Se encuentra usted aquí

catolicismo

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Leer entre las flamas de Notre-Dame

Hay mucho que se puede leer entre las flamas de Notre-Dame. El incendio no sólo se llevo entre sus llamaradas a una hazaña arquitectónica y un símbolo religioso construido en el Siglo XIII, sino que también ocurre en un momento en donde el odio se esparce por Francia y por el mundo.

Vivimos en tiempos en donde el racismo, el nacionalismo, y el resentimiento provocado por abusos han bajado el clima de tolerancia mundial a un mínimo histórico. El anticatolicismo, el choque de culturas que se da entre occidente y oriente, y el choque de clases, entrarían dentro de esa corriente e invitan a reflexionar sobre el hecho de que el incendio, haya sido accidental o no, sucedió en Semana Santa y en Francia.

El catolicismo se encuentra atravesando uno de sus tiempos más difíciles a nivel mundial. Su número de fieles ha decrecido por su incapacidad de adaptarse a los tiempos modernos, por la controversia sobre el abuso de niños, y recientemente por la instauración del patriarcado que este representa para grupos feministas. Por lo que no es de extrañar que el ataque en contra del catolicismo y sus símbolos haya ido en aumento en Europa y en el mundo.

En Francia, de acuerdo a información proporcionada por el sitio alemán de noticias PI-News, hay un promedio de dos ataques a iglesias católicas por día y esto ha ido empeorando. Tan sólo el año pasado 1,063 iglesias o símbolos de la cristiandad fueron atacados en este país. Representando un incremento del 17% con respecto a 2017, en donde se registraron 878 ataques.

El mes pasado la iglesia de St. Sulpice en París fue incendiada de manera intencional después de una misa dominical. En febrero la catedral de Saint- Alain en Lavaur fue escenario de un acto de vandalismo en donde el paño del altar fue incendiado y cruces y estatuas de santos fueron hechas añicos.

Por otro lado, en el mismo mes en Nimes, cerca de la frontera con España, vándalos saquearon el altar de la iglesia de Notre-Dame des Enfants, mancharon una cruz con excremento humano, y tiraron las hostias a la basura. Algo similar sucedió también en la iglesia de Notre Dame en Dijon. En donde las hostias fueron sacadas del tabernáculo y aplastadas en el piso.

El fenómeno parece reproducirse por toda Europa. En Alemania se han registrado 4 casos similares a los descritos durante el mes de marzo. Mientras que el Observatorio de Intolerancia y Discriminación en Contra de los Cristianos en Europa ha reportado un incremento general del 25% en ataques a iglesias católicas y símbolos de la cristiandad, en los primeros dos meses de este año, en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Mientras que el reporte del Observatorio relaciona el incremento de estos casos en Francia con la expansión de grupos anarquistas y grupos feministas que relacionan al cristianismo con el patriarcado. El reporte del sitio alemán, PI News, lo relaciona directamente en ambos casos con el aumento de la población musulmana en ambos países. Poniendo como ejemplo al pueblo de Düllmen en Alemania y haciendo alusión al reporte del Observatorio de la Cristianofobia que expone que los ataques de islamistas radicales hacia católicos en Francia aumentaron 38% del 2015 al 2016, pasando de 273 a 376 ataques respectivamente, y que la mayoría ocurriendo durante Navidad en iglesias y otros lugares sagrados.

Finalmente, una analogía que no se debe dejar pasar es que esto ocurre cuando Francia ha visto meses de enojo público por el aumento de los precios del combustible. Los “chalecos amarillos” reabrieron el histórico capítulo de la lucha de clases en ese país al aglutinar el enfado generalizado por las dificultades que viven obreros, empleados, campesinos, o trabajadores independientes ante los aumentos constantes de impuestos y el descenso de su poder adquisitivo desde hace ya años.

Cualquiera que haya sido la causa de este incendio no ha logrado que las llamas guarden silencio. El fuego invita a reflexionar sobre el odio que carcome al mundo, sobre una fe que al parecer ha extraviado la moral, y sobre culturas que se disputan “la verdad de la vida”, en un país en donde la defensa por lo laico ha rosado la línea de la intolerancia, en donde el ser islamita ha reemplazado al ser francés por aquel que no ha sido asimilado, y en donde, también, la ira ha conseguido volverse amarilla.

Ejemplo duro y trágico que invita a la reflexión del mundo en que vivimos. Mientras las llamas se devoran a uno de los principales símbolos de la nación y del catolicismo galo, y se derrumba su aguja central.

¿Será que necesita una reconstrucción?

El último en salir apague la luz.

 

Facebook: Stephanie Henaro

Twitter: @HenaroStephanie

Instagram: steph.henaro

Fecha: 
Martes, 16 de Abril 2019 - 12:40
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 16 de Abril 2019 - 14:55
Fecha C: 
Miércoles, 17 de Abril 2019 - 03:55
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La pesadilla de los racistas trumpianos

 

Steve King es un republicano de 67 años de edad que representa a un distrito electoral del estado de Iowa ante la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Es un metodista que se convirtió al catolicismo, la religión de su esposa, 17 años después de casarse con ella.

En 1996, después de dedicarse a los negocios, ingresó a la política, ganando un escaño en el Senado de Iowa. Desde 2002 es representante de su estado ante el Congreso federal.

Es un conservador que se opone al aborto, al matrimonio de personas del mismo sexo, a los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT), a la investigación de células madre humanas y a los derechos de los animales. Es tan extremo el conservadurismo de este hombre blanco que hasta se opone al matrimonio civil, aceptando solo el religioso como válido, y a que medicamentos como el Viagra sean subsidiados por el gobierno a través de los seguros Medicare y Medicaid.

Cuando Trump lanzó su candidatura presidencial en junio de 2015 dijo, entre otras cosas, que los inmigrantes mexicanos ilegales son narcotraficantes, criminales y violadores. Aparentemente se inspiró en algo que dijo King en julio de 2013, cuando al referirse a los inmigrantes indocumentados dijo que “por cada uno que es el primero en su clase (valedictorian), hay otros 100 que pesan 130 libras - y tienen pantorrillas del tamaño de melones porque están transportando 75 libras de mariguana a través del desierto”. Es decir que, para King, los inmigrantes sin papeles son narcotraficantes.

En 2008, este político racista puso en duda el patriotismo del entonces candidato presidencial Barack Obama alegando que, si éste era electo, “los islamistas radicales, al-Qaeda, los islamistas radicales y sus partidarios, bailarán en las calles en mayor número que lo hicieron el 11 de septiembre”. Esta advertencia racista contenía además una gran mentira, la de que musulmanes habían celebrado en las calles de Estados Unidos los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Casi un años después de afirmar falsamente de que los musulmanes habían bailado en las calles estadounidense, King se retractó. Sin embargo, la mentira fue después tomada y propalada por Trump, quien hasta ahora no se ha retractado.

Steven King comparte la ideología del estratega en jefe de la Casa Blanca, Steven Bannon, quien antes de convertirse en el director de la campaña electoral de Trump, en agosto de 2016, era el presidente ejecutivo de Breitbart News, un sitio web de noticias de extrema derecha que ha sido calificado como un medio que difunde material racista, xenofóbico y antisemita.

Hace dos años, en un evento en que participó en el Vaticano, Bannon resumió sus creencias así:

“Ciertamente creo que el secularismo ha socavado la fuerza del oeste judeocristiano para defender sus ideales, ¿verdad? Si ustedes regresan a sus países de origen y proponen defender el oeste judeocristiano y sus principios, a menudo, especialmente cuando tratan ustedes con las élites, se les ve como alguien que es bastante extraño. Por lo tanto, ha disminuido la fuerza. Pero creo firmemente que, cualesquiera que sean las causas del actual impulso al califato -y podemos debatirlas y la gente puede intentar desconstruirlas- tenemos que enfrentar un hecho muy desagradable. Y ese hecho desagradable es que hay una guerra de guerra importante, una guerra que ya es global. Va a la escala mundial, y la tecnología de hoy, los medios de hoy, el acceso de hoy a las armas de destrucción masiva, va a conducir a un conflicto global que creo que tiene que ser enfrentado hoy”.

Para Bannon, los únicos valores que importan son los de la civilización occidental, la de los blancos, la que hay que defender del islam, la de los cafés y negros.

Lo mismo piensa King. Hace unos días, al referirse al ultraderchista Geert Wilders, candidato puntero en las encuestas de las elecciones parlamentarias que hoy se realizan en Holanda, el gringo escribió en Twitter: “Wilders entiende que la cultura y la demografía son nuestro destino. No podemos restaurar nuestra civilización con los bebés de otra persona”. Al mencionar a los bebés de otra persona, el congresista aludía a los bebés no blancos, incluyendo latinos, que nacen en Estados Unidos y otros países.

Donald Trump, aunque no lo admita, como sí lo aceptan Bannon y King y muchos como ellos, tiene una pesadilla: que los no blancos y latinos sí lleguen a ser minoría a mediados de este siglo. Están aterrados y por eso insultan y agreden a mexicanos, árabes y otras minorías.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 15 de Marzo 2017 - 12:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 15 de Marzo 2017 - 20:45
Fecha C: 
Jueves, 16 de Marzo 2017 - 08:00
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Francisco, muy diferente de los políticos

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- El papa Francisco estuvo ayer en la tarde en esta ciudad, la capital chiapaneca, y antes en San Cristobal de la Casas, que lo fue en tres ocasiones distintas durante el siglo antepasado.

En el estadio Victor Manuel Reyna, la casa del equipo de futbol Jaguares, Francisco encabezó un Encuentro con Familias en el que participaron decenas de miles de hombres, mujeres y niños que bajo un Sol ardiente esperaron durante unas cuatro horas y media su llegada. Y tuvieron que esperarlo, virtualmente encerradas en el recinto, porque los responsables de la seguridad del obispo de Roma aparentemente olvidaron que los seres humanos de vez en cuando deben ir al baño, y más después de tomar litros de agua para saciar la sed que causa el estar durante horas bajo un despejado cielo chiapaneco.

Si bien los jefes de la Guardia Suiza vaticana y el Estado Mayor Presidencial mexicano exageraron, a mi juicio, las medidas de seguridad alrededor del sumo pontífice, las autoridades chiapanecas manejaron perfectamente bien la distribución de agua entre los asistentes, la entrega de gorras a quienes no llevaron con que proteger sus cabezas, la pronta atención médica a quienes la requirieron y el eficiente manejo de las puertas de acceso y salida.

Francisco llegó y, como siempre ocurre en los lugares en donde se presenta, fue aclamado como si se tratara de una estrella de rock. Saludó al público y luego le presentaron a varias familias. Una de ellas, con un hijo discapacitado; otra, conformada por una pareja que se casó hace 50 años; otra más, integrada por un hombre que se casó con una mujer divorciada; y, finalmente, la que encabeza una madre soltera. Cada familia narró su situación y explicó lo que han recibido de Dios y la iglesia católica. A todos les contestó el papa y para cada uno tuvo palabras afectuosas.

Finalmente, Francisco leyó un discurso en donde habló sobre el matrimonio y la familia, repitiendo lo que ha dicho en otras ocasiones pero interrumpiéndose en varias ocasiones para comentar sobre lo que antes dijo.

El papa de Roma demostró ayer nuevamente por qué es tan querido y admirado por tantos en tantos lugares del mundo. Es un ser humano extraordinariamente sencillo y espontáneo. Dice lo que piensa y sabe como decirlo. ¡Qué diferente es de los políticos que cuidan tanto lo que dicen que ya nadie les cree nada!

Secciones:

Fecha: 
Martes, 16 de Febrero 2016 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Hipocresía cristiana

“En la medida en que nuestras sociedades experimentan divisiones, ya sea étnicas, religiosas o económicas, todos los hombres y mujeres de buena voluntad están llamados a trabajar por la reconciliación y la paz, el perdón y la sanación. La tarea de construir un orden democrático sólido, de fortalecer la cohesión y la integración, la tolerancia y el respeto por los demás, está orientada primordialmente a la búsqueda del bien común. La experiencia demuestra que la violencia, los conflictos y el terrorismo que se alimenta del miedo, la desconfianza y la desesperación nacen de la pobreza y la frustración. En última instancia, la lucha contra estos enemigos de la paz y la prosperidad debe ser llevada a cabo por hombres y mujeres que creen en ella sin temor, y dan testimonio creíble de los grandes valores espirituales y políticos que inspiraron el nacimiento de la nación”.

Las palabras arriba anotadas las pronunció el papa Francisco el pasado 25 de noviembre en Nairobi, al dirigirse a las autoridades de Kenia y los miembros del cuerpo diplomático acreditado ante ese país.

El mensaje papal, impregnado de sensatez y reflejando los valores cristianos de paz y amor al prójimo, se dio 12 días después de los ataques del Estado Islámico en París y contrasta mucho con los diversos líderes y predicadores cristianos estadounidenses de extrema derecha, la mayoría de ellos identificados con los grupos más conservadores del Partido Republicano a los que pertenecen los aspirantes a la candidatura presidencial Ted Cruz, Marco Rubio, Ben Carson y Mike Huckabee.

Estos cristianos, que utilizan los textos bíblicos para justificar sus posiciones ideológicas y políticas, aparentemente se olvidan del Nuevo Testamento cuando se trata de hablar de cómo enfrentar la amenaza terrorista.

Por ejemplo, el presidente de la ultraconservadora Liberty University, Jerry Falwell Jr., dijo el viernes que “si más gente buena tuviera permisos para portar armas ocultas, entonces podríamos acabar con esos musulmanes antes de que entraran y mataran. Vamos a darles una lección, si es que alguna vez se presentan aquí”. Aceptó que en ese mismo momento llevaba un arma en su bolsillo trasero derecho e invitó a los estudiantes a inscribirse en un curso gratuito de uso de armas.

Falwell Jr. y otros cristianos como él han decidido recurrir a un discurso de odio que asustaría al propio Jesús, quien en su Sermón de la Montaña dijo, entre otras cosas: “Bienaventurados los misericordiosos: porque ellos obtendrán misericordia” y “bienaventurados los pacificadores: porque ellos serán llamados hijos de Dios”.

Falwell Jr., Trump, Carson y los demás olvidan otras palabras del fundador de la religión en que basan su discurso político y sus condenas a quienes no piensan igual que ellos. Algunas frases de Jesús que convenientemente dejan de lado: “Ama a tus enemigos y ruega por los que te persigan”, “Al que te abofeteé en la mejilla derecha ofrécele también la otra”, “Guarda tu espada, porque al que mata con espada, con espada lo matarán”. Es más, antes de morir, Jesús no pidió ser vengado, sino que dijo: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”.

Por eso, entre las palabras de Francisco y la de los cristianos hipócritas que tanto influyen sobre la opinión pública estadounidense, me quedo con las primeras.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 07 de Diciembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

ISIS no nos quiere

Resulta increíble que un buen número de personas opinen que lo que haga o no hagan los soldados terroristas del Estados Islámico (ISIS por sus siglas en inglés) no tiene por qué preocuparnos a quienes vivimos en México. Después de todo, dicen, el problemas es de los países europeos y Estados Unidos que desde hace décadas se han inmiscuido en los asuntos de la mayoría de los países en donde el islam es la religión mayoritaria, sean países árabes o no.

Quienes tratan de minimizar el peligro que ISIS representa para todos los países del mundo, sin importar cuáles sean las religiones que predominen en ellos, están totalmente equivocados. Para el autoproclamado califa del Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, el enemigo del islam es cualquier persona que profesa una religión distinta al islam en que él cree, una rama yihadista del sunismo llamada salafismo, palabra derivada del árabe salaf al salih (los ancestros píos). Estos ancestros son Mahoma y sus primeros seguidores, a quienes los salafistas veneran e imitan como los modelos ideales de conducta.

Para los salafistas, quien no cree en lo que ellos creen es un infiel y no merece vivir. Esto incluye a cristianos, judíos, budistas, hindúes, seguidores de cualquier otra religión e incluso a los musulmanes que no crean lo mismo que ellos.

Y en México, olvidan estos despistados o ignorantes que tienden minimizar el riesgo que representa ISIS, el 88.0% de la población es católica, el 5.2% es protestante, el 2.0% pertenece a alguna denominación cristiana que no sea católica o protestante, el 0.05% es judía, el 0.31% pertenece a otras religiones y el 3.5% es atea, agnóstica o creyentes sin filiación religiosa. Es decir que casi el 100% de los mexicanos somos vistos como enemigos del Estado Islámico. Y digo casi, porque ignoro si los 3,760 musulmanes que hay en el país son salafistas o no.

Ahora bien, para quien dude de lo que he escrito hasta ahora, a continuación transcribo parte del discurso que el califa Baghdadi pronunció el:

“Musulmanes: el Islam nunca fue por un día la religión de la paz. El Islam es la religión de la guerra. Su Profeta (la paz sea con él) fue enviado con la espada como misericordia para la creación. Se le ordenó hacer la guerra hasta que Alá sea el único en ser adorado. Él (la paz sea con él) le dijo a los politeístas de su pueblo: ‘He venido a ustedes con la masacre’. Luchó contra los árabes y no árabes en todas sus diferentes colores. Él mismo partió a la lucha y participó en decenas de batallas. Nunca por un día se cansó de la guerra.

“Sus compañeros después de él y sus seguidores continuaron de manera similar. Ellos no se ablandaron ni abandonaron la guerra, hasta que poseyeron la Tierra, conquistaron el Oriente y el Occidente, las naciones se les rindieron, y las tierras se les cedieron, por el filo de la espada. Y del mismo modo, esta situación se mantendrá por aquellos que los siguen hasta el Día de la Recompensa.

“Oh, musulmanes: los judíos, los cristianos, y el resto de los incrédulos no les aprobarán ni dejarán de hacerles la guerra hasta que ustedes sigan su religión y renieguen de la suya. Esta es la palabra de su Señor (el Poderoso y Majestuoso) y la noticia de su Profeta, el veraz y digno de confianza, la paz sea con él. Estados Unidos y sus aliados judíos, cruzados, chiitas, secularistas, ateos y apóstatas afirman que su coalición y la guerra es para ayudar a los débiles y oprimidos, ayudar a los pobres, aliviar a los afligidos, liberar a los esclavos, defender al inocente y pacífico, y evitar el derramamiento de su sangre. También afirman que están del lado de la verdad, el bien y la justicia, librando una guerra contra la mentira, la maldad y la opresión, al lado de los musulmanes. ¡Dicen defender el islam y los musulmanes! De hecho, mienten. Y Dios dijo la verdad y Su Mensajero (la paz sea con él) dijo la verdad.

“Oh, Revelador del Libro, Oh, El que es rápido para tener en cuenta, Oh, Alá, derrota a las partes, derrótalos y hazlos temblar. Oh, Dios, encárgate de Estados Unidos y sus aliados los judíos, los cruzados, la chiitas, los apóstatas, y los ateos. Nuestro Señor, oblitera su riqueza y endurece sus corazones para que ellos no crean hasta que vean el tormento doloroso. Nuestro Señor, perdona nuestros pecados y el exceso cometido en nuestros asuntos y planta con firmeza nuestros pies y danos la victoria sobre los infieles”.

Más claro ni el agua. ISIS no nos quiere y busca nuestra muerte.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 23 de Noviembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Un huracán llamado Francisco

Durante su visita de seis días a Estados Unidos que ayer concluyó el papa Francisco se refirió a diversos temas que la sociedad y la clase política estadounidenses discuten amplia y muchas veces violentamente.

Hay algunos que creyeron que el jesuita argentino no abordaría algunos temas o que los mencionaría de manera discreta y diplomática al pronunciar sus discursos en Washington, Nueva York y Filadelfia. Quienes esto pensaron no han entendido o querido entender que este papa no es parecido a la mayoría de sus antecesores, por lo menos a los del último medio siglo. No es un diplomático como Pío XII y Pablo VI o un político como Juan Pablo II o un intelectual como Benito XVI. Personalmente creo que más se parece al reformador Juan XXIII y al hombre sensible y amoroso que en su breve pontificado nos mostró ser Juan Pablo I.

Lo anterior no significa que Francisco no sepa cuándo actuar como un diplomático o un político, o que no sea intelectualmente sólido. Después de todo, es un jesuita y no se llega a papa si no se poseen esas cualidades. Sin embargo, creo que pasará a la historia por el nuevo rumbo que le está daño a la iglesia católica y por la personalidad buena y generosa que ampliamente ha demostrado tener.

En su discurso ante representantes, senadores, el gabinete de Barack Obama, miembros de la Suprema Corte, el cuerpo diplomático y la crema y nata de la clase política y militar de Estados Unidos, Francisco:

Defendió a los inmigrantes: “Nosotros, pertenecientes a este continente, no nos asustamos de los extranjeros, porque muchos de nosotros hace tiempo fuimos extranjeros. Les hablo como hijo de inmigrantes, como muchos de ustedes que son descendientes de inmigrantes… en este continente, las miles de personas que se ven obligadas a viajar hacia el norte en búsqueda de una vida mejor para sí y para sus seres queridos, en un anhelo de vida con mayores oportunidades. ¿Acaso no es lo que nosotros queremos para nuestros hijos? No debemos dejarnos intimidar por los números, más bien mirar a las personas, sus rostros, escuchar sus historias mientras luchamos por asegurarles nuestra mejor respuesta a su situación. Una respuesta que siempre será humana, justa y fraterna. Cuidémonos de una tentación contemporánea: descartar todo lo que moleste”;

Se pronunció contra la pena de muerte en un país en donde 1,414 personas han sido ejecutadas desde 1976 y 3,001 esperan ser ajusticiadas: “La regla de oro nos recuerda la responsabilidad que tenemos de custodiar y defender la vida humana en todas las etapas de su desarrollo. Esta certeza es la que me ha llevado, desde el principio de mi ministerio, a trabajar en diferentes niveles para solicitar la abolición mundial de la pena de muerte”;

Condenó que la política no sirva al individuo pero si a los intereses económicos: “Si es verdad que la política debe servir a la persona humana, se sigue que no puede ser esclava de la economía y de las finanzas. La política responde a la necesidad imperiosa de convivir para construir juntos el bien común posible, el de una comunidad que resigna intereses particulares para poder compartir, con justicia y paz, sus bienes, sus intereses, su vida social. No subestimo la dificultad que esto conlleva, pero los aliento en este esfuerzo”;

Sin mencionar el cambio climático abordó el tema refiriéndose a su reciente encíclica: “En Laudato si’, aliento el esfuerzo valiente y responsable para «reorientar el rumbo» y para evitar las más grandes consecuencias que surgen del degrado ambiental provocado por la actividad humana. Estoy convencido de que podemos marcar la diferencia y no tengo alguna duda de que los Estados Unidos –y este Congreso– están llamados a tener un papel importante. Ahora es el tiempo de acciones valientes y de estrategias para implementar una «cultura del cuidado» y una «aproximación integral para combatir la pobreza, para devolver la dignidad a los excluidos y simultáneamente para cuidar la naturaleza»”.

Sus palabras conmovieron a más de uno. No olvidemos que el vicepresidente Joe Biden es católico, como lo son 26 de los 100 senadores, 137 de los 435 representantes que integran el Congreso federal, y seis de los nueve jueces de la Corte Suprema de Estados Unidos. Varios de ellos lloraron al escuchar a Francisco, entre ellos el presidente saliente de la Cámara de Representantes, el republicano por Ohio John Boehner.

En sus demás discursos el papa argentino se refirió a estos temas y a otros pero sus palabras ante los políticos serán los que probablemente más afectarán en el corto y mediano plazos la realidad política estadounidense.

Francisco es un huracán que llegó al Capitolio y ante la opinión pública destruyó muchas posiciones ideológicas de los legisladores que han empantanado la discusión de diversos asuntos, entre ellos el migratorio. Como lo dijo en Cuba: “El servicio nunca es ideológico, ya que no se sirve a ideas, sino que se sirve a las personas”.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 28 de Septiembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Francisco en EEUU

El papa Francisco llegó ayer a Estados Unidos después de visitar Cuba y desde el primer minuto en que puso sus pies sobre la pista del aeropuerto cercano a la ciudad de Washington en donde aterrizó su avión se vio que este viaje papal será como ningún otro de los que ha realizado.

Para empezar, al pie de la escalera por la cual descendió del avión no lo esperaba un funcionario importante del gobierno del presidente Barack Obama, como suele ocurrir cuando jefes de estado y/o de gobierno visitan la capital estadounidense. No; esperándolo estaba ni más ni menos que el mismísimo Obama acompañado de su esposa Michelle, sus hijas Malia y Sasha y el vicepresidente Joe Biden, quien es católico. Pocos dignatarios extranjeros han sido así recibidos en los casi siete años de la actual administración, lo cual muestra la gran importancia que el presidente de la principal potencia económica y militar del mundo le confiere al líder espiritual de 1,200 millones de católicos en el mundo, 70 millones de ellos en Estados Unidos.

Después de la recepción, en la cual nadie pronunció discursos, el papa no abordó una imponente limusina o una enorme SUV o el llamado papamóvil para ser llevado a la residencia de quien desde octubre de 2011 ha sido el nuncio apostólico en Washington, DC, el arzobispo Carlo Maria Viganò. No; el vehículo que lo llevó y que muy probablemente él mismo eligió para la ocasión fue un pequeño y modesto Fiat 500L, similar a los que a últimas fechas vemos circular cada vez más en las calles de la Ciudad de México. El uso del diminuto coche no debe sorprender a nadie. Después de todo, Francisco es el primer sumo pontífice que desde 1870 no vive en los lujosos y amplios Apartamentos Papales del Palacio Apostólico en la Ciudad del Vaticano. Por decisión propia reside un departamento de dos habitaciones en la Casa de Santa Martha, la cual sirve de residencia para los prelados que visitan Roma. Recordemos también que como cardenal arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio usaba el transporte público para ir de un lugar a otro.

Un modesto Fiat que tampoco estaba blindado, lo cual indica que Francisco no teme por su vida y que no va a permitir que por cuestiones de seguridad lo aíslen de la gente que quiera ver y escucharlo.

Existe una gran expectativa en Estados Unidos sobre lo que dirá el papa en los discursos que pronunciará a partir de hoy y hasta el domingo entrante en que regresará a Roma. Sus pronunciamientos en torno al capitalismo y al medioambiente han enojado a los estadounidenses más conservadores, entre ellos a varios políticos republicanos. Los católicos conservadores también lo ven con recelo y desconfianza, según las encuestas, debido a sus comentarios sobre el divorcio, los sacerdotes homosexuales, el control de la natalidad y el aborto, entre otros temas.

Francisco en Estados Unidos va a sorprender a muchos. Aquí comentaré lo que diga.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 23 de Septiembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Las visitas del Papa a Cuba y a Estados Unidos

La visita del Papa Francisco a Cuba que iniciará el próximo sábado 19 de septiembre se prevé que será miel sobre hojuelas, mientras que la visita a Estados Unidos tendrá algunas aristas difíciles. Veamos por qué.

Lo primero es que en Cuba, Francisco se sentirá como en casa por la identidad lingüística y la proximidad cultural, y será muy bien recibido tanto por las autoridades como por la población. En Estados Unidos, la cosa será muy diferente, no sólo porque hay una distancia cultural y lingüística, sino porque un Papa latinoamericano no dejará de representar la perspectiva de una región que se percibe a sí misma como sometida a la vocación imperial norteamericana. No es que sea anti yanqui, pero hay razones más que evidentes para desconfiar

El catolicismo norteamericano no está de acuerdo con muchos postulados de Jorge Mario Bergoglio, tanto en los pastoral, como en la doctrinal, y qué decir de lo social. Según la encuesta última de Gallup realizada, la aceptación del Papa bajó del 79% al 59% en julio pasado. Por lo visto, ha calado el discurso a favor de los pobres, en contra del capitalismo y de la explotación irracional del medio ambiente. Pero quizá también ha molestado, entre los católicos, que haya disminuido el peso del discurso antiaborto y haya centrado el interés en aspectos más estructurales de la vida política, económica y social.

Habrá que ver qué pasa durante el viaje apostólico, pero la realidad es que los católicos norteamericanos no se encuentran cómodos con un Papa que ha roto muchas reglas y que cuestiona los fundamentos de la cultura norteamericana, liberal en lo político, capitalista en lo económico y conservadora en lo moral. De sobra está decir que la animosidad regional también estará presente por parte de los católicos norteamericanos.

Una fracción de católicos que seguramente ven con recelo al Papa son precisamente los cubanos exiliados tras la revolución. Y, por supuesto, el establishment republicano católico tampoco comulga con las posiciones sociales y económicas que el Papa ha expuesto en diversas ocasiones. En todo caso, las cifras del último reporte del Pew Forum indican que la denominación que más fieles ha perdido en Estados Unidos es el catolicismo: de 2007 a la fecha, hay 3 millones menos de católicos.

Pese a lo anterior, el Papa Francisco goza de buena reputación entre los no católicos y más progresistas. Incluso la relación con Barack Obama parece ser de simpatía mutua, y los demócratas parecen aceptar más cómodamente el discurso papal.

El 24 de septiembre el Papa estará dirigiendo un discurso ante el Congreso en Washington, con senadores y representantes en sesión conjunta. Se espera que manifestará sus posiciones sobre el capitalismo, la justicia económica, el trabajo, la familia, el medio ambiente y los migrantes. Lo que no se sabe es si manejará el mismo tono que en Bolivia o se verá un poco menos frontal. Seguramente será una pieza de oratoria que cimbrará al Capitolio, en la primera ocasión que un Pontífice romano pise ese emblemático edificio. Quizá los puntos más sensibles serán que el Papa evidencie que Estados Unidos es la única superpotencia que sea ha negado a suscribir los Protocolos de Kyoto para la protección ambiental y que, con relación al problema migratorio, sus políticas trasgreden los derechos humanos.

Por lo que toca a la visita a la sede de la ONU, el 25 de septiembre, se espera un discurso en el mismo tono que en Bolivia, centrado en los temas expuestos en la encíclica Laudato sí y en la cuestión de la crisis migratoria. Es posible, aunque se ha negado, que tenga un encuentro con el presidente ruso, Vladimir Putin, quien asistirá a la sesión del Consejo General de Naciones Unidas.

Por último, un tema que supuestamente atañe sólo a la Iglesia, pero que ha causado revuelo es la canonización de Fray Junípero Serra, evangelizador de la Alta California. Si bien se trata de un mensaje acerca de la importancia de la Iglesia y de la herencia hispánica en la conformación histórica de los Estados Unidos, se prevé que los grupos indígenas muestren su inconformidad, porque consideran que Serra es el símbolo de una brutal colonización y para los migrantes hispanos significa bastante poco.

En suma, se trata de una gira apostólica en donde el Papa tendrá encuentros con altos dignatarios y actos multitudinarios, también lo hará con la gente común, visitará una escuela en Nueva York y una prisión. Y si bien el motivo del viaje era el Encuentro Mundial de las Familias, en la agenda papal quedó un tanto relegado. Eso pasa cuando el Papa se convierte en un referente mundial, pero a diferencia de Juan Pablo II que fue un referente político, Francisco es un referente social.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 14 de Septiembre 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Los asesinatos de la Colonia Narvarte. Los refugiados en el mundo y la foto del niño ahogado. Fanatismos en las redes

Me acompaña Mónica Uribe y comentamos: el caso de los asesinatos de la Colonia Narvarte; el papa Francisco y el Año Jubilar; los fanatismos en las redes; el problema de los refugiados en el mundo y la foto de un niño ahogado. La nueva secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, nos explica cuáles son los objetivos de la política exterior de México y cómo deben beneficiar a los mexicanos.

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 04 de Septiembre 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1

Mi programa: