Se encuentra usted aquí

Los virus chinos

Lunes, 06 de Marzo 2017 - 15:00

Autor

antoniog.trejo_.foto_2015.jpg
Antonio G Trejo

Compartir

influenza-virus-china.jpg

"El hombre es el lobo del hombre". Thomas Hobbes

Hace tres semanas, en una forma discreta, casi imperceptible, los periódicos principales empezaron a difundir la noticia de una nueva cepa viral que amenaza con provocar una endemia en la industria aviar de todo el mundo. Se trata de la nueva H7N9 que surgió en China y que ha causado enormes estragos en la industria pollera. El problema es que este virus no ataca solamente a las aves, sino también a los humanos (algo inusitado de las cepas HNs). El reporte de las autoridades chinas habla de 192 personas infectadas y de 79 decesos este año y de 28 infectados y 5 decesos el año pasado.1 Sin embargo, es bien sabido que el Gobierno Chino tiende a minimizar las desgracias, se sabe que son mucho más. Inclusive, se ha reportado que las autoridades están arrestando a todo aquel que comente o difunde la tragedia. La infección en las aves causa una diarrea abundante, estas heces fecales se deshidratan rápidamente y se secan, transformándose en partículas que son arrastradas por el viento o por acción mecánica. Dichas partículas son la fuente de contagio al ser aspiradas por el humano. Los síntomas observados en los humanos son: tos, dificultad para respirar, fiebre, malestar general, congestión nasal, etc. Esta cepa, la H7N9 es un virus que ataca a los humanos cada temporada invernal, las autoridades sanitarias de Hong Kong han confirmado 355 casos desde Noviembre a la fecha y se esperaría que la cifra fuese en incremento. Esta disparidad en los datos ha hecho que el pueblo chino no confíe en las informaciones proporcionadas por su Ministerio de Salud, pues aun no olvidan la pasada endemia de SARS (Secure Acute Respiratory Syndrome) en el 2003, cuando ellos reportaron solo 336 decesos, siendo que en realidad los chinos morían por centenares dentro y fuera del país. 

Una de las peculiaridades más notables de los virus de la serie HN es que infectan a dos huéspedes diferentes (en este caso: aves y humanos), algunas de las cepas se han producido en laboratorios con alta capacidad para realizar proyectos de ingeniería genética, como los descritos en La Biología Sintética II;2   donde los objetivos son desarrollar cepas con mayor potencial infeccioso o mayor capacidad de dispersión. De alguna forma, alguien ha mejorado las cepas y la ha convertido en una partícula más infecciosa. Al parecer, las siglas H N corresponden a varias mutantes de dos proteínas que juegan un papel importante en el mecanismo de la infección viral, siendo H = hemaglutinina y N = neuroaminonidasa, de ahí los números que se han utilizado para identificarse.

La dispersión de los virus es natural, simplemente se infecta al pato, cisne o ganso y se le deja libre en el tiempo y el lugar adecuados, sabiendo que ellos suelen pasar gran parte del invierno en climas fríos y que coinciden en abrevaderos naturales (lagunas, lagos, arroyos) sin la molestia o la competencia de otros depredadores. Es posible que durante estas convivencias haya intercambios genéticos que darán recombinantes que al defecar se irán distribuyendo a lo largo de las rutas migratorias hacia el sur. Esto podría ser la explicación de la aparición/desaparición de diversas cepas en diferentes ambientes (temperaturas y humedades principalmente). Es el caso de las cepas H5N8, H5N2 y H5N1 que se han aislado de pájaros que solo habitan en el norte de EEUU. Algo similar ha sucedido en el estado de Washington donde solo se han reportado 3 pájaros infectados con H5N1. Otros pájaros infectados con H5N5 provenientes de Canada se han encontrado en climas más templados como California o Idaho; en es decir en condiciones y hábitats altamente específicas.

La aparición/desaparición de estas cepas virales cada vez más infecciosas se podría interpretar como un ajuste fino a las condiciones óptimas de dispersión e infección de algún programa de desarrollo de armas biológicas. Toma gran significado lo enunciado por Hobbes: el hombre es el lobo del hombre, en 1651.

______________________________________________

Referencias.

  1. Buckley, Chris; China Fights Spread of Deadly Avian Virus. New York Times. February 18, 2017
  2. García Trejo Antonio; La Biología Sintética II. Ruiz Healy Times. Agosto, 19, 2016.

Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER