Se encuentra usted aquí

Relanzamiento de las Ciudades Inteligentes

Martes, 08 de Septiembre 2015 - 16:00

Autor

marco_a._paz_pellat.png
Marco A Paz Pellat

Compartir

smart_city_ibm.jpg

Según proyecciones de diferentes expertos y organizaciones especializadas en demografía y desarrollo urbano, en los próximos 40 años tres de cada cuatro habitantes del mundo vivirán en ciudades. En México, según datos del INEGI, ya 78% de los mexicanos viven en zonas urbanas.

Esta situación significa desafíos impresionantes para los próximos años, porque los pobladores de las ciudades van a requerir de más y mejores servicios básicos (agua, drenaje, luz eléctrica), sustentabilidad, movilidad, seguridad, todo ello bajo una enorme presión sobre finanzas públicas cada vez más deterioradas.

En este contexto es donde la innovación debe plantear nuevos modelos para enfrentar nuevos y viejos retos de las ciudades. De ahí nace el concepto de Ciudad Inteligente (CI), que de acuerdo con Wikipedia es una “ciudad donde la inversión social, el capital humano, las comunicaciones, y la infraestructura, conviven de forma armónica con el desarrollo económico sostenible, apoyándose en el uso y la modernización de nuevas tecnologías (TIC), y dando como resultado una mejor calidad de vida y una gestión prudente de los recursos naturales, a través de la acción participativa y el compromiso de todos los ciudadanos”.

Ciudades Inteligentes (CI)

Aunque hay diferentes versiones o modelos de CI y cuáles son sus componentes, podemos decir que las áreas donde tienen mayor impacto son: economía, medio ambiente, servicios básicos, movilidad, conectividad, inclusión y participación.

Cabe señalar que hay quienes también llaman a estos proyectos Ciudades Competitivas, Creativas o Innovadoras, que solo se distinguen por el énfasis es las estrategias que proponen.
Aunque cada urbe enfrenta situaciones y desafíos diferentes, existe una serie de pasos que ayudan a la construcción de una CI:

  • Definir la visión. Antes de iniciar con un proyecto de CI debe de haber una visión compartida de lo que se quiere lograr. No tener claro a donde se quiere llegar, impide obtener resultados de impacto que sean satisfactorios para los ciudadanos.
  • Utilizar la innovación como enfoque de trabajo. Para ello es imperativo tener una definición clave de lo que es el concepto de innovación traducido en forma operativa para la toma de decisiones: pensar diferente, hacer más, gastar menos y crear valor.
  • Usar estratégica e intensivamente la tecnología. Y aquí no estamos hablando de hacer grandes gastos en tecnología, sino utilizar la tecnología como una herramienta clave para conectar, simplificar y producir inteligencia.
  • Pensar en arquitecturas tecnológicas abiertas. Las arquitecturas de los sistemas deben facilitar la captura de datos y permitir compartirlos y analizarlos para mejorar el rendimiento y el valor.
  • Recurrir a modelos de negocio innovadores. Los modelos tradicionales de financiamiento del desarrollo con base al gasto público están agotados. Tenemos que implementar nuevos modelos de colaboración, financiamiento  e inversiones, más allá de pensar sólo en la infraestructura y atrevernos a  resolver con nuevos esquemas los rezagos sociales.
  • Impulsar la colaboración, la participación y la inclusión. Las CI tienen que convertirse en movimientos que permitan explotar todas las capacidades y talentos de los que se disponen. Las CI deben también provocar la formación de Ciudadanos Inteligentes para que sea sostenible el esfuerzo.

Conclusiones

Está claro que los sistemas tradicionales de planeación y desarrollo de las ciudades está en quiebra. Las ciudades se han desarrollado en el desorden y el caos, con sistemas aislados, que no permiten reaprovechar recursos, datos y infraestructuras. De seguir así, la realidad nos va a rebasar.

Las principales ciudades así lo han entendido, y han tomado la decisión de repensar los modelos de urbes a través del concepto de Ciudades Inteligentes. Con ello esperan que la inercia no derrote la inteligencia y el uso de modelos innovadores, para aprovechar las capacidades y talento de sus habitantes. Ciudades Inteligentes es el primer paso, Ciudadanos Inteligentes vendrán después. Esa es la esperanza para rescatar a nuestras ciudades de un destino fatal.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER