Se encuentra usted aquí

armando hinojosa cantú

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Licitaciones y lujos en estrecha relación

En medio de las manifestaciones sociales exigiendo justicia por la desaparición de los 43 jóvenes normalistas y los movimientos estudiantiles, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, informó que la empresa China Railway Construction Corporation (CRCC) que formó un consorcio con cuatro empresas mexicanas (Promotora y Desarrolladora Mexicana, Constructora y Edificadora Gia, Constructora Teya y GHP Infraestructura Mexicana), obtuvieron el contrato de construcción, operación y suministro del tren eléctrico de alta velocidad que correrá de la Ciudad de México a Querétaro.

El proceso de licitación inició el 25 de julio de este año, empresas como ICA, Alstom, Bombardier entre otras, solicitaron una prórroga para terminar el proyecto en forma, sin embargo, el tiempo no fue suficiente y presentaron sus cartas excusándose del proceso, por lo que quedaron sin efecto sus propuestas.

La empresa de origen chino informó que ellos tenían más de dos años en la creación de la propuesta, y que tendría un costo aproximado de 58 mil 951 millones de pesos y contaría además con el financiamiento de un 85% del contrato de la banca de desarrollo The Export Import Bank of China (Exim Bank) bajo las siguientes condiciones: un plazo de pago de 20 años, 2.5 años de gracia y una tasa de interés fija de 3.22%, propuesta que el gobierno de la república no pudo desaprovechar y adjudicó casi de manera directa el proyecto a la empresa china y sus filiales mexicanas.

El pasado 6 de noviembre, diversos senadores, sobre todo del Grupo Parlamentario del PAN, increparon al Secretario Gerardo Ruiz Esparza, al considerar que existían dudas sobre el fallo del proyecto, ya que no se pudo comparar con empresas alemanas, japonesas e incluso mexicanas, la postura del Secretario fue tajante, sería una ilegalidad reponer el proceso de licitación.

Sin embargo, horas después, el propio Secretario anunció que ante las dudas e inquietudes que surgieron en la opinión pública, se decidió reponer el proceso de licitación, para que se pudieran inscribir las empresas que habían solicitado prórroga e incluso la ya ganadora, cumpliendo con términos y condiciones de transparencia para que la sociedad no tenga dudas sobre la legalidad del proyecto. Se comentó en diversos medios que el gobierno de la república tendría que indemnizar a la empresa china y sus filiales por los gastos ya erogados en la realización del proyecto, sin embargo, se considera que en caso de que vuelva a participar, no será necesario pagarle indemnización alguna.

Junto con este proyecto, salieron a relucir datos que algunos de nosotros como ciudadanos ignorábamos, ya que las empresas mexicanas que ganaron la licitación junto con CRCC tienen una estrecha relación con personalidades del PRI y del gobierno federal, ya que Hipólito Gerard de Constructora y Edificadora GIA es cuñado del ex Presidente Carlos Salinas de Gortari; Armando Hinojosa Cantú de Constructora Teya es amigo íntimo del Presidente Enrique Peña Nieto además de que le rentó diversos helicópteros y aviones en la campaña presidencial, sólo por mencionar algunos.

Y este último empresario, Armando Hinojosa Cantú, dueño de Ingeniería Inmobiliaria del Centro, empresa a la que pertenece Grupo Higa y Constructora Teya, es la propietaria legal de la residencia oficial de la familia Peña Rivera, mejor conocida en estos últimos días como “La Casa Blanca”, nombre derivado a sus pisos de mármol e interiores y exteriores del mismo color, se encuentra ubicado en la calle de Sierra Gorda en la colonia Lomas de Chapultepec de la delegación Miguel Hidalgo, cuenta con una extensión de 1,414 metros cuadrados, y tiene el nada despreciable valor de 86 millones de pesos (alrededor de 7 millones de dólares).

Tras las declaraciones a la revista Hola en mayo de 2013, se dio a conocer esta residencia, la que inicialmente se ubicaba en Paseo de las Palmas que curiosamente se encuentra a espaldas del ubicado en Sierra Gorda, inmueble que es propiedad de Angélica Rivera y que no fue declarado por el Presidente en su Declaración de Situación Patrimonial como bienes del cónyuge.

Estas omisiones dejan entrever que no necesariamente se está declarando la riqueza de la familia presidencial, además que no queda claro a quién pertenece en realidad la residencia de Sierra Gorda, ya que por un lado el Registro Público de la Propiedad tiene como propietario a Ingeniería Inmobiliaria del Centro, mientras que la primera dama declara que le pertenece y es producto de su trabajo como actriz.

Curiosamente, ni los famosos de Hollywood, ni los jugadores mejor pagados tienen inmuebles de esos valores, a excepción de Oprah Winfrey, quien es presentadora de televisión, productora, actriz, empresaria, filántropa y crítica de libros, ganadora varias veces del Premio Emmy por su talk show y nombrada por la Revista Forbes como la celebridad más poderosa por cinco años consecutivos. ¿Será igual de productiva la carrera artística de Angélica Rivera de Peña?.

 

Fecha: 
Miércoles, 12 de Noviembre 2014 - 17:30
Redes sociales: 
1