Se encuentra usted aquí

candidatos independientes

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Ganar elecciones, perder gobernabilidad

Si bien hay países que se encuentran en mayores problemas que el nuestro, la situación económica, política y social de México dista de ser la mejor posible.

La Federación, los estados y municipios enfrentan problemas cada vez más complejos y muy pocos funcionarios demuestran ser capaces de resolverlos. Los legisladores federales y locales anteponen sus intereses personales, políticos y partidistas a los de quienes supuestamente representan. Los impartidores de justicia son incapaces de acabar con la corrupción que prevalece en la mayoría de los juzgados y tribunales del país.

Las consecuencias de la falta de capacidad de la mayoría de quienes conforman los tres poderes, tanto al nivel federal como el local, explica en gran medida la realidad que vivimos los mexicanos: la mala calidad de los servicios públicos, el dispendio, desorden y opacidad del gasto público, la creciente e insultante desigualdad económica y de oportunidades, los bajos salarios que percibe la gran masa trabajadora, el auge de la economía informal y de la delincuencia organizada y no organizada, los elevados niveles de inseguridad, las cotidianas e incontroladas protestas y manifestaciones ciudadanas.

Para empeorar las cosas, muchos de los que gobiernan al país, además de ser incapaces, carecen de los principios y valores éticos necesarios para actuar con probidad.

Y así seguirán las cosas mientras los partidos políticos sigan postulando candidatos con altas probabilidades de ganar una elección aunque los mismos no tengan las cualidades necesarias para realizar con eficiencia y honradez el cargo para los que sean electos. Y seguirán mientras los legisladores federales ratifiquen los nombramientos de funcionarios pensando solamente en cuotas e intereses partidistas. Y seguirán mientras los ciudadanos nos guiemos más por el corazón que por la razón al elegir a nuestros gobernantes y representantes.

No es casual la llegada al poder de individuos como Jaime “El Bronco” Rodríguez, Cuauhtémoc Blanco y otros más que no cuentan con la experiencia y la preparación adecuadas para realizar satisfactoriamente los cargos que ocupan. Sus triunfos en las urnas obedecen al rechazo que cada vez más mexicanos sentimos hacia la clase política que tanto nos ha fallado y hacia los partidos que han postulando candidatos solamente con base en las encuestas de opinión sin considerar si poseen o no los atributos necesarios para desempeñar exitosamente sus responsabilidades.

Todos los partidos parecen empeñados en ganar elecciones sin pensar en que lo más importantes es mantener y afianzar la gobernabilidad del país. Si siguen actuando con esa lógica es altamente probable que los tres niveles y poderes de gobierno sean rebasados por las circunstancias y el país se vuelva francamente ingobernable.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 20 de Enero 2016 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

…¡Por mis Uebos!

Hoy hace 19 años, el 20 de noviembre de 1996, ejercí mi derecho ciudadano indivisible para votar y ser votado, y me postule como CANDIDATO INDEPENDIENTE A LA JEFATURA DE GOBIERNO DEL DISTRITO FEDERAL.

Para ese efecto, publiqué un desplegado que abarcaba las dos páginas centrales de la Sección “A” del Periódico Reforma, que en ese entonces era el único que circulaba en 20 de noviembre y en 1 de enero.2

Lo hice a sabiendas de que actuaba “contra corriente”.

El sistema electoral mexicano es un laberinto diseñado para impedir que prospere cualquier oposición política verdadera.

En 1996, ese laberinto estaba resguardado con DOS CANDADOS.

EL PRIMER CANDADO INCONSTITUCIONAL, era el que restringía la postulación de candidatos, exclusivamente a través de los PARTIDOS POLITICOS.

EL SEGUNDO CANDADO, IGUALMENTE VIOLATORIO DE LOS DERECHOS HUMANOS, es el que negaba (y sigue negando) el JUICIO DE AMPARO EN MATERIA POLÍTICA.

En 1996, la Constitución Federal reconocía el derecho ciudadano indivisible para votar Y ser votado, sin necesidad de adherirse por fuerza a partido político alguno; PEEEEERO…

…PERO para eso está el Poder Judicial de la Federación, y sus interpretaciones “a la medida” de lo que le ordene su majestad, el presidente en turno.

Siempre que el derecho admita interpretación, esta interpretación ha sido y seguirá siendo hecha por la $uprema Cohorte y su comparsa del llamado Tribunal Electoral, en contra del pueblo mexicano.

captura_de_pantalla_2015-11-19_13.54.00.png

Una vez que hice pública mi candidatura independiente a Jefe de Gobierno del Distrito Federal, procedí a presentar mi solicitud de registro que, como era de esperarse, me fue negada.

Interpuse demanda de Amparo contra el acto arbitrario de la autoridad que me negó el registro.

Ese Amparo debió ser resuelto a mi favor, por la sencilla razón de que la Ley Electoral era INCONSTITUCIONAL, y al haber demandado contra el primer acto de su aplicación, NO ME ERA OPONIBLE EL “CANDADO” que niega justicia en materia Politica.

