Se encuentra usted aquí

andrés manuel lópez obrador

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

51 años después, ya es hora de que priistas y expriistas ofrezcan una disculpa pública

El 2 de octubre de 1968 era yo un estudiante del segundo año de la carrera en la Escuela (hoy Facultad) de Economía de la Universidad Autónoma de México y, como la mayoría de los alumnos de la UNAM, no asistí al evento convocado en la Plaza de las Tres Culturas.

Después de participar durante agosto y septiembre de ese año en diversas manifestaciones y marchas antigubernamentales, decidí no ir a Tlatelolco porque después de casi tres meses de no tener clases y luego de llegar a conocer a algunos de los principales y nada sinceros dirigentes estudiantiles, concluí que el movimiento estaba controlado por individuos que respondían más a intereses trasnacionales que nacionales y que recibían consignas, orientación y apoyo económico de funcionarios de las embajadas de Estados Unidos, la Unión Soviética, Cuba y otros países.

La acción violenta, sangrienta y desmesurada que el presidente priista Gustavo Díaz Ordaz ordenó llevar a cabo ese día de octubre para suprimir el movimiento estudiantil me impresionó y afectó. Desde entonces dejé de creer en los políticos mexicanos, sobre todo en los priistas.

Pasaron 39 años y llegó el 2 de octubre de 2007. En mi noticiero radiofónico me referí a los eventos que ese día encabezarían diversos funcionarios y dije, entre otras cosas:

 “Muchos de los líderes del 68 hoy van a llorar y echar lágrima y moco, también lo harán muchos expriistas distinguidos, entre ellos Marcelo Ebrard, que pese a lo ocurrido el 2 de octubre de 1968 entraron después al PRI”.

“Ellos podrán argumentar que entraron para transformar al PRI desde su interior. Eso no es cierto, entraron porque el PRI era el mejor conducto para llegar al poder y hacer los negocios que desde el poder en México se pueden hacer”.

“Entonces, hoy a los priistas o expriistas que inclinen la cabeza en memoria de los muertos de Tlatelolco, a todos les digo que son unos hipócritas”.

“También veremos inclinar sus cabecitas a muchos excomunistas que hoy están dentro del PRD y que como líderes estudiantiles exigían la desaparición del cuerpo de granaderos porque decían que era una corporación policíaca represora. Desde que el PRD llegó al Gobierno del DF, en 1997, no he visto que los perredistas en el poder hayan desaparecido a los granaderos…”

“El mismo AMLO le entró al PRI, sabiendo que el PRI era un partido represor desde su origen”.

“Entonces, hoy va a haber mucha lágrima, mucho moco, mucha recordación. Yo no estoy justificando lo que hizo el gobierno de Díaz Ordaz o lo que hizo el Ejército en aquel entonces, pero no voy a llorar como los hipócritas que lo harán en público”.

Hoy pienso lo mismo que hace 12 años y muchos de los que este día encabecen o participen en los eventos conmemorativos del 2 de octubre serán los que en su momento avalaron de alguna manera el crimen de Estado perpetrado por el gobierno de Díaz Ordaz; algunos de ellos, como el ahora diputado Porfirio Muñoz Ledo, públicamente felicitaron al entonces presidente.

Por lo ocurrido hace 51 años, ya es hora de que ofrezcan una disculpa pública aquellos que entonces pertenecían al PRI y quienes afiliándose después a este partido avalaron la matanza en Tlatelolco.

Es lo mínimo que merecen las víctimas del 68.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 02 de Octubre 2019 - 11:30
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 02 de Octubre 2019 - 20:15
Fecha C: 
Jueves, 03 de Octubre 2019 - 07:30
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La muerte de José José en tiempos de la 4T

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) expresó las condolencias por la muerte del popular cantante José Rómulo Sosa Ortiz, mejor conocido como José José, horas después de ser informada su muerte el pasado sábado 28 de septiembre. Los homenajes populares invadieron las redes sociales donde destacan estadios llenos cantando los éxitos del denominado “príncipe de la canción”, videos de usuarios del transporte público cantando improvisadamente “el triste”, tema emblemático de los tiempos de los grandes baladistas nacionales, así como otros innumerables homenajes del mundo de la música, la actuación y el medio del espectáculo.

Actores políticos también hicieron eco de la muerte del ídolo mexicano, quien junto a Juan Gabriel, José Alfredo Jiménez y Jorge Negrete, son figuras icónicas de lo que llaman la mexicanidad construida en el siglo pasado. Mensajes de condolencias y de reconocimiento a su exitosa carrera musical que unió a diferentes estratos sociales y creencias políticas. Sus canciones amenizaban todo tipo de reuniones donde el amor y desamor era homenajeado junto con bebidas etílicas y un sentimiento de pertenencia colectiva.

La transición de José José a leyenda mexicana estaba lista, solamente se requería de un funeral masivo para que el pueblo mexicano se despidiera, manifestara su respeto y dolor ante los restos mortales en un edificio público. Pero fue allí cuando algo que parecía muy normal, de simple protocolo, se complicó y se transformó en una auténtica película de terror cuando hasta el lunes 30 de septiembre, los hijos del primer matrimonio del cantante declararon que no tenían claro el paradero del cuerpo del cantante, quien murió en Florida, Estados Unidos.

