Se encuentra usted aquí

¿Qué sucedió en Pyongyang?

Lunes, 10 de Julio 2017 - 15:00

Autor

antoniog.trejo_.foto_2015.jpg
Antonio G Trejo

Compartir

otto-warmbier.jpg

"El tirano es el que gobierna uno contra todos, siendo todos los oprimidos iguales, sin poder y sin iniciativa.", Hannah Arendt                                                                    

El martes 13 de Junio hubo gran conmoción en el aeropuerto de Cincinnati en Ohio. Los familiares y amigos de Otto Warmbier esperaban con ansia su regreso a los EEUU. El provenía de Pyongyang, la capital de Corea del Norte donde había pasado 17 meses preso por haber intentado supuestamente el robo de un póster político de un corredor del hotel donde estaba hospedado. Otto, un estudiante ejemplar de Virginia University, de 22 años de edad y con excelente futuro en el plano social y profesional regresaba a su país postrado en una camilla, con la cabeza rasurada, inconsciente a cualquier estimulo físico y con un tubo que le asomaba por la nariz. De acuerdo con las autoridades norcoreanas había pasado más de 12 meses en estado de coma y lo estaban liberando a su país de origen en un acto de humanidad y benevolencia.1

Corea del Norte es un país totalitario, hermético, rodeado de secretos, con pocas relaciones comerciales y diplomáticas, Gobernado por una extraña dinastía que se dice ejerce un control férreo y brutal sobre la población civil y militar, donde no existe la libertad de expresión sino por el contrario, una represión absoluta que castiga brutalmente cualquier indisciplina. Al parecer, Otto fue arrestado en el aeropuerto de Pyongyang en Enero del 2016 cuando se disponía a salir del país.2 Compareció ante el juez en marzo del mismo año, siendo condenado a 15 años de prisión por actos hostiles contra el estado. Las autoridades médicas norcoreanas declararon que días después del juicio, Otto contrajo una infección botulínica que se agravó al tomar una pastilla para conciliar el sueño, que ésto le produjo el estado de coma, el cual fue comunicado a las autoridades norteamericanas, quienes iniciaron las gestiones para repatriarlo.

Otto fue conducido de inmediato al University of Cincinnati Medical Center donde le hicieron un exhaustivo examen médico, los especialistas dictaminaron que Otto no había sido torturado en forma física, pues no había lesiones ni cicatrizaciones recientes. En cuanto al botulismo, era difícil diagnosticarlo, ya que la intoxicación solo se logra por vía digestiva o a través de una herida abierta y que el estado de coma no es característico de una infección botulínica. Otros especialistas adujeron que si la infección fue ligera, el organismo empieza a tratar de recuperarse por sí solo; sin embargo, si la intoxicación es severa, la toxina invade los receptores moleculares de la placa neuromuscular, causando una parálisis de los músculos del sistema respiratorio ocasionando una muerte por asfixia,3, 4 Obviamente, la falta de oxígeno en el cerebro podría causar serias lesiones cardiorespiratorias que son consistentes con un arresto cardiaco y una baja presión de oxígeno en el cerebro. Esta anoxia cerebral pudo haber dañado irreversiblemente ciertas porciones del cerebro que no se pudieron recuperar y que ocasionaron el estado comatoso. No se sabe con certeza cuando empezó la anoxia cerebral ni qué cuidados o esfuerzos se hicieron por reanimarlo, luego entonces es difícil diagnosticar el progreso del coma. Después de un lapso prolongado las probabilidades de recuperación son nulas. Se especula si hubo la posibilidad de haberlo rehabilitado mediante la administración de nalodoxen que es un inhibidor competitivo de la toxina botulínica. Los especialistas declararon que los resultados de la Resonancia Magnética Nuclear indican que el cerebro de Otto se fue apagando paulatinamente y que perdió sus funciones en forma secuencial e irreversible.5

Desafortunadamente, no ha habido comunicación con los doctores norcoreanos, por lo que no se sabe si su participación en este caso fue premeditada o una absoluta negligencia de su parte; o lo que es más tenebroso, una desatención calculada con fines experimentales. Recordemos que la toxina del Clostridium botulinum ha sido considerada como un arma biológica, en estos tiempos, todo es posible.

Después de este desenlace tan trágico, Otto Warmbier murió el 20 de Junio, solo unos cuantos días de haber sido repatriado, nunca recuperó la consciencia ni tuvo la oportunidad de despedirse de sus padres y amigos. Sus padres pidieron a las autoridades la dispensa de la necropsia, la cual les fue concedida. Ya no más manipulaciones biomédicas a un joven que pagó muy caro su curiosidad y su deseo de experimentar nuevas emociones y conocer otros mundos.

_______________________________________________

Referencias

  1. Svrluga Susan; Fifield Anna.; University of Virginia Student Otto Warmbier said to be in a coma, released from North Korea.Washington Post June 13, 2017.
  2. Borger Julian, Otto Warmbier dies days after being returned from North Korea. The Guardian June 20, 2017
  3. García Trejo, A. Botox o la Pérdida de la Expresion. Ruiz Healy Times, Junio 5, 2017.
  4. Bever Lindsey, Bernstein Lenny and Eunjung Cha Ariana; Otto Warmbier was released by North Korea in a coma. What do we know about his medical state?  Washington Post, June 14, 2017
  5. Svrluga Susan, Otto Warmbier has extensive loss of brain tissue, no obvious signs of trauma, doctors say. Washington Post, Junio 15, 2017

Leer también


Número 32 - Agosto 2019
portada-revista-32.jpg
Descargar gratis