Se encuentra usted aquí

bienestar

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La carga…

El escenario que vivimos lo concibe la razón y el escrutinio, no la imposición. Los dictados desde un poder acorralado por la sensatez, por la secuencia del razonamiento estructurado se enfrentan al pronunciamiento vago, sin estructura, el de un hombre saturado de una ruta precaria, incólume, distante de la realidad que todos los días hace de un quehacer matutino una tortura infame. Eso hace el presidente, dislocar todo precepto de razón, todo precepto de cordura y de unión. Realmente el beneficio no se avizora, no en materia de estado, no en gobierno, no en retórica que convenza; el juego es peligroso porque el retroceso económico está en marcha.

Eso está en marcha, un estanco en la producción, un arrebato de ocurrencias sin sentido, una cancelación de programas en función, una dilación de supuesta distribución que borre toda mediación y toda semblanza de diferencia con un pasado que jamás podrá borrarse, que jamás podrá eclipsar prerrogativas de crecimiento y fundamentos de nación y de instituciones. Eso no puede soslayarse porque equivale a renunciar a una ruta de nación. Eso no puede lograrlo un individuo sin el fundamento esencial de un patriota: la verdad.

Existe una verdad, pero sus cimientos no se encuentran en la división, no se encuentran en el enfrentamiento y jamás harán cuna en el rencor. La esencia del poder debe ser de una pureza que desafía por encima de todo precepto la individualidad y la imposición. La mira de un solo hombre, equivocada desde todo ángulo en la figura del presidente, errada desde la mínima concepción de interpretación y pronunciamiento, ha merecido no solamente repudio, escarnio y señalamiento global por las miras tan cortas en su visión de gobierno.

La verdad es dominio de multitudes porque las imposiciones abundan en la fase contraria a esta; es en la soledad de la impotencia en donde las raíces de la reacción encuentran acomodo y es en el combate a la sinrazón en donde las colectividades encuentran su defensa. La historia no acomoda sin provecho. El régimen actual es quimera improductiva, es pasaje de historia sin construcción y sin destino.

Todo tiene un inicio y un fin. La política mide una escala, la economía mide una satisfacción. La política tiene una prerrogativa y si se traiciona, no tiene ni principio ni fin; la economía no puede hacer otra cosa que medir bienestar o fracaso. La política nunca será primacía del bienestar cuando las circunstancias del bienestar se encuentren circunscritas a la sumisión de lo más elemental que tiene el individuo: voluntad de elegir.

El reparto directo, el del presidente, es una imposición y es una humillación y un dictado sin principios. Es fórmula de contención y de inducción de límites de potencialidad y de progreso, el individual y colectivo. Un gobierno no tiene ningún derecho a medir las aspiraciones de su población, tampoco a desafiar sus precariedades. El gobierno de López Obrador decide remuneraciones cuando su feudo goza de disposiciones sin precedentes, cuando sus aliados han eludido la justicia, cuando sus disposiciones burlan lo más elemental de la ética legislativa, cuando sus exponentes han merecido el repudio de lo más elemental de la ética y las buenas costumbres. No se hace gobierno del desecho tóxico de la sociedad.

La corrupción, estandarte que da la vuelta a lo más insigne de la conducción de principios cuando la mentira es la que impera, cuando la renuencia es la que inunda los caprichos de muestra de una estulticia que nadie compra en la subasta de manos alzadas y de encuestas insulsas. Cuando los pronunciamientos son vacíos desde ese púlpito aburrido y distractor, condenado a sepultar frases incompletas e incoherentes, cuando la noticia del día no llega a ser noticia, por la reiterada frase intrascendente y calumniosa, acusadora, retadora, en la triste imagen de lo que hubiéramos querido de un jefe de estado, el que acudiera a las reuniones internacionales, a sentarse con sus homólogos, a defender principios mexicanos ganados con denuedo. En vez de ello, tenemos un activista en campaña, echando gritos en los pueblos, ante una dinámica que no reditúa en absolutamente nada, en la división, en ello lleva delantera.

Polarización, una y otra vez anunciada, extendida, como ola imparable ante el discurso del rencor, de la división alguna vez simulada en el ensayo de Paz, de Cosío Villegas, de Krauze, para alimentar la unión, para nutrir las diferencias, para aliviar la integración, para sustentar la parsimonia de los destinos del mundo que no perdona la indiferencia. Ahondar la llaga en un siglo implacable en la incertidumbre no es visión de Estado, habría que contemplar el mundo antes de juzgar el nuestro; eso no lo hace nuestra tercera transición por cortedad y por necedad. La contención de recursos y la cerrazón no pueden constituir gobierno.

Las metas convulsas, las indefiniciones de modelo y seguimiento de la economía en todas sus acepciones nos dejan en terreno de indefensión y de fracaso económico. Desarrollo es un término sepulto en la ignominia de la confusión de este régimen, que alude al reparto como insignia de progreso cuando la voluntad se interrumpe, cuando el sueño se impone, cuando el mismo sueño se inunda de preceptos vagos, de irrestricta sumisión. La dimensión totalitaria de los años que la historia recuerda para no repetirlos. En México, el totalitarismo no sucederá. El talento impera, por más discurso mañanero destemplado.

Las cifras alertan, las llamadas a la razón también. Todo alerta. Estamos en alerta, la sociedad civil y las organizaciones de toda envergadura civil se pronuncian. La estulticia y el reto ordinario aturden. La incoherencia ya plasma signos de desconcierto y de alarma. Es tiempo de ser escuchados, es tiempo de cancelaciones de este lado, del lado de la cordura, del cuidado de los bienes nacionales, de nuestros activos, de nuestro acervo. Ya basta, no es la hora de llevar nosotros, la sociedad, la carga…

Fecha: 
Lunes, 12 de Agosto 2019 - 13:05
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 12 de Agosto 2019 - 15:20
Fecha C: 
Martes, 13 de Agosto 2019 - 04:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Bienestar subjetivo en México

El estudio del bienestar es un aspecto que ha sido estudiado durante décadas por los economistas, y tradicionalmente se ha asociado con el progreso material de las sociedades. Este enfoque se conoce como bienestar objetivo, puesto que se basa en cosas muy tangibles, básicamente los bienes y servicios a los que pueden tener acceso los ciudadanos.

Sin embargo, esta manera de medir el progreso no alcanza a presentar el panorama completo en cuanto al bienestar que sienten las personas.

Un ejemplo de esto es que en algunos países desarrollados las tasas de suicidio son mucho más elevadas que el promedio mundial, lo cual es reflejo de que a nivel general, el bienestar material muchas veces no es suficiente para que todos los individuos se sientan más felices y más plenos con sus vidas.

Por supuesto que el incremento en el bienestar objetivo (material) es muy importante y debe ser promovido, con mucho mayor razón en países con bajas tasas de crecimiento económico como es el nuestro.

Pero más allá de la esfera material, que se mide en aspectos muy concretos como la producción y el empleo, está la esfera personal y allí nos adentramos por completo en el terreno de la subjetividad.

Bienestar subjetivo

Con el paso de los años surgió un consenso internacional para contar con mediciones más específicas sobre el bienestar, debido a las limitaciones de las estadísticas convencionales.

Este consenso surgió en la Comisión Sobre la Medición del Desempeño Económico y el Progreso Social (mejor conocida como la Comisión Stiglitz-Sen-Fitoussi), y de allí tuvo eco también en el conglomerado de países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD).

Este nuevo enfoque para medir el bienestar consiste en aplicar una encuesta a las personas sobre su propia percepción. A este enfoque se le conoce como bienestar subjetivo. En México, el bienestar subjetivo tiene un nombre más preciso: “bienestar autorreportado”.

El INEGI es el organismo que se encarga de medir cada tres meses el bienestar subjetivo o autorreportado en nuestro país. A través de una encuesta que se aplica en todo el territorio nacional, se recogen las impresiones de los ciudadanos sobre los siguientes aspectos:

captura_de_pantalla_2015-09-14_14.08.56.png

Las personas encuestadas tienen qué responder en una escala del 1 al 10 y todos los aspectos se miden por sexo y de acuerdo con los siguientes grupos de edad:

  • 18 a 29 años
  • 30 a 44 años
  • 45 a 59 años
  • 60 a 74 años
  • 75 años y más

Ya se encuentran los resultados de la encuesta levantada en el mes de julio y llaman la atención las calificaciones que nos arroja este ejercicio.

Los resultados que a continuación se presentan son una selección de los aspectos que consideré más interesantes. La intención de presentar algunos resultados es motivar el debate y la reflexión sobre cómo percibimos los ciudadanos nuestro bienestar y cuáles serían las áreas donde es urgente mejorar nuestra satisfacción.

Satisfacción con la vida

En general, los mexicanos nos damos una calificación de 8 en cuanto a qué tan satisfechos nos sentimos con la vida que tenemos. Los hombres son ligeramente más satisfechos que las mujeres, pues su calificación es de 8.1 y 7.9, respectivamente.

Llaman la atención dos cosas:

1. En retrospectiva, los mexicanos estamos más satisfechos con nuestras vidas que hace un año. La calificación general en julio de 2014 fue de 7.8.
2. A medida que envejecen las personas, su satisfacción con la vida es menor tanto en hombres como en mujeres, llegando a alcanzar calificaciones de 7.4 y 7.3 respectivamente.

Grado de identificación con aspectos buenos de la vida

A nivel general, los mexicanos se dan una calificación por encima de 8 en todos los aspectos buenos de la vida que considera la encuesta, excepto cuando se trata de recuperar la ecuanimidad después de un suceso desafortunado, donde la calificación general es 4.8.

Resultados destacables:

  • Las mujeres se sienten ligeramente más afortunadas que los hombres (8.9 vs 8.8), pero para ellas la religión es mucho más importante que para los hombres, con una calificación de 8.6 y 7.9, respectivamente.
  • Los mexicanos sienten que lo que hacen en su vida vale la pena, pues tanto hombres como mujeres se identifican con este aspecto con una calificacón de 8.9.
  • Tanto hombres como mujeres sienten que el que les vaya bien o mal depende fundamentalmente de ellos y no de las demás personas. La calificación de este aspecto es 8.5, igual en hombres que en mujeres.
  • ¿Soy libre para decidir mi propia vida? Hombres y mujeres por igual califican con 8.8.

Balance afectivo y emocional

Cuando se les pregunta a los mexicanos ¿Qué tanta parte del día de ayer se sintieron,

a) de buen humor, (5.8)
b) tranquilo o calmado; (5.3)
c) con energía y vitalidad; (5.1)
d) concentrado o enfocado en lo que estaba haciendo (6.4)
e) emocionado o alegre (6.1).

Algo que llama la atención es que las calificaciones de los hombres se encuentran por encima de las mujeres en todos los aspectos anteriores. Donde existe la mayor brecha es en la energía o vitalidad: hombres 5.3 y mujeres 4.8 de calificación.

Los estados anímicos negativos también son evaluados y representan lo opuesto a los incisos a) al e). Las mujeres otorgan calificaciones que acentúan ligeramente más los estados anímicos negativos:

a) De mal humor; (mujeres, 1.8; hombres 1.6)
b) Preocupado, ansioso, con estrés; (mujeres, 2.1; hombres 1.9)
c) Cansado, sin vitalidad; (mujeres, 2.3; hombres 2.0)
d) Aburrido o sin interés; (mujeres, 1.5; hombres 1.3)
e) Triste o deprimido; (mujeres, 1.4; hombres 1.2)

Nivel de vida, salud, tiempo libre, seguridad, ocupación y vivienda

La satisfacción en cuanto al nivel de vida obtiene una calificación general de 7.9 (8.0 hombres y 7.9 las mujeres).

En cuanto a qué tan satisfechos están con su estado de salud, parece que los resultados confirman la mayor vulnerabilidad de las mujeres (lo que se sabe por otras fuentes), aunque en la percepción de los encuestados la brecha entre géneros no es tan amplia. Las mujeres dan una calificación de 8.1 y los hombres 8.3.

Los hombres están ligeramente más satisfechos con el tiempo libre que tienen; 7.7 de calificación contra 7.6. En este aspecto las calificaciones alcanzadas son congruentes con los resultados de la OECD de 2014, que muestran que medido en número de horas por semana, México es el país en el que se trabaja más.

La satisfacción con respecto a la seguridad está muy mal; la calificación general es de 5.4, y las mujeres perciben ligeramente menos satisfacción en este aspecto de la vida que los hombres: 5.3 y 5.6 son sus respectivas calificaciones. Como era de esperarse, el talón de Aquiles de los mexicanos es la inseguridad. Este es el aspecto quizá más preocupante de toda la encuesta, dado que las calificaciones de satisfacción son bastante bajas.

En cuanto a la satisfacción con respecto a la ocupación que tienen, los mexicanos reportan una calificación de 8.4, igual en hombres que en mujeres.

Finalmente, la satisfacción de la vivienda es muy parecida a la ocupación, con una calificación general de 8.3, lo mismo para hombres que para mujeres.

En resumen, de los aspectos mencionados de esta parte de la encuesta, en nivel de vida, salud, ocupación y vivienda resultamos aprobados con una calificación de 8. En la satisfacción del tiempo libre que disponemos pasamos “de panzazo” y en cuanto a la seguridad, definitivamente reprobamos.

Conclusiones

El bienestar subjetivo es una herramienta muy importante para la historia de la humanidad y se debe considerar para el diseño y evaluación de la política pública. Es importante resaltar que el INEGI lo mide con base en metodologías acordes con los consensos internacionales en esta materia.

Igual de importante es que los mexicanos conozcamos estos resultados, los cuales muestran cómo nos sentimos en aspectos que forman parte de nuestra vida cotidiana y que definitivamente inciden en las decisiones personales y colectivas que tomamos en el transcurso de nuestras vidas. Pero no solo eso, inciden en el ambiente que generamos a nuestros conciudadanos.

En general, los mexicanos nos sentimos bastante satisfechos con muchos aspectos de la vida. Este es un motivo para celebrar y al mismo tiempo, para mejorar en aquello que puede limitar nuestro potencial.

_____________________________________________________________________

Fuentes:

http://www.inegi.org.mx/inegi/contenidos/investigacion/experimentales/bi...

http://www.oecd.org/

http://www.oecd.org/employment/

Fecha: 
Lunes, 14 de Septiembre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Proyecto Ciudad Feliz: Bristol, Inglaterra

 

La llamada “economía de la felicidad” gana terreno, esta propone ir más allá del ingreso por persona, la capacidad de consumo o el crecimiento económico para medir el bienestar de la población.

Jeffrey Sachs, asesor de la ONU para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, y director del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia, es uno de los principales promotores de este nuevo enfoque.

Según Sachs, no podemos desdeñar el valor del progreso económico porque la gente sufre cuando existe desempleo, hambre o carece de servicios sociales básicos.

En síntesis: la búsqueda incesante del PIB, sin tener en cuenta otros objetivos, no conduce a la felicidad, como la salud, la diversidad ecológica, el bienestar psicológico, la vitalidad comunitaria, el nivel de vida, la educación, el uso del tiempo, la diversidad cultural, y el buen gobierno.

Bristol, Ciudad feliz

Bristol, una ciudad inglesa, actualmente la capital verde de Europa, que se ha propuesto ser una Ciudad feliz, a través de armonizar los recursos disponibles y las diferencias entre los que tienen recursos y los que no tienen. Los creadores del proyecto son dos jóvenes ingleses: Mike y Liz Zeidler.

Ellos parten de la base de que las ciudades fueron creadas para que sus habitantes sean felices y por ello se proponen recuperar este sentido en los lugares públicos, en las calles y los barrios. Quieren impulsar el deseo compartido por todos de bienestar.

La fórmula de Ciudad feliz para ellos es muy sencilla y posible: hacer una ciudad donde se pueda caminar con tranquilidad, con lugares para el descanso y el esparcimiento, evitando las diferencias económicas y sociales, e invitando a la inclusión, creando una sensación de continuidad y diversidad humana, lejos de las pautas económicas y los intereses políticos, y alejados de los problemas del tráfico molesto de vehículos. ¿Fácil, no creen?

¿Y cómo piensan lograrlo? Todo inicia con la idea del Alcalde de Bristol de que hay que redefinir la idea de la noción de crecimiento económico, añadiendo temas relacionados con la felicidad de las personas y la de hacer una ciudad más habitable, vivible. La principal meta deberá ser ahora el bienestar colectivo.

Es aquí donde nace el proyecto de Ciudad Feliz que desde hace 5 años encabezan Mike y Liz Zeidler. El proyecto Ciudad Feliz publica informes de indicadores como la satisfacción con la vida, la huella ecológica, la desigualdad económica, los equipamientos sociales y culturales, el acceso a parques e instalaciones deportivas, la movilidad urbana o la existencia de mercados locales y huertos comunitarios.

A través de campañas promueven entre la población las cinco claves de la felicidad urbana: conecta, aprende, sé activo, aprecia, contribuye.

Además tienen en Internet y las redes sociales un Banco de la Felicidad, tipo Wikipedia, donde se comparten ideas, propuestas y recursos. Cualquier vecino aprovecharse de lo que se comparte para enriquecer su vida de felicidad.

Conclusiones

  • Hoy en día hay un gran debate de los objetivos de una sociedad: la acumulación de recursos materiales o la felicidad de sus habitantes. Es aquí donde el concepto de felicidad y bienestar colectivo abre nuevas posibilidades.
  • Este cambio de paradigma hacia ser una Ciudad feliz, en sí mismo, representa una nueva oportunidad, misma que se potencia con el contacto directo entre los habitantes para repensar la ciudad, pero también con el uso de espacios en Internet y redes sociales para compartir ideas, proyectos y experiencias de cómo ser felices.
  • ¿Y si creamos un Banco de la Felicidad para México? Imagínense lo que obtendríamos, gracias a la inteligencia colectiva, que por mucho es más valiosa que la de nuestras autoridades y políticos. 

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Martes, 28 de Julio 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

PRI, PAN, PVEM, PANAL pretenden privatizar el agua. Estrategias Banco Mundial para combatir la corrupción. Obstáculos de economía nacional

Pedro Moctezuma Barragán, Coordinador General del Programa para la Sustentabilidad de la UAM y miembro de la Coordinador Nacional "Agua para todos y agua para la vida" nos advierte que el PRI, PAN, PVEM y PANAL pretenden privatizar la propiedad del agua, que es un bien propiedad de la Nación de acuerdo a la Constitución. También, Victor Manuel Gutiérrez Ríos, autor del libro " La Felicidad Organizacional ", nos explica cómo las empresas deben trabajar para que sus empleados "estén bien". En el estudio me acompañan Antonio Castro y José Luis Romero Hicks y comentamos sobre 6 estrategias recomendadas por el Banco Mundial para combatir la corrupción, los obstáculos que enfrenta actualmente la economía mexicana, la devaluación y como afecta nuestros bolsillos. Hugo González opina sobre la licitación de los canales de TV. Tere Vale se pelea conmigo sobre el tema de la corrupción.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 09 de Marzo 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

México en los Índices de Bienestar e Innovación Global

El estudio más reciente de la OCDE sobre El bienestar mundial, ofrece un panorama sobre el bienestar para los países miembros de la OCDE sobre 10 factores individuales del bienestar. Los factores considerados reflejan un amplia gama de aspectos materiales y no materiales del bienestar: PIB per cápita, salarios reales, nivel educativo, esperanza de vida, estatura, seguridad personal, instituciones políticas, calidad del medio ambiente, desigualdad de ingreso y desigualdad de género.

El Índice Mundial de Innovación 2014 realizado en conjunto por la Escuela de Negocios INSEAD, la Universidad Cornell y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), En el estudio se analizan 143 economías de distintas partes del mundo por medio de 81 indicadores, con los que se pretende evaluar tanto sus capacidades como sus resultados cuantificables en el campo de la innovación. El índice se publica anualmente desde 2007.

Principales Resultados de México en el Índice de bienestar Mundial:

  • Australia ocupó la primera posición en el Índice de bienestar Mundial y México la última entre 36 países analizados.
  • En ingreso familiar disponible neto ajustado promedio per cápita México ocupa la posición 35 de 36 países con 12,850 USD al año, cifra menor que el promedio de la OCDE de 23,938 USD al año, el mayor ingreso lo tiene Estados Unidos con 39,531 USD.
  • México ocupa la posición 29 en desigualdades sociales, el promedio de ingreso neto disponible entre la población que ocupa el 20% superior de la escala de ingresos está estimado en 33,060 USD al año, mientras que la población que ocupa el 20% inferior vive con un estimado de 2,594 USD al año.
  • En México, el patrimonio financiero neto familiar per cápita es considerablemente menor que el promedio de la OCDE de 42,903 USD, ocupando la posición 28 con 10,449 USD, la primera posición la ocupa Estado Unidos con 132,822 USD.
  • El número promedio de habitaciones por persona en una vivienda en México ocupa la posición 35 de 36 países con 1 habitación por persona, cifra menor que el promedio de la OCDE de 1.6 habitaciones por persona, Canadá ocupa la primera posición con 2.5 habitaciones.
  • En términos de servicios básicos, México ocupa la posición 28 con el 95.8% de las personas habitando en viviendas con acceso privado a inodoros interiores con descarga de agua, cifra menor que el promedio de la OCDE del 97.9%, la primera posición la tiene Suecia con el 100%.
  • En México, las familias gastan en promedio el 21% de su ingreso bruto ajustado disponible en mantener su vivienda, cifra que coincide con el promedio de la OCDE, así México se ubica en la posición 22 en gasto en vivienda y Rusia está a la cabeza con el 11%.
  • En México, cerca del 61% de la población en edad laboral (entre 15 y 64 años) tiene un empleo remunerado, cifra menor que el promedio de la OCDE de 66%. Islandia presenta la primera posición con una tasa de empleo de 80%.
  • México ocupa la posición 35 en desigualdades de género, el 45% de las mujeres tienen empleo, cifra menor que el promedio de la OCDE de 57% y mucho menor que la tasa de empleo de los hombres en México, que es del 79%. Esta diferencia de 34 puntos porcentuales entre ambos géneros es mucho mayor que el promedio de la OCDE de 16%.
  • En lo que se refiere a la Tasa de desempleo a largo plazo México ocupa la segunda posición, con un porcentaje de 0.09% de la fuerza laboral que ha estado desempleada durante un año o más, cifra mucho menor que el promedio de la OCDE de 2.7%.
  • En México, los empleados afrontan un riesgo de 4.7% de perder su trabajo, cifra menor que el promedio de la OCDE de 5.3%.
  • En México, el 36% de los adultos entre 25 y 64 años de edad ha obtenido el equivalente de un título de educación secundaria, cifra mucho menor que el promedio de la OCDE de 75%, México ocupa la posición 34, mientras que Rusia ocupa la primera posición con 94.1%.
  • México ocupa la posición 30 en desigualdad de género, dado que el 38% de los hombres ha terminado con éxito la educación secundaria en comparación con el 35% de las mujeres, Portugal es el país con menor desigualdad.
  • El estudiante medio en México recibió una calificación de 417 en lectura, matemáticas y ciencias, mucho menor que el promedio de la OCDE de 497 y la menor tasa de la OCDE, Corea obtuvo el mayor promedio con 542 puntos.
  • México ocupa la posición 32 en Calidad del aire, los niveles de partículas PM10 son de 29.8 microgramos por metro cúbico, cifra mucho mayor que el promedio de la OCDE de 20.1 microgramos por metro cúbico y que el límite anual recomendado de 20 microgramos por metro cúbico establecido por la Organización Mundial de la Salud. Estonia presenta la mejor calidad del aire con solo 9.3 microgramos por metro cúbico.
  • México ocupa la posición 31 en calidad del agua, ya que sólo el 68% de los habitantes dicen estar satisfechos con la calidad del agua, cifra mucho menor que el promedio de la OCDE del 84%. Islandia ocupa la primera posición con 97%.
  • En México, sólo el 40% de los ciudadanos dicen que confían en su gobierno nacional, cifra ligeramente mayor que el promedio de la OCDE del 39%.
  • En las elecciones más recientes de las que se cuenta con datos, la participación electoral en México fue del 63% de las personas registradas; esta cifra es más baja que el promedio de la OCDE del 72%. México ocupó la posición 28 mientras que Australia se ubicó en la primera posición con 93.23% de participación electoral.
  • En materia de esperanza de vida México ocupa la posición 34 con 74 años, siendo la más baja de la Organización al ubicarse por debajo del promedio de la OCDE de 80 años, la primera posición es de Suiza con 82.8 años.
  • México también se ubica muy por debajo del promedio de la OCDE en términos de gasto total en salud por persona, con 977 USD en 2010, en comparación con el promedio de la OCDE de 3,322 USD.
  • La tasa de fumadores adultos en México es del 19.9%, menor que el promedio de la OCDE de 20.9%
  • Durante las últimas décadas, las tasas de obesidad han aumentado en todos los países de la OCDE hasta promediar 17.2%; México, con una tasa de 32.4% de la población adulta considerada obesa, ocupa el segundo lugar, sólo después de Estados Unidos.
  • En México, el 12.8% de las personas informaron haber sido víctimas de un asalto durante los 12 últimos meses, cifra mucho mayor que el promedio de la OCDE de 3.9%, lo que ubica al país en la última posición, la primera posición la ocupa Canadá con 1.31%.
  • Según la información más reciente de la OCDE, la tasa de homicidios en México es de 23.4 hoy, cifra mucho mayor que el promedio de la OCDE de 4.1 y la mayor en la OCDE.
  • En México, el 55% de las personas se sienten seguras al caminar solas por la noche, cifra menor que el promedio de la OCDE de 69%.

Principales resultados del Índice Mundial de Innovación 2014

El Índice Mundial de Innovación 2014 se calcula a partir del promedio de dos subíndices. Con el subíndice de los recursos invertidos en innovación se evalúan elementos de la economía nacional que comprenden actividades innovadoras agrupadas en cinco pilares: 1) instituciones, 2) capital humano e investigación, 3) infraestructura, 4) desarrollo de los mercados y 5) desarrollo empresarial. El subíndice de los resultados de la innovación refleja datos reales de dichos resultados, y se divide en dos pilares: 6) producción de conocimientos y tecnología y 7) producción creativa.

  • Suiza continúa encabezando la clasificación por cuarto año consecutivo.
  • Los primeros diez:
    • Suiza
    • Reino Unido
    • Suecia
    • Finlandia
    • Países Bajos
    • Estados Unidos
    • Singapur
    • Dinamarca
    • Luxemburgo
    • Hong Kong
  • Este grupo de los primeros clasificados en el Índice Mundial de Innovación ha establecido ecosistemas de innovación bien integrados, en los que las inversiones en capital humano, unidas a unas infraestructuras de la innovación sólidas, contribuyen al logro de unos niveles elevados de creatividad.
  • En particular, los 25 países mejor clasificados en el Índice Mundial de Innovación alcanzan de manera reiterada puntuaciones altas en la mayoría de los indicadores y presentan puntos fuertes como:
    • Infraestructura de la innovación (incluidas las tecnologías de la información y las comunicaciones),
    • Desarrollo empresarial, que comprende a los trabajadores del conocimiento,
    • Los vínculos con la innovación y la absorción de conocimientos, y
    • Los resultados de la innovación (por ejemplo, productos y servicios innovadores y la creatividad en Internet).
  • Con respecto a la calidad de la innovación (medida en función de los resultados de las universidades, la difusión de los artículos científicos y la dimensión internacional de las solicitudes de patentes), los Estados Unidos de América ocupan el primer lugar en el grupo de ingresos altos, seguidos del Japón, Alemania y Suiza.
  • Las economías de ingresos medianos con los mejores resultados están acortando distancias en materia de calidad de la innovación, situándose China a la cabeza, seguida del Brasil y la India.
  • Los 12 países de ingresos medianos y altos que consiguieron mejores resultados que otros países de su mismo grupo de ingresos (ordenados según sus resultados) son: la República de Moldova, China, Mongolia, Viet Nam, la India, Jordania, Armenia, el Senegal, Malasia, Tailandia, Ucrania y Georgia;
  • Entre los países de bajos ingresos, destacan Kenya, Uganda, Mozambique, Rwanda, Malawi, Gambia y Burkina Faso.
  • Estos “aprendices en innovación” presentan unos mayores niveles de innovación como consecuencia de las mejoras introducidas en:
    • los marcos institucionales,
    • una mano de obra cualificada con un sector de la enseñanza terciaria ampliado,
    • mejores infraestructuras de la innovación y un mayor grado de integración con los mercados mundiales de crédito a la inversión y crédito comercial,
    • así como una comunidad empresarial desarrollada (incluso cuando los avances en estos aspectos no son uniformes en todas sus economías).
  • México cayó de la posición 63 en 2013 a la posición 66 en 2014, con 36.0 puntos:
    • En el subíndice de los recursos invertidos en innovación se ubicó en la posición 70 con 29.9 puntos:

1. Instituciones, posición 66 con 61.8 puntos
2. Capital humano e investigación, posición 56 con 32.5 puntos
3. Infraestructura, posición 55 con 39.9 puntos
4. Desarrollo de los mercados, posición 81 con 46.9 puntos
5. Desarrollo empresarial, posición 81 con 29.9 puntos

  • En el subíndice de los resultados de la innovación se ubicó en la posición 62, con 42.2 puntos:

6. Producción de conocimientos y tecnología, posición 71 con 26.9 puntos
7. Producción creativa, posición 68 con 32.9 puntos

  • Las variables en las que México se ubicó más alto son:
    • Comercio y competencia (posición 23)
    • Ambiente de negocios (posición 27)
    • Difusión del conocimiento (posición 37)
    • Absorción del conocimiento (posición 41)
  • Las variables en las que México se ubicó más bajo son:
    • Servicios de exportación en comunicaciones, equipo e información como porcentaje del comercio total (posición 135)
    • Libertad de prensa (posición 125)
    • Entradas netas de IED, como % del PIB (posición 112)
    • Vínculos para la innovación (posición 107)
    • Estabilidad política (posición 107)

_______________________________________________________

Fuentes:

OCDE. Better Life Index. http://www.oecdbetterlifeindex.org/

WIPO. The Global Innovation Index 2014. The Human Factor in Innovation. https://www.globalinnovationindex.org/content.aspx?page=GII-Home

 

Fecha: 
Lunes, 13 de Octubre 2014 - 17:00
Redes sociales: 
1