Se encuentra usted aquí

Botox, producto perfecto

Jueves, 26 de Septiembre 2019 - 12:20

Autor

antoniog.trejo_.foto_2015.jpg
Antonio G Trejo

Compartir

botox.jpg

Allergan, una de las compañías más exitosas en la actualidad tiene dos plantas procesadoras de productos para el consumidor, una de productos farmacéuticos y otra de los llamados productos cosméticos. Las plantas están localizadas en Irving, California y Wesport, Irlanda. Una de las peculiaridades más sorprendentes son las extremas medidas de seguridad que velan por la calidad y la integridad de sus productos; la razón en muy simple, su negocio es procesar una de las toxinas más mortíferas que se conocen, las neurotoxinas llamada botulínicas. 1

Esta molécula proteica es extraída del Clostridium botulinum, una bacteria anaeróbica que vive en el suelo natural y en ocasiones en caldos y sopas densas con poca dotación de oxígeno o cuando han sido mal enlatados. La toxina se extrae, se concentra y purifica en extremo cuando el microorganismo esta en stress y suele formar las esporas que se distribuyen azarosamente y empiezan a secretar la toxina. El Botox es el producto terminado y tiene una gran variedad de usos y aplicaciones de las cuales 55% son farmacéuticas y el 45% cosméticas.

 Los tratamientos médicos que se ofrecen al público con más frecuencia y no pretenden ofrecer ninguna solución milagrosa sino que coadyuvan a regular el funcionamiento de algo disfuncional, los más comunes son: contra los diferentes tipos de migraña, la parálisis cerebral, la incontinencia urinaria y la distonía (contracción muscular simultanea sin control), tienen además un amplio y variado uso en la oftalmología; existe también el caso de los pacientes sobrevivientes a los derrames y las parálisis cerebrales y las esclerosis múltiples, donde muchos de los músculos están contraídos en una tan forma violenta que les impide los movimientos de la vida cotidiana, en estas ocasiones; el fármaco actúa como un relajante muscular.

La otra exitosa aplicación del Botox es su uso contra las arrugas de la piel, la toxina relaja los músculos faciales y los dispone en forma tersa y plana por debajo de la piel, el efecto es tan rápido que se nota después de 3 - 5 días de haber aplicado la inyección. El tratamiento dura de 2 – 4 meses, dependiendo de la calidad y el estado de la piel y los ángulos que haya que corregir.

Existen varios tipos de toxinas, dependiendo de la aplicación que se vaya a realizar y los resultados que se deseen obtener. Este es quizá uno de los grandes atractivos de esta compañía, que cualquiera de sus productos requiere la participación directa de un especialista o un profesional calificado. Los riesgos y los resultados dependen de ello, además de que cada caso es personal y que no todos los pacientes responden a las mismas dosis o a los mismos procedimientos; es una consulta muy selectiva y personal.

Cualquier consulta entre doctor y paciente debe ser resuelta antes de cualquier tratamiento.

 

En párrafos anteriores se mencionó la extrema toxicidad de esta bacteria y la posibilidad de ingerirla con los alimentos.  En el caso de que las esporas fuesen ingeridas por algún comensal, éstas no germinaran a menos que se rodeen de un ambiente anaeróbico, lo cual será muy poco factible.

Sin embargo, el gran riesgo de la compañía reside en que la toxina botulínica es fácilmente absorbible a través de las membranas mucosas, los ojos y el tracto respiratorio, esa es la razón por la cual Allergan procesa todos estos productos con un máximo de seguridad.2

Si acaso la toxina botulínica llegara a invadir el intestino humano, existe tiempo suficiente para contrarrestar la acción tóxica, que cualquier médico pide realizar sin ningún problema.

Este es el mecanismo de acción de las esporas botulínicas en la vía digestiva:

 

Toxina  →  Esporas en el intestino  →   Torrente circulatorio   →   Neuronas

                                                                                                                   ↓

                                                          Arresto respiratorio    ←  Parálisis flácida

 

La sintomatología característica se presenta después de que el microorganismo se haya incubado de 4 a 36 horas en un ambiente semi o anaeróbico, se manifiesta como náusea, vómito, dolor de cabeza, visión doble, descoordinación del habla, etc. Mayores detalles e información acerca de este microorganismo patógeno se pueden encontrar en el artículo anterior.

 

REFERENCIAS.

  1. Anónimo. Inside Fort Botox. THE WEEK. December 8, 2017.
  2. Hallie Levine. Taming a Toxin. Brain & Life. May 18.
  3. Antonio G. Trejo. Botox o la Pérdida de la Expresión. Ruiz Healy Times. 5 de junio del 2017.

 

Correo Electrónico: octopus_951@msn.com


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER