Se encuentra usted aquí

aranceles

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El arancel iba y el equipo mexicano lo detuvo

Muchos me dicen que el presidente Andrés Manuel López Obrador no supo negociar un mejor acuerdo con el gobierno de Donald Trump, después de que éste amenazara con imponer un arancel a todas las exportaciones mexicanas destinadas al principal mercado del mundo. Un arancel que a partir del 10 de junio hubiera sido del 5% para luego ir aumentando cinco puntos porcentuales cada mes hasta llegar al 25% en octubre de este año.

Una vez que el presidente estadounidense lanzó su amenaza, el jueves 30 de mayo, la mayoría de los líderes empresariales y políticos de todos los partidos dijeron que los aranceles provocarían un aumento en los precios finales de los productos mexicanos y que quienes los adquirieran en Estados Unidos serían los que acabarían pagando.

Lo anterior es cierto, pero también los mexicanos, sobre todo los más pobres, hubiéramos sufrido por la imposición arbitraria de los aranceles, y nuestro sufrimiento hubiera aumentado mes tras mes hasta que, al llegar al 25%, quedaran devastadas tanto nuestra economía nacional como la personal.

El solo hecho de que nuestra moneda perdiera valor frente al dólar hubiera encarecido, para empezar, lo que en México comemos, ya que el 60% de los alimentos que consumimos son importados. Por ejemplo, una ligera depreciación causaría un aumento en el precio del maíz importado, que a su vez ocasionaría que “la tortilla que costaba 15 pesos el kilogramo, pase a costar 17 pesos”, según el presidente del Consejo Agrario Permanente, José Luis González Aguilera.

La realidad es que el equipo que AMLO envió a Washington para discutir el asunto con la gente de Trump, no tuvo la oportunidad de negociar gran cosa.

Desde un principio, los dos Mike –el vicepresidente Pence y el secretario de Estado Pompeo– asumieron una postura dura e intransigente ante el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y su equipo de negociadores.

El arancel iba, dijeron los gringos, porque México nunca había hecho gran cosa para detener las olas migratorias hacia Estados Unidos. Es más, durante décadas, los funcionarios federales y locales promovieron que millones de mexicanos emigraran con el fin de aminorar las presiones sobre el mercado laboral del país, a sabiendas de que los paisanos radicados en el vecino norte enviarían miles de millones de dólares cada año para incentivar el consumo interno.

Y no solo eso, la emigración de alguna manera incitada por los gobiernos mexicanos también fomentó la creación y desarrollo de bandas de traficantes de seres humanos que con casi absoluta impunidad se dedicaron y dedican a transportar hombres, mujeres y niños a través del país hacia la frontera norte, obteniendo por ello ganancias que llegan a los 6 000 millones de dólares anuales, según lo ha dicho el mismo Ebrard.

En pocas palabras, para el gobierno de EEUU, las autoridades mexicanas contribuyeron, desde hace muchos años, a generar el problema que ahora le exigen al gobierno de López Obrador que resuelva.

El hecho de que Trump decidiera suspender indefinidamente el arancel debe ser visto como un éxito del gobierno de la 4T, le guste o no a sus detractores que nunca aceptarán un logro gubernamental mientras Andrés Manuel sea presidente de México.

 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Martes, 25 de Junio 2019 - 13:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 25 de Junio 2019 - 21:45
Fecha C: 
Miércoles, 26 de Junio 2019 - 09:00
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Por qué si valió la pena evitar la implementación de aranceles?

Mi sorpresa no pudo ser mayor al leer y escuchar la reacción de rechazo generalizado de la comentocracia nacional sobre el resultado de la negociación que tuvo México con Estados Unidos para evitar la implementación escalonada de aranceles como represalia por parte de Trump por no atender el problema del enorme flujo de migrantes que cruzan México con el propósito de solicitar asilo en Estados Unidos.

Basta con leer las principales columnas o ver los programas de opinión, para escuchar quejas como: México cedió demasiado, dejaron que Trump dicte la política migratoria de México, no ganamos nada y cedimos mucho, o peor aún comentarios como: 5% de aranceles no valen el cambiar la política migratoria, 5% de aranceles no afectan tanto a la economía y qué nuevas amenazas lanzará Trump cuando se intensifique su campaña por la reelección.

En mi opinión, el punto aquí no es que ganamos, sino que evitamos que se perdiera.

La cruda realidad le guste a quien le guste, es que vivimos en un país que después de 25 años de libre comercio con América del norte, nuestra economía se encuentra altamente integrada con Estados Unidos y el día de hoy ese país no solamente es el principal destino de nuestras exportaciones, además es la principal fuente de nuestras importaciones incluyendo rubros vitales como alimentos, energéticos, insumos industriales entre otros productos.

Quienes opinan que no vale la pena evitar los aranceles sobre la política migratoria, minimizan los efectos que hubiera creado la implementación de dichos aranceles a todos los productos mexicanos, y peor aún quién sería el principal afectado.
 

Efecto devaluación del Peso.

La primera línea de defensa con la que cuenta México para contrarrestar la imposición de aranceles es permitir la devaluación del peso ya que por ejemplo con el arancel los productos mexicanos serían 5% más caros para el consumidor estadounidense, pero si el peso se devalúa un mismo 5% el precio que pagaría el consumidor estadounidense no se vería afectado y los productos mexicanos no dejarían de ser competitivos ante productos locales.

Pero la amenaza de Trump no solo era del 5%, sino un interés escalonado hasta llegar a 25% en cinco meses o inclusive 100% si lo miraba conveniente, por lo que en este momento el peso estaría expuesto a una gran incertidumbre no solo por la amenaza de sí incrementan aún más los aranceles o no, sino por la inminente respuesta de México con aranceles de represalia y como estos afectaran al nuevo tratado de libre comercio aún pendiente de ratificación por los tres países, por lo que la devaluación sería mucho mayor que contrarrestar el arancel.
 

Efecto aranceles de México a Estados Unidos.

Una vez que se hubieran implementado los aranceles a los productos mexicanos, México estaría obligado a responder con aranceles a los productos estadounidenses como represalia a las medidas proteccionistas iniciadas por Estados Unidos, y si estos aranceles siguen el mismo patrón de la respuesta de México ante los aranceles al acero y aluminio, México grabará productos estadounidenses que afecten a estados o distritos electorales afines a Trump.

Daños colaterales, los principales afectados.
 

El Libre comercio

Con aranceles generalizados aplicados a todos los productos mexicanos, la amenaza de que estos se incrementen cada mes, y la espera de la respuesta por parte de México, cabe señalar que la inversión que recibirá México en industrias de exportación será cero, pero según la comentocracia nacional eso no importa ya que es inversión que aún no existe, como si no se necesitaran nuevas fuentes de empleo en el país.

Si bien es verdad que aun con los aranceles la mayoría de la industria de exportación actual se quedaría en México debido a la cercanía de México con Estados Unidos y los costos de reubicación, pero no se puede decir lo mismo en industrias como lo automotriz y la aeroespacial, en las cuales los insumos cruzan varias veces la frontera hasta tener un automóvil o un avión terminado, por lo que tanto los costos como la logística de estas industrias se verán afectados a tal grado que la pregunta sería en cuánto tiempo saldrían del país.
 

El consumidor mexicano

A mi punto de vista el costo que hace que valga la pena lo que cedió el gobierno mexicano y que se olvida mencionar en columnas y programas de opinión, es el costo que tendríamos que pagar los mexicanos comunes, no solo ante la potencial pérdida de empleos de la industria de exportación, el campo y la minería, además Estados Unidos también es la principal fuente de insumos industriales por lo que el efecto se expandirá al resto de la industria mexicana, sino por los efectos de un peso devaluado y nuevos aranceles a los productos estadounidenses.

Es indispensable recordar que de Estados Unidos importamos la mayoría de energéticos como gasolina, gas natural y gas butano, así como alimentos tan importantes para la dieta del mexicano como maíz, trigo, leche en polvo, carne de cerdo, carne de pollo, frutas, semillas y la lista solo sigue, por lo que el consumidor mexicano quedará en medio de un fuego cruzado donde se pierden empleos, no se generan nuevos, se incrementan los precios de los productos importados debido a la devaluación del peso, incrementos adicionales a productos que fueron gravados con aranceles de represalia que en su mayoría serán alimentos ya que estos son producidos en estados simpatizantes a Trump.

En conclusión, si te preguntas en qué te afectaría un simple arancel a productos fabricados o cosechados en lugares muy lejanos a ti, recuerda que no solo están en juego muchos empleos, y la capacidad de crearlos, también afectará el costo de la energía eléctrica, el costo de transportarnos y el costo de la mayoría de nuestros alimentos.

Fecha: 
Viernes, 14 de Junio 2019 - 13:05
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 14 de Junio 2019 - 15:20
Fecha C: 
Sábado, 15 de Junio 2019 - 04:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Todo lo que está mal, puede estar peor (algunas ideas)

Se escribió aquí que el acuerdo Ebrard-Trump puede ser positivo o negativo en función de quien hable de él, pero más allá de esto hay que decir que el problema no es el acuerdo en sí, sino algunos puntos acerca de cómo se estableció y las consecuencias a futuro que podrían graves para México, los Estados Unidos y los críticos de AMLO.

Es claro que para los migrantes de todo el mundo que llegan a México el acuerdo es malo. Virtualmente significa el rechazo para entrar a los Estados Unidos y el escoger entre quedarse aquí o regresar a su nación de origen. A pesar de las consoladoras palabras de López y Ebrard, los migrantes se enfrentarán a xenofobia, condiciones de escasez muy graves y una guardia nacional que no está capacitada para el manejo de estas situaciones. El respeto a los derechos humanos no se aprende por encomienda presidencial.

Es altamente probable que, pasados los 45 días de prueba para el gobierno de López Obrador, el presidente Trump vocifere que México no ha cumplido con el acuerdo y que deben hacer cambios legislativos o enfrentarse a la amenaza de aranceles. No importa si México cumplió o no, al mandatario yanqui le conviene presionar más por motivos electorales. De esta forma, el ejecutivo tendrá que mandar al Congreso una iniciativa para que México se convierta en tercera nación segura formalmente. Con su mayoría, MORENA logrará pasar la propuesta sin mayores problemas. Ni siquiera Peña Nieto hubiera dado ese paso.

Fue el acuerdo “menos malo” que se pudo lograr, dicen los que apoyan al gobierno de AMLO, pero lo peor no es el acuerdo en sí, sino cómo se estableció. El hecho concreto es que Trump ya pesó y midió al gobierno de López Obrador y se dio cuenta de que el tabasqueño cederá mucho terreno para que sus proyectos tengan éxito.

Pero la complacencia de López Obrador tiene un límite. Si a pesar de todo lo que ceda sus proyectos comienzan a naufragar, como es previsible en varios casos, Trump se estrellará contra el muro de la radicalidad nacionalista. El habitante de la Casa blanca puede meter la pata si no entiende que debe haber un límite para sus exigencias. Ya se escribió aquí: el peor escenario para el gobierno norteamericano es un presidente vociferante, radicalizado y con capacidad de mover a millones de mexicanos. Las cosas se podrían cambiar a otro nivel.

Un presidente radicalizado, convocando a movilizaciones y atacando a los gobiernos que le precedieron, a los fifís, a los críticos y, desde luego, a Trump, tal vez lograra muchos apoyos. En este escenario, los críticos de López Obrador no tendrán espacio, so pena de ser acusados de traidores o algo similar.

Es cierto que todo esto es fruto de la especulación, pero es parte de un escenario cercano y posible.

Fecha: 
Miércoles, 12 de Junio 2019 - 12:45
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 12 de Junio 2019 - 15:00
Fecha C: 
Jueves, 13 de Junio 2019 - 04:00
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El derecho de la fuerza y la fuerza del derecho.

El viernes 7 de junio, Donald  Trump  le concedió a Mexico una suspensión condicional de los aranceles comerciales que iban a entrar en vigor el lunes de esta semana.

El significado LEGAL de la suspensión condicional, es idéntico al contenido en las clausulas II, III y IV del Tratado de Guadalupe Hidalgo,  impuesto a Mexico  a cambio de absolutamente nada, con violencia y bajo amenaza de nuevas hostilidades el 2 de febrero de 1848.

El texto literal del  artículo II del tratado de Guadalupe Hidalgo, retrata la violencia bajo la cual fue impuesto y además, muestra una suspensión condicional y provisional de hostilidades, IDÉNTICA a la que se le impuso al gobierno de López Obrador. (1)

El acuerdo aceptado indebidamente por López Obrador, es NULO, por la misma razón que es nulo Guadalupe Hidalgo. (2)

El artículo 52 de la Convención de Viena sobre los Tratados y Convenios Internacionales, prohíbe acuerdos impuestos con amenazas y violencia  como el aceptado por el presidente de México  para evitar momentáneamente la aplicación de los aranceles a nuestras exportaciones.

Articulo 52.- Coacción sobre un Estado por la amenaza o el uso de la fuerza.

“Es nulo todo tratado cuya celebración se haya obtenido por la amenaza o el uso de la fuerza en violación de los principios de derecho internacional incorporados en la Carta de las Naciones Unidas.”

El acuerdo del 10 de junio fue impuesto a México bajo  amenaza de causarnos un grave daño económico con la imposición progresiva de aranceles, a menos que aceptáramos una serie de condiciones unilaterales a cambio de absolutamente nada beneficioso  para México.

¿Cuál fue el logro obtenido por López Obrador?

Lo único que el presidente de México logró, fue una tregua; un respiro que depende exclusivamente de la voluntad de Trump.

Por contrapartida, López Obrador nos comprometió a lo siguiente:

- Tenemos que ser el Border Patrol de Trump en la frontera con Guatemala.

- Tenemos que recibir a los migrantes que Estados Unidos rechaza, sin importar que NO sean mexicanos.

- Tenemos que albergarlos, alimentarlos y atenderlos sin apoyo económico alguno de los Estados Unidos.

- Tenemos que comprar por fuerza productos agrícolas de los Estados Unidos para compensar la guerra comercial lanzada por Trump contra China.

- El acuerdo durará tanto tiempo como le tome a Donald Trump cambiar de opinión.

La conducta asumida por el Presidente Trump desde que llegó a la Casa Blanca, ha sido violatoria de la Ley Federal 9 Stat.922,  que prohíbe al gobierno de los Estados Unidos,  actuar unilateralmente,  como lo ha venido haciendo en relación con México. (3)

¿Qué puede hacer el Gobierno Mexicano para combatir exitosamente las ilegalidades de la Administración Trump?

México puede y debe actuar simultáneamente en dos frentes diplomáticos:

Ante Estados Unidos, mediante una nota dirigida a Trump, a su Congreso y a su Suprema Corte, señalando que la imposición unilateral de acciones y medidas contra México, viola los artículos 3º y 6º de la Constitución de Estados Unidos y viola la Ley Federal  9 Stat. 922 de los Estados Unidos,  ya citada líneas arriba.

Mexico NO debe esperar a que Trump cambie de opinión y nos ocasione un daño grave que debemos y PODEMOS evitar y revertir.

El Presidente de Mexico tiene la obligación jurídica, política, histórica y moral de  denunciar la ilegalidad de la imposición unilateral aceptada bajo la amenaza de aplicarnos aranceles comerciales coercitivos. (4)

El Presidente de Mexico está obligado y facultado legalmente para hacer lo siguiente:

•        Debe invocar el artículo XXI de la ley 9 Stat. 922 de los Estados Unidos  que prohíbe al Presidente Trump o a cualquier otro presidente de ese país, imponer medidas o tomar acciones UNILATERALES que puedan afectar o afecten a Mexico.

•        Debe denunciar que la suspensión condicional y provisional de los aranceles unilaterales e ilegales, está viciada de nulidad y las autoridades legislativas y judiciales de Estados Unidos deben frenar y desautorizar la actuación del Presidente Trump.

•        Debe acudir preventivamente al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde Estados Unidos, a pesar de ser miembro permanente con derecho a veto,  NO podría participar al estar impedido por conflicto de interés como contraparte de Mexico.

Podríamos  lograr la designación de un árbitro imparcial para dirimir de una vez todos los pendientes desde 1848,  de la agenda binacional.

No se trata aqui de puños cerrados o manos tendidas; se trata de tener la mano firme para combatir el derecho de la fuerza con la fuerza de nuestro derecho, porque los países débiles a la luz de la ley, no son menos países que los poderosos.

El Presidente López Obrador tiene ante sí, la oportunidad histórica de recobrar los derechos aludidos por el Presidente Benito Juarez en su carta a Matías Romero cuyo texto he invocado en este espacio en repetidas ocasiones. (5)

Hoy la actitud moral, histórica, jurídica y política del presidente de México, debe inspirarse en las palabras del extraordinario abogado mexicano,  Don Manuel Herrera y Lasso, cuando dijo:

“El hombre que sabe estar de rodillas ante Dios, debe saber estar de pie frente a los demás hombres, sin importar que estos tengan tras de sí, la fuerza de un ejército invencible”.

      __________________

(1)     ARTICULO II.- “Luego que se firme el presente tratado habrá un convenio entre el comisionado o comisionados del gobierno mexicano y el o los que nombre el general en jefe de las fuerzas de Estados Unidos, PARA QUE CESEN PROVISIONALMENTE las hostilidades y se restablezca en los lugares ocupados por las mismas fuerzas el orden constitucional en lo político, administrativo y judicial, en cuanto lo permitan las circunstancias de ocupación militar.”

(2)     Los actos realizados bajo violencia o amenazas, son nulos, aunque  los actos nulos surten provisionalmente sus efectos, mismos que se destruyen retroactivamente cuando se declara legalmente su nulidad.

(3)     ARTICULO XXI. “Si desgraciadamente en el tiempo futuro se suscitare ALGÚN PUNTO DE DESACUERDO entre los gobiernos de las dos repúblicas, bien sea sobre la inteligencia de alguna estipulación de este tratado, bien SOBRE CUALQUIERA OTRA MATERIA DE LAS RELACIONES POLÍTICAS O COMERCIALES DE LAS DOS NACIONES, los mismos gobiernos, a nombre de ellas, se comprometen a procurar de la manera más sincera y empeñosa a ALLANAR LAS DIFERENCIAS que se presenten y conservar el estado de paz y amistad en que ahora se ponen los dos países, USANDO AL EFECTO DE REPRESENTACIONES MUTUAS Y DE NEGOCIACIONES PACÍFICAS. Y si por estos medios no se lograre todavía ponerse de acuerdo, no por eso se apelará a represalia, agresión ni hostilidad de ningún género de una república contra la otra, hasta que el gobierno de la que se crea agraviada haya considerado maduramente y en espíritu de paz y buena vecindad SI NO SERÍA MEJOR QUE LA DIFERENCIA SE TERMINARA POR UN ARBITRAMENTO DE COMISARIOS NOMBRADOS POR AMBAS PARTES, O DE UNA NACIÓN AMIGA. Y si tal medio fuere propuesto por cualquiera de las dos partes, la otra accederá a él, a no ser que lo juzgue absolutamente incompatible con la naturaleza y circunstancias del caso.”

(4)     Los artículos: 3º y 6º  de la Constitución de Estados Unidos, contienen lo que se conoce como “Supremacy clause” de acuerdo con la cual, NO puede violarse el articulo XXI de Guadalupe Hidalgo porque es ley suprema de los Estados Unidos.

(5)     “…si Francia, Estados Unidos o cualquier otra nación, se apodera de algún punto de nuestro territorio, y nosotros por nuestra debilidad no podemos arrojarlos de ahí, mantengamos siquiera vivos nuestros derechos, para que las generaciones que nos sucedan, los recobren.”

______________________

Stahringen  am Bodensee

Baden Wurttemberg, Alemania

12 de junio de 2019

chavezmontesjulio@hotmail.com

Fecha: 
Miércoles, 12 de Junio 2019 - 12:40
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 12 de Junio 2019 - 14:55
Fecha C: 
Jueves, 13 de Junio 2019 - 03:55
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El discurso de AMLO, el logro de su gobierno y sus costos

El presidente Andrés Manuel López Obrador explicó ayer cuál fue la parte esencial del discurso que pronunció el sábado pasado en el Acto de Unidad en Defensa de la Dignidad de México y en Favor de la Amistad con el Pueblo de los Estados Unidos que se realizó en Tijuana.

Esto es lo que destacó:

“Celebramos el importante acuerdo de ayer porque se nos estaba poniendo, se nos estaba colocando en una situación muy difícil, muy incómoda: la de tener que aplicar a ciertas mercancías de Estados Unidos las mismas medidas, restricciones comerciales similares a las que se iba a imponer a las exportaciones mexicanas.

“Confieso que, como persona, como ciudadano, rechazo los actos de represalia y la ley del talión. Soy un pacifista convencido, inspirado en los ejemplos de Gandhi, de Martin Luther King, de Nelson Mandela.

Sin embargo, como jefe y representante del Estado mexicano no puedo permitir a nadie que se atente contra la economía de nuestro país y menos que se establezca una asimetría injusta, indigna para nuestro gobierno y humillante para nuestra nación.

Afortunadamente, ayer se impuso la política sobre la confrontación. Y debo reconocer que hubo voluntad para buscar una salida negociada al conflicto de parte del presidente Donald Trump y de sus principales colaboradores. Me consta.

Al presidente Donald Trump, por eso no le levanto un puño cerrado, sino una mano abierta y franca”.

Antes, al iniciar su intervención, enfatizó los aspectos positivos que a lo largo de la historia ha tenido la relación México-Estados Unidos sin dejar de recordar “el gran zarpazo de 1847 y las intervenciones del siglo XX en nuestro territorio, amén de otros agravios…”.

En resumen, un discurso conciliatorio. ¿Para qué provocar más al gran embaucador que hoy reside en la Casa Blanca?

Ahora bien, ¿se justifican los discursos optimistas del sábado y las declaraciones subsecuentes vertidas en la conferencia de prensa presidencial de ayer?

Creo que sí. Para empezar, se logró que no entrara, a partir del lunes, en vigor el arancel del 5% a todas las exportaciones mexicanas a Estados Unidos, lo cual hubiera afectado no solo a la economía de nuestro país y a la de nuestros bolsillos, sino a la de EEUU y sus habitantes.

Según The Perryman Group, en EEUU se hubieran perdido 400 000 empleos y los consumidores se hubieran visto obligados a pagar unos 17 000 millones de dólares adicionales por concepto del 5%.

De acuerdo con Ebrard, en México “más de 900 mil personas se podrían haber quedado sin trabajo” y se hubiera dado “una caída de la economía nacional (…) aumento de precios”.

Para el banco Goldman Sachs “la economía mexicana podría verse afectada por hasta 18 000 millones de dólares al año si se imponen las tarifas del 5%” y “aunque un arancel temporal de 5% o 10% no es deseable, está lejos de ser devastador y es poco probable que cambie significativamente el volumen y el patrón de comercio entre México y EEUU”.

Por donde se le vea, el hecho de lograr que Trump decidiera no imponer el arancel, por el momento, es un indudable triunfo del gobierno mexicano.

Sin embargo, dicho logro tendrá costos económicos, políticos y sociales, algunos, hasta ahora, nada claros. Sobre ellos comentaré aquí mañana.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Martes, 11 de Junio 2019 - 13:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 11 de Junio 2019 - 21:45
Fecha C: 
Miércoles, 12 de Junio 2019 - 09:00
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Los costos de una victoria anunciada

Tal vez la unidad sea la lección más importante para esta tercera transición, porque en su trayectoria ha habido de todo menos el llamado a la unidad. Ahora se da en un momento crítico pero perfilado desde un ángulo que las circunstancias acomodan de un lado y otro de la frontera y estas a su vez cubren perspectivas de sus líderes en sus asientos de gobierno. Si es el autoritarismo, habría que delinear afanes de uno y otro y habría que desvelar planes de imposición con todo y el acoplamiento de fórmulas de perpetuidad en el poder. Los cimientos de ambas fórmulas, distantes en su concentración de poder, no distan en metas de corto plazo y en la obsecuente falsedad de sus premisas y compromisos.

Trump y López Obrador son mendicantes compulsivos en la tónica popular, en la redención de valores de épocas que la historia sepulta y que la modernidad interrumpe en forma invasiva. Ambos invocan preceptos hundidos en la memoria, en la historia, una conservada en la exaltación de la heroicidad y en la página bélica y otra en la figura paternal de guía y trato suave con mano extendida al futuro jamás soñado.

Si alguna vez se pensó en un enfrentamiento entre estos dos jefes de Estado, en este fin de semana que transcurre entre la semblanza de rescate de última hora y una cuenta regresiva que alude a los días aciagos de la invasión de Normandía, pues sencillamente no hay tal, las emociones desbordadas nunca hubieran llegado a tal extremo. Las cosas se antojaban difíciles pero la cesión ya estaba en marcha; la política interior por encima de cualquier circunstancia de acecho ya estaba anunciada. Política interior, baluarte del presidente. Política interior arrinconada y significada en la intemperancia de la fuerza mostrada desde el norte. Así de simple.

Las condiciones vendrían, vinieron. Las circunstancias de futuro llegarían, llegaron. Lo que nadie hubiera podido evaluar serían los costos. El muro humano, sin experiencia policial, asumirá una responsabilidad que el régimen actual no hubiera deseado ni contemplado. Si entorpece su proclama inicial, pues será simplemente adoptada como un cambio de rumbo, algo inusitado en esta transición. El entredicho y la premura de acomodar voluntades traiciona proyecto o al menos idea de proyecto porque proyecto de trascendencia nunca lo ha habido en esta transición, más allá del mapa electoral.

Se asoma la nota del compromiso, el de la cesión, que lo fue de origen. México llevaba la carta de rendición, sin la redacción en nuestro idioma, porque esa nunca llegaría a un acuerdo de partes. No se excluye la voluntad y la adhesión a la lógica y la razón si estas dos condicionantes imperaran en la mente de un gobernante veleidoso y abrumador, excluyente desde cualquier principio ético, desde su concepción de representación y asunción al poder. México acepta la prerrogativa de que no existe negociación posible con un líder como Donald Trump. Esa es premisa de origen, esa es circunstancia de paciencia inagotable para consolidar lo incierto.

El concierto de las naciones exige pausas, exige reflexiones que reclaman temple y madurez de Estado. Hubo dos guerras que colmaban la desesperanza y en hombres de visión se dio el resurgimiento y el aliento de reconstrucción de naciones que despertaban en la derrota y el aislamiento. Los días han cambiado, las armas están en custodia severa, las que emanan fuego; las que triunfan y las que derrotan hoy, son mercancías, son satisfactores que inundan mercados en estricta competencia y en estrictas reglas de participación. México las conoce desde las oportunidades de la segunda guerra, la que nos brindó el nicho esperado para enseñar al mundo industrializado el acero, el vidrio y la fortaleza de la iniciativa mexicana.

Hoy, México se pliega; el presidente se aísla de los foros internacionales, ignora las invitaciones a asientos ganados con denuedo en la escena internacional. Una de las primeras economías del orbe, la nuestra, la que ha dado muestras de despegue de la emergencia, logra aceptación en las discusiones más trascendentes de las economías que rigen el orden basado en las ventajas comparativas y en la competitividad y no en la imposición, como tampoco en la ofensa territorial y en el origen y en la cuna intocable de civilización que el mundo entero elogia: etnia, cultura, cocina, arte y valores ancestrales.

El episodio que trascenderá como el desafío a aranceles, como la imposición sobre otra imposición, la primera comercial y la segunda migratoria, nacidas ambas de la nada, una nada conformada para defensa de otra imposición, una propia de conservación de prebenda electoral, hace de todo esto un juego perverso no visto desde los años de la Guerra Fría, en donde las salidas de naciones dignas no tenían consenso popular. México se hunde en esa nada, se rinde ante la nadería del dictado proverbial.

La lección de unidad mencionada al inicio de este texto viene ahora a cobrar cierto sentido ante la patente e intencionada división y polarización que no se diluyó en Tijuana, que no alcanzará la unidad de los mexicanos que contemplaron y palparon la fragilidad de un régimen que, ante una simple amenaza pasajera de un aliado, no de un enemigo, quiebra toda ostentación de arrogancia y de sujeción de miras capturadas en un ritual de personalidad que finalmente no nutre el cobijo esperado.

El llamado a la unidad fue atendido, de eso no existirá duda, las organizaciones que cuentan y los gobiernos de los estados hicieron presencia. Los costos vendrán sin duda, los materiales, los de defensa sembrados en una línea fronteriza y los de desplazamiento no contemplados; los de adquisición de perecederos también vendrán, los correspondientes al chantaje sobrepuesto al embargo significado en tarifas grotescas que nunca fueron. Los costos que nadie contempla son los de la división que invoca el régimen un día si y otro también, división que la civilidad enterró por un día, costo que queda a cargo de esta transición para que lo valúe en el futuro. Del atolladero, el de estos días, este gobierno en turno no salió solo. Que quede claro.

Fecha: 
Lunes, 10 de Junio 2019 - 13:15
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 10 de Junio 2019 - 15:30
Fecha C: 
Martes, 11 de Junio 2019 - 04:30
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Nadie sabe para quién trabaja… (*)

La  respuesta eficaz para  suspender y anular los aranceles comerciales que pretende aplicar Donald Trump a las importaciones mexicanas, se encuentra en el artículo XXI del Tratado de Guadalupe Hidalgo, firmado en la Villa de Guadalupe el 2 de febrero de 1848, y que a la letra dice:

Artículo XXI.- “Si desgraciadamente en el tiempo futuro SE SUSCITARE ALGÚN PUNTO DE DESACUERDO ENTRE LOS GOBIERNOS DE LAS DOS REPÚBLICAS, bien sea sobre la inteligencia de alguna estipulación de este tratado, bien sobre cualquiera otra materia de las relaciones políticas o comerciales de las dos naciones, los mismos gobiernos, a nombre de ellas, se comprometen a procurar de la manera más sincera y empeñosa a allanar las diferencias que se presenten y conservar el estado de paz y amistad en que ahora se ponen los dos países, usando al efecto de representaciones mutuas y de negociaciones pacíficas.

Y si por estos medios no se lograre todavía ponerse de acuerdo, no por eso se apelará a represalia, agresión ni hostilidad de ningún género de una república contra la otra, hasta que el gobierno de la que se crea agraviada haya considerado maduramente y en espíritu de paz y buena vecindad si no sería mejor que la diferencia se terminara por un arbitramento de comisarios nombrados por ambas partes, o de una nación amiga.

 Y si tal medio fuere propuesto por cualquiera de las dos partes, la otra accederá a él, a no ser que lo juzgue absolutamente incompatible con la naturaleza y circunstancias del caso.”

Lo anterior significa que:

(1)     Tanto Estados Unidos como Mexico, estan obligados a consultar y acordar PREVIAMENTE, cualquier acción o medida que pueda afectar o afecte las relaciones bilaterales de ambos países ya sea en materia comercial, política o de cualquier otra materia de interés para cualquiera de las dos partes.

(2)     En caso de haber agotado exhaustivamente todos los medios de negociación sin alcanzar un acuerdo amigable, estan obligados a someter sus diferencias al arbitraje de un país amigo o de cualquier otra instancia que de común acuerdo elijan ambos países.

(3)     Ambos países quedaran obligados a acatar lo que resuelva la instancia arbitral a la que  tienen que someterse antes de aplicar cualquier acción o medida que los afecte o pueda afectarlos, en lo comercial, político o cualquier otro tema reciproco.

Muchas personas,  incluso muchos profesionales del Derecho,  pueden pensar que un tratado tan antiguo como Guadalupe Hidalgo, no es un instrumento idóneo para enfrentar los problemas bilaterales entre México y Estados Unidos en la actualidad.

Tal vez  no saben que el 4 de julio de 1848, el Presidente Polk compareció ante el Congreso de los Estados Unidos para encabezar la ceremonia de elevación del Tratado Guadalupe Hidalgo, al rango de Ley Federal 9 Stat. 922.

El efecto legal de la iniciativa del presidente Polk, fue que el tratado pasó a ser ley suprema de la Unión Americana, por lo cual, los jueces tanto federales como estatales y municipales de Estados Unidos, estarían como siguen estando, obligados a cumplirla y hacerla cumplir mientras no sea derogada.

Esta ley continúa vigente en la actualidad de acuerdo a lo que ordena el artículo VI de la Constitución de Estados Unidos que a la letra dice:

Article VI  (Article 6 - Prior Debts, National Supremacy, Oaths of Office)

2: “This Constitution, and the Laws of the United States which shall be made in Pursuance thereof; and all Treaties made, or which shall be made, under the Authority of the United States, shall be the supreme law of the land; and the Judges in every State shall be bound thereby, any Thing in the Constitution or Laws of any State to the Contrary notwithstanding.” (1)

El artículo VI de la Constitución de los Estados Unidos, no deja lugar a dudas sobre la plena vigencia del Tratado Guadalupe Hidalgo, convertido en Ley Federal con rango supremo por encima y en contra de cualquier otra disposición.

Por virtud de lo dispuesto en este artículo, la Ley Federal 9 Stat. 922, el gobierno de los Estados Unidos y el de México, tienen PROHIBIDO realizar cualquier acción unilateral que afecte las relaciones bilaterales en  materia comercial, política, migratoria o de cualquier otra índole.

He aquí el texto de esta ley federal de los Estados Unidos, que NO DEJA LUGAR A DUDAS:

 “If unhappily any disagreement should hereafter arise between the Governments of the two republics, whether with respect to the interpretation of any stipulation in this treaty, or with respect to any other particular concerning the political or commercial relations of the two nations, the said Governments, in the name of those nations, do promise to each other that they will endeavor, in the most sincere and earnest manner, to settle the differences so arising, and to preserve the state of peace and friendship in which the two countries are now placing themselves, using, for this end, mutual representations and pacific negotiations. 

And if, by these means, they should not be enabled to come to an agreement, a resort shall not, on this account, be had to reprisals, aggression, or hostility of any kind, by the one republic against the other, until the Government of that which deems itself aggrieved shall have maturely considered, in the spirit of peace and good neighbourship, whether it would not be better that such difference should be settled by the arbitration of  commissioners appointed on each side, or by that of a friendly nation. And should such course be proposed by either party, it shall be acceded to by the other, unless deemed by it altogether incompatible with the nature of the difference, or the circumstances of the case.”  (2)

Esta ley obliga a Estados Unidos, a agotar exhaustivamente todas las opciones posibles de negociación, y en caso que no den los resultados satisfactorios para ambas partes, tiene la obligación de someterse a  un arbitraje, ya sea de una nación amiga o de una instancia internacional ad hoc.

Imponer los aranceles comerciales como pretende el Presidente Trump, es una violación directa de la Constitución de los Estados Unidos y una violación grave de la Ley Federal 9 Stat.922 que aquí refiero.

Gracias a la que se conoce como “Supremacy clause” de la Constitución Americana, (contenida en su artículo VI ya transcrito), si se pretenden  hacer efectivos este lunes 10 de junio los aranceles comerciales progresivos anunciados sobre  las  exportaciones mexicanas, los jueces federales de los Estados Unidos estan facultados y obligados a suspender y anular su imposición, en respuesta a cualquier demanda que se les presente para ello, por cualquier ciudadano o empresa mexicana o estadounidense afectada por  esos aranceles.

Los aranceles no pueden ni deben entrar en vigor porque:

El presidente de Estados Unidos, NO ha consultado previamente al gobierno mexicano al respecto;

NO ha obtenido el consentimiento del Gobierno Mexicano para imponer esos aranceles;

NO ha intentado exhaustivamente agotar todos los medios amigables de negociación previos puesto que se trata de un tema comercial contemplado en la ley que vengo refiriendo.

NO se ha sometido  a un arbitraje imparcial;

NO se ha dictado un laudo arbitral que autorice a Estados Unidos para imponer aranceles comerciales a las exportaciones mexicanas.

En consecuencia, las acciones de la Casa Blanca son unilaterales y por ello, contrarias al artículo VI de la Constitución de Estados Unidos, y a la Ley Federal 9 Stat. 922.

Nada de extraño podría  tener que ahora se presenten  demandas ante los jueces federales de Estados Unidos, para que suspendan y anulen las acciones unilaterales del gobierno de ese país, en caso que finalmente las imponga la Casa Blanca.

La Ley 9 Stat. 922, protege los derechos tanto de mexicanos como de estadounidenses, productores, comerciantes y consumidores, que pueden acogerse a sus disposiciones para suspender y anular toda medida unilateral del gobierno americano.

Con base en la Ley Federal 9 Stat. 922, los jueces federales de los Estados Unidos son competentes para suspender y anular los aranceles progresivos en caso que sean puestos en vigor este 10 de junio, o en cualquier otro momento.

Solamente se requiere que los afectados mexicanos o estadounidenses acudan en demanda para protegerse de esa imposición unilateral e ilegal.

La intención de James Polk al elevar aquel tratado al rango de Ley Federal el 4 de julio de 1848, fue la de disimular su despojo bajo el aspecto de legitimidad en el marco de su constitución.

Lo que no pudo prever, es que 170  años después, esa ley que sigue vigente, puede  ser utilizada para proteger las exportaciones mexicanas contra la aplicación de aranceles comerciales, o cualquier otra medida unilateral del gobierno de su país.

Bien dice el dicho, que nadie sabe para quién trabaja…

        ________________________________

chavezmontesulio@hotmail.com

 (*) El individuo que aparece en la imagen que ilustra estas líneas,  al lado del Presidente James Polk es  Donald Trump.

