Se encuentra usted aquí

aprobación

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia en México y el Mundo: Más movimientos en la Santa Sede

El Papa Francisco designó en diciembre al cardenal Jean Louis Tauran como camarlengo del Colegio Cardenalicio, quien asumió el cargo apenas el pasado domingo. Tauran, francés de 72 años y presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, también es miembro de la comisión de seguimiento del Banco Vaticano. Sustituye en el cargo al cardenal Tarsicio Bertone, ex secretario de Estado, señalado como el jefe del grupo de cardenales cuya conducta obligó a Benedicto XVI a dimitir. Según se sabe, Bertone, cuyo estilo de vida dispendioso molesta sobremanera al actual Pontífice, publicará en breve sus memorias sobre los últimos tres pontificados y está en campaña para limpiar su imagen.

Volviendo a Tauran, el cardenal camarlengo tiene como tarea presidir la Cámara Apostólica, así como cuidar y administrar los derechos temporales de la Santa Sede durante el periodo de sede vacante. Es decir, se convierte en el coordinador de todas las funciones cotidianas mientras no hay pontífice. Según la lógica de Benedicto XVI, el camarlengo y el secretario de Estado eran la misma persona: Tarsicio Bertone. Como es obvio, concentró un excesivo poder, por eso precisamente, Francisco decidió que el camarlengo y el secretario de Estado fuesen cargos ocupados por dos personas distintas, a fin de garantizar contrapesos durante la eventual sede vacante. Incluso, tuvo el cuidado de que ambos cargos sean ocupados por prelados de distinta nacionalidad de origen… Y con ello, el mensaje papal es no a la concentración de poder, sí a la colegialidad, lo que parece ser la marca del pontificado.

Llama, no obstante la atención, la edad de Tauran: 72 años. Es decir, se trata de una camarlengo que estará en funciones apenas ocho años. Ello abona a la teoría de que el Papa Francisco busca efectuar una reforma de la Santa Sede y de la Iglesia misma en un tiempo récord, con la idea de dimitir igual que su antecesor. ¿Se podría dar la eventualidad de que existiesen dos papas eméritos y otro en funciones? ¿Podría ser que quede un papa emérito y fallezca el pontífice en funciones? ¿Podrían fallecer el emérito y el papa actual? Esos son los tres escenarios básicos y el Papa Francisco parece haber dispuesto una serie de controles para hacer frente a la situación, lo cual habla bastante bien de su capacidad organizativa y administrativa.

Podrá no ser un gran teólogo, como Ratzinger, no es un hombre aferrado a las ideologías, como Juan Pablo II, pero Bergoglio sí es un hombre de Iglesia consciente de la necesidad de reformar las estructuras desde una perspectiva humanista en función de las necesidades y características de la feligresía.

Por ello no extraña que los resultados de la última encuesta de The Pew Research Institute, revelen que la popularidad de Francisco siga en aumento, por lo menos en Estados Unidos. El 90% de los católicos norteamericanos tienen una opinión favorable del Papa, lo que incluye un 60% que tiene una opinión muy favorable. Con respecto a la encuesta del 2014 realizada también por Pew, la aprobación del Papa subió diez puntos porcentuales. En el caso de la población norteamericana no católica, la simpatía hacia Bergoglio es del 70%, trece puntos más que el año pasado; seis de cada diez protestantes, y dos de cada tres agnósticos, dicen admirar al Pontífice argentino.

Curiosamente, en uno de los países cuya jerarquía se ha mostrado rebelde al Papa y de dónde salen los juicios más críticos a su orientación pastoral, es en donde tiene un nivel de aceptación que rebasa al mismísimo Juan Pablo II en sus mejores épocas. ¿Será porque la sencillez de Francisco le da un aire de verosimilitud que le acerca a la gente?

Hay signos, gestos inequívocos de apertura y modernidad, como celebrar el cincuenta aniversario de la primera misa posconciliar de Paulo VI  - en italiano y de frente, al modo de la liturgia moderna -  pero advirtiendo que una renovación litúrgica está incompleta si no hay una “liturgia” cotidiana encarnada en la lucha por la justicia, la honestidad y la caridad con el prójimo. También las palabras y los discursos sobre una teología hecha para ser comprendida por la gente, en resumen, más misericordia y menos academicismo.

Un punto interesante es que el Papa felicitó a las mujeres en su día, durante el rezo del Ángelus, y señaló que un mundo que margina a la mujer es estéril, porque prescinde de una mirada más tierna, más creativa y comprensiva. Es cierto que sus predecesores tocaron el tema de la mujer en alguna ocasión; la diferencia es que a Francisco se le ve más sincero en su relación con las mujeres, creció rodeado de ellas, tuvo novia y hasta su primera jefa fue una mujer…

No es que vaya a permitir el sacerdocio femenino - eso es uno de los puntos inamovibles conforme la tradición y la sucesión apostólicas -, pero sí ha dado espacio para que las mujeres, consagradas y laicas, participen por primera vez en cargos relevantes dentro de la Sede Apostólica. Una es la superiora de las misioneras combonianas, la madre Luiza Premoli, brasileña de origen italiano y la primera mujer en la historia que es miembro de una Congregación, la de la Evangelización de los Pueblos; la otra es una laica consagrada colombiana, Ana María Villa, directora de la Oficina para la Mujer del Pontificio Consejo para los Laicos. Curiosamente, ambas latinoamericanas.

A casi dos años de haber sido electo Pontífice, Jorge Mario Bergoglio ha dado grandes sorpresas y está pavimentando el camino para grandes cambios. Ojalá le dé tiempo y supere los obstáculos y las inercias

Autor:

Fecha: 
Lunes, 09 de Marzo 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Las tres iniciativas que no pueden esperar!

El próximo 1 de febrero inicia el periodo ordinario de sesiones en la Cámara de Diputados y en la Cámara de Senadores, y  se nos dice que los legisladores aprobaran entre otras, tres iniciativas de ley que dejaron pendientes en el periodo ordinario de septiembre y diciembre del año pasado. 

La primera iniciativa que entre el PRI, PAN y PRD, discutirán y decretarán es la referente a la reforma constitucional en materia de seguridad pública que envió el Presidente de la República a los senadores. La segunda iniciativa en turno será la reforma política del DF, y la tercera iniciativa es la del Sistema Nacional Anticorrupción. 

Las tres iniciativas son fundamentales para que el legislador les otorgue lo antes posible su aprobación. Sin embargo, la primera a discutir es la de seguridad pública. 

Sin duda entre los legisladores será importante llegar a ponerse de acuerdo para establecer los términos a incluir en el texto constitucional, con el propósito de instituir el Mando Único Policial Estatal, facultar a los legisladores para expedir leyes generales que determinen la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de seguridad pública, asimismo, la facultad de definir con libertad qué conductas deben ser tipificadas en dichas leyes generales y por tanto, la distribución de competencias para su investigación, persecución y sanción. 

En otras palabras, en materia de facultades legislativas se pretende, como bien lo apunta la iniciativa del presidente, “generar nuevos de esquemas de cooperación y coordinación”  para que “las autoridades locales puedan conocer de delitos federales y las autoridades federales de delitos locales”.   

De tal suerte la iniciativa del presidente, además puntualiza “la posibilidad de que la Federación asuma total o parcialmente las funciones municipales, cuando éstas se encuentren infiltradas por el crimen organizado”. 

En definitiva, estimado lector, para el próximo periodo ordinario los temas legislativos son numerosos a discutir y aprobar por los legisladores. No obstante, tres son las iniciativas principales que requieren lo antes posible su entrada en vigencia, pero, pero, pero, también resulta primordial que los acuerdos legislativos sean lo antes posible, y que así sea, antes de que inicie del 22 al 29 de marzo el registro de candidatos a diputados federales y su posterior campaña política. 

Así que, querido lector, en unos días arrancan las discusiones legislativas por aprobar las iniciativas de seguridad pública, de reforma política del DF y del Sistema Nacional Anticorrupción, temas cardinales que la sociedad reclama, especialmente el de seguridad pública. 

Al tiempo, tiempo…

Fecha: 
Lunes, 26 de Enero 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡La última reforma y nos vamos!

Hoy 15 de diciembre es el último día del periodo ordinario de sesiones de la Cámara de Diputados y de la Cámara de Senadores. Se nos dice que los legisladores no están con animo de convocar a un periodo extraordinario. 

Los temas que se quedan en el tintero legislativo, y de mayor urgencia en su aprobación y aplicación, son la iniciativa anticorrupción donde los legisladores del PAN y del PRI, no se ponen de acuerdo en su contenido. Y, el otro tema es con relación al mando único policial y las policías municipales.  

En ambos temas, se nos dice que serán discutidos para el próximo periodo ordinario que inicia en el mes de febrero de 2015. Son temas de vital importancia en su discusión y aprobación, y sobre todo, en su urgente aplicación, ya que su vigencia es para combatir los actos de corrupción, al implementar instituciones eficientes y eficaces que transfieran a la población, confianza y certeza de seguridad en el desempeño de sus servidores públicos. 

El consenso legislativo no logró la mayoría de sus legisladores en dichos temas. No obstante, la última reforma de hoy, es la reforma política para el DF. El senado de la República, se muestran los avances en torno a su aprobación en comisiones y llevada al Pleno de legisladores para que se conviniera la primera lectura.

Todo parece indicar que conforme a los consensos en el senado, la reforma política para la ciudad de México será una realidad dentro de poco. Con el dictamen aprobado en comisiones de Puntos Constitucionales, Distrito Federal, Estudios Legislativos, Estudios Legislativos, Primera, y de Estudios Legislativos, se dice que incluye los temas siguientes.

La naturaleza jurídica del Distrito Federal: esto es que la Ciudad de México se transforme en una entidad federativa, y por tanto sea considerada con autonomía constitucional en todo lo concerniente a su régimen interior y a su organización política y administrativa, y así crear su propia Constitución Política de la Ciudad de México. 

Además, se incluye, en otras palabras, que las actuales delegaciones políticas cambien de denominación, es decir, en Alcaldías, integradas por un Alcalde y por un Concejo. Asimismo, incorporar el acceso de las alcaldías a los recursos y ramos federales. 

Otras características de los puntos acordados para el cambio de régimen político consiste en establecer dos tipos de asambleas. Por una parte implica una Asamblea de carácter ordinario, tal como ahora se encuentra constituida la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, y por otra parte la Asamblea será con carácter de Asamblea Constituyente, a fin de proceder a la creación de la nueva Constitución de la Ciudad de México, pues a la par de conceder facultades para su propia creación al Jefe de Gobierno, y sin duda, a los integrantes del Congreso Constituyente. 

Del mismo modo, se incluye, recrear las atribuciones de las alcaldías con base a la experiencia de las atribuciones del ejercicio de gobierno de las actuales delegaciones políticas.  

Por último, uno de los puntos acordados que quizá se mayor importancia para el ejercicio de la administración pública del Gobierno del DF, es lo referente a la seguridad pública. En tal contexto, se nos dice que el Jefe de Gobierno asumirá la dirección de dicha institución con la facultad establecida en la nueva Constitución Política del DF y leyes respectivas, para nombrar y remover libremente al servidor público que ejerza el mando directo de la fuerza pública.

Estimado lector, en este mismo espacio anteriormente preguntaba ¿Urge: una reforma política para el DF? Y, también  señalé que el problema no es el que los partidos y legisladores incluyan el tema de la citada reforma en sus agendas legislativas, más bien, el problema surge, precisamente, en los consensos de los grupos parlamentarios. 

¿Cuáles serán las condiciones políticas de los grupos parlamentarios para llegar el consenso y cambiar el texto constitucional en materia de reforma política del DF?

En definitiva, querido lector, le pregunto una vez más: ¿Usted cree que con la aprobación de la reforma política del Distrito Federal, traerá como consecuencia una mejor organización política y administrativa del Gobierno, y por ende, una mejor calidad de vida para la protección a los derechos de los ciudadanos de la metrópoli: educación, salud, trabajo, cultura, seguridad pública e inclusive recubrir los hoyos de la calle con material de calidad o un piso de calidad para transitar con debida protección en sus derechos? Tal y como ocurre en las ciudades de primer mundo.

Así que, querido lector, Usted tiene la última decisión: ¿Quiere o no quiere una reforma política-administrativa para el DF? Mientras lo decide, la reforma política del DF continúa su proceso legislativo en el senado y luego con los diputados y luego en las legislaturas de los estados. Por tanto, es posible que para el año 2015 sea realidad. Ya falta poco.

Al tiempo, tiempo…

Fecha: 
Lunes, 15 de Diciembre 2014 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Los partidos y sindicatos como sujetos obligados a ser transparentes!

En política todo se vale, eso dicen los que saben de política. Al menos parece ser que eso dicen que ocurre al interior de los partidos políticos y sindicatos, sobre todo, porque sus actos suelen no ser tan transparentes. 

Dentro de poco tendrán que ser sujetos obligados a transparentar y permitir el acceso a su información de los recursos públicos que reciben y ejercen, así como a proteger los datos personales que obren en su poder. 

Y, se dice dentro de poco, porque legisladores del PRI, PRD, PAN y PVEM, presentaron hoy en la Cámara de Senadores el Proyecto de Decreto por el que se expide la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, que según podemos imaginar sea de pronta aprobación por la mayoría de senadores y diputados.  

Es una ley con 215 artículos, que dispone entre otros objetivos el de propiciar la participación ciudadana en la toma de decisiones públicas a fin de contribuir a la consolidación de la democracia.

Así tenemos que para consolidar la democracia en nuestro país resulta importante reglamentar la transparencia de los actos partidistas y sindicalistas. 

No obstante, quizá sea una carga pesada, pues es un problema que resulta distante por la aceptación de sus dirigentes, cuando por ley se les obligue al cumplimiento de promover la generación, documentación y publicación de la información en formatos abiertos o atender los requerimientos, observaciones, recomendaciones y criterios que en materias de transparencia y acceso a la información realicen los organismos garantes y el Sistema Nacional o la de fomentar el uso de tecnologías de la información para garantizar el derecho de acceso a la información o el de cumplir con las resoluciones y recomendaciones emitidas por los órganos garantes o  la de publicar y mantener actualizada la información relativa a las obligaciones de transparencia.  

Estimado lector, esperemos la pronta vigencia de la referida ley, digamos para este mes de diciembre.

Así que, querido lector, me parece que no será posible, pues a los senadores y diputados se les termina el periodo ordinario para el 15 de diciembre, al menos que convoquen a un periodo extraordinario, así todos unidos asistan y contribuyan con la consolidación de la democracia.

Al tiempo, tiempo…

Fecha: 
Martes, 02 de Diciembre 2014 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Vigentes los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes

Los derechos de las niñas, niños y adolescentes han sido establecidos con la aprobación del dictamen de la “Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes”,  realizado ayer en la Cámara de Senadores. 

El jueves nueve de agosto de 2012 fue modificado el  artículo 71 constitucional el cual le otorga al Presidente de la República el derecho de presentar el día de la apertura de cada periodo ordinario de sesiones (1.feb. o 1.sep. de cada año) de la Cámara de Diputados o de la Cámara de Senadores, hasta dos iniciativas de ley con el carácter de trámite preferente, o señalar con tal carácter hasta dos que hubiere presentado en periodos anteriores, cuando estén pendientes de dictamen. 

El proceso legislativo de las iniciativas preferentes consiste en que cada iniciativa deberá ser discutida y votada por el Pleno de la Cámara en la que se presente, ya sea en la de diputados o senadores, teniendo como plazo para su discusión y votación treinta días naturales. Por el contrario, si no fuere así, entonces la iniciativa, en sus términos y sin mayor trámite, será el primer asunto que deberá ser discutido y votado en la siguiente sesión del Pleno de la cámara respectiva en donde se presentó por primera vez. En caso de ser aprobado o modificado por la Cámara de su origen, el respectivo proyecto de ley o decreto pasará de inmediato a la Cámara revisora, la cual deberá discutirlo y votarlo en el mismo plazo y bajo las condiciones antes señaladas.

Cabe señalar que el presidente no tiene el derecho de presentar iniciativas de ley con el carácter de preferentes cuando dispongan adicionar o reformar el texto constitucional. 

Con el derecho que le otorga la disposición constitucional el presidente presentó el primero septiembre de este año en la Cámara de Senadores la iniciativa preferente en la que se expedía la denominada “Ley General para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes” y reformas a diversas disposiciones de la “Ley General de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil”.

Y, después de cumplir con el proceso legislativo antes referido, por fin ayer 6 de noviembre en la Cámara de Senadores por mayoría de 72 votos a favor, seis en contra y dos abstenciones, se dictaminó en sentido positivo. El dictamen fue presentado por las Comisiones Unidas de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, de Atención a Grupos Vulnerables, para la Igualdad de Género, de Educación, de Derechos Humanos, y de Estudios Legislativos.

Por consiguiente, el nombre de la ley cambio por el de “Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes”, y con ello, también se expidió el decreto por el cual se reforman diversas disposiciones la Ley General de Prestación de servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil. 

Ahora, bien, el contenido de la nueva ley dispone de 154 artículos, con seis títulos nombrados los dos primeros “De las Disposiciones Generales” y “De los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes”, y  a su vez el título segundo se clasifica con diecinueve capítulos, en los cuales se establecen los derechos de las niñas, niños y adolescentes, el título tercero con el nombre “De las obligaciones”, integrado con un capítulo; el título cuarto denominado “De la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes”, integrado con un capítulo; el título quinto denominado “De la Protección y Restitución Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes”, integrado con seis capítulos; el título sexto con el nombre “De las Infracciones Administrativas”, integrado con un capítulo. 

Por tanto, la ley tiene por objeto reconocer a niñas, niños y adolescentes como titulares del derecho a la vida, a la supervivencia y al desarrollo; de prioridad; a la identidad; a vivir en familia; a la igualdad sustantiva; a no ser discriminado; a vivir en condiciones de bienestar y a un sano desarrollo integral; a una vida libre de violencia y a la integridad personal; a la protección de la salud y a la seguridad social; a la inclusión de niñas, niños y adolescentes con discapacidad; a la educación; al descanso y al esparcimiento; a la libertad de convicciones éticas, pensamiento, conciencia, religión y cultura; a la libertad de expresión y de acceso a la información; de participación; de asociación y reunión; a la intimidad; a la seguridad jurídica y al debido proceso, y derechos de niñas, niños y adolescentes migrantes; y el  derecho de acceso a las tecnologías de la información y comunicación, así como a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, incluido el de banda ancha e internet, en términos de lo previsto en la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión. 

Y, también establece la citada ley que para tales efectos, el Estado instituirá condiciones de competencia efectiva en la prestación de dichos servicios.

Por último, a quiénes no respeten los derechos de las niñas, niños y adolescentes, se les imponen infracciones y sanciones de tipo administrativo, con multas de hasta treinta mil días de salario mínimo general vigente en el Distrito Federal. 

En suma, para que la ley entre en vigencia es necesario que los legisladores la envíen al Poder Ejecutivo para que se publique en el Diario Oficial de la Federación. 

Pero, la completa vigencia de la ley es necesario el complemento de otras características, esto es, que al día siguiente de su entrada en vigor, el Congreso de la Unión y las legislaturas de las entidades federativas, disponen de ciento ochenta días naturales para que realicen las modificaciones legislativas.  

Además, después de la entrada en vigor de las modificaciones legislativas locales, los Sistemas de Protección Locales y Municipales tienen noventa días para que se integren.

Asimismo, resulta la creación de los reglamentos por el Ejecutivo Federal, que deberán ser expedidos en un plazo de ciento ochenta días naturales. La creación de una Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, que deberá constituirse a partir del siguiente ejercicio presupuestal 2015. Y, el Sistema Nacional DIF, el cual dispone de noventa días naturales  para reformar su Estatuto Orgánico, y, también los centros de asistencia tienen el plazo de ciento ochenta días para realizar sus adecuaciones. Ciertamente, para realizar las adecuaciones a dichos centros,  la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, a propuesta del Ejecutivo Federal, estableceráì una partida presupuestal. 

Estimado, lector es una nueva ley, y para su plena vigencia es necesario que después de su publicación  las autoridades entre 90 y 180 días naturales implementen, todos, si todos, los mecanismos e instituciones legales para otorgar la adecuada protección de los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes de este país. 

Así, qué, querido lector, me queda la duda, es decir, después del proceso legislativo de 67 días para dictaminar la ley de manera positiva: ¿será posible en 180 días integrar las nuevas instituciones? 

Y, mientras tanto, las niñas, niños y adolescentes que se encuentran en las calles, trabajando, pidiendo dinero ¿podrán soportar más de lo que han sufrido durante su corta vida?

Al, tiempo, tiempo… 

Fecha: 
Viernes, 07 de Noviembre 2014 - 19:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Declaramos: “asunto total y definitivamente concluido”

El lunes pasado preguntaba ¿dónde está la quinta consulta popular? Estaba preocupado por encontrarla, por saber dónde se encontraba, y más aún, por enterarme de su proceso, es decir, del beneplácito o negativa de la solicitud de la pregunta de consulta popular propuesta por un grupo de senadores del PAN y del PRD.

Por fin, dio a luz, nos enteramos, no procede su aprobación. Nos dice el comunicado de prensa del senado, que el dictamen de la petición de consulta popular suscrita por los senadores del PAN y PRD, se declara improcedente. La votación de los senadores fue por 44 votos a favor, y 40 en contra.

En otras palabras no procede la pregunta, ya que los promotores de la consulta popular no lograron convencer a otros senadores para que por cinco votos más, se aprobará su petición. Aunque, cabe apuntar, que con base al procedimiento señalado en la Ley Federal de Consulta Popular, la petición aprobada, en todo caso, por la mayoría de senadores, tendría que seguir su camino para que los diputados, también, en todo caso, si tuvieran a bien aprobarla por mayoría, entonces pasaría a su examen final con los Ministros de la Corte, es decir, para que formularan su constitucionalidad o inconstitucionalidad.

Sin duda, para su aprobación era un camino largo. Sin embargo, no fue así, pues nos señala el comunicado de prensa, que la comisión dictaminadora del senado concluyó “…que las remuneraciones de los servidores públicos son esencialmente parte del Presupuesto de Egresos de la Federación, de tal manera que al estar contenidas en este documento deben ser consideradas, de manera que sean previsibles para los gastos que el Estado realiza al momento de ejercer el Presupuesto de Egresos”.

Asimismo, se nos informa que: “en este sentido, se precisa que en tanto que el gobierno requiere recursos para poder cumplir con sus funciones y que corresponde a los ciudadanos contribuir a los ingresos del Estado, el Constituyente determinó que dicha materia no fuese posible para ser consultada, ya que se pondría en riesgo el financiamiento público y el cumplimiento sus fines y propósitos”.

Estimado, lector, por cierto, la pregunta de los senadores fue: ¿Está usted de acuerdo en que se emita una ley que fije límites máximos a las remuneraciones y prestaciones de los servidores públicos, y que reduzca en un 50% las que actualmente perciben el presidente de la república y altos funcionarios públicos de la federación?

No obstante, cabe preguntar, dentro de mi consulta popular: ¿para qué solicitan los partidos y senadores una consulta popular con preguntas que son improcedentes? De las solicitudes del PRI y de los senadores, se comenta que ante los legisladores coexisten sobre el mismo tema iniciativas de ley, y por razones variadas no se ponen de acuerdo para dictaminarlas. 

Así, qué, querido lector, imagínese usted, fueron cinco preguntas de consulta popular, cuatro solicitadas por los partidos políticos y una por los senadores; el PAN con sus salarios mínimos, el PRD y MORENA con su reforma energética, el PRI con su reducción de legisladores plurinominales y los senadores del PAN y PRD con la creación de una ley referente a las remuneraciones y prestaciones de los servidores públicos, pero, pero, pero ninguna fue aprobada. 

Pero, imagínese, por último, querido lector, cabe preguntarle: ¿se justifica el gasto de más de 27 millones de pesos que utilizó el INE para verificar la autenticidad de los 16 millones de firmas que los cuatro partidos políticos entregaron para solicitar sus consultas populares? Imagínese, y sobre todo, cuando se nos dice que el 30 y 40% de los ciudadanos cuestionados sobre su participación negaron haber dado su firma. 

Con todo y todo, declaramos “asunto total y definitivamente concluido”. Nos vemos para el año 2017, con otros temas de consulta popular, siempre y cuando que a los legisladores no se les ocurra reformar la reciente Ley Federal de Consulta Popular.

Al tiempo, tiempo…

Foto: www.politicus.mx

Fecha: 
Jueves, 06 de Noviembre 2014 - 17:00
Redes sociales: 
1