Un auténtico mar de contradicciones fueron las declaraciones de la hija menor de José José, que difundió la noticia de la muerte de su padre, mientras aprovechaba de forma muy miserable el momento mediático, para promocionar el presunto relanzamiento de su carrera musical. Luego de que familiares acudieran a dos hospitales donde presuntamente se dio el deceso del cantante y se les informará que no había registro de su estancia, el escándalo fue de proporciones dantescas. Después de varias horas de incertidumbre y especulaciones se mencionó que era muy probable que el cuerpo del cantante se encontrara en una morgue de la cadena de funerarias en Miami, en espera de instrucciones sobre el servicio que se le realizaría.

Es increíble que un caso tan emblemático para los mexicanos haya degenerado a una historia bizarra donde se llegó a mencionar la posibilidad de un asesinato en contra del popular cantante. Especulaciones sobre si la hija del finado cantante, habría vendido una exclusiva a una televisora para transmitir los homenajes, o que realizaron un funeral privado sin acceso al resto de la familia ni la prensa, fueron el común denominador en los tiempos de la vorágine informativa, maximizada en torno al deceso de una figura latinoamericana.

La exitosa carrera de José José, es un ejemplo de lo difícil que es para los ídolos populares mexicanos, poder asimilar el éxito y la fortuna que llegan de forma inmediata. Los excesos, las adicciones y los escándalos fueron el común denominador en la vida del cantante. La eterna ausencia paternal con sus hijos, los divorcios mediáticos, las recaídas en las adicciones y el deterioro de su salud, que le trajo el desgaste prematuro de sus cuerdas vocales, marcaron su carrera meteórica.

El cantante mexicano rompió con la tradición de la balada ranchera e hizo de la tragedia romántica una forma trágica de vida, que sería adoptada por muchas generaciones de mexicanos que padecieron el desamor y la dificultad de superar una relación amorosa. La psique del mexicano en cuanto a fracasos amorosos siempre encontró refugió en auténticos himnos populares que inmortalizaron la voz privilegiada del intérprete, proveniente de una familia dedicada a la música. Nativo de Azcapotzalco, ciudad de México, vendió más de 100 millones de discos, participó en concurso internacional de canto, en el cual obtuvo el tercer lugar, pero que le catapultó para consolidar su carrera en la década de los años setentas y ochentas.

Por lo pronto el próximo 4 de octubre, la secretaria de Cultura de la Ciudad de México, realizará un “karaoke” en la plancha del zócalo, para que los ciudadanos acudan a cantar sus canciones, como lo hacían de forma común en sus tertulias y bares donde su música obligatoria. Es el primer deceso de una figura nacional de la música mexicana en los tiempos del régimen del presidente AMLO, quien se declaró como un fan y admirador del ídolo musical, además de que invitó a homenajearlo escuchando su música.

Se puede esperar un homenaje en el Palacio de Bellas Artes como el ocurrido a Juan Gabriel en el año de 2016. Es de destacar la fotografía popularizada en redes sociales, donde los mencionados cantantes mexicanos comparten cuadro junto a Rocío Dúrcal y Camilo Sesto (ya finados también) y que marcaría una nostálgica época donde la clase política era muy cercana a la farándula. Como se recordará existió un centro nocturno en las cercanías de la Secretaria de Gobernación, donde los artistas más exitosos se presentaban para un público más exclusivo e influyente políticamente.

Aquella mítica gráfica fue tomada en los años ochenta, durante la inauguración de la entonces casa discográfica de los monstruos de la canción, en Los Ángeles, EUA, siendo ellos los máximos vendedores de discos de sus tiempos. No volverán a existir ídolos de la talla del “príncipe de la canción”, así como el país no será el mismo después del cambio de régimen que encabeza el tabasqueño, nostálgico enamorado de las canciones del baladista más importante de los últimos

Autor:

Fecha: 
Martes, 01 de Octubre 2019 - 12:05
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 01 de Octubre 2019 - 14:20
Fecha C: 
Miércoles, 02 de Octubre 2019 - 03:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

“Que coman los que nos dan de comer” y no se desvíen los recursos

Ayer, durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), Víctor Manuel Villalobos,  y el director general de Seguridad Alimentaria Mexicana (SEGALMEX), Ignacio Ovalle, informaron la situación actual del programa ‘Precios de Garantía a los Productos Básicos’, que busca “apoyar a los productores, comuneros y ejidatarios con precios justos por sus cosechas; lograr la autosuficiencia alimentaria y de esta manera reducir las importaciones del extranjero”.

Los beneficiados reciben, en promedio, 30% más que antes por sus cosechas de arroz, frijol, trigo y hasta el 40% más por las de maíz.

Ahora, por tonelada (t), los productores de maíz reciben 5160 pesos más 150 pesos por t de flete, los de frijol 14 500 pesos, los de trigo panificable 5790 pesos y los de arroz 6120 pesos. A los lecheros se les compra, diariamente, un litro de leche fresca a 8.20 pesos.

Los precios de garantía se pagan a los productores más pobres de acuerdo a estos criterios:

Para el maíz: hasta cinco hectáreas (ha) de temporal y un límite de compra de 20 t por productor.

Para el frijol: hasta 20 ha de temporal o cinco ha de riego y un límite de compra de 15 t por productor.

Para el trigo panificable: un límite de compra de 100 t por productor.

Para el arroz: un límite de compra de 120 t por productor.

Para la leche fresca: hasta 15 litros por vaca.

Los beneficiados son 1 600 000 productores de maíz, 300 000 de frijol, 40 000 de trigo panificable, 6000 de arroz y 8000 de leche. En total, 1 954 000 campesinos y agricultores.

AMLO utilizó una muy una buena frase para describir el objetivo del programa: “que coman los que nos dan de comer”.

Durante su campaña electoral, Andrés Manuel prometió que establecería un programa de precios de garantía para apoyar a los trabajadores del campo y en enero pasado lo presentó al público. Desde un principio sus adversarios dijeron que su proyecto era estatizador y un primer paso para establecer el socialismo en nuestro país.

Quienes esto aseguraron desconocían que la mayoría de los países, incluidos los más desarrollados y capitalistas, auxilian a sus productores de alimentos, sea por medio de precios de garantía, subsidios y otros tipos de ayuda. Y, si lo sabían, hicieron sus críticas sin sustento alguno y solo con el fin de generar un clima de miedo entre la población.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), en 2018 los apoyos gubernamentales representaron, en promedio, el 19.22% de los ingresos de los productores de 25 países de la OCDE y 28 de la Unión Europea. En México apenas el 8.07%.

En muchos países los apoyos se entregan no solo para “que coman los que nos dan de comer” sino para que los productores pertenezcan a la clase media consumidora de bienes y servicios.

Espero que la burocracia no desvirtúe los propósitos del programa y que a través de malos manejos no se desvíen hacia los bolsillos de funcionarios y líderes campesinos corruptos los 25 000 millones de pesos que se le destinarán en 2019. Es mucho el dinero y mucha la corrupción que, a pesar de lo que diga AMLO, sigue presente en el ámbito gubernamental.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Martes, 01 de Octubre 2019 - 10:55
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 01 de Octubre 2019 - 19:40
Fecha C: 
Miércoles, 02 de Octubre 2019 - 06:55
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El cuidado de las formas

El planteamiento de invertir 17,000 millones de dólares por la iniciativa privada deja claro el espectro de visión de futuro para una nación en estanco en su función productiva. Infraestructura, vocablo que reúne todas las fórmulas del progreso cifrado en la inversión. Así será el planteamiento para 2020. Solamente de esa manera se reactiva la economía mexicana. Así deberá absorber el planteamiento la transición en turno.

En el anuncio se interpone una marcha, que revive un episodio trágico de la vida nacional: Ayotzinapa. Se produce un saqueo de bienes y activos de comercios y daños patrimoniales. La autoridad no aplica la ley y la ciudadanía queda a merced de vándalos. La no represión la festina el gobierno local y el federal. Y viene la interpretación desde la tribuna del presidente a confundir los hechos y a difundir un mensaje que trasciende nuestras fronteras. La invasión anárquica de las calles de la ciudad no es un movimiento doctrinal; no es el anarquismo de Ricardo Flores Magón y el Partido Liberal Mexicano que combatía la tiranía y la dictadura. No puede ni debe confundirse un sueño libertador con una invasión callejera.

El vandalismo vivido es guiado, ordenado desde algún rincón que, apuesta a la desestabilización, que apuesta a la anarquía como telón del caos y síntoma de la confusión. La adjetivación del presidente siembra un mensaje que añade a la desconfianza ya existente en el ambiente de la inversión y de la invitación al capital. Las fuerzas conservadoras han existido siempre y en todas las naciones; son equilibrio de mesura y contrapeso al poder absoluto y totalitario. No son doctrina que encierra ostracismo ni regresión, es simple nacionalismo protector de cultura, de valores, de historia y de acervo. Conservar es por definición preservar, custodiar. El derivado que interpreta el presidente en conservadurismo es en cierta forma medida extrema, medida lacerante de provecho y abuso de una simple forma de contemplar la arbitrariedad y señalarla. Conservadurismo puede existir como término, en un léxico denostador, pero jamás sería interpretativo como instigador de una revuelta vandálica.

La sociedad, interpretada de muchas maneras, desde cuerpos civiles hasta organizaciones formales que unen pensamiento y directrices consideradas provechosas para todas las comunidades del país, simplemente señalan y en ese señalamiento esperan respuesta congruente. Cuando no la reciben, reclaman por las vías de la civilidad y la legalidad. Eso es todo, es quehacer ciudadano. Así se demanda la restitución de un despojo de un activo nacional, el aeropuerto de Texcoco, así se reclama la cancelación de proyectos inútiles como Dos Bocas y el Tren Maya. Así se demandan protecciones alejadas de recipientes y beneficiarios de programas probados en su cobertura y eficiencia. Así se demandan innumerables proyectos y programas interrumpidos para sustituirlos por dádiva directa y clientelar.

La demanda de orden, como restitución de garantías ya existentes en nuestro medio, como preservación del patrimonio constitucional que ampara la vida de todos, no obedece a ninguna doctrina, no obedece a dictados de historia pasada como tampoco a imposiciones de orden material; la simple conveniencia de las economías de mercado muestra bondades de todo tipo para la vida de las naciones progresistas. El ritmo gubernamental que exige la sociedad es de mero acompañamiento y acomodo de los bienes nacionales para siempre acompasar y conjugar la inversión pública y la privada. No hay nada liberal ni conservador en esta fórmula. El diseño de la libre competencia y el imperativo de la especialización ya cubren toda expectativa de participación en un comercio abierto y fronteras con libertad.

El desprendimiento que enarbola esta transición de todo acto de gobierno anterior carece de validez en el sentido de borrar una huella que pudo tener fallas, que pudo tener anomalías y abusos sin precedente; de esa postura a la corrección nadie pondría en tela de duda un cambio de rumbo. Eso se espera de una administración renovadora, pero la continuidad es inevitable en la vida institucional de las naciones. Esta transición ignora que es solamente un paso del que restan cinco años para complementar vida de nación a una economía que se sitúa en las primeras quince del mundo. Esa debe ser la mira.

El primer año de esta tercera transición se irá en la experimentación del ahorro como función toral en la retención de programas y recortes sin miramiento. El resultado ya está a la vista: detuvo toda la función económica y el nulo crecimiento del producto ya sanciona horizontes de crédito, de ampliación de infraestructura y lastima los principales propulsores de la economía en la construcción y en la producción manufacturera. El empleo es el principal perdedor y por ende el consumo interno ya sufre las consecuencias del estanco.

La contracción económica es real, el aislamiento del presidente en foros internacionales también lo es; el aparente descuido o desdén por las citas internacionales tal vez presienta el señalamiento desde la óptica del exterior en el error histórico de inicio, error que marcará esta transición para la perpetuidad en la cancelación de la obra más importante del continente: el aeropuerto de Texcoco. Así seguiremos en ese tema, hasta que el poder judicial imponga la restitución de la razón que nos asiste y deseche la imposición de Santa Lucía.

La invitación al capital u oferta del capital no se recibe con mensajes de calificativos inapropiados, con menosprecio de las manifestaciones a las que son ajenas tanto la sociedad como el gobierno en turno; la búsqueda se daría en trayectorias pasadas, vividas en un ambiente de resurgimiento de fuerzas alguna vez dominadas o anuladas por gobiernos anteriores. Corresponde a la inteligencia de los gobiernos combatir sus orígenes, su expansión y su contención. Los calificativos sientan confusión y el mundo no descuida un segundo los pronunciamientos de líderes de naciones que cuentan, como México. Si el capital se encuentra en la puerta de nuestro progreso y de nuestro crecimiento, es preciso cuidar las formas.

 

Fecha: 
Lunes, 30 de Septiembre 2019 - 11:55
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 30 de Septiembre 2019 - 14:10
Fecha C: 
Martes, 01 de Octubre 2019 - 03:10
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

AMLO: un presidente itinerante

Del 1 de diciembre de 2018 al día de ayer transcurrieron 303 días.

Durante este periodo el presidente Andrés Manuel López Obrador realizó giras de trabajo por todo el país y visitó a cada una de las 32 entidades federativas.

Desde que es presidente ha realizado estos viajes: 11 al Estrado de México; seis a Veracruz; cinco a Chiapas; cuatro a Coahuila, Nuevo León, Oaxaca, Quintana Roo, Tlaxcala y Yucatán; tres a Chihuahua, Durango, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Nayarit y Tabasco; dos a Aguascalientes, Campeche, Michoacán, Morelos, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa y Zacatecas; uno a Baja California, Baja California Sur, Colima, Guanajuato, Sonora y Tamaulipas.

Además, en 29 ocasiones realizó giras o asistió a eventos en la Ciudad de México.

Por lo menos una tercera parte del tiempo que lleva gobernando ha estado viajando por el país.

Si tomos en cuenta que el presidente no tiene aviones ni helicópteros para su uso personal y que se transporta por el país en aerolíneas comerciales y por tierra, el esfuerzo que le dedica estos viajes es considerable.

En los aeropuertos es abordado por personas que algo le quieren decir y desean tomarse una foto o selfie con él. Lo mismo ocurre en muchos de los eventos que encabeza o las visitas que realiza a ciudades, pueblos y comunidades.

Durante las horas en que viaja en coches o camionetas ve al país a ras de tierra y no desde la ventanilla de un avión. Es usual que se detenga para comer en alguna fonda o restaurante que encuentre en el camino o para ver un paisaje que le llame la atención. Muchas veces comparte esos viajes con sus seguidores a través de mensajes o videos que difunde por medio de sus redes sociales.

Esa forma de viajar lo mantiene en permanente contacto con la gente y es probable que nunca en la historia de nuestro país un presidente haya estado tan cerca de sus gobernados.

La popularidad que disfruta AMLO se debe a varios factores, pero indudablemente su manera de ir y venir por todo el país, tal como lo hace cualquier persona con ciertos recursos económicos, es uno de ellos.

Sus detractores o adversarios lo acusan de perder demasiado tiempo al viajar en aerolíneas comerciales y por tierra, como si eso le importara mucho al ciudadano común y corriente. Olvidan que la mayoría de los mexicanos se hartaron de los excesos y dispendios de los presidentes priistas y panistas. Y no solo los de ellos sino los de todos los funcionarios federales y locales que gastaron quién sabe cuántos recursos públicos para adquirir aviones, helicópteros y camionetas blindadas. Caray, hasta unos presidentes municipales del Estado de México adquirieron helicópteros para no tener que lidiar con el tráfico que su propia ineptitud fue incapaz de resolver.

Los críticos del presidente evidentemente añoran las viejas formas casi monárquicas que caracterizaron a la mayoría de los gobernantes y funcionarios federales y locales, sin importar a que partido pertenecieran. No aceptan que precisamente fueron esos excesos los que contribuyeron al desprestigio de la clase política.

El ser un presidente itinerante mantiene a Andrés Manuel en contacto con la gente. Si algún día, por alguna razón, dejara de serlo, su popularidad se varía menguada.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 30 de Septiembre 2019 - 10:25
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 30 de Septiembre 2019 - 19:10
Fecha C: 
Martes, 01 de Octubre 2019 - 06:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Ayotzinapa: vivos se los llevaron, vivos los queremos

Desde que este triste caso de desaparición de 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa comenzó, el ahora subsecretario Alejando Encinas le dio un seguimiento personal. Uno de los aciertos del presidente López Obrador fue el encargarle la investigación del caso y de muchos otros casos de desaparición e identificación de restos. Encinas es un funcionario a “ras del suelo”, pero enfrenta un desafío gigantesco.

Dado este interés, no extraña el exhaustivo trabajo que ha realizado en la solución de la desaparición de los jóvenes estudiantes. En el informe que dio en la mañanera del día 26 de septiembre habló de la revisión de 80 millones de llamadas, la visita a 180 puntos de interés, la entrevista con decenas de personas, la búsqueda por cinco municipios, etc. Está claro que lo que dijo es sólo una parte del trabajo realizado.

Se sabe que el trabajo para localizar el paradero de los 43 estudiantes comenzó de cero, pues se desechó la hipótesis de “la verdad histórica”. Tanto el gobierno federal como la fiscalía general de la República se dicen abiertos a estudiar todos los indicios y todas las teorías. Además, han pedido, en boca del presidente López, ayuda a la ciudadanía y han ofrecido recompensas para quien dé pistas ciertas del caso o ayuden a encontrar a personas de interés.

A pesar del trabajo realizado, la impresión que se tiene luego de escuchar el informe de Encinas y el del fiscal Omar Gómez Trejo, así como las preguntas que ahí les plantearon, queda la impresión de que se ha avanzado poco y, lo peor, de que este nuevo y sincero esfuerzo se dirige a otra respuesta fallida, sobre todo ahora que los casos contra algunos de los siniestros personajes arrestados se están desmoronando y están quedando en libertad. Muchos de ellos se sabe que sí participaron en las desapariciones, pero las pruebas (u otra cosa) no se están sosteniendo. Ingenuo (por no decir algo más) se escuchó al fiscal Gómez cuando le preguntaron si de nuevo los arrestarían si encontraban pruebas firmes. Contestó que los volverían a “citar”.

Lo cierto es que Alejandro Encinas tiene varios obstáculos enfrente. El primero es el manoseo, descuido y errores con que la investigación se llevó en el sexenio pasado: la PGR llegó tarde al caso, no se preservó la escena del crimen, se torturó a los inculpados, las pruebas no siguieron una cadena de mando adecuada, etc. Esto no es culpa de alguien en particular, o es culpa de todos. Hay poco personal capacitado en todos los niveles y la tentación de encontrar culpables rápidamente es alta. A través de esta maraña se tendrá que abrir paso la nueva investigación, evaluando, cinco años después, cuáles cosas son pistas y cuáles no sirven.

El segundo obstáculo es el de lo que se espera de la investigación. Alejandro Encinas calificó el crimen como desaparición forzada por agentes del Estado. Algo correcto y que se apega a lo que se sabe, pero el presidente López Obrador dijo que se trataba de un crimen de Estado, una calificación totalmente distinta y que deja ver que muchos quieren que el resultado sirva para seguir condenando al gobierno anterior. No les interesa la verdad, sino lo que les parece políticamente correcto.

Ahora que la verdad histórica ha sido oficialmente expulsada del discurso oficial, lo lamentable es que no hay otra narrativa creíble que se sostenga.

Fecha: 
Viernes, 27 de Septiembre 2019 - 12:45
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 27 de Septiembre 2019 - 15:00
Fecha C: 
Sábado, 28 de Septiembre 2019 - 04:00
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Los corruptos del pasado no tienen de qué preocuparse… por ahora

Ayer, durante su conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador denunció los actos de corrupción que, según él, se dieron en el manejo de los fondos dedicados a atender a los habitantes de las zonas del país declaradas en situación de emergencia o de desastre.

Dijo que “había la mala costumbre que ante las lluvias que, desde luego afectan, siempre había una declaración de emergencia o dos, o tres, o cuatro, o cinco, 10, o 20 o 100, porque eso significaba utilizar dinero de una bolsa para comprar víveres, catres, láminas y demás, y había corrupción en ese manejo de fondos…”.

Un reportero le preguntó: “¿Y era negocio?”.

A lo que él contestó: “Claro, claro que era negocio. No llegaba a la gente o llegaba una parte y se robaban la mayor parte. Compras con proveedores favoritos que se dedicaban a eso”.

Alguien más le preguntó: “¿Quién se beneficiaba aquí, las constructoras?”.

AMLO respondió: “Funcionarios, las constructoras y proveedores”.

Para apoyar sus palabras, mostró dos gráficas.

La primera muestra el número de declaratorias de emergencia y desastre emitidas desde 2006 y la segunda el dinero dedicado en cada uno de esos años para atender las declaratorias.

Así, de 2006 a 2018 se emitieron 1390 declaratorias para las cuales se destinaron 219 596 millones de pesos, de los cuales el 91% fueron para las de desastre.

Los años en que más dinero se dedicó a atender emergencias y desastres fueron 2010, cuando se gastaron 38 092 millones de pesos; 2013, en que el gasto fue de 41 901 millones; y 2017, en que el monto fue de 42 877 millones. Es decir, solo en esos tres años se gastó el 56% del monto total que se dedicó a este concepto durante los 13 años incluidos en las gráficas.

¿Sabremos algún día quiénes fueron los funcionarios, las constructoras y los proveedores que, de acuerdo a AMLO, “se robaron la mayor parte” de estos recursos?

No lo sé, porque el presidente ha dicho una y otra vez que hay que ver hacia adelante y no hacia atrás.

Todavía el lunes pasado, al ser cuestionado durante su conferencia de prensa si serían investigados posibles actos de corrupción del exsecretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y del ex director general del INFONAVIT, David Penchyna, contestó: “Solo que haya denuncia y eso corresponde a la Fiscalía General darle seguimiento (…) Pero nosotros no vamos a promover estas denuncias (…) porque entonces tendríamos que abrir muchísimos expedientes, no habría juzgados suficientes, cárceles, y estaríamos dedicados a eso, imagínense cuánto desgaste, y no podríamos sentar las bases del México del futuro”.

¡Qué dicha han de sentir al escuchar a AMLO los que tanto dinero se robaron durante los anteriores sexenios! Ni los que lucraron con el dolor que causaron desastres naturales como terremotos, sequías, inundaciones o huracanes tienen de qué preocuparse. Por ahora…

Y digo por ahora, porque aunque el presidente insiste en que no va a promover denuncias, tal vez cambie de opinión cuando, tarde o temprano, la mala situación económica y la inseguridad hagan bajar sus aún altos niveles de aprobación y decida recuperar su popularidad actuando contra los corruptos que tanto menciona pero no identifica.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 27 de Septiembre 2019 - 10:20
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 27 de Septiembre 2019 - 19:05
Fecha C: 
Sábado, 28 de Septiembre 2019 - 06:20
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De Frontera a Frontera: Tapachula seguro ante su presente y futuro

 

Hoy como todos los días, salí a caminar por las calles de nuestro Tapachula. Adrede camine por calles solitarias para medir el nivel de inseguridad que tanto “denuncian” en las redes sociales, ese gran conglomerado donde hay bueno, pero también hay mucho resentido social que escondiéndose en seudónimos “tira la piedra y esconde la mano”.

En el Tapachula del presente, en el que todos vivimos también hay cosas buenas, y Gracias a Dios son la gran mayoría de situaciones que vivimos diariamente.

En un chat de comentarios de una columna de un colega decía que no había ninguna obra. Uno de sus lectores le apoyo diciendo que, con pruebas, los que apoyaban que, si había obras, dijeran que obras se estaban realizando.

Para muestra un botón… Lo mínimo para que no se empachen, las rejillas del alcantarillado del drenaje pluvial. Que hoy se pintan de amarillo. Están hechas de manera sólida y de calidad, para que soporten el paso de miles de vehículos diariamente y millones al mes o en el año.

Esa simple obra es la punta de lanza de cientos de obras que se están realizando por toda la ciudad, pero no son obras de relumbrón u obras que las que quieran que hagan los críticos, sino son obras que están llegando a miles de Tapachultecos por toda la geografía del municipio entero. Estas obras se revelarán en el 1er Informa del Sr. Presidente Municipal Oscar Gurria Penagos, que se realizará el próximamente.

Son obras que llegan a las colonias a las que tu critico nunca iras ni a pasear.

Lo mejor de todo es que Tapachula es un lugar seguro, a pesar de los asaltos que se han dado en Tapachula o los hechos violentos.

Todo nuestro país y el mundo está sufriendo una “Epidemia de Asesinatos” y lo que más duele Feminicidios, pero en Tapachula la realidad es otra, vivimos en una ciudad donde los Tapachultecos somos respetuosos y tolerante, donde la familia es primero. Esto hace que desde el núcleo familias nazca la seguridad de los Tapachultecos ya que la Violencia Intrafamiliar esta en los niveles más bajos de la historia de la ciudad.

No se puede negar los robos, asaltos y asesinatos, pero son los mínimos y los combaten desde el Presidente Municipal Oscar Gurria Penagos, el Gobernador Rutilio Escandón Cadenas y el Sr. Presidente de la Republica Andrés Manuel López Obrador. Cierto muy al estilo de ellos, pero está dando resultado después de que se dejó ser a la delincuencia en todo el país. Hoy se combate.

Prueba es que, en el último asalto a una Boutique, de los tres delincuentes se detuvieron a dos, y lo que ayudo mucho a las autoridades de los tres niveles de gobierno fuer que en las redes sociales se viralizaron las imágenes de los ciudadanos. La gente denunció y de manera masiva y alguien les “puso el dedo” a las autoridades desde un anónimo en las redes.

Cada crimen tiene su complejidad y las denuncias de los ciudadanos es elemental para resolver los crímenes, denuncien, estén atentos y así todos mantendremos a Tapachula ¡SIN FOCOS ROJOS! Así es, vivimos en un Tapachula ¡SIN FOCOS ROJOS! Porque con seguridad podemos salir y hacer nuestras cosas y progresar.

Claro las cosas han cambiado, ahora todos nos debemos de cuidar, demos de tomar precauciones, porque desde quien más confíes llega el “pitazo” de que vas a hacer un movimiento de dinero o si sales de tu casa y queda sola. ¡Ponte abusado! Porque en ningún lado del mundo ningún gobierno pondrá un policía personal para que te cuide… ¡Es imposible!

Tienes la bendición de tener buenas ganancias y manejar efectivo… ten cuidado hasta de tu sombra… así de fácil y esta máxima es válida desde tiempos inmemoriales. Cuida tus redes, no seas ostentoso, porque, así como la policía utiliza las redes para investigar, también los delincuentes se enteran de ti en esas redes. ¡Si tú no te cuidas… Ni Dios Nuestro lo hará!

Tapachula es un lugar seguro y que tiene mucho futuro y como ciudadanía Tapachulteca debemos de unirnos para que se cree en una Zona Franja Binacional México-Guatemala para que así las inversiones y la creación de empleos venga junto con una industrialización que tanto necesitamos.

           

Fecha: 
Miércoles, 25 de Septiembre 2019 - 11:35
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 25 de Septiembre 2019 - 13:50
Fecha C: 
Jueves, 26 de Septiembre 2019 - 02:50
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Los senadores deben ser serios y dejar de jugar a las desapariciones

Con 24 legisladores o casi el 15% del total, la fracción del PAN es la segunda más importante, después de la de MORENA, en el Senado de la República. Sin embargo, no es solo con los 59 morenistas con quienes tienen que lidiar los panistas, ya que los primeros cuentan con el apoyo incondicional de siete senadores del PVEM, seis del PT y cinco del PES, lo que le da a la coalición del partido oficial un total de 77 senadores o el 62% del total.

Ante estos 77 queda la minoría representada por los 24 panistas, 14 priistas, nueve emecistas y tres perredistas, 50 en total.

Por ahí hay también un independiente.

Estos son los números fríos que explican por qué los senadores afines al presidente Andrés Manuel López Obrador pueden aprobar sin mayor problema cualquier ley que no requiera de una votación calificada de dos terceras partes.

Lo anterior es importante porque, de acuerdo con la Ley Reglamentaria de la Fracción V del Artículo 76 de la Constitución, no se necesita una mayoría calificada para que el Senado declare la desaparición de poderes en algún estado de la República, lo que significa que la mayoría conformada por los legisladores de MORENA, el PVEM, PT y PES podrían fácilmente remover a los integrantes de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial de una entidad que esté gobernada por un panista, priista, perredista o emecista.

Y eso es precisamente lo que podría ocurrir si los senadores panistas insisten en que su órgano legislativo declare la desaparición de poderes de Veracruz.

Los panistas exigen la desaparición de poderes del estado que gobierna el morenista Cuitláhuac García porque, según ellos, este y la mayoría morenista violaron la ley al destituir al fiscal general del estado, Jorge Winckler, y nombrar en su lugar a alguien que no satisface los requisitos para ocupar el cargo.

Los senadores de MORENA y sus aliados han advertido que si los panistas insisten en defender al destituido fiscal que en su momento nombró el muy desprestigiado exgobernador panista, Miguel Ángel Yunes, ellos solicitarán que se declare la desaparición de poderes en Guanajuato y Tamaulipas, gobernados por los panistas Diego Sinuhe Rodríguez y Francisco García Cabeza de Vaca, respectivamente, dizque porque han demostrado ser incapaces de detener la violencia en sus estados.

Si los morenistas insisten en desaparecer poderes en aquellos estados en donde existen altos niveles de inseguridad, deberán desaparecerlos en los 16 estados que ayer anoté en este espacio en donde hay una epidemia de asesinatos. Hacerlo no solo sería absurdo, sino que desencadenaría una crisis política que haría tambalearse al mismo gobierno federal. También es absurda la pretensión morenista de desaparecer poderes en los dos estados que gobierna el PAN.

Igualmente absurda es la pretensión de los senadores panistas de que se desaparezcan los poderes en Veracruz. Simple y sencillamente no tienen los votos para hacerlo y su actitud más bien parece ser un berrinche por haber perdido el bastión que para su partido representaba la fiscalía de ese estado.

Es inaceptable que los senadores estén jugando a las desapariciones cuando hay tantos problemas que exigen solución.

Por eso son tan impopulares los legisladores mexicanos.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 25 de Septiembre 2019 - 10:50
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 25 de Septiembre 2019 - 19:35
Fecha C: 
Jueves, 26 de Septiembre 2019 - 06:50
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El salario mínimo no es un indicador confiable del “deterioro económico social”

En el discurso que pronunció ayer en Mamantel (Campeche), el presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió a los salarios mínimos: “Me puse a investigar cuánto era el salario mínimo en Guatemala, Honduras y El Salvador, y me llevé la sorpresa de que el salario mínimo en esos tres países centroamericanos es del doble de lo que es el salario mínimo en México. Fíjense en qué niveles estamos de deterioro económico social”.

Es cierto lo que dijo.

Los salarios mínimos por hora trabajada vigentes en México y los tres países centroamericanos que mencionó, en dólares internacionales (calculados de acuerdo a la paridad del poder adquisitivo o PPA) son, del mayor al menor: El Salvador: 3.07; Guatemala: 2.79; Honduras: 2.16; y México: 1.48.

Ahora bien, ¿el salario mínimo que se paga en estos países alcanza para comprar los productos que contiene la canasta básica?

Sí en Honduras y El Salvador, no en Guatemala y México.

De acuerdo con salariominimo.com.mx, en 2018 el salario mínimo de El Salvador alcanzaba para adquirir una y media canasta básica y el de Honduras servía para una canasta y cuarto. Los mínimos de Guatemala y México apenas compraban el 80.6% de una canasta básica.

Sin embargo, el “deterioro económico social” de un país no se mide solo por el monto del salario mínimo que ahí se pague, ya que existen muchos otros factores que determinan la calidad de vida de sus habitantes.

Hay muchas otras variables que se deben tomar en cuenta, como las 104 en que se basa el Índice de Prosperidad Legatum 2018 (LPI) que incluye a 104 países, elaborado por la fundación caritativa Legatum, con sede en Londres, y que puede verse en li.com/reports/2018-legatum-prosperity-index.

Los lugares que en el LPI ocupan México y los tres países mencionados ayer por AMLO son: México: 59; Honduras: 79; Guatemala: 85; y El Salvador: 92.

En lo que a la calidad de la educación en los cuatro países se refiere, ocupan estos lugares: México: 58; Honduras: 85; El Salvador: 92; y Guatemala: 106. Gracias a la contrarreforma educativa promovida por Andrés Manuel es probable que México pronto se coloque debajo de los otros tres países.

Para que quede claro que el salario mínimo no es un indicador confiable del “deterioro económico social” de un país, consideremos estos datos:

Pese a que en El Salvador el salario mínimo sea 107.4% superior al de México, el CIA World Factbook señala que en ese país, comparado con el nuestro, hay 29.2% más probabilidades de estar desempleado; 46.6% más probabilidades de que un recién nacido muera antes de cumplir un año; 2.1 veces más probabilidades de estar encarcelado; 2.1 veces más probabilidades de ser asesinado; y tres veces más probabilidades de adquirir VIH/SIDA. Es más, un salvadoreño vive, en promedio, 1.25 años menos que un mexicano.

Honduras y Guatemala también quedan muy mal si se comparan con México en sus tasas de mortalidad infantil, asesinatos y contagios de VIH/SIDA. En promedio, un guatemalteco y un hondureño viven 3.7 años y 4.5 años menos que un mexicano, respectivamente.

En resumen: pese a que el salario mínimo de México es más bajo que los de Guatemala, Honduras y El Salvador, la calidad de vida de los mexicanos es mejor que la de los centroamericanos.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 23 de Septiembre 2019 - 10:35
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 23 de Septiembre 2019 - 19:20
Fecha C: 
Martes, 24 de Septiembre 2019 - 06:35