Se encuentra usted aquí

cardenal

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Monica Uribe, Experta en Religión

Mónica Uribe comenta los 20 años de Norberto Aguirre Rivera como Arzobispo de México. 

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 27 de Julio 2015 - 20:30
Media: 

Monica Uribe, Experta en Religión

Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Los veinte años de Norberto Rivera al frente de la arquidiócesis primada de México

Norberto Rivera cumplió este fin de semana veinte años al frente de la Arquidiócesis Primada de México, dos décadas bastante turbulentas no sólo en la demarcación eclesiástica, sino en todo el país. Es el trigésimo quinto sucesor de Fray Juan de Zumárraga y al igual que al primer obispo de México, le ha tocado una época turbulenta, aunque las diferencias entre ambos no podrían ser mayores…

Cuando llegó a ser arzobispo de la ciudad de México, Norberto Rivera no se imaginó que dos años más tarde llegaría a ser jefe de gobierno de la ciudad el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, el primero en ser electo, y cuya victoria prefiguró la alternancia en el Ejecutivo Federal en el año 2000.

Tampoco se imaginó que tendría que vérselas con gobiernos capitalinos de izquierda desde 1997 hasta la fecha, pero se las ha ingeniado para mantener una buena relación con los jefes de gobierno capitalinos, a excepción hecha de Marcelo Ebrard, con quien tuvo varios desencuentros, especialmente en lo que respecta a la legalización del derecho a la interrupción del embarazo y al matrimonio igualitario. Y sin embargo, fueron casi vecinos, porque la casa -ahora en litigio- que en algún momento fue hogar de la familia Ebrard Bueso está a unos pasos de la sede de la Arquidiócesis Primada donde están las oficinas del cardenal Rivera.

Como sea, el cardenal primado ha tenido una relación regularmente buena con la clase política, curiosamente, menos con los panistas que con el PRI y el PRD. Las batallas las ha librado a través de los medios, muy especialmente las editoriales del semanario Desde la Fe, que es la caja de resonancia de las posiciones del arzobispado.

También, el cardenal Rivera ha tenido una buena relación con los hombres del dinero. Ya desde su estancia como obispo de Tehuacán, mantuvo una excelente relación con los dueños de una empresa avícola, misma que era bastante generosa con las limosnas. En la ciudad de México, Rivera se ha acercado a empresarios como Olegario Vázquez Raña, los hermanos Autrey y otros devotísimos hombres de empresa, que no han dudado en dispensarle su mecenazgo.

En realidad, los problemas del cardenal Rivera han sido básicamente intraeclesiales y muchos de ellos se originaron en que fue designado arzobispo primado por el entonces nuncio Girolamo Prigione, sin tomar en cuenta el perfil necesario para una diócesis enorme y problemática, y sin llegar a los necesarios consensos con el antiguo arzobispo, el cardenal Ernesto Corripio, fallecido en 2008, para hacer una transición relativamente tersa. Sobra decir que Prigione promovió a Rivera porque éste se mostraba dócil con el nuncio y mostraba un talante los suficientemente anti progresista como para pasar la prueba de fidelidad a Juan Pablo II.

Norberto Rivera nació en Tephuanes, Durango en 1942 y fue ordenado sacerdote en 1966; de origen humilde, logró llegar hasta la Universidad Gregoriana en Roma gracias al apoyo del arzobispo de Durango, Antonio López Aviña, uno de los eclesiásticos más singulares de la segunda mitad del siglo XX por su eficacia para crear un grupo propio y empujar a sus alumnos al episcopado. Entre 1982 y 1985, Rivera fue profesor de eclesiología en la Universidad Pontificia de México, antes de ser obispo de Tehuacán, en donde se le recuerda por haber cerrado, casi violentamente, el Seminario Interdiocesano del Sur, de marcada filiación progresista, es decir, cercano a la teología de la Liberación. Quizá fue precisamente por esta decisión que Prigione lo consideró el candidato idóneo para acabar con el progresismo y cualquier clase de disidencia eclesial o laical en la arquidiócesis de México. Además de que Rivera mostraba cercanía, respeto y admiración por Marcial Maciel, una de las principales voces que conformaban la opinión de Prigione.

El caso es que cuando Rivera llegó en 1995, decidió acabar con cualquier resabio de disidencia en su contra por parte de los corripistas, de los religiosos que no le acababan de gustar, como los jesuitas. Pero su principal batalla fue en contra del abad Guillermo Schulenburg, con quien entabló una pelea a muerte por la Basílica de Guadalupe. Cabe decir que el arzobispo ganó la escaramuza y aparentemente, la guerra. Sin embargo, la perspectiva histórica terminará dándole la razón a Schulenburg en lo tocante a la autonomía de la Basílica como una colegiata, la única existente en América y que ahora no es más que una parroquia que reporta sus beneficios al arzobispado exclusivamente y no al conjunto de la Iglesia en México, como debería ser.

Pero si el pleito por la canonización de Juan Diego es uno de los capítulos más sombríos de la historia reciente de la Iglesia en México, fue superado con creces por la defensa que Norberto Rivera hizo de Marcial Maciel y una serie de curas pederastas, de lo cual hablaremos en la siguiente entrega con más detenimiento.

Lo más grave es que Norberto Rivera no estuvo a la altura de las necesidades pastorales de una de las ciudades más grandes del mundo. La decatolización del Distrito Federal es palpable, apenas hay 7 millones y medio de católicos, apenas el 83% de la población… cuando en la década de los noventa el porcentaje era del 89%…

Foto: quien.com

Autor:

Fecha: 
Lunes, 27 de Julio 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1624 - El Cardenal Richelieu se convirtió en primer ministro de Luis XIII de Francia

Armand-Jean du Plessis, cardenal-duque de Richelieu, fue un prelado hombre de Estado francés. Nombrado obispo en 1607, entró en la política, convirtiéndose en Secretario de Estado, en 1616. Richelieu pronto alcanzó un gran poder en la Iglesia católica y en el Reino de Francia, convirtiéndose en cardenal en 1622, y en el primer ministro del rey Luis XIII el 29 de abril de 1624. Permaneció en el cargo hasta su muerte en 1642, siendo sucedido por el también cardenal Julio Mazarino. Como primer ministro de Francia, consolidó la monarquía francesa, luchando contra las diversas facciones domésticas. Para contrarrestar el poder de la nobleza, transformó a Francia en un fuerte estado centralizado. Su política exterior fundamental fue contrarrestar el poder de la dinastía austro-hispánica de los Habsburgo, entonces reinante en España y en el Sacro Imperio Romano Germánico. Para ello, aún siendo un ministro católico, no dudó en aliarse con los protestantes para alcanzar dicho objetivo. Fue particularmente notoria su intervención en la Guerra de los Treinta Años, que terminó con la Paz de Westfalia.

Fecha: 
Viernes, 29 de Abril 2016 - 09:20

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo: razones de peso por las cuales el Papa no viene a México

El anuncio de la visita del Papa a Cuba en este mismo año provocó reacciones negativas en algunos círculos nacionales. Se preguntan por qué Francisco va a ir a Cuba, país cuyo catolicismo es bastante menor y más dudoso que el mexicano. Además, el gobierno ha invitado en reiteradas ocasiones al Pontífice y no ha habido una respuesta positiva hasta ahora.

El primer punto es que, por el momento, la relación Cuba-Estados Unidos es relevante para la diplomacia vaticano y en el acercamiento entre ambos se ve la operación política de Francisco. Una visita apostólica a ambos países tendrá un efecto positivo para evitar que las partes den pasos atrás en la reanudación de relaciones diplomáticas. ¿Hay punto de comparación con México? No, en absoluto, pues México no está en la agenda política de la Santa Sede, sino en el de los focos rojos, por los temas de violencia, migración, trata de personas y violencia en contra de sacerdotes y una cauda de violaciones a los derechos humanos.

El segundo punto es que a Francisco, conocedor de los modos latinoamericanos, le habrá parecido extraña tanta insistencia del gobierno mexicano para visitar México, especialmente en un año electoral, como se había planteado en un inicio. El Papa Bergoglio tiene un excelente olfato político, conoce de geoestrategia y de historia del subcontinente; sabe que desde 1990, los gobiernos mexicanos han buscado una relación cordial con la Sede Apostólica, como una suerte de as bajo la manga para la consecución de la legitimidad en tiempos de crisis, y una visita papal tras Ayotzinapa, Tlatlaya y otros eventos más, en medio de una crisis económica y de credibilidad, hubiese sido más que bienvenida. Pero sucede que el Papa tiene cosas más relevantes que resolver internamente, como los obispos rebeldes que están eternamente cuestionándolo, o brindar su apoyo para acabar con los focos de conflicto armado en Medio Oriente o en Europa misma.

El tercer punto es más bien eclesial: una visita a México, implicaría por fuerza, visitar la Basílica de Guadalupe -incluso el mismo Papa lo señaló en declaraciones a prensa y en la entrevista concedida a Valentina Alazraki- lo que podría interpretarse como un espaldarazo al cardenal Rivera y darle visibilidad, a lo que Francisco no está dispuesto. El Papa está siendo muy cuidadoso con respecto a los obispos y diócesis que visita. Que se sepa, ninguna de las diócesis que ha visitado en las diversas giras tanto en Italia como en el extranjero, tiene en su historial haber defendido un caso tan destacado de pederastia y abuso sexual como el de Marcial Maciel. Se me podría refutar que las diócesis que visitará en Estados Unidos -Filadelfia, Nueva York y Washington, especialmente las dos primeras– han presentado casos de abuso sexual; sin embargo, el cardenal Dolan de Nueva York y Mons. Chaput de Filadelfia, han enfrentado la situación de manera exitosa y han procedido a poner en orden sus respectivas circunscripciones.

Un cuarto aspecto es el trato que se ha dado a los religiosos mexicanos por parte de los obispos. Es parte de la tensión histórica interna de la Iglesia el enfrentamiento entre obispos y miembros de la vida consagrada. Unos por mantener el control del personal apostólico y los otros por defender los derechos y peculiaridades de sus congregaciones. En México, desde tiempos virreinales, el pleito entre obispos y frailes -dominicos, agustinos, carmelitas- y con los clérigos regulares como los jesuitas, ha sido una constante. En tiempos recientes, los jesuitas fueron seriamente cuestionados por los obispos durante la coyuntura de los cambios constitucionales en materia eclesiástica de 1992. Desde ese año, no ha habido ningún obispo jesuita, cuando varios arzobispos de México lo fueron… Y en todo el enredo, los Legionarios de Cristo jugaron un papel bastante deplorable en contra de los jesuitas y de otras órdenes religiosas. Esa situación interna tampoco es del gusto del Papa, así que hay razones intraeclesiales de mucho peso para que el Papa difiera una visita a México, más allá de lo que algunos comentaristas han señalado sobre la poca empatía del Pontífice con el gobierno mexicano, lo que sí bien es cierto, tampoco es el factor de más peso.

En síntesis, el Papa no viene porque tiene asuntos más importantes, está preocupado porque México es uno de los países de mayoría católica donde los sacerdotes corren alto riesgo por el clima generalizado de violencia y está mandando señales a la Iglesia en México para que se ajusten a las directrices de su pontificado y ello incluye una pastoral de conjunto, donde los religiosos tengan un mayor espacio para desarrollar sus apostolados con el apoyo de los obispos, lo cual podrá redundar en un beneficio para la Iglesia local. Pero antes, habrá que hacer a un lado a personajes eclesiásticos incómodos…así que la visita papal podrá suceder para la segunda mitad de 2017.

Mientras tanto, en Roma…

Ayer cuarto domingo de Pascua y fiesta del Buen Pastor, el Papa ordenó a 19 sacerdotes de la diócesis de Roma. Con su habitual llaneza, les dio una serie de consejos para el ejercicio de su nuevo ministerio. El primero, hacer homilías entendibles, no aburridas y que hablen directo al corazón. Dio en el clavo. ¿Cuántas veces los fieles van a misa y no entendieron ni la mitad o dormitaron en plena homilía, por no decir que estaban en la inmortalidad del cangrejo?

Si la centralidad de la liturgia está en la parte sacramental y en la palabra de Dios, es como muy lógico que se busque que los fieles entiendan y asuman los valores vertidos en un discurso que debe ser lo más digerible, tomando en cuenta que la concurrencia es variopinta en todos sentidos. Una homilía clara y concisa es un elemento central en la estrategia de una reevangelización de los fieles, para que entiendan que la fe trasciende los muros del templo y debe reflejarse en la vida cotidiana. El mensaje del Papa es claro: para que exista consistencia en los fieles, deben entender el mensaje de Cristo más allá de fórmulas litúrgicas o de acciones automáticas de piedad

Pero quizá el mejor consejo que pudo darles a los nuevos presbíteros es que asuman la realidad de que están al servicio de los fieles y no al revés…

Autor:

Fecha: 
Lunes, 27 de Abril 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Francisco en Nápoles. ¿Milagro?

En una tercera visita al sur de Italia, la zona más marginada de la península y donde el crimen organizado es parte del paisaje, Jorge Mario Bergoglio no dudó un segundo en criticar la corrupción, en poner ejemplos críticos sobre la acción de los agentes pastorales y reafirmar que una comunidad de fe implica elementos éticos que deben observarse en todas las circunstancias.

Antes de la visita a Nápoles, hubo un hecho sorprendente que reafirma la voluntad del Pontífice por ser consistente entre lo que dice, lo que hace y, por supuesto, lo que piensa. Y si bien este acontecimiento no fue difundido como algo excepcional, sí lo es y marca un punto de inflexión en lo tocante a la autocrítica interna: el Papa retiró todos los derechos inherentes al cardenal Keith Patrick O’ Brien, arzobispo emérito de Saint Andrews y Edimburgo, primado de Escocia, cuya conducta inapropiada  - alcoholismo y relaciones homosexuales con otros sacerdotes -  lo llevó a renunciar al cargo y a enfrentar un juicio civil por abuso sexual. Poco antes de la elección de Francisco, O’Brien dimitió al cargo por motivos de salud, pero el escándalo lo obligó a abstenerse de asistir al cónclave.

El retiro de prerrogativas y canonjías a O’Brien, quien conservará el título de cardenal aunque tendrá que llevar una vida prácticamente en reclusión y no podrá participar del próximo cónclave, es una advertencia contra todos los clérigos que lleven una vida contraria a lo que las normas de la Iglesia exigen. La última vez que un cardenal fue desposeído de sus canonjías fue en 1927, porque el cardenal Louis Villot renunció voluntariamente a ello, para poder pertenecer libremente a una agrupación condenada por el papa Pío XI: la Acción Francesa.

El destino de O’Brien, probablemente será Coventry en Inglaterra, pues hay una profunda repulsa de los fieles escoceses a que siga viviendo dentro de Escocia.

Tras darse a conocer esta resolución, el Papa se trasladó el sábado tempranísimo a Pompeya, en la región de Campania, donde ofició una misa en honor a la Virgen del Rosario. De ahí partió a Nápoles, donde también ofició una misa, ésta vez en una plaza pública en el barrio de la Scampia, al norte de la ciudad. Se trata de un barrio marginal en todos sentidos, al que acudieron representantes del mundo de la cultura, abogados, funcionarios judiciales, profesionistas, trabajadores, marginados y migrantes para estar presentes en la liturgia ofrecida por Francisco, que, como es su costumbre, no se refirió a temas puramente espirituales, sino que hizo alusión a las condiciones sociales, políticas y económicas imperantes en la zona.

Ahí el Papa no se privó de decir que una sociedad corrupta, apesta y que “un cristiano que deja entrar en sí a la corrupción, no es cristiano y apesta”, en clara alusión a las mafias, especialmente la Camorra, que campean en toda la región.

Como era de esperarse, Francisco habló sobre los migrantes, a quienes recordó que no son humanos de segunda categoría, porque en realidad todos somos migrantes hacia la patria celestial. Y de manera más terrenal, señaló que trabajar once horas por seiscientos euros sin fondos de retiro es prácticamente una forma de esclavitud que debe ser denunciada, lo mismo que un sistema económico que descarta a los jóvenes del trabajo y les niega la posibilidad de laborar dignamente para llevar el sustento a sus casas.

En pocas palabras, el Papa señaló los elementos que se hallan detrás de una sociedad violenta: la injusticia en el reparto de la riqueza, la imposibilidad de encontrar un trabajo digno justamente remunerado y la salida fácil de la delincuencia.

Aludió a la corrupción en respuesta al discurso del presidente de la Corte de apelación napolitana, pues Francisco considera, desde el análisis social, que la situación de los migrantes en el sur de Italia es producto de la enorme corrupción del sistema judicial. Palabras fortísimas que calaron hondo en la audiencia.

Tuvo palabras de aliento para los ciudadanos de a pie, a los que pidió no perdieran la esperanza ni la alegría, pues sólo a través de ellas pueden revertirse los males que afligen a la sociedad napolitana.

La visita del Papa a Nápoles fue redonda; lo más sorprendente es que hubo un asunto sobrenatural.

El mismo sábado, después de que el Papa dio algunos consejos a los religiosos, sacerdotes y seminaristas de Nápoles  - y criticaba a unas monjas argentinas que descuidaban sus deberes por ver las telenovelas -  ocurrió un milagro: se licuó la sangre de San Genaro.

San Genaro, obispo de Benevento y mártir de una de las persecuciones del emperador Diocleciano, allá por el año 305 de nuestra era, es venerado en Nápoles desde tiempo inmemorial. Resulta que en la catedral hay una reliquia muy particular: una ampolla de cristal que se dice que contiene la sangre de san Genaro, misma que normalmente está seca, pero tres veces al año, en días precisos, se vuelve líquida.

Un tanto forzado por las monjas que custodian la reliquia, el papa Francisco dio la bendición a la ampolla, la cual estaba seca al llegar a sus manos; al devolverla al arzobispo de Nápoles, el cardenal Crescencio Sepe, según testigos oculares, el contenido de la ampolla estaba semilíquido. Sepe le dijo al Papa: “Se ve que San Genaro ama al Papa, pues la sangre se ha licuado ya a medias”. Francisco, con su peculiar talante, dijo: “Se ve que el santo nos quiere sólo a medias. Tenemos que convertirnos más”.

La última vez que la sangre se licuó ante la presencia de un pontífice fue en 1848, cuando, durante los prolegómenos de la reunificación italiana, el papa Pío IX se vio obligado a huir de Roma y se refugió en Nápoles, donde veneró las reliquias del mártir. Ahora, casi 170 años más tarde, vuelve a suceder lo mismo ….

Una anécdota que seguro dará mucho de qué hablar, pero es obvio que Francisco prefiere otra clase de milagros… y puede que tampoco le guste que lo comparen con Pío IX…

Autor:

Fecha: 
Lunes, 23 de Marzo 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo: Más movimientos en la Santa Sede

El Papa Francisco designó en diciembre al cardenal Jean Louis Tauran como camarlengo del Colegio Cardenalicio, quien asumió el cargo apenas el pasado domingo. Tauran, francés de 72 años y presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, también es miembro de la comisión de seguimiento del Banco Vaticano. Sustituye en el cargo al cardenal Tarsicio Bertone, ex secretario de Estado, señalado como el jefe del grupo de cardenales cuya conducta obligó a Benedicto XVI a dimitir. Según se sabe, Bertone, cuyo estilo de vida dispendioso molesta sobremanera al actual Pontífice, publicará en breve sus memorias sobre los últimos tres pontificados y está en campaña para limpiar su imagen.

Volviendo a Tauran, el cardenal camarlengo tiene como tarea presidir la Cámara Apostólica, así como cuidar y administrar los derechos temporales de la Santa Sede durante el periodo de sede vacante. Es decir, se convierte en el coordinador de todas las funciones cotidianas mientras no hay pontífice. Según la lógica de Benedicto XVI, el camarlengo y el secretario de Estado eran la misma persona: Tarsicio Bertone. Como es obvio, concentró un excesivo poder, por eso precisamente, Francisco decidió que el camarlengo y el secretario de Estado fuesen cargos ocupados por dos personas distintas, a fin de garantizar contrapesos durante la eventual sede vacante. Incluso, tuvo el cuidado de que ambos cargos sean ocupados por prelados de distinta nacionalidad de origen… Y con ello, el mensaje papal es no a la concentración de poder, sí a la colegialidad, lo que parece ser la marca del pontificado.

Llama, no obstante la atención, la edad de Tauran: 72 años. Es decir, se trata de una camarlengo que estará en funciones apenas ocho años. Ello abona a la teoría de que el Papa Francisco busca efectuar una reforma de la Santa Sede y de la Iglesia misma en un tiempo récord, con la idea de dimitir igual que su antecesor. ¿Se podría dar la eventualidad de que existiesen dos papas eméritos y otro en funciones? ¿Podría ser que quede un papa emérito y fallezca el pontífice en funciones? ¿Podrían fallecer el emérito y el papa actual? Esos son los tres escenarios básicos y el Papa Francisco parece haber dispuesto una serie de controles para hacer frente a la situación, lo cual habla bastante bien de su capacidad organizativa y administrativa.

Podrá no ser un gran teólogo, como Ratzinger, no es un hombre aferrado a las ideologías, como Juan Pablo II, pero Bergoglio sí es un hombre de Iglesia consciente de la necesidad de reformar las estructuras desde una perspectiva humanista en función de las necesidades y características de la feligresía.

Por ello no extraña que los resultados de la última encuesta de The Pew Research Institute, revelen que la popularidad de Francisco siga en aumento, por lo menos en Estados Unidos. El 90% de los católicos norteamericanos tienen una opinión favorable del Papa, lo que incluye un 60% que tiene una opinión muy favorable. Con respecto a la encuesta del 2014 realizada también por Pew, la aprobación del Papa subió diez puntos porcentuales. En el caso de la población norteamericana no católica, la simpatía hacia Bergoglio es del 70%, trece puntos más que el año pasado; seis de cada diez protestantes, y dos de cada tres agnósticos, dicen admirar al Pontífice argentino.

Curiosamente, en uno de los países cuya jerarquía se ha mostrado rebelde al Papa y de dónde salen los juicios más críticos a su orientación pastoral, es en donde tiene un nivel de aceptación que rebasa al mismísimo Juan Pablo II en sus mejores épocas. ¿Será porque la sencillez de Francisco le da un aire de verosimilitud que le acerca a la gente?

Hay signos, gestos inequívocos de apertura y modernidad, como celebrar el cincuenta aniversario de la primera misa posconciliar de Paulo VI  - en italiano y de frente, al modo de la liturgia moderna -  pero advirtiendo que una renovación litúrgica está incompleta si no hay una “liturgia” cotidiana encarnada en la lucha por la justicia, la honestidad y la caridad con el prójimo. También las palabras y los discursos sobre una teología hecha para ser comprendida por la gente, en resumen, más misericordia y menos academicismo.

Un punto interesante es que el Papa felicitó a las mujeres en su día, durante el rezo del Ángelus, y señaló que un mundo que margina a la mujer es estéril, porque prescinde de una mirada más tierna, más creativa y comprensiva. Es cierto que sus predecesores tocaron el tema de la mujer en alguna ocasión; la diferencia es que a Francisco se le ve más sincero en su relación con las mujeres, creció rodeado de ellas, tuvo novia y hasta su primera jefa fue una mujer…

No es que vaya a permitir el sacerdocio femenino - eso es uno de los puntos inamovibles conforme la tradición y la sucesión apostólicas -, pero sí ha dado espacio para que las mujeres, consagradas y laicas, participen por primera vez en cargos relevantes dentro de la Sede Apostólica. Una es la superiora de las misioneras combonianas, la madre Luiza Premoli, brasileña de origen italiano y la primera mujer en la historia que es miembro de una Congregación, la de la Evangelización de los Pueblos; la otra es una laica consagrada colombiana, Ana María Villa, directora de la Oficina para la Mujer del Pontificio Consejo para los Laicos. Curiosamente, ambas latinoamericanas.

A casi dos años de haber sido electo Pontífice, Jorge Mario Bergoglio ha dado grandes sorpresas y está pavimentando el camino para grandes cambios. Ojalá le dé tiempo y supere los obstáculos y las inercias

Autor:

Fecha: 
Lunes, 09 de Marzo 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1661 - Fallece el Cardenal Mazarino

(Giulio Mazarini o Jules Mazarin) Cardenal italiano al servicio de la monarquía francesa, que ejerció el poder en los primeros años del reinado de Luis XIV (Pescina, Abruzzos, 14 de julio de 1602 - Vincennes, 9 de marzo de 1661). Procedente de una familia siciliana cliente de los Colonna, estudió en la Universidad de Alcalá de Henares y trabajó en la diplomacia papal. Sus misiones diplomáticas le pusieron en contacto con Richelieu, que reparó en su talento político; el favorito de Luis XIII le protegió, naturalizándole francés (1639), haciéndole cardenal sin ser siquiera sacerdote (1641) y recomendándoselo al rey en su testamento (1642).

Fue así como, a la muerte de Richelieu, Mazarino le sucedió como primer ministro de Francia. La muerte del rey en 1643 acrecentó su poder, pues dejó de heredero un rey menor de edad y como regente a una reina madre, Ana de Austria, que Mazarino dominó completamente, haciéndola su amante y probablemente su esposa.

Continuó la política de Richelieu, defendiendo el absolutismo monárquico contra las ambiciones de los nobles y sosteniendo con éxito la ofensiva final que conduciría a la victoria francesa en la Guerra de los Treinta Años. Tras obtener importantes ventajas frente al Imperio por la Paz de Westfalia (1648), continuó la lucha contra España apoyándose en la alianza con los protestantes de Alemania, los Países Bajos y la Inglaterra de Cromwell, logrando la favorable Paz de los Pirineos (1659), por la que Francia obtuvo el Rosellón.

En el orden interno, hubo de hacer frente a la rebelión parlamentaria y nobiliaria de la Fronda (1648-53), que le llevó dos veces al destierro antes de derrotarla definitivamente. Con todo ello puso las bases para la hegemonía de Francia durante el reinado personal de Luis XIV, que era su ahijado y que recibió de él su educación como gobernante.

El nuevo rey, mayor de edad desde 1654, reconoció la labor de Mazarino en defensa del Trono, manteniéndole en el gobierno hasta que murió. Su imagen histórica quedó deteriorada por la intensa campaña de libelos en su contra aparecidos en la época de la Fronda, que criticaron su origen extranjero, su escandaloso enriquecimiento, su afición a las artes y un realismo político maquiavélico.

Fecha: 
Viernes, 09 de Marzo 2018 - 10:00

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo: Los cambios en la Iglesia

Tras la tormenta generada por la “mexicanización de Argentina” y que las cosas en México “están de terror”, las disculpas y el encuentro del canciller Meade con el nuncio Christophe Pierre y el secretario general del Episcopado, Eugenio Lira  - todo lo cual ocurrió mientras el Papa Francisco y buena parte de la Curia Romana se hallaban fuera de El Vaticano en los ejercicios espirituales de Cuaresma -, hay otros temas importantes que atañen a la Iglesia en México, como la designación de obispos a las sedes vacantes.

Hoy lunes se dio a conocer el nombramiento del nuevo obispo de San Andrés Tuxtla el hasta ahora presbítero Fidencio López Plaza, procedente de la diócesis de Querétaro, donde ha sido párroco y se desempeña como vicario de pastoral de la mencionada diócesis.

López Plaza, nacido en 1950 y ordenado en 1982, fue coordinador del equipo de base para la misión continental permanente en México y miembro del consejo permanente de la Conferencia Episcopal Mexicana entre 2010 y 2012.

Este nombramiento nos lleva a las estadísticas actuales de la Iglesia en México: hay 18 arquidiócesis, 65 diócesis y dos eparquías, por lo tanto hay 92 sedes con obispos territoriales, 90 del rito latino y dos de ritos orientales. La cuestión es que la media de edad del Episcopado traspone el umbral de los 65 y obliga, según el derecho canónico a pensar quiénes son los presbíteros más aptos para desempeñar las tareas episcopales

En 2014 tuvieron que renunciar, por razones de edad, los siguientes prelados:

Emilio Berlié, arzobispo de Yucatán; Héctor González, arzobispo de Durango; Alberto Suárez Inda, arzobispo de Morelia, Ramón Calderón, obispo de Linares, José Luis Castro, obispo de Tacámbaro; Miguel Patiño, obispo de Apatzingán y Renato Ascencio, obispo de Ciudad Juárez.

Salvo, Suárez Inda y Berlié, el resto ha sido sustituido. El arzobispo de Morelia recién fue creado cardenal, así que se espera que renuncie en 2019; no se tiene noticia de que la renuncia de Berlié haya sido aceptada, a pesar de que su línea pastoral nada tiene que ver con el estilo de Francisco.

En este año, deberán renunciar los siguientes obispos: Ulises Macías Salcedo, arzobispo de Hermosillo; Rafael Romo Muñoz, arzobispo de Tijuana; Felipe Salazar, obispo de San Juan de los Lagos; Felipe Arizmendi, obispo de San Cristóbal de las Casas. Por el momento se hallan vacantes las siguientes diócesis: Tuxtepec y Gómez Palacio; esto significa que tres arzobispados  - Yucatán, Hermosillo y Tijuana -  tendrán un nuevo arzobispo y que se necesitara designar cuatro obispos para sedes vacantes durante los siguientes diez meses. Lo normal es que los tres nuevos arzobispos ya sean obispos residenciales y que los nuevos obispos sean auxiliares, aunque no extrañaría nada que el Papa prefiriera nombrar obispo a un presbítero para ocupar las sedes. En el caso de San Cristóbal de las Casas, hay un obispo coadjutor, así que la sucesión está solucionada, salvo que ocurra lo mismo que en 1998, cuando a Mons. Raúl Vera, siendo coadjutor con derecho a sucesión, lo nombraron Obispo de Saltillo para evitar que siguiera los pasos de Samuel Ruiz. Nunca se imaginaron que en Saltillo habría de desatar aún más polémica.

En 2016, renunciarán: José Luis Chávez Botello, arzobispo de Oaxaca; Alejo Zavala, obispo de Chilpancingo-Chilapa; Héctor Guerrero, obispo-prelado de Mixes; Luis Felipe Gallardo, obispo de Veracruz; José de Jesús Martínez, obispo de Irapuato; José Guadalupe Galván, obispo de Torreón y, nada menos que el cardenal Norberto Rivera.

Con todo, para 2017, los obispos nombrados por Juan Pablo II serán aún la mayoría, pero pocos, apenas trece, serán los promovidos por el primer Nuncio, Girolamo Prigione y que aún estén en funciones. Esto significa que habrá un profundo cambio generacional en el que los obispos más viejos habrán nacido a fines de la década de los cuarenta y principios de los cincuenta, mientras que los más jóvenes rondarán los cincuenta años. En estos momentos, el obispo mexicano más joven nació en 1970, y es Mons. Juan Armando Pérez Talamantes, auxiliar de Monterrey. El obispo de más edad, obviamente emérito, es Mons. Carlos Quintero Arce, ex arzobispo de Hermosillo y uno de los prelados políticamente más activos en la década de los ochenta del siglo pasado.

Si consideramos a la totalidad de los obispos  - residenciales, auxiliares, eméritos y eparcas -  la media de edad está en 70 años, pero la mediana ronda los 60 años, lo que significa que el alto clero mexicano está envejecido en un país con una población joven. Ese es un factor, entre muchos otros, que explica la distancia entre la jerarquía y los feligreses.

Habrá que ver que los nuevos obispos sean los mejores y que estén en consonancia con la línea pastoral del Papa Francisco. Por lo pronto, el año pasado, dos de los obispos más jóvenes, Emigdio Duarte, obispo auxiliar de Culiacán, y Miguel Romano, obispo auxiliar de Guadalajara, fueron suspendidos por habérseles comprobado encubrimiento de pederastas y malos manejos económicos, aunque se dice que Duarte, en realidad es víctima del obispo de Culiacán, Benjamín Castillo. Ambos casos fueron manejados con suma discreción y no trascendieron a nivel nacional; sin embargo, son precedente para que el nuncio y los obispos, así como los encargados de palomear las ternas en la Santa Sede, sean sumamente escrupulosos a la hora de promover sacerdotes, designar obispos o preconizar arzobispos, a fin de evitar escándalos de cualquier índole y, sobre todo, elevar la calidad de los miembros de la jerarquía en términos pastorales, intelectuales y humanos. Se requieren pastores eficientes, cercanos al pueblo, “con olor a oveja” diría el Papa y muy decentes, si en realidad se pretende consistencia entre el decir y el hacer.

Queda por saberse si en las ternas de promoción al episcopado se incluirá a algún jesuita, pues desde hace más de veinte años no hay un solo miembro de la Compañía de Jesús que sea miembro de la Conferencia del Episcopado Mexicano, lo que resulta bastante poco natural en un país cuya idea de nación fue originalmente pensada por jesuitas como los padres José Clavijero y Rafael Landívar en la segunda mitad del siglo XVIII.

Autor:

Fecha: 
Martes, 03 de Marzo 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo

Mónica Uribe analiza los nuevos cardenales nombrados por el papa Francisco.

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Lunes, 16 de Febrero 2015 - 20:00
Media: 

La Iglesia en México y el Mundo

Contenidos relacionados: 
La Iglesia en México y el Mundo: Un Consistorio para recobrar el Evangelio.
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

PRI y PVEM atentan contra transparencia. Políticos impresentables. El éxito de la conscientización ciudadana

Esta tarde me acompañan en el estudio Anayanssi Moreno y Bernardino Esparza y platicamos sobre la manera en que senadores del PRI y PVEM atentan contra la transparencia; los malos anuncios de los partidos políticos y el INE; un político oaxaqueño que debe casi 16 millones de pesos en impuestos atrasados desde 2011; los partidos políticos y los acuerdos que deben lograr para no echar a perder el proceso electoral. Tere Vale habla sobre dos políticos impresentables: Ebrard y Bejarano. Hugo González comenta sobre las bandas radiofónicas. Mónica Uribe analiza los nuevos cardenales nombrados por el papa Francisco, José Luis Romero Hicks nos explica por qué han sido exitosas diversas campañas de conscientización ciudadana en otros países.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 16 de Febrero 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1

Mi programa: