Se encuentra usted aquí

Carlos Salinas

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Las encuestas determinarán si se denuncia o no a expresidentes

Varias veces el presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho que no está de acuerdo en que sus cinco predecesores inmediatos en el cargo sean juzgados por los supuestos delitos que cometieron mientras fueron presidentes de México.

Sin embargo, Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña harían bien en preocuparse porque si bien AMLO dice que no le gustaría someterlos a algún tipo de juicio, ayer nuevamente dijo que “solo presentaríamos denuncia contra los expresidentes si los ciudadanos nos los piden (…) solo en el caso de que los ciudadanos reúnan las firmas para que se lleve a cabo una consulta y la gente decida si se presenta denuncia (…) contra todos los expresidentes del periodo neoliberal, los que causaron la tragedia nacional”.

¿Y de qué sería acusado cada uno, según Andrés Manuel? Ayer fue claro al respecto: “… Salinas ¿por qué Salinas?, porque entregó los bienes de la nación a particulares, a sus allegados; a Zedillo, ¿por qué a Zedillo?, porque con el Fobaproa convirtió las deudas privadas de unos cuantos en deuda pública, estamos pagando esa deuda y desgraciadamente se va a seguir pagando, estamos hablando de dos billones de pesos; luego Fox, por traición a la democracia, por delito electoral; el caso de Calderón por declarar la guerra al narcotráfico al mismo tiempo que se protegía a uno de los grupos de la delincuencia organizada, como es de dominio público, el señor García Luna que está preso en Estados Unidos; en el caso del expresidente Peña, pues lo de PEMEX, este asunto y otros”.

Para realizar la consulta mencionada por AMLO, se requeriría, de acuerdo con la Fracción III del Artículo 12 de la Ley Federal de Consulta popular, que la soliciten “los ciudadanos en un número equivalente, al menos, al dos por ciento de los inscritos en la lista nominal de electores”.

Sin embargo, de acuerdo con el Artículo 5 de la mencionada ley, antes de que un grupo de ciudadanos se organice para recabar dichas firmas, primero deberá convencer a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que el tema de la consulta solicitada, que es denunciar penalmente a los expresidentes, es de trascendencia nacional, definida ésta por el Artículo 6 de la misma ley que dice: “Se entiende que existe trascendencia nacional en el tema propuesto para una consulta popular cuando contenga elementos tales como: 1. Que repercutan en la mayor parte del territorio nacional, y; 2. Que impacten en una parte significativa de la población”.

En caso de que la SCJN autorizara la solicitud ciudadana de consulta popular tendrían que recabarse 1 781 949 firmas, que representan el 2% de las las 89 097 427 personas incluidas en la lista nominal del INE. Quien crea que es fácil lograrlo, que les pregunte a los candidatos independientes a la presidencia que en 2018 no lograron obtener el mínimo de 866 593 firmas.

Es más fácil suponer que las denuncias contra uno o varios expresidentes las hará la Fiscalía General de la República cuando las encuestas muestren que la mayoría de los mexicanos dejó de aprobar la gestión de AMLO.

Someter a juicio penal a un expresidente, algo nunca visto en México, le daría mucha popularidad a Andrés Manuel.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 21 de Febrero 2020 - 10:20
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 21 de Febrero 2020 - 19:05
Fecha C: 
Sábado, 22 de Febrero 2020 - 06:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Y si ¿le tomamos la palabra a Trump?

La inseguridad es como el personaje de Hidra de Lerma de  la mitología griega, que era un antiguo y despiadado monstruo acuático, con forma de serpiente pero con muchas cabezas y de aliento venenoso, que tenía la virtud de regenerar dos cabezas más cada vez que perdía una o se la amputaban, muy parecido sucede con los cárteles, pues atrapan o eliminan a una cabeza y varios se sienten con merecimientos, pelean entre ellos para ser la cabeza y entonces se fragmentan generando violencia en su entorno y en lugar de tener uno, dos o tres cárteles  ahora son incontables a cada rato surgen nuevos nombres que ya han dado muestras de su control a todo lo largo y ancho de México.

Después de la furia exhibida por el cártel de Sinaloa en Culiacán y la masacre de la familia LeBarón en Chihuahua una vez más quedó demostrado que de plano las autoridades de los tres niveles de gobierno no pueden controlar esta moderna, sofisticada, muy bien armada y comunicada Hidra de Lerma y peor aún seguimos sin conocer una estrategia de verdad para combatir en lo inmediato este cáncer de la violencia, pues cambiar los balazos por abrazos no ha resultado. 

Quizá tenga razón el senador norteamericano que dijo que para balas grandes habría que usar otras más grandes.

Miguel de la Madrid, Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña y ahora Andrés Manuel López Obrador han tratado de combatir con su enfoque y  a su manera el crimen organizado.

Estoy convencido que todos ellos amaron y aman este país, que hicieron y hacen lo mejor que se puede de acuerdo a sus circunstancias históricas, a los recursos disponibles y por supuesto en respuesta a la enorme presión ejercida a intervalos, de acuerdo a sus intereses de los norteamericanos que un día felicitan al presidente en turno y al siguiente lo acorralan, presionan para hacer tal o cual cosa pero la única constante en toda esta historia es que el crimen sigue creciendo y cada vez México se mete más y más en el hoyo.

Y ¿si cambiamos en enfoque, le tomamos la palabra a Trump?, ¿Dejamos que ellos vengan a resolver el problema de la violencia? ¿Qué puede pasar? ¿Estaríamos peor de lo que estamos?, ¿Si hacemos a un lado nuestra famosa y vapuleada soberanía y los dejamos actuar?

No sé que pueda pasar, pero de todos modos y a pesar de lo que las autoridades puedan decir siempre Estados Unidos ha tenido presencia en los asuntos del narcotráfico en este país. 

Hoy en día es imposible saber quién está detrás de esos uniformes con capucha, guantes y casco, así que bien puede ser un marine, un seal, un soldado mexicano o un chino, jamás lo sabremos, pues son tipos anónimos.

Pero de algo de lo que sin podemos estar seguros es que los E.U. son la mayor potencia militar del mundo, con la tecnología e inteligencia más avanzada, sobre todo con las fuerzas armadas mas experimentadas y preparadas para cualquier tipo de misión pues desde su nacimiento esta nación a vivido en una constante guerra e intervención la mayoría de los rincones del planeta, son un país diseñado para ello y que ha fincado su crecimiento en una economía de guerra, ya sea comercial o militar y en el control del mercado mundial de todo, desde la producción de alimentos hasta la propiedad intelectual y patentes, una nación que obtiene la paz haciendo la guerra.

Fue hasta que los Norteamericanos se involucraron de lleno en Colombia que pudieron dar caza a Pablo Escobar y sentar las bases para que ese país hoy tenga un desarrollo que le ha permitido ubicarse como la economía 39 del mundo.

El día que México sea por la vía que sea logre controlar el flagelo de la violencia, la impunidad y la corrupción  podremos dar un enorme salto de ser la quinceava economía a estar en una de las 10 primeras del mundo. Pero a cómo van las cosas si no sucede algo extraordinario en poco tiempo perderemos el control de nuestro amado México y entonces si E.U. no nos va a pedir permiso, solo va a actuar.

 

 

 

Fecha: 
Martes, 12 de Noviembre 2019 - 12:05
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 12 de Noviembre 2019 - 14:20
Fecha C: 
Miércoles, 13 de Noviembre 2019 - 03:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El mal llamado modelo neoliberal falló. El que propone AMLO fallará. Solo un sistema liberal promoverá el desarrollo

El mal llamado modelo neoliberal que impusieron los tecnócratas que se apoderaron del gobierno federal al llegar Miguel de la Madrid a la presidencia en 1982, supuestamente iba a contribuir a elevar el nivel de vida de los mexicanos y promover el desarrollo económico del país.

De la Madrid heredó un país en crisis y durante su gobierno aumentó a 53.5 el porcentaje de mexicanos pobres.

Al empezar el gobierno de Carlos Salinas (1988-1994), 19.0% de la población padecía pobreza alimentaria, 24.5% de capacidades y 44.7% patrimonial. Al concluir, 21.2% vivía en pobreza alimentaria, 30.0% de capacidades y 52.4% patrimonial. (Ver definiciones al final de la columna).

El número de pobres aumentó durante el sexenio de Ernesto Zedillo (1994-2000). La devaluación de diciembre de 1994 causó que en los primeros dos años de su gobierno, poco más de 15.6 millones de mexicanos cayeran en pobreza alimentaria. En 1996, 37.4% de los mexicanos sufría pobreza alimentaria, 56.9% de capacidades y 69.0% patrimonial.

Vicente Fox (2000-2006) asumió el gobierno de un país en el que 24.1% de sus habitantes vivía en pobreza alimentaria, 31.8% de capacidades y 53.6% patrimonial. Su gobierno logró bajar estos porcentajes a sus mínimos históricos. En 2006, 13.8% estaba en pobreza alimentaria, 20.7% de capacidades y 42.7% patrimonial.

La crisis económica mundial de 2008 golpeó fuerte a México. Al concluir el gobierno de Felipe Calderón en 2012, 20.0% de los mexicanos padecía pobreza alimentaria, 28.0% de capacidades y 51.6% patrimonial.

Finalmente, en 2016, durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, que es el último año para el que hay datos disponibles, 17.5% de la población sufría pobreza alimentaria y 50.6% patrimonial. La de capacidades no se midió ese año.

En resumen, de 1988 a 2016 la pobreza alimentaria disminuyó 1.5 puntos porcentuales y la patrimonial aumentó 5.9 puntos; de 1988 a 2012, la de capacidades se redujo en 2 puntos.

Estos son algunos de los malos resultados del supuesto modelo neoliberal que el presidente Andrés Manuel López Obrador condena y sus detractores defienden.

El problema es que el modelo que AMLO quiere imponer es una combinación del llamado Desarrollo Estabilizador que se aplicó de 1954 a 1970 y las políticas populistas que se aplicaron de 1970 a 1982. El primero contribuyó a disminuir la pobreza, pero promovió la concentración de la riqueza y permitió la ineficiencia industrial, entre otras cosas; las segundas arruinaron al país.

Solo sin corrupción, con mecanismos que impulsen una mejor distribución de la riqueza, con un sistema educativo de calidad y con niveles mínimos de criminalidad, un modelo auténticamente liberal promoverá el desarrollo de la economía del país y de sus habitantes.

Ojalá que Andrés Manuel rectifique.

Definiciones: Pobreza alimentaria: la persona no puede adquirir una alimentación mínimamente aceptable; pobreza de capacidades: el individuo satisface sus necesidades mínimas de alimentación, pero no las necesidades mínimas de educación y salud de cada miembro familiar; pobreza patrimonial: la persona satisface sus necesidades mínimas de alimentación, educación y salud, pero no los mínimos indispensables de vivienda, vestido, calzado y transporte para cada miembro del hogar.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 12 de Julio 2019 - 13:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 12 de Julio 2019 - 21:45
Fecha C: 
Sábado, 13 de Julio 2019 - 09:00