Se encuentra usted aquí

cártel

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

No entiendo

El secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong dijo ayer que Joaquín “El Chapo” Guzmán era el recluso más vigilado dentro de la cárcel federal de alta seguridad ubicada en Almoloya, Estado de México. Sin embargo, explicó que por cuestiones de derechos humanos, no era vigilado en el baño, lugar desde donde se fugó. En pocas palabras, para proteger la modestia de uno de los criminales más peligrosos y sanguinarios del mundo, alguna autoridad, tal vez la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), ordenó en algún momento a que no hubiera videovigilancia en los baños que usan los inquilinos de esa prisión y quién sabe cuántas otras más. Ese baño protegido de las miradas de los carceleros es el “punto ciego” desde donde se escapó el jefe del Cártel de Sinaloa.

La verdad es que no entiendo como, para proteger un supuesto derecho a la privacidad de un delincuente, una institución del Estado mexicano decidió poner en riesgo el derecho a la vida de cientos o miles de personas que seguramente morirán cuando empiece la balacera entre los sicarios del Chapo y los de las organizaciones delincuenciales enfrentadas a su cártel. Y no solo perderán la vida estos violentos; también la perderán los inocentes que tengan la mala suerte de estar en medio del fuego cruzado durante los enfrentamientos entre bandas rivales. Hombres, mujeres y niños inocentes morirán por una decisión estúpida de alguna autoridad.

Osorio Chong también aceptó que el Chapo sólo pudo escaparse teniendo como cómplices a empleados y funcionarios de la cárcel de Almoloya. Y esto tampoco lo entiendo en vista de que el gobierno nos ha presumido con insistencia que el personal que trabaja en las áreas de seguridad está constantemente sujeto a los tan cacareados “controles de confianza”, controles que aparentemente fallaron rotundamente en esta cárcel de alta seguridad.

Finalmente, no entiendo cómo las autoridades creen que podrán atrapar nuevamente al Chapo Guzmán. Se tardaron 13 años para aprehenderlo después de que se escapó en 2001 de otra cárcel dizque de alta seguridad. ¿Qué les hace pensar que esta vez será diferente si en casi dos años no han podido localizar al prófugo fundador del cártel de Guadalajara, Rafael Caro Quintero, quien indebidamente fue liberado el 9 de agosto de 2013 por el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Tercer Circuito en Jalisco?

No cabe duda, en lo que a la fuga del Chapo se refiere, hay mucho que no entiendo y creo que nunca entenderé.

Foto: pijamasurf.com

Secciones:

Fecha: 
Martes, 14 de Julio 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Tanhuato

El viernes pasado el enfrentamiento entre fuerzas federales y civiles armados, integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) sacudió a México y fue noticia de la prensa internacional. El lugar donde ocurrió este enfrentamiento se registró en la comunidad de Tinaja de Vargas, en el municipio de Tanhuato, a tres kilómetros de la Autopista México-Guadalajara. El saldo fue de 42 civiles y 1 policía federal muertos. Apenas a tres días, el nombre de Tanhauto ya es significativo.

Esta vez, el gobierno federal parece haber aprendido la lección. Nada de esconder, de inmediato sacó a la luz el caso. Monte Alejandro Rubido, Comisionado Nacional de Seguridad, fue el encargado de confirmar los hechos. Aunque todo sucedió en Michoacán, el asunto se encuadra en la operación de seguridad de Jalisco. Esta demostración de fuerza contrarresta en buena medida el descalabro del 1 de mayo en Guadalajara.

El Gabinete de Seguridad Nacional se trasladó de inmediato a la zona. Sin duda un acierto la rápida reacción por la parte federal. Otro aspecto positivo es que, a diferencia de lo sucedido en Jalisco el pasado 2 de mayo o lo que está ocurriendo en Guerrero, el gobernador michoacano, Salvador Jara, reconoce una excelente coordinación con el Ejército y la Policía Federal con las autoridades estatales.

Es importante que la buena imagen y actuación del gobierno federal mostrada inmediatamente después del enfrentamiento, no sea diluida por dejar cabos sueltos sobre la investigación con los que se pueda presumir que se está gestando un “Nuevo Tlatlaya”, como de hecho sugiere La Jornada. Dado el resultado tan abultado de personas muertas (43) y el hecho de que la gran mayoría son civiles, así como las fotos que se han comenzado a difundir por internet, las dudas pueden empañar el operativo. No debe quedar duda sobre la actuación de las fuerzas federales, por lo que es necesaria una narrativa impecable de los hechos en la que intervenga la CNDH.

Por lo pronto, ya comenzaron las sospechas respecto a los resultados de este operativo. Medios como La Jornada, Sin embargo y Aristegui Noticias, así como actores influyentes en redes sociales, están cuestionando dichos resultados y deslizan la idea de que hubo una matanza de civiles, apoyados en los 42 muertos del Cártel y sólo uno de la Policía Federal. Actores políticos como Gustavo Madero y Andrés Manuel López Obrador aprovechan el momento para criticar duramente al gobierno federal.

Por lo anterior, es urgente que se refuerce la  narrativa oficial y que se sustente el reporte preliminar emitido haciendo hincapié en que las fuerzas de seguridad nacional actuaron  conforme a protocolos establecidos para realizar este tipo de operativos. Sería clave conocer la opinión de la CNDH.

Fecha: 
Lunes, 25 de Mayo 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Peña Nieto, a la caza del Mencho

Cuatro días después que ocurriera el ataque del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) a varios municipios de Jalisco y estados vecinos, se reunió en Guadalajara el Gabinete de Seguridad del gobierno federal, encabezado por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval. Como es costumbre, a la reunión acudieron los titulares de la Procuraduría General de la República, Arely Gómez González; de la Secretarías de la Defensa Nacional y Marina, Salvador Cienfuegos Zepeda y Vidal Francisco Soberón, respectivamente; de la Comisión Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido; y del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Eugenio Ímaz Gispert.

De la reunión destacaron dos compromisos: primero, que el objetivo principal de la Operación Jalisco es el desmantelamiento completo del Cártel Jalisco Nueva Generación y la captura de Nemesio Oseguera (el Mencho), líder del mismo. Segundo, que al frente de dicha Operación estará el general de división diplomado de Estado Mayor, Miguel Gustavo González Cruz, un militar que estuvo al frente de la comandancia en Reynosa, Tamaulipas, que frenó la embestida de Los Zetas en la zona.

Finalmente, el gobierno federal está haciendo lo que le corresponde en materia de seguridad pública al enfrentar el reto que representa el CJNG. En los hechos, se refuta la idea de que el gobierno federal tiene la intención de “invisibilizar” el problema del narco. Sin embargo, hay cuatro puntos importantes en los que el gobierno federal debe cuidar su estrategia:

1) Evitar la filtración de información sobre los operativos en preparación. Hay elementos para suponer que el pasado primero de mayo una filtración permitió al cártel tomar la iniciativa contra las fuerzas federales.

2) Lograr una mayor coordinación con el gobierno estatal. El gobernador Aristóteles Sandoval parece tener otra percepción de lo ocurrido el pasado primero de mayo. Según el mandatario estatal, los actos de violencia fueron a consecuencia de una exitosa estrategia que está mermando a dicho Cártel.

3) Mejorar la prevención a las respuestas del crimen organizado. En Tamaulipas cada vez que capturan a un jefe de plaza criminal, hay un contragolpe que vuelve caótica a las ciudades y siembra el pánico en la población. 

4) Mejorar los sistemas de inteligencia para reducir al mínimo los enfrentamientos y no basar la estrategia sólo en enviar más efectivos a la zona de conflicto.

Antes de la reunión, el presidente Enrique Peña Nieto lanzó como advertencia que “los actos violentos del crimen organizado, lejos de frenar la acción del gobierno federal, fortalecen la determinación del Estado mexicano para hacer valer la ley.” Parece que el presidente Peña Nieto se ha tomado como cosa personal la captura del Mencho.

Fecha: 
Miércoles, 06 de Mayo 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Crimen organizado: invisibilizar o destacar

El día de ayer tanto el comisionado nacional de seguridad, Monte Alejandro Rubido, como el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz, se dedicaron a dar entrevistas y a explicar (o interpretar) lo ocurrido el pasado fin de semana con relación a la ofensiva del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Monte Alejandro Rubido señaló en diversas entrevistas (Loret de Mola, López-Dóriga y Beteta) que para el gobierno federal el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) tiene atención especial, por lo que el primer paso para debilitarlos será atacar sus redes financieras. Por su parte, el gobernador del estado, Aristóteles Sandoval Díaz, en entrevistas por separado con Loret de Mola y Gómez Leyva, minimizó los hechos del pasado viernes, al mencionar que esto es producto de que su gobierno está combatiendo y debilitando al CJNG.

Varios analistas, la mayoría, aseguran que el gobierno federal y los estatales tienden a minimizar el poderío del crimen organizado. Critican que las declaraciones no las dé, por ejemplo, el secretario de Gobernación Osorio Chong o, incluso, el mismo presidente Peña Nieto. Estos analistas muchas veces subrayan que el gobierno no quiere reconocer, otro ejemplo, que el Operativo Jalisco del viernes primero de mayo fue un fracaso.

Vamos por partes. A diferencia de este sexenio, el encabezado por Felipe Calderón hizo del combate al crimen organizado su leitmotiv. En muchas ocasiones el mismo presidente Calderón hacía los anuncios de capturas u opinaba de los hechos de sangre. No pocas veces anunció el inicio de embestidas contra el crimen. ¿Esta relevancia, este “no invisibilizar” (la palabreja es horrible), dio mejores resultados? La realidad es que no. Muchas veces se le criticó su falta de avances en otros terrenos políticos y económicos, su pasión por regresar al mismo tema una y otra vez. ¿Serviría de algo que saliera Osorio Chong o el presidente Peña Nieto a explicarnos lo que pasó el viernes?

Por otra parte, fue claro que el inicio del Operativo Jalisco fue un fracaso y que el CJNG tiene un poderío estratégico impresionante, acompañado de un gran armamento y muchos hombres. ¿Debía el gobierno federal o el estatal reconocer el fracaso y declarar que los había impresionado o apabullado? No hay un solo gobierno sobre la Tierra que reconozca algo así. Ni siquiera países tan sitiados como Siria o Irak.

En conclusión, el gobierno federal sí tiende a minimizar el poderío del crimen organizado, pero no a invisibilizarlo. Sí, el golpe que le dio el CJNG al gobierno federal fue el peor que ha recibido en el sexenio en materia de seguridad, pero que salga Osorio o Peña a lamentarse no nos servirá de nada. 

Fecha: 
Martes, 05 de Mayo 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Desvergonzado

El gobernador priísta de Jalisco, Aristóteles Sandoval, demostró no tener mucha vergüenza cuando aseguró ayer que el estado que supuestamente gobierna está bajo control. Lo anterior, después de que el viernes y sábado pasados la delincuencia organizada representada por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) sembró terror en la zona metropolitana de Guadalajara, Puerto Vallarta, Autlán y varias localidades más. El viernes, los delincuentes bloquearon 39 accesos con vehículos incendiados en 25 de los 125 municipios jaliscienses y derribaron un helicóptero del Ejército en el municipio de Villa Purificación, incendiaron bancos y gasolineras. El sábado siguió la violencia, extendiéndose ésta a Colima y Guanajuato.

En los hechos violentos del viernes murieron 15 personas: seis soldados que viajaban en el helicóptero derribado, ocho delincuentes y un agente del ministerio público de Jalisco. Además, hubo 10 heridos.  

Y pese a todo lo ocurrido, Sandoval sin dudar dijo que su estado está bajo control.

Peor todavía, dijo que puede haber funcionarios de su gobierno coludidos con el CJNG ya que cuando el asumió la gubernatura “el cártel ya estaba enquistado en la entidad”. O sea, que después de dos años y dos meses de ser gobernador Sandoval acepta, sin vergüenza alguna, que no ha sido capaz de identificar a esos funcionarios corruptos.

La desvergüenza del gobernador de Jalisco también quedó en evidencia cuando presumió que cada cinco días se detiene a un miembro del CJNG. Es decir, que cada mes son atrapados seis miembros del cártel, 72 al año. Me imagino que cada mes ingresan más de seis delincuentes a la organización, lo que significa que cada 30 días ésta se hace más fuerte y letal.

Todo lo que ha dicho Aristóteles Sandoval en torno a la delincuencia organizada que cada vez tiene más poder en Jalisco hace suponer que no tiene una idea clara de lo que está sucediendo o que es un mentiroso desvergonzado, cualidad que seguramente heredó de su padre, el también desvergonzado magistrado del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco, Leonel Sandoval, quien fue descubierto cuando, por vía telefónica, le pedía a funcionarios municipales y militantes del PRI apoyar al candidato de ese partido a la presidencia municipal de Guadalajara e inscribirse como observadores electorales aunque eso sea contrario a la ley. Me inclino por pensar que es un desvergonzado.

Un desvergonzado por herencia genética.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 05 de Mayo 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Primero de mayo: Jalisco y Guerrero

Lo sucedido en Jalisco y Guerrero el primero de mayo ha significado el peor golpe que en el sexenio ha recibido la política de seguridad del presidente Peña Nieto. Toda la prensa nacional y buena parte de la de Estados Unidos y Europa informaron sobre los sucesos en Jalisco y otros estados.

Oficialmente, lo ocurrido en Jalisco fue la respuesta violenta de los narcotraficantes ante el despliegue de las fuerzas federales en Jalisco y Colima para desarticular al grupo criminal que actúa en la región, lo que derivó en enfrentamientos, bloqueos, incendios a vehículos y establecimientos, así como el ataque a un helicóptero militar.   

Las acciones que afectaron a 25 municipios jaliscienses dejaron un saldo de siete muertos —tres de ellos militares y un agente estatal—, 19 detenidos y daños materiales sin cuantificar. También resultaron afectados poblados y ciudades de Colima, Nayarit, Michoacán y Guanajuato. Por si fuera poco, al otro día, el 2 de mayo, se dieron bloqueos y quemas de vehículos, ahora en la zona de Puerto Vallarta.

El gobierno federal, a través del Comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, fue el que aseguró que la violencia fue una reacción de los narcotraficantes al lanzamiento este viernes de la “Operación Jalisco”, en la que militares y policías federales se desplegaron para desarticular al cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Si la intención de que fuera el comisionado Rubido, y no el secretario de Gobernación, quien diera el parte oficial de lo sucedido era darle menos importancia a los hechos, esto no se logró. 

Por otro lado, lo dicho por Rubido no se sostiene. Los criminales no “reaccionaron”, se adelantaron al operativo, lo que significa que puede haber fugas en el manejo de la información de los operativos. Al final, el supuesto operativo no logró grandes cosas y el costo en vidas y económico fue muy alto. El mayor problema es que con los sucesos –y en gran parte por todo el material que circuló en medios y redes sociales–, daba la impresión de que el Estado estaba rebasado y la ciudadanía en una situación de total indefensión.  

MATAN A CANDIDATO: un comando ejecutó a balazos a Ulises Fabián Quiroz, candidato de la alianza PRI-PVEM a la alcaldía de Chilapa, ubicado en la Montaña baja de Guerrero. Según la información, Fabián Quiroz se encontraba en un acto de proselitismo político en el poblado de Atzacoaloya cuando llegó el grupo armado y lo asesinó a balazos. Chilapa es un municipio que se disputan los grupos delictivos Los Rojos y Los Ardillos. Un par de días antes, en esta misma zona, habían amenazado a Luis Walton. Sobre advertencia, no hay engaño; así se las gastan los criminales. 

Fecha: 
Lunes, 04 de Mayo 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

México entre Cárteles

Si bien la historia del narcotráfico en nuestro país es bastante extensa, en esta entrega se presentan de forma general los aspectos más importantes de la trayectoria de la delincuencia organizada a partir de la década de los setenta

Para comenzar con esta historia es necesario marcar como inicio de este “negocio” el gran cambio que hubo en el narcotráfico, pues empezó a semejanza del caciquismo con un solo líder, el cual tenía el dominio total de una sociedad, con Pablo Acosta Villareal, en Chihuahua, como precursor del Cártel de Juárez, y con Félix Gallardo.

Metamorfosis: De Caciques a Grandes Empresarios

Durante los años setenta y ochenta se sentaron las bases del narcotráfico en México, nacieron esas pequeñas partículas que se fueron transformando hasta convertirse en las grandes empresas criminales que son en nuestros días.

Pablo Acosta Villareal, originario de Chihuahua, se convirtió en el gran capo de los inicios del narcotráfico en México. Fue un cacique de Ojinaga, Chihuahua y precursor del “Cártel de Juárez”. Este personaje fue quien formó a capos como Félix Gallardo, los hermanos Arellano Félix, Caro Quintero y El Chapo Guzmán, entre otros.

pablo-acosta.png
Pablo Acosta Villarreal, El Zorro de Ojinaga. Fuente: Al margen, mayo 2013. 

Pablo Acosta era muy respetado en su localidad, pues, como es una costumbre entre los narcos y sus comarcas, apoyaba a la gente de Ojinaga y en particular a los estudiantes, pues éstos le presentaban proyectos y él los financiaba para que se llevaran a cabo. Era conocido por sus actividades ganaderas, con lo cual lavaba el dinero procedente del narcotráfico y de sus relaciones con los colombianos.

Junto a él trabajaba otro personaje muy importante dentro de la organización criminal, Ernesto Fonseca Carillo, “Don Neto”, tío de Vicente, Amado y Cipriano Carillo Fuentes, a quienes desde pequeños enseñó el negocio y los entrenó junto con su amigo y socio Pablo Acosta.

Según el periodista Ricardo Ravelo en su libro Los capos: las narcorutas de México, más tarde el capo que se logra colocar en lo más alto de la cúspide del narcotráfico y quien gracias a sus habilidades de oratoria y como publirrelacionista aunadas a sus conocimientos en administración de empresas logró dar un giro al narcotráfico, fue Miguel Ángel Félix Gallardo, mejor conocido como el “Jefe de Jefes” quien se ganó muy bien ese apodo pues llegó a ser el amo y señor de la droga no sólo en Jalisco y Sinaloa, sino en todo el país.

miguel-angel-gallardo.png
Miguel Ángel Félix Gallardo El Jefe de Jefes. Fuente: PROCESO, mayo 2013.

El poder de Miguel Ángel provenía de la protección oficial que dispuso tanto en Sinaloa como en Jalisco, dos entidades que en diversas etapas sirvieron de asiento al poderoso jefe del cártel del Pacífico.

El Jefe de jefes logró combinar sus habilidades antes mencionadas para consolidar un poderío en el negocio del tráfico de drogas, adquiriendo una nueva visión estratégica, que a diferencia de Pablo Acosta deja atrás el regionalismo para convertirlo en toda una empresa criminal y así conquistar nuevos territorios. Poco a poco y dispuesto a seguir creciendo fue derribando uno por uno a sus rivales, realizó diversas alianzas, fortaleció su escudo protector y, como asevera Ravelo:

modificaron las estructuras: las organizaciones piramidales se transformaron en consejos y, gracias a su diseño horizontal, mediante la colocación de células o piezas –todas ellas reemplazables- que al mismo tiempo formaban parte de una cadena cuyo principio y final se dispersa en la amplia red de complicidades, ampliaron su presencia en la República Mexicana.

Así se logró dar una evolución al narcotráfico en México, que años antes sólo se manejaban como regionalismos o caciquismos para convertirse en las empresas que son, puesto que otras organizaciones delictivas hasta la fecha se siguen manejando de la misma manera que lo hacía Félix Gallardo.

Cabe mencionar que este capo logró establecer y multiplicar su fortuna ya que no sólo se compró grandes propiedades en zonas exclusivas de la República Mexicana, se hizo socio mayoritario de un hotel de cadena en la ciudad de Guadalajara, adquirió autos de colección y llegó a tener su propio banco, pero también era uno de los capos más buscados por la DEA, en México gozaba de libertad y tenía buenas relaciones en todas la esferas tanto criminales como políticas.

En México se manejaba como empresario, se le podía ver con otros empresarios y frecuentemente con políticos, como lo publicó Proceso el día 18 de mayo de 1985 se le vio con Rodolfo Sánchez Duarte, hijo de Sánchez Celis inaugurando una empresa del ramo automotriz en Culiacán, denominada Crisol y más tarde se supo que era utilizada para hacer el lavado de dinero en sociedad con políticos.

También se le atribuyó cierta superioridad hacia el resto de los cárteles de la década de los ochenta y aprovechándose de ese poder empezó a mover sus piezas como si fueran una jugada de ajedrez y así logró controlar el tráfico de estupefacientes hacia los Estados Unidos, dividir el territorio y manejar una “federación de narcotraficantes”, agrupación única en México creada por Félix Gallardo con el objetivo de dividir el territorio para el trasiego de drogas, convirtiéndose en el iniciador del manejo empresarial del narcotráfico en México, para luego, otros cárteles siguieran su forma de organización.

Al ser detenido el 8 de abril de 1989 muchos pensaron que ahí terminaría su poderío, pero no fue así, pues desde el penal de alta seguridad del Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México, seguía moviendo los hilos del narcotráfico en nuestro país. Con él y Don Neto en la cárcel, Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, y Héctor Palma Salazar se estaban alistando para ocupar el lugar de Félix.

Al enterarse Miguel Ángel de esto y sabiendo que era muy difícil recobrar su libertad, ordenó a Rafael Aguilar Guajardo que reuniera a todos los capos para hacer la repartición de los territorios. El mismo Rafael Aguilar organizó la reunión y el hospedaje de los mismos, esta reunión se llevó a cabo  en el puerto de Acapulco.

Según la investigación del periodista Ricardo Ravelo, en su libro Los capos, las narcorutas de México muestra que:

De acuerdo con la PGR y otras investigaciones, el reparto se dio más o menos así: Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, recibió Mexicali y San Luis Río Colorado; Rafael Aguilar Guajardo, Ciudad Juárez Chihuahua y Nuevo Laredo; Héctor Luis Palma Salazar, El Güero, Nogales y Hermosillo; Jesús Labra, El Chuy, tío e impulsor de los hermanos Arellano Félix, Tijuana; Ismael Zambada García, El Mayo, Sinaloa. Otros tramos del país fueron entregados, previas negociaciones, a Rafael Chao, ex agente de la DFS, y a Baltazar Díaz Vega, El Balta.

Después de hacer la repartición, Félix les comentó que cada quien tenía su territorio y sólo se dedicarían a cuidarlo, que tenían que respetar el de los demás; pero los hermanos Arellano Félix hicieron caso omiso del comentario y empezaron a meterse en las regiones de los otros capos, lo que con el paso del tiempo ha resultado una fuerte rivalidad entre algunos de estos grupos que hasta nuestros días es vigente y se ha acrecentado.

Los hermanos Arellano Félix, también conocidos como “los narcojuniors”, tenían un cierto parentesco con Félix Gallardo, consolidaron su poder a base de violencia y se hicieron famosos por lo sanguinarios. Sus integrantes al no acatar los acuerdos anteriormente establecidos, encabezaron la más cruel de las batallas hasta nuestros días.

Así, con el pasar de los años, la fuerza que ejercía Félix Gallardo se fue perdiendo; otros quisieron tomar la dirección de la narco-empresa, sin la habilidad, audacia y eficacia del “Jefe de Jefes”, y la llevaron al caos.

Debemos recordar que la gran empresa construida por Félix Gallardo fue la cimentación de los cárteles actuales, de ésta surgió el Cártel de Tijuana; Pablo Acosta dejó el terreno libre para que Aguilar Guajardo construyera el cártel de Juárez, lo mismo que Ernesto Fonseca. A pesar de su gran diferencia en la estructura, el cártel de Tijuana se convirtió en el consejo empresarial (su estructura tenía mucho parecido con el de Félix Gallardo). El cártel de Tijuana y el de Sinaloa se supieron adaptar a las nuevas formas de organización. De acuerdo con la investigación de Ravelo:

la propia Subprocuraduría General de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) define como rectangular y con amplia movilidad en todo el territorio. Acosta Villarreal y Félix Gallardo tenían dos esquemas distintos: la pirámide y el rectángulo; uno era dominado por el cacique; dispuesto siempre a tejer alianzas.

Estas fueron las bases construidas durante la década de los setenta y ochenta, desde que el narcotráfico era manejado por un solo grupo y solía comportarse como una familia criminal hasta el surgimiento de los cárteles actuales. Poseedores de una logística completamente moderna, con el concepto de liderazgo y una sólida organización de las nueve organizaciones o familias que operan en el país, con las nuevas alianzas que han establecido, son solo dos cárteles los que siempre han estado en disputa por el control del territorio.

De acuerdo con el mapa que tiene la PGR, en el país operan las siguientes organizaciones criminales: Hermanos Arellano Félix (Cártel de Tijuana), Osiel Cárdenas Guillén (Cártel del Golfo), Vicente Carrillo Fuentes y Vicente Carrillo Leyva (Cártel de Juárez), los hermanos Valencia (Cártel del Milenio), Joaquín “El Chapo” Guzmán, los hermanos Beltrán Leyva (sociedad), Ignacio Coronel, Ismael Zambada García (“El Mayo”) y Juan José Esparragoza, El Azul, (derivación del Cartel de Juárez que opera en Sinaloa), Juan Diego Espinoza, El tigre, y Sandra Ávila Beltrán, La reina del Pacífico, (sociedad) y Pedro Díaz Parada (zar de la mariguana en Oaxaca, una extensión del Cártel de Tijuana).

Autor:

Fecha: 
Martes, 14 de Abril 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De cárteles a minicárteles

En es.wikipedia.org/wiki/Anexo:L%C3%ADderes_del_narco_m%C3%A1s_buscados_en_M%C3%A9xico se lee cuales jefes del narcotráfico han sido capturados o muertos por las fuerza federales en los últimos años:

Cártel de los Beltrán Leyva

1.        José Alfredo "El Mochomo" Beltrán Leyva - Capturado el 22 de enero de 2008.

2.        Marcos Arturo "El Barbas" Beltrán Leyva - Muerto el 16 de diciembre de 2009.

3.        Sergio "El Grande" Villarreal Barragán - Capturado el 13 de septiembre de 2010.

4.        Édgar "La Barbie" Valdez Villarreal - Capturado el 31 de agosto de 2010.

5.        Héctor "El General" Beltrán Leyva - Capturado el 1 de octubre de 2014 en San Miguel de Allende, Guanajuato.

La Familia Michoacana

1.        José de Jesús "El Chango" Méndez Vargas - Capturado el 21 de junio de 2011

2.        Dionisio "El Tío" Loya Plancarte - Capturado el 27 de enero de 2014.

3.        Nazario "El Chayo" Moreno González - Muerto el 9 de marzo de 2014.

4.        Servando "La Tuta" Gómez Martínez - capturado el 25 de febrero de 2015.

Cártel del Golfo

1.        Antonio Ezequiel "Tony Tormenta" Cárdenas Guillén - Muerto el 5 noviembre de 2010.

2.        Jorge Eduardo "El Coss" Costilla Sánchez - Capturado el 12 septiembre de 2012.

Cártel de Los Zetas

1.        Gregorio "El Goyo" Sauceda Gamboa - Capturado el 30 de abril de 2009.

2.        Iván "El Talibán" "Z-50" Velázquez Caballero - Capturado el 26 de septiembre de 2012.

3.        Heriberto "El Lazca" "Z-3" Lazcano Lazcano - Muerto el 7 de octubre de 2012.

4.        Miguel Ángel "Z-40" Treviño Morales - Capturado el 15 de julio de 2013.

5.        Omar "Z-42" Treviño Morales - Capturado el 4 de Marzo de 2015.

Cártel de Juárez

1.        Vicente Carrillo Leyva - Capturado el 3 de abril de 2009.

2.        Vicente "El Viceroy" Carrillo Fuentes - Capturado el 9 de octubre de 2014.

Cártel de Sinaloa

1.        Ismael "El Mayo” Zambada García - Libre

2.        Juan José "El Azul" Esparragoza Moreno - Libre

3.        Ignacio "El Nacho” Coronel Villarreal - Muerto el 29 de julio de 2010.

4.        Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera - Capturado el 22 de febrero de 2014.

Cártel de Tijuana

1.        Teodoro "El Teo" García Simental - Capturado el 12 de enero de 2010.

2.        Fernando "El Ingeniero" Sánchez Arellano - Capturado el 23 de junio de 2014.

Como puede observarse en la lista, de los 24 capos legendarios del narco, 5 murieron violentamente, 17 están presos y solo dos siguen libres, El Mayo Zambada, de 67 años de edad, y El Azul Esparragoza, de 66, ambos ya sin la edad y energía requeridos para liderar un cártel.

Pese a lo anterior, no ha disminuido la cantidad de drogas que son ilegalmente introducidas a Estados Unido desde nuestro país, porque los negocios de la mayoría de los cárteles que han sido descabezados y desarticulados los realiza ahora un elevado número de minicárteles. En el sitio de la influyente ONG estadounidense, el Council on Foreign Affairs puede verse un articulo de Briana Lee publicado el pasado 5 de marzo en donde se anota que “la campaña contra los líderes de los cárteles ha fragmentado a las organizaciones, creando entre 60 y 80 nuevas bandas de narcotraficantes, de acuerdo al secretario de Gobernación mexicano, Miguel Ángel Osorio Chong” (www.cfr.org/mexico/mexicos-drug-war/p13689).

Se está volviendo realidad lo que muchos hemos dicho desde hace años: por cada gran capo que es capturado o muerte, surgen otros cinco minicapos para tomar su lugar y encargarse de los negocios.

La guerra contra las drogas no solo está perdida sino que genera pequeñas bandas de narcotraficantes que son más difíciles de detectar y destruir. Y, cuando son desarticuladas, en muy poco tiempo aparece otra para hacerse cargo de sus negocios y satisfacer al mercado que demanda una cantidad cada día mayor de drogas ilegales.

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 06 de Marzo 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Aquí la guerra, allá el mercado

En Estados Unidos, la posesión de la mariguana para su uso recreativo y medicinal es ilegal a nivel federal pero a nivel estatal es legal en Alaska, Colorado, Oregón y Washington y también en las ciudades de Portland y South Portland, Maine y en la misma capital del país, Washington DC. La posesión para el uso medicinal de la hierba está autorizado en Arizona, California, Connecticut, Delaware, Hawái, Illinois, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Montana, Nevada, New Hampshire, Nueva York, Nuevo México, Nueva Jersey y Vermont. Además, todas las reservaciones indias están autorizadas para regular las leyes que regulan el uso de la mariguana.

El cultivo, la transportación y la venta de la mariguana es ilegal a nivel federal en Estados Unidos pero es legal, con ligeras variantes, en los estados en donde el consumo recreativo o medicinal está autorizado.

Se estima que en Estados Unidos las ventas legales de la mariguana en 2013 llegaron a los 1,530 millones de dólares. De legalizarse su consumo recreativo y medicinal a nivel federal, las ventas alcanzarían, solo durante el primer año de la legalización, los 35,000 millones de dólares, de acuerdo al GreenWave Report de octubre de 2014 (https://www.greenwaveadvisors.com/wp-content/uploads/GreenWave_Report_ES.pdf).

35,000 millones de dólares es mucho dinero. Equivale a poco menos de los ingresos anuales de la industria editorial estadounidense, a poco más de los de la industria dulcera y chocolatera y a 3.5 veces el ingreso la National Football League (NFL).

De acuerdo a un estudio del James A. Baker III Institute for Public Policy publicado en el sitio web del Houston Chronicle el 3 de noviembre del año pasado (http://blog.chron.com/bakerblog/2014/11/the-cannabis-industry-growing-pains-for-now-but-success-will-come/), el mercado ilegal de la mariguana puede valer entre los 18,000 y 30,000 millones de dólares.

Si el mercado total de la mariguana legal a nivel federal fuera de 35,000 millones de dólares, el gobierno estadounidense podría obtener ingresos de unos 17,500 millones siempre y cuando los impuestos a la hierba fueran equivalentes al 50% de su valor de venta.

La lógica del mercado y las necesidades fiscales de un gobierno sobre endeudado tarde o temprano se impondrán en Estados Unidos y el cultivo, transportación, venta y consumo de la mariguana terminarán siendo actividades legales.

Tal vez por eso en la Cámara de Representantes se presentó el jueves pasado una iniciativa para remover a la mariguana de la Ley de Substancias Controladas y crear la Ley para Regular a la Mariguana como al Alcohol. Para justificar la iniciativa, su promotor, el demócrata por Colorado Jared Polis, señala lo siguiente: “El año pasado, Colorado demostró que regular la mariguana como el alcohol le quita dinero a los criminales y los cárteles, hace crecer nuestra economía y mantiene a la mariguana fuera del alcance de los niños. Mientras que el Presidente Obama y el Departamento de Justicia han permitido que avance la voluntad de los votantes en estados como Colorado y otras 22 jurisdicciones, los dueños de pequeños negocios, los pacientes de la mariguana medicinal y otros que acatan las leyes de Colorado todavía viven con el temor de que un nuevo gobierno federal - o el actual - podría revertir el curso y convertirlos en criminales. Es hora de reemplazar la prohibición fallida con un sistema regulatorio que funcione y permitir que los Estados y las municipalidades decidan por sí mismos si quieren, o no quieren, tener mariguana legal dentro de sus fronteras”.

Y mientras que en el principal país consumidor de mota avanza la causa a favor de su legalización, en México nuestro gobierno sigue gastando una enorme cantidad de recursos económicos, materiales y humanos en la más que fallida guerra contra el cultivo, transportación, venta y exportación de la mariguana.

¿No es hora de que nuestro país empiece a seguir el ejemplo de Alaska, Colorado, Oregón y Washington y mejor dedique tantos recursos a otros asuntos más urgentes?

Secciones:

Fecha: 
Martes, 03 de Marzo 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1993 - Muere el narcotraficante colombiano Pablo Escobar Gaviria

Pablo Emilio Escobar Gaviria (Rionegro, Antioquia 1 de diciembre de 1949 - Medellín, 2 de diciembre de 1993), fue un narcotraficante colombiano, fundador y líder del Cartel de Medellín, con el que llegó a ser el hombre más poderoso de la mafia colombiana y uno de los personajes más ricos de su época. Fue suplente en la Cámara de Representantes de Colombia para el Congreso de la República de Colombia por el departamento de Antioquia en 1982.

Las autoridades lo vinculan al asesinato de más de 10 000 personas; su principal sicario y brazo derecho, John Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye, lo vincula por el asesinato de cientos de personas. En medio de la sangrienta guerra que enfrentó contra el Estado desde 1984, su organización fue la responsable de innumerables actos de terrorismo, entre ellos, la colocación de más de 250 bombas y varias decenas de masacres que dejaron un saldo de 1142 civiles muertos, sin contar las miles de víctimas colaterales fruto del fuego cruzado con las autoridades en Antioquia y Medellín. Fue responsable del asesinato de 657 policías entre 1989 y 1993, y de un feroz enfrentamiento con el Cartel de Cali, los paramilitares del Magdalena Medio y finalmente con Los Pepes.

Organizó y financió una extensa red de sicarios y con sus actos terroristas mediante el empleo de coches bomba en las principales ciudades, desestabilizó Colombia y se convirtió en el criminal más buscado del mundo a comienzos de los años 1990. Tras fugarse de la cárcel, en julio de 1992, el gobierno de Colombia destinó unos cuatro mil efectivos e ingentes recursos para conformar el denominado Bloque de búsqueda y recapturarlo. Tras diecisiete meses de intenso rastreo por parte del mencionado bloque, que contaba con el respaldo incondicional de grupos de inteligencia norteamericanos, además de la presunta asistencia del grupo denominado Los Pepes, fue localizado en un barrio de Medellín y abatido en un tiroteo.

Con el comercio de cocaína amasó la fortuna más grande de su país y una de las más grandes del mundo. Apodado «El Patrón», su fortuna estaba estimada entre los 9000 y 15 000 millones de dólares, aunque según varias investigaciones y los reportes de la prensa especializada, el tráfico de drogas le reportó beneficios por 25 000 millones de dólares.

Foto: www.biografiasyvidas.com

Fecha: 
Viernes, 02 de Diciembre 2016 - 09:20

Efemérides:

Redes sociales: 
1