Se encuentra usted aquí

La Biología Sintetica II

Lunes, 15 de Agosto 2016 - 17:00

Autor

antoniog.trejo_.foto_2015.jpg
Antonio G Trejo

Compartir

biologia-sintetica.jpg

"Living is easy with eyes closed, misunderstanding all you see". Strawberry Fields Forever. Lennon & McCartney.

En el artículo anterior, se describieron los orígenes, el desarrollo y los alcances de esta nueva tecnología informativa que culminó con el éxito de J. Craig Venter y su grupo de investigadores en Mayo del 2010. Ellos demostraron que su DNA artificial podía expresar todas las funciones programadas después de introducirlo en otra bacteria activa, inclusive la reproducción.

Desde entonces, han surgido innumerables publicaciones reportando el potencial y las expectativas positivas que ofrece esta nueva metodología. Sin embargo, una gran parte de la comunidad científica internacional, varios líderes religiosos y otros expertos especializados en bioética desconfían de tanta bondad y beneficios que se pudieran lograr en favor de la humanidad. Examinemos algunos hechos que han dado lugar a tanta desconfianza e inseguridad.

Los virus causantes de la gripe tienen un altísimo índice de mutaciones espontáneas, por eso es que los síntomas y la manifestación de las infecciones son diferentes cada año. Las cepas H1N1 son los causantes de la gripe en los humanos, mientras que las cepas H1N5 atacan a la mayoría de las aves. Estos virus suelen aparecer una o dos veces por año en fechas determinadas, en todos los países del mundo. Sin embargo, en ocasiones han aparecido oleadas de cepas altamente infecciosas como las que ocasionaron la muerte de 35 a 50 millones de personas durante la pandemia de la gripe en 1918 – 1919. Otra pandemia más reciente costó la vida de un millón, en 1968.

Es bien sabido que el virus de la gripe que ataca a los humanos provino de una o varias mutaciones del virus que produce la gripe en las aves. En Septiembre del 2011, Ron Fouchier del Erasmus Medical Center en Rotterdam y su equipo reportaron haber obtenido mutantes provenientes de una mezcla de las cepas H1N1 y H1N5 que a su vez fueron capaces de infectar a unos hurones en condiciones experimentales. Posteriormente lograron la infección de un hurón a otro por contacto directo y al final, lograron que la infección fuera a través del aire; sin ningún intermediario. Casi al mismo tiempo, el investigador Yoshihiro Kawaoka de la Universidad de Wisconsin también anunció y publicó resultados muy similares a los logrados en Holanda. Estos resultados muestran dos características sobresalientes. Primero, la gran capacidad intercambiable de dos especies virales que en su estado natural infectaban a un solo huésped, el humano o las aves; pero no a ambos. Segundo, que la infección se realizaba por contacto directo en ambas cepas, que después se convirtió en una propagación e infección del virus a través del aire; sin ningún intermediario. Estas dos características se consideran una clara violación al Tratado del Biological and Toxin Weapons Convention, acordado en 1972 que prohíbe los estudios conducentes al desarrollo experimental de armas biológicas. Lo más aberrante del caso es que dos laboratorios prominentes en diferentes partes del mundo trataran de lograr el mismo objetivo: modificar una cepa viral altamente infecciosa a los humanos y facilitar su diseminación a través del aire, sin necesidad de intermediario. Por si fuera poco, ambos proyectos fueron financiados por el National Institute of Allergy and Infectious Diseases, que en esa época disponía de un presupuesto superior a los 300 millones de dólares para esclarecer el potencial del virus H5N1 en el desarrollo de una pandemia.1

Las evidencias hablan por sí solas, lo peor es cuando la teoría se transforma en realidad y ésta supera a la ficción. Esta pudiera ser la explicación a lo sucedido en México en Marzo-Abril del 2009, cuando una pandemia de gripe fue causada por el virus H1N1. El 12 de Abril del 2009 se reportó un caso atípico de pulmonía en el estado de Veracruz. Las autoridades sanitarias de inmediato iniciaron las investigaciones respectivas. Para el 17 de Abril, otros enfermos fueron admitidos al hospital de Oaxaca con severos trastornos respiratorios, las muestras clínicas fueron analizadas en la Ciudad de México, donde se determinó la presencia del virus causante de la fiebre porcina tipo A, llamado también H1N1. Esta cepa también se encontró al mismo tiempo en dos niños que vivían en California pero que no habían estado en México ni tampoco habían tenido contacto con cerdos. Para el 23 de Abril, las autoridades sanitarias de Canada y el CDC en EEUU confirmaron la identificación del H1N1, siguen apareciendo casos clínicos en el Distrito Federal, el Estado de México, Veracruz y Oaxaca, posteriormente la infección se expande a todos los otros estados. La sintomatología respiratoria es muy similar en todos los casos. El 24 de Abril, la Secretaria de Salud en el DF declara una alerta nacional y decreta una estrategia sanitaria para contener el contagio, las disposiciones inmediatas son el cese de toda actividad pública en todo el país, cierre de escuelas, oficinas, iglesias, comercio en general y cancelaciones de funciones de cine, teatro y futbol. La ciudad de México se paralizó, las calles lucían desiertas, los más aventurados peatones circulaban con prisa, preocupados, acomodándose el tapabocas, no hubo saludos de mano ni abrazos afectuosos. Los mexicanos se transformaron, por primera vez en su vida obedecieron sin chistar a las autoridades y siguieron fielmente todas las instrucciones que se les dieron, permanecieron en sus casas quietos y callados, atentos a las últimas instrucciones. Los ojos del mundo estaban pendientes y preocupados por la violenta aparición del virus. Los epidemiólogos reportaron 1918 casos no confirmados y 84 muertes entre el primero de Marzo y el 30 de Abril.2

La pandemia cedió a los pocos días, las actividades fueron reanudándose poco a poco, a ritmo lento, los mexicanos recuperamos la expresión y el ánimo. Debemos reconocer que las autoridades sanitarias actuaron en forma impecable en su planeación y la ejecución de su estrategia sanitaria. Su labor fue gratamente reconocida a nivel mundial.

Los progresos científicos y tecnológicos logrados por el hombre son espectaculares, desafortunadamente, existen entes cuya visión y ambiciones son muy diferentes, esto genera desconfianza e incredulidad. Este relato es solo una muestra de muchos sucesos que no salen a la luz pública porque simplemente son inaceptables. Afortunadamente, existen organizaciones, líderes de opinión y científicos que piensan y se expresan diferente y están en contra de la Biología Sintética porque la perciben como una tecnología de altísimo riesgo ya que atenta contra la individualidad y la libertad que nos fueron concedidas desde el día en que nacimos y sobre la cual no debe haber ninguna otra influencia que opaque o menoscabe nuestros derechos más elementales.

Me gusta lo natural y lo respeto, estoy satisfecho con mi existencia imperfecta en lo que me he desarrollado, creo conocer mis talentos y mis limitaciones, solo pretendo subsanar mis errores y transformarme en algo mejor; considero que son dignas aspiraciones del Homo sapiens, que por lo que veo se quiere pasar de sapiens.

_______________________________________________________________

Referencias

  1. Garrett Laurie.  The problems and Perils of the Synbio Revolution. Foreign Affairs. November-December 2013. 28-46
  2. CDC. Outbreak of Swine-Origin Influenza A (H1N1) Virus Infection –México, March – April 2009. MMWR 2009; 58: Dispatch: 1:3

 


Leer también


Número 29 - Mayo 2019
portada-revista-29.png
Descargar gratis