Se encuentra usted aquí

ciberbullying

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Controlar internet

 

Cada cierto tiempo salen propuestas de supervisión, control y supervisión de Internet y las redes sociales. Prácticamente todas ellas provienen de políticos ligados a partidos políticos en el gobierno de corte autoritario. Todas fracasan en regímenes democráticos, pero los políticos que les provoca sensibilidad la libertad del mundo digital siguen insistiendo.

Ahora le toco a México. El senador por el estado de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, presentó la iniciativa de Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Informáticos. Entre las consideraciones de su iniciativa, destacan los siguientes argumentos que describen sus intenciones y preocupaciones:

“Las nuevas tecnologías y la creciente demanda de Internet resultan un campo fértil para la delincuencia, que ha encontrado nuevas formas para consumar delitos a través de medios electrónicos y tecnológicos, los cuales son aprovechados para afectar a la ciudadanía, las empresas y el gobierno…

Esto obliga a transformar también nuestro marco jurídico ya que a través de estos medios se realizan conductas humanas que tienen efectos en el mundo real, y afectan la esfera jurídica de las personas…

El incremento de los incidentes va en estricta relación con el incremento del numero de usuarios de Internet, redes sociales y medios informáticos”.

Y remata el senador Fayad para argumentar la necesidad y urgencia de esta nueva ley: actualmente 41% de los países a nivel mundial sí cuentan con legislación contra el cibercrimen.

Ley Federal para Prevenir y Sancionar Delitos Informáticos

Entre los artículos más destacados de la propuesta de ley federal están:

  • Los delitos previstos se prevendrán, investigarán, perseguirán y sancionarán por la federación.
  • La prevención se efectuará a través de la vigilancia de la seguridad y los derechos de las personas en la red pública de Internet y de la promoción de las denuncias.
  • La unidad especializada de la Policía Federal realizará investigación para la prevención de los delitos contenidos en la ley por lo que podrá supervisar las acciones necesarias para la investigación de los delitos electrónicos cometidos, requeridas por la autoridad competente; y gestionar la cooperación con empresas proveedoras del servicio de Internet para suspender sitios, páginas electrónicas y cualquier contenido que atenten contra la seguridad pública.
  • Los concesionarios de telecomunicaciones y, en su caso, los autorizados y proveedores de servicios de aplicaciones y contenidos, colaborarán en la investigación de los delitos informáticos, por lo que deberán proporcionar oportunamente asistencia técnica y la información que requieran las autoridades federales competentes para la investigación de los delitos informáticos.
  • Los proveedores de servicios y toda aquella institución privada que mantenga infraestructura informática para la proveeduría de servicios de telecomunicaciones y de aplicaciones en Internet, deberán conservar los datos de trafico de origen y destino de la comunicación o cualquier otra información que pueda ser de utilidad a la investigación.
  • A quien acose, hostigue, intimide, agreda o profiera cualquier forma de maltrato físico, verbal o psicológico en contra de usuarios de Internet, de forma reiterada y sistemática, se le impondrá una pena de seis meses a dos años de prisión y multa de cincuenta a ochenta días de salario mínimo vigente.
  • A quien, sin la autorización correspondiente, revele, difunda o ceda, en todo o en parte, información privada referente a imágenes, audio, video o la información sensible de usuarios, se le impondrán de seis a doce años de prisión y multa de ciento cincuenta a doscientos días de salario mínimo vigente.
  • A quien publique, replique, comercialice, almacene o distribuya sitios web apócrifos en el territorio nacional o cualquier otro lugar fuera de él, se le impondrán de cinco a diez años de prisión y multa de 100 a 150 días de salario mínimo vigente.

Conclusión

Una iniciativa de ley controvertida, que por un lado promueve la necesidad de evitar el uso nocivo de Internet, que es una intención legítima y necesaria, pero lo hace limitando la libertad existente en el mundo digital y le otorga indebidamente facultades al gobierno federal para investigar, controlar y sancionar todo aquello que crea que atenta contra los intereses de terceros, donde los políticos son lo más sensibles.

Esta propuesta está condenada al fracaso. Más valdría promover el buen uso de los medios digitales a través de una gran campaña nacional de alfabetización digital y de su uso productivo. Lo negativo, con las buenas prácticas y la mejora de la cultura digital, se irá resolviendo. Nadie puede creer que el gobierno tenga la capacidad y la neutralidad en este caso, como tampoco lo ha sido en otros, de ser la mejor opción para vigilar y sancionar los excesos.

Autor:

Fecha: 
Martes, 03 de Noviembre 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Del ciberacoso y las inicitivas de ley para castigar los ciberdelitos...

 

De acuerdo a datos publicados en 2013 por la Asociación Mexicana de Internet (AMPICI) en nuestro país existen alrededor de 45.1 millones de cibernautas y de ellos 15 millones tienen menos de 18 años de edad (entre 6 y 17 años), estos niños y jóvenes pasan un promedio de 5 horas frente a la computadora y otros dispositivos similares como tabletas o teléfonos inteligentes. Hay que destacar que la interacción con otros a través de las redes sociales es la actividad que más los ocupa al navegar. Más cifras: según el reporte 2015 de seguridad en hogares, Norton Online Family, los niños de México son cada vez más propensos a ser victimas del ciberacoso. Los datos de esta investigación nos dicen que en los últimos cinco años el 81% de los niños entre 12 y 17 años han declarado haber tenido alguna experiencia de acoso en la red. El 61% reporto haber sufrido una experiencia “muy mala” en internet que incluía la intimidación o chantaje por medio de imágenes de contenido sexual. Este mismo reporte señala que solo el 5% de los padres conocen qué páginas visitan frecuentemente sus hijos y si son o han sido sujetos de agresiones. Además, este fenómeno es escasamente reportado ante las autoridades y por lo tanto existe una cifra negra importante de delitos de este tipo no denunciados. Gustavo Caballero, Coordinador de la Unidad de Investigación Cibernética de la Procuraduría General de Justicia del DF (PGJDF) reporta que de 2009 a la fecha la dependencia a su cargo ha recibido un número escandalosamente bajo de denuncias de ciberbullying o sexting, por ejemplo: durante 2014 solo recibió ¡una denuncia por pornografía infantil!. Y lo peor: este tipo de delitos no se encuentran tipificados aún en el Código Penal de nuestro país. Esto quiere simplemente decir que hasta el día de hoy el Estado tiene nula capacidad para limitar o castigar conductas en redes sociales que generen riesgos para niños, niñas y adolescentes. Por todo esto se debe plantear la actualización, en materia penal, procesal y de atención a víctimas de este tipo de delitos. Creo que todos estaríamos de acuerdo con ello, sin embargo las cosas siempre son más complejas de lo que parecen. Ahí les va: el senador del PRI Omar Fayad, Presidente de la Comisión de Seguridad del Senado, presentó en octubre de 2015, una iniciativa al Congreso para combatir los ciberdelitos que incluye una legislación específica sobre este tipo de abusos contra niños y adolescentes que se calcula han causado pérdidas por más de 3 mil millones de dólares anualmente a empresas y particulares, por no hablar de lo verdaderamente importante: los daños emocionales y psicológicos muchas veces irreversibles de las víctimas. Pero… gran polémica se ha desatado con la llamada Ley Fayad para prevenir y sancionar delitos informáticos ya que supuestamente esta regulación pone en peligro la “libertad de expresión” y el “derecho humano a la información de los ciudadanos”. Desde luego en redes sociales esta propuesta ha sido duramente criticada y algunos legisladores de otros partidos políticos se han pronunciado contra ella. Como psicóloga debo decir que los daños emocionales que el ciberacoso y el sexting (fotos y videos de desnudos o actividad sexual de compañeros, que se suben a la red) ocasionan en los chavitos repercusiones muy graves y en México como en otros países del mundo se han dado incluso suicidios por la humillación a la que fueron sometidos estos niños por otros en internet. Por otra parte como periodista he estado, estoy y estaré por la absoluta libertad de expresión, pero… nos enfrentamos a una situación muy difícil de resolver en bien de los niños. Creo que la iniciativa del senador Fayad debe ser discutida, seguramente refraseada y discutida por expertos, pero en definitiva me parece un muy buen intento por abordar un tema de la mayor importancia ya que afecta ni más ni menos que a nuestros hijos. Yo lo felicito y creo no debemos quitar el dedo del renglón… Y mejor, la recomendación de la semana: soy fan de los restaurantes de cocina mexicana “El Bajío” en distintos puntos de la ciudad de México, pero acabo de quedar gratamente sorprendida por la remodelación de la sucursal Polanco en Alejandro Dumas 7. La terraza en el segundo piso quedó realmente estupenda, con jardín interior y toda la cosa y por su excelente ventilación se puede fumar y al mismo tiempo no padecer las inclemencias del loco tiempo de nuestra ciudad. Y bueno, de la comida ¿qué les digo?, las grandiosas enmoladas de siempre, los frijolitos refritos, el excelso guacamole, las tortillas hechas a mano y mil delicias más de nuestra asombrosa y variada cocina. En fin, vayan, se la van a pasar y a comer muy bien. Y hasta aquí hoy, y muchos besitos a los niños, especialmente a la preciosa hija de mi querida amiga Wendy que acaba de llegar a este mundo. Bienvenida. Más besitos que de costumbre y bye.

Autor:

Fecha: 
Martes, 03 de Noviembre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La chusma digital. El mito de los "beneficios" de la devaluación del peso. Las declaraciones de Vicente Fox

Esta tarde me visita Paulina Campos, directora general de la Fundación Hogares, para explicarnos las acciones que realiza su organización para mejorar la vida comunitaria de medio millón de mexicanos. En el estudio me acompaña Viridiana Ríos, directora de la Fundación México, ¿Cómo Vamos? y hablamos sobre la chusma digital, el mito promovido por el gobierno de que la devaluación del peso beneficia a nuestras exportaciones, y la mala situación en que viven millones de trabajadoras domésticas en México y el mundo. Luis Miguel González, director general Editorial de El Economista, nos habla desde Cartagena de Indias, Colombia, donde se realiza la reunión de la Fundación García Márquez, y nos platica sobre la robotización del periodismo. Tere Vale y yo discutimos sobre declaraciones hechas por Vicente Fox.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 18 de Marzo 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Chusma digital

El Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia Española define así las siguientes palabras:

1. Chusma: Conjunto de gente soez, muchedumbre de gente vulgar, persona chismosa y entrometida; persona de modales groseros y comportamiento vulgar.

2. Soez: Bajo, grosero, indigno, vil.

3. Vulgar: Que es impropio de personas cultas o educadas.

4. Grosero: Descortés, que no observa decoro ni urbanidad.

5. Chismoso, sa: Que chismea o es dado a chismear.

6. Chisme: Noticia verdadera o falsa, o comentario con que generalmente se pretende indisponer a unas personas con otras o se murmura de alguna.

Todas estas definiciones vienen a mi mente cuando leo algunos de los mensajes que recibo cotidianamente via Twitter o Facebook, Mensajes que provienen de la chusma digital conformada por personas soeces, vulgares, groseras y chismosas que han sido empoderadas por las redes sociales para manifestarse libremente a favor o en contra de ideas, organizaciones y personas.

Estoy totalmente a favor de que cualquier hombre o mujer se exprese libremente sobre cualquier asunto. Después de todo, la humanidad ha luchado durante miles de años para poder disfrutar del derecho a la libre expresión y las redes sociales definitivamente han hecho realidad ese derecho.

Con lo que no estoy de acuerdo es que al expresarse por medio de Twitter, Facebook o cualquier otra red social muchas personas insulten, descalifiquen y hasta amenacen con lastimar físicamente o matar a quienes no piensan igual que ellas.

Ahora bien, no me extraña que en México esto ocurra. Después de todo, la inmensa mayoría de los mexicanos ha sido obligada a adquirir sus conocimientos en la escuelas públicas y privadas que forman parte de un sistema educativo que nunca ha enseñado a los estudiantes a pensar, analizar, reflexionar y debatir. Un sistema educativo desde siempre fallido, propio de un país subdesarrollado, tercermundista y corrupto como el nuestro.

La chusma digital que tanto vulgariza las redes sociales mexicanas se mantendrá mientras el sistema educativo no tenga los niveles de calidad que se registran en Shanghái, Singapur, Hong Kong, Taipéi, Corea, Macao, Japón, Liechtenstein, Suiza, Holanda, Estonia o Finlandia, que son los 12 países cuyos niños de 15 años de edad obtuvieron en 2012 las mejores calificaciones en el examen PISA que la OCDE aplica en 65 países. Y en muchos otros países con sistemas educativos que sí educan.

En conclusión: la chusma digital mexicana seguirá reduciendo a su mínima expresión el nivel del debate que se da en las redes sociales durante por lo menos 30 años más. Lo anterior, suponiendo que a partir de mañana mismo el sistema educativo de nuestro país adquiriera las características de los 12 países arriba anotados.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 18 de Marzo 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

No estoy solo

No pasa un día sin que algún cibernauta me agreda o insulte a través de Twitter o Facebook. La mayoría de ellos se esconden cobardemente detrás de un seudónimo. Algunos pertenecen a la extrema derecha, otros son furibundos seguidores de Andrés Manuel López Obrador, unos más aparentemente insultan solo para divertirse. En fin, son un grupo heterogéneo de personas.

Las palabras que utilizan para tratar de ofenderme generalmente son las mismas, lo que muestra que carecen de un vocabulario más amplio y florido.

Usualmente bloqueo a estos individuos, pero como muchos de ellos no tienen algo mejor que hacer abren una nueva cuenta bajo un nuevo seudónimo con el único fin de enviarme sus mensajes.

Ser agredido a través del internet es algo al que uno debe acostumbrarse si quiere comunicarse a través de ellas. Una encuesta recientemente realizada por Pew Research Center indica que tan grave es el problema en Estados Unidos.

Estos son algunos de los resultados.

27% de los internautas han sido insultados en línea; 22% han sido víctimas de alguien que ha querido avergonzarlos a propósito; 8% han sido amenazados físicamente; 8% han sido acosados físicamente; 7% han sido acosados durante un largo período; y 6% han sido sexualmente acosados.

60% de los internautas han visto como alguien es insultado con palabras ofensivas; 53% han visto esfuerzos de tratar de avergonzar a alguien a propósito; 25% han visto a alguien ser amenazado físicamente; 24% vieron a alguien ser acosado durante un largo período; 19% atestiguaron haber visto a alguien ser acosado sexualmente; 18% dijeron que vieron a alguien ser acosado.

De aquellos que han sido agredidos en línea, 55% (o el 22% de todos los usuarios de internet) han experimentado los tipos de acoso menos severos mientras que el 45% (o 18% de todos los internautas) han sido víctimas de tipos más severos de agresión.

Los datos muestran que los hombres generalmente son víctimas de insultos e intentos de avergonzarlos mientras que las mujeres son más vulnerables al acoso sexual.

Los adultos jóvenes, de entre 18 a 29 años de edad, son el grupo demográfico que más es agredido en línea. El 65% de los jóvenes adultos han sido víctimas de algún tipo de agresión o acoso. En el grupo de 18 a 24 años el porcentaje es de 70.

Las mujeres jóvenes, de entre 18 y 24 años de edad, sufren agresiones severas desproporcionadamente altas; 26% de esas mujeres han sido acosadas en línea y 25% fueron víctimas de acoso sexual en línea.

38% de los que han sido agredidos dicen que una persona desconocida fue el agresor más reciente y un 26% adicional dijo desconocer la verdadera identidad de su agresor.

66% de los internautas fueron agredidos en una red social.

Los resultados de esta encuesta puedes ser vistos en http://www.pewinternet.org/2014/10/22/online-harassment/.

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 31 de Octubre 2014 - 12:00
Redes sociales: 
1