Se encuentra usted aquí

ciudadano

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Gobernantes, legisladores y funcionarios desconectados

La mayoría de los candidatos a un cargo de elección popular ignoran el deseo que los mexicanos tenemos para que hagan públicas sus declaraciones patrimoniales, fiscales y de intereses, sus Tres de Tres. Ayer anoté en este espacio que “en lo que candidatos a gobernador se refiere, solo han subido su tres de Tres 30 de los 78 hombres y mujeres que buscan gobernar a uno de los 12 estados en donde habrá elecciones este año. Ninguno de los candidatos a la gubernatura de Tamaulipas se ha molestado en hacerlo. La situación es peor tratándose de candidatos a presidencias municipales. Sólo 39 candidatos de los 321 han hecho públicas sus tres declaraciones. Y más desconectados están de la realidad y de lo que los ciudadanos quieren la mayoría de candidatos a una diputación local. Únicamente 33 de los 2004 aspirantes a ser legisladores locales han subido su Tres de Tres”.

Tampoco se observa que los gobernadores, legisladores federales y locales, miembros de loa gabinetes presidencial y estatales, presidentes municipales e integrantes de cabildos, presidentes de partidos políticos y otros funcionarios tengan el menor deseo de transparentar su situación fiscal, patrimonial y de intereses.

Han hecho públicos sus Tres de Tres 12 de los 32 gobernadores, uno de los 31 integrantes del gabinete presidencial legal y ampliado, incluyendo al presidente Enrique Peña Nieto, 17 de 128 senadores, 104 de 500 diputados federales, 27 de los 209 presidentes municipales más importantes del país, 55 de 587 diputados locales, tres de ocho presidentes nacionales de partido, uno de ocho secretarios generales de partido, dos de 32 dirigentes estatales de partido.

En resumen: nuestra clase política prefiere la opacidad a la transparencia.

Y por eso no debe extrañarnos de que avancen tan lentamente en el Congreso Federal las iniciativas que tienen que ver con transparentar la realidad económica de nuestros funcionarios.

La gran mayoría de quienes nos gobiernan están desconectados de los millones de mexicanos que exigen que se transparenten.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 10 de Mayo 2016 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Debemos de tener participación ciudadana

¿Sabemos qué es un consejo ciudadano y para que sirve? Estoy seguro de que muchas personas lo saben, pero no está de más promocionarlos y apoyarlos.

Un consejo ciudadano es un organismo de la sociedad civil, cuyas metas principales son:

  • Generar mecanismos de denuncia ciudadana fáciles, sencillos, confidenciales, prontos y efectivos.
  • Diseñar y aplicar programas destinados a atender las diferentes problemáticas de los ciudadanos.
  • Operar como una organización de consulta, análisis, y participación ciudadana, tales como:  seguridad pública,  procuración de justicia, cultura cívica, atención a victimas del delito, entre otras.

Estas organizaciones son un puente entre ciudadanos y autoridades.

Son un grupo de ciudadanos igual que tú y que yo, que trabajan con nosotros, para nosotros y por nosotros.

El principal origen de estos consejos ciudadanos es, de pasar de la protesta a la propuesta y de la critica a la acción.

Seguramente en tu localidad existe un consejo ciudadano, estaría muy bueno buscarlo y averiguar un poco mas sobre sus facultades y apoyos a la ciudadanía.

En particular, quiero platicarles de un consejo ciudadano que está tomando fuerza en el Estado de México. Me refiero al que está ubicado en Valle de Bravo.

Este consejo de participación ciudadana, propone entre otras tareas, la colaboración con las diferentes autoridades tanto municipales, estatales como las federales.

Esta organización quiere impulsar la preservación y restauración de los valores arquitectónicos, culturales e históricos y así conservar un Valle de Bravo tradicional. Y con esto, seguir teniendo el honor de ser un Pueblo Mágico.

Pugnar por un desarrollo económico equilibrado para todos.

Impulsar al crecimiento planeado y ordenado de los distintos centros de población y sus comunidades y estar alerta en la protección del medio ambiente.

Pero como todo consejo ciudadano, necesita de la activa participación de los ciudadanos de Valle de Bravo. Por lo cual lleva a cabo reuniones con vecinos, tanto en Valle de Bravo como en las diferentes comunidades para informar y establecer un contacto mas cercano. De igual manera, tiene varias reuniones con los diferentes niveles de gobierno del municipio, principalmente. Y reuniones muy activas con el gobierno estatal y federal.

Nosotros, como ciudadanos, tenemos la gran oportunidad de ser activos en muchas de las tomas de decisión de nuestros gobiernos. A lo mejor pensamos que no vamos a ser escuchados o que nuestra participación será un fruto que se secará muy rápido. Pero sólo hay que pensar una cosa. ¡Nos arriesgamos a probar si esto de los consejos ciudadanos es útil, confiable y que nos pueden ayudar o seguiremos estáticos, parsimoniosos y ajenos a las distintas problemáticas que nos acogen en nuestro municipio, delegación, estado, capital y en nuestra Republica Mexicana!

El siguiente texto lo comparte el consejo de participación ciudadana de Valle de Bravo. Esperando que sirva para que más ciudadanos de esta localidad tengan participación activa y se unan por un Valle de Bravo mejor y mas bello.

“Esta iniciativa surge a partir de la preocupación de los vecinos frente a la sistemática violación a las normas de uso de suelo y de la imagen urbana y al deterioro del Centro Histórico de un Valle de Bravo tradicional y con ello la destrucción de la belleza que caracterizaba a esta población.

“El Consejo está integrado por cinco miembros; un Consejo Ampliado de veinte y un Consejo Técnico conformado a partir de la celebración de acuerdos de colaboración con distintas instituciones educativas y gremiales.

“El Consejo se propone COLABORAR con las autoridades para impulsar un crecimiento planeado y ordenado de los distintos centros de población; para lograrlo, el Consejo trabaja para:

“Fortalecer las capacidades institucionales del gobierno, nos proponemos colaborar con autoridades para que puedan cumplir plenamente con sus responsabilidades; trabajar en la actualización del reglamento de imagen urbana y vigilar su exacta aplicación, así como emitir opiniones técnicas respecto de los permisos de uso de suelo y licencias de construcción con el propósito de que unas y otras cumplan con la normatividad.

“Asesorar a los vecinos, nos proponemos ayudar a que los vecinos del municipio, independientemente de su condición económica, puedan construir sus viviendas y satisfacer sus necesidades y al mismo tiempo cumplan con las normas de suelo, construcción e imagen urbana.

“Construir ciudadanía, nos proponemos construir para que los vecinos “ de a pie” participen de manera  más activa y responsable en “la cosa publica” y en la defensa de su ciudad como lo que es, “un bien público.

“En este proceso de corresponsabilidad, autoridades y vecinos tenemos que aprender a trabajar juntos.

“Para avanzar es necesario “ponernos de acuerdo” alineando los esfuerzos y capacidades del gobierno con la enorme energía social de la comunidad vallesana. Y juntos multiplicar y alcanzar las metas que nos trazamos; para lograrlo es necesario que los vecinos sean actores permanentes del juego democrático participando de manera más activa en la “cosa pública”; y que conozcan de sus derechos y obligaciones para que estén en capacidad de ejercer y cumplir.

“Necesitamos fomentar la cultura de la legalidad a partir del conocimiento y aplicación de las leyes; de manera particular aquellas que tienen que ver con el cuidado y protección del medio ambiente y las que regulan usos de suelo, construcción e imagen urbana. En un proceso de corresponsabilidad se requiere fomentar el diálogo y la reflexión para llegar a acuerdos y asumir compromisos”.

Una buena parte de la desastrosa situación por la que atravesamos se explica a partir del divorcio entre gobierno y ciudadanos.

Mas información:

copacidevalle@gmail.com  

Facebook: consejo ciudadano valle de bravo 

Twitter: ciudadanoVdeB

Participa en tu comunidad, no dejes que otros hagan lo que tu puedes lograr.

Les mando muchos saludos y nos pondremos en contacto en la próxima.

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Martes, 01 de Septiembre 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Construyendo puentes entre la ciudadanía y el gobierno

 

Mejorar la calidad del gasto público es necesario para generar un mayor beneficio social a los mexicanos. No obstante, las buenas prácticas internacionales también apuntan a la necesidad de enfatizar la inclusión del ciudadano común en la planificación, ejercicio y revisión del gasto público. Adicionalmente, la participación de la ciudadanía en la gestión pública es fundamental en un contexto como el nuestro, en el que existe una gran desconfianza de la sociedad hacia sus representantes.[1] En este sentido, tanto los Presupuestos Ciudadanos como los Presupuestos Participativos contribuyen a ello, sin embargo, lo hacen de maneras distintas.

a) La versión ciudadana del Presupuesto

Un presupuesto ciudadano es una versión simplificada del Presupuesto de Egresos, accesible a los lectores que no tienen la experiencia, conocimientos o tiempo para analizar los presupuestos tradicionales, plagados de números y tecnicismos.[2] En este sentido, el Presupuesto Ciudadano debe:

  • Estar escrito en un lenguaje sencillo.
  • Explicar los objetivos del presupuesto y enlistar las nuevas políticas o las modificaciones que se proponen.
  • Explicar cuáles serán los ingresos del erario y cómo y en qué se gastarán.
  • Ser producido por el gobierno, publicado a tiempo y estar al alcance de todos.[3]

El Presupuesto Ciudadano no puede sustituir la publicación del presupuesto tradicional y sus analíticos, pues éste es la base de las auditorías. La población se beneficia de la versión ciudadana mediante mayor claridad y acceso a la información. Los gobiernos adquieren legitimidad, además de que pueden disminuir las solicitudes de transparencia e información.

Presupuesto Ciudadano en México

México es uno de los países pioneros en la implementación de presupuestos ciudadanos,[4] los cuales son publicados por la SHCP de manera anual desde el ejercicio fiscal 2010. En su versión más reciente, la versión ciudadana del PEF está estructurada conforme al ciclo presupuestario:

captura_de_pantalla_2015-06-30_14.30.26.png
Fuente: Elaboración propia en base a versión ciudadana del PEF 2015.[5]

 

Adicionalmente, en México se publica la versión ciudadana del proyecto de presupuesto del ejecutivo (previo al PEF) y de la Cuenta Pública, aunque ésta última no se publicó en 2014.

Una herramienta esencial del presupuesto ciudadano en México es el portal de Transparencia Presupuestaria (www.transparenciapresupuestaria.gob.mx), por el cual se difunden los documentos anteriores, además de que permite realizar consultas dinámicas del presupuesto de egresos, la evaluación del desempeño de los programas federales y los ramos ejercidos por las entidades.

b) Presupuestos Participativos: la opinión de todos cuenta

Los presupuestos participativos son procesos de toma de decisiones que permiten a cualquier ciudadano participar en la negociación y repartición de fondos públicos.[6] Su importancia radica en tres aspectos:

  • Es del interés ciudadano enterarse en qué se gastan los recursos públicos.
  • El presupuesto se retroalimenta de las experiencias ciudadanas para generar soluciones más efectivas, pues parte de la idea de que los ciudadanos conocen mejor los problemas sociales debido a que los enfrentan de forma cotidiana.
  • Es una herramienta de rendición de cuentas.[7]

Los presupuestos participativos surgieron en Porto Alegre, Brasil, en los años ochenta. De ahí, se extendieron a otros países de América Latina y, posteriormente, del mundo. Aunque se han replicado a nivel nacional, los presupuestos participativos generalmente se llevan a cabo a nivel local. En México, es sólo a partir del 2011 cuando éste se convierte en una figura regular en el Distrito Federal.[8]

¿Cómo funciona el presupuesto participativo del DF?

Desde 2011, las delegaciones del Distrito Federal deben destinar alrededor de un 3% de sus recursos principalmente a:

  • obras y servicios,
  • equipamiento e infraestructura urbana, y
  • prevención del delito.

captura_de_pantalla_2015-06-30_14.32.46.png
Fuente: elaboración propia en base a los Presupuestos de Egresos del DF 2011-2015[9]

El presupuesto ciudadano se asigna de manera equitativa a las colonias de cada delegación. Entre junio y agosto, el Instituto Electoral del DF realiza consultas ciudadanas[10] para establecer las acciones prioritarias de atención en las colonias, con el fin de que el GDF las incluya en el Presupuesto de Egresos.[11] En enero y febrero del siguiente año se realiza otra consulta en la que se decide cómo se aplicarán los recursos aprobados. Los comités ciudadanos de cada colonia, sujetos a evaluación de su desempeño por el IEDF, son los encargados de supervisar la ejecución de obras, servicios o actividades acordadas en la consulta.[12]

El 30 de abril de este año la Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó una nueva Ley de Presupuesto Participativo. Con su entrada en vigor, se rediseñará este modelo:

  • Aumenta a 5% el presupuesto de las delegaciones.
  • Se repartirá en base a la población y necesidades de cada colonia, no en partes iguales (aunque no se ha especificado cómo), pero las colonias podrán optar por realizar proyectos conjuntos. [13]

Conclusiones

  • La participación de la sociedad en la planeación, ejecución y análisis del gasto público, mejora su eficiencia, al orientar los recursos a las necesidades que más afectan a los ciudadanos, y promueve la transparencia, al permitir que los ciudadanos conozcan hacia dónde van sus recursos y qué beneficios obtienen.
  • Los mexicanos tenemos poca confianza en nuestros representantes, quienes están encargados de aprobar el Presupuesto de Egresos de cada año. Por ello, la implementación de medidas que permiten al ciudadano formar parte del ciclo presupuestario, ya sea como parte de él o como espectador informado, contribuyen a la gobernabilidad. Ya contamos con algunos recursos, es necesario que los ciudadanos nos comprometamos más a participar en el presupuesto.

________________________________________________________

[1] La encuesta Mitofsky del 25 de junio, pone a los diputados como la segunda institución en la que menos confían los mexicanos, sólo por arriba de los partidos políticos. http://consulta.mx/index.php/estudios-e-investigaciones/mexico-opina/ite...

[2] http://internationalbudget.org/wp-content/uploads/Citizen-Budget-Guide.pdf

[3] http://www.imf.org/external/np/pp/2007/eng/051507m.pdf  y http://www.oecd.org/gov/budgeting/48170438.pdf

[4] http://internationalbudget.org/wp-content/uploads/OBI2012-Report-Spanish... p. 26

[5] http://www.transparenciapresupuestaria.gob.mx/es/PTP/Ultima_Publicacion

[6] http://www.academia.edu/7910137/El_Presupuesto_Participativo_en_la_Ciuda... p.19

[7] http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/8/3677/8.pdf p. 77

[8] Artículos 83 y 84 de la Ley de Participación Ciudadana del DF. http://aldf.gob.mx/archivo-6e0ec50f7f6149a4be543f21106684ee.pdf

[9] Disponibles en http://www.aldf.gob.mx/presupuesto-egresos-107-8.html Estos proyectos tienen carácter muy diverso. Aunque generalmente son de pavimentación, bacheo, compra de vehículos recolectores de basura, reconstrucción de banquetas y fachadas o instalación de luminarias, en ocasiones se tratan de instalación de contenedores composteros para hacer biofertilizante de heces caninas (col. Escandón) o un Arco de Entrada (Pueblo de San Francisco Tlalnepantla, en Xochimilco)

[10] Las consultas se pueden llevar a cabo por medio de preguntas directas, foros o algún otro instrumento de consulta. http://www.iedf.org.mx/secciones/participacion/capacitacion/manuales/01P...

[11] Se presenta a más tardar el 30 de noviembre de cada año.

[12] http://www.iedf.org.mx/secciones/participacion/capacitacion/manuales/01P...

[13] http://www.aldf.gob.mx/comsoc-aprueban-nueva-ley-presupuesto-participati...

Fecha: 
Martes, 30 de Junio 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Una partidocracia sin ciudadanos

El poder adquisitivo de todos los Mexicanos ha sufrido una fuerte contracción en los últimos 50 años. Entre otras razones podemos afirmar que la desigualdad social y la conveniente distracción de los partidos para servirse, ha ido en contra del sentido del empleo y a favor del deterioro del salario. Cuando se trata de mejorar las condiciones económicas del país y de sus ciudadanos, los partidos tienen una creciente deuda histórica determinada desde su poca calidad y ausencia de vocación de servicio. Este olvido del ciudadano ha terminado en el enojo de quienes votan, pero sobre todo ha creado una burbuja tóxica en el ambiente que impide crear más empresas productivas que a su vez mejoren las condiciones laborales y el sentido de la calidad de los salarios.  

La brújula extraviada de la partidocracia ha creado nuevos procesos macro económicos discontinuos y bizarros. La mitad de la economía de México por ello se ha fragmentado, en el mejor de los casos, en actividades de formalidad cuando se halla bajo normas y estructuras legales; pero con también esta otra mitad basada en la informalidad cuando esas mismas actividades económicas se hallan al margen de los impuestos y de las obligaciones fiscales y, más recientemente, un nuevo formato: ilegalidad, cuando entidades dedicadas a obtener ingresos desde sus actividades fuera de la ley ingresan cuantiosos recursos que distorsionan la dinámica económica del país y la relación patrón-asalariado.

Pudiese darse el caso que más del 30% de los oficios y empleos temporales en algunas zonas del país obtengan su remuneración sirviendo a patrones erigidos dentro la economía ilegal. Este sería el caso tal vez de Guerrero, Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Tamaulipas, estados cuyos tentáculos de los negocios ilegales han trascendido el estado de derecho y superado a las autoridades. Esta mezcla perversa de recursos y necesidad de empleo habría creado sistemas económicos cerrados. Por poner un ejemplo, el caso de Michoacán, en donde hay que entrarle además de los impuestos al derecho de piso y a la extorsión política en algunos de sus municipios.

¿Cómo arreglar una economía cuyos empleos dependen de la ilegalidad? Este es el gran asunto de los partidos, su deuda ciudadana producto de su falta de oportunidad para legislar en el sentido correcto pero sobre todo de su indiferencia a la contaminación de colegas, candidatos y gobernantes coludidos con caciques ilegales que exigen moche a quien sea, pero que recíprocamente lo comparten con el mismo sistema político creando más ilegalidad y cochinero a su paso, haciendo más grande la roncha de la contaminación y la desigualdad.

Esta partidocracia promotora de la ilegalidad y la impunidad con fuero, explicaría porque los partidos se han puesto en la mira del exterminio con las candidaturas independientes patrocinadas por el poder del voto auténtico y libre. Los ciudadanos están francamente cansados de promesas incumplidas y de la falta de compromiso de quienes pretenden un cargo de elección.

Bendita falta de memoria dirán para sí mismos los partidos. Ello hacia el 2018: si la economía crece los ciudadanos se calmarán. El caso es que la economía no crece por lo pronto y los ánimos no favorecen a este actual sistema de partidos.

Este olvido es veneno para los empleos legales, el salario justo, la buena educación gratuita y la justicia social.  Los partidos han creado una discontinuidad de la economía en el tiempo, en donde no es posible que quienes velan por las leyes sean precisamente quienes se corrompen creando un estado de derecho para unos y otro sistema “buena onda” al margen de la ley.

Tal vez los partidos se han quedado sin ciudadanos sencillamente porque ya no gobiernan más para ellos. Quizá no tiene sentido gastar miles de millones cada año en ellos y lo que sigue es un ajuste a su sistema de financiamiento y a sus prerrogativas. Deben ser sancionado por el INE aquellos partidos que se someten, que se ponen al servicio de la ilegalidad. No se puede servir a dos dioses: o se sirve a la democracia de México o sirve al color de la corrupción y de la impunidad. 

Fecha: 
Lunes, 01 de Junio 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Campañas decepcionantes o (y) ciudadanos apáticos?

Como ocurre en cada una de las últimas elecciones, no son pocos los analistas y opinadores que señalan que los partidos tienen campañas decepcionantes o francamente nauseabundas. Como si los partidos hicieran campañas por debajo del nivel ciudadano. Se asegura que no hay mensajes sobre los cómos resolver problemas y que todo o casi todo es campaña de desprestigio. En este camino, muchos terminan justificando que los ciudadanos no se interesen en política debido precisamente a todos esos defectos.

Para fines de pura especulación pensemos que es al revés: los ciudadanos son apáticos, no ahondan en la información que reciben en cápsulas de los medios de comunicación. Tal vez esta sea la causa de que los partidos políticos no elaboren mensajes más profundos y de más larga duración. Imaginemos que la lluvia de spots que nos chutamos se cambiara por un programa diario de media hora en horario estelar. En ese programa, los candidatos expondrían sus programas y los confrontarían. Imaginemos, en el colmo de la fresez, que no se permitieran acusaciones que no estuvieron probadas. ¿Serían más exitosas y más vistas las campañas? Es difícil creerlo.

Las campañas no están dirigidas a los comentaristas, analistas y académicos. Van dirigidas a la gran masa de votantes que está enojada por la situación del país, que quiere “sangre”, es decir, alguien a quien culpar. Empeñada en ganarse la vida, esa gran masa heterogénea de votantes no tiene tiempo ni energía para sentarse a ver y escuchar profundos y largos mensajes políticos o de ningún tipo. El tiempo y la dedicación sólo la tienen los profesionales, esos a los que no gustan las campañas; por cierto que, en muchos casos, estos profesionales no parecen profundizar tampoco en sus opiniones. No se trata de que la gran masa de votantes sea menos inteligente que los comentaristas, analistas y académicos. Si estos últimos fueran inteligentes no defenderían, como ocurre en muchas ocasiones, a políticos simplones o caudillescos. Los partidos políticos se han decantado por hacer campaña en dos vías: la descalificación de los adversarios y las propuestas muy, muy concretas. Acaso saben algo que los analistas no. Ya se verá.

De manual: El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, asegura que desde enero su empresa (OHL) sufre una campaña de difamación que se basa en conversaciones telefónicas obtenidas ilegalmente. Tiene razón, las conversaciones difundidas no tienen valor probatorio. Sin embargo, muestran un método de hacer negocios que no parece cosa sólo de Pablo Wallentin. Por ese hecho valen todas las investigaciones en su contra y se explica la baja en sus acciones. Los gobiernos deben investigar a fondo o arriesgarse a quedar en entredicho, como hasta ahora ha sucedido. También los gobiernos ven bajar sus acciones.

Fecha: 
Jueves, 28 de Mayo 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Iniciativa con Proyecto de Decreto

¡Orate Fratres!

Si Pitágoras no andaba en condiciones de que lo apañara el Alcoholímetro, el 60% “o más” del 100% es ¡mayoría! ¿A POCO NO..?

Dicen algunos deslenguados que este siete del seis ¡a duras penas! asistirá a votar –por acarreo o por remordimiento de conciencia- el treinta y tantos% del Padrón Electoral Remix (Recordemos que “el original” se lo volaron y revendieron en Tepito)

De ahí podría “inferirse” que quienes irán a hacer cola y otras cositas ese día seguirán siendo “minoría”. ‘temos, o no ‘temos contentos. Y por tanto, podría “re-inferirse” que LA MAYORÍA, o no puede; o no quiere; o no se le hincha su real y regalada gana ir a votar. ¿Porqué será..? Los que no pueden, pu’s no pueden y ya ni modo. Igual y se debe a que se murieron (Aunque “dicen” que ha habido muertitos que son mayores sus penas y no hacen ruido; y botan y rebotan de casilla en casilla y vuelven a ¡votar!, jugando al “tío vivo”) Pero, ¿y los que no quieren..?  ¿Porqué no querrán ir..? ¿‘tarán nojados, tú.. o serán idiotas..? Si los están ¡invitando..! ¡Pelados estos! Mira que hacerles el fuchi a las y los y les anfitriones. ¡Tan distinguidos que se ven! Y sobre todo, ¡tan educados! (Aunque acá’ntre nú y entre “compas” tienen un hociquito, y sobre todo, ¡un respeto a las “diferencias” raciales! que ya las hubieran querido Gandhi o Luther King) 

Pero volvamos con “el puro matemático”. Aceptando –sin conceder- que el Pitas fuese “abstemio”, y tuviese “EL HONOOOR” de ser “INE-SACULADO” pa’ir a chambear “gratis”, de madrugada y en domingo, “crudo” y justo cuando va a jugar “La Verde”, vistiendo “La Negra”… (juatever lo que eso signifique “subliminalmente”); lo primero que se plantearía, ¡con estriiicto apeego a su teoreema…!, el de Semos diría: ¿Pa’qué…ingáos voy..? ¿De parte de Who…? Si el chulo que “preside y aconseja” al inestituto habla como habla (“no mam…cabr… sí cabr… cómo ves cabr… no mam.. cabr…me cáe cabr..) y se expresa como se expresa respecto a algunos de sus “representados” ¡Nomás faltaba que un huarachudo me viniera a taconear!  ¿Cómo andarán los demás…? Porque a más de 48 horas de la ventaneada que le dieron, ni el inediciado ni ninguno de los consejeros -¡Viene, viene...quebrándose!- han dicho “esta renuncia es mía”. Si ya no por pudor y por vergüenza, al menos pa’ pintar su raya y marcar distancias y su necesarísima “discriminación” respecto del inedeseado presiso.  ¡Pero el hueso y el billullo tienen lo suyo!

“Lo que pasa…” (Yo tener Gran Jefe en Empresa que decir mí: “Si me lo tienes que explicar, ya no me expliques”) “lo que pasa es que… ¡era una conversación privada! ¡Privadas las tenga Usted, y aunque sean muy suyas no las ande enseñando a “ráis y al aigre! Porque bien que se alquiló pa’ ser público y ¡cobrar por ello!  Y échese tres buches de aguarrás antes de arremedar a los “non-spanish speakers” Por purtitita pena ajena usté debería renunciar.

Pero ¡qué va! Esas son “fallas de origen” generacional. Si cuando la tragedia de la GUARDERÍA ABC ni el anterior (QEPD) ni su compinche –Danielito el Travieso, Kara Dura Karam- tuvieron las “agallas” pa’ renunciar por “mínima solidaridad” con los NIÑOS MUERTOS Y NIÑOS MUERTOS DE POR VIDA, JUNTO CON SUS PADRES, POR QUEMADURAS, ¿Qué se puede esperar…?

¡Con todo respeto! Y acuciosa observancia sobre el marco normativo que tutela la NO discriminación por uso de calzado, yo diría: “Nomás faltaba que un alpargatero nos viniera a chamaquear”. Ya bastante hemos tenido con los niños verdes. Y también con las morenas, las cuchi-cuchis, los ñeroñes, las “turquesas” y demás joyitas de Miss Elbis; los “contentadores”; los “tú los quitas y tú los pones”, ¡mientras yo me cuelo! –aunque sea adentro de la cajuela- y demás liendres dedicados y dedicadas a succionarnos el líquido hemático. ¡NO ‘tamos contentos...! 

¿Y porqué habríamos de estarlo? Tuvieron ¡décadas! para construir un Sistema Electoral que ofreciera “certeza y credibilidad”. ¿Qué hicieron a cambio…? La esperanza de contar con una Institución Ciudadana digna y proba se convirtió en una agencia de colocaciones pa’ parientes, parientas, amigotes y arrimados para hacer negocios. Los demonios que andaban “sueltos”, hoy se bañan en diarrea de felicidad. Se le cerró la puerta al partido hegemónico y se le abrió el portón a toda una caterva (Dice la Real Madre: “Multitud de personas o cosas consideradas en grupo, pero sin concierto, o de poco valor e importancia”) Y a una bola de ¡vivales!, diría yo, # “El Señor de las Teclas” (“Castos y puros”, abstenerse y deslindarse)

Me consta y puede que algunos y algunas no caigan dentro de mis eufemísticas dedicatorias. Pero ¡son minoría! y esa, ¡ni pinta ni da color! Por lo tanto:

Con la Venia del Respetable y con fundamento en la inscripción que encabeza al Muro de Honor del H. Congreso de la Unión, y que a la letra dice: “LA PATRIA ES PRIMERO”; toda vez que el Titular del Ejecutivo Federal ha reconocido que el país adolece de una “total falta de credibilidad”; cuando el Poder Legislativo debiere hacer lo propio y El Judicial, papa moscas; y de cara al cochinero que se nos viene encima, me permito presentar la siguiente Iniciativa de Reforma con carácter de Proyecto de Decreto  que establece:

1º. “Aplazar” –hasta nuevo aviso- las Elecciones del Próximo 7 de junio.

- ¡Bolas! ¡No mam… cabr…era.. YO Gran Presiso INE moción orden Cabr… no mam…qué pex.. ‘tabamos chupando a gusto; era una conversación privada!!! Y ‘tabamos privados y bien trabados!!!  (¿Ya vites porqué es inminente que legalicen la martuchita..? Pídele a Alquilar Pachín y al Coquito Castañuelas que te  dejen las tres… ellos sí saben cómo te pone!! Y tú ya traes síndrome de supresión)

- Óye chico, que dije “APLAZAR”, NO “impedir” ni bloquear, ni sabotear las Elecciones. Sólo APLAZARLAS.

-¿Con qué Objeto, mi jurisconsulto y piradísimo no consultado?

- Con el Objeto de “levantar el tiradero” que han dejado y comenzar a construir lo que tanto jijo y jija dejaron regado y le pusieron en toditita su mátere. “RECONSTRUIR EL GRAN TEATRO ELECTORAL” y empezar a CREAR UN VERDADERO PAÍS CON INSTITUCIONES QUE TUTELEN Y VELEN POR AQUELLOS A QUIENES SE DEBEN.  

- ¡Complotista! ¡Mal hijo! ¡Desnacionalizado! ¡ABSTENCIONISTA! ¡Apátrida! Bien dice Adolf-Manué –debidamente asesorado por Epiggoebels Ibarrita- que ¡loh grande delincuente sohn como niño e pecho…”

- No me toques ese vals porque te acuso de estar atentando –junto con Michael Jackson y el chupa niñoh tabajqueño- en contra del “Bien jurídico tutelado de los menores” al equiparar a los amamantados con “delincuentes del fuero común y el fuero federal”; cual si fuesen “calentadores de curules y escaños”. Los verdaderos “mamones” de la ubre del poder.

- “Lo que pasa…” es que ¡ya no es hora! Además se ha ¡atentado en contra de la ‘utoridá ‘lectoral del Estaaado Mexicaaano! ¿Acaso no os dais cuenta que ‘le stado Soy Yo…? ¿Qué estas son las ¡Elecciones más “críticas” de la Historia… ¡mas que las del 1908!..?  Que me traigan a Creelman pa’ que me haga una entrevista y le declare YO, cómo las mueve el Más Humilde de los ¡”Ciervos” de la Nación! Pero na’, ya va a empezar la pachanga y ya tenemos todo “planchado” y rechinando de limpio. ¡Sufragio Efevo! Como dijo Chucho Reyes, “En política, la forma es fondo”. Recordad cómo dice el Manual de Recepción de “Nuestros” Candidatos: “la carretera se inaugura, porque se inaugura”, aunque no esté terminada; la Estela de Lux se enciende ¡cueste lo que cueste!; la Sede del Senado se ocupa, porque se ocupa, con todo y goteras; sin escaleras de emergencia y con base en “presupuesto inflable” de 1,300 y piquito melones a más de 3,000; y aunque el helipuerto no aguante. (Además, últimamente, los coleópteros son de mal agüero) Y si no, pregúntenle al de “estas son las mentiritas que contaba el Rey Daví”, quien por cierto fue grabado “sin su consentimiento” y violentando sus Derechos Humanos suyos de él y sus vacaciones –nunca se supo si merecidas, pero sí muy necesarias (Joaquín’s Style)-  aun cuando se trataba de una “comisión privada” por motivos de salú, con escala en un hospital –jamás revelado por motivos de seguridá- y con destino final en Vail. Y no olvidar las palabras del procer Rey Daví en su discurso de renuncia: “los Hombres de Estaaado, renunciamos… no nos corren…” ¡Mexicans, at war’s shout!  (¡Pa’su mecha!)

- Pero no os preocupéis, mi Respe. Si se aplazan las elecciones, La Patria no se va a ir. Ahí sigue, esperando y desesperando y seguirá. (A menos que la Falla de San Andrés se abra de tal forma que el Cuerno de la Abundancia se raje desde Baja California hasta Tamaulipas; se desgaje a la altura del Suchiate y se vaya nadando hasta la Madre Patria) Si así sucediere, que la Santísima Trinidad se lo demande y ¡que pague la desgraciada..! aseguradora que cubrió al “SAT-Centenario”, ¡Baikonur, Baikonur, lo perdimos!

Nota al calce: según el mero mero de la eseseté -Richard Gere “región 8” (a) Yayito- al alimón con Miss Monique Aspe dijieron: “No le costó al país ¡NI UN CENTAVO!  (Are You really trying to fk with me???)

2º. Convocar a un grupo de Notables –pero de veras “Notables” y no miserias- que “sin goce de sueldo” SE PONGAN A LEGISLAR. (Are You Following me..? or Are You Fkn me???) Y “Reformen” –‘ora sí y “al chile”- lo que haya menester, para “desmantelar y refundar” a los partidos políticos. Y de una vez por todas construir y registrar partidos verdaderos, probos, transparentes, “representativos” genuinamente populares, serios, con “presupuesto propio” generado única y exclusivamente con las aportaciones de sus adherentes y adheridos, previa presentación de sus candidatos “NO DEL TRES de TRES”, SINO DEL DIEZ de DIEZ; CURRÍCULA VERIFICABLE ANTE NOTARIO (DEL D.F. Estados NO valen);  sujetos a controles de confianza y auditorías por parte de organismos internacionales, el SAT, la Auditoría Fiscal de la Federación, la FEPADE –juatever it mins- la FEDEXFUT (para evitar “Conflicto de Intereses”); el Concilio Vaticano; CONASIDA y cuanta asociación de suegros y suegras desconfiados proceda; y carta de NO-Antecedentes de abuso y explotación de menores. ¡Ah! y ya encarrerados, que propongan candidatos con verdadero carisma, auténticos líderes de opinión, probados y reprobados ante la Opinión Pública, con dotes y Calidad Jurídica, Moral y Cívica y propuestas, planes y “argumentaciones” de Beneficios para Bien de la Nación. (Previa exclusión de parientes, paleros, achichincles, cónyuges, novios, novias, queridos, concubinos, concubinas, vástagos o vástagas nacidas dentro o fuera del matrimonio civil y/o religioso) Deberán adjuntar Fe de Bautismo y Acta de Nacimiento Original y “actualizada”.  Y chin-chin al que se raje.

3º. Desmantelar –sin cargo al erario- al INEstituto actual. Por las poses discriminatorias de su presiso y por emitir credenciales chafas como la del Señor de las Teclas, S.S. y Muy Atento Servidor (Disponible y apta para todo público en acato a las disposiciones del IFAI) cuyo marbete dice: INSTITUTO “FEDERAL” ELECTORAL Y ¡FIRMADA! POR Don Edmundo Jacobo Molina, “Secretario Ejecutivo del Instituto Federal Electoral” (Sic.) Exmortis (¡Ay Nanita! What an Horror Adventure Game!) Y por hacerle manita de puerco al interesado pa’ que ¡no salga sin ella! y se tenga que andar identificando en todos lados en ¡flagrante! aunque “presunta” violación al 11º. Artículo Constitucional que reza: ARTICULO 11. TODA PERSONA TIENE DERECHO PARA ENTRAR EN LA REPUBLICA, SALIR DE ELLA, VIAJAR POR SU TERRITORIO Y MUDAR DE RESIDENCIA, SIN NECESIDAD DE CARTA DE SEGURIDAD, PASAPORTE, SALVOCONDUCTO U OTROS REQUISITOS SEMEJANTES… (Take it or live it, Barbón!)

4º. Dar una explicación fehaciente, documentada, jurídicamente sustentada, amable, decente,  cordial y respetuosa –con Original y dos copias- que “todo pelado” logremos entender, sobre porqué, cuándo, cómo, para qué, y “a beneficio de quienes” se desapareció el IFE, y se volvió INE. Porqué el Padrón Electoral del IFE fue a dar a Tepito y puesto en “oferta” a ¡diez pesito le vale, diez pesito le cuesta! A petición de quién se hizo el cambio de marbete; firmas que lo avalen; cuánto costó la liquidación del personal del IFE; cuánto las “recontrataciones” si las hubieron; cuánto las nuevas contrataciones; quienes son las shulas, shulos y shules que agarraron hueso de “consejeros”; qué tanto “aconsejan”; de a cómo cobran por “consejo”; qué méritos tienen; qué “controles de confianza” se les aplicaron; dónde viven; dónde cobraban antes; y con currícula y análisis anti-doping con dos fotografías de frente y una de perfil, tamaño infantil, blanco y negro y ¡sin retoque! Más licencia “vigente” para ejercer como terapeutas acreditados para dar “consejos”.

5º. Instaurar una FISCALÍA –totalmente distinta a la actual- PARA LA PROCURACIÓN DE JUSTICIA. AUTÓNOMA INDEPENDIENTE Y A NIVEL DE LOS PODERES EJECUTIVO, LEGISLATIVO Y JUDICIAL; y un MINISTERIO PÚBLICO emanado de un COLEGIO A NIVEL NONTARIADO donde se formen, certifiquen y titulen sus egresados para concursar por LAS PLAZAS MEJOR REMUNERADAS Y PROTEGIDAS POR EL ESTADO MEXICANO, con blindaje “nivel 20” para resistir cañonazos y lanza misiles de auto-defensas y otras fuerzas del “extraño enemigo” y masiosares. 

6º. Instaurar por parte del Poder Judicial,-previa autorización y consenso de los demás Poderes de la Unión- una Sala Especializada de Magistrados eruditos  en la recepción, análisis, calificación y sanción sobre los procesos, denuncias y “delitos electorales”. Como entidad única y terminante para dictaminar sobre materia electoral. (Previo convenio para enviar a los “presuntos” infractores a Malasia, por delitos equiparables al narcotráfico y sin derecho a repatriación) 

7º. Atender todo lo que se le ocurra, piense, imagine y quiera el Respetable. Sin menospreciarlo, pentontearlo, chamaquearlo, discriminarlo ni marearlo con chicanadas leguleyas que lleven a otra cosa que no sea otorgarle “JUSTICIA”.

Una vez limpiado el cochinero y “a petición del público”, ‘tónces sí proceder a la Respetuosa Invitación para participar en los procesos electorales. (¡Aplausos!)

POR ALUSIONES: Bien lo perorea ya una gran caterva de hipócritas -como tratando de hacerse de ladito y chistosos “…lo que pasa es que ya nadie cree en la ‘clase política’ –snif, snif- “tan valioso es tu tachecito como sagrado mi huesito”. ¡Vota por mí!  ¡Te juro que yo sí sé cómo hacértelo..!

Hagámosles ver que no somos ni sus idiotas ni “su carne de urna” Y que las “culpas” de la ABSTENCIÓN se las repartan entre ellos y ellas y se las introduzcan por el más estrecho orificio de sus conciencias. ¡No al bulling electoral!

¡Que limpien su basurero! Los “estudiosos” aseguran que la “político-psico-patología” de la enajenación de masas de ¡usar y zurrarse! sobre la gente es ¡altamente adictiva!, ¡contagiosa!, ¡incurable! y por necesidad ¡Fatal!  “TODOS” estos han llegado hasta donde han llegado, precisamente ¡gracias a los que nos hemos prestado a su teatrito! Que limpien su atascadero. No han hecho ¡ningún chiste! Y sus “negocitos” le han costado y siguen costando a la Nación, no sólo una millonada, sino ¡muchas vidas! 

Fusilándome la idea “genial” de la película de “Un día sin mexicanos”, imaginémonos: “Un día sin votantes”. Sin tirar una pedrada, sin hacer ningún bloqueo, sin hacer ni una sola pinta, sin tirar un solo balazo. Simplemente castigarlos con “el látigo de nuestra ausencia”.

-“Lo que pasa…” es que tu ausencia se va a ir a favor del “voto corporativo”, “el voto duro”,, “del acarreo”, al “voto montonero”.

- ¡PREGUNTA! ¿Alguna vez ha sido distinto..?

¡Ay Wey!!! ¡Pior es chile y agua lejos!

Bueno, pu´s hay se las dejo.

-¡Quienes estén por la afirmativa, sírvanse manifestarlo, ¡joder.! Quienes estén por la negativa ¡Ni los veo ni los oigo! Es cuanto “Mi Respetabilísimo Respetable”.

Autor:

Fecha: 
Martes, 26 de Mayo 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Por qué la ciudadanía no cree en los partidos políticos, la política ni en sus políticos?

Las democracias contemporáneas se encuentran articuladas bajo tres componentes sustanciales: la ciudadanía, los derechos humanos y los partidos políticos. Hoy en día la idea de democracia es difícil concebirla sin alguno de estos elementos.

En particular, los partidos políticos desempeñan dos papeles centrales en una democracia: por una parte, una función social como responsables de la estimulación de la opinión pública y la socialización de la política, y por otro lado, una función institucional como parte instrumental de la conformación de los órganos del estado y el poder público[1].

Sin embargo, hoy en día está extendida la sensación de descredito y de un déficit de confianza por parte de los ciudadanos con respecto a la política, los políticos y los partidos políticos.

Si bien es cierto, existen problemas sistémicos -estructurales, como la corrupción, la opacidad, el déficit en el funcionamiento de las instituciones democráticas, etc.- que hacen que crezcan los índices de desconfianza en los políticos, los partidos políticos y los políticos por parte de la ciudadanía, existen otras razones de carácter filosófico- político que explican este fenómeno de desesperanza con todo lo relacionado con la política. 

El debate público de nuestras sociedades no está funcionado óptimamente hoy en día. Existe un cierto vacío en la vida pública, mismo que explica el por qué en las sociedades democráticas occidentales existe una frustración generalizada. La razón fundamental de esa frustración tiene que ver con el poco o nulo caso que los políticos, los partidos políticos y la política hacen de las grandes e importantes preguntas relacionadas con el significado y el propósito de nuestras vidas colectivas, así como del contenido mismo de nuestros derechos. No se abordan discusiones sobre la importancia de construir valores asociados a la virtud cívica de la ciudadanía o el bien común.

En esta línea, cabe preguntarse: ¿Por qué los políticos no quieren debatir sobre estas cuestiones fundamentales?. Desde mi punto de vista, hay dos posibles respuestas. Por un lado, desde la década de los años 80s, los políticos han profesado una especie de  “fe en el mercado”, o “triunfalismo de mercado”[2],  esto es, los valores asociados a las economías de libre mercado que estimulan el individualismo son suficientes para generar justicia social.

Se piensa que el trabajo como premisa fundamental para obtener ganancias nos hace irremediablemente libres, independientes, estables económicamente y que, como consecuencia de todo ello, se articularán sociedades más justas y democráticas. No existía debate alguno sobre las cuestiones fundamentales asociadas a la justicia, la ética y los derechos humanos.

Ahora bien, una segunda razón del por qué es casi inexistente la discusión a fondo sobre estas cuestiones, tanto en la política como en los medios de comunicación, es que a menudo los políticos evitan el debate por considerar que estas interrogantes sobre la buena vida o la moralidad son políticamente arriesgadas.

Desde luego, en las sociedades caracterizadas por el pluralismo existen marcados desacuerdos acerca de las cuestiones morales, acerca de cuál es la mejor manera de vivir, y el contenido propio de nuestros derechos. Sin embargo, temas fundamentales como el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo, la adopción por parejas del mismo sexo, la muerte asistida (eutanasia), la distribución de los ingresos y la riqueza, cuestiones de bioética, etc., son temas que deben necesariamente ser debatidos en la arena pública.

Ante este escenario, los partidos políticos, la política y los políticos han tenido la tendencia a simplificar los problemas posicionándose en la “neutralidad” o, peor aún,  articulando discursos que justifican su no intervención esgrimiendo razones que intentan pasar estos asuntos como “no importantes”.

En suma, en democracia no sólo es importante el debatir públicamente sino decidir cuáles son aquellos temas que se deben debatir. Resulta imperativo que los políticos empiecen a cambiar las posiciones neutrales y pongan en el escenario del debate público las cuestiones más importantes sobre el contenido de nuestros derechos, la ética pública y del cómo construir de mejor manera una sociedad que sea capaz de discutir estos temas sin ruborizarse, aún  y cuando existan profundos desacuerdos razonables sobre estos.

