Se encuentra usted aquí

coordinadora operativa de la GN

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Cuarta Transformación y la Policía Federal

El pasado miércoles 3 de julio se originó una protesta de elementos de la Policía Federal (PF) inconformes por su presunta incorporación obligatoria a la recientemente creada Guardia Nacional (GN), así como el rechazo a ser evaluados por mandos militares, la pérdida de prestaciones laborales y antigüedad al ser reubicados en el nuevo cuerpo castrense. Instalaciones de la Policía Federal, ubicadas en la Alcaldía de Iztapalapa, siguen tomadas junto con cierres momentáneos a la circulación vial en varias arterias principales de la ciudad. Ese mismo martes hasta el lugar llegó la coordinadora operativa de la GN, Patricia Rosalinda Trujillo Muriel, para tratar de solucionar el conflicto y fue recibida por algunos elementos a empujones y protestas por lo que debió ser salvaguardada para poder ingresar al Centro Operativo de la PF.

Se han originado numerosas mesas de trabajo con representantes de los policías inconformes y con representes del gobierno que no han logrado llegar a acuerdos en varios días de negociaciones, ya que divididos los elementos han desconocido a varias comisiones formadas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, ha descalificado el origen de las protestas al asegurar que no se estaba despidiendo a ningún elemento, no se obligaba a nadie a formar parte de la GN y que no se iban a perder prestaciones laborales, acusó de mano negra en la protesta. También informó que la PF sería disuelta en 18 meses pues era presa de la corrupción.

El clima se enrareció cuando un policía solicitó la polémica “representación” sindical del expresidente Felipe Calderón, así como las acusaciones de que la PF en tiempos de Genaro García Luna, era protectora del cartel de Sinaloa, sin olvidar el montaje durante la captura de Florence Cassez.

En días previos a la movilización de elementos de la PF se difundieron en redes sociales las difíciles condiciones que padecían los nuevos reclutas de la GN como era el hacinamiento en casas en obra negra, inexistencia de sanitarios, algunos vehículos en malas condiciones pero rotulados con la nueva imagen de la corporación y equipamiento obsoleto para la nueva misión de recuperar la seguridad en zonas secuestradas por el crimen organizado y el narcotráfico.

Como se recordará la actual conformación de la PF ha pasado por varias etapas de renovación, en el sexenio de Ernesto Zedillo se constituyó la Policía Federal Preventiva (PFP) derivada de la policía federal de caminos, estuvo adscrita a la Secretaría de Gobernación y luego a la recién formada Secretaría de Seguridad Pública (SSP). En tiempos de Calderón se cambió de nombre de PFP a solo PF y se le dio capacidad de investigación y de auxilio a policías locales y estatales, aun así el expresidente decidió usar al ejército y a la marina para combatir su fallida guerra contra el narco, dejando un desastroso legado que aún padecemos.

En el sexenio del expresidente Enrique Peña se desapareció la SSP y la PF estuvo en control total de la poderosa Secretaría de Gobernación que se le confeccionó a la medida al malogrado precandidato presidencial priísta Miguel Ángel Osorio Chong, quien dilapido recursos económicos y personal especializado, en la misión incumplida de brindar mayor seguridad a todos los mexicanos.

Desafortunadamente es tradición en el país que todas sus policías locales, estatales y federales padecen de insuficientes condiciones laborales que les permitan cumplir con su difícil labor. La PF solicitó apoyo para respetar sus condiciones laborales y sus derechos humanos, en una paradoja total ya que en los últimos sexenios fueron los encargados de disolver Luz y Fuerza del Centro y amedrentar a los maestros de la CNTE.

Los elementos de la PF laboran 25 días del mes y descansan los 5 restantes para regresar a sus lugares de origen y estar con sus familias, con su traspaso a la GN, alertaron que perderían sus días de descanso y un bono económico. Los casi 40 mil elementos tienen una formación policiaca que sería difícil embonar con la férrea disciplina y costumbres de la milicia la cual será la voz mandante en la estructura de la GN.

La premura en la conformación de la GN, después de la ley que aprobaba su existencia, es evidente ante el enorme reto que son las cifras escalofriantes en materia de delincuencia y crimen. El secretario de la SSP Alfonso Durazo, falló en comunicar y explicar a los elementos de la PF las cuestiones básicas sobre el estado que guardarían sus prestaciones y antigüedad, sumado a que la conformación de este nuevo cuerpo militar es complejo por la extracción desigual de sus elementos.

Se ha denunciado que muchos de los dirigentes del movimiento no son elementos en activo de la PF, incluidos algunos que enfrentaron procesos penales, por lo pronto los elementos de la PF que participaron en las protestas, no volverán a ser aceptados en la conformación de la GN. También se solicitó a la ciudadanía ser comprensiva y no permitir chantajes.

En los nuevos tiempos de la Cuarta Transformación y el paso a la consolidación de la policía de élite que será la GN, es lógico que existan errores y omisiones que afectaron a numerosos elementos federales, por las premuras propias del ejercicio político del régimen. Hasta el cierre de este texto, las negociaciones continuaban.

Sin embargo, es menester saber que si se desea un adecuado cuerpo policiaco que combata a los todo poderosos grupos delincuenciales, recupere zonas del territorio nacional dominado por el crimen y restablezca el estado de derecho, se requiere de los elementos mejor capacitados, con condición física adecuada y sobre todo con intachables historiales de confianza. Porque de lo contrario el cambio de nombre de una Institución a otro, no traerá los resultados requeridos y será un simple cambio cosmético en el problema más grave y enraizado que padece el país. 

Autor:

Fecha: 
Martes, 09 de Julio 2019 - 13:05
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 09 de Julio 2019 - 15:20
Fecha C: 
Miércoles, 10 de Julio 2019 - 04:20