Se encuentra usted aquí

Nuevas estrategias contra el Zika

Lunes, 08 de Mayo 2017 - 15:00

Autor

antoniog.trejo_.foto_2015.jpg
Antonio G Trejo

Compartir

zika-prevencion.jpg

"No hay enemigo pequeño", Dicho popular

El mosquito común Aedes aegypti, es el hospedero del virus del Zika que ha causado numerosísimos casos de microcefalia en toda Latinoamérica y que ahora, al aumentar la temperatura y la humedad, vuelve a amenazar con expandirse hasta el sur de EEUU. Las características, el mecanismo de infección y otros detalles importantes han sido ampliamente descritas en un artículo previo,1 de tal manera que hoy trataremos acerca de los avances científicos recientes para combatir esta endemia que cada vez presenta sintomatologías más desconcertantes.

Entre los nuevos hallazgos, se ha demostrado que el virus tiene una gran viabilidad en el esperma humano y que inclusive es capaz de transmitirse por la vía sexual con toda su capacidad infectiva, también se le ha encontrado en la leche materna de una embarazada en su semana 36. En este caso, al parecer el recién nacido no mostró ninguna anomalía, lo cual pudiera interpretarse como una pérdida de la infectividad del Zika en las fases tardías del desarrollo. También se le ha aislado de procesos infecciosos en los ojos y los oídos. Las características tan disímbolas del mecanismo de infección sugieren que este virus es el producto de diversas manipulaciones genéticas concebidas en algún programa de armas biológicas.

De una forma u otra, este virus tan mustio que ataca a algunos con tremenda furia y a otros con síntomas apenas perceptibles ha causado grandes miserias, daños irreparables en los cerebros de los afectados y cuantiosos costos de rehabilitación. Afortunadamente, los investigadores y las compañías farmaceúticas han prestado atención a este difícil reto y han empezado a proponer algunas alternativas para combatirlo. Los proyectos más ambiciosos y promisorios son:

 

  • El uso de moléculas pequeñas que desnaturalicen o modifiquen en forma directa al RNA viral, y que al mismo tiempo induzcan una reacción inmunológica que inhiba la infección del virus en el sistema linfático humano. Este proyecto se está llevando a cabo en el Center for Innate Immunity & Immune Diseases de la Universidad de Washington, en las afueras de Seattle. El director del proyecto es el doctor Michael Gale.2

 

  • El equipo del doctor Anthony James de la Universidad de California en Irvine está trabajando usando una técnica llamada CRISPR que consiste en la identificación y remoción sistemática de uno o varios genes que causan una enfermedad. En este caso, los mosquitos que han sido manipulados genéticamente mediante el método del CRISPR (a los interesados en la descripción del método, ver el artículo: La Penúltima Manipulación Genética, publicado el 11 de julio del 2016), se les libera después del tratamiento para que continúen se desarrollo. Este proyecto eliminaría la transmisión del dengue, el chikungunya y la infección del zika, es sumamente ambicioso, sin embargo, aún quedan muchos detalles metodológicos y éticos que deben allanarse.3

 

  • El uso del control biológico utilizando a la bacteria del género Wolbachia y sus tres especies: melophagi, pérsica y pipientis. El control biológico es una relación destructiva, eminentemente natural donde una especie determinada depreda sobre otra. Es un proceso muy común en la naturaleza y contribuye enormemente al control de las poblaciones. En este caso, la bacteria infecta los órganos sexuales de los insectos, específicamente las fases larvarias recién generadas en los ovarios de las hembras y éstas producen huevecillos con incompatibilidad citoplasmática que los hace disfuncionales. Los resultados obtenidos han demostrado que elevadas concentraciones de la bacteria reducen la transmisión del virus, y por ende, la infección.4 Sin embargo, ha habido casos en que la infección bacteriana utilizando la Wolbachia ha servido para exacerbar la producción del West Nile Virus en mosquitos del género Culex tarsalis, éste hallazgo significa una seria advertencia para estudios futuros y el control de las poblaciones en los diversos ambientes naturales. El hecho de que en ocasiones se aumente la población de unas especies de mosquitos y se disminuyan otras significaría una grave alteración del ambiente que resultaría en un detrimento, más que un beneficio.

Recientes ensayos en condiciones naturales realizados en Viet-Nam, Colombia, Brasil, Nueva Zelanda, Australia, Indonesia y China donde se han utilizado infecciones inducidas con Wolbachia han mostrado resultados erráticos donde al parecer las altas temperaturas y la humedad afectan el control biológico de los mosquitos.5 Este año se liberaron millones de mosquitos machos infectados con Wolbachia en Florida, se espera que los machos estériles alteren la capacidad genética de las hembras y se produzca un tipo de virus disfuncional que haya perdido la capacidad de infección a los humanos; 6 las conclusiones están pendientes aún. Sin duda, este proyecto es el más viable por su simpleza y por el costo, sin embargo, los fracasos anteriores en diversas partes del mundo nos han mostrado que las condiciones ambientales deben ser muy específicas para obtener los resultados deseados. En condiciones naturales, la Wolbachia es un depredador natural del 40% de los insectos en el mundo y sus efectos varían desde la producción de insectos estériles hasta las inhibiciones de los procesos infectivos en las miles de especies de artrópodos que aun dominan en nuestro universo.

Será interesante conocer los desarrollos de estos proyectos y demostrar la efectividad en el control de los mosquitos que sin duda alguna son los responsables del mayor número de muertes no violentas a nivel mundial.

___________________________________________________

Refrerencias:

  1. García Trejo, A.; El Virus del Zika, La Nueva Amenaza. Ruiz Healy Times, Enero 26 del 2016.
  2. Rochman Bonnie.; Zeroing in on Zika. Columns Magazine, The University of Washington, Seattle, December 2016, p. 33.
  3. Specter Michael.; DNA Revolution. National Geographic Magazine. August 2016, p 31-55.
  4. Anónimo. Wolbachia. Wikipedia.
  5. Grens, Kerry.; Bacteria-Treated Mosquitoes Released in More Locations. The Scientist, January 17, 2017.
  6. Grens, Kerry.; Wolbachia-Infected Mosquitoes Released in Florida. The Scientist, April 19, 2017.

Leer también


Número 29 - Mayo 2019
portada-revista-29.png
Descargar gratis