Se encuentra usted aquí

andrés manuel lópez obrador

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El discurso antiempresarial, anticuado

Los priístas que dominaron al país entre 1939 y 1982 se acostumbraron a echarle la culpa a la clase empresarial cada vez que sus políticas populistas arruinaron la economía del país y de sus habitantes. El 1 de septiembre de 1982, después de que sus políticas equívocas y caprichosas llevaran al país a la quiebra, el entonces presidente José López Portillo culpó a los empresarios de ser los causantes de la crisis. Los acusó de sacar inmensas cantidades de dólares del país y en una sola frase anunció que para evitar que eso siguiera ocurriendo nacionalizaba a los bancos privados del país y establecía el control generalizado de cambios. Acto seguido gritó: “¡Ya nos saquearon, México no se ha acabado! ¡No nos volverán a saquear!”.

Los sucesores de estos priístas populistas conforman hoy la llamada izquierda y, como sus antecesores ideológicos, también se refieren de despectivamente de la clase empresarial. Hace algunos años el ex priísta, ex perredista y ahora líder de la izquierda más retrograda del país, Andrés Manuel López Obrador, opinó que “no todos los empresarios son malos” y que él conocía a algunos que son buenos.

¡Caray!, hasta Felipe Calderón, un presidente que supuestamente era de derecha, a finales de octubre de 2009 acusó a los empresarios de evadir impuestos a través de las diversas fundaciones establecidas por ellos o sus empresas. Sin aportar una sola prueba que respaldara su acusación, el panista trató así de culpar a los empresarios por la terrible situación económica que causó la Gran Recesión de 2008 y la manera equivocada en que su gobierno la enfrentó.

Tantos ataques lanzados durante décadas contra el sector empresarial han convencido a millones de personas de que éste es el causante de muchos de los males que agobian al país. Para la mayoría de los mexicanos un empresario es, entre otras cosas, un explotador de los pobres, un evasor de impuestos, un encarecedor de lo que vende, un acaparador de productos de primera necesidad, un apátrida sacadólares y hasta un traidor a la patria; es también el propietario o ejecutivo de una gran corporación y tal vez por esto el dueño de una micro, pequeña o mediana empresa rara vez es visto negativamente.

Pero nuestro país está lleno de empresarios. De acuerdo al Censo Económico 2009 realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2008 había poco más de 4.7 millones de empresas en el país. De éstas, 99.8% eran micros, pequeñas y medianas y en ellas laboraba el 73% del personal ocupado del país. Solo 0.2% eran grandes empresas, es decir con más de 250 empleados y ventas superiores a los 250 millones de pesos.

Durante las últimas semanas, a raíz del debate que han propiciado las propuestas de aumentar el salario mínimo, de nueva cuenta se han escuchado críticas contra el sector empresarial, la mayoría provenientes de militantes de los partidos de izquierda que aparentemente ignoran que los empresarios micros, pequeños y medianos, pertenezcan o no a la economía formal, constituyen el 99.8% de la clase empresarial.

Los partidos de izquierda dejarán de captar muchos votos en las elecciones del año entrante –el de millones de MIPYMES- si se empeñan en usar el discurso antiempresarial demagógico y falaz de antaño. Las cosas en México están cambiando pero ellos parecen no darse cuenta.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 18 de Agosto 2014 - 12:00
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De Frente y Claro - El Peje Oportunista, malagredecido y traidor

  • El Peje Oportunista, malagredecido y traidor

Sin lugar a dudas, los partidos de oposición, mal llamados de izquierda, porque de izquierda no tienen nada, se encuentran en una severa crisis que tendrá su clímax en las elecciones del próximo año, donde inclusive de seguir así las cosas o empeorar, alguno de ellos podría perder su registro.

Todo ello derivado de la perversidad con que siempre se ha manejado el Peje López, quien con su recién registrado partido Morena, está causando y les causará muchísimos más problemas de división, casualmente a los partidos que lo cobijaron al practicar esa actividad que tan de moda se ha puesto en estas organizaciones políticas, como lo es el trapecismo, saltar de un partido a otro, simplemente porque no les cumplen sus caprichos.

Importante y necesario recordar que el Peje inicia su actividad política en el Partido Revolucionario Institucional, el PRI, inclusive es autor del himno del PRI en Tabasco, en esas épocas en que se rasgaba las vestiduras defendiéndolo.

Cuando no le cumplieron su capricho de ser candidato a Gobernador, salto al PRD, que oportunista como siempre ha sido, cobijando a quienes se inconforman con sus partidos, le dio la candidatura, que obviamente perdió, reflexionando que quizás por ello los dirigentes del PRI no confiaron en el como candidato.

Pero finalmente el Peje ya era perredista. De ahí vino a dar como candidato a Jefe de Gobierno apoyado por el dizque líder moral Cuauhtémoc Cárdenas, a quien recuerda la ciudadanía en su tiempo que fue jefe de gobierno, como el hombre menos informado, ya que nunca sabía nada de lo que acontecía en el D.F., pese a ser el jefe de gobierno.

Este cargo que gana el Peje, simplemente lo utiliza para pretender cumplir su sueño de ser Presidente de la República, sin importarle la responsabilidad que tenía como jefe de gobierno.

Y lo logra, candidato por el PRD a la Presidencia. En su línea de perdedor, es derrotado. Y se autonombra Presidente Legítimo. Teniendo ya como aliados a los dirigentes, que no a los militantes, del PT y del entonces Partido llamado Convergencia, hoy Movimiento Ciudadano, quienes lo apoyan en su ridícula posición de Presidente Legítimo, que por cierto, nada hizo auto ostentando ese cargo por la ciudadanía y por el país.

Y en ese sueño que se le volvió obsesión, espero 5 años y nuevamente fue candidato por el PRD a la Presidencia, quitando del camino a Marcelo Luis Ebrard. Y fiel a su línea política, vuelve a perder.

Razón por la cual y a sabiendas que el PRD ya se hartó de él, simplemente les da la espalda y concreta lo que ya venía trabajando, tiempo atrás, crear un partido político, para que no tenga que hacer a un lado a nadie y vuelva a ser por tercera ocasión el candidato a la Presidencia de la República.

Esto sin importarle ni agradecer en lo más mínimo que los partidos como PRD, PT y el ahora Movimiento Ciudadano, resulten afectados, simplemente porque habrá desbandada de integrantes de estos partidos hacia Morena y porque en las elecciones del 2015 los votos que obtenga Morena, se los quitará a estos tres PRD, PT y Movimiento Ciudadano.

Lo que ya se vislumbra que les afectará y mucho. Es por ello que en fechas recientes tres antes amigos, hoy enemigos del peje han comentado que López Obrador y su Partido Movimiento Regeneración Nacional, Morena, van a fracturar a la izquierda mexicana.

Joel Ortega señaló que el Peje no es un político de izquierda sino un populista con una visión fanática, intolerante, demagógico, anacrónica, a veces de nacionalismo pernicioso, anclada en el pasado, viviendo en el Siglo XIX y tratando de repetir la historia como farsa.

Miguel Mancera externa una preocupación respecto de cómo la división del voto por la actuación del Peje y Morena pueda impactar en el reparto de las 16 delegaciones capitalinas y en la Asamblea del DF. Y Bejarano obviamente lo ataca cuestionando su actuar.

Dos preguntas para finalizar, ¿Quiénes hoy cuestiona al Peje no sabían realmente como es, oportunista, traidor, malagradecido? Y la segunda, ¿realmente el Peje algún día fue perredista? Sin olvidar que cuando el plantón en reforma, los líderes de los partidos de oposición le pidieron levantarlo porque estaba afectando su movimiento, y la respuesta del Peje fue, se les olvida que el movimiento SOY YO. Más claro ni el agua.

Fecha: 
Jueves, 07 de Agosto 2014 - 17:30
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De Frente y Claro - Mentiras y Cinismo del Peje

  •  Mentiras y Cinismo del Peje

Fiel a su forma de ser en que los defectos cree que son virtudes, el Peje López continúa mintiendo de la manera más cínica, creyendo que nadie tiene memoria de lo que en su tenebrosa carrera política ha venido haciendo. Y que de un plumazo o con una simple declaración pueden borrarse, inclusive los negocios que ha hecho.

Esto viene a colación porque en días pasados, militantes, simpatizantes y seguidores del Movimiento Nueva Regeneración Nacional (MORENA) en el estado de México, se sumaron Al Peje, quien alertó que es una mentira que con la reforma energética se beneficie a los mexicanos, solo favorece a los dueños de las empresas petroleras extranjeras como Exxon, Chevrón, Shell, quienes están muy contentos, porque se van a poder llevar las utilidades del petróleo que son del pueblo y de la nación.

Que memoria tan corta tiene el Peje que ahora cuestiona a una de las empresas petroleras extranjeras como Shell, olvidando que cuando se inventó su puntada y capricho del Metrobus, fue una de las empresas que lo apoyo.

Importante recordarle que por influencia de su entonces secretaria de medio ambiente, Claudia Sheimbaum, la esposa de Carlos Imaz, otro de los artistas del video recibiendo dinero de Carlos Ahumada, fue quien le presentó el proyecto del estudio elaborado por el World Resources Institute (WRI) desarrollado ni más por quien fuera su director de tesis del Doctorado en la Universidad de California Berkeley, Lee Schipper, en el que exponía que la opción de extender el Metro resultaría cara, y que en esas fechas, 2004, la línea 1 estaba más que saturada con alrededor de 1 millón de pasajeros al día pero había otras subutilizadas y en comparación a 10 años, la gente usaba menos el Metro. Por ello debían decidirse por el Metrobus.

Como el negocio ya estaba en marcha, y amarrado el estudio que se necesitaba, crearon el Centro para el Transporte y el Medio Ambiente, con 12 millones de dólares en apoyos que incluían un crédito de 5.8 MDD del Banco Mundial, 1 MDD de la Fundación Shell y 2 MDD de armadoras como Volvo, Mercedez Benz y Scania, entre otras, para pagar los costos de los proyectos ejecutivos de las obras. Y como socios en el negocio, el Peje le dio la responsabilidad a Claudia Sheimbaum de las obras del Metrobus, haciendo a un lado al Secretario de Obras, César Buenrostro y la nombra secretaria suplente del Comité Técnico del Fideicomiso para el Mejoramiento de las Vías de Comunicación en el Distrito Federal (Fimevic) y la coordinación de los trabajos del segundo piso de periférico.

Había que cuidar los negocios, y este Fideicomiso no fue de gratis inventárselo, dado que en calidad de Fideicomiso no era auditable, y lo que se manejó de recursos, fue como el Triángulo de las Bermudas, no saben a donde fue a dar.

Importante señalar que CASUALMENTE al concretarse el proyecto del Metrobus, los camiones son de la marca que los apoyo con recursos y de igual manera el combustible que requieren, ni más ni menos que de la empresa petrolera Shell, que aportó parte de los millones de dólares.

Sumándose que la información de estas obras y otras más, es la que decidieron arbitrariamente ocultarla por 12 años. Negocio protegido.

Es por ello que ahora el Peje López de manera malagradecida ataca a quien lo apoyo. En fin así ha sido, es y será. Y como dice el dicho, genio y figura, hasta la sepultura.

Fecha: 
Lunes, 04 de Agosto 2014 - 13:45
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Izquierda hipócrita y absurda

Desde el pasado viernes los izquierdistas moderados y extremos han actuado hipócritamente en todo lo que tiene que ver con los pasivos laborales de Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad, los cuales serán absorbidos por el gobierno federal una vez que entrén en vigor las reformas hechas por el Congreso a las leyes Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, y General de Deuda Pública.

Digo que hipócritamente porque perredistas, morenos y sus respectivas chiquilladas saben muy bien que dichos pasivos han sido siempre, de alguna manera u otra, responsabilidad del gobierno federal en vista de que ambas paraestatales son propiedad del mismo. No vale, por eso, criticar que el gobierno los absorba.

Y saben que ambos pasivos llegaron a las dimensiones que ahora tienen porque los gobiernos priístas y panistas que antecedieron al de Enrique Peña Nieto no hicieron nada para corregir la situación, como nada hubiera hecho para corregirla un gobierno encabezado por el entonces perredista Andrés Manuel López Obrador, quien es el defensor a ultranza de que las cosas sigan igual en Pemex, la CFE y todo el sector energético del país.

Desde el sexenio de Lázaro Cárdenas hasta el actual, los trabajadores de Pemex han sido unos verdaderos consentidos del sistema, como lo han sido los de la CFE desde el de Adolfo López Mateos. Desde marzo de 1938 hasta diciembre de 2012 los que gobernaron nuestro país defendieron los intereses de los líderes sindicales del sector energético por encima de los de la Nación y sus habitantes. Y todo para asegurarse de que estos líderes le sirvieran fielmente.

En  mayo pasado, gracias a las leyes vigentes y el contrato ley que rige las relaciones entre Pemex y el sindicato que siempre han encabezado mexicanos corruptos, el pasivo laboral de la paraestatal era de $1,153,301,000,000 (Un billón 153,301 millones de pesos), 3.0% más que en marzo. Por las mismas causas, el de la CFE llega a aproximadamente 500,000 millones. En total, poco más de 2 billones de pesos que deberemos pagar los mexicanos de hoy, mañana y pasado mañana.

De acuerdo a la legislación que quedará definitivamente aprobada por el Congreso en los próximos días, tanto Pemex como la CFE deberán revisar los contratos ley que rigen sus relaciones con sus respectivos trabajadores con el objeto de que sean éstos, tal como lo hacen los demás mexicanos, quienes financien el mayor porcentaje de sus fondos de retiro.

Ante esto, ¿qué dicen los de la izquierda? Pues que hay que respetar los actuales contratos ley porque cambiarlos sería dar un paso atrás en una gran conquista de los trabajadores petroleros y electricistas. Es decir, no hay que hacer nada, mantener todo como está.

La hipocresía de la izquierda mexicana no tiene límite, como tampoco la tiene su capacidad de ser absurda.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 28 de Julio 2014 - 10:30