Se encuentra usted aquí

El Tamiflu en crisis

Lunes, 07 de Marzo 2016 - 16:00

Autor

antoniog.trejo_.foto_2015.jpg
Antonio G Trejo

Compartir

tamiflu.jpg

Los virus son partículas infecciosas espectaculares, son lo más cercano a la perfección, pues atacan rapidamente a su presa, se apoderan de la energía celular y se reproducen rapidamente, listos para infectar a otro paciente..

Nadie se libra de sus ataques, todo ser vivo es susceptible a los ataques virales que se inician al esparcirse a través del aire o por contacto directo.

Nuestro país, al igual que otros ha sido azotado constantemente por diversos virus de la gripe que han causado gran alerta y temor, nadie quiere saber más del H1N1, H5N1 y otros mutantes que nos han causado cuantiosas pérdidas económicas, baja productividad y un gran desasosiego social. Las epidemias virales son tan espectaculares que semejan el vuelo de las aves migratorias, son como una sombra silenciosa que invade el espacio dejando una estela de caos y desolación. Ante ésta amenaza mundial, varias organizaciones sanitarias del mundo (WHO, CDC, NICE y la European Centre for Disease Prevention) han incluido en sus listas una serie de medicinas y fármacos que se consideran indispensables para preservar la salud mundial.

Entre esos fármacos, se encuentra el Tamiflu, que es un antiviral que no elimina  al virus  sino que limita su expansión hacia otras células; en síntesis, evita que la infección se extienda, disminuyendo los síntomas característicos de la gripe, promoviendo una fácil recuperacion.

En fechas recientes, los medios de comunicación en México han diseminado con gran alarma la escasez del fármaco Tamiflu, producido y distribuido por Roche a nivel mundial. No se sabe si algún especulador lo está ocultando para crear una demanda mayor o si en realidad el almacenamiento y la distribución en nuestro país ha fallado. Porque la verdad es otra, hay mucho Tamiflu almacenado, mucho más del que pudiéramos necesitar.

La historia es la siguiente: Gilead, una modesta compañía aisló un extracto proveniente del anís estrella chino con propiedades inhibitorias de la neuroaminidasa (enzima existente entre  la superficie de las células del sistema respiratorio y el virus) que impide la adhesión del virus a la pared de la célula huésped. Esto imposibilita la infección del virus y por lo tanto hace que no se pueda reproducir, disminuyendo así la infeccíon y por consecuencia  aminorando los síntomas y  molestias de la gripe.

Gilead vendió la patente a Roche en 1996.y desde entonces la explotó en exclusiva hasta el 2008 cuando la compañía indú Citla ganó los derechos para producirla.

En la primer década del siglo, los paises del sureste asiático se vieron afectados con una impresionante pandemia causada por el H5N1 que devastó las aviculturas regionales. Las autoridades sanitarias creyeron que el Tamiflu iba a contener la pandemia pero no fue así, las cepas virales habian mutado y los estragos fueron incalculables. Ante esta nueva amenaza, los organismos internacionales decidieron considerar al Tamiflu como la mejor opción para controlar otra pandemia que pudiera presentarse y además se comprometieron a apoyar la investigacion y el desarrollo de nuevos antivirales. En Noviembre del 2005, el presidente George W. Bush requirió al Congreso un fondo de un millón de millones para la producción y el almacenamiento del Tamiflu, otros paises hicieron lo mismo, en menor escala.

De tal manera que el Tamiflu se produjo y se almacenó en gran escala esperando otra pandemia espectacular que nunca llegó. Desde entonces el Tamiflu está en crisis porque se encuentra en almacenes de muchos paises, sin venderse. La triste historia no termina ahí sino que los derechos de exclusividad de Roche se terminan este año y existe la posibilidad que otros laboratorios lo produzcan, y se entable una competencia comercial donde Roche perdería millones de dolares.

A decir de los expertos en salud pública y los epidemiólogos, el Tamiflu debe ser utilizado en casos muy especiales, no es una medicina para las masas dado que la naturaleza de la enzima neuroaminidasa no es muy estable o bien que cualquier otra mutación en el virus de otra gripe la puede anular facilmente.

¿El Tamiflu está en crisis, le corresponderá a los mexicanos salvarlo?

Tal parece que esa es la intención de los intereses comerciales, la alarma que se ha sembrado entre la población no tiene límite, orientando al público hacia las farmacias que tienen el producto en existencia no es un servicio social que corresponda a los medios de comunicacion. La cifra de 120 muertos que se ha venido manejando es producto de la ignorancia o la mala fe, pues la población del area metropolitan de la ciudad de México y zonas periféricas es de aproximadamente 20 a 22 millones de habitantes, de tal manera que 120 muertes no son una cifra significativa, asumiendo que de ésos 120 decesos algunos se iban a morir de cualquier otra causa o simplemente la gripe fue el final de un estado clínico muy disminuido.

Sería muy prudente escuchar alguna voz más autorizada que nos pudiera responder tantas preguntas y sacarnos de la duda, ¿seremos nosotros los indicados para aliviar la crisis del Tamiflu? o será el Tamiflu quién nos va a ayudar con nuestra crisis de confianza y credibilidad.


Leer también


Número 28 - Abril 2019
portada-revista-28.png
Descargar gratis