Se encuentra usted aquí

causas

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Hiel y Miel: Matrimonios del mismo sexo

Desde marzo de 2010 el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal en la ciudad de México. Se cumplen por lo tanto en este mes, cinco años donde cientos de parejas se han beneficiado de esta modificación al código civil que respeta los derechos humanos de las personas independientemente de su preferencia sexual. Vale la pena que recordemos a muchos que con esfuerzo, tesón y contra la adversidad pusieron las bases para que esto sea una realidad hoy, al menos en nuestra ciudad. Recuerdo como en el año 2000 un pequeño partido de reciente cuño, Democracia Social, encabezó está lucha en el proceso electoral de ese año. Su candidato a la presidencia Gilberto Rincón Gallardo y su servidora Tere Vale como candidata al gobierno del D.F. pusimos en la agenda este y muchos otros temas, (como la interrupción voluntaria del embarazo, o la legalización de la mariguana) en una propuesta verdaderamente vanguardista que llamó poderosamente la atención de la sociedad, cuando nadie hablaba abiertamente de estos temas. Tan fue así que Democracia Social DF, a pesar de no haber conseguido su registro nacional, obtuvo tres diputaciones en la ALDF. En esta pequeña pero aguerrida y diligente fracción, del año 2000 al 2003, Jaime Guerrero y Enoé Uranga lucharon a brazo partido por al menos lograr la creación de la figura “sociedades de convivencia” para de alguna forma avanzar en la consecución del matrimonio gay. Eran tiempos difíciles porque a pesar de lo que pudiera creerse AMLO como jefe de Gobierno del D.F. se oponía a estos y otros avances en la llamada agenda rosa de nuestra ciudad. López Obrador y su entonces estrecha relación con la jerarquía católica mostraban (y muestran hasta ahora) posiciones extremadamente retrogradas y conservadoras. Gracias al trabajo que impulsaron Guerrero, Uranga y muchas otras organizaciones y grupos afines, como René Arce, Víctor Hugo Círigo, Jorge Carlos Díaz Cuervo, nuestro querido amigo Arturo Díaz, Patricia Mercado, Lol Kin y muchos más, (entre ellas por cierto destacadamente Rosario Robles) al fin en 2006 las sociedades de convivencia fueron una realidad para que años después, y gracias a ello en 2010 el matrimonio gay finalmente existiera. Si me permiten una digresión personal, un recuerdo inolvidable en mi vida es una visita “sorpresa” que hicimos, (yo como candidata y un nutrido grupo de compañeros del colectivo LBTG) al Cardenal Norberto Rivera Carrera en sus oficinas de la Arquidiócesis en la Col. Roma. Ésta y muchas otras atrevidas aventuras, en las que Jaime Guerrero y su servidora participamos (por ejemplo, la primera marcha del orgullo gay en la conservadora ciudad de Monterrey, etc.) fueron logrando, entre muchas otras, un clima de respeto y apertura que muchos mexicanos fuimos poco a poco construyendo. No deja de asombrarme la mezquindad y oportunismo de algunos que hoy se atribuyen la paternidad de estos logros sin el debido reconocimiento a los que trabajaron incansablemente y por años para hacer de estos derechos una realidad. Seres despreciables… Con alegría recibo la noticia de la candidatura de Xóchitl Gálvez a la Delegación Miguel Hidalgo. Esta mujer inteligente y mal hablada seguramente será una bocanada de aire fresco para esta demarcación en donde vivo y en donde tantos y tantos estamos hartos de las arbitrariedades y negocios extraños del PRD. Conozco a la candidata del PAN desde hace años y además de ser una empresaria sagaz y experimentada es una política de esas que necesitamos honesta y con ganas de servir, no de medrar. ¡Felicidades!... Los que voten por el candidato del PRD a esta zona de la ciudad dense por avisados de que su gran aportación al “bienestar” de México son las marchas de clubes de motociclistas (a los que el pertenece, desde luego). No cabe duda, si este señor gana, Polanco aún puede empeorar. Pues si, con Razú (creo que así se llama el socio de Romo) peor es posible… Hace unos días me encontré con mi querida amiga María de los Ángeles Moreno igual de arreglada y guapa que siempre. ¿Como es posible que mujeres así no sean aprovechadas en estos tiempos donde queremos funcionarios y políticos honorables y experimentados como ella?. ¡Que desperdicio!... La recomendación de la semana: me voy enterando de que en mi querido Polanco (ahora víctima de “Romocidio”) existe un restaurante Champs Élysées, (en la calle del mismo nombre en el #295, planta alta) con la calidad y elegancia de los viejos tiempos. La terraza es insuperable (se puede fumar a gusto y no parece ghetto) y el menú de primera. No dejen de probar la ensalada Composée con pera, miel, lechugas y queso azul. También excelente la tradicional sopa de cebolla o la crema de lenteja con confit de pato. Los postres son trascendentales, especialmente el soufflé de chocolate y los blintzes con frutos rojos. No dejen de ir… Y hasta aquí hoy con hartos besitos a los niños. Bye.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 16 de Marzo 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El femidiotismo o la bandera de los y las mujeres

La última hazaña de los femidiotas en el DF y el Estado de México es decretar  que, conforme a los cánones correctos de equidad de “género”, las Mujeres (me pongo de pie, but of course) tienen derecho a escoger el apellido de sus hijos (o hijas, but of course) para definir si sus hijas o hijos deben portar en primer lugar el paterno o el materno.

Todo en loor (but of course) a la igualdad de “género”. No digo pero sí digo lo que en mis suuuuuuumamente obsoletas clases de idioma español aprendí: el sexo es de las personas —yo soy varón y mi esposa es mujer, porque los seres humanos se dividen en dos sexos—; y elgénero corresponde a las cosas: mi computadora, mi bacinica y mi pluma son de género femenino; mi coche, mi excusado y mi sillón pertenecen al género masculino.

Los que, como yo, somos profundos admiradores y amadores de las mujeres (sin que me quepa duda, la mejor, la más hermosa, la indudablemente superior parte de la humanidad), tenemos motivos para sentirnos ofendidos si, por hablar del “género” femenino (o como estúpidamente escriben, “Querid@s amig@s”), los correctos y correctas confunden a las humanas mujeres con materiales objetos. El sexo sólo parecería corresponder a lo que se hace con los órganos biológicos distintivos de varones y mujeres, que sólo circunstancialmente tienen que ver con la procreación de la especie. No importa atropellar la lengua española con tal de hacer avanzar las causas “feministas” y la perspectiva de “género”. Uf.

Hecho: llega el Día Internacional de la Mujer (respetemos las Correctamente Correctas y Patrióticas Mayúsculas.)

Pregunta políticamente correcta: ¿Qué hacer para avanzar (sic) con corrección política para la causa de las votantes (¡perdón!) de las mujeres?

Respuesta políticamente correcta: Hagamos que las Mujeres puedan (en loor a la equidad de género) escoger el apellido de sus hij@s.

Después de todo, son mujeres las que producen hijas e hijos ¿no? (Y reacciona indignado el coro machín: “A nosotros también nos costó trabajo reproducirnos.”) Pero entonces ¿por qué causa conservadora, neoliberal o capitalista deben los padres dar su apellido a l@s hij@s si son mujeres las depositarias de la Corrección Política Posmoderna de que disfrutamos y las que cargan a sus hijas e hijos en su muy femenina humanidad?

No: ¡no se vale! Digan lo que digan la historia, la genealogía, las costumbres de siglos, los costos, las complicaciones de decir “apellido paterno” y “apellido materno” en los formatos burocráticos, y las confusiones entre hermanos y hermanas que tengan apellidos inversos; digan lo que digan las voces de la sensatez, la economía y la tradición milenaria, hay que inventar una nueva causa para dar gusto al Feminismo Idiota. ¡Y combatir la discriminación apellidística!

Además, no hay otro camino correcto que el de la paridad de “género” en los puestos, las diputaciones, los cargos burocráticos y las chambas. Sepan lo que sepan, sean lo que sean, digan lo que digan, tiene que haber igual número de mujeres que de varones, así como de miembros y miembras (las feministas españolas así se hacen llamar) en las candidaturas y en las cámaras legislativas. Y nadie diga que predictar cuotas obligatorias es un prejuicio, porque los correctos jamás estarán de acuerdo con prejuicio alguno.

A todo esto, ¿cuál será el nuevo “derecho” que inventen los y las burócratas políticamente correctos y correctas en el próximo Día Internacional de la Mujer?

Propongo dos novedades, suficientes para empoderar a políticos y políticas oportunistas para los próximos dos años:

1. Decretar el Derecho Universal al Aborto (¡perdón!: interrupción legal del embarazo) a todas las mujeres que lo deseen y en todo el territorio nacional, con simple petición y sin comportar obligación alguna para ellas, evidentemente sin cobrar nada porque para las causas “sociales” está el erario público. (Quien critique el hecho de que todos y todas los y las contribuyentes pagaremos por tan preclaro derecho a “interrumpir” la vida de un ser distinto, podrá recibir gratuitamente el oprobio público y aparecer como retrógrada ante las buenas conciencias progresistas.)

2. Modificar el Himno Nacional Mexicano para que diga así.

Mexicanas y mexicanos al grito de guerra
El acero aprestad y el bridón…
Mas si osare un extraño enemigo o enemiga
Profanar con sus plantas tu suelo
Piensa ¡Oh Patria querida! que el cielo
Un soldado y una soldadera en cada hija e hijo te dio…
(Por razones de espacio omito las demás estrofas.)

De aquí a tres años ya se habrá decidido la próxima elección presidencial y los politiqueros y politiqueras no tendrán que pergeñar alguna otra femidiotez en adición a las anteriores. No importará; luego de tan progresistas propuestas, se habrá consolidado el liderazgo impulsor de tan progresistas causas.

En nuestr@ Méxic@ modern@ hay que avanzar en las causas feminist@s. ¡No se vale discrimin@r por géner@! Los y las mujeres tienen preferencia para tod@s l@s chamb@s y carg@s y ser depositari@s de tod@s l@s derech@s soci@les antigu@s, actu@les y futur@s que consagr@ nuestr@ Constituci@n.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 16 de Marzo 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1