(1) Esta constitución y las leyes delos Estados Unidos que de ella emanen; y todos los tratados otorgados o que se otorguen bajo la autoridad de los Estados Unidos, son la ley suprema de la nación, y los todos los jueces (federales o estatales) estarán obligados a cumplirlas, a pesar  y aun en contra de lo que puedan disponer las leyes de cualquier estado.

(2)   El texto de la Ley 9 Stat. 922, coincide con el artículo XXI del tratado Guadalupe Hidalgo, transcrito en español aquí mismo.

Agradezco la ayuda de Carlos Ruiz de Teresa para la preparación de este artículo.

Fecha: 
Viernes, 07 de Junio 2019 - 13:05
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 07 de Junio 2019 - 15:20
Fecha C: 
Sábado, 08 de Junio 2019 - 04:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La variable “corrupción” y el crecimiento económico

El INEGI dio a conocer ayer que su Indicador Mensual de la Inversión Fija Bruta correspondiente a marzo 2019 “registró una disminución en términos reales de 3%”  frente al mes anterior (…) “los gastos en Construcción descendieron 4% y los de Maquinaria y equipo total lo hicieron en 0.9%” respecto al mes precedente (…) En su comparación anual, la Inversión Fija Bruta se redujo 5.9% (…) los gastos en Maquinaria y equipo total cayeron 7.5% y en Construcción 4.7%, con relación a marzo de 2018”.

También ayer, el INEGI difundió su Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior para marzo de 2019 que “disminuyó 1.5%” frente al mes anterior (…) el consumo en Bienes de origen importado cayó 4.3% y en Bienes y Servicios de origen nacional descendió 0.8% (…) En su comparación anual, mostró un retroceso real de 0.8% (…) los gastos en Bienes de origen importado decrecieron 6.7% y en Bienes y Servicios nacionales no registraron variación (los gastos en Servicios aumentaron 1.9% y en Bienes fueron menores en 2.1%), con relación a los de marzo de 2018”.

Finalmente, el INEGI también dio a conocer ayer su Reporte Mensual de los registros administrativos de la Industria Automotriz que muestra que en marzo de 2019 las ventas al público de vehículos ligeros cayeron 11.18% respecto a las del marzo de 2018 y que las ventas en los cinco primeros meses de 2019 decrecieron 5.36% con relación a las del mismo período de 2018.

Pese a que estos datos, que son oficiales, confirman que la economía mexicana se está cayendo; pese a que la calificadora de valores, Fitch revisó ayer a la baja la deuda soberana del país; pese a que otra calificadora, Moody’s, reclasificara a negativa las perspectivas de la deuda soberana y a Pemex; pese a que no existe una sola organización pública o privada que crea que la economía nacional crecerá 2.0% en 2019; y pese a que es casi un hecho que el presidente gringo Donald Trump gravará con un arancel del 5.0% a todas las exportaciones mexicanas a Estados Unidos, el presidente Andrés Manuel López Obrador sigue insistiendo, como ayer lo hizo, en que la economía mexicana “está bien y de buenas” y que sí crecerá 2.0% en 2019.

Para el presidente, “la falla que tienen las calificadoras y los expertos en materia financiera es que aplican la misma metodología de hace más de tres décadas, que se utilizó en el periodo neoliberal, que no tomaban en cuenta, en palabras tecnocráticas, la variable 'corrupción'. Entonces por eso sus pronósticos no resultan, no van a tener éxito”.

¿A que se refiere AMLO al referirse a la variable “corrupción”? Seguramente a los miles de millones de dólares que generan la corrupción y la delincuencia organizada, dinero que no es contabilizado en las cuentas nacionales y que, por lo menos en teoría, se dedicará a actividades lícitas cuando se acaben los corruptos y criminales que hoy siguen existiendo.

¿Será, tal vez, que Andrés Manuel está considerando incluir en las cuentas nacionales a los cuantiosos recursos que generan la corrupción y la delincuencia, tal como muchos economistas alrededor del mundo lo han sugerido desde hace años? Después de todo, el dinero está ahí, circulando sin contabilizarse.

Si es así, el PIB crecerá 2.0%.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 07 de Junio 2019 - 12:50
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 07 de Junio 2019 - 21:35
Fecha C: 
Sábado, 08 de Junio 2019 - 08:50
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De Frontera a Frontera: Tijuana, La Luz y el 80%

Las coincidencias en esta vida no existen y aunque los hechos no tengan links o razón que los una, la Vox Populi es certera en su sabiduría.

Esa Vox Populi dice que los hechos sucedidos en la garita de San Isidro sucedidos ayer, donde los agentes migrantes y del Customs americano dispararon a una camioneta negra que no quiso ir a una segunda revisión y salió huyendo, donde fue detenida a balazos.

En las notas periodísticas no mencionan quien fue la o las personas que quisieron hacer la fuga o si murieron bajo la lluvia de balazos de los agentes o si los fugitivos les dispararon a los agentes.

Este hecho se une a la detención del poderoso líder espiritual de la Iglesia de la Luz del Mundo. La detención se dio en base a una acusación que se realizó vía email, del cual no se sabe el autor. La acusación no deja margen para que el gobierno mexicano lo ayude, ya que el que se cree contacto directo con Dios y Jesús fue supuestamente acusado por violación a menor y pornografía infantil y 24 cargos más. Es decir, con todo contra el amigo del gobierno mexicano.

Los dos casos anteriores no se hubieran dado, sin el Presidente Donald Trump no se la pasara amenazando a México. Cualquier caso que involucre a México será visto con lupa con tal de hacer escándalo en contra de México.

Lo que a suceder ahora es buscarle a todo y de todo en contra de México y entre más alto rango tenga el objetivo mejor, como en el caso del Líder Espiritual de la Ley del Mundo.

Esos son mensaje velado para indicarle al Gobierno Mexicano que el que manda es el gobierno del Donald Trump y que no tiene ni 0 por ciento de voluntad de otorgar un arreglo a los negociadores mexicanos del 80 por ciento.

¿Dónde están los países de los migrantes que tanto defiende el Sr. Presidente André Manuel López Obrador? Le han dado la espalda, porque para acabar de agravar el problema, 100 migrantes salvadoreños y hondureños están en Tecún Umán esperando a otros cientos de migrantes para cruzar a México. Ni el Gobierno del Salvador, ni el Gobierno de Honduras y ni el Gobierno de Guatemala hacen nada para frenarlos.

De hecho, los gobiernos antes mencionados están rendidos a la voluntad del Gobierno de los Estados Unidos y en especial al Presidente Donald Trump.

La situación se está complicando con estas acciones de “jalón de orejas” para el Gobierno Federal. El líder Espiritual de la Luz del Mundo es una máquina de votos seguros en cualquier elección, en la pasada elección presidencial fue primordial ¿Que van a hace los funcionarios que lo festejaron en Bellas Artes?

Aquí en Tapachula, la luz del mundo tiene la Iglesia más grande de todos los credos que existen aquí. Además, alrededor de esta Iglesia viven todos sus feligreses y conforman una gran colonia urbana.

La obra más trascendental… Una obra de vida

Puedes hacer miles de obra de concreto espectaculares, pero durarán tan ni le darán tanto beneficio a los ciudadanos como sembrar un árbol y si eso lo haces a 2 líneas a lo largo de 3 mil 140 metros lineales tendrá arboles a lo largo de 6 mil 280 metros. Según las reglas de CONAFOR los árboles se deben sembrar a 3 metros de distancia entre ellos, por lo que por cada línea de 3 mil 140 metros lineales se sembrarán 1,047 árboles en un total de las dos líneas de 2094 árboles.

Esta trascendente obra la inicio el día de hoy el Sr. Presidente Municipal Oscar Gurria Penagos junto con estudiantes de la Escuela de Lenguas de la UNACH Campus IV y de la Preparatoria No. 5.

El evento fue una fiesta por la vida, fue sembrar esperanza de vida para el futuro en un esfuerzo conjunto que le pone la muestra a todo México.

Al momento de iniciar la primera etapa de reforestación del Par Vial el Dr. Oscar Gurria Penagos expreso “Hagamos conciencia de que los recursos naturales se están agotando, por eso es importante que modifiquemos nuestros usos y costumbres, buscando siempre respetar a la madre naturaleza, por ello, desde este espacio convoco a los ciudadanos a fomentar las buenas prácticas, evitando arrojar la basura a los ríos, mares y espacios públicos, además de otras acciones que contribuyen al cuidado de la naturaleza”

El Presidente Oscar Gurría Penagos informo que, por un municipio limpio y sustentable, se desarrollarán Reforestación Masiva en diversos puntos de Tapachula como el malecón del río Coatán, Malpaso, bulevares y otras zonas, por lo que invitó a todos los ciudadanos a que se unan a este esfuerzo colectivo para dar salud a los Tapachultecos y a tener un municipio sustentable…

¡Enhorabuena porque Oscar Gurria será el Presidente municipal que pase a la historia por ser el dio el primer paso para crear una bella Rampla o Paseo!

Fecha: 
Miércoles, 05 de Junio 2019 - 13:10
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 05 de Junio 2019 - 15:25
Fecha C: 
Jueves, 06 de Junio 2019 - 04:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El 5% va. ¿Irán también el 10, 15, 20 y 25%?

Durante la conferencia de prensa que el presidente estadounidense Donald Trump ofreció ayer en Londres, junto a la primera ministra británica saliente, Theresa May, se dio este intercambio entre él y un periodista:

Periodista: ¿Ha hecho México lo suficiente para evitar los aranceles, que se impondrán en unos seis días a partir de ahora… la amenaza sigue en pie?

Trump: Sí, la amenaza sigue en pie, pero aún no hemos empezado. No, esto tendrá efecto la próxima semana, el 5 por ciento.

Periodista: ¿Y qué piensa de los republicanos que dicen que tomarán medidas para bloquear la imposición de esos aranceles?

Trump: Oh, no creo que hagan eso. Creo que si lo hacen, será una tontería. No hay nada más importante que las fronteras. He tenido un tremendo apoyo republicano. Tengo un 90 por ciento, 94 por ciento de aprobación, a partir de esta mañana, en el Partido Republicano (…)  Quiero ver la seguridad en nuestra frontera (…) Y como ustedes saben, México llamó. Ellos quieren reunirse. Se van a reunir el miércoles. El secretario [de Estado] Pompeo estará en la reunión, junto con algunos otros que son muy buenos en esto. Y vamos a ver si podemos hacer algo. Pero creo que es más probable que los aranceles continúen (...) Y seguirán mientras [México] no actúe y le dé seguridad a nuestra nación. Mira, millones de personas están llegando a través de México. Eso es inaceptable (…) Es un viaje de 2000 millas. Y están llegando a nuestra frontera (…) México no debería permitir que millones de personas intenten ingresar en nuestro país. Y podrían detenerlas muy rápido, y creo que lo harán. Y si no lo hacen, vamos a imponer aranceles. Y cada mes (…) irán del 5%, al 10%, al 15%, al 20 y luego al 25%. Y lo que sucederá entonces es que volverán todas las compañías que han dejado nuestro país y se han ido a México. Y eso está bien (…) creo que México se pondrá de pie y hará lo que debería haber hecho. Y no quiero escuchar que México es dirigido por los cárteles y los narcotraficantes y los coyotes (…) Mucha gente dice eso. México tiene algo que demostrar. Pero no quiero escuchar que los cárteles están a cargo. Eso sería una cosa terrible. México debería intensificar y detener este ataque, esta invasión a nuestro país.

Después de analizar detenidamente las palabras de Trump, me queda claro que:

1. Para lograr reelegirse en la elección de noviembre de 2020 intentará asustar a millones de estadounidenses diciéndoles que los migrantes centroamericanos y los traficantes de drogas y seres humanos que operan en México representan una gran amenaza a la seguridad nacional estadounidense y que nuestro país debe responsabilizarse, quién sabe cómo, de defender al suyo. Es probable que convenza a muchos.

2. Pretende venderle al electorado la idea de que los aranceles forzarán a muchas empresas estadounidenses que operan en México a regresar a Estados Unidos.

3. Que no solo ignorará la opinión de aquellos republicanos que se oponen a los aranceles, sino que los tratará de intimidar a través de Twitter. A la hora de la hora, la mayoría de quienes no están de acuerdo con él se callarán.

El gobierno mexicano debe entender que todo lo que Trump dice y hace solo tiene un propósito: su reelección. Ni más, ni menos.

Por eso, el 5% va. ¿También irán el 10, 15, 20 y 25?
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 05 de Junio 2019 - 12:35
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 05 de Junio 2019 - 21:20
Fecha C: 
Jueves, 06 de Junio 2019 - 08:35