Se encuentra usted aquí

candidatos

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Tensión en Colima

Dentro de 10 días se realizará en Colima la elección extraordinaria de gobernador para reponer la del pasado 7 de junio que fue invalidada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TRIFE) después de quedara probado que un alto funcionario de la administración del ex mandatario Mario Anguiano Moreno (PRI) se inmiscuyó ilegalmente en el anterior proceso electoral.

De nueva cuenta luchan por obtener la gubernatura el priista José Ignacio Peralta Sánchez y el panista Jorge Luis Preciado Rodríguez. El primero también es candidato del PANAL, PVEM y PT. Otros candidatos que no tienen la menor oportunidad de ganar son Leoncio Alfonso Morán Sánchez, por el MC, y Martha Zepeda del Toro, por el PRD.

Durante los últimos días ha aumentado la tensión en Colima. Diversos eventos han provocado una dura confrontación entre priistas y panistas, entre ellos la aparición de un video producido y distribuido por un grupo que se identifica como Anonymus Colima en el cual se acusa a Preciado de “organizar fiestas con prostitutas ofreciéndolas como pago de favores políticos” y de “lucrar a través de las redes de trata de mujeres que obligan a sus víctimas a prestar servicios sexuales” en lo que denominan el imperio de hoteles de paso propiedad del político. También lo acusan de mantener una relación sexual con una joven de tan solo 20 años de edad que resulta ser amiga de su hija Selene Preciado. En dicho video se presenta un audio en donde se escuchan las supuestas voces del panista y su amante sosteniendo una conversación con una fuerte carga sexual (el video puede verse en www.youtube.com/watch?v=E-mzWQRMGBo).

Como se ha hecho su costumbre cada vez que ha sido acusado de utilizar prostitutas para obtener o pagar favores políticos, o de mantener relaciones con diversas mujeres, el candidato panista niega lo que de él se dice en el video de Anonymus Colima. Y como también acostumbra hacerlo, acusa al PRI de estar detrás de esta nueva denuncia en su contra.

Lo que haga o no Jorge Luis Preciado como persona privada es asunto de él, pero no debe olvidarse que es un personaje público, un candidato a la gubernatura de un Estado que debería ser un ejemplo a seguir para los ciudadanos que aspiran a gobernar y no una versión colimense del exdiputado teibolero Luis Alberto Villarreal (PAN-Guanajuato) o del presidente municipal de San Blas, Nayarit, Hilario Ramírez Villanueva, quien se hizo famoso después de aceptar que la primera vez en dicho cargo “robo poquito” y más famoso aún cuando al bailar en una fiesta le levantó varias veces el vestido a su pareja.

Preciado bien puede ser víctima de la guerra sucia que lo enfrenta con Peralta, pero los escándalos que ha protagonizado anteriormente dan valor a las nuevas acusaciones en su contra..

Por si todo lo anterior no fuera suficiente, el martes pasado fue asesinado en la ciudad de Colima Samuel Rodríguez Moreno, sobrino del ex gobernador Fernando Moreno Peña, quien a su vez fue gravemente herido el 12 de octubre pasado después de que unos sicarios le metieron cuatro balazos cuando comía en un restaurante de esa misma localidad. Hay que recordar que en noviembre de 2011, la entonces Procuradora General de Justicia de Colima, Yolanda Verduzco Guzmán, aseguró que Rodríguez Moreno fue uno de los autores intelectuales del asesinato del ex gobernador Silverio Cavazos, quien fue muerto a balazos el 21 de noviembre de 2010. El poder de su tío Fernando probablemente evitó que fuera procesado por ese crimen.

Hay mucha tensión en Colima, la cual seguramente no desaparecerá después de la elección del día 17. Quien pierda impugnará los resultados y la tensión durará muchos meses más.

Tensión política, asesinatos relacionados con políticos. Colima está sumido en graves problemas.

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 07 de Enero 2016 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

2016, un año de mucha actividad política

Durante el año que recién empieza van a ocurrir diversos sucesos políticos que en mayor o menor medida atraparán la atención del público.

En México se van a elegir 13 gobernadores. El 17 de este mes se realizará la elección extraordinaria para gobernador de Colima y luego, el 5 de junio entrante, serán electos los gobernantes de Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas.

Ese mismo 5 de junio también se efectuarán las elecciones para renovar congresos locales y ayuntamientos en Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala y Zacatecas. Asimismo, en Veracruz serán electos los diputados de la siguientes legislatura local.

En total, este año serán electos 13 gobernadores, 965 ayuntamientos con sus respectivos presidentes municipales, síndicos y regidores, 239 diputados de mayoría relativa y 149 de representación proporcional.

Por lo anterior, durante los próximos cinco meses gran parte de las discusiones, análisis y comentarios, tanto en privado como en los medios de comunicación, será sobre las elecciones de este año.

La atención será mayor en torno a lo que suceda en aquellos estados que mas votantes tienen y que por lo tanto son los que más influenciarán los resultados de la elección presidencial de 2018: Veracruz (5.6 millones de votantes), Puebla (4.2 millones), Oaxaca (2.7 millones), Chihuahua (2.6 millones), Tamaulipas (2.5 millones), Hidalgo (2 millones) y Sinaloa (2 millones). Solo en estos siete estados se concentra el 21.6% del total de los votantes del país.

2016 también será un año electoral en Estados Unidos. El 8 de noviembre venidero, además de elegir al sucesor del presidente Barack Obama, los estadounidenses renovarán su Cámara de Representantes y elegirán a 34 senadores y 14 gobernadores.

Será electo un senador de cada uno de los siguientes estados: Alabama, Alaska, Arizona, Arkansas, California,  Colorado, Indiana, Iowa, Kansas, Kentucky, Luisiana, Maryland, Missouri, Nevada, New Hampshire, New York, North Carolina, North Dakota, Ohio, Oklahoma, Oregón, Pennsylvania, South Carolina, South Dakota, Utah, Vermont, Washington y Wisconsin.

Las gubernaturas que estarán en juego son las de los estados de Delaware, Indiana, Missouri, Montana, New Hampshire, North Carolina, North Dakota, Oregón, Utah, Vermont, Washington y West Virginia, así como las de los territorios de Puerto Rico y Samoa Americana.

A partir del 1 de febrero hasta mediados de junio, los partidos Republicano y Demócrata realizarán elecciones primarias y convenciones estatales para elegir a quienes serán sus respectivos candidatos a la presidencia de Estados Unidos. Habrá que estar atentos a lo que suceda en las primarias y convenciones que se realicen en febrero en diversos estados. Lo que ahí suceda seguramente eliminará de la contienda a varios aspirantes republicanos y al demócrata O’Malley.

Luego vendrán las primarias y convenciones del supermartes 1 de marzo. Los demócratas las realizarán en 12 estados y los republicanos en siete. Este día podrían definirse ambas candidaturas presidenciales. Si esto no ocurre en alguno de lo partidos o en ambos, habrá que esperar los resultados de las primarias y convenciones estatales que se llevarán a cabo durante los siguientes días de marzo.

Durante la segunda quincena de julio se realizarán las convenciones de los partidos Republicano y Demócrata. La primera en Cleveland, Ohio, y la segunda en Filadelfia, Pennsylvania. De ellas emergerán los candidatos presidenciales que buscarán ganar la elección el 8 de noviembre.

2016 será un año de mucha política.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 04 de Enero 2016 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Segunda vuelta

El PAN, por conducto de su senadora defeña Mariana Gómez del Campo presentó una iniciativa para reformar el Artículo 81 de la Constitución con el objeto de que a partir de 2018 el presidente de la república sea electo por una mayoría absoluta de los electores y no, como ha venido sucediendo desde 1994, por una mayoría simple inferior al 50%.

Recordemos cuáles han sido los resultados de las elecciones presidenciales desde ese año.

1994 - Zedillo (PRI): 48.7%; Fernández de Cevallos (PAN): 25.9%; Cárdenas (PRD): 16.6%; seis otros candidatos: 5.8%; candidatos no registrados: 0.1%; votos nulos: 2.9%.

2000 – Fox (PAN-PVEM): 42.5%; Labastida (PRI): 36.1%; Cárdenas (PRD-PT-CD-PAS-PSN): 16.6; tres otros candidatos: 2.6%; candidatos no registrados: 0.1%; votos nulos: 2.1%.

2006 – Calderón (PAN): 35.9%; López Obrador (PRD-PT-CD): 35.3%; Madrazo (PRI-PVEM): 22.3%; dos otros candidatos: 3.7%; otros no registrados: 0.6%; votos nulos: 2.2%.

2012 – Peña Nieto (PRI-PVEM): 38.2%; López Obrador (PRD-PT-MC): 31.6%; Vázquez Mota (PAN): 25.4%; Quadri (PANAL): 2.3%; otros no registrados: 0.0%; votos nulos: 2.5%.

Los anterior nos indica que 51.3% de los electores no votaron a favor de Zedillo, 57.5% no eligieron a Fox, 64.1% no apoyaron a Calderón y 58.7% no sufragaron a favor de Peña Nieto.

En suma: los últimos cuatro presidentes de México, incluido el actual, llegaron al poder contra la voluntad de la mayoría de los electores que acudieron a las urnas el día de la elección.

El apoyo popular con que ha llegado al poder cada uno de ellos es aún menor si tomamos en cuenta el nivel de abstención registrado en las elecciones presidenciales de 1994, 2000, 2006 y 2012, que fue de 22.8%, 36.0%, 41.5% y 36.9%, respectivamente.

Al presentar la propuesta panista, Mariana Gómez dijo que lo que busca la reforma constitucional es “que no sólo la gane quien tenga más votos, sino también que sea el candidato que cuente con el respaldo de la mayoría de los electores” para que quien gobierne al país sea un “presidente fuerte”. De acuerdo al Boletín de Prensa 136 que emitió el grupo parlamentario del PAN en el Senado: “la segunda vuelta daría gobernabilidad, ya que casi todos los gobernantes en México al ser electos por una minoría y no por la mayoría, enfrentan graves problemas de gobernabilidad que llevan a parálisis y crisis políticas… solucionaría, en parte, este problema de gobernabilidad, pues obligaría a los candidatos a formar alianzas con distintas fuerzas políticas, puntualizó… motivaría que los ciudadanos deban informarse sobre los perfiles y propuestas de los candidatos, pues en la segunda vuelta no podrían emitir un voto a ciegas para un candidato o partido que ya no está contendiendo… fortalecería a los partidos políticos, pues el partido ganador lograría mayor consenso en favor de su gobernante, se reduciría el número de partidos improvisados que se benefician del principio de representación proporcional, y se fortalecería el sistema interno de los partidos, pues se fomentaría la elección interna de candidatos que beneficien a los ciudadanos y no únicamente a los propios partidos”.

Es innegable que la fuerza de los últimos cuatro presidentes es mucho menor de la que gozaron quienes los antecedieron. Eso explica, en parte, los problemas de gobernabilidad que cada vez más afectan a nuestro país. La segunda vuelta para elegir a nuestros presidentes podría restituirle esa fuerza al cargo.

Muchos países han adoptado este sistema para elegir a sus presidentes. Entre ellos: Argentina, Armenia, Austria, Brasil, Bulgaria, Chile, Chipre, Colombia, Costa Rica, Croacia, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Eslovaquia, Eslovenia, Finlandia, Francia, Guatemala, Haití, Indonesia, Kazajstán, Kirguistán, Lituania, Macedonia, Mongolia, Perú, Polonia, Portugal, Rumania, Rusia, Serbia, Turquía, Ucrania, Uruguay y Uzbekistán.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 25 de Noviembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Asume AMLO la Presidencia de Morena como artimaña

La frase del químico Lavoisier para establecer la Ley de la Conservación de la Masa de que “la energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma”, aunque en otro contexto, bien podría servir como analogía para explicar las estrategias de posicionamiento de Andrés Manuel López Obrador.

Andrés Manuel sigue siendo el mismo de siempre, no cambia en esencia aunque pareciera hacerlo en ocasiones, sólo se ajusta adaptándose a las circunstancias, como ejemplo de ello, el tabasqueño sorpresivamente ha asumido la presidencia formal de Morena, partido político de su creación y absoluta propiedad, cuando parecía que eso no era necesario y mucho menos parte del trazado de sus planes.

Primero, porque, por el carácter patrimonial, de la posesión incondicional que ejerce sobre el partido, esto le otorgaba la libertad de colocar como dirigente a quien él quisiera bajo su completa autoridad caciquil.

Con la intención de no tener que distraerse en la administración del instituto político y para tener la autonomía suficiente, para poder moverse libremente por todo el país en su campaña proselitista permanente.

Sin embargo, la reforma electoral promovida por el presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, materialmente lo obligó a tener que hacerlo, a efecto de blindarse anticipadamente de sus efectos.

Esta reforma, entre otros aspectos, pretende limitar considerablemente su presencia en radio y televisión, mediante los spots que corresponden a Morena, ya que a partir de esta se considerarían actos anticipados de campaña.

Al ser presidente del partido, López Obrador podrá seguir apareciendo en ellos, de alguna manera justificando esa presencia en función de su cargo, eventualmente modificando los diálogos, pero al final de cuentas usando y aprovechando de igual forma el espacio publicitario.

De cualquier forma, el efecto de la coyuntura en principio le termina favoreciendo, porque independientemente del número de los spots, lo que él busca es la polémica al respecto, ya que desde su propia óptica ello lo reposiciona, no así el mensaje que envía en los mismos.

Ahora, López Obrador sumará a su larga lista una acusación más en su contra, mediante esa tendencia a la victimización de la que tanto ha echado mano.

En su discurso implicará que la reforma electoral fue diseñada ex profeso para limitarlo, que la intención de evitar su presencia en los medios de comunicación es una artimaña más de la mafia en el poder, como él cataloga a todas las fuerzas y grupos que no coinciden con su proyecto.

Independientemente del valor del precepto incluido en la propuesta de Beltrones, López Obrador no sólo podrá darle la vuelta con su asunción como presidente de Morena, sino que tendrá otro argumento más para utilizar en contra de sus contrincantes, en un esquema en el cual él es un sacrificado, el agraviado, lo que le permitirá, mantener la dinámica que ha venido desarrollando.

Desde este punto de vista, cualquier intento de ordenar el escenario del ámbito electoral, por lógico que parezca, siempre será una nueva oportunidad para López Obrador, para generar una discusión mediante la cual, más allá del fondo de la misma, él obtenga más publicidad.

Andrés Manuel es un experto en manipular y confundir, incluso su postura populista se entiende más que como una doctrina, como una herramienta para ofrecer todo aquello que, aún siendo imposible de cumplir, hace que parezca que el gobierno adopta una actitud mezquina en contraparte.

Porque en esencia, la irresponsabilidad de sus propuestas están motivadas en que no son realmente parte de un programa genuino de gobierno, sino simple y llanamente estrategias de campaña para ganar simpatías. López Obrador no ofrece soluciones viables, sino expectativas.

Lo que expone como soluciones disfrazadas de programa de gobierno, son esquemas orientados a generar el rechazo de los grupos sociales, sobre todo los que están en condiciones más precarias, directamente en contra del gobierno.

Incluso en contra de todos los partidos políticos, de forma que su oferta, más que convencer, desvirtué a los demás, es decir, que su intención está muy lejos de resolver los grandes temas de la agenda nacional, sino descalificar a sus rivales.

Por ello, este tipo de ordenamientos, lejos de ponerlo en orden como debería de ser, son, como apuntábamos, oportunidades que aprovecha para reaccionar, para explotar una condición que, aún carente de fondo, le sirve para mantener el interés de su clientela electoral cautiva.

Difícilmente estos argumentos le servirán para aumentar su rango de votación, pero sí al menos para preservar el margen con el que cuenta que, según sus cálculos y considerando que la próxima elección presidencial será muy reñida, le permitirá colocarse en posición competitiva.   

Fecha: 
Martes, 24 de Noviembre 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Las pasiones de Beltrones

 

La lucha por la presidencia de la República en el 2018 empezó ya y eso lo sabemos todos. En la época del priísmo como partido único, se guardaban las formas y las fórmulas mediante las cuales el presidente en funciones decidía “en soledad” el nombre de su sucesor. Pero eso quedó en el pasado con la “madurez” alcanzada por nuestro sistema político y ahora los partidos y los suspirantes sacan sus cartas y la decisión del que antes ejercía el derecho de dedo, no determina el triunfo.

Todos sabemos que el proceso electoral para la renovación del ejecutivo federal ha iniciado con el reposicionamiento de posibles candidatos en las estructuras internas de los partidos o con las declaraciones un tanto veladas de posibles candidatos independientes.

Hay quienes ven a Margarita Zavala por la libre; inequívocamente se sabe que López Obrador estará en la contienda por Morena; no se ve a ningún Cárdenas, aunque el proyecto Por México Hoy que encabeza el ingeniero haga guiños de “aquí estoy”; por el PRD muchos perfilan a Mancera —aunque en Michoacán algunos simpatizantes de Silvano Aureoles lo ponen en la contienda—; y, desde el poder la caballada empieza a engordar, con miras a que el PRI continúe en la silla presidencial.

Podemos coincidir con Ciro Gómez Leyva cuando le reclama a Beltrones la tardanza con la que ha respondido a los spots de Morena y la figura omnipresente de Andrés Manuel en, se estima, un millón 100 mil impactos a nivel nacional. Beltrones ha emprendido una cruzada para la modificación de la ley electoral para evitar esos “fraudes” a la ley y qué bueno que así sea, pero la ganancia de Obrador nadie se la quita.

López Obrador respondió a Beltrones con la estrategia que le ha funcionado, victimizándose: “es como otro desafuero” ha dicho el que aseguró que no iría por una tercera contienda por la presidencia.

En efecto, Obrador incumple una declaración que hizo después de su primera derrota electoral por la Presidencia de la República en un evidente desprecio por Cárdenas diciendo algo así como “no seré un eterno candidato a la presidencia".

Pero no me sorprendo de que incumpla esa declaración. Con los resultados de Morena en las pasadas elecciones, tal vez se sienta con un escenario inmejorable para llegar al poder. Por eso es la actitud de Beltrones. La pasión con la que ahora el sonorense defiende los tiempos del Estado para que no se abuse o se saque un beneficio indebido de esa prerrogativa, se lee, con lógica, como una estrategia no necesariamente tardía para restarle presencia a quien ya la tiene y empezar a configurar los escenarios del PRI, justamente para ir abriendo el camino a su candidato.

Creo que se equivoca Obrador al estimar que la “ley Beltrones no pasará”. La habilidad política y la influencia de Manlio Fabio es incuestionable y seguramente encontrará eco en los demás partidos que también se beneficiarían de cualquier freno que le pongan al tabasqueño.

Fecha: 
Sábado, 21 de Noviembre 2015 - 10:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Democracia que causa pena

La mayoría republicana en la Cámara de los Representantes del congreso estadounidense creó, en mayo de 2014, el Comité Selecto sobre los Eventos en Torno al Ataque Terrorista de 2012 en Bengasi, Libia. Integrado por siete republicanos y cinco demócratas, la misión aparente de dicho comité es el de averiguar que sucedió en la noche de septiembre 11 de 2012, cuando militantes islamistas atacaron la oficina diplomática estadounidense en Bengasi y asesinaron al embajador Christopher Stevens y otras tres personas. Sin embargo, como en su momento lo dio a entender el líder de la mayoría republicana de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, el verdadero objetivo del comité es desprestigiar a la aspirante demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, quien se desempeñaba como secretaria de Estado del gobierno de Barack Obama cuando ocurrió el violento suceso.

En una entrevista en Fox News McCarthy dijo, el pasado 29 de septiembre, lo siguiente: “Todos creían que Hillary Clinton era invencible, ¿verdad? Pero nosotros armamos un comité especial de Bengasi, un comité selecto. ¿Cuáles son sus números hoy? Sus números están cayendo…”. Sus palabras eliminaron sus posibilidades de acceder a la presidencia de la Cámara de Representantes, uno de los cargos de mayor poder en Estados Unidos, y a la postre demostraron que estaba muy equivocado en cuanto a Hillary.

El 25 de octubre pasado, Clinton compareció durante 11 horas ante el mencionado comité selecto. Durante la maratónica sesión pública que se transmitió por televisión la ex primera dama, ex senadora por Nueva York y ex secretaria de Estado soportó los embates de los republicanos que trataron de desprestigiarla utilizando todos los argumentos a su alcance. Tan bien fue la actuación de la abogada que las encuestas muestran que a los republicanos les falló terriblemente su estrategia.

Antes de su comparecencia, 58% de los votantes demócratas decían estar satisfechos con las respuestas que hasta entonces había dado Clinton en torno a Bengasi. Después de la comparecencia el porcentaje subió a 72%, un incremento de 14 puntos porcentuales. El porcentaje de votantes independientes que pueden votar a favor de cualquier partido que no están satisfechos con su respuestas en torno a Bengasi se desplomó de 84% a 40%, una reducción de 44 puntos porcentuales.

Lo que vimos el 25 de octubre fue un ejercicio democrático en el cual el poder legislativo estadounidense, usando y hasta abusando de su poder, llamó a cuentas a una ex funcionaria que supo enfrentar exitosamente las duras preguntas, a veces inquisitoriales, de sus rivales republicanos. Si Clinton no se hubiera desempeñado tan bien y si los republicanos se hubieran preparado mejor, tal vez ese día se hubieran desplomado las aspiraciones presidenciales de la demócrata.

Al ver a Hillary Clinton respondiendo las preguntas de los siete republicanos que iban por su cabeza no pude dejar de recordar la pobreza de ideas, cuestionamientos, respuestas y debate que se ve cada vez que un alto funcionario del gobierno federal comparece ante una comisión o el peno de alguna de las dos cámaras que integran el congreso federal de nuestro país.

Es indudable que la democracia estadounidense adolece de muchas fallas pero, junto a ella, la mexicana nos debe causar pena.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 04 de Noviembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Fuego amigo

Alberto Aguirre, en su columna de ayer que se publicó en el periódico defeño El Economista, intitulada El protagonismo de Murat, comenta que el actual director general del Infonavit, Alejandro Murat, no puede ser candidato del PRI a la gubenatura de Oaxaca. El columnista argumenta que la Constitución de la República se lo impide.

Esto escribió Aguirre: “El último día de junio, el Congreso de Oaxaca aprobó un paquete de reformas electorales —promovido por el gobernador Gabino Cué Monteagudo— que incluyen la modificación de la primera fracción del Artículo 68 de la Constitución, para el requisito de la residencia efectiva, de cinco a tres años, para los no nacidos en la entidad.

“Entre panistas y perredistas existe plena convicción de que esta medida pavimentaría la unción de Murat Hinojosa. Morena de plano acudió a la Suprema Corte de Justicia para impugnar su constitucionalidad, en virtud de lo estipulado en el inciso B de la fracción I del Artículo 116 de la Carta Magna, que dice textualmente: “Sólo podrá ser gobernador constitucional de un estado un ciudadano mexicano por nacimiento y nativo de él, o con residencia efectiva no menor de cinco años inmediatamente anteriores al día de los comicios”.

“Resulta obvio establecer que los aspirantes a la candidatura priísta —el senador Eviel Pérez Magaña, la diputada federal Mariana Benítez, el ex alcalde José Antonio Hernández Fraguas y Héctor Pablo Ramírez Puga, director de Liconsa— han externado su animosidad sobre este asunto, aunque han comprometido su respaldo en caso de que se imponga la línea de Los Pinos”.

Sobre este asunto sería bueno que el columnista Aguirre y los aspirantes que menciona recordaran que la Constitución oaxaqueña, en su Artículo 23, reconoce como ciudadanos del Estado de Oaxaca a “los hombres y mujeres que hayan nacido en su territorio, quienes sean hijos de padre o madre oaxaqueños y quienes teniendo una residencia mínima de cinco años en la entidad, deseen ser considerados como tales, en los términos de la ley, que sean mayores de 18 años y tengan modo honesto de vivir”. Murat Hinojosa, por ser hijo de padre oaxaqueño es por ello reconocido como ciudadano nativo de Oaxaca.

Aguirre cita el inciso B de la fracción I del Artículo 116 de la Constitución de la República que señala “Sólo podrá ser gobernador constitucional de un estado un ciudadano mexicano por nacimiento y nativo de él, o con residencia efectiva no menor de cinco años inmediatamente anteriores al día de los comicios” y esto no se contrapone con el Artículo 23 de la Constitución de Oaxaca, ya que de acuerdo a ésta Murat Hinojosa es reconocido como oaxaqueño nativo por ser hijo de oaxaqueño y no como un ciudadano mexicano no oaxaqueño que debería contar “con residencia efectiva no menor de cinco años inmediatamente anteriores al día de los comicios”.

En lo que a la fracción I del Artículo 68 de la Constitución oaxaqueña aludida por el columnista de El Economista, su texto vigente es el siguiente: “Para ser gobernador del estado, se requiere ser mexicana o mexicano por nacimiento, en el ejercicio de sus derechos y nativa o nativo del estado, con residencia mínima de tres años, vecina o vecino de él durante un periodo no menor de cinco años, inmediatamente anterior al día de la elección. La vecindad no se pierde por ausencia en el desempeño de cargo público de elección popular”.

De nuevo, Alberto Aguirre ignora el hecho de que Murat Hinojosa es nativo del estado por ser hijo de oaxaqueño y no un no oaxaqueño avecindado en la entidad, por lo cual ni le beneficia ni perjudica la propuesta presentada por el actual gobernador para reducir la residencia de cinco a tres años para los no oaxaqueños.

Sería bueno que el columnista Aguirre recordara que Cué Monteagudo, nacido en el DF pero de padres oaxaqueños, logró la candidatura por ser considerado nativo del estado por paternidad. Lo mismo ocurrió con Diódoro Carrasco, que nació en Puebla pero por ser hijo de oaxaqueño pudo ser candidato y luego gobernador.

En su columna de ayer, Aguirre escribe que “En cualquier caso, los aspirantes a la gubernatura con más respaldos populares están en la oposición al PRI. Ellos son el senador Benjamín Robles Montoya —quien fue dirigente estatal de Movimiento Ciudadano y es uno de los políticos más cercanos al gobernador Cué Monteagudo…”.

Curiosamente, el columnista no menciona que Robles Montoya no nació en Oaxaca, que sus padres tampoco y que pese a ello puede aspirar a ser candidato a la gubernatura. Tampoco hace referencia al hecho de que Jesús Martínez Álvarez, quien es de Jalisco, fue gobernador interino de Oaxaca de 1985 a 1986.

La columna que se publicó ayer en El Economista podría ser un caso más de fuego amigo por medio del cual los aspirantes a un cargo de elección se confabulan para tratar de descalificar a quien encabeza las encuestas de preferencias. Resulta muy curioso que el columnista mencione a tres individuos que pertenecen al equipo político que encabeza el desprestigiado exgobernador Ulises Ruiz (2004-2010). De 2005 a 2009 Eviel Pérez fue su secretario de Obras Públicas mientras que Ramírez Puga fue su secretario Técnico de Gabinete y luego coordinador general de Comunicación Social. Hernández Fraguas fue presidente municipal de Oaxaca de 2007 a 2010 después de ser impuesto por Ruiz como candidato priísta a dicho cargo.

Foto: http://eleconomista.com.mx/

Secciones:

Fecha: 
Martes, 06 de Octubre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Van dos

Escribí ayer en este espacio que en el sistema político estadounidense es importante que un candidato a un cargo de elección popular gane los debates públicos que sostenga contra sus rivales. Esto ha sido un hecho desde que entre agosto y octubre de 1858 debatieron siete veces el candidato republicano al senado por el estado de Illinois, Abraham Lincoln, y el entonces senador en funciones por ese estado, el demócrata Stephen Douglas. Según los comentaristas de la época Lincoln ganó los debates, pero Douglas terminó siendo reelecto por la legislatura de su estado. Sin embargo, la amplia cobertura que la prensa le dio a los debates convirtió a Lincoln en un personaje nacional que dos años después ganó la elección presidencial de Estados Unidos.

En la actual temporada electoral estadounidense, han renunciado a sus aspiraciones dos precandidatos por el Partido Republicano que en un momento se vieron como contendientes con altas oportunidades de vencer a sus contrincantes. Son el exgobernador de Texas Rick Perry y el gobernador de Wisconsin Chris Walker.

Perry, quien hace cuatro años fue visto como el hombre a vencer por los demás aspirantes republicanos y tuvo que retirar su candidatura después de cometer errores imperdonables en los debates que se realizaron en ese entonces, de nuevo se vio forzado a apartarse de la contienda cinco días después del primer debate de los aspirantes republicanos realizado el 6 de agosto pasado. Otra vez, el tejano no dio el ancho en el evento.

Walker, quien este año era considerado como uno de los aspirantes con mayores posibilidades de obtener la candidatura, es la víctima más reciente de los debates. Lejano parece el 31 de marzo pasado cuando clearpolitics.com publicó un promedio de encuestas que lo colocaban en el primer lugar de las preferencias de los votantes republicanos, con el 17.3%, seguido de Jeb Bush con el 17%.

Vinieron luego los dos debates, el del 6 de agosto y el del 16 de septiembre. En ninguno de ellos pudo el de Wisconsin proyectarse debidamente. Después del primero, una encuesta de CNN/ORC le dio un 8% de las preferencias de los votantes; después del segundo, dichas preferencias se fueron a cero por ciento de acuerdo con otra encuesta de CNN/ORC.

De los 16 aspirantes aun quedan 14 y es fácil suponer que en el futuro cercano varios de ellos se retirarán de la contienda al ver que no los favorecen las encuestas y que los donadores de los millones de dólares que requieren para mantener vivas sus campañas tampoco desean seguir tirando su dinero a la basura.

Más temprano que tarde anunciarán lo inevitable Huckabee, Paul, Kasich, Christie, Santorum, Jindal, Graham y Pataki. Luego se irán otros, pero mi bola de cristal no me permite ver tanto hacia el futuro. 

Los debates. Un gran invento de la democracia. ¿Se realizarán algún día en México entre los candidatos presidenciales? Lo pregunto porque los que se han efectuado en años pasados han sido solo pálidos remedos de verdaderos debates.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 22 de Septiembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El efecto de los debates de candidatos en la política estadounidense. México avanza en tema de transparencia. El Papa Francisco en Cuba

Esta tarde me acompañan José Luis Romero Hicks y el abogado laboral Jorge Sales y comentamos: el efecto de los debates de candidatos en la política estadounidense; México avanza en el tema de transparencia; la Ley Federal del Trabajo está desfasada de la realidad. Mónica Uribe comenta el viaje del papa Francisco a Cuba. Hugo González habla sobre la caída de algunos servicios de Amazon y Skype. El excandidato presidencial por el PANAL, Gabriel Quadri, habla sobre las oportunidades que ofrece la Reforma Energética y las amenazas al medio ambiente y la biodiversidad mexicanos.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 21 de Septiembre 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Carly

Carly Fiorina, la ex CEO de HP, fue la ganadora del debate que Fox News organizó el 6 de agosto pasado en Cleveland, Ohio, entre los siete aspirantes a la candidatura republicana a la presidencia de Estados Unidos que hasta entonces menos puntos habían registrado en las encuestas. Además de ella participaron el exgobernador de Texas Rick Perry; el exsenador por Pennsylvania Rick Santorum; el gobernador de Louisiana Bobby Jindal; el senador por Carolina del Sur Lindsey Graham; el exgobernador de Nueva York George Pataki; y el exgobernador de Virginia Jim Gilmore.

Su éxito en ese evento no solo la hizo avanzar en las encuestas sino que le permitió participar en el segundo debate de aspirantes republicanos organizado por CNN realizado el 16 de septiembre pasado en la Biblioteca Presidencial de Ronald Reagan, en Simi Valley, California, a pesar de que las reglas originalmente establecidas por la propia CNN se lo impedían.

En esta ocasión fueron 11 los que debatieron, además de Fiorina: el magnate de bienes raíces Donald Trump; el exgobernador de Florida Jeb Bush; el gobernador de Wisconsin Scott Walker; el exgobernador de Arkansas Mike Huckabee; el neurocirujano retirado Ben Carson; el senador por Texas Ted Cruz, el senador por Florida Marco Rubio; el senador por Kentucky Rand Paul; el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie; y el gobernador de Ohio John Kasich.

Antes del debate, las preferencias de los votantes para cada candidato, de acuerdo con la encuesta CNN/ORC levantada del 4 al 8 de septiembre eran las siguientes: Trump 32%, Carson 19%, Bush 9%, Cruz 7%, Huckabee 5%, Walker 5%, Rubio 3%, Fiorina 3%, Paul 3%, Kasich 2% y Christie 2%.

De acuerdo con la encuesta realizada por CNN/ORG después del debate de la semana pasada, levantada del 17 al 19 de septiembre y hecha pública ayer, la ganadora indiscutible de dicho debate fue Fiorina. El 52% de los encuestados así lo manifestó. Rubio fue el ganador según el 14% y Trump de acuerdo con el 11%. Cruz fue el vencedor según el 6% y los demás obtuvieron porcentajes menores. Walker no obtuvo ni una mención a su favor.

En el sistema político estadounidense es importante ganar debates. Esto queda demostrado por la misma encuesta CNN/ORG difundida ayer. Al pedirle a los encuestados que nombraran al candidato que con mayor seguridad apoyarían para la candidatura presidencial republicana, contestaron así: Trump 24%, Fiorina 15%, Carson 14%, Rubio 11%, Bush 9%, Cruz 6%, Huckabee 6%, Paul 4%, Christie 3%, Kasich 2%, Walker 0%.

Al comparar ambas encuestas CNN/ORG puede observarse como algunos candidatos han mejorado su posición mientras que otros han perdido puntos a su favor: Fiorina +12, Rubio +8, Huckabee +1, Paul +1, Christie +1, Trump -8, Carson -5, Walker -5, Cruz -1, Kasich y Bush sin cambio.

Llama poderosamente la atención que quienes aparecen en las primeras tres posiciones en la encuesta más reciente nunca han ocupado un cargo público, sea por elección o por designación. Al igual que los votantes en casi todo el mundo, los estadounidenses aparentemente también están hartos de los políticos profesionales.

En resumen: gracias a su buen papel en el debate del miércoles pasado Carly Fiorina se colocó en el segundo lugar en las preferencias de los votantes, después de Trump, quien a pesar de perder adeptos después del evento se mantiene en el primer lugar.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 21 de Septiembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1