Se encuentra usted aquí

animales

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Y TÚ TIENES EDUCACIÓN O TE VALE?

La calidad de vida de nuestras mascotas solo depende de nosotros. Debemos tener en primer lugar educación y si ésta no la obtuvimos de nuestros padres o tutores, nosotros mismos llegamos a tener la suficiente edad y capacidad de educarnos.

En verdad no tenemos pretexto de agredir a nuestros iguales. Tengamos un poco de conciencia y respeto hacia los demás.

Si sacamos a nuestras mascotas a pasear, tenemos la obligación de llevarlas con correa, aunque nosotros digamos y pensemos que nuestras mascotas estén muy bien educadas o adiestradas. La realidad es que no sabemos cuándo nuestra mascota tendrá una reacción inesperada. Y además hay que tomar en cuenta que no a todas las personas les gustan los animales. Respetemos.

De igual manera, recoge las heces de tu mascota. Hay personas con capacidades diferentes que pueden tener algún inconveniente o accidente por ello. Siempre lleva bolsa (de papel) para recogerlas y tampoco te cuesta nada llevar agua embotellada para echarla sobre la pipí de tu mascota. Respetemos.

Les dejo otros artículos de la LEY DE PROTECCION A LOS ANIMALES DE LA CIUDAD DE MÉXICO:

Artículo 10 BIS. Corresponde a la Secretaría de Seguridad Pública, en el ámbito de su competencia, el ejercicio de las siguientes facultades:

I. Apoyar a la Secretaría y la Agencia en la promoción, información y difusión de la presente Ley para generar una cultura de tenencia responsable y cívica de protección, responsabilidad y respeto digno de los animales.

II. Integrar, equipar y operar brigadas de vigilancia animal para responder a las necesidades de protección y rescate de animales en situación de riesgo, estableciendo una coordinación interinstitucional para implantar operativos en esta materia y coadyuvar con asociaciones civiles en la protección y canalización de animales a centros de atención, refugios y albergues de animales. La brigada de vigilancia animal tiene como funciones:

a. rescatar animales de las vías primarias y secundarias, así como de alta velocidad;

b. brindar protección a los animales que se encuentren en abandono y que sean maltratados;

c. responder a situaciones de peligro por agresión animal;

d. impedir y remitir ante la autoridad competente a los infractores por la venta de animales en la vía pública;

e. coadyuvar en el rescate de animales silvestres y entregarlos a las autoridades competentes para su resguardo;

f. retirar animales que participen en plantones o manifestaciones;

g. impedir y remitir ante la autoridad competente a los infractores que celebren y promuevan peleas de perros. Las disposiciones contenidas en esta fracción no sustituyen las facultades que sobre esta materia esta Ley otorga a otras entidades y dependencias de la administración pública del Distrito Federal.

h. realizar operativos en los mercados y establecimientos que se tengan identificados los cuales se dediquen a la venta de animales, a fin de detectar posibles anomalías en dichos centros y establecimientos.

III. Coadyuvar en el cumplimiento de las disposiciones de esta Ley.

IV. Ordenar las medidas de seguridad relacionadas con las fracciones I y IV del

artículo 59 de la presente Ley.

V. Promover la participación ciudadana a través de sus órganos de representación ciudadana e instrumentos de participación, a fin de difundir la cultura y la protección a los animales.

VI. Las demás que esta Ley y demás ordenamientos jurídicos aplicables le confieran.

VII. En caso de violaciones a la presente Ley por actos de maltrato o crueldad animal en los criaderos clandestinos o furtivos, lugares donde se comercie con animales e incluso cuando no teniendo actividad comercial exista la presencia de animales enfermos, lesionados o con grave grado de desnutrición, la Secretaría de Seguridad Publica, auxiliará a la Agencia en el resguardo temporal de los animales que la Agencia determine asegurar.

Artículo 11. Son facultades de la Procuraduría:

I. Vigilar el cumplimiento de las disposiciones de la presente Ley y demás ordenamientos que emanen de ella, derivadas de la presentación de denuncia ciudadana, y cuando los hechos ameriten su participación tratándose de alguna emergencia, aún sin mediar denuncia interpuesta y poner a disposición de las autoridades competentes a quién infrinja las disposiciones de la presente Ley.

II. Dar aviso a las autoridades federales competentes, cuando la tenencia de alguna especie de fauna silvestre en cautiverio o cuando se trate de especies bajo algún estatus de riesgo, no cuenten con el registro y la autorización necesaria de acuerdo a la legislación aplicable en la materia, así como a quienes vendan especies de fauna silvestre, sus productos o subproductos, sin contar con las autorizaciones correspondientes.

III. Emitir recomendaciones en las materias derivadas de la presente Ley, con el propósito de promover el cumplimiento de sus disposiciones y sancionar cuando corresponda; en su caso, la Procuraduría podrá coordinarse con la Agencia para la emisión de recomendaciones.

IV. Promover la participación ciudadana a través de sus órganos de representación ciudadana e instrumentos de participación, a fin de difundir la cultura y la protección a los animales.

V. Supervisar, verificar en coordinación con las autoridades competentes, así como sancionar en materia de la presente ley, a los establecimientos que incumplan con lo señalado en el artículo 28 bis de la presente Ley, así como lo establecido en el Reglamento.

VI. Las demás que esta Ley y demás ordenamientos jurídicos aplicables les confieren.

Artículo 12 BIS. Es facultad del Juez Cívico conocer cualquier hecho, acto u omisión derivado del incumplimiento de la presente Ley, su reglamento y demás disposiciones jurídicas aplicables, así como emitir y aplicar las sanciones correspondientes, salvo aquellas que estén expresamente atribuidas a otras autoridades.

CAPÍTULO VI

DE LA CULTURA PARA LA PROTECCIÓN A LOS ANIMALES

Artículo 20. Las autoridades competentes, en el ámbito de sus facultades, promoverán mediante programas y campañas de difusión la cultura de protección a los animales, consistente en valores y conductas de respeto por parte del ser humano hacia los animales, con base en las disposiciones establecidas en la presente Ley en materia de trato digno y respetuoso.

Nos quedaremos hasta aquí. Y por favor recuerden que hay que tener respeto y educación hacia los demás. Si quieres que te respeten, primero tenemos que respetar nosotros. Aunque muchas veces la otra persona no lo haga, tú sí. Hagámoslo por nosotros primero.

Saludos a todos y nos vemos en la próxima. Cuídense mucho y muchos saludos.

 

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Jueves, 13 de Febrero 2020 - 09:10
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 13 de Febrero 2020 - 11:25
Fecha C: 
Viernes, 14 de Febrero 2020 - 00:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La crueldad animal y los derechos

A propósito de los animados debates contemporáneos sobre si los animales deberían tener derechos, el pasado 21 de agosto del año en curso, con 16 votos a favor y 5 en contra, el Congreso del Estado de Coahuila aprobó el dictamen que prohíbe las corridas de toros.

En mi opinión, existen muy buenas razones que justifican dicha prohibición. Si compartimos la idea que los animales son "alguien" y no "algo" por lo tanto compartiríamos los principios morales fundamentales y en este sentido un elemental derecho: el de ser tratados con respeto.

La crueldad con la que son tratados los animales en las corridas de toros erosiona ese principio; el debate al fin y cabo tiene mucho que ver con la capacidad que tenemos como sociedad de construir un debate moral razonado, y articular criterios que promuevan la idea del "bien común" como virtud cívica.

Los animales se encuentran conscientes de lo que sucede en el mundo que los rodea y tiene una importancia para sí, en este sentido, los animales no solo están en el mundo per sé, sino cada uno tiene experiencias de vida que pueden ser mejores o peores.

La idea en torno a los  los derechos de los animales y su relación con los derechos humanos,  no pretende sugerir que vale para uno (animales) y para otro (humanos) lo mismo en todos los sentidos posibles1, sin embargo, lo que si se intenta sostener es que los animales y los seres humanos comparten derechos morales básicos.

En esta línea, los seres humanos tienen una responsabilidad ética con los animales, que se sustenta en una de serie valores intrínsecos, a saber, el bienestar, respeto, libertad e igualdad. 

La justificación de los derechos de los animales, no se encuentra en la respuesta a las preguntas: ¿pueden hablar? o ¿pueden pensar?, sino a la pregunta ¿pueden sufrir? Esa capacidad de sufrir es compartida por  humanos y animales.

Por tanto, corresponde a los seres humanos respetar la vida en todas sus formas. Este respeto debe expresarse tanto para la unidad como para diversidad de todos seres vivientes y para la dignidad de todos los animales2.

En suma,  el reconocimiento de los derechos que los animales tienen y la responsabilidad moral de la humanidad que dicha cuestión conlleva, nos  remite necesariamente a la construcción de discursos éticos razonados que por un lado constituyen un elemento básico de la virtud cívica comunitaria y por otro un avance civilizatorio de gran importancia.

___________________________________________________________________

1 Por ejemplo, no podría sustentarse que los animales pueden tener el derecho a la libertad de expresión, o derechos culturales, como acceso al arte, la música. Mucho menos pensar que los pollos tengan derecho a votar, etcétera.

2 “El espíritu de la Declaración Universal de las Derechos Animales” Juan Ramón Blanco Aristín, Madrid, 2012. 

Fecha: 
Miércoles, 26 de Agosto 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Cecil: El adiós a un Rey

Recuerdo cuando tuve mi primera mascota, Dodi, un perrito color miel de tan sólo unos días de nacido. Toda una aventura para una niña de cuatro años. Le siguieron tantos otros: otros canes, un conejo, una tortuga, un gato… pero el primer animalito doméstico en la vida de toda persona amante de los animales es, sin duda, uno de los eventos más entrañablemente memorables.

Por ello, la noticia de la caza del gran felino consentido de Zimbabue, el león Cecil, difundida a través de diversos medios de comunicación y redes sociales, me causó un profundo sentimiento de tristeza e indignación, sentir compartido por millones de personas alrededor del mundo evidenciado en Twitter con el hashtag: #IAmCecil.

A decir verdad, antes de su muerte nunca había escuchado hablar de tan peculiar personaje de oscura melena. No obstante, puedo imaginar la aflicción del pueblo zimbabuense por la trágica pérdida de su mascota nacional a manos de aquel desalmado dentista. Esta pérdida me recuerda a tantas otras historias animales que han dejado huella como: la bella orca Keiko, el pulpo vidente Paul o Hachiko, el perro japonés que saltó a la fama por su insólita muestra de lealtad a su amo muerto.

Cecil era un león común. No era de una raza exótica o rara. Sin embargo, fue un macho alfa que destacó siempre de entre sus congéneres. Poseedor de un gran carácter y encanto, se ganó la simpatía y admiración de gran cantidad de visitantes provenientes de todas partes del mundo que se congregaban en el Parque Natural Hwange -el tranquilo hogar del gran gato- para experimentar auténticos recorridos safaris en medio de tan magníficos ejemplares.

El origen del nombre del felino viene de Sir Cecil John Rhodes, un colonizador británico de un territorio bautizado como Rodesia, que hoy en día forma parte de Zimbabue.

De acuerdo a datos que encontré en algunas fuentes vía internet, la famosa fiera engendró 24 cachorros con seis leonas, pero, -yo me pregunto- ¿realmente alguien puede saber este tipo de información? Era un animal salvaje que deambulaba por uno de los parques protegidos más extensos de África y es improbable que alguien sepa a ciencia cierta cuantos retoños trajo al mundo. Lo que sí es un hecho (y trágico por cierto), es que el futuro de las últimas camadas que pudo haber engendrado en vida podrían no tener un futuro alentador, puesto que el comportamiento natural del león indica que, cuando un nuevo macho toma el mando del harém, asesina a las crías de su antecesor, pues es impensable que el nuevo león permita que sus hembras ocupen su tiempo en la crianza de cachorros que no llevan su material genético.

El caso de Cecil ha tomado una importancia inusitada a nivel mundial, ya que a raíz de su asesinato diferentes autoridades ambientales y de la protección a la vida salvaje, gobiernos locales, ONGs, entre muchos otros organismos, se están movilizando para proponer la creación de nuevas iniciativas de ley para reforzar la protección de la fauna salvaje con respecto a la caza legal y la furtiva, y eso significa que la muerte de tan admirada fiera lejos de ser en vano, acarreará beneficios para cientos de miles de animales de diversas especies en inminente peligro que le deberán la vida y le vivirán eternamente agradecidos.

Ciertamente, la rabia colectiva por la muerte de Cecil radica en lo malicioso e innecesario del acto. Aun si la caza hubiera sido legal –que no lo fue– la conmoción probablemente sería la misma. No se trató de una cacería por alimento o control de especies, sino por deporte; por la simple adrenalina que siente alguien por matar a otro ser vivo, acto que nos hace preguntarnos: ¿quién realmente es la bestia salvaje en este planeta?

__________________________________________________________

Fuentes:

http://www.elmundo.es/ciencia/2015/07/29/55b8a5ab22601dc20c8b4581.html

https://animalesencautiverio.wordpress.com/2011/11/20/el-haren-del-leon/

Fecha: 
Lunes, 10 de Agosto 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Tarde de Faena… ¡Rabo y orejas!

El toro corrió hacia el centro del ruedo, dio algunas vueltas, hasta ubicarse. Esperaba salir y divertirse… Al levantar la vista vio el capote “Ahora sí que me voy a divertir” Óleeee… “Sí, esto está divertido, corretear a un trozo de trapo, parece interesante, ¡Nunca imaginé, que la ‘fiesta’ fuera así!”

Empezaba a sentirse cómodo cuando de pronto vio venir al picador… “Esto se pone interesante, ¿será una competencia entre caballeros?” –Se preguntó- “Dos a dos, me parece bien…” -El primer puyazo lo sacó de sus pensamientos- “¡Ay!... Esto no me lo esperaba, seguro mi pareja se distrajo y no me protegió con su trapo…”

¡Ough! –sintió el segundo el segundo pinchazo… Dio unos pasos para atrás, segundos que le permitieron observar el entorno y captar la realidad-… “¡No es posible! De esto se trata, de golpearme hasta matarme… Ingenuo de mí, me lo advirtieron y no lo creí…” –Reflexionó-.

Éste es un relato de alguien que alguna vez disfrutó de la fiesta brava…, hace mucho tiempo era yo pequeña y no recuerdo con precisión la terminología, la intención es compartir con ustedes mi impresión de hoy en día…

“Entonces –Se dijo el toro- todos los que gritan están de acuerdo en lastimarme… ¡Oh!, seguro hice algo malo sin darme cuenta…” –Un golpe más era asestado sobre su lastimado lomo y un agudo tormento inundó su alma-. Ya el dolor era generalizado y la sangre fluía por sus costados… Tuvo que resoplar y respirar profundo… Vio al torero plantarse frente a él, seguro de sí mismo. “¡Sólo a mí me van a lastimar! En verdad: ¿Qué hice mal?” –Repitió-.

De pequeña fui varias veces a la corrida de toros, recuerdo que me gustaba la “Fiesta Brava”. Disfrutaba de las faenas, los bellos trajes de luces, los pases largos, el capote, la muleta, la espada... Después, mi papá nos dejó de llevar, no supe el por qué… Ahora comprendo su razón.

¡Óleeee!, –Escuchaba enojado el toro-. Se fue sobre el torero y en un descuido de éste logró prenderlo con el cuerno… El torero rodó alejándose de él y cuando el toro esperaba lanzarse sobre él, se vio rodeado por capotes y perdió de vista al torero. La plaza quedó en silencio…El torero se levantó cojeando, sacudió su traje y volvió a plantarse frente a SU toro. “Ahora sí, TÚ Y YO, nos vamos a enfrentar” –le dijo el torero-.

De nuevo, entró el caballo, ahora el toro estaba prevenido e inmediatamente se lanzó sobre él. El picador lo volvió a pinchar, una y otra vez… El toro ya agotado se decía: “Ya no puedo ¿Qué más me esperará?”. Entonces apareció el torero, gallardo, erguido, envuelto en su bello traje de luces… ¡Óleee!...

Años después acepté que si bien las luces y los pases son bellos, más importante es el bienestar de un ser indefenso y valoré la magnitud de la frase de Gandhi: “Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”.

Después de algunos pases el torero se detuvo… levantó la montera, se paró al centro del ruedo –Mientras pensaba- “¡Que buen ejemplar!” –Y el toro se decía- “¡Me van a indultar!” Se empezaron a ver los pañuelos blancos...y los gritos en la plaza… ¡Torero!...

El torero pidió permiso… Pero los pañuelos blancos no fueron suficientes… El juez ordena la muerte del toro… El torero caminó parsimoniosamente, muleta y espada en mano. Tras unos pases, saca la espada, la coloca frente a sus ojos midiendo, calculando… El toro esperaba…

El toro miraba al torero, de pronto sintió el frío acero cruzando por su pecho… Se doblaron sus cuartos delanteros, cayó hincado mientras el torero mano en alto se paraba frente al toro…, se miraron un instante… Y el toro volvió a preguntarse “¿Qué hice mal?”, mientras cerraba sus ojos ya para descansar… Y el torero dando vuelta al ruedo, salía cargado en hombros.

Hay muchos intereses en juego: empleados, ganaderos, empresarios, empleos secundarios… El hombre es sabio y creativo,  y cuando se lo propone aprovecha los momentos coyunturales para mejorar sus condiciones vida…

El nivel de conciencia se genera poco a poco, reconozco mi gusto por la “fiesta brava”, sin embargo, en algún momento comprendí el sufrimiento del OTRO. Entonces ELEGÍ: ¡AMAR en lugar de maltratar!

______________________________________________________________

Foto: http://www.davideallegri.com/wp-content/uploads/2013/04/corrida-torero-t...

http://www.donquijote.org/cultura/espana/los-toros/vocabulario

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 15 de Julio 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Le Can-Can de Francine: ¿Animados? ¡Animadísimos!

El otro día viendo un capítulo de los Simpson le tocó a “Huesos” el famoso perro de la familia, mezcla de galgo, con xoloiztcuintli y callejero, realizar toda una odisea al lado de Bart y de Homero. Divertido, distraído, leal y solidario, al igual que nuestras mascotas reales, los perros de caricaturas también son la gran compañía.

De ahí me surge la curiosidad por conocer e identificar ¿cuántos perros son famosos por las series o películas animadas?

Nuestro compañero y amigo es realmente una figura muy importante en la animación, se le ha caracterizado por ser juguetón, bravo y valiente, leal, trabajador, alegre y divertido, cazador de presas, destructor y desobediente, en fin, en casi todas las cualidades y defectos que todos le conocemos.

Unos son más listos que otros, otros más juguetones, otros más bonitos, pero estoy completamente segura que alguno de estos “perros con ánima” te han provocado una risa, una sonrisa y hasta un recuerdo entrañable.

Todos son caricaturizados, pero al verlos inmediatamente identificamos la raza, el tamaño, sexo y personalidad.

Les presento algunos de los más famosos que se ven en el cine, en series, en comics, y en cuentos infantiles. Nos acompañan en nuestra vida diaria y cotidiana, al igual que nuestras mascotas.

¿Cuántos conoces? ¡He aquí una selección de mis favoritos!

Pluto. Alegre y juguetón. El mejor amigo de Mickey Mouse y de todos los niños y adultos. Siempre alerta a defender a su amo. ¡Yo lo amo!

Goofy. Distraído, de buen humor, alegre y fiel con sus amigos que forman una pandilla con Mickey, Donald, Daisy y Minnie. Inolvidable como conductor de autos. Todos al subirnos a un coche nos convertimos en el Goofy atrabancado y peleonero. ¡Guau!

Snoopy. Tirado bocarriba en el techo de su perrera, interpreta la filosofía de la vida. Amigo inseparable de Charlie Brown… y de todos los que lo leemos.

Scooby-Doo. Gran Danés que a pesar de su tamaño es asustadizo, pero muy simpático, sin embargo en situaciones que peligran sus amigos, en especial Shaggy, saca sus habilidades de detective y resuelve los enigmas más complicados. ¡Es divertidísimo!

Golfo. Típico perro callejero, peleonero pero galante con las “damas”, valiente y leal. La escena romántica a la luz de la vela, comiendo macarrones con Reina, en el patio trasero del restaurante italiano, es un clásico del cine animado.

Dino. El perro prehistórico más célebre del mundo. La mascota de Pedro Picapiedra que siempre le juega bromas y… le gana a Pedro. ¡Adorable!

Astro. El perro de la era del futuro, es miembro de la familia de los Supersónicos.

¡Bravo! y varios ¡Guauuuss! por Hanna Barbera, creador de estos dos perros. Uno en el pasado y el otro en el futuro.

Milú. En sus aventuras por todo el mundo, Tin Tin, el niño-joven reportero detective, siempre es acompañado por su fiel amigo Milú que además tiene un olfato increíble para ayudar a resolver los enigmas de los “malos”.

Slinky. Personaje muy querido en las películas Toy Story 1,2 y 3. El mejor amigo de Woody, siempre dispuesto a ayudar, es leal y sabio. Gracias a que su cuerpo es un resorte, se estira al máximo y así resuelve y ayuda en todas las situaciones de problema y peligro. Divertidísimas escenas con el Señor Cara de Papa. ¡Inolvidable!

Napoleón y Lafayette. Perros sabuesos que los conocimos por la película “Los Aristógatos“. Cinta de Disney muy famosa, sobre todo, la doblada al español. Si nunca la has visto, te la recomiendo, ¡son geniales!

Gromit. Perro labrador que vive con Wallace, un inventor inglés. Le gusta leer, tejer, cocinar y comer cereales. Es inteligente, diligente y muy hábil para sacar a su amo de problemas. Su objeto mas valioso es una foto de él, con su amigo Wallace. ¡Fabulosa producción británica elaborada en plastilina!

Capi. De la serie japonesa de dibujos animados "Remi", basada en la novela francesa “Sans Famille” (Sin Familia), se considera la caricatura más triste del mundo. Remi su personaje principal, vive lleno de aventuras por la campiña francesa, su mejor aliado “Capi” perrito de circo, trabajador y leal. ¡A llorar se ha dicho!

Reina. La perrita más conocida por todos. Hermosa de cachorra y bella de grande, con una educación muy refinada. Pertenece a un barrio elegante y por aventuras del destino es salvada por el perro callejero llamado, Golfo. ¡Hermosa!

Estoy segura que todos tenemos un juguete de peluche o de pilas, un dvd, un rompecabezas o un libro que nos recuerdan a nuestros mejores amigos animados.

¡Qué el ánima de estos personajes nos acompañe, siempre!

Fecha: 
Viernes, 28 de Noviembre 2014 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿A usted le preocupa el cambio climático?

El tema del cambio climático es un problema que une a todos los países. En estos días en Nueva York, se comenta que en la reunión de secretarios de relaciones exteriores durante el Foro de las Mayores Economías, el  Secretario de Relaciones Exteriores de México, José Antonio Meade, manifestó que en nuestro país cuenta con una Ley General del Cambio Climático; en otras palabras es una ley modelo para que otros países adopten el ejemplo.   

Los mexicanos tenemos la obligación de combatir los efectos del cambio climático que se originan por la misma actividad del ser humano. Para combatir  los  efectos nocivos del cambio climático en la naturaleza donde residimos, resulta trascendental, por lo menos, la creación y aplicación de leyes que reglamenten de manera ordenada las acciones gubernamentales, esto es, a través de políticas públicas eficientes. 

Si bien es cierto que el artículo 4 de la Constitución establece que toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar,  también es cierto que el artículo 25 de la Constitución determina que corresponde al Estado la rectoría del desarrollo nacional para garantizar que éste sea integral y sustentable, llevando a cabo la regulación y fomento de actividades que demande el interés general. 

El derecho y la obligación de la persona y de las instituciones para gozar de un medio ambiente sano y combatir los efectos del cambio climático se comparte con responsabilidad de la población y de las autoridades.

El derecho entendido como el conjunto de normas jurídicas que contribuyen a regular las conductas de todas la personas e instituciones en materia de cambio climático, es el derecho que se establece con la reciente Ley General del Cambio Climático, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 6 de junio de 2012, y el reciente  ACUERDO por el que se expide la Estrategia Nacional de Cambio Climático, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 3 de junio de 2013. Así como el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 publicado en el Diario Oficial de la Federación el 20 de mayo de 2013 incluye, el tema de fortalecimiento de la política nacional de cambio climático y cuidado al medio ambiente para transitar hacia una economía competitiva, sustentable, y de bajo carbono.

La ley y los programas públicos están vigentes, pero cuando se incumplen, también es cierto la aplicación de otra ley denominada Ley Federal de Responsabilidad Ambiental, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 7 de junio de 2013 (con vigencia el 7 del julio de 2013),  cuyo objeto es la protección, la preservación y restauración del ambiente y el equilibrio ecológico, para garantizar los derechos humanos a un medio ambiente sano para el desarrollo y bienestar de toda persona, y a la responsabilidad generada por el daño y el deterioro ambiental.

Así qué, estimado lector, como mexicanos ¿cómo luchamos contra los efectos  del cambio climático? En otras palabras, nuestra responsabilidad ¿cuál es contra los efectos del cambio climático? 

Los efectos del cambio climático son graves, mire usted lector, entre otros se mencionan: el aumento de temperaturas; el deshielo; la subida del mar; las sequías; los fenómenos meteorológicos extremos; las pérdidas económicas; la extinción de especies; las enfermedades; la emigración (aumento de la erosión y las inundaciones); y la pérdida de recursos. 

Así, qué, querido lector los efectos del cambio climático nos afecta a todos los seres humanos, especies y ecosistemas. 

Al tiempo, tiempo…

Por último, estimado lector, en mi columna del viernes pasado me expresaba en relación a los países que integran el Reunido a  “Irlanda”  y  debe decir “Irlanda del Norte”. Por tanto, le manifiesto una atenta disculpa… 

Fecha: 
Lunes, 22 de Septiembre 2014 - 18:00
Redes sociales: 
1