Se encuentra usted aquí

clase media

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Acuerdo en secreto

Hace una semana, el lunes 5 de octubre, en Atlanta, Georgia, y después de casi ocho años de negociaciones secretas, los representantes de Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam firmaron el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (o TPP, por sus siglas en inglés).

De inmediato, los funcionarios del más alto nivel de cada uno de los países involucrados, entre ellos los presidentes de México y Estados Unidos, celebraron la conclusión de las negociaciones.

En su cuenta de Twitter @EPN, el presidente Enrique Peña escribió a las 12:08 de ese mismo día lo siguiente: “Celebro la conclusión de negociaciones del #TPP, acuerdo de vanguardia con el que México fortalece su integración comercial con el mundo”. Tres minutos más tarde escribió que “El Acuerdo de Asociación Transpacífico se traducirá en mayores oportunidades de inversión y empleo bien remunerado para los mexicanos”.

En la cuenta de Twitter @BarackObama, alguien del equipo del presidente estadounidense escribió, también el 5 de octubre: “Grandes noticias: El presidente Obama acaba de asegurar un acuerdo comercial que pone a los trabajadores estadounidenses primero”. Luego esto: “Añada su nombre para apoyar el acuerdo comercial más progresista en la historia de esta nación:ofa.bo/b5K0”.

También a partir del 5 de octubre, el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, y el Representante Comercial de Estados Unidos, Michael Froman, al igual que sus similares de los otros 10 países firmantes del TPP empezaron a comentar sobre el acuerdo en los principales medios de comunicación de sus países. Los 12, al igual que Peña Nieto y Obama, dijeron que las largas y secretas negociaciones concluyeron en un acuerdo que beneficiará a las economías, las empresas y los trabajadores de sus respectivas naciones. A las voces de estos funcionarios se han sumado las de líderes empresariales y CEOs de corporaciones globales o de las más importantes empresas de cada país involucrado.

Sin embargo, no todo mundo está de acuerdo con que el TPP vendrá a resolver muchos de los problemas económicos que aquejan a América, Europa, Asia y África.

Un número creciente de analistas económicos, académicos, intelectuales, periodistas, políticos y dirigentes de organizaciones no gubernamentales en cada uno de los 12 países signatarios del TPP se ha pronunciado en contra del acuerdo, del cual aún no se conoce su texto definitivo. Su oposición se basa en lo que conoce del mismo, nada más.

Entre los opositores más conocidos del TPP está la aspirante a la candidatura demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, a pesar de que como secretaria de Estado de Obama defendió el acuerdo. Ahora dice que está a favor de un acuerdo pero no del que se concretó el lunes de la semana pasada. En sus primeras declaraciones dijo que el TPP beneficia demasiado a las grandes corporaciones farmacéuticas transnacionales y no limita la capacidad de los gobiernos para manipular sus monedas.

Personalmente me abstendré de opinar respecto al TPP en vista de que el documento final no estará disponible para el público en por lo menos 30 días, si es que entonces. En principio, me preocupa mucho que se haya negociado en secreto para beneficiar a las grandes corporaciones industriales, financieras y de servicios del planeta a expensas de millones de pobres y clase medieros del planeta.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 12 de Octubre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

CONEVAL, cosas que no se dicen

No tuvo nada de sorpresivo el informe bianual del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), presentado ayer por Gonzalo Hernández Licona, secretario general del organismo. Desde una semana antes, había varios indicadores del golpe que venía. Primero fue la Encuesta Nacional de Ingreso-Gasto en Hogares (ENIGH), elaborado por el INEGI, y luego un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que adelantaban que la pobreza había crecido. Según la OCDE, México es el único país latinoamericano que retrocedió en este terreno.

Le tocó a la secretaria de Desarrollo Social salir a explicar los platos rotos, aunque el trabajo de su dependencia ha sido exitoso. Bajó la pobreza extrema y los demás programas que tiene encomendados muestran resultados positivos. Más aún, en los estados en los que se trabajó con intensidad, como Guerrero, los índices de pobreza disminuyeron. El verdadero problema no está ahí, sino en la política económica, en los salarios y en el empleo, pero Luis Videgaray y el resto de los titulares en materia económica ni siquiera se dieron por aludidos. Otra vez, ninguna política de desarrollo social puede contrarrestar una política económica productora de pobres.

Mucho se ha dicho sobre los resultados del informe del CONEVAL, pero hay elementos que poco se han abordado. En primer lugar, el daño que se le está haciendo a la clase media. De no empezar a crearse empleos de calidad e instrumentarse una política de mejoramiento del salario, amén de otras acciones, seguirá la destrucción paulatina de la clase media. Este no es un problema coyuntural, no es un tema que desaparezca al salir de la atención de los diarios. Es necesario que el gobierno federal piense seriamente en instrumentar un programa de apoyo a las clases medias, un programa que abarque consumo, apoyos fiscales, ayuda para compra de vehículos y vivienda, al igual que educación y salud.

Para esto, el Estado y los políticos tendrían que dejar atrás la mentalidad “pobrista”. No hay que “atender” a la población pobre, hay que construir las bases para que esta misma población salga de la pobreza. El verdadero problema no es la pobreza, sino la desigualdad. De nada sirve que el informe del CONEVAL señale que se mejoró la cobertura en salud y educación puesto que los servicios en ambos rubros son de mala calidad. Más escuelas no significa mejores escuelas; más seguro popular no significa mejores resultados en salud. La población pudiente goza de servicios de Primer Mundo y la población menos afortunada se muere en la calle y se entretiene en escuelas que no tienen clases o no enseñan al nivel que se requiere. Lo que el documento de CONEVAL no dice es que avanzamos hacia un país imposible. 

Fecha: 
Viernes, 24 de Julio 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Hiel y Miel: la urgencia de nuevos valores en la sociedad, la economía nacional que no despega y mis recomendaciones

Creo cada vez más que el peor caldo de cultivo para la irritación, la violencia y el rencor social es la desigualdad y la pobreza. Y no se trata como dicen algunos eruditos de criminalizar a la miseria, no, pero ¿quién puede dudar que en un país donde la brecha entre clases altas y populares es apabullante no se va gestando una especie de odio y desprecio para los que han tenido muchas más oportunidades que otros? Y ésto viene al cuento por el vandalismo que vemos exacerbado en distintas ciudades de México. Desde luego los desmanes que se han cometido recientemente tanto en Guerrero como en el DF (por mencionar dos ejemplos) deben ser castigados como bien ha dicho el nuevo presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis Raúl González. La mayoría de los mexicanos pedimos que al fin se cumpla la ley y podamos vivir en ese ansiado Estado de derecho que merecemos todos los seres humanos. Evidentemente una democracia tiene como uno de sus puntales la libertad de expresión y el respeto a la protesta social, pero de ahí a permitir que unos cuantos desquicien el funcionamiento de las ciudades y agredan impunemente a otros ciudadanos y a la ciudad, es simplemente vivir en la ley de la selva. Cualquier forma de violencia es reprobable, cualquier agresión nos remite a la parte más reptiliana de nuestro cerebro, ¿qué hemos hecho tan mal como para generar jóvenes así? Pienso que esto se debe a una trágica combinación de personalidades desestructuradas, familias rotas, altos niveles de frustración, falta de valores y educación, y desde luego, una carencia de alternativas económicas que les permitan salir de ese marasmo. Nadie más poderoso que el que no tiene nada que perder, la falta de todo vuelve a los humanos invulnerables, no lo olvidemos. Ahí estamos, en ese alto forzoso en el camino en donde mucho tendríamos que reflexionar sobre la necesidad de una suerte de código de valores laicos que más allá de las restricciones religiosas les fuera dando a niños y adolescentes (creo que muchos adultos ya no tienen remedio) las claves emocionales para la convivencia. ¿Habrá alguien pensando en esto que va mucho más allá de planes y propuestas para sobrevivir a la coyuntura?...Pero vayamos a temas más alegres, como que la economía nacional no despega, que el crecimiento del país se ajusta una y otra vez a la baja, que los empresarios no tienen liquidez, que el precio del petróleo disminuye y el costo del dólar se dispara. O hablemos del desastre que es el microcosmos de Polanco, donde vecinos y comerciantes se preguntan como sobrevivirán estas navidades a las delirantes ideas del Delegado Víctor Romo que ha convertido esta parte de la ciudad en zona de desastre. Se talan árboles, se abren y cierran avenidas, se impide la circulación y quiebran negocios y se desploma la actividad económica en este México que clama por un fortalecimiento del mercado interno que lleve un poco más de dinero a los bolsillos de todos. Sí, las clases medias también están muy lastimadas y ni quien se acuerde de ellas…Va la recomendación de hoy para seguir aquello de “comamos y bebamos que mañana moriremos”. Si les gusta la comida china no pueden dejar de visitar el famoso China Girl de Prado Norte 370 en las Lomas de Chapultepec. El lugar está realmente bien decorado con sombrillitas de papel, las clásicas pagodas y unos simpáticos budas (de plástico, claro…son chinos). La comida es deliciosa. Mi menú favorito: tallarines fritos remojados en salsa agridulce (como la vida mesma) de mostaza picante, crujiente pollo al ajonjolí, chop suey de vegetales y el arroz frito que de cerdo, pollo o mariscos es de chuparse los dedos. Tiene desde luego área de fumar. Y hasta aquí hoy y de verdad denles muchos pero muchos besitos a los niños.

Autor:

Fecha: 
Viernes, 05 de Diciembre 2014 - 18:00
Redes sociales: 
1

Columnas: