Se encuentra usted aquí

castigo

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Del bullying que impera en el país

Nuestro país ocupa el primer lugar en casos de bullying en educación básica, ya que afecta a casi 19 millones de alumnos de primaria y secundaria, tanto en escuelas públicas como privadas, ésto de acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. (Estudio Internacional sobre la Enseñanza y el Aprendizaje, 2013, TAILS por sus siglas en ingles) El análisis de la OCDE encuentra que el 40.24% de los niños, en esta investigación, declaró haber sido víctima de acoso; 25.35% haber recibido insultos y amenazas por parte de sus compañeros; 17% haber sido golpeado y 44.47% haber sufrido algún episodio de violencia verbal, psicológica, física o a través de las redes sociales (el llamado cyberbullying). Pero, más allá de estas cifras… veamos algunos ejemplos de acoso escolar que se han dado recientemente en México: El secretario de Educación del Estado de México, Raymundo Martínez, reconoció que en la entidad dos casos de bullying terminaron con la muerte de alumnos, uno en el municipio de Jilotzingo y otro en Atizapán de Zaragoza. Señaló que en ambos casos la Procuraduría General de Justicia del Estado de México está investigando. El primero de ellos ocurrió en agosto de 2012 en el interior de la primaria “Isidro Fabela” de Jilotepec, en la hora de la clase de educación física, cuando Oswaldo J. presuntamente fue asfixiado en los baños de la escuela porque le dieron su “novatada”; al respecto el funcionario dijo que se apoya a la familia de la víctima para que se hagan los peritajes nuevamente, ya que nadie está aún consignado por los hechos. El segundo caso ocurrió el 6 de mayo de 2012 en el interior del salón de clases de la secundaria 574 "Gustavo Baz Prada", cuando un niño, Ricardo, fue baleado por su compañero de nombre Édgar Y, ocasionando su muerte días después en un hospital. Lamentablemente el niño perdió la vida después de haber estado por lo menos cuatro días en coma, dieron a conocer funcionarios del Estado de México. Más recientemente, en julio de 2014: En la escuela secundaria "Carlos Pellicer Cámara", municipio de Emiliano Zapata, Tabasco, se da otro hecho terrible. La víctima era un jovencito con problemas de lento aprendizaje quien fue amarrado de pies y manos con cinta canela para luego meterlo en una jaula; ahí le colocaron ladrillos en la cabeza. En redes sociales circulan videos de otras agresiones similares contra este niño en el salón de clases. La Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia investigan este caso. En la Huasteca Potosina, en mayo de 2014, un adolescente fue hospitalizado tras ser agredido por un compañero de clase de la Secundaria "Pedro Antonio Santos" de Ciudad Valles, San Luis Potosí. Sonia de Santiago, madre de la víctima de bullying, dijo: "Perdió el conocimiento, cuando se levantó dijo que no sabía ni quién era, ese niño (el agresor) había molestado a varios compañeros antes que a mi hijo, pero no les les hacen nada, les tienen miedo pues…". Félix Rodríguez, de 14 años, ingresó al área de Urgencias del Seguro Social. Minutos más tarde se canalizó a Pediatría donde fue internado. Ricardo Gutiérrez, director del IMSS, en Ciudad Valles, dijo: "Se le hizo una tomografía, y se pidio una interconsulta precisamente a neurocirugía para que lo valore, dado su deterioro neurológico". Sus padres ya dieron parte al Ministerio Público para iniciar una investigación judicial contra el presunto agresor. Un dato de tan solo un estado: durante 2014, la Comisión Estatal de Derechos Humanos recibió 38 quejas por violencia estudiantil al interior de diversas instituciones educativas de San Luis Potosí. Más…en mayo de 2014 se difundió en las redes sociales un video en donde una joven de Zacatecas fue acosada por otros tres compañeritos. La menor fue obligada a arrodillarse y pedir perdón por las “ofensas que causó” por publicar “chismes” en una página de Internet, sin embargo, al no hacerles caso, otra joven identificada como “Andrea” la agarra del cabello y la tira al suelo. Uno de los agresores grabó la escena. Otro caso, a menos de dos días de que un menor muriera en Tamaulipas a causa de las agresiones de sus compañeros, una estudiante de la escuela secundaria "Ignacio Zaragoza" ubicada en Chachapa, en el municipio de Amozoc, Puebla, fue agredida por sus compañeras. La joven recibió un golpe en el cuerpo y luego cayó al suelo donde fue pateada constantemente por sus compañeras, ya que al parecer les molestaba que la menor usara lentes; esto ocurrió a unos 100 metros del plantel a mediados del 2014. Hechos similares se producen día tras día en nuestro país y en todo el mundo. ¿Qué está pasando con la agresividad y falta de empatía de nuestros hijos?. Por todos los ejemplos anteriores y mucho más es trascendental que, en el primer fallo de este tipo en el país, la Suprema Corte de Justicia de la Nación amparara a un niño que sufrió bullying en una escuela particular del Estado de México, por lo que se deberán pagar poco más de 500 mil pesos por los daños que sufrió el menor. Según el fallo, el Instituto Universitario Verdad y Ciencia, de Metepec, en el Estado de México, deberá indemnizar a Angélica M., madre del niño afectado. El ministro Arturo Zaldívar dijo que la sentencia, aprobada por unanimidad, es una invitación a las escuelas particulares y públicas del país para que presten atención al acoso escolar. Y es que este fenómeno no puede seguir siendo tolerado y tanto los padres de los agresores como las escuelas deben saber que puede haber consecuencias si no se toman cartas en el asunto. Para los cinco ministros que integran la Primera Sala de la SCJN es urgente contar con deberes claros y definidos para quienes tienen bajo su cuidado a menores de edad, por lo que la sentencia dictada establece recomendaciones específicas para el Estado, para que sea posible identificar, prevenir y combatir el fenómeno del bullying en todo el país. Atención padres y maestros… La recomendación de la semana, un gran lugar para disfrutar la cocina italiana:  L'Osteria del Becco, en Goldsmith 103, en Polanco. Comiencen con unas flores de calabaza rellenas de queso pecorino y ricotta acompañadas de bolitas de parmesano rebozadas. Los risotti son inmejorables, especialmente el de azafrán con puntas de espárragos o el de hongos y trufa negra. Desde luego hay carnes y deliciosos pescados. Los postres, ¡para qué les cuento!. Mi favorito (es un pecado, pero vale la pena) el Tortino di Nocciola, un pastel de avellana y chocolate para chuparse los dedos. En fin, les va a encantar y por supuesto con gran terraza para fumar. Les mando muchos besitos a los niños, esos de los que deberíamos de ocuparnos más.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 18 de Mayo 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El PVEM está más allá del bien y del mal

Hay una apasionada polémica entre quienes están a favor de quitar el registro al partido verde (PVEM) por violación grave y sistemática de la ley (causal de pérdida de registro), y por quienes sostienen que la decisión de quitar el registro a ese o cualquier partido atañe exclusivamente a los electores, es decir, si no obtiene en la elección de junio tres por ciento de los votos efectivos. ¿Cuáles son sus razones? Quienes están por sancionar al verde dicen que incurrió en las causales que señala la ley como motivo para perder el registro. Quienes se oponen a esa “decisión drástica” arguyen que una autoridad administrativa no debe tener la potestad de aplicar la ley como fue aprobada por los legisladores de los mismos partidos, y que las malas conductas de sus dirigentes no tienen por qué afectar a los seguidores y electores del partido en cuestión: el verde más allá del bien y del mal.

El argumento de quienes piden que no se cumpla la ley, y por tanto no se sancione al partido verde, parece favorecer la idea de dejar hacer, dejar pasar: que impere la ley del más fuerte. Todo se vale en la lucha por el poder político: durante el periodo electoral se abre un paréntesis en el que se suspende la ley. También adolecen de un vicio harto común entre los economistas, a saber, que existe la información perfecta, que todos saben lo mismo y que a partir del conocimiento excelso se toman “decisiones racionales”, las que hacen compatible el interés individual con el bien común. Olvidan que en el mercado electoral influyen el clientelismo, la publicidad engañosa, el hambre, el interés propio, la corrupción... Ergo, si la necesidad es causa prima de las “decisiones racionales”, la ley debe regular el mercado electoral.

Los apologistas del verde parecen pedir violar la ley, pues no les gusta (les parece excesiva). Nos quejamos por este o aquel vacío legal, pero cuando existe la ley pedimos clemencia. ¿Acaso la violación sistemática de la ley sin consecuencias no es una de las principales causas de la descomposición de México? ¿No sería un remedio eficaz para abatir la impunidad entre los políticos y sus partidos? ¿No es una ventana de oportunidad para someter a la partidocracia a la ley y depurar el sistema de partidos? ¿No constituiría un potente mensaje para que los políticos pongan sus barbas a remojar? ¿Acaso aplicar la ley no revitalizaría la confianza en el árbitro electoral, el INE? Si los encargados de cumplir y hacer cumplir la ley no la aplican seguirá el lento proceso de degradación política que se manifiesta como violencia. Es hora de preguntarnos seriamente si queremos o no un país de leyes.

Fecha: 
Jueves, 16 de Abril 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Aplicar las leyes es demanda generalizada

Nos hemos convertido en una sociedad acostumbrada a ver como un gran número de personas viola regularmente los reglamento, códigos y leyes que existen, entre otras cosas, para mantener el orden, proporcionar seguridad, promover la disciplina colectiva, garantizar la impartición de la justicia, desarrollar la economía, y educar y proporcionar niveles de bienestar adecuados a los integrantes de la sociedad.

Desobedecemos las leyes porque nadie se encarga de hacer que las respetemos o porque el castigo que se nos impone por desobedecerlas es mínimo o nulo.

Nos pasamos los altos del semáforo y conducimos nuestros vehículos a exceso de velocidad porque no hay policías que sean capaces de detenernos y multarnos.

Los microbuseros de la Ciudad de México escandalizan con sus cornetas de aire, que aparentemente tienen prohibido instalar en sus unidades, porque los inspectores de la Secretaría de Movilidad de Gobierno del DF no hacen su trabajo.

Los zánganos que durante años han vivido de los recursos que la sociedad aporta al fisco, como son los maestros de la CNTE, los ex trabajadores de la desaparecida Luz y Fuerza del Centro y los miembros de otros grupos, rompen la ley al bloquear nuestras calles y carreteras. Y los funcionarios responsables de impedirlo también la rompen al permitírselo.

La delincuencia organizada opera a lo largo y ancho del país porque ha sabido sobornar a un elevado número de funcionarios de los poderes ejecutivo y judicial responsables de combatirlos.

Son muchísimas las empresas que prefieren violar una ley u otra porque que el monto de las multas que se les aplican por no acatarlas es menor al que tendrían que invertir para que poder cumplirlas debidamente.

La cantidad de funcionarios púbicos que no obedecen ciertas leyes es elevada porque no existe castigo alguno por desobedecerlas o porque el castigo es meramente simbólico y no les afecta ni la cartera ni la carrera.

En resumen, las leyes no se aplican de manera pareja porque en el país hay muchas organizaciones, empresas y personas que están por encima de la ley gracias a su poder e influencia política y/o económica.

Frente a estos individuos y grupos que constituyen una clase dorada estamos los millones de mexicanos que por convicción o temor actuamos de acuerdo a lo que las leyes, códigos y reglamentos nos señalan. Mexicanos que estamos hartos de ver como ciertos grupos e individuos que sin pensarlo dos veces y gozando de una absoluta impunidad las violan, afectan nuestros derechos, perjudican nuestro bienestar y frenan el de por sí lento desarrollo del país. Hombres y mujeres que exigimos que nuestras autoridades federales y locales las cumplan y las hagan cumplir antes de que sea demasiado tarde y lleguen al poder los demagogos que prometen un paraíso y terminan entregando un infierno.

Que las leyes se apliquen es una demanda generalizada que nuestros altos funcionarios se empeñan en ignorar pese a los altos riegos que eso entraña.

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 12 de Febrero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Devuélvanos la confianza, presidente

El problema que enfrenta México se llama crisis de confianza. Los tres poderes de la unión (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) están corrompidos, desacreditados y rebasados. Algo similar ocurre con los tres órdenes de gobierno (federal, estatal y municipal) corroídos por la impunidad, el cohecho y usualmente coludidos con el crimen organizado. También está desfondado el sistema de partidos políticos, que ya no son canal de representación de los ciudadanos: el PRI, como siempre, solapando trapacerías; el PAN, aferrado a los “moches”; el PRD, con sus financieros criminales. A ello se suma una elite empresarial rapaz. Y un agravante más: las políticas del gobierno federal unieron a las clases sociales en un malestar difuso, de origen multicausal. México está roto. El riesgo de ingobernabilidad es creciente. ¿Responde el decálogo del presidente Peña a tamaño mal? No. Su diagnóstico está fuera de foco.

En esta crisis sistémica quizá sólo haya un antídoto contra el riesgo de ingobernabilidad: la calidad y fuerza moral del líder. Ante el desfondamiento de la ley y del orden y de las instituciones es crucial que el presidente recupere la confianza de los ciudadanos si desea encauzar el cambio por la vía pacífica. Removerlo de su cargo, además de ser un factor adicional de inestabilidad, es inviable: el desastre de los partidos no modificará en gran medida la composición de la cámara de diputados en la elección de 2015, pues la estructura clientelar de los programas sociales garantiza la permanencia, con leves variantes, del statu quo. Pero este posible hecho puede alimentar el descontento y desbocar el conflicto. Entonces, ¿cómo recuperar la confianza? ¿Cómo lograr fuerza moral ante el descrédito del Ejecutivo por posible corrupción y colusión?

Recuperar la confianza y el liderazgo moral implica: donar la casa blanca y ofrecer una disculpa pública. Rendición exhaustiva de cuentas. Transparencia en licitaciones y castigar el conflicto de interés. Acabar con privilegios de políticos: sueldos arbitrarios, seguros, autos, sirvientes, gasto discrecional; prerrogativas que hacen del empleado (el funcionario) amo de su señor, que impide la empatía gobierno-ciudadano y perpetúa la desigualdad (la caída del petróleo obliga a la austeridad). Acotar el fuero. Enjuiciar a políticos corruptos y a los que ensangrentaron al país para abatir la impunidad. Medidas transitorias y de urgencia para atajar el crimen, pero pasada la emergencia fortalecer a estados y municipios, en vez de destruir a la República federal… La desiderata incluye reformas a partidos, al poder Legislativo y al Judicial. Es la vía para liderar el cambio a un régimen de legalidad. Tal paradigma evitará sufrimiento innecesario.

Fecha: 
Jueves, 04 de Diciembre 2014 - 18:00
Redes sociales: 
1