Se encuentra usted aquí

combate

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

México: sin compromiso frente a la trata

El Departamento de Estado del gobierno norteamericano presentó ayer un documento denominado “Reporte sobre Tráfico de Personas 2015”. En dicho texto, confirmó algo que por desgracia ya se sabía: México no ha hecho lo mínimo necesario para combatir el tráfico de personas. El Reporte prácticamente mantiene a nuestro país en el mismo nivel que en 2001. Es decir, muchos discursos y leyes y pocos resultados.

Aunque por desgracia nada de lo que señala el documento es nuevo, vale la pena destacar algunos puntos. En primer lugar, la trata se apoya en la corrupción y la impunidad. Funcionarios públicos, en especial policías locales y agentes de inmigración, se ceban en la población migrante. Los servicios sexuales como soborno son “normales” cuando se carece de recursos y existe la amenaza de expulsión del país. En zonas fronterizas o “calientes”, es decir, donde llegan gran cantidad de migrantes, funcionarios públicos mantienen una alianza con los traficantes de personas. De esta forma, las investigaciones se retrasan o se archivan, los testigos se retractan ante la falta de garantías y las quejas se desvanecen.

Pero no solamente hay abusos contra los migrantes, también la población mexicana más vulnerable es víctima de la trata. Hace unos meses, dirigentes de los partidos Acción Nacional, Nueva Alianza y Verde Ecologista señalaron que la trata afecta a 70 mil niños y niñas en los estados de Oaxaca, Puebla, Tlaxcala, Guerrero, Veracruz, Chiapas, Tabasco y Quintana Roo, destinos turísticos como Acapulco, Puerto Escondido, Cabo San Lucas y Cancún. En estos últimos lugares, jóvenes y niños hacen prosperar el turismo sexual ante los ojos de autoridades que reciben sobornos y “servicios”.

La trata de personas es el segundo negocio ilegal más redituable en el mundo, más que el de las armas, la piratería o el tráfico de especies. Se calcula que al año produce más de 30 mil MD. Mientras que el consumo de drogas en adultos es una opción personal que no debe ser perseguida si no hace daño a la sociedad, el tráfico de personas está basado en la esclavitud, la tortura y a veces la muerte. El documento del Departamento de Estado indica que la trata no solamente se hace con fines sexuales, también se lleva a cabo para obligar a las personas a participar en otras actividades ilícitas, como el sicariato, la vigilancia o en la producción, transporte y venta de drogas. Tal vez uno de los datos más siniestros es el que indica que también hay trata en actividades legales. Hombres, mujeres y menores de edad son forzados a trabajar en la agricultura, el servicio doméstico, el procesamiento de comida, la construcción y en diversas actividades de la economía informal.

El problema central es que la trata se hace contra los más desprotegidos y eso reduce la visibilidad de las víctimas. Hagámoslas visibles.

Fecha: 
Martes, 28 de Julio 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Cómo va el combate antisecuestro. La situación de Über y Cabify. El escándalo de Lorenzo Córdova

Renato Sales Heredia, el Coordinador Nacional Antisecuestro, nos informa cómo va el combate al secuestro; sus logros y pendientes. Rufino H. León Tovar, Secretario de Movilidad del GDF, nos pone al día sobre la situación de Über y Cabify en la Cd de México. Josephine Ruiz-Healy nos explica que es la apnea del sueño y cómo afecta a quienes la padecen. En el estudio me acompañan Mariana Campos y Bernardino Esparza y comentamos sobre Lorenzo Córdova; la opacidad de los gobiernos de los estados que este año elegirán gobernador; el nuevo sistema de impartición de justicia.

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 21 de Mayo 2015 - 19:30
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Seis estrategias anticorrupción

Después de la inseguridad, la corrupción es el tema que más urge resolver. Esto es lo que indica la encuesta cuyos resultados fueron dados a conocer por Juan Azcárraga, el 24 de febrero pasado, en mi programa de radio y TV que se transmite por las estaciones de radio y TV de Grupo Fórmula.

Hasta hace poco la corrupción era un problema que no preocupaba mucho a los mexicanos. Sin embargo, parece ser que los casos de enriquecimiento inexplicable y conflictos de interés que durante los último meses han captado la atención del público están generando, por fin, un creciente rechazo contra los actos de corrupción que desde siempre han dañado tanto a nuestra sociedad como a nuestra economía.    

En el Congreso se están aprobando diversas reformas constitucionales, expidiendo nuevas leyes y reformando otras con el fin de transparentar lo procesos y gastos gubernamentales y combatir más eficazmente los actos corruptos de funcionarios y particulares.

Mucho se ha escrito sobre la corrupción, sus causas y la manera de combatirla y es obvio que para combatirla eficazmente hay que atacar las causas que la originan.

Hace poco, mientras navegaba en Internet, me encontré un artículo escrito por Augusto López-Claros, el director de Indicadores Globales y Análisis del Banco Mundial, intitulado “Seis estrategias para combatir la corrupción”, las cuales espero estén siendo tomadas en cuenta por los legisladores y funcionarios que actualmente están definiendo las leyes para promover la transparencia y atacar la corrupción.

Las seis estrategias de López-Claros son:

1. Pagarle bien a los servidores públicos. “El que los funcionarios sean debidamente compensados o muy mal pagados claramente afectará motivación e incentivos. Si los salarios del sector público son demasiado bajos, los empleados pueden encontrarse bajo presión para complementar sus ingresos de una manera no oficial”.

2. Crear transparencia y apertura en el gasto gubernamental. “Mientras más abierto y transparente sea el proceso del gasto público, menores oportunidades habrá para la malversación y abuso. También se ve la diferencia en los países donde los ciudadanos son capaces de examinar las actividades del gobierno y debatir los méritos de las distintas políticas públicas. En este sentido, la libertad de prensa y los niveles de alfabetización también influirán de manera importante sobre el contexto de las reformas. Si un país tiene una sociedad civil activa, una cultura de participación puede ser un ingrediente importante para apoyar las diversas estrategias destinadas a reducir la corrupción”.

3. Eliminar los procesos burocráticos. Para la académica e investigadora Susan Rose-Ackerman, “el enfoque más obvio es el de sencillamente eliminar las leyes y programas que generan corrupción’”.

4. Reemplazar subsidios regresivos y distorsionantes con transferencias de dinero en efectivo hacia destinatarios específicos. “Los subsidios son otro ejemplo de cómo las políticas gubernamentales puedes distorsionar los incentivos y crear oportunidades para la corrupción… los subsidios generan contrabando, escasez y mercados negros”.

5. Establecer convenciones internacionales. “En vista de que en una economía globalizada la corrupción tiene cada vez más dimensiones transfronterizas, el marco legal internacional para e control de la corrupción en un elemento clave entre las opciones disponibles para los gobiernos”.

6. Adoptar tecnología inteligente. “Tal como las distorsiones inducidas por gobierno ofrecen muchas oportunidades para la corrupción, el contacto directo y frecuente entre los funcionarios del gobierno y los ciudadanos puede generar las oportunidades para la realización de transacciones ilícitas. Una forma de enfrentar este problema es mediante la utilización de tecnologías disponibles que alientan una relación independiente entre funcionarios y la sociedad civil; en este sentido el Internet ha demostrado ser una herramienta eficaz para reducir la corrupción”.

El artículo de López-Claros puede leerse en: blogs.worldbank.org/futuredevelopment/six-strategies-fight-corruption

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 09 de Marzo 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1