Se encuentra usted aquí

constructora

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Campañas decepcionantes o (y) ciudadanos apáticos?

Como ocurre en cada una de las últimas elecciones, no son pocos los analistas y opinadores que señalan que los partidos tienen campañas decepcionantes o francamente nauseabundas. Como si los partidos hicieran campañas por debajo del nivel ciudadano. Se asegura que no hay mensajes sobre los cómos resolver problemas y que todo o casi todo es campaña de desprestigio. En este camino, muchos terminan justificando que los ciudadanos no se interesen en política debido precisamente a todos esos defectos.

Para fines de pura especulación pensemos que es al revés: los ciudadanos son apáticos, no ahondan en la información que reciben en cápsulas de los medios de comunicación. Tal vez esta sea la causa de que los partidos políticos no elaboren mensajes más profundos y de más larga duración. Imaginemos que la lluvia de spots que nos chutamos se cambiara por un programa diario de media hora en horario estelar. En ese programa, los candidatos expondrían sus programas y los confrontarían. Imaginemos, en el colmo de la fresez, que no se permitieran acusaciones que no estuvieron probadas. ¿Serían más exitosas y más vistas las campañas? Es difícil creerlo.

Las campañas no están dirigidas a los comentaristas, analistas y académicos. Van dirigidas a la gran masa de votantes que está enojada por la situación del país, que quiere “sangre”, es decir, alguien a quien culpar. Empeñada en ganarse la vida, esa gran masa heterogénea de votantes no tiene tiempo ni energía para sentarse a ver y escuchar profundos y largos mensajes políticos o de ningún tipo. El tiempo y la dedicación sólo la tienen los profesionales, esos a los que no gustan las campañas; por cierto que, en muchos casos, estos profesionales no parecen profundizar tampoco en sus opiniones. No se trata de que la gran masa de votantes sea menos inteligente que los comentaristas, analistas y académicos. Si estos últimos fueran inteligentes no defenderían, como ocurre en muchas ocasiones, a políticos simplones o caudillescos. Los partidos políticos se han decantado por hacer campaña en dos vías: la descalificación de los adversarios y las propuestas muy, muy concretas. Acaso saben algo que los analistas no. Ya se verá.

De manual: El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, asegura que desde enero su empresa (OHL) sufre una campaña de difamación que se basa en conversaciones telefónicas obtenidas ilegalmente. Tiene razón, las conversaciones difundidas no tienen valor probatorio. Sin embargo, muestran un método de hacer negocios que no parece cosa sólo de Pablo Wallentin. Por ese hecho valen todas las investigaciones en su contra y se explica la baja en sus acciones. Los gobiernos deben investigar a fondo o arriesgarse a quedar en entredicho, como hasta ahora ha sucedido. También los gobiernos ven bajar sus acciones.

Fecha: 
Jueves, 28 de Mayo 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

OHL México: Corrupción rampante

Y sigue el escándalo alrededor de OHL México, la filial mexicana de la española OHL.

Hace un par de días se hizo pública otra grabación ilegalmente obtenida de varias conversaciones telefónicas sostenidas el 16 de enero pasado entre Gerardo Fernández, el director jurídico de OHL México, y Pablo Wallentin, quien entonces era el director de relaciones públicas de la misma empresa constructora y concesionaria de la autopistas Urbana Norte, Atizapán-Atlacomulco y Puebla-Perote, del Circuito Exterior Mexiquense, de la Autopista Urbana Norte, de la Supervía Poetas y del Aeropuerto Internacional de Toluca, y propietaria de la empresa de telepeaje Televía.

En las grabaciones se escucha a ambos acordar la manera de sobornar a magistrados no identificados y de dónde obtener el dinero en efectivo para pagar el soborno. Queda claro que no era la primera vez que realizaban pagos de esta índole y que el presidente de OHL México, José Andrés de Oteyza, no sólo estaba enterado del asunto sino que personalmente autorizó los pagos ilegales a los magistrados. Ni Fernández ni Wallentin mencionan quiénes son los magistrados ni a que tribunal pertenecen, algo que deberán dilucidar quienes supuestamente investigan el caso por órdenes del gobernador mexiquense Eruviel Ávila Villegas.

Durante su conversación, los ejecutivos de OHL México festejan el alza de tarifas que recién se estaba aplicando en el Circuito Exterior Mexiquense, pese a que en otras grabaciones hechas públicas anteriormente el mismo De Oteyza califica esos cobros como un fraude.

El caso de OHL México muestra hasta que punto se han llegado a mezclar los intereses económicos y políticos en una sola empresa, la cual ha ganado miles de millones de pesos que han salido directamente del bolsillo de los mexicanos que pagamos impuestos y utilizamos alguna de las muy caras y pésimamente construidas obras que los gobiernos del Estado de México y del Distrito Federal le han concesionado.

Es conveniente recordar que entre los miembros del consejo de administración de OHL México están, además del antes mencionado De Oteyza, quien fue Secretario de Patrimonio y Fomento Industrial del gobierno de José López Portillo, los siguientes exfuncionarios: Carlos Ruiz Sacristán, secretario de Comunicaciones y Transportes en el gobierno de Ernesto Zedillo; Jesús Reyes-Heroles González-Garza, Secretario de Energía durante el gobierno de Zedillo y director general de Pemex, durante el de Felipe Calderón; Sergio Hidalgo Monroy Portillo, quien fue director general del ISSSTE en el gobierno de Calderón. Es bueno recordar también que el actual director general de PEMEX, Emilio Lozoya Austin, fue consejero de la cuestionada empresa.

No es necesario ser un genio para saber que dos más dos suman cuatro ni para suponer que los contactos e influencia política de De Oteyza, Ruiz Sacristán, Reyes-Heroles y Lozoya jugaron y juegan un papel muy importante para que OHL México consiguiera y siga obteniendo sus jugosos negocios que a fin de cuentas nos han costado muchos a los mexicanos que no formamos parte de la clase dorada. Además de los 440,000 dólares anuales que el año recibieron por pertenecer al consejo de administración de la empresa es probable que también hayan recibido otro beneficios.

Todo parece indicar que el de OHL México es un caso de corrupción rampante que involucra a empresarios, exfuncionarios y funcionarios en funciones. La pregunta obligada es si será un caso más de impunidad.

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 28 de Mayo 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Otra vez Ebrard

Dudo mucho que Marcelo Ebrard esté buscando a toda costa ser legislador para servir a los mexicanos desde la Cámara de Diputados como integrante de una fracción minoritaria, como siempre han sido las de Movimiento Ciudadano (MC).

¿Para qué quiere ser diputado el cada día más desprestigiado político que ha tenido el privilegio de servir a la Patria desde cargos infinitamente mas importantes que una diputación plurinominal representando a un microminipartido fundado por Dante Delgado, otro desprestigiado expriísta que durante años vivió a expensas y al servicio del Andrés Manuel López Obrador?

La verdad es que Ebrard busca hacerse del fuero legislativo para protegerse contra cualquier acción de la justicia que pudiera ejercerse contra él en caso de que el ministerio público defeño y tal vez el federal decidan acusarlo de diversos delitos cometidos durante los años en que fue el gobernante del Distrito Federal.

Ya no se trata solamente del multimillonario fraude que se perpetró durante la construcción de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México, obra que él mismo decidió realizar, supervisó durante su ejecución e inauguró con bombos y platillos, sino de otros asuntos que van surgiendo conforme pasan los días.

Ayer, el diario defeño Milenio publicó un reportaje de Heliodoro Cárdenas que señala que durante la gestión de Ebrard el Gobierno del DF vendió en poco más de un millón de pesos un predio valuado en casi 33 millones de pesos sobre el cual una empresa llamada Enalser construyó el palacete de la colonia Roma Norte en donde actualmente reside el propio Ebrard. Lo que llama mucho la atención es que Enalser es la propietaria de la casa por la cual Marcelo paga 80,000 mensuales de renta y uno de sus accionistas, Sergio Fuentes Calderón, es socio en una empresa inmobiliaria de Enrique Ebrard Casaubón, un hermano de Marcelo.

Para complicar el asunto, otro socio de Enalser, Ernesto Castro García, es a su vez socio de otra empresa que en 2008 compró en 12.5 millones de pesos una casa en las Lomas de Chapultepec que curiosamente fue vendida a Francesca Ramos Morgan, la primera esposa de Ebrard y madre de los primeros tres hijos de éste. La casa está actualmente valuada entre los 19 y 36 millones de pesos.

Así las cosas tenemos que Marcelo, su hermano y una de sus ex esposas están involucrados en dos operaciones inmobiliarias cuyo monto es de varias decenas de millones de pesos.

Ayer mismo, el actual Jefe de Gobierno de DF, Miguel Ángel Mancera, ordenó que se investigara cómo fue la operación del predio de la colonia Roma Norte en donde se construyó el Château Ebrard.

Tal vez sería conveniente que Mancera empiece también a investigar otras obras realizadas durante el gobierno de su antecesor, entre ellas la Autopista Urbana Norte y la Supervía Poetas, obras concesionadas durante 30 años a la constructora española OHL, la misma que está involucrada en supuestos fraudes y actos de corrupción en el Estado de México.

La Línea 12, un palacete en la Roma Norte, una mansión en las Lomas de Chapultepec, un segundo piso del Periférico y una muy cara Supervía son cinco probables razones por las cuales con tanta desesperación Marcelo Ebrard busca el fuero legislativo. Podría haber más.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 19 de Mayo 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Como afecta la pérdida del satélite Centenario. El caso de la constructora OHL. Nuevo escándalo de Ebrard

La subsecretaria de Comunicaciones de la SCT, Mónica Aspe, nos explica qué tanto afecta a los planes de comunicaciones la pérdida del satélite Centenario. El presidente de la Comisión de la Agenda Digital y Tecnología de la Información de la Cámara de Diputados, Juan Pablo Adame (PAN-MOR) comenta sobre el foro que se llevó a cabo en dicha Cámara con motivo del Día Mundial de la Internet. En el estudio me acompañan Antonio Castro Quiroz y Armando Chacón y comentamos sobre el caso de la constructora OHL, las oportunidades para percibir mayores ingresos que da la educación. Hugo González comenta sobre la pérdida del satélite centenario. Mónica Uribe de la condena a la corrupción gubernamental del DF hecha por la arquidiócesis de México. Tere Vale explica el nuevo escándalo en que está involucrado Marcelo Ebrard.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 18 de Mayo 2015 - 19:30
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

OHL y De Oteyza

El 23 de julio de 1999, en mi columna que entonces se publicaba en el diario defeño El Universal, escribí sobre un individuo que como secretario de Estado fue funesto pero que gracias a sus influencias logró acomodarse muy bien dentro de la iniciativa privada después de fracasar dentro del sector público. Me referí a José Andrés de Oteyza, el catastrófico Secretario de Patrimonio y Fomento Industrial durante el gobierno de José López Portillo.

Esto es lo que anote hace ya casi 16 años: “Es increíble como políticos perdedores pegan el chicle dentro de la iniciativa privada. Por ejemplo, José de Andrés de Oteyza, el demagogo que contribuyó a la quiebra nacional al provocar la devaluación del peso en 1982, después de que como Secretario de Patrimonio y Fomento Industrial convenciera a José López Portillo a aumentar el precio de la mezcla del petróleo mexicano cuando los precios mundiales iban en picada, es vicepresidente de la constructora Tribasa, la misma cuyas carreteras tuvieron que ser adquiridas por el gobierno federal, la misma que se dice se benefició excesivamente gracias al Fobaproa. No hay que ser un genio para imaginarse la gran influencia que este ex funcionario público tiene dentro la administración zedillista, la cual le permite obtener trato privilegiado para la empresas a la cual hoy pertenece. Así, mientras que las estupideces de este individuo provocaron más hambre y miseria entre los mexicanos, él vive como potentado. Este es un caso en donde la revolución sí hizo justicia. Lástima que fuera para un churumbel que demostró ser muy mal mexicano”.