De conseguirse lo anterior, la ciudadanía, los políticos, la política y los partidos políticos darían un ejemplo claro de que cómo en las sociedades democráticas es posible confrontar y debatir aquellas cuestiones fundamentales sobre nuestra vida con discursos morales razonados.

____________________________________________________

[1] Cárdenas Gracia, Jaime F., Crisis de legitimidad y democracia interna de los partidos políticos, Fondo de Cultura Económica, México, 1992.

[2] Sandel, Michael, Justicia: ¿hacemos lo que debemos?, Debate, Madrid, 2011.

Fecha: 
Jueves, 14 de Mayo 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Quejas…

(Una oportunidad de mejora)

Una avenida principal con poca iluminación, desempleo, una calle con baches, inseguridad, altos costos de servicios principales (agua, luz, gas, teléfono), impuestos, corrupción, burocracia (entre otros), suelen ser las quejas que emitimos constantemente y que también solemos escuchar en el transporte, en los restaurantes, en la oficina, en las escuelas o en los mercados y es que no faltan motivos para quejarnos de la administración pública que realizan nuestros actores políticos. Sin importar el partido político en el que militen todos son lo mismo y al final, tenemos la apreciación de que nuestros derechos y garantías como ciudadanos parecen no ser prioridad para ellos, pues todo se reduce a la suma de intereses propios y ajenos que mueven los hilos de la política en nuestro país según da cuenta la historia de México. No niego que quizá haya honrosas excepciones pero lamentablemente, son las menos.

Es así que atribuimos a los políticos que no podamos aspirar a una mejor calidad de vida, ya que sentimos una total indiferencia de su parte hacia nuestras necesidades.

En realidad, la queja no es más que la forma en que expresamos nuestras necesidades con la intención de recibir atención y/o ayuda, al igual que un recién nacido llora por alimento o cobijo y no es un problema cuando la asumimos con responsabilidad en aras de encontrar soluciones o de cubrir las necesidades propias; sin embargo, se vuelve un lastre cuando nos convertimos en un constante “buzón de quejas” ante cualquier situación.

Cierto es que el Estado como institución, es un estado fallido que cada vez se aleja más del cumplimiento del Artículo 1º. de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, que a la letra dice: “En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que esta Constitución establece.” Garantías que han sido violentadas por el mismo estado, más de una vez.

Sin embargo, del otro lado de la moneda cabe la pregunta: ¿Cumplimos como ciudadanos? Y aquí es donde el asunto se vuelve escabroso porque nos enfrentamos ante una palabra algo olvidada: civismo “Comportamiento respetuoso del ciudadano con las normas de convivencia pública”, lo cual queda estipulado en el  Artículo 15 de la Ley de Cultura Cívica del Distrito Federal: “La Cultura Cívica en el Distrito Federal, que garantiza la convivencia armónica de sus habitantes, se sustenta en el cumplimiento de los siguientes deberes ciudadanos...”

Como muestra para el presente, tomo tres (IX, XV y XXIII de la citada Ley):

  • Conservar limpias las vías y espacios públicos;

Notable es la cantidad de basura que encontramos en vías y espacios públicos como parques, monumentos, calles y paraderos de transporte, por mencionar algunos. Sin duda que para ello existe personal que se encarga de la limpieza de cada uno de los sitios que frecuentamos pero al margen de eso, la cantidad de personas que se atreven a tirar basura en la vía pública sigue siendo alarmante y no sólo los peatones, también algunos conductores deciden echar por la ventanilla lo que no quieren en sus autos.

  • Mantener en buen estado las construcciones propias, así como reparar las averías o daños de la vivienda o lugar de trabajo que pongan en peligro, perjudiquen o molesten a los vecinos;

En el contexto laboral y por experiencia propia, a cargo del personal de servicios internos (limpieza y mantenimiento, entre otros) de cierto lugar en el que trabajé, cuidar el lugar de trabajo no es una prioridad para los empleados, se piensa que el personal de limpieza tiene la función de lavar tazas de café o utensilios de comida, además de sus tareas principales. En casa, se suelen ignorar las “quejas” de un vecino molesto por el ruido de un alto volumen de la música o una fuga de agua o porque las mascotas de otro vecino dañen su jardín o ensucien su entrada.

  • Participar en los asuntos de interés de su colonia, barrio y Delegación, principalmente en aquellos dirigidos a procurar la seguridad ciudadana así como en la solución de los problemas comunitarios.

Entre vecinos es común quejarse de los males que aquejan las colonias o unidades habitacionales pero a la hora de participar en las asambleas, de emitir un voto o contribuir moral o económicamente con alguna iniciativa, ganan la apatía e indiferencia.

Tomé como ejemplos tan sólo tres deberes ciudadanos porque me parecieron los más representativos y posibles de observar en el comportamiento diario y es que generalmente, pensamos en primera persona y lo que está bien para nosotros o no es una molestia, en automático carece de fundamento para que un tercero se queje.

No voy a negar que tenemos suficientes razones para quejarnos de los malos gobiernos, de su falta de honestidad y compromiso con la población; no obstante, quiero resaltar que muchas de nuestras quejas bien podríamos convertirlas en la punta de lanza para hacer las cosas de diferente manera, para que en lugar de seguir esperando buenas acciones de parte de gobernantes o representantes vecinales, les mostremos cómo se hacen las cosas y les exijamos cumplir con la parte que les corresponde en el entramado social. Quedarnos en el plano de la queja y no dar un paso adelante por el bienestar propio y común de nuestro entorno, no solo no resuelve nada sino que nos atora y nos encierra en un eterno círculo vicioso.

En época de campañas electorales y de escuchar y leer las quejas que de ellas emitimos los ciudadanos porque han resultado no sólo de mal gusto sino hasta ofensivas, además de la falta de propuestas por parte de los candidatos y de lo molesto que resulta la saturación de propaganda política; es un buen momento para pensar ¿Qué queremos como ciudadanos?, ¿Cuál es el rumbo que queremos para México?, ¿De qué forma debemos monitorear, pedir y hasta exigir el cumplimiento por parte de los gobernantes de todo lo que prometen en campaña?, ¿Cómo vamos a pedir si en nuestro actuar cotidiano, en situaciones esenciales de convivencia laboral, vecinal, familiar o escolar no cumplimos, si somos corruptos, si no pagamos impuestos, si vivimos en la apatía e indiferencia total por las necesidades y derechos del otro?

sin-quejas.jpg

Sería mejor cambiar la queja por propuestas y acciones concretas de nuestra parte para mejorar nuestro entorno, sumarnos al reto que en 2006, Will Bowen, Pastor de la Unidad de la Iglesia de Cristo propuso sobre 21 días sin quejas, con la finalidad de lograr un cambio de actitud y en consecuencia, un cambio en la forma de hacer las cosas. Darnos cuenta que vivir en la queja constante no suma sino que resta y que siempre es mejor empezar por uno mismo, cumplir con nuestros deberes en primera instancia y entonces sí, pedir porque estamos cumpliendo, pedir porque necesitamos cubrir necesidades, pedir porque para eso vivimos en un estado de derecho y si nuestros políticos se han olvidado de lo que ello significa, vale la pena empezar a presionarlos para que lo recuerden y cumplan, porque para eso les damos nuestro voto.

Quizá valga la pena tomar el reto de los 21 días sin quejas de cara a las elecciones en 2015, como un ejercicio para darnos cuenta de que podemos ser y actuar diferente.

___________________________________________________________________

Fuentes:

http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/htm/1.htm

http://lema.rae.es/drae

http://www.metro.df.gob.mx/transparencia/imagenes/fr1/normaplicable/lccd...

Imágenes: tomadas de Google

Fecha: 
Martes, 05 de Mayo 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Primero de mayo: Jalisco y Guerrero

Lo sucedido en Jalisco y Guerrero el primero de mayo ha significado el peor golpe que en el sexenio ha recibido la política de seguridad del presidente Peña Nieto. Toda la prensa nacional y buena parte de la de Estados Unidos y Europa informaron sobre los sucesos en Jalisco y otros estados.

Oficialmente, lo ocurrido en Jalisco fue la respuesta violenta de los narcotraficantes ante el despliegue de las fuerzas federales en Jalisco y Colima para desarticular al grupo criminal que actúa en la región, lo que derivó en enfrentamientos, bloqueos, incendios a vehículos y establecimientos, así como el ataque a un helicóptero militar.   

Las acciones que afectaron a 25 municipios jaliscienses dejaron un saldo de siete muertos —tres de ellos militares y un agente estatal—, 19 detenidos y daños materiales sin cuantificar. También resultaron afectados poblados y ciudades de Colima, Nayarit, Michoacán y Guanajuato. Por si fuera poco, al otro día, el 2 de mayo, se dieron bloqueos y quemas de vehículos, ahora en la zona de Puerto Vallarta.

El gobierno federal, a través del Comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, fue el que aseguró que la violencia fue una reacción de los narcotraficantes al lanzamiento este viernes de la “Operación Jalisco”, en la que militares y policías federales se desplegaron para desarticular al cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Si la intención de que fuera el comisionado Rubido, y no el secretario de Gobernación, quien diera el parte oficial de lo sucedido era darle menos importancia a los hechos, esto no se logró. 

Por otro lado, lo dicho por Rubido no se sostiene. Los criminales no “reaccionaron”, se adelantaron al operativo, lo que significa que puede haber fugas en el manejo de la información de los operativos. Al final, el supuesto operativo no logró grandes cosas y el costo en vidas y económico fue muy alto. El mayor problema es que con los sucesos –y en gran parte por todo el material que circuló en medios y redes sociales–, daba la impresión de que el Estado estaba rebasado y la ciudadanía en una situación de total indefensión.  

MATAN A CANDIDATO: un comando ejecutó a balazos a Ulises Fabián Quiroz, candidato de la alianza PRI-PVEM a la alcaldía de Chilapa, ubicado en la Montaña baja de Guerrero. Según la información, Fabián Quiroz se encontraba en un acto de proselitismo político en el poblado de Atzacoaloya cuando llegó el grupo armado y lo asesinó a balazos. Chilapa es un municipio que se disputan los grupos delictivos Los Rojos y Los Ardillos. Un par de días antes, en esta misma zona, habían amenazado a Luis Walton. Sobre advertencia, no hay engaño; así se las gastan los criminales. 

Fecha: 
Lunes, 04 de Mayo 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Ya me cansé

Llevamos cuatro semanas de campañas electorales, faltan 34 largos días (y sus noches), si sumamos las precampañas serán poco más de tres meses. Al igual que todos ya estoy harto.

Creí que aventajaba a muchos y podría hacerme inmune a la sarta de absurdos anuncios que se ven en todos lados por una razón: no veo televisión. No fue así. Y no consigo la esperada inmunidad propagandística porque, como ustedes, escucho radio, leo periódicos, navego en internet, salgo a la calle, vivo en México y respiro.

Hace mucho que no entiendo los mensajes de las propagandas, pero hoy no sé si al verlas me da más coraje, impotencia, depresión, lástima, pena ajena o colitis.

Yo pensaría que los miles de millones de pesos invertidos en publicidad serían eso, invertidos, supondría que los mensajes deberían servir para conocer a los candidatos, sus propuestas, los compromisos, los qué y sobre todo los cómo. Pero eso supongo yo que soy ingenuo e inocente. La verdad la conocemos todos, las campañas no sirven para otra cosa que gastar nuestros muy altos impuestos en atacarse los unos a los otros de la manera más vergonzosa que puede haber. El INE aprobó 5,356 millones de pesos para actividades ordinarias y gastos de campaña (también ordinarios…). Entre precampañas y campañas se calcula que los mexicanos seremos bombardeados con más de 13 millones de repetitivos y patéticos spots publicitarios.

Ya no digamos el contenido porque evidentemente no lo hay, sino la forma. Cada vez más nos hablan a los electores como si fuéramos idiotas pensando que con eso logran afinidad e identificación con nosotros. No sé quién le habrá dicho a Nueva Alianza que a las madres de familia se les reconoce al decirles que “se parten la madre” o que a los jóvenes nos ganan diciéndonos que “a huevo” somos turquesa ¿No se supone que Nueva Alianza es el partido que representa la educación? Que me expliquen quién es el asesor que le dijo al PAN que al hacer falsos sondeos entre la gente y con malas actuaciones generarían confianza ¿fue el mismo que le propuso al PRI contraatacar con la misma estrategia? ¿Quién autoriza al Revolucionario Institucional (¿?) a usar los entrecomillados y cuestionables resultados de las reformas con fines electoreros? ¿De dónde sacó Morena la idea de que causando lástima y mal utilizando refranes que apenas y pueden pronunciar se ganan votos? ¿Por qué Movimiento Ciudadano parece reciclar spots de campañas anteriores? Y esto es sólo lo que nos toca en el DF (próximamente Ciudad de México), los que viven en el interior de la República pueden azotarse de risa y vergüenza viendo las joyitas que les transmiten allá: canciones pirateadas con las que claramente violan las leyes de derechos de autor (y las del buen gusto), candidatos que cantan, bailan y hasta las que desde la cama, literalmente pretenden seducir al electorado.

Al estilo PRI-PAN les pregunto ¿Ustedes qué opinan de que las campañas sean cada vez más absurdas? ¿Qué opinan de que ante la falta de compromiso y políticos con verdaderas propuestas nos receten con estos spots? Fórmulas gastadas que definitivamente no funcionan, pésimas actuaciones que generan desconfianza, producciones que parecen ser traídas de hace cuarenta años. Campañas sucias, ofensivas, de odio y sin estrategia. ¡Son una burla!

Más de dos mil cargos, nueve gubernaturas, cientos de legisladores locales, 16 jefaturas delegacionales y casi mil alcaldías son las que estarán en juego el 7 de junio, pero ¿quién nos representa?

Tal vez soy demasiado ingenuo, pero estoy seguro que, al igual que yo, hay allá afuera gente que siente verdadera pasión por México. Me gusta pensar que ante la escasez de políticos dignos, la solución somos todos. Sabemos que los problemas de nuestro país son muchos y no se resuelven en quince minutos, nadie lo espera así, pero es urgente. Estoy convencido que aún hay gente que tiene las manos limpias. Ruego por el día en que los ciudadanos nos demos cuenta de que la verdadera esperanza de México somos nosotros, los de a pie, los que amamos al país y creemos en él, los que desde nuestra posición trabajamos por él. Es de nosotros de donde tiene que emerger un verdadero líder, uno que con honradez, justicia y pasión decida que las cosas no se pueden dejar para mañana o para el final de un sexenio, es ¡hoy, hoy, hoy! el momento de hacer algo, de luchar, de cambiar el rumbo, el presente y el futuro. Estamos urgidos de alguien que defienda como un perro no sólo el peso, sino los recursos todos: la educación, la naturaleza, el turismo. Pero sólo haciéndonos conscientes, aceptando nuestra responsabilidad y luchando juntos lograremos llevar a México arriba y adelante.

Todo lo demás es política ficción.

Voy vengo.

Autor:

Fecha: 
Viernes, 01 de Mayo 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1