Se encuentra usted aquí

Andy ruiz

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La 4T y Andy Ruiz

El pasado 7 de diciembre el primer pugilista mexicano campeón de peso completo, Andrés Ponce, mejor conocido como “Andy Ruiz”, perdió en la primera defensa de su cetro obtenido de manera sorpresiva ante el británico Anthony Joshua. La pelea de revancha realizada en el inusual escenario boxístico en Arabia Saudita, fue promocionada como el evento del año debido a la proeza realizada por el México-Estadounidense el pasado primero de junio en el mítico Madison Square Garden. Ante la atención mediática y política del evento, ya que hasta el presidente Andrés Manuel López Obrador, lo recibió en Palacio Nacional y un día antes del cotejo le deseo suerte a “su tocayo” pues representaba a todo un país. Luego de la derrota por decisión unánime, el tabasqueño le envió un mensaje de ánimo y le pidió no rendirse, además de desear que existiera un tercer encuentro.

En la pelea de revancha se notó la falta de preparación del ex campeón mexicano donde lució con sobrepeso, fue lento en sus reacciones y tuvo escasa movilidad, misma que le había dado la victoria ante el pugilista británico en el primer encuentro. El peleador nativo de Tijuana, Baja California, México, pasó de ser un desconocido en el mundo del deporte al protagonista mundial de una hazaña digna de las películas de Hollywood. En conferencia de prensa el derrotado pugilista reconoció que pasó tres meses en los excesos, por lo que no cumplió con el difícil programa de entrenamiento de su manager, ni atendió los consejos de su padre.

El triunfo de Andy Ruiz por la forma y trascendencia ante el perfecto atleta que es Anthony Joshua, se comparó con las victorias épicas de James 'Buster' Douglas frente a Mike Tyson o a las de Oliver McCall y Hasim Rahman frente a Lennox Lewis. La preparación del mexicano desconocido, la falta de reflectores y distractores habían permitido que su estilo fajador se confrontará con el estilo casi perfecto del británico, a quien en aquella batalla cuerpo a cuerpo, le permitió remontar una pelea que tenía perdida, gracias al poder de su extraordinaria pegada que mando a la lona en cuatro ocasiones al estilista boxeador inglés.

Reza un dicho tradicional nacional, que nada derrota más a un mexicano que el triunfo. Al parecer así fue con el púgil nacional que después de su hazaña, saltó a la fama nacional e internacional. El mundo del deporte y la farándula se rindió ante Andy Ruiz, a grado tal que el actor y productor cinematográfico, Sylvester Stallone, le felicitó a través de las redes sociales y lo comparó con el mítico personaje Rocky Balboa. El boxeador mexicano de figura regordeta no estaba preparado para esa clase de fama y sus manejadores perdieron el piso al no respetar los tiempos de entrenamiento necesarios para poder competir en el boxeo profesional.

En la deslucida pelea de revancha, el rival Anthony Joshua aprendió de sus errores y no volvió a concederle la distancia propicia para las combinaciones demoledoras de Ruiz, a quien le mantuvo lejos con su largo jab y en ocasiones no dudo en huir literalmente de los golpes del efímero campeón mundial. Con una ceja cortada desde el primer round, el mexiconorteamericano con 10 kilos de más que su rival, sin movilidad, ni la condición física requerida, no pudo nunca acercarse al rival británico que lució dominador durante toda la pelea. El nuevo campeón Joshua fue benevolente en sus declaraciones con Ruiz, a quien reconoció como el primer campeón de peso completo de México y alabó su primera actuación boxística.

Andy Ruiz vivió las dos caras de la moneda deportiva, saltó meteóricamente al mundo de la victoria y el éxito, para después caer en la pesadez de la derrota, que pudo ser por nocaut, pero que por amor propio logró evitar al acabar de pie la pelea. En la dura etapa de reflexión deberá analizar si es momento de tomar en serio su carrera boxística, o si se retira para realizar otro tipo de actividades.

El boxeo es el deporte que más campeones y éxitos ha dado a México, es como lo definió el finado presidente del Consejo Mundial de Boxeo, José Sulaimán: “el deporte de los pobres”, por lo que siempre contará con inagotables representantes mexicanos. El pugilismo representa las pocas oportunidades reales que tienen muchos connacionales de buscar salir de la pobreza, escalar socialmente y es la razón principal que cuando dos boxeadores mexicanos suben al ring, sus combates están llenos de fuerza y determinación al disputarse la gloria del triunfo.

El mismo Andy Ruiz después de su increíble triunfo aseguró a su madre que nunca volverían a padecer privaciones como las de su difícil infancia. Al parecer el futuro del primer campeón mexicano de peso completo pudiera estar resuelto, pero siempre será un caso de estudio cuando se analiza la naturaleza de muchos deportistas que logran el éxito, sin tener la madurez mental y la adecuada orientación para enfrentar la natural derrota o el fin de sus ciclos deportivos.

Es también de destacar el oportunismo político y económico que sufren estas figuras incapaces de entender los riesgos y peligros de ser mediáticos. Los intereses particulares que se acercan cuando cualquier figura se encuentra en la cúspide, les devoran y roban el protagonismo, para después olvidarse de ellos cuando la buena fortuna les abandona.

Los casos de éxitos deportivos continúan siendo producto del esfuerzo individual y no resultado de una política pública impulsada e institucionalizada desde el Estado. Es una longeva deuda de muchos gobiernos pasados con la cultura deportiva que prevendría adicciones y delincuencia entre los jóvenes, pero que al ser infravalorada ante los intereses electoreros y de corto plazo, sentencia al país a vivir de contadas figuras deportivas emergentes, muchas veces fugaces.

Autor:

Fecha: 
Martes, 10 de Diciembre 2019 - 10:20
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 10 de Diciembre 2019 - 12:35
Fecha C: 
Miércoles, 11 de Diciembre 2019 - 01:35