Desde ese mes de julio de 1999 a la fecha, Oteyza prosperó. Desde hace varios años es el presidente de la filial mexicana de la española OHL, la constructora y concesionaria del Circuito Exterior Mexiquense, de la carretera Atizapán-Atlacomulco, del Viaducto Bicentenario, de la Autopista Urbana Norte, de la Supervía Poetas, de la Autopista Amozoc-Perote, del Libramiento Elevado de Puebla y del Aeropuerto Internacional de Toluca. Todas ellas obras de mala calidad y altos precios para sus usuarios.

Durante las últimas semanas el nombre de OHL México ha estado en las noticias. Por un lado se hizo pública su intención de elevar aún más la de por sí alta y abusiva tarifa que le cobra a los usuarios del Viaducto Bicentenario en el Estado de México. Por el otro lado, también se difundieron sus planes de no concluir la obra que aún está inconclusa. Por si lo anterior no fuera suficiente, se supo que el gobierno del Estado de México le amplió su título de concesión hasta 2051. Y, para empeorar las cosas, se difundieron dos grabaciones de audio que dejan muy mal parada a la empresa.

En las grabaciones se escucha a quien hasta hace unos días era el director de Relaciones Institucionales OHL, Pablo Wallentin. En la primera conversa con el desde ayer ex Secretario de Comunicaciones mexiquense, Apolinar Mena Vargas, a quien le ofrece pagar sus vacaciones familiares en la Rivera Maya. En la segunda, Wallentin platica con Jesús Campos López, el director técnico de OHL, en donde aceptan que en enero la constructora infló las previsiones de tráfico del Viaducto Bicentenario, califican a la construcción como un “desmadre” y comentan como la constructora “salió forrada” gracias una obra cuyo coste se triplicó con respecto a las previsiones iniciales.

Derivado del escándalo, ayer rodó la cabeza de Apolinar Mena, quien fue cesado por el gobernador mexiquense Eruviel Ávila y sancionado con una multa de 189,000 pesos. Curiosamente, hasta ahora no ha sido mencionado el papel que en todo este asunto puede haber tenido el mero mandamás de OHL México, José Andrés de Oteyza.

¿Quedarán impunes los abusos demostrados y el probable fraude cometido por OHL? ¿Todo acabará con los ceses de Wallentin y Mena? ¿En las otras concesiones de OHL hubo abusos y malos manejos como los que ahora que se están conociendo en torno al Viaducto Bicentenario?

¿Cuál es el papel que en todo esto jugó José Andrés de Oteyza?

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 18 de Mayo 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Otro Diablo Pero el Mismo Infierno. Ahora le Tocó a Gobernación.

El diablo vuelve a aparecer —hacer de las suyas— y me refiero al reportaje de la revista Proceso sobre un posible conflicto de interés entre el Secretario de Gobernación y un contratista supuestamente favorecido durante su administración cuando fue gobernador de Hidalgo y relativo a unas casas situadas por los rumbos de las Lomas de Chapultepec.

En su respuesta, Miguel Osorio Chong niega la acusación. No tengo —ni mis familiares— una sola propiedad a mi nombre en el Distrito Federal como consta en mi declaración patrimonial. Contundente. El equipo de investigadores de Proceso le reviran escuetamente y pudiera ser que los reporteros se equivocaron en su apreciación. No lo sé. También hay señalamientos en contra del subsecretario de Gobierno Luis Enrique Miranda, de quien se dice es muy buen amigo del Presidente y hombre "fuerte" en la súper Secretaría; la SEGOB.

El hecho es que se cuestiona y otra vez se pone en entredicho la credibilidad de funcionarios del Gobierno, la posible corrupción y demás enredos. La posible difamación que hacen los periodistas hacia los funcionarios del más alto nivel de la administración de Enrique Peña Nieto, quien a final de cuentas es el que paga los platos rotos del reportaje, pues se vuelve a prender el caldero. ¿Habremos hemos visto el final de esta historia? En las redes sociales no hay quién le crea a los funcionarios aludidos, tal es el grado de la descomposición del sistema por lo que urge la mentada "transparencia". Leyes impecables y funcionarios que las hagan cumplir.

Lo que sí es un hecho es que en la Secretaría de Gobernación las cosas no andan del todo bien, cuando menos en la Dirección de Juegos y Sorteos que depende del subsecretario Miranda. Está estrenando director y como suele suceder cuando llega una nueva cabeza quiere poner orden, es decir responder a los rezagos que dejó la anterior directora, Marcela González Salas, que cuando menos en las cuestiones de la Industria Hípica resolvió nada, cuando tuvo la oportunidad de hacerla resurgir de nuevo.

Hace unos días recibimos un oficio firmado por el licenciado Ernesto Lara Pérez, Director de Control y Regulación de la mencionada Dirección, dando respuesta acerca de una petición que le hicimos a Marcela hace más de un año, dirigido hacia mi persona, como apoderado de la única asociación civil que agrupa a un importante de propietarios de caballos del Hipódromo de las Américas. ¿Más de un año para responder una simple petición?

En nuestra solicitud y entre otras peticiones que requieren todavía respuesta, fundamos y motivamos ampliamente las necesidades de la industria para evitar continuar con el grave deterioro de nuestra actividad. Explicamos que la autoridad hípica que vigila y regula la actividad no cumplía —ni cumple hoy día— con los requisitos que señala el reglamento correspondiente y es claro ejemplo del serio conflicto de interés que se sigue permitiendo pues es la permisionaria, en base a una perfecta simulación, la que armó todo el tinglado para controlar a la autoridad hípica. El denominado el Órgano Técnico de Consulta de la Secretaría de Gobernación que le rinde cuentas a nadie.

Como consecuencia y por lo mismo, no hay confianza alguna entre los participantes que hacen posible el espectáculo de las carreras de caballos, afectando al público apostador que ya no acude al centro hípico, dañando así toda la actividad, con la lamentable pérdida de muchos empleos, la crianza de caballos de registro, etcétera. Todo por la incapacidad manifiesta de Marcela González Salas quién o recibió órdenes de "más arriba" para que las cosas siguieran igual o se dejó corromper. Entiendo que no acatar un reglamento es una forma de corrupción.

Así las cosas, esperamos que la Dirección de Juegos y Sorteos responda a otros señalamientos, peticiones y denuncias que hicimos en otros documentos hace mucho tiempo para rescatar la actividad hípica en manos de una empresa extranjera ineficiente: CODERE.

Lo más grave es que en la iniciativa de la nueva Ley de Juegos patrocinada por Marcela —ahora en manos del Senado— se vuelve a repetir el esquema de los órganos reguladores de la Industria Hípica que no satisfacen a la misma, sin siquiera tomar en cuenta la experiencia mundial de cómo se regulan estos negocios; formulada sin conocimiento alguno, dejando —sí se aprueba como está— a la eterna discrecionalidad su aplicación.

Quedan menos de 20 días para que el Congreso concluya su período ordinario de sesiones en la que debe aprobar muchas iniciativas pendientes importantes para el país; el Sistema Nacional Anticorrupción; la Ley de Transparencia, la Reforma Política del Distrito Federal, la misma Ley de Juegos con Apuesta y Sorteos que pareciera ser la menos trascendente pero que bien diseñada va a detonar una Industria que produce miles de empleos, impuestos y derechos. Con prisas no hay buen augurio para que las iniciativas se enriquezcan y se legisle como debe.

La opción —no hay de otra— será convocar a un largo período extraordinario de sesiones de ambas cámaras, para que se corrijan, debatan, discutan, aprueben y promulguen las leyes para evitar el continuo deterioro de la credibilidad en este gobierno.

Fecha: 
Miércoles, 15 de Abril 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1