Se encuentra usted aquí

cambio climático

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Los efectos del cambio climático en el sector financiero

En días recientes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó el documento “Climate Change and Financial Risk” en que alertó sobre las consecuencias potenciales que puede tener el cambio climático sobre la estabilidad del sistema financiero a nivel global. En este sentido, el FMI señala que, además de los obvios efectos negativos en materia ambiental que conlleva el cambio climático, como el aumento en la temperatura del planeta, huracanes más violentos, inundaciones o períodos cada vez más extensos de sequía, también hay costos económicos que, de no haber correcciones drásticas inmediatas, pueden ser cada vez más catastróficos.

El FMI señala que el cambio climático afecta al sistema financiero a través de dos canales:

  • Riesgos físicos. Son los daños que pueden presentarse en la infraestructura, propiedades y tierras.
  • Riesgos de transición. Son los que resultan de los cambios en materia de política ambiental, tecnología y hábitos de consumo durante el ajuste a una economía con menor uso de carbono.

Riesgos físicos

Si bien, ambos tipos de riesgo se manifiestan en afectaciones a la economía y en especial a las instituciones financieras, los riesgos físicos se traducen en el incremento de la probabilidad de impago de préstamos bancarios o hipotecas, así como en la reducción del valor de los bienes raíces y de activos fijos de empresas, toda vez que un desastre natural derivado de los efectos del cambio climático podría dañar viviendas, edificios, industrias, etc., implicando con ello la desaparición no solamente de hogares, sino también de puestos de trabajo.

Un ejemplo actual de esto lo tenemos con la crisis de incendios forestales que está viviendo Australia. Vale la pena señalar que esta serie de incendios forestales se generó debido a las altas temperaturas y sequía que se registran en estas épocas en dicho país, pero que esta temporada llegó a límites record, iniciando de manera anticipada estos incendios, lo que llevó a que la extensión de superficie forestal dañada también estuviera en máximos históricos.[1]

En este sentido, uno de los sectores más golpeados por los graves incendios forestales es la industria del turismo afectando a hoteles, AirBnb y otros servicios relacionados, muchos de ellos micro y pequeñas empresas, que se han visto en pérdida constante debido a estas condiciones.[2] A ello hay que agregar que otros sectores han reducido sus operaciones debido a la prolongada sequía que también afecta a Australia lo que puede generar escasez de bienes y servicios.[3]

A su vez, otras instituciones que se verían afectadas serían las aseguradoras, toda vez que los daños provocados por el cambio climático serán más frecuentes y severos, resultando esto en el alza de costos de seguros por desastres naturales, e incluso, de acuerdo con el documento del FMI, en las zonas más vulnerables las aseguradoras reducirían su portafolio de cobertura, dejando fuera cualquier evento relacionado con efectos del cambio climático. Cabe señalar que las economías de ingreso bajo y mediano son más vulerables a los riesgos físicos.

Riesgos de transición

El documento del FMI señala como principal problema que las empresas con modelos de negocio basados aún en el uso intensivo de combustibles fósiles, podrían quedar rebasadas por los adelantos tecnológicos dirigidos a promover un menor uso y emisión de carbono, lo cual llevaría a la reducción de sus utilidades y, por tanto, a que los bancos estén menos dispuestos a otorgar créditos a este tipo de empresas. Al respecto, el FMI señala que esto ya ocurre con las mineras de carbón en EE. UU., en donde las políticas que tienen por objetivo reducir las emisiones de carbono ha llevado a que los bancos estén reacios a otorgar créditos para nuevas instalaciones.

Ahora bien, como comenta el documento del FMI, el sistema económico en general podría verse afectado, principalmente debido a la posibilidad de que la transición de una economía basada en el uso intensivo de combustibles fósiles a una de bajo uso de carbono se realice de manera abrupta, la transición esté mal diseñada y además no haya una buena coordinación con los distintos sectores de la economía. Al respecto, una cuestión que señala el FMI que puede abrir este tipo de riesgos es que las decisiones de política pública relativas a establecer una economía menos dependiente de combustibles fósiles se pospongan continuamente, hasta llegar a un punto en que es imposible no tomar acciones en este sentido.

Siguiendo con el ejemplo de Australia, sectores como el del turismo han exigido la disminución en el uso de carbón como combustible principal para plantas termoeléctricas, tanto por sus efectos contaminantes, como por las pérdidas económicas que le está produciendo tanto a ellos como a la economía en general, y que en este contexto de los incendios forestales podría llegar a 3 mil 500 millones de dólares australianos.[4]

En este sentido, no solo expertos, sino incluso ex ejecutivos de compañías mineras de carbón han urgido al gobierno australiano a transitar al uso de energías limpias, considerando que el costo por no hacer esta transición será mucho mayor en un futuro.[5]

¿Qué se puede hacer?

A nivel global, el FMI estima que las inversiones necesarias para contrarrestar los efectos del cambio climático alcanzarían 6 billones de dólares US anuales hasta 2030. Sobre este punto, el FMI considera que más que un costo, las instituciones financieras podrían ver este punto como una oportunidad de inversión, toda vez que estas inversiones, dirigidas a generación de infraestructura, creación de nuevas tecnologías, incentivos para transitar a economías de bajo uso de combustibles fósiles, pasarían casi forzosamente a través del sistema financiero.

Por otra parte, cada vez más las instituciones financieras privadas (bancos, aseguradoras) y públicas (bancos centrales y otros órganos reguladores) están incorporando en sus análisis de monitoreo de riesgos sistémicos aspectos relacionados con el cambio climático, tanto para sus políticas de otorgamiento de créditos, como para medir los potenciales impactos de eventos relacionados con el cambio climático en la productividad y en la disposición de bienes y servicios.

 

[1] Australia and the climate apocalypse. Forbes. 4 de enero de 2020. Consultado en: https://bit.ly/2QF4Vb2

[2] The business case against coal. The Age. 9 de enero de 2020. Consultado en: https://bit.ly/39U1NQp

[3] Economic impact of 2019-20 Australia's bushfires devastating, can break 2009 wildfire record cost news and updates | Forest fires can break the record of 2009, 31 thousand crore rupees to the economy. Estimated losses over. Khabar Bollywood. 9 de enero de 2020. Consultado en: https://bit.ly/36DART3

 

[4] Ross Garnaut's climate change prediction is coming true and it's going to cost Australia billions, experts warn. ABC news. 8 de enero de 2020. Consutlado en: https://ab.co/2N9TyWy

[5] Former Australian Coal Executive Calls For Clean Energy Amid 'Existential Threat' Of Climate Change. WBUR. 8 de enero de 2020. Consultado en: https://wbur.fm/2QEdxyP

Fecha: 
Martes, 14 de Enero 2020 - 09:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 14 de Enero 2020 - 11:15
Fecha C: 
Miércoles, 15 de Enero 2020 - 00:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Un huracán llamado Francisco

Durante su visita de seis días a Estados Unidos que ayer concluyó el papa Francisco se refirió a diversos temas que la sociedad y la clase política estadounidenses discuten amplia y muchas veces violentamente.

Hay algunos que creyeron que el jesuita argentino no abordaría algunos temas o que los mencionaría de manera discreta y diplomática al pronunciar sus discursos en Washington, Nueva York y Filadelfia. Quienes esto pensaron no han entendido o querido entender que este papa no es parecido a la mayoría de sus antecesores, por lo menos a los del último medio siglo. No es un diplomático como Pío XII y Pablo VI o un político como Juan Pablo II o un intelectual como Benito XVI. Personalmente creo que más se parece al reformador Juan XXIII y al hombre sensible y amoroso que en su breve pontificado nos mostró ser Juan Pablo I.

Lo anterior no significa que Francisco no sepa cuándo actuar como un diplomático o un político, o que no sea intelectualmente sólido. Después de todo, es un jesuita y no se llega a papa si no se poseen esas cualidades. Sin embargo, creo que pasará a la historia por el nuevo rumbo que le está daño a la iglesia católica y por la personalidad buena y generosa que ampliamente ha demostrado tener.

En su discurso ante representantes, senadores, el gabinete de Barack Obama, miembros de la Suprema Corte, el cuerpo diplomático y la crema y nata de la clase política y militar de Estados Unidos, Francisco:

Defendió a los inmigrantes: “Nosotros, pertenecientes a este continente, no nos asustamos de los extranjeros, porque muchos de nosotros hace tiempo fuimos extranjeros. Les hablo como hijo de inmigrantes, como muchos de ustedes que son descendientes de inmigrantes… en este continente, las miles de personas que se ven obligadas a viajar hacia el norte en búsqueda de una vida mejor para sí y para sus seres queridos, en un anhelo de vida con mayores oportunidades. ¿Acaso no es lo que nosotros queremos para nuestros hijos? No debemos dejarnos intimidar por los números, más bien mirar a las personas, sus rostros, escuchar sus historias mientras luchamos por asegurarles nuestra mejor respuesta a su situación. Una respuesta que siempre será humana, justa y fraterna. Cuidémonos de una tentación contemporánea: descartar todo lo que moleste”;

Se pronunció contra la pena de muerte en un país en donde 1,414 personas han sido ejecutadas desde 1976 y 3,001 esperan ser ajusticiadas: “La regla de oro nos recuerda la responsabilidad que tenemos de custodiar y defender la vida humana en todas las etapas de su desarrollo. Esta certeza es la que me ha llevado, desde el principio de mi ministerio, a trabajar en diferentes niveles para solicitar la abolición mundial de la pena de muerte”;

Condenó que la política no sirva al individuo pero si a los intereses económicos: “Si es verdad que la política debe servir a la persona humana, se sigue que no puede ser esclava de la economía y de las finanzas. La política responde a la necesidad imperiosa de convivir para construir juntos el bien común posible, el de una comunidad que resigna intereses particulares para poder compartir, con justicia y paz, sus bienes, sus intereses, su vida social. No subestimo la dificultad que esto conlleva, pero los aliento en este esfuerzo”;

Sin mencionar el cambio climático abordó el tema refiriéndose a su reciente encíclica: “En Laudato si’, aliento el esfuerzo valiente y responsable para «reorientar el rumbo» y para evitar las más grandes consecuencias que surgen del degrado ambiental provocado por la actividad humana. Estoy convencido de que podemos marcar la diferencia y no tengo alguna duda de que los Estados Unidos –y este Congreso– están llamados a tener un papel importante. Ahora es el tiempo de acciones valientes y de estrategias para implementar una «cultura del cuidado» y una «aproximación integral para combatir la pobreza, para devolver la dignidad a los excluidos y simultáneamente para cuidar la naturaleza»”.

Sus palabras conmovieron a más de uno. No olvidemos que el vicepresidente Joe Biden es católico, como lo son 26 de los 100 senadores, 137 de los 435 representantes que integran el Congreso federal, y seis de los nueve jueces de la Corte Suprema de Estados Unidos. Varios de ellos lloraron al escuchar a Francisco, entre ellos el presidente saliente de la Cámara de Representantes, el republicano por Ohio John Boehner.

En sus demás discursos el papa argentino se refirió a estos temas y a otros pero sus palabras ante los políticos serán los que probablemente más afectarán en el corto y mediano plazos la realidad política estadounidense.

Francisco es un huracán que llegó al Capitolio y ante la opinión pública destruyó muchas posiciones ideológicas de los legisladores que han empantanado la discusión de diversos asuntos, entre ellos el migratorio. Como lo dijo en Cuba: “El servicio nunca es ideológico, ya que no se sirve a ideas, sino que se sirve a las personas”.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 28 de Septiembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Laudato si' genera polémica

La encíclica del papa Francisco Laudato si', sobre el cuidado de la casa común, generó polémica desde el mismo día en que se difundió, el jueves de la semana pasada.

Se han escuchado voces a favor de lo que escribió el papa, que son las más, y otras en contra, que son las menos, entre ellas la de dos católicos que buscan la candidatura a la presidencia de Estados Unidos por el Partido Republicano, Jeb Bush y Rick Santorum.

Y la polémica se deriva de las críticas que hace Francisco contra varios defectos y desviaciones del sistema económico vigente en gran parte del mundo, sistema que, como lo anota el papa, está “al servicio de las finanzas y del consumismo”.

Entre las muchas cosas anotadas en Laudato si’ que molestan a quienes se benefician del sistema capitalista salvaje, entre ellos sus defensores a ultranza, como son Bush y Santorum, destacan las siguientes:

“La tierra, nuestra casa, parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquería.

“El clima es un bien común, de todos y para todos. A nivel global, es un sistema complejo relacionado con muchas condiciones esenciales para la vida humana. Hay un consenso científico muy consistente que indica que nos encontramos ante un preocupante calentamiento del sistema climático. En las últimas décadas, este calentamiento ha estado acompañado del constante crecimiento del nivel del mar, y además es difícil no relacionarlo con el aumento de eventos meteorológicos extremos, más allá de que no pueda atribuirse una causa científicamente determinable a cada fenómeno particular. La humanidad está llamada a tomar conciencia de la necesidad de realizar cambios de estilos de vida, de producción y de consumo, para combatir este calentamiento o, al menos, las causas humanas que lo producen o acentúan”.

“Son loables y a veces admirables los esfuerzos de científicos y técnicos que tratan de aportar soluciones a los problemas creados por el ser humano. Pero mirando el mundo advertimos que este nivel de intervención humana, frecuentemente al servicio de las finanzas y del consumismo, hace que la tierra en que vivimos en realidad se vuelva menos rica y bella, cada vez más limitada y gris, mientras al mismo tiempo el desarrollo de la tecnología y de las ofertas de consumo sigue avanzando sin límite.

“Las predicciones catastróficas ya no pueden ser miradas con desprecio e ironía. A las próximas generaciones podríamos dejarles demasiados escombros, desiertos y suciedad. El ritmo de consumo, de desperdicio y de alteración del medio ambiente ha superado las posibilidades del planeta, de tal manera que el estilo de vida actual, por ser insostenible, sólo puede terminar en catástrofes, como de hecho ya está ocurriendo periódicamente en diversas regiones.

“Dado que el mercado tiende a crear un mecanismo consumista compulsivo para colocar sus productos, las personas terminan sumergidas en la vorágine de las compras y los gastos innecesarios. El consumismo obsesivo es el reflejo subjetivo del paradigma tecnoeconómico. Ocurre lo que ya señalaba Romano Guardini [autor, académico, sacerdote católico y teólogo germano-italiano (1885-1968)]: el ser humano « acepta los objetos y las formas de vida, tal como le son impuestos por la planificación y por los productos fabricados en serie y, después de todo, actúa así con el sentimiento de que eso es lo racional y lo acertado ». Tal paradigma hace creer a todos que son libres mientras tengan una supuesta libertad para consumir, cuando quienes en realidad poseen la libertad son los que integran la minoría que detenta el poder económico y financiero.

“No pensemos sólo en la posibilidad de terribles fenómenos climáticos o en grandes desastres naturales, sino también en catástrofes derivadas de crisis sociales, porque la obsesión por un estilo de vida consumista, sobre todo cuando sólo unos pocos puedan sostenerlo, sólo podrá provocar violencia y destrucción recíproca”.

El texto de la extraordinaria Laudato si’ puede y debe leerse enw2.vatican.va/content/francesco/es/encyclicals/documents/papa-francesco_20150524_enciclica-laudato-si.html

Secciones:

Fecha: 
Martes, 23 de Junio 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Dragones, libros y extinciones

¿Qué tienen en común el Día de la Tierra, el Día del Libro y el monstruo del lago Ness además de celebrarse esta semana? Si usted está indeciso de cuál de las tres conmemoraciones festejar, tal vez este texto lo pueda ayudar.

Si hay un libro influyente en la biología de las últimas décadas bien puede tratarse de Diversidad de la Vida del biólogo Edward O. Wilson. Ahí se define biodiversidad como el número de especies existentes en un ecosistema o de manera global. ¿Y qué tan diverso es el mundo? Números van y vienen. De las cifras más citadas y espectaculares es la de Terry Erwin de 30 millones sólo en las selvas tropicales luego de fumigar un árbol y contar la cantidad de bichitos que cayeron al suelo. También depende lo que entienda uno por especie lo cual no acaba de quedar claro con todo y las acaloradas disputas académicas. Si está planeando una boda próximamente, trate de no colocar a un bacteriólogo, un paleontólogo y al veterinario de su gato en la misma mesa para evitar que lleguen a la violencia erudita a causa de esta disputa. Datos más seguros son el cuarto de millón de plantas y más o menos un millón insectos, de los cuales 300 mil son escarabajos. ¿De dónde salieron todos estos bichos? El entusiasmo reproductivo de todas las especies tiene un efecto inesperado que es la separación de los distintos linajes hasta el punto de que se convierten en grupos totalmente aislados tras miles de generaciones de migrar, tener crías, evitar convertirse en la comida de alguien y sortear una enfermedad. El problema es que por más que uno se esfuerce, al final sobreviene la muerte del linaje, de la especie.

Especies han ido y venido a lo largo de millones de años, aunque hoy en día enfrentamos cambios ambientales que ponen en riesgo a todas las especies, incluida la nuestra. De acuerdo con un reciente libro de la CEPAL, la cantidad de CO2 en la atmósfera ha crecido desde poco antes de la Revolución Industrial hasta el año 2005 en un 35%. El metano, otro gas que incrementa la temperatura ambiental, aumentó en un 148% en este mismo periodo.

El aumento en la temperatura también causa que los hielos de las montañas y de los polos se derritan aumentando el nivel del mar y por lo tanto, inundando las zonas costeras. Hay registros que indican que el nivel del mar ha aumentado entre 6 a 10 cm de 1961 al 2003. De de ahí a la fecha se ha perdido más de cuatro millones de km2 de hielo de los polos y las montañas. Estamos cambiando las condiciones del planeta mucho más rápido de lo que las especies pueden resistir. Según el Instituto Nacional de Ecología y SEMARNAT, de 1976 a 1993 perdimos en México 29,765 km2 de bosque, la misma superficie de Guanajuato y de 1993 a 2000 54,306 km2 equivalentes a Campeche. Ante este panorama en 1970 Gaylord Nelson promueve celebrar cada abril 22 el Día de la Tierra, buscando el cambio de hábitos que disminuyan nuestro impulso a la extinción masiva.

Sin embargo, la extinción es el final del juego aún para las especies más dominantes y si no lo cree, recuerde a los dinosaurios. Sus enormes proporciones las podemos intuir de los restos óseos que se fosilizaron y que de vez en vez eran descubiertos por algunos de nuestros perplejos ancestros que imaginaron monstruos y dragones por todos lados. Stephen Jay Gould escribió alguna vez que los dinosaurios nos fascinan a todos porque son enormes, son feroces y ya no existen. A todos nos gustaría que por ahí hubiera alguno, lo que explica el éxito de Parque Jurásico o de la novela El mundo perdido del escritor escocés Arthur Conan Doyle. También explica otro éxito de Escocia, la borrosa foto tomada el 21 de abril de 1934 por el coronel Robert Wilson donde se aprecia la silueta de “Nessie, el monstruo del lago Ness”. En 1960, Denys Tucker, un científico del Museo de Historia Natural de Londres, difundió nuevas fotos falsificadas del dragón Nessie que identificó como un dinosaurio plesiosaurio sobreviviente por millones de años en los aislados lagos escoceses.

En realidad Tucker quería lanzar una campaña para aumentar el interés en la ciencia y en su Museo pero se le salió de control. Su afirmación llegó a aparecer en la prestigiosa revista New Scientist hasta que el fraude se descubrió en 1975. Como dice Robert Park en su libro Ciencia Vudú, lo que puede iniciar con un honesto error científico fácilmente puede convertirse en fraude. Pero las ganas de creer en la existencia de Nessie también reflejan las ganas por seguir oyendo las historias de dragones que se tenían en la Edad Media cuando tras toparse con un fósil, los europeos se pusieron a contar historias de dragones en lo que se inventaba Angry Birds. Éric Buffetaut dice que el dragón representa el mal y las fuerzas oscuras que habitan el corazón humano y por tanto, debe ser vencido por algún héroe que nos represente y de paso, nos redima. Por eso es que San Jorge alguna vez que pasaba por Cataluña decidió rescatar a una doncella de las garras de un dragón y como recompensa, recibió un libro que la chica llevaba consigo para leer algo en lo que esperaba ser devorada. Así que el 23 de abril, día de san Jorge, los catalanes se regalan libros aprovechando que también es el aniversario luctuoso de Cervantes y Shakespeare. Surge de esta manera el Día del Libro. Al igual que los dinosaurios, los libros enfrentan la posibilidad de la extinción debido a objetos no mejores pero diferentes en los que también podemos leer. Celebrar estos tres días, el de Nessie, el del libro y el de la Tierra puede ser una buena forma de evitar la extinción al menos de uno de ellos. Qué regalar será lo complicado, pero no está de más considerar un libro sobre la extinción de los dinosaurios. 

Fecha: 
Jueves, 23 de Abril 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Nuevas enfermedades por cambio climático. Relaciones EE.UU.-Cuba. Reducciones presupuestarias de PEMEX

El diputado Luis Espinosa Cházaro (PRD-DF) nos explica en qué consiste la iniciativa de una ley anticorrpción presentada por su partido. En la cabina me acompañan Liliana Alvarado y Juan Azcárraga y hablamos sobre las nuevas enfermedades que trae el cambio climático; las perspectivas económicas para 2014; las relaciones EEUU-Cuba. Luis Enrique Mercado critica las reducciones presupuestarias de PEMEX. Marco Paz Pellat nos dice que opinan algunos filósofos del internet. El Dr. Fidel Ruiz-Healy A. nos explica en qué consiste el agujero macular y como curarlo.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 17 de Febrero 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Enfermedades emergentes

Me causó preocupación lo que leí en un artículo que apareció ayer en el National Monitor, de Washington, DC. Escrito por Justin Beach e intitulado “El cambio climático traerá enfermedades infecciosas a nuevas regiones, indica un estudio”.

Beach cita a Daniel Brooks, del Laboratorio de Parasitología de la Universidad de Nebraska-Lincoln, quien afirma que la aparición de enfermedades en nuevos lugares y nuevos huéspedes se dará al mismo tiempo que siga cambiando el clima. Y añade que ya hemos visto esto con enfermedades como el virus del Nilo Occidental y el Ébola, que no serán los últimos.

Brooks, en un artículo publicado en una edición especial de The Philosophical Transactions of the Royal Society B, advierte que más enfermedades aparecerán en el futuro conforme cambie el clima; los animales y la vegetación se mueven y las personas estarán expuestos a patógenos que nunca antes habían tenido contacto con ellos.

Refiriéndose a la película de ciencia ficción “Andromeda Strain”, Brooks señala que no habrá un patógeno que extinguirá a todos los que vivimos en el planeta. “Más bien habrá muchas apariciones localizadas que presionarán a los sistemas médicos y veterinarios. Será la muerte de los mil cortes”.

Añade que tanto en los trópicos como en el Ártico ha visto lo efectos del cambio climático. En Costa Rica, por ejemplo, en las regiones en donde por la cacería fueron extinguidas las poblaciones de monos araña y capuchinos, los parásito que los infectaban se mudaron inmediatamente a los monos aulladores. En el Ártico canadiense, algunos gusanos pulmonares han migrado hacia el norte y cambiado de huéspedes, de los caribús a los bueyes almizcleros.

Durante más de 100 años se creyó que, porque los animales y sus parásitos habían evolucionado juntos durante muchas generaciones, dichos parásitos no podían cambiar fácilmente de un huésped a otro. La realidad muestra otra cosa: los patógenos mantienen habilidades genéticas ancestrales que les permiten adquirir un nuevo huésped rápidamente. Peor aún, en vista de que los nuevos huéspedes aún no han desarrollado algún tipo de inmunidad, son más susceptibles a las infecciones y se enferman más gravemente.

Brooks advierte: “Debemos aceptar que no estamos ganando la guerra contra las enfermedades emergentes. No las estamos anticipando. No estamos estudiando su biología básica, de donde vendrán y el potencial que existe para que se introduzcan nuevos patógenos”.

Lo que leí me preocupó porque un país con un buen número de enfermedades infecciosas tropicales, como México, es particularmente vulnerable. La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que “las enfermedades tropicales son aquellas que ocurren únicamente, o principalmente, en los trópicos. En la práctica, la expresión se refiere a las enfermedades infecciosas que predominan en climas calientes y húmedos, como el paludismo, la leishmaniasis, la esquistosomiasis, la oncocercosis, la filariasis linfática, la enfermedad de Chagas, la tripanosomiasis africana y el dengue”.

Conforme se eleven las temperaturas en diversas zonas de nuestro país como resultado del calentamiento global, las enfermedades como el dengue, el paludismo y otras se presentarán cada vez más en lo que antes eran las zonas templadas. Desde hace seis años se advirtió que el mosquito transmisor del dengue, que antes no se encontraba en lugares a más de mil metros sobre el nivel del mar, ya estaba presente en las montañas y expandiéndose a ciudades en donde antes no se reportaban casos de esta enfermedad.

Si Brooks advierte que no estamos ganando la guerra contra las enfermedades emergentes, es válido preguntarse que está haciendo nuestro país para combatirlas.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 17 de Febrero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Un futuro complicado

Concluí mi columna del viernes pasado afirmando que “2015 se ve como un año complicado”.

Y no solo yo sino muchos así lo vemos.

Como lo escribí el viernes, los científicos que colaboran con la revista Bulletin of Atomic Scientists de la Universidad de Chicago opinan que el mundo hoy está más cerca a una catástrofe nuclear o ambiental de proporciones globales de lo que había estado desde 1984, cuando, de acuerdo a la revista, “las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Soviética alcanzaron su punto más álgido en décadas y el diálogo entre las superpotencias prácticamente se detuvo”.

También anoté el viernes que 10 días antes el Foro Económico Mundial publicó su Global Risks Report 2015, en el cual enumeró los 10 riesgos globales en términos de la probabilidad de que ocurran: Conflictos entre Estados con consecuencias regionales; Fenómenos climáticos extremos; Ingobernabilidad de los países; Colapso o crisis de Estado; Desempleo y subempleo estructural; Catástrofes naturales; Falta de adaptación al cambio climático; Crisis del agua; Fraude o robo de datos, y; Ataques cibernéticos.

Por si todo lo anterior no fuera suficiente, ayer encontré unas declaraciones de Habeeb Al Sadr, el embajador de Irak ante la Santa Sede, que me causaron una gran preocupación.

Lo que dijo el diplomático pasó desapercibido para casi todo el mundo. Después de todo, ¿desde cuándo es importante lo que dice un embajador iraquí ante El Vaticano?

Durante una entrevista al diario florentino La Nazione, el musulmán chiíta Al Sadr aseguro que “la amenazas contra el Papa son creíbles. Las declaraciones públicas y los crímenes contra el cristianismo perpetrados por el Estado Islámico (ISIS) son un hecho… Quiero ser claro, no tengo conocimiento de hechos específicos o de proyectos operacionales. Pero lo que han dicho los terroristas del autoproclamado Estado islámico es claro. Quieren matar al Papa. Esta banda de delincuentes no sólo amenaza: En Irak ya ha violado e incluso destruido algunos de los sitios más sagrados del Islam chiíta. Lo mismo ha hecho con lugares de culto de la religión yazidí y el cristianismo. Ha obligado a 150,000 cristianos a huir de Mosul y también lo hizo con los yazidíes. Si creemos que no son más que palabras, no entendemos la naturaleza de la amenaza. Ellos dicen: ‘quien no está con nosotros está en contra; O te conviertes o tengo el derecho de matarte’. Y lo hacen en realidad: es un genocidio… Tenemos que garantizar la seguridad del Papa en todas partes porque creo que ellos tratarán de atacarlo durante sus viajes o incluso en Roma. Porque los miembros del ISIS no solo son árabes, sino canadienses, estadounidenses, franceses, británicos e italianos. Tienen pasaportes occidentales. Por ello ISIS puede ordenar a estos combatientes a cometer actos de terrorismo en los países europeos… Estas personas no tienen conciencia y su locura no tiene límites…”.

Para algunos analistas, el Papa podría ser víctima de un ataque terrorista durante uno de sus viajes, lo cual desencadenaría una guerra religiosa entre católicos y musulmanes, similar a las cruzadas medievales y la yihad original del profeta Mahoma. 

Una gran guerra se desencadenaría en el Medio Oriente. Los campos petroleros dejarían de producir y el precio de un barril de petróleo se dispararía a los 300 dólares. Los precios más altos de los energéticos matarían a la economía, provocarían una recesión y harían que el mercado de valores se desplomara por un 50% o más.

Un ataque fatal del Estados Islámico o cualquier otra organización terrorista musulmana contra Francisco es una posibilidad que no es remota para los analistas de Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania.

El futuro se ve más complicado de lo que muchos quisieran que fuera.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 26 de Enero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Reloj del Apocalipsis

La revista Bulletin of Atomic Scientists fue fundada en 1945 por un grupo de físicos que habían participado en el Proyecto Manhattan que dio origen a la bomba atómica. Los científicos, después del bombardeo atómico de Hiroshima y Nagasaki, decidieron fundar la revista para advertirle al mundo sobre los riesgos y la destrucción que podría acarrear una guerra atómica y pugnar por el control internacional de las armas nucleares.

Con los años, la revista abordó otros temas que hoy analiza y discute, como son las armas de destrucción masiva, el cambio climático, las tecnologías emergentes y las enfermedades.

En 1947 la revista empezó a publicar lo que se conoce como el Reloj del Apocalipsis, que indica que tan cerca está el mundo a un desastre global. Hasta 2007 el reloj solo tomaba en cuenta la posibilidad de una guerra nuclear, pero desde hace año también considera el cambio climático.

El Reloj, que cuelga de la pared una oficina de la revista en la Universidad de Chicago, no es el producto de una mente chiflada; todo lo contrario. Desde 1947 es mantenido por los miembros del Comité de Ciencia y Seguridad de la publicación, quienes a su vez son asesorados por su Comité Directivo y su Comité de Patrocinadores, incluidos 17 ganadores del Premio Nobel. Mientras más se acerque la manecilla larga del reloj a la medianoche más cerca está el mundo de un desastre global. En www.thebulletin.org puede verse quienes integran estos comités.

Cuando empezó a caminar, en 1947, el Reloj del Apocalipsis indicaba que eran las 23:53. Es decir, que faltaban 7 minutos para la medianoche o el desastre global.

Desde 1947, el reloj se ajustó 21 veces, en 1949, 1953, 1960, 1963, 1968, 1969, 1972, 1974, 1980, 1981, 1983, 1984, 1988, 1990, 1991, 1995, 1998, 2002, 2007, 2010 y 2012.

La vez que más cerca estuvo la manecilla larga a la medianoche fue en 1953, cuando se colocó a 2 minutos de las 12 despues de que Estados Unidos y la Unión Soviética realizaron pruebas termonucleares a nueve meses de distancia el uno del otro.

El año en que más lejos estuvo la manecilla de la marca de las 12 fue en 1991, cuando se colocó a 17 minutos de la medianoche después de que Estados Unidos y la Unión Soviética firmaran el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, primero, y se disolviera la Unión Soviética, después.

Ayer, el Bulletin of Atomic Scientists anunció el vigesimosegundo ajuste al Reloj del Apocalipsis, adelantándolo de las 23.55 horas en que lo fijo en 2012 a las 23.57 horas. Es decir, que para los científicos que colaboran con la revista solo faltan 3 minutos para que ocurra un desastre nuclear o ambiental a nivel global.

La revista señaló las siguientes razones para delantar la manecilla: “Cambio climático desenfrenado, modernizaciones de las armas nucleares globales y los descomunales arsenales de armas nucleares representan amenazas extraordinarias e innegables a la existencia de la humanidad, y los líderes mundiales no han podido actuar con la velocidad o en la escala necesaria para proteger a los ciudadanos de una potencial catástrofe. Estas fallas de liderazgo político ponen en peligro a cada persona en la Tierra. A pesar de algunos modestos acontecimientos positivos en el escenario de cambio climático, los esfuerzos actuales son totalmente insuficientes para evitar un catastrófico calentamiento de la Tierra. Mientras tanto, los Estados Unidos y Rusia han emprendido programas masivos para modernizar sus tríadas nucleares — socavando los tratados existentes. El reloj está ahora a sólo tres minutos para la medianoche porque los líderes internacionales han fallado en el cumplimiento de su deber más importante — garantizar y preservar la salud y la vitalidad de la civilización humana.”

El ajuste más reciente al Reloj del Apocalipsis se realizó apenas 10 días después de que el Foro Económico Mundial publicara su Global Risks Report 2015, en el cual enumeró los 10 riesgos globales en términos de probabilidad: Conflictos entre Estados con consecuencias regionales; Fenómenos climáticos extremos; Ingobernabilidad de los países; Colapso o crisis de Estado; Desempleo y subempleo estructural; Catástrofes naturales; Falta de adaptación al cambio climático; Crisis del agua; Fraude o robo de datos, y; Ataques cibernéticos.

2015 se ve como un año complicado. El Reloj camina…

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 23 de Enero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Davos 2015: Frente a un año decisivo para el futuro

Esta semana, entre el 21 y 24 de enero, se llevará a cabo la reunión anual del Foro Económico Mundial, en Davos, Suiza. A ella acudirán más de 40 mandatarios, así como 2,500 líderes sociales y empresariales de todo el mundo.

Enrique Peña Nieto ha anunciado que no acudirá, pues realizará una gira por Michoacán durante esos días.[1] Sin embargo, el gobierno federal enviará como representante al Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, al Director General de PEMEX, Emilio Lozoya, a  Pedro Joaquín Coldwell, Secretario de Energía y también asistirá Agustín Carstens, Gobernador del Banco de México.[2]

El WEF y Davos

Desde 1971, Davos ha sido la única sede de la reunión anual del Foro Económico Mundial, una organización sin fines de lucro creada ese mismo año bajo el nombre de Foro de Administración de Europa. Aunque inicialmente el Foro se enfocaba en empresas europeas, pronto atendió problemas sociales y políticos globales. En 1987, el Foro fue renombrado Foro Económico Mundial, debido a que se había convertido en una organización global, con participantes de todo el mundo.[3]

En los últimos años, el Foro ha contado con la participación de emprendedores sociales, gobernantes de países en vías de desarrollo y representantes de ONGs, debido a:

Las críticas que ha recibido de ser un espacio para las élites políticas y económicas del mundo. Cada ejecutivo paga 20,000 dólares ($290,000 pesos) por una entrada. Adicionalmente se contempla el boleto de avión, hotel y viáticos.[4] De acuerdo con CNN, el año pasado, en promedio, los invitados gastaron en el evento alrededor de $580,000 pesos.[5]

Los riesgos globales a los que nos enfrentaremos

Concretamente, el Foro Económico Mundial brinda un espacio para la discusión de la problemática que enfrentará el mundo en el corto y mediano plazo. El jueves pasado, la organización lanzó su décimo Reporte de Riesgos Globales 2015, el cual analiza cuestiones que podrían tener un impacto negativo significativo sobre varios países e industrias durante los próximos años.

captura_de_pantalla_2015-01-20_17.19.09.png

Las previsiones para el año 2015 señalan el resurgimiento de riesgos geopolíticos dentro de los más probables. El riesgo de conflicto entre países con consecuencias regionales, es uno de los que más preocupa debido a:

  • El incremento del sentimiento nacionalista.
  • Los precios de los energéticos.
  • La consolidación de actores no estatales, como el Estado Islámico.
  • La escasez de agua.

La inestabilidad social podría ser un riesgo en los próximos años, a causa de:

  • Altas tasas de desempleo que se pueden observar en Europa o África Sub-Sahariana.
  • Deficiencias en la planificación urbana.
  • La crisis del agua en Medio Oriente y África del Norte.
  • La crisis fiscal a causa del exceso de endeudamiento.

En base a las experiencias del último año, han surgido nuevos problemas que no habían sido considerados en ediciones anteriores del Reporte de Riesgos Globales.

captura_de_pantalla_2015-01-20_17.21.10.png

De acuerdo al reporte, los riesgos que los países latinoamericanos se encuentran menos preparados para enfrentar son:

  • la inestabilidad social,
  • la falta de planeación urbana, y
  • la pérdida de gobernabilidad.

Conclusiones

En la reunión de Davos participarán representantes de la sociedad civil y jóvenes, que ayudarán a contrarrestar la noción de que la cumbre sólo reúne a las élites para expandir el capitalismo.

Las participaciones de la cumbre tocarán temas de importancia global, entre los que posiblemente destacarán la estabilidad del sistema financiero, los conflictos entre y dentro de los Estados, los efectos del cambio climático, el precio de los hidrocarburos y la creciente inequidad en el ingreso.

_________________________________________________________

[1] http://www.excelsior.com.mx/nacional/2015/01/12/1002274

[2] https://agenda.weforum.org/2015/01/whos-coming-to-davos-2015/

[3] http://www.weforum.org/history#

[4] http://www.cnnexpansion.com/economia/2015/01/15/ir-a-davos-saldra-mas-ca...

[5] http://edition.cnn.com/2014/01/15/business/davos-wef-delegate-guide/

[6] http://www3.weforum.org/docs/WEF_Global_Risks_2015_Report.pdf

Fecha: 
Martes, 20 de Enero 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Violencia en Guerrero, elecciones 2015 y el cambio climático

En esta ocasión me acompañan Álvaro Rattinger, Tere Vale, Anayanssi Moreno y Bernardino Esparza. Los temas que abordamos esta noche fueron:

1. La Violencia en Chilpancingo e Iguala
2. Elecciones 2015 
3. Chapulines Electorales
4. El Cambio Climático: el día más caliente en el Planeta en 2014
 

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 19 de Enero 2015 - 21:30
Redes sociales: 
1