Se encuentra usted aquí

chofer

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Mazapil

Con una superficie de 12,139 kilómetros cuadrados, Mazapil es el municipio más extenso de Zacatecas, abarcando el 36% del territorio del estado. Es más extenso que el Distrito Federal (1,495 Km2 y los estados de Tlaxcala (4,016 Km2), Morelos (4,879 Km2), Aguascalientes (5,471 Km2), Colima (5,616 Km2) y Querétaro (11,699 Km2).

Pese a su extensión, en 2010 el municipio apenas tenía 22,172 habitantes; 20 años después quedaban 17,813. Hoy tal vez sean menos si recordamos que Zacatecas ocupa el segundo lugar nacional en exportación de mano de obra a Estados Unidos debido a la falta de oportunidades que gobiernos priístas y perredistas no han sabido generar y promover durante los últimos 50 años.

De las 175 localidades que en 2010 tenía el municipio, la cabecera municipal, también llamada Mazapil, es la cuarta más poblada. Hace cinco años apenas vivían ahí 794 personas; hoy puede afirmarse con certeza que son 27 menos.

27 personas, entre ellos seis niños, que murieron después de ser atropellados por un camión materialista el miércoles de la semana pasada cuando formaban parte de un grupo de peregrinos que se dirigía hacia la iglesia dieciochesca de San Gregorio Magno para postrarse ante la estatua conocida como la de Nuestro Padre Jesús.

Ese día, cuando los peregrinos estaban a solo 100 metros de su destino, el materialista modelo 1977 que iba a exceso de velocidad se quedó sin frenos y los embistió. 19 murieron en el lugar o poco después y unas 103 quedaron heridas. Desde el miércoles hasta ayer han muerto ocho más. 33 personas, entre ellos seis niños, siguen hospitalizadas, nueve de ellas están graves.

Para variar, el chofer homicida, del cual se desconoce su nombre, huyó sin mayor problema.

El dueño del antiguo camión materialista que aparentemente estaba en malas condiciones ya ha sido identificado pero hasta anoche tampoco había sido localizado por las autoridades zacatecanas.

Desde el día del accidente, la clase política del país ha manifestado su pesar por lo ocurrido. Desde el presidente Enrique Peña Nieto hasta el gobernador priísta Miguel Alonso Reyes pasando por miembros de los gabinetes de ambos, diputados, senadores, etc., etc., etc., han lamentando el hecho.

Sin embargo, en un país en donde accidentes similares al de Mazapil ocurren con demasiada frecuencia, ¿no deberían estos funcionarios hacer algo para que dejen de circular por nuestras carreteras y calles carcachas como el materialista modelo 1977 que mató a 27 personas, más las que pudieran fallecer por las heridas que recibieron el 29 de julio?

Aparentemente es más fácil lamentar la pérdida de 27 vidas que poner orden en el sector del autotransporte, sea el de bienes o de pasajeros.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2010 la tasa de muertos en accidentes viales (calles y carreteras) de México fue de 14.1 por cada 100,000 habitantes. Esta cifra podría reducirse si nuestros gobernantes decidieran que en las calles y carreteras de nuestro país no circularan vehículos en mal estado conducidos por personas que no saben manejar. Aquí me refiero a todo tipo de vehículos, no solamente a camiones de carga de mercancías y pasajeros, sino a automóviles, motocicletas y bicicletas.

La tragedia de Mazapil podría haberse prevenido si las autoridades no permitieran que chatarra rodante fuera conducida por irresponsables. Como están las cosas, solo nos queda esperar un suceso similar en el futuro.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 03 de Agosto 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1