Se encuentra usted aquí

El dengue y la ineptitud

Jueves, 12 de Septiembre 2019 - 11:40

Autor

antoniog.trejo_.foto_2015.jpg
Antonio G Trejo

Compartir

el-dengue-y-la-ineptitud.jpg

La Secretaría de Salud ha reportado un aumento del 300% en la incidencia de las infecciones del virus del dengue en la población mexicana, lo cual ha causado una gran alarma porque no existe una cura contra esta infección. Además, algo muy inquietante es que la genética de algunos pacientes le permite al virus expresarse como una hemorragia viral, la cual suele ser fatal.

Según reportes nacionales y extranjeros, todo parece indicar que el estado mexicano no realizo las previsiones necesarias para adquirir el volumen necesario del insecticida y éste se expandió a sus anchas.

El virus del dengue esta constituido por RNA y una envoltura protectora de lipoproteína que resguarda su integridad, habita en las glándulas salivales de dos especies de mosquitos: el Aedes aegypti y el Aedes albopictus, que se reproducen activamente en las regiones subtropicales y tropicales de cualquier parte del mundo. Los mosquitos adquieren el virus después de la picadura de algún animal infectado por el virus y lo incuban en sus glándulas salivales para posteriormente transmitirlo por el mismo mecanismo. Ambas especies son muy peligrosas, porque son capaces de infectar cuatro agentes patógenos diferentes, peligrosos a cúal más. Los virus invaden nuestro cuerpo en forma silenciosa y sutil, sin notoriedad, sin preámbulo y parasitan las células de nuestros tejidos sin que podamos defendernos, estamos bajo su control por un lapso de 21 días, si bien nos va.

 De lo contrario, desarrollaremos pequeñas o graves hemorragias, algunas de las cuales podrían ser fatales. En realidad, los virus no producen la enfermedad, sino que generan una pérdida del control celular que se manifiesta en los síntomas de la enfermedad. La sintomatología es muy semejante a un resfrío común y corriente; a lo cual la gente esta muy acostumbrada. A la fecha, no hay ningún tratamiento ni existe una vacuna contra el dengue. Los casos graves son las hemorragias que deben ser tratadas en algún hospital. También se han reportado algunos casos donde el contagio es directo con otras personas, restos de animales o con otros insectos infectados. Otros datos e información acerca del proceso de la infección y la etiología los encontrarás en el artículo anterior El Enemigo Sutil.1.

Todas estas características tan comunes para las poblaciones que viven en las zonas subtropicales y tropicales no han pasado desapercibidas para los gobiernos interesados en practicar la guerra biológica, quienes los han usado en su capacidad como agentes incapacitantes. Es decir, usados en casos donde es muy difícil demostrar el uso de armas biológicas y en situaciones donde se busca disminuir la capacidad productiva (industrial, animal o agrícola); porque precisamente, la población esta incapacitada.2,3.

 Volviendo a nuestra realidad, a principios de septiembre aparecieron dos artículos (uno en el Universal4 y otro en Nueva York5.) reportando el inusitado incremento de casos recientes (10,211 al 7 de septiembre), ante los cuales las autoridades médicas consideraron que solo un tercio eran serios y que al final resultaron en 120 defunciones ocurridas en los estados de Veracruz, Chiapas, Jalisco y Oaxaca, principalmente.

Las autoridades médicas declararon que el número de infecciones estaba dentro de lo normal y que todo dependía de las temperaturas y las humedades características de los lugares afectados. Sin embargo, el Dr. Ruy López Ridaura, Director del Conaprece (Consejo Nacional de la Prevención de las Enfermedades y Programas de Control) no mencionó los esfuerzos y las medidas preventivas que suelen tomarse en estos casos. Fue la Dra. Rosa María del Ángel, investigadora de enfermedades infecciosas del citado Centro quien declaró que el número de infectados había sido una cifra menor al promedio de lo reportado, dando la impresión de que se trataba de un numero mayor de infectados, también afirmó que la dosis del insecticida debía incrementarse. Al averiguar sobre las aspersiones, surgió el dato de que la CompraNet (entidad oficial de nuestro gobierno encargada de las compras de grandes volúmenes) no tenía registrada ninguna adquisición del insecticida hasta el día 6 de agosto. Esta fecha sugiere que las medidas preventivas de la Secretaría de Salubridad no se cumplieron.

Simplemente, la administración médica se olvidó de sus objetivos y expusieron a las poblaciones afectadas a una serie de epidemias que bien pudieron haberse minimizado. Podría ser que alguien en su defensa señale que la adquisición del insecticida se hizo después del 6 de agosto (tal como aparece en el artículo de Leonardo Domínguez, quien dice que después hubo 7 contratos y que la compra fue directa).

 De una manera u otra la fecha de adquisiciones fue demasiado tardía, cuando ya las infecciones se habían generado en todas partes, alcanzando las cifras referidas anteriormente. Investigaciones posteriores revelan que Conaprece hizo investigaciones acerca de los volúmenes asperjados, pero las evidencias no aparecen ni nadie quiere responsabilizarse de los datos. Todo mundo en la confusión, lo único real fueron los difuntos y el incremento tan desmedido en el número de infectados.

Ante toda esta pantomima oficial protagonizada por las autoridades médicas y la incompetente administración del Sistema Presupuestal no queda más que investigar exhaustivamente el origen de esta pifia garrafal y disciplinar a los responsables.

Mientras tanto, en semanas anteriores, pacientes desesperados han estado reportado la escasez de fármacos habituales en la práctica médica, así como la interrupción y la cancelación de servicios médicos que habían sido calendarizados con plena anticipación. Tal vez, el caso más notorio fue el desabasto del Methotraxate, indispensable para el tratamiento de varios tipos de cáncer pediátrico.

Esta mañana (septiembre 11), dos pacientes de linfoedema, una condición secundaria que suele presentarse después de tratamientos con radiaciones y de otras intervenciones quirúrgicas, que acudían puntualmente a sus tratamientos con especialistas en una clínica del IMSS, acudieron a una entrevista en uno de los noticieros matutinos donde relataron que los especialistas y las instalaciones donde recibían sus tratamientos habían desaparecido. Cuando preguntaron acerca de la clínica y de su personal les dijeron que estaban erróneos, que esos servicios no existían. Los desconcertados pacientes presentaron sus documentos para probar su veracidad, pero las autoridades médicas insistieron en su versión. Los entrevistados  aseguraron que por lo menos 1300 pacientes, al igual que ellos están esperando el restablecimiento de los servicios, así que volvieron a las instalaciones de la clínica y se entrevistaron con las autoridades médicas, quienes en esta ocasión prometieron reanudar los tratamientos en breve. Ahora, los pacientes están inciertos si van a recibir la misma eficiencia y atención que tenían antes.     

Por otra parte, tal vez no sea necesaria ninguna investigación, sino más bien, nosotros ciudadanos debiéramos entender que estas disposiciones pudieran ser un dispositivo administrativo ordenado por la máxima cúpula política dentro de sus programas de austeridad transparente en beneficio de la salud de todos los mexicanos. Preguntémosles.

No me sorprende que la clase política pretenda regular las cuestiones de salud, sus expectativas son tan amplias y bien definidas, que no cabe la duda.

Lo que sí es aberrante e inadmisible es que las autoridades médicas permitan la intromisión y el manejo de la salud de un país y la hayan entregado a un grupo de incapaces que no se justifican ni a si mismos. Sus acciones no son ineptas sino también criminales, los hechos no mienten.

Estos incidentes son valiosos datos para los amantes de la historia, porque hasta donde yo recuerdo, en ningún sexenio se habían presentado.

 

REFERENCIAS.

 

  1. Antonio G. Trejo., El Enemigo Sutil. Ruiz Healy Times. Junio 10, 2019.
  2. Shenali Waduge., Dengue Mosquitoes are being used as biological weapon! Lankaweb June 13, 2012.
  3. Zoe Martell, H.P. Albarelli, Jr. Florida Dengue Fever Outbreak Leads Back to CIA and Army Experiments. TRUTHOUT. July 21,2010
  4. Leonardo Domínguez., Se disparan 312% casos de dengue y durante ocho meses el gobierno no compró insecticida. El Universal Septiembre 4, 2019
  5. Anónimo. Dengue cases up, mosquito spraying down but health officials not worried. Mexico News Daily. September, 5, 2019

 

 

Dirección electrónica: octopus_951@msn.com


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER