobierno. Y lo afirmado por nuestro querido presidente estará entre dicho. Pues aquí le he presentado no sólo el porqué, sino El Meollo del Asunto.

Autor:

Fecha: 
Viernes, 27 de Septiembre 2019 - 12:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 27 de Septiembre 2019 - 14:15
Fecha C: 
Sábado, 28 de Septiembre 2019 - 03:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Meollo del Asunto: Barómetro Global de la Corrupción 2019

La percepción de la corrupción se mide con base en una fórmula matemática que los economistas dominan y que la mayoría de los mortales ignoramos.

Aunque hasta con una regla de tres simple podríamos determinarla. Pero esto no es así de sencillo. ¿Por qué?

Porque se trata de medir la percepción que la gente tiene de un fenómeno que incluye un porcentaje alto de posible corrupción. Y se hace mediante la pregunta directa referente a si uno ha participado en algún acto que involucre el que uno haya dado una mordida.

Es decir, si uno pagó la mordida que le pidieron.

¿Cómo responderías tú?

La agencia Transparencia Internacional condujo algo que llama: “El Barómetro Global de la Corrupción 2019. Un ejercicio anual que lleva a cabo en los países que forman parte de la OCDE.

El que reveló que solo el 44% de los mexicanos percibe más corrupción este años y uno de cada tres reconoció haber pagado un soborno”. O sea, un 33% ha pagado un soborno.

Lo que considero muy bajo para un país como México, que ocupa el lugar 135 en el Índice de Percepción de la Corrupción, de Transparencia Internacional.

La misma agencia define la corrupción como el abuso de poder otorgado a una persona, para su beneficio personal.

Nada se habla de soborno o dar una “mordida” como tal. La agencia habla de abuso de poder.

Y en esta categoría, del abuso, podría incluir decenas de formas que en México se practican todos los días y no son consideradas en las encuestas de T.I. Pero que sí son corruptas.

Como el meterse en una fila. Estacionarse en tercera fila frente a la entrada de la escuela de los hijos, para que éstos se bajen. Introducir dulces al cine. Llegar tarde a una cita y echarle la culpa al tráfico, cuando la causa es otra, la “procrastinación”.

Como decirle a una persona que no está en el sitio, cuando es mentira.

En México a la mentira se le asignan colores y sentimientos. Es blanca o piadosa. Hay grises y “asegunes”. Se ve con cristal de cierto color, etc.

A la mentira no se considera una forma de corrupción. Pero lo es.  Y de acuerdo a un estudio de la Universidad de Nuevo León, elaborado en el 2013 por la investigadora Claudia Castro Campos. “Los mexicanos mentimos en promedio 10 veces al día”.

Desde la inocente respuesta de que uno está bien, cuando se nos pregunta que cómo estamos.

Algunas personas dirán que es muy exagerado el afirmar que tal cosa es corrupción. Pero el que lo digan no le quita la verdad al hecho. Mentir es corrupción.

La corrupción es el abuso de poder para beneficio personal, pero también es cualquier tipo de degenere de algo, de violación de normas, códigos, estándares, leyes y trancas.

Involucra el dilatar algo a propósito, hacer un favor que va en contra de la regla. Falsear un currículum. Ofrecer algo que se sabe no se puede cumplir. Y si le sigo, también lo sería aceptar un puesto público o privado para el que se sabe uno no está capacitado para desarrollar y otras cosas semejantes.

El Barómetro no pregunta sobre eso y sí lo hiciera, no tendría una respuesta honesta por parte de la persona encuestada. La que mentiría para salvar la reputación.

Pero volviendo al estudio en mención, este señala que:

“Entre enero y marzo de 2019, para esta medición se encuestó a más de 17,000 ciudadanos que viven en 18 países de la región.

En el caso de México, el levantamiento de información fue realizado por Ipsos entre el 26 de febrero y el 9 de marzo de 2019.

En el caso de México, el 44% consideró que la corrupción aumentó en los últimos 12 meses.

El porcentaje mexicano es menor que el expresado en 2017, cuando el 61% de los encuestados reportó un incremento en la corrupción durante el año anterior a la aplicación de la encuesta.

No obstante, uno de cada tres mexicanos reconoció que tuvo que pagar un soborno para acceder a un trámite o servicio público en 2018, mientras que en la encuesta pasada la mitad de los entrevistados (51%) reportó haber incurrido en esta práctica”.

El Barómetro aumenta las esperanzas de que se produzca un cambio positivo.

El 77 % de los ciudadanos sostienen que pueden ayudar a detener este fenómeno. ¿Cómo?

“Promover una mayor integridad política, en especial en época de elecciones. Mejorar la transparencia del financiamiento político. Disminuir los factores que propician los sobornos, en especial, en los servicios públicos. Fortalecer las instituciones judiciales. Empoderar a las personas, la sociedad civil y los medios de comunicación para que denuncien casos de corrupción”.

El Programa Nacional Pro Integridad, Avanza Sin Tranza que dirijo, se especializa en capacitar o dotar a las personas no sólo para que denuncien, sino para que no participen en actos corruptos. ¿Cómo? De diferentes formas y usando variados mecanismos.

El principal tiene que ver con una concientización de la persona. Que es lo que significa “empoderarla” para que tome una decisión, consciente, voluntaria, libre, meditada, que le genere hábitos, para no participar en algún tipo de corrupción.

Para que se dé, la corrupción requiere de dos participantes activos. Quien “muerde” y la persona “mordida”.

La meta entonces es sacar a una persona de la ecuación. Lo que es una tarea muy compleja y harto difícil.

Es mucho más fácil gobernar este país o sacar petróleo de la tierra- de acuerdo al criterio de algunas personas que afirman que no tiene chiste y que no se requiere de ciencia alguna- que tratar de convencer a que la persona viva alejada de cualquier tipo de corrupción, para que diga y exprese el axioma que propongo: Avanza sin tranza.

Ahí El Meollo del Asunto.

 

 

Autor:

Fecha: 
Lunes, 23 de Septiembre 2019 - 12:10
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 23 de Septiembre 2019 - 14:25
Fecha C: 
Martes, 24 de Septiembre 2019 - 03:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

En realidad, está acabando con la corrupción la 4T

En el pasado informe de gobierno el presidente López obrador afirmó, “si me piden que exprese en una frase, cuál es el plan del nuevo gobierno respondo, acabar con la corrupción y la impunidad” 

Con ello nos aclara una vez más, que el combate a la corrupción es el eje central de su gobierno y la causa de los principales problemas del país, para entenderlo mejor extraje lo siguiente del informe:

“La esencia de nuestra propuesta económica, consiste en convertir la honestidad y la austeridad en una forma de vida y de gobierno, es un hecho demostrable que la crisis económica de México, se originó por el fracaso del modelo económico neoliberal, aplicado en México por los últimos 36 años y por la más inmunda corrupción pública y privada. Nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes, y esa es la causa principal de la desigualdad económica y social, de la inseguridad y de la violencia que padecemos, por eso si me piden que exprese en una frase, cuál es el plan del nuevo gobierno, respondo acabar con la corrupción y con la impunidad”

Dentro de los datos que proporcionó, indicó que se redujo en un 94% el robo de combustible, lo que permitirá recuperar 50 mil millones de pesos, comentó que las compras de gobierno que este año representarán un billón de pesos, se hacen de manera concisa bajo coordinación de la secretaría de hacienda, por lo que se han ahorrado 145 mil millones de pesos en lo que va del año.

Además, comentó que se canceló la condonación discrecional de impuestos, a grandes corporaciones nacionales y financieras, asegurando que en los últimos dos sexenios se condonaron impuestos a 108 empresas por un monto de 21 mil millones de pesos, y se puso fin a la contratación generalizada e indiscriminada de personal de confianza,

Todo esto se escucha muy bien, aun considerando que como en todos los demás informes de gobierno presentados por todos los presidentes de este país, López Obrador nos presenta los datos más positivos en el tono lo más optimista posible sobre su gestión. Si consideramos las críticas que recibe su gobierno, sobre los efectos generados por las medidas para obtener los resultados resaltados en el informe, como el estancamiento económico, la cancelación de programas imprescindibles, el despido masivo de personal y el recorte de recursos de forma abrupta y sin evaluar sus consecuencias hacia la operabilidad del gobierno, entre muchas otras críticas justificadas.

Por todo esto me pregunto, si las acciones que ha tomado el gobierno en realidad nos llevarán a erradicar la corrupción el largo plazo.

Como una agradable coincidencia el Fondo Monetario Internacional acaba de publicar una serie de artículos sobre la corrupción, y el efecto en la economía de los países con altos índices de corrupción. Al igual que el presidente el Fondo Monetario Internacional diagnostica a la corrupción como la principal causa de muchos de los problemas de un país entre ellos la baja recaudación fiscal.

Según el artículo titulado “el costo de la corrupción”, un país con bajos niveles de corrupción recauda hasta 4 puntos más del PIB en comparación con un país similar, pero con altos niveles de corrupción. En el caso de México, la recaudación adicional de 4 puntos del PIB significa 741 mil millones de pesos, los cuales pueden ser utilizados para financiar los programas sociales que planea el presidente.

Para disminuir los niveles de corrupción el FMI recomienda:

  • Fortalecer instituciones que cubran áreas de alto riesgo de exposición a la corrupción, como procuración de justicia, administración tributaria, administración y manejo de recursos naturales. Estas instituciones deben fortalecerse con controles internos efectivos y medidas de fiscalización.
     
  • Promover la transparencia, a través del uso de tecnología, promoviendo la inversión en sistemas de comunicación y acceso a la información, para reducir las situaciones que propicien el uso de sobornos o tráfico de influencias.
     
  • Promover la libertad de prensa, mediante un mayor acceso a la información que vaya más allá de publicar la información, si no que además la desagregue lo más posible y la presente lo de forma clara, actualizada y explicada. Para de esta manera permitir a los ciudadanos monitorear el uso de recursos públicos del gobierno, y el progreso y fiscalización de obras públicas.   

Al igual que la mayoría de los mexicanos, parece que el presidente se está perdiendo en el famoso del dicho al hecho.

Ya que al mismo tiempo que nos recuerda cada vez que puede, que su gobierno no es corrupto como los demás, adjudica la amplia mayoría de obras y compras gubernamentales sin licitaciones públicas bajo circunstancias opacas, hasta el día de hoy no se han presentado ni nuevas leyes ni cambios en las instituciones encargadas de fiscalizar al gobierno, no se han presentado cambios en trámites y procedimientos gubernamentales como el pago de impuestos y obtención de licencias y permisos para eliminar situaciones propensas a la corrupción.

Y lo más importante, desde el día uno del nuevo gobierno, se ha aprovechado cada oportunidad posible, para minimizar y desprestigiar a la prensa, sociedad civil, ONGs, empresarios y cualquiera que se atreva a hacer una crítica hacia el gobierno, además que cabe recalcar la manera como varias secretarías y otras instituciones han reducido o eliminado la información que hacen pública, y los ya varios intentos por modificar la metodología con que se obtienen datos oficiales, como empleos creados o la medición de la pobreza.

Fecha: 
Viernes, 06 de Septiembre 2019 - 13:15
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 06 de Septiembre 2019 - 15:30
Fecha C: 
Sábado, 07 de Septiembre 2019 - 04:30
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Meollo del Asunto: México presente en Cartagena

Desde el pasado domingo 25 de agosto me encuentro en la ciudad de Cartagena de Indias, Colombia. El motivo; participar como ponente en la Semana Internacional Cartagena 2019.

Durante la misma, casi una treintena de profesionales mexicanos estamos presentando a la comunidad universitaria de la ciudad, a los empresarios, emprendedores, periodistas, catedráticos, líderes comunitarios y a las fuerzas políticas de la ciudad, lo que sus pares mexicanos estamos realizando en México.

El objetivo principal de la Alcaldía de Cartagena es traer a su ciudad, a un país del continente para que los “cartageneros” puedan conocerle, sin tener que viajar al mismo.

Es una magnífica idea que la Alcaldía, juntamente con nueve universidades ha tenido. El año pasado tocó a Canadá.

Entre estas instituciones se encuentran; la Institución Tecnológica Colegio Mayor de Bolívar (ITCMB), Universidad Tecnológica de Bolívar (UTB), Institución Universitaria Bellas Artes y Ciencias de Bolívar (UNIBAC), Universidad Jorge Tadeo Lozano (Utadeo), Fundación Universitaria Tecnológico Comfenalco, Corporación Universitaria Rafael Núñez (CURN), Universidad San Buenaventura (USB), La Fundación Universitaria Colombo Internacional y Universidad del Sinú. Todas coordinadas por la Alcaldía de Cartagena. Es un gran evento donde toda la comunidad se involucra. El ambiente es de celebración.

Sin duda que para los participantes directos en las conferencias y talleres que se llevan a cabo tendrán el beneficio de ser expuestos no sólo a otra cultura, otro país, otras costumbres.

Podrán interactuar con expertos en campos tan variados como; la  Ingeniería Informática en el programa oficial de doctorado en Inteligencia Artificial. Lenguas Modernas. Leyes y Derechos Humanos. Comunicación y Mercadotecnia. Ciencia Política.

También se presentan la Inocuidad Alimentaria, Conservación y el Procesamiento de Alimentos, toda una ciencia que se desarrolla en Irapuato. Emprendedurismo. Está gente del Conacyt. Periodismo y Comunicaciones. Y también por supuesto, la comunidad, la alcaldía y las universidades, desean saber cómo se lleva a cabo el Programa Nacional Pro Integridad Avanza Sin Tranza.

El evento terminará el próximo viernes con una gran kermés, que se prepara para que asista la ciudad entera. Es un evento que requiere de diez meses de preparación.

La logística de colocar a los expositores en dos eventos diariamente en las diferentes universidades. Movilizarlos. Alimentarles y estar atentos a las necesidades de cada uno requiere de un gran equipo de personas para realizar tal tarea.

El personal de la Alcaldía y docenas de voluntarios se encargan de ello. Lo hacen con eficacia. La atención para todos los visitantes de México es magnífica. No se diga el aprecio que los rectores y directoras de las Universidades nos demuestran.

La sede del evento ha sido el gran Teatro Adolfo Mejía. Un edificio cuyo interior es impresionante. Ahí ha sido la apertura del evento donde se ha presentado el folklore y la cultura colombiana para que la experimentáramos los visitantes. Los bailables y cuadros plásticos presentados nos mostraron la extensa y rica variedad de bailes, costumbres, modos y maneras de ser de las regiones colombianas. Una experiencia maravillosa.

A partir de ayer, la ciudad de Cartagena y la Ciudad de Puebla de los Ángeles, en el estado mexicano de Puebla, se han hermanado.

En una ceremonia donde el alcalde de Cartagena, Pedrito Pereira y la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, han firmado un documento que les hermana. Ahora surgirán no sólo turismo entre ambas ciudades, sino un intercambio de experiencias. Surgirán nuevos negocios que darán oportunidad a los emprendedores y a las empresas de diferentes ramos entre ambas ciudades.

He tenido oportunidad de platicar con la alcaldesa de Puebla y conocerle. En breve estaré en aquella ciudad para realizar una entrevista que les daré a conocer.

La Semana Internacional Cartagena 2019 se lleva a cabo a través de 300 actividades durante la semana. Se espera que asistan entre siete y nueve mil personas. Que serán expuestas las conferencias y muestras de la misma.

Procuran que el intercambio de experiencias, debido a la afinidad histórica y cultura fortalezcan las prácticas colombianas y mejoren la calidad de vida del cartagenero (así es como se dicen entre ellos).

El tema que quien escribe expone que ha tenido un recibimiento grandioso. Ha sido ya nombrado por líderes sociales y académicos locales como un referente para replicar en la ciudad y en el país.

Los estudiantes y académicos, el público en general, conocen ahora que se puede combatir el flagelo de la corrupción con algo más importante que las leyes y códigos que emanan de los congresos y cabildos.

Que los ciudadanos son quienes deben de iniciar la transformación que requieren y que les urge.

Cartagena es la cuarta ciudad en el índice de corrupción en Colombia. Donde Bogotá es la primera, Barranquilla, Bucaramanga, son las tres primeras.

Colombia tiene un problema grave de corrupción. Se encuentra en el lugar 92 en el IPC de Transparencia Internacional. Y el 79% de los casos de corrupción reportados corresponden a corrupción administrativa o en el sector público. El 69% de los casos de corrupción, ocurren en los municipios mencionados arriba. De acuerdo a un estudio de hace unos meses que realizó Transparencia por Colombia (TpC), el que en breve le comentaré.

Es por ello que el Programa Nacional Pro Integridad, Avanza sin Tranza, que dirijo en México, fue seleccionado como un programa social que inhibe la participación de la gente en actos de corrupción.

Y eso sobre otros programas que funciona ya en México. ¿Por qué? Por el aspectos ciudadano, social y porque ofrece algo más que leyes.

Trabaja para transformar los marcos de referencia de las personas. Que creen que sin la corrupción no se puede progresar, no se puede avanzar.

Eso y los elementos que conforman el programa, llamaron la atención de la Alcaldía de Cartagena, para extenderle una invitación a quien escribe, para ser uno de los ponentes del grupo de expertos y científicos, académicos y líderes sociales, empresarios y emprendedores mexicanos, que asistimos a la Semana Internacional Cartagena 2019. Y por eso ahí está presente, El Meollo del Asunto.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 28 de Agosto 2019 - 13:10
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 28 de Agosto 2019 - 15:25
Fecha C: 
Jueves, 29 de Agosto 2019 - 04:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Corrupción según Don Peje

Sin lugar a dudas es la bandera anticorrupción la que llevó a la silla presidencial al candidato del movimiento social político que encabezó el partido llamado Morena.

Ese ideal satisface los más profundos anhelos de nuestra sociedad y fue empleado en el momento preciso con sagacidad sorprendente para muchos y esperada por sus huestes azuzadas durante 18 años, supervivientes de dos campañas frustradas.

El que habla del camino es porque lo tiene recorrido; y quien lo ha recorrido durante tanto tiempo se convierte en un experto en él.

Desde el principio de su carrera política su posición antigobiernista genera simpatías entre los inconformes, en especial entre los medios escritos y electrónicos, sus acciones son aplaudidas con la justificación de estar en contra de la corrupción rimbombante del entonces partido único y después dominante.

El hecho de comprar un departamento de contado al regresar de Tabasco después de desempeñarse como burócrata de medio pelo no llamó la atención de ningún periodista de investigación, pero, toda proporción guardada, merecía un reportaje por posible corrupción como el de la Casa Blanca.

Más adelante el bloqueo de 51 pozos petroleros; las marchas a la ciudad de México con sus plantones le permitieron obtener popularidad y despertar sospechas de otro tipo de corrupción, la joya del tesoro se encuentra en el plantón al Paseo de la Reforma, a ciencia y paciencia de la ciudadanía que se conforma con insultarle y darle la vuelta.

Su acceso a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal se caracteriza por la corrupción que se inicia desde su registro como candidato presionando para que se haga con él una excepción a los requisitos para registrarse, continúa con la detención en Estados Unidos de su jefe de Finanzas quien viajaba frecuentemente a Las Vegas lo cual era imposible con el sueldo de funcionario y muestra su incapacidad de supervisión; las donaciones forzadas de Carlos Ahumada enviadas por conducto del señor que despachaba en su oficina contigua y otros mensajeros similares y a lo que nunca dio explicación; la construcción de un segundo piso del periférico cuyos verdaderos números a la fecha no se han descubierto por más que se diga que se haya cumplido en tiempo y forma pero nunca ha habido una verdadera auditoría; la falsificación de datos de una supuesta disminución de delincuencia y los niveles de satisfacción; rematando con un juicio de desafuero que Vicente Fox no quiso sancionar como debía por la certeza de que su prisión hubiera aumentado su popularidad.

El señor conoce la corrupción por haberla experimentado en carne propia.

Creo que todos tenemos oportunidad de regenerarnos y no me cabe duda que ha recibido asistencia moral y espiritual que posiblemente le haya llevado al arrepentimiento y motive en él un legítimo propósito de enmienda; la fuerza de los valores es tal que hasta un experimentado infractor puede ser llevado al camino del bien.

Sin embargo, dentro de la rectificación de actitudes y promoción de verdad y bondad, tiene que ser determinante su experiencia de vida y su aplicación a la vida real de los propósitos enunciados, aunque no se hayan vivido. Un presidente gobierna para todos, los suyos y los demás, más qué difícil es entender lo que es productividad para quien en la vida jamás ha generado un puesto de trabajo donde arriesgue su capital, su prestigio y el sustento de su familia.

Si sólo ve a los pobres como capital político y jamás les ha preguntado qué prefieren: ¿vivir de limosna o tener un trabajo? Estoy seguro que el 95 % de ellos preferirían el trabajo. La limosna es castrante y genera holgazanería a diestra y siniestra, además nunca de los nuncas alcanzará para satisfacer las necesidades de un pueblo. La permanencia de la pobreza garantiza la preferencia electoral de su corriente y si se disfraza de combate a la corrupción, pues mejor.

Bueno sería para todos si definiera su concepto de corrupción y los objetivos que busca para erradicarla. El mayor error que ha cometido hasta la fecha es la cancelación del aeropuerto argumentando la corrupción que según él dominó su construcción, a pesar de que su misma gente ha afirmado no encontrar huellas de corrupción, pero con tozudez digna de mejor causa insiste en su calificativo mas no ha logrado presentar un solo caso concreto y evidente donde termine acusando al menos a un corrupto, ¿no es eso corrupción?

Lo mismo podemos preguntar de la encuesta amañada, parcial y hecha a un público que no es objeto de operación aeroportuaria, ni como constructores, usuarios, empleados o servidores del inmueble. Con toda la ilegalidad del mundo se apoya en esa encuesta para cancelar la obra evadiendo su personal responsabilidad.

Cualquier persona medianamente enterada de la historia de la corrupción en México no tardaría en identificar como una de las mayores fuentes de corrupción a PEMEX y no sólo con el robo de combustibles sino en las miles de corruptelas que se dan en los puestos laborales, los servicios internos y la venta y alquiler de plazas sindicalizadas que tienen ya una gran sobrepoblación, más que ninguna petrolera en el mundo, sin que exista la productividad que debiera ser su obligación.

Si en lugar de la operación antihuachicol preparada para su lucimiento personal donde se pasó por encima de leyes y reglamentos de adquisiciones hubiera detectado a los corruptos desde dentro de la empresa hubiera tenido mayores resultados sin poner en riesgo el abasto ni las vidas de tantas personas involucradas en los resabios de la operación en grande de los delincuentes.

¿No es corrupción dividir al país con criterio maniqueo en fifís y chairos?

Antes de hablar de moralidad debería de darnos un diccionario donde se defina exactamente lo que él entiende por corrupción y lo mismo para conservadores, neoliberalismo, traidores a la Patria, progreso, inflación, recesión, generación de pobreza, etc. Y así poder entender hacia donde nos lleva.

Fecha: 
Viernes, 23 de Agosto 2019 - 13:20
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 23 de Agosto 2019 - 15:35
Fecha C: 
Sábado, 24 de Agosto 2019 - 04:35