Puede decirse que el poder judicial aplica un candado equivalente a “COSA JUZGADA” antes que haya juicio alguno; y la “COSA JUZGADA”, es anticipadamente, contraria a toda justicia y todo derecho.

Mi demanda de Amparo fue rechazada mediante la complicidad habitual del Poder Judicial.

(JORGE CASTAÑEDA GUTMAN fue víctima de violaciones parecidas cuando con todo derecho, presentó su candidatura independiente a la Presidencia de la República, diez años después).

La denegación de justicia completa e imparcial en materia política, lo único que logra, es abrir las puertas a la violencia, como sucedió con el fraude electoral de 1910, en que el “recuento” en vez de voto por voto, se hizo bala por bala.

ESE ES EL MEJOR EJEMPLO QUE HEREDAMOS DE AQUEL 20 DE NOVIEMBRE DE 1910.

Las reformas legislativas en materia electoral, se han ido logrando A CUENTA GOTAS.

TODOS SABEMOS QUE “LA GOTA” QUE PERSISTE, TERMINA SIEMPRE VENCIENDO A LA RESISTENCIA OBSTINADA DE LA ROCA.

En México, hasta la fecha, ningún cambio sustancial ha podido alcanzarse por la buena.

México sigue siendo el RETRATO HABLADO de aquella patria injusta y cautiva descrita por Francisco Madero al inicio de su convocatoria a las armas en noviembre de 1910.

Transcribo con emoción y orgullo, las palabras de Madero, pronunciadas a la orilla de la tormenta, porque son las que invoqué al inicio del desplegado con el que hice publica mi postulación independiente, hoy hace 19 años.

“En cambio de esta tiranía SE NOS OFRECE LA PAZ, pero es una paz vergonzosa para el pueblo mexicano, porque no tiene por base el derecho, sino la fuerza; porque NO TIENE POR OBJETO EL ENGRANDECIMIENTO Y PROSPERIDAD DE LA PATRIA, SINO ENRIQUECER UN PEQUEÑO GRUPO QUE, ABUSANDO DE SU INFLUENCIA, HA CONVERTIDO LOS PUESTOS PÚBLICOS EN FUENTE DE BENEFICIOS EXCLUSIVAMENTE PERSONALES, EXPLOTANDO SIN ESCRÚPULOS LAS CONCESIONES Y CONTRATOS LUCRATIVOS”.

Lo que Madero hizo entonces, fue también un ejercicio ciudadano reconocido por la Constitución.

Los mexicanos NO tenemos que pedirle permiso al IFE ni al INE ni al PRIFE ni a la $uprema Cohorte de Ju$ticia, para asumir nuestra soberanía.

Ningún pueblo está obligado a vivir oprimido; de ahí surge el DERECHO A LA REBELIÓN, cuya justificación moral, filosófica, política e histórica, no admite discusión alguna.

Cuando lancé mi candidatura independiente a Jefe de Gobierno, lo hice consciente de que no llegaría a ese cargo, PERO SABIENDO QUE CONTRIBUIRÍA A SENTAR UN PRECEDENTE SÓLIDAMENTE FUNDADO EN DERECHO.

TAN ES ASÍ, QUE HOY LAS CANDIDATURAS INDEPENDIENTES YA SON POSIBLES.

Las candidaturas independientes son indispensables en un país secuestrado por malos gobiernos que carecen por completo de autoridad moral; y sin autoridad moral, no hay estado de derecho posible.

La ILEGITIMIDAD de nuestros gobiernos se hace manifiesta por contraste:

El Gobierno Mexicano, es un voraz y feroz recaudador de impuestos que, una vez convertidos en RECURSOS PÚBLICOS, el mismo gobierno se los reparte como botín.

Ahí está la Colina del Perro; la Casa Blanca de la gaviota; la mansión de Videgaray en Malinalco, y todas las riquezas inocultables de los ex presidentes de la república. La llamada clase política, roba y ostenta su opulencia sin el menor recato.

Por eso es que los ciudadanos, uno por uno, tenemos que tomar en nuestras manos el destino de México, y arrojar de los cargos públicos a quienes solamente los ocupan para lucrar descaradamente.

Tenemos que sacudirnos a ese ni tan pequeño grupo, que sigue cometiendo los mismos abusos que describió Madero en su Plan de San Luis.

La transformación que Mexico necesita, ES UNA CUESTIÓN DE “ORTOGRAFÍA”; la podemos lograr por la B o por la V.

CUANDO ME POSTULÉ COMO CANDIDATO INDEPENDIENTE, LO HICE POR MIS UEBOS.

UEBOS no es solamente una palabra en desuso que significa NECESIDAD.

UEBOS es la NECESIDAD de los mexicanos por ser libres y respetados; los UEBOS de ser representados con lealtad, con patriotismo, con honestidad; los UEBOS de no ser traicionados y SATEADOS3 por nuestros dizque gobernantes; los UEBOS de confiar en un ejército formado por esos soldados de los que canta nuestro Himno Nacional: aquellos que el Cielo le dio a nuestra patria en cada hijo; un ejército de mexicanos de honor que no asesinen a nuestro pueblo.

Me postulé por mis UEBOS de que, ser abogado en México se trate de cumplir y hacer cumplir la ley, y no de traficar influencias y sobornar $upremo$ cohorte$ano$ de la Ju$ticia…

Me postulé en la esperanza de contribuir con la parte que me tocaba (como nos toca a todos y cada uno), para hacer que llegue el día en que las promesas de la independencia y la revolución, dejen de ser letra muerta; se hagan realidad, cobren vida y sean aplicadas por igual a todos los mexicanos.

Los ignorantes que dicen gobernarnos, “ven la tempestad y no se hincan”; creen que el Mexico bravo, entendido como la patria que cuenta con sus hijos para luchar por ella, “es cosa del pasado”.

La forma en que hagamos realidad los sueños de nuestra patria, depende del conflicto entre la B de la NECESIDAD, y la V DE LA NECEDAD; entre los reclamos justos de todo un pueblo que demanda un cauce pacifico; y la obcecación de una pandilla de parásitos que nos lo sigue negando.

Por eso escogí un 20 de noviembre para LANZAR MI CANDIDATURA INDEPENDIENTE; porque siguiendo la vía pacífica, me impulsaba al mismo tiempo el ejemplo de nuestros mayores; hombres y mujeres, que empuñaron las armas y pusieron sus vidas en juego, PARA QUE PUDIERA VIVIR ESTA PATRIA QUE SE LLAMA MÉXICO.

____________________________________________________________________

1 Uebos. (Del lat. opus). 1. m. ant. Necesidad, cosa necesaria. Uebos me es. Uebos nos es. Uebos de lidiar. Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.
2 El desplegado que contiene mi postulación como candidato independiente a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal, puede ser consultado en el Periódico Reforma de 20 de noviembre de 1996, en las dos páginas centrales de la sección “A”.
3 SATEAR, sinónimo de saquear. Practica corrupta por la cual, el SAT, dispone de nuestros impuestos ilícitamente para beneficio personal de quienes dicen gobernarnos.

Fecha: 
Viernes, 20 de Noviembre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El año de la revuelta

El Partido Liberal ganó las elecciones federales realizadas el domingo pasado en Canadá. De tener solo 36 asientos en la Cámara de los Comunes, los liberales ahora tendrán 184, lo que les permitirá formar un gobierno de mayoría sin la necesidad de aliarse con ningún otro partido. El Partido Conservador del primer ministro saliente, Stephen Harper, ganó solo 99 escaños, 60 menos de los que obtuvo en las elecciones de 2011, mientras que el Nuevo Partido Democrático se quedó con 44, que son 51 menos que las que consiguió hace cuatro años.

El factor que explica el crecimiento desmesurado del Partido Liberal en solo cuatro años se llama Justin Trudeau, de 43 años de edad, hijo mayor del finado Pierre Trudeau, quien fue primer ministro canadiense de 1968 a 1979 y de 1980 a 1984. En 2008 fue electo por primera vez al parlamento canadiense y en 2013 se convirtió en el líder de los liberales. En solo dos años Justin hizo que su partido accediera al poder después de que en 2011 apenas obtuvo el 18.9% de los votos. Por eso, dentro de pocos días se convertirá en el vigesimotercer primer ministro de su país.

Pese a su apellido famoso, Justin no es visto como un político por los electores en vista de que gran parte de su vida la ha dedicado a la academia y a la defensa de causas sociales. No pasó desapercibido el hecho de que dudó en aceptar el liderazgo de su partido por el temor de no dedicarle el tiempo suficiente a su esposa, quien es una conductora de televisión, y a los tres pequeños hijos de ambos.

Al elegir a un gobierno liberal dirigido por un político que no es percibido como tal, los votantes se sublevaron contra la clase política representada por Harper, un veterano con casi 30 años de carrera, 10 de ellos al frente del gobierno canadiense.

La revuelta de los ciudadanos contra la clase política acaba de verse en Canadá; se está viendo en Estados Unidos, en donde dos hombres que nunca han ocupado un cargo público –Donald Trump y Ben Carson- encabezan las encuestas de preferencias entre quienes se declaran republicanos; la vimos el 6 de junio pasado en México, cuando un candidato independiente ganó la gubernatura de Nuevo León sin que a nadie le pareciera importar que militó durante 33 años en el PRI.

2015 podría ser recordado como el año del inicio de la revuelta de millones de ciudadanos contra la clase política de sus respectivos países. Revuelta que se origina en la falta de capacidad de los políticos para resolver el creciente número de problemas económicos, sociales y políticos que afectan la vida de millones de personas, y en la percepción de que los políticos solo usan sus cargos para enriquecerse mientras que gran parte de la población enfrenta cada vez más carencias.

Habrá que ver si Trudeau y el flamante gobernador de Nuevo León no terminan actuando igual que los que los antecedieron. Mientras eso sucede o no, los no políticos podrán seguir beneficiándose de la revuelta de los votantes.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 21 de Octubre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

No son nada...

Las fracciones del PAN en la Cámara de Diputados y del PRD en la de Senadores presentaron ayer sus iniciativas para facilitar el acceso a las candidaturas independientes a cargos de elección popular.

Lo anterior como respuesta a las medidas que algunos congresos locales han tomado para hacer virtualmente imposible que cualquier ciudadano mexicano busque ser electo a un cargo por la vía independiente, sin partido político de por medio. Ambas iniciativas dejarían sin efecto lo que han aprobado estas legislaturas estatales y evitaría que otras intentaran limitar los derechos de quienes quieran ser candidatos independientes.

La iniciativa del PAN busca reformar los artículos 35, 41, 73 y 116 de la Constitución federal mientras que la del PRD modificaría el 35 y el 116.

Ambas propuestas, de ser aprobadas, reducirían y homologarían en 0.5% del listado nominal el número de firmas necesarias para inscribir una candidatura independiente, esto es la mitad del 1.0% que la ley vigente exige para registrar una candidatura independiente a la presidencia de la república y la cuarta parte del 2.0% necesario para las candidaturas a senadores y diputados.

La iniciativa panista fija el tiempo para que un aspirante a una candidatura independiente recabe el porcentaje de firmas necesarias: de 20 a 60 días. También permitiría que los candidatos independientes disfruten de los mismos tiempos de radio y televisión que los candidatos partidistas y de similar financiamiento público y privado para sus campañas.

Yo propondría que el 0.5% que ambas iniciativas recomiendan como el mínimo para registrar una candidatura independiente no se base en la lista nominal de electores sino en el número de personas que en la elección más reciente hayan votado en el distrito electoral en el caso de diputados, estado en el caso de senadores, y país en el caso de la presidencia de la república. Si consideramos el alto número de votantes registrados que no sufragan en las elecciones, el porcentaje exigido debe representar la realidad y no la situación ideal.

Falta ahora ver que opinan al respecto los diputados y senadores del PRI, PVEM y demás partidos ya que, por tratarse de enmiendas a la Constitución, se necesitará el voto aprobatorio de dos terceras partes de los integrantes de cada cámara y de la mayoría simple de los congresos de los estados.

De entrada, Morena no apoyará estas iniciativas. Hace unos días el dueño de este partido, el Peje López, dijo que “Los independientes no significan una opción, una alternativa, porque ellos no cuestionan el principal problema que es la corrupción, ni enfrentan la política económica que ha venido imponiendo la mafia del poder, desde hace 30 años, que es la que ha causado el empobrecimiento y la destrucción del país… no son nada, representan la nada”. Afortunadamente, los legisladores federales y locales de Morena son tan pocos que fracasarán en sus intentos de impedir cualquier enmienda constitucional porque, como diría su patroncito, “no son nada”.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 07 de Octubre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Mahatma Cárdenas… sin rueca

Como hongos después de la lluvia, están apareciendo diversos esfuerzos “ciudadanos” (léase políticos desplazados del poder o en busca de él) para tratar de influir en las próximas elecciones presidenciales. El argumento, impecable por cierto, es el hartazgo de los “ciudadanos” (léase la advertencia anterior) de los partidos políticos tradicionales.

Por ejemplo, un grupo de intelectuales encabezados por Diego Fernández de Ceballos han manifestado la intención de construir una candidatura independiente que frene a Andrés Manuel López Obrador (AMLO). No sólo Enrique Peña Nieto está obsesionado con el líder de MORENA, por lo visto. Los medios mencionan que de este grupo podrían salir las candidaturas de Juan Ramón de la Fuente o Jorge Castañeda Gutman, ambos con prestigio y sin ataduras partidarias, pero sin discurso ni proyección. Ser conocidos por el círculo rojo no garantiza ser conocidos (ni votados) por el grueso de la población.

Por otro lado, personajes que han militado en la izquierda (y en el PRI, el PAN, etc.) han lanzado una “iniciativa”, así la describen los medios, llamada Por México Hoy, que tiene por objeto “repensar en colectivo el proyecto de Nación”. En serio, eso dicen. La figura central de esta convocatoria es Cuauhtémoc Cárdenas, tres veces candidato perdedor a la presidencia, exgobernador priista de Michoacán, fundador del PRD y viejo amigo de las candidaturas de unidad alrededor, claro, de su persona. Lo acompañan Alejandro Encinas, quien ayudó a AMLO a consolidarse en el GDF, pero que por alguna razón no lo siguió (aún) a MORENA. Y Porfirio Muñoz Ledo, siempre en la búsqueda de un nuevo partido o esfuerzo político al que no haya pertenecido.

Este grupo ha declarado que no busca hacer un partido (la cosa se pone mal), sino construir un frente político y social que “proyecte la necesidad de vivir de mejor manera la democracia en su dimensión colectiva, lo público, que es de todos”. Este esfuerzo pretende que la “mayoría social” (cualquier cosa que eso sea), se convierta en “mayoría política”. No desean imponer nada, quieren “sumar esfuerzos”, respetando las definiciones y estrategias de cada individuo y organización. Están a un paso de convertirse en políticos franciscanos.

En realidad, Por México Hoy pretende convencer a AMLO de que no vaya solo y haga una alianza con otras fuerzas de izquierda (léase PRD, Movimiento Ciudadano y los restos de esa cosa llamada Partido del Trabajo, más lo que se acumule). Ojalá que estén preparados para la respuesta de AMLO: o aceptan su candidatura, su discurso y sus condiciones, o no hay acuerdo. Así de simple.

Al margen de esto, el “Bronco” cabalga.

Fecha: 
Lunes, 05 de Octubre 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Rómulo Farrera, “El Bronco” del sureste

 

La irrupción de Jaime Rodríguez “El Bronco” en el escenario político, mediante un contexto inédito como la candidatura independiente y su victoria, ha transformado los parámetros de la actividad electoral nacional.

Independientemente de ganar la gubernatura de Nuevo León, la gran aportación del esquema y de “El Bronco” en lo particular, además de la certeza que tiene el ciudadano de tener otras opciones, recae en la confianza, en la posibilidad de poder derrotar al sistema establecido, sobre todo con alternativas que no obedezcan a una pertenencia partidista, incluso con un auténtico perfil ciudadano, que sean capaces de representar genuinamente los anhelos sociales.

El efecto del antecedente permite a la sociedad aspirar a crear y apoyar movimientos políticos que pueda sentir como suyos, que si bien serán encabezados por un candidato, se entiende que podrán tener éxito a través de su voluntad y albedrío, y no de la imposición de las cúpulas que ejercen el poder.

Por ello el anuncio de Rómulo Farrera para contender por la vía independiente para la gubernatura de Chiapas en el 2018, se observa desde este momento, a pesar del tiempo que falta, como la mejor opción para la consolidación de este formato.

No se trata de establecer que por el simple hecho de optar por la candidatura independiente se asegure por descontado el margen de éxito; este depende de diversos factores y, en este caso, todos esos factores parecen estar alineados correctamente.

Rómulo Farrera, a diferencia de “El Bronco”, jamás ha participado ni militado en ningún partido político, lo que lo hace un autentico candidato independiente y ciudadano que se postula, no por una ambición de poder, sino en congruencia con un compromiso con sus ideas y el desempeño personal de una carrera empresarial y profesional que avalan sus capacidades.

Rómulo Farrera es un empresario exitoso, probablemente el más acaudalado de la entidad e incluso de los más importantes de todo el sureste, cuya fortuna se construyó a través de generaciones y a él le ha tocado multiplicarla.

Farrera es un hombre de empresa ampliamente reconocido, tanto por su desarrollo en los negocios, como por su integridad y honestidad. Cuenta con un prestigio a toda prueba, invulnerable.

Aunado a ello, hay que apuntar su labor altruista y un liderazgo ganado a pulso, que lo convierte en una figura local que goza del respeto de los más amplios sectores de la sociedad chiapaneca.

Sin omitir que el tema de los recursos no serán una limitante para él, no sólo porque cuenta personalmente con ellos de manera suficiente, sino porque se prevé que recibirá grandes apoyos en ese sentido, tanto de empresarios de su estado como de otras regiones.

Con esas fortalezas, el anuncio de su candidatura provocó un nivel de simpatía social tal, que permite augurar, a pesar de que faltan dos años para la contienda, que su popularidad es tan fuerte que podrá conseguir su objetivo.

Como característica esencial de su discurso, hay que decir que su mensaje se basa en el respeto, en una presencia conciliadora y eso ha logrado sumar una gran convocatoria.

Esto le otorga una gran ventaja estratégica, porque aun cuando diversas fuerzas políticas locales ya se han manifestado en su favor, él permanece en la idea firme de construir una alianza electoral ciudadana y no de partidos.

Farrera Escudero no ofrece rompimientos, sino reconciliaciones, en él se observa un talante acorde con su personalidad, que privilegia por encima de los aspectos de la competencia política usual, un proyecto de Estado y no el abuso de las descalificaciones.

De tal suerte que no hay ni efectivismo ni oportunismo, en su propuesta hay practicidad y espacio para todas las expresiones, pero el liderazgo recae en la sociedad, no en los acuerdos cupulares que resultan en compromisos.

Como ya ha quedado demostrado en el ejemplo de lo que sucedió en Nuevo León, a pesar de obedecer a características diferentes, la postulación de Farrera está impactando de igual forma en el ánimo de los chiapanecos, no sólo porque las manifestaciones de apoyo en su favor son abiertas, también porque generan una sensación de unanimidad que suponen una fortaleza que sus contendientes provenientes de las estructuras oficiales no podrán igualar.

Si además consideramos que el asunto que se refiere al tiempo que resta para la elección es un argumento que juega en su favor, porque tendrá el espacio suficiente para realizar una campaña larga y que le permitirá recorrer muchas veces la geografía estatal, podríamos deducir que su popularidad irá en franco incremento.

En Rómulo Farrera se conjugan todas las características ideales del perfil de un candidato independiente genuinamente ciudadano; por ello, después de lo que aconteció en Nuevo León, pensar en su eventual victoria es imaginable, tangible.

Fecha: 
Martes, 18 de Agosto 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Bronco 1- Peje 0

Anticipándose al 2018, el próximo candidato presidencial de Morena, el ex priísta y ex perredista Andrés “El Peje” López Obrador, ya empezó lo que seguramente será una andanada de críticas contra quien podría ser uno de sus rivales en las elecciones de ese año, el gobernador electo de Nuevo León, el ex priísta y ahora independiente Jaime “El Bronco” Rodríguez Calderón.

Resulta que El Peje se enteró de algo que hizo El Bronco que puede ser muy mal visto por muchos mexicanos que estamos hartos de las relaciones de interés que existen entre políticos y empresarios. Sobre el asunto, el dos veces candidato presidencial perredista escribió lo siguiente en su página de Facebook el pasado 7 de julio: “… debo decir que Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, es más de lo mismo… ahora que se traslada en un avión privado de un contratista de Monterrey, a Colombia, queda de manifiesto que no es un hombre que entienda la política como imperativo ético”.

El tabasqueño descubrió algo que a todas luces es inaceptable en un gobernante electo o en funciones: recibir un favor de un hombre económicamente poderoso. En este caso, como ahora se sabe gracias a explicación dada por el mismo Bronco, quien le prestó el avión fue Fernando Maiz Domene, el cuñado del ex gobernador priísta de Nuevo León, Natividad González Parás (2003-2009).

En carta pública dirigida al Peje el domingo pasado, el nuevoleonés le responde, entre otras cosas: “Fernando Maiz, es un empresario generoso, quien hace 6 años, sin conocernos, en un noble gesto, en esos momentos tan difíciles en mi vida, me facilitó su helicóptero, para poder encontrar a mi hijo en la sierra, quien lamentablemente había perdido la vida en una trágica persecución por parte de la delincuencia. Ahora Fernando Maiz, es mi amigo y le viviré agradecido por siempre. Aun así, nunca hemos hecho negocios, ni los vamos a hacer”.

La explicación del Bronco me deja claro que Maiz le prestó un helicóptero cuando más lo necesitaba y que probablemente éste no esperara nada a cambio en aquel entonces. Sin embargo, la situación del gobernador electo es muy diferente hoy de lo que era hace seis años. Hace seis años se trataba de buscar a su hijo. Hoy es gobernador electo y se trataba de viajar a Colombia. Nada tiene que ver la anterior circunstancia con la más reciente.

Al gobernador electo le debe quedar claro que, como dice el viejo dicho, no puede hacer cosas buenas que parezcan malas. Está por convertirse en el primer gobernador independiente de la historia y sus detractores, entre ellos el próximo candidato presidencial de Morena, harán todo lo posible para descreditarlo porque le tienen mucho miedo rumbo al 2018.

Casi al final de su carta al Peje, el Bronco le dice: “… me pregunto si usted ha considerado continuar en esta lucha democrática, pero sin el uso de los recursos públicos que reciben los partidos. Puedo asegurarle que sí sería posible ganar la Presidencia de México, sin gastar los 120 millones de pesos, por año, que recibe MORENA, ¡regresar ese dinero a los ciudadanos, sería una gran lección de patriotismo ante los ojos de los mexicanos! ¿Cómo la ve, se anima?”. En pocas palabras, Rodríguez reta a López a que demuestre que verdaderamente es tan independiente como siempre ha presumido ser, renunciando a los cientos de millones de pesos que recibe de una de tantas instituciones que hace años mando al diablo.

Hasta anoche, en su página de Facebook, El Peje no había aceptado el reto del El Bronco. Eso sí, mandó decir por medio de su gato de angora, el fiel Martí Batres, que Morena no presentará un candidato presidencial independiente.

En este primer round de la pelea entre ambos personajes, gana El Bronco, quien por lo menos explica lo del avión a Colombia, y pierde El Peje por no explicar en persona y de manera convincente las razones por las cuales financiará su campaña presidencial con el dinero de nuestros impuestos que le dará un INE que desde para él sus socios no es confiable.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 11 de Agosto 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Independientes o excluidos?

Expresé en mi anterior colaboración que simpatizo con las candidaturas independientes y lo sostengo, en virtud de que considero que en verdad puede ser una forma de darle aire fresco a la política bien entendida y ésta se ventile. Sin embargo, me queda el prurito de las trampas en las que puede caer ese tipo de candidaturas.

La tradición priísta, según la cual se eligen los candidatos a cargos de elección popular, es el “dedazo”: el dedo del “todopoderoso” presidente en turno, que  señala a uno de los “tapados” (en el caso de la presidencia, aunque para puestos menores ha habido una figura similar que es el “palomeo”).  En este sistema, ¿se vale el “yo quiero”? Si le creemos a López Portillo lo que escribió en Mis tiempos, la respuesta es afirmativa, pues narra las peticiones que Cárdenas Solórzano le hizo para ser Senador y luego para gobernador de Michoacán.

En días recientes, Margarita Zavala ha expresado su firme propósito de contender en el 2018 por la presidencia de la República y la pregunta que le han hecho muchos comunicadores es si irá por el PAN o por la vía independiente. Ha sido cauta en su respuesta y no ha roto su vínculo con el partido. Por otro lado a Miguel Angel Mancera también los medios le han cuestionado si irá por el PRD o por la independiente y muchos tenemos la sospecha fundada de que Marcelo Ebrard luchará por estar en la papeleta electoral como independiente, si, como es previsible, el PRD no lo postula.

La pregunta que salta es si eso es lo que queremos para las candidaturas independientes: políticos excluidos de los partidos. Está bien “querer ser” y manifestarlo. Se vale. Es sano. Pero las candidaturas independientes no deben ser el plan “B” para excluidos, sino una fórmula mediante la cual la ciudadanía, el electorado, pueda ver y seguir el desarrollo de un proyecto político que se construye en el tiempo.

Varios analistas y académicos manifestaron hace un año (http://mexico.cnn.com/nacional/2014/06/09/ser-candidato-independiente-posible-pero-con-muchas-trabas-especialistas) que la legislación establecía pautas que hacían en la realidad inviable la figura de las candidaturas independientes, destacando que era excesivo el porcentaje de respaldo ciudadano que exigía para soportar una candidatura y hemos visto que es posible. Por ejemplo, el caso de Alfonso Martínez Alcázar: la legislación le exigía el respaldo de 11 mil 126 firmas ciudadanas; logró 12 mil 800 y fue electo con 63 mil 400 votos, es decir 5.7 veces más de votos, que lo que la ley pedía en firmas para registrarlo. Más que las firmas de apoyo para el registro (para mí es muy secundario), considero que se debe exigir que se haya roto todo vínculo con partido alguno por lo menos durante un año anterior a la elección,  o que incluso no se le conozca militancia alguna, para poder considerarlo independiente.

Como lo es en los partidos políticos, las candidaturas independientes deben ser a la manera de carreras de obstáculos: si la contienda interna en los partidos implica competencia con hipotéticos pares, hasta ser designado candidato (sé que la competencia puede ser mera simulación, pero lo cierto es que para cada puesto hay varios “tiradores”), los independientes deben demostrar tesón y capacidad en la contienda, además de lo que es exigible a los candidatos partidistas, que es un programa de trabajo coherente y sustentado en acciones viables.

Lo cierto es que las candidaturas independientes en México han pasado la primera prueba con éxito. Falta, desde mi punto de vista, mejorar los procedimientos para que, en efecto, la figura no se convierta en refugio de perdedores de las contiendas partidista internas.

Fecha: 
Sábado, 20 de Junio 2015 - 10:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Elecciones

Hoy quiero comentarles que después de ver el proceso de las pasadas elecciones que tuvimos en México, sucedieron diferentes situaciones que nunca habíamos experimentado, ni como país y mucho menos como ciudadanos.

Estarán de acuerdo que el dinero que se gastaron, tanto los partidos políticos, como  sus candidatos para estas elecciones, nos salió a los ciudadanos muy caro y creo que la mayor parte de ese dinero se podría ocupar para otros fines que en realidad  beneficiaría a la población de México.

De las situaciones diferentes a las que me refiero, una de ellas fueron los candidatos independientes. Pero aún algunos de estos, en algún momento de su vida habían pertenecido algún partido político o por lo menos ya tenían historia en la política mexicana. De igual manera había otros que en verdad eran ciudadanos y que para mí modo de ver si cumplían con el significado de independiente; o sea, que era una persona como tú o como yo.

Precisamente sobre estas personas que se postularon como candidatos independientes (que no son militantes de algún partido) me quiero referir.

Todos los candidatos de los diferentes partidos políticos les dieron una partida de pesos para gastar y hacer proselitismo, de igual manera difundir tanto sus ideas, como sus propuestas de partido. Lo cual muy pocos o por no decir que en realidad ninguno.

Mas bien, el tenor fue echarse basura e injurias. Y que llegaron al hartazgo con tantos anuncios televisivos, radiofónicos, papel escrito y hasta en redes sociales.

Por otro lado, si hacemos cuentas de cuanto dinero gastó un candidato propuesto por un partido político, concluiríamos que fueron en puras tonterías, como por ejemplo: en espectaculares, pancartas, gallardetes, camisas, playeras, volantes, contratar a gente para ir de casa en casa para hablar de su candidato y que votaran por el, carpas, sonido y mas cosas para sus mítines; y mejor hasta ahí le dejo. Por que si no, haría una lista interminable. Y por otro lado, a los candidatos independientes, sí los investigamos cuanto gastaron en sus campañas, ni siquiera les alcanzó para poder dar un refresco a la gente que les apoyó en su campaña, así de contrastante y nada pareja resultó esta competencia electoral.

En este punto estarán ustedes de acuerdo conmigo que se gastó demasiado dinero de nuestros impuestos para que al final, les puedo apostar que en este momento a lo mejor ya ni se acuerdan; ni de los nombres de estos candidatos y mucho menos de sus caras o a que partido pertenecían.

Pero hubo varias excepciones, como los candidatos independientes que creo que a partir de ahora nos pueden servir de ejemplo extraordinario para pedirles a nuestros diputados locales, federales, senadores de la republica y sobre todo, al Instituto Nacional Electoral, el INE, que en las siguientes elecciones que se lleven a cabo, y cuando tengan que hacer el presupuesto de gastos para los partidos políticos, se basen al mismo presupuesto que les dieron a cada uno de los candidatos independientes que participaron y ganaron en estas elecciones.

Pero… ¿Por qué digo esto?

Tenemos varios ejemplos, pero sólo voy a tocar dos que a mi parecer son un parte aguas de que con propuestas e ideas creíbles encaminadas a la verdad y sobre todo sin andar repartiendo nuestro dinero a diestra y siniestra, pudieron ganar.

El primer ejemplo, y que creo a mi parecer que es el mas importante, es sobre un joven de 25 años que ganó como diputado local en Guadalajara, que sólo recibiendo 18 mil pesos de dinero público y que en total ejerció un gasto de 250 mil pesos, el cual que viene siendo un 20% de su tope de campaña. Ganó la elección. Solo con ayuda de la población que creyó en el.

El segundo ejemplo, que aunque es un político con mucha vida dentro de esta esfera y que viene de las filas del PRI. Se postuló como independiente y a pesar de todo lo que se le vino encima, no solo del PRI, si no de todos los demás partidos políticos, luchó contra corriente y obtuvo la gubernatura de Nuevo León.

Con estos dos ejemplos, sólo se corrobora, que si la ciudadanía cree y está convencida de las propuestas e ideas que tenga un candidato, lo puede hacer ganar, dándole un voto de confianza apostando a un cambio, este cambio es que no va a gobernar con las directrices que le dicte el partido político al que pertenece.

Y la propuesta que deseo hacer, si a si a ustedes les parece, es compartir este mismo pensamiento, el cual es: “Que les pidamos a nuestros políticos y sobre todo al INE, que bajen las partidas que les dan a los partidos políticos para precampaña y de campaña”.

Por que ni siquiera en las precampañas cumplieron con el objetivo, que era hacer saber a los militantes de cada partido quienes eran sus candidatos internos y sus propuestas, ya que sólo lo utilizaron para hacer proselitismo de sus partidos o de sus candidaturas para el 2018.

Esperando que tenga eco esta propuesta ciudadana. Les mando muchos saludos y esperando volvernos a encontrar para la siguiente ocasión. Gracias

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 17 de Junio 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Van tres

El lunes eran dos pero ayer ya sumaban tres los políticos que han anunciado sus intenciones de ser candidatos presidenciales para 2018. Desde hace meses el Peje López Obrador dijo que “la tercera es la vencida”. El domingo pasado, vía un video subido a YouTube, Margarita Zavala, esposa de Felipe Calderón, anunció que buscará la presidencia de la república. Y anteayer, en una entrevista con Carlos Marín, en Milenio Televisión, aceptó que sí quiere ser presidente de la república.

Obvio es que AMLO será el candidato del partido del que es dueño, Morena. Nadie lo duda.

Que Margarita llegue a ser la abandera presidencial del PAN es algo muy remoto en vista de que, por más que ella no lo quiera, su destino está irremediablemente ligado al de su cada vez más impopular y cuestionado esposo.

En lo que a Mancera se refiere, es altamente probable que termine siendo el candidato del PRD en vista de que, por lo menos hasta ahora, goza del aval de los que controlan ese partido, los llamados Chuchos (los expresidentes nacionales del PRD, Jesús Zambrano y Jesús Ortega). También le ayuda el hecho de que en el panorama político no se ve a algún perredista que sea capaz de impedirle la candidatura. Por ejemplo, cuando lo entrevisté ayer en mi programa en Grupo Fórmula, el gobernador electo de Michoacán, Silvano Aureoles, negó que vaya a buscar la candidatura presidencial por su partido en 2018.

Pese a ello, Mancera no descartó que pudiera ser candidato independiente. Después de todo, no es militante del PRD.

Durante su plática con Marín, Mancera dijo que su candidatura dependerá de “lo que se haga en los próximos dos años y medio”, refiriéndose a su trabajo como gobernante del Distrito Federal.

Y vaya que dependerá, porque de acuerdo a los resultados obtenidos por el PRD en las elecciones del domingo antepasado, la mayoría de los votantes reprobaron el trabajo que hasta ahora ha realizado el jefe de gobierno.

Un buen número de los candidatos de uno los partidos que postuló a Mancera en 2012, el PRD, perdieron rotundamente. Ocho de sus 16 candidatos a jefes delegacionales fueron derrotados por Morena, el PAN y el PRI-PVEM. Lo mismo ocurrió con sus candidatos a diputados locales. La mayoría absoluta de 34 legisladores perredistas en la actual Asamblea Legislativa del DF se reducirá a una segunda minoría de 21 en la siguiente ALDF, después de los 22 que tendrá Morena.

En resumen, si Mancera pretende ser presidente de México, sea por el PRD, otro partido o de manera independiente, deberá convencer que sabe gobernar, lo que hasta el momento no ha hecho. La larga lista de problemas no resueltos que aquejan a los habitantes del DF es muestra de ello.

Van tres. ¿Quién será el cuarto?

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 17 de Junio 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1