Se encuentra usted aquí

amlo

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Las malas decisiones han agravado la crisis económica-sanitaria

El pasado martes cumplió 500 días en su cargo el presidente Andrés Manuel López Obrador. Si tomamos en cuenta que fue electo para gobernar durante un periodo de 2130 días, que empezó el 1 de diciembre de 2018 y concluirá el 30 de septiembre de 2024, al día de hoy ya transcurrió casi la cuarta parte de su sexenio, el 23.5% para ser precisos.

A menos de un mes del 16 de mayo, cuando el gobierno de la 4T llegará al 25% de su periodo constitucional, la administración lopezobradorista enfrenta una crisis económica como no se había visto desde 1932, cuando el producto interno bruto del país cayó 14.83% como consecuencia de la Gran Depresión de 1929.

Y el gobierno de AMLO no solo enfrenta una crisis económica, sino una sanitaria, seguramente la peor desde 1918, cuando entre ese año y 1920 la Influenza Española mató a 300 000 personas.

Cada crisis tiene orígenes nacionales y extranjeros y la mayoría de los mexicanos resultaremos afectados, unos más gravemente que otros.

Lo que es indudable es que la gravedad de ambas crisis pudo haber sido mucho menor si Andrés Manuel hubiera actuado de otra manera desde que asumió el poder, y si no hubiera cometido una serie de errores que ahora casi todos pagaremos muy caro, especialmente los pobres, a quienes supuestamente más quería ayudar.

Las malas decisiones en lo económico abundan y han sido ampliamente comentadas en éste y muchos otros espacios. Desde la absurda cancelación, justificada por una consulta popular amañada, de lo que hubiera sido el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, hasta la cancelación de una planta cervecera en Mexicali, también justificada por una consulta que distó de ser popular porque únicamente el 3.8% de los mexicalenses mayores de 18 años votó en contra de la obra.

Y antes de eso, sus decisiones de construir una refinería que no se necesita en su estado natal, de erigir un aeropuerto innecesario en Santa Lucía, de dejar fuera del sector energético a los inversionistas privados, de basar el desarrollo del país en el petróleo y no en industrias del siglo 21, de no cancelar obras que para los momentos actuales resultan tan faraónicas o de echar mano de los ahorros gubernamentales para financiar sus controvertidos programas sociales.

Por si lo anterior no fuera suficiente, en aras del ahorro, el gobierno de la 4T gastó en 2019 el 31% del presupuesto aprobado para el sector salud para ese año y todavía en enero pasado solo gastó el 58% de lo que gastó en enero de 2019.

En aras del ahorro fueron despedidos miles de trabajadores del sector salud, los que ahora el gobierno desesperadamente pretende contratar para atender a los miles que están enfermando de COVID-19 y otras enfermedades, aunque la salud y la vida de muchos de ellos vaya en juego.

Es innegable que AMLO heredó un país muy desordenado y corrupto. Pero también es un hecho que durante sus 500 días en el cargo, la situación económica y sanitaria del país se ha deteriorado como nadie pensó que ocurriría.

El presidente insiste en que vamos bien, que pasada la crisis sanitaria, la economía crecerá y que se generarán dos millones de empleos.

Eso no se lo creen ni sus más cercanos colaboradores y cómplices, que no se atreven a decírselo en su cara.

El emperador camina desnudo…

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Tags:

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 20 de Abril 2020 - 09:30
Contenidos relacionados: 
La caricatura: Suicida en los tiempos de 4T
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 20 de Abril 2020 - 18:15
Fecha C: 
Martes, 21 de Abril 2020 - 05:30
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El otro López

Es tan precaria la situación que se vive, que la gente busca ídolos en donde sea. Veo que han hecho de Hugo López-Gatell uno de esos ídolos que se esfumará cuando la pandemia termine, como todo muñeco de paja. La corretiza en redes sociales apuntando a su sonrisa, su pose, su forma de hablar… y a su esposa. Pobrecito país, buscando guapos en lugar de entender la grave situación que nos aqueja. Es cierto, es un profesionista educado y conocedor del tema, solo que sigue siendo parte de la política en la que la verdad queda en entredicho y la mentira sobresale. 

El caballero “funcionario técnico” –pide que le llamen– tiene una mirada vacía, una sonrisa de monalisa y una expresión hueca, que de cualquier forma, el señor no está para gustarle a nadie, está para informar aunque sus datos no sean los que se quieren escuchar, no sean los que son o no sean lo que quiere decir. La prueba es que parte de la sociedad ha llamado a sus conferencias “La novela de las siete” y como en toda novela, solo el protagonista tiene sus propios datos y su antagonista, la pandemia, tiene los reales y de frente, la ciudadanía grita lo que cada uno ve desde su trinchera. Es una novela.

La poca atención de los reporteros a las explicaciones del “otro López” es vergonzosa. Le preguntan cosas que ya dijo porque están pendientes de la pregunta que tienen preparada para cuando les toque su turno y atentos solo a la respuesta que quieren publicar, razón de su “tan-tan” (tan, tan tontos que no escucuchan). Igualito que en un salón de clases: ¿Entendieron? ¡Siiiiiii! (no es cierto, no entendieron nada) y les dijo: publiquen lo que se dice, no malinformen y malinformar es justo lo que hacen.

No es un ídolo ni es guapo, es un individuo que sabe su trabajo aunque de repente no pueda decirlo todo como es. Siempre hay uno en los gabinetes de gobierno al que le toca tragar pinole y chiflar al mismo tiempo hasta que se ahoga. Recordemos el “No más preguntas, ya me cansé” de Murillo Karam, por el caso Ayotzinapa. Ahí también, preguntas repetidas, respuestas a medias, cifras y datos erróneos y escondidos. Murillo Karam, igual que López-Gatell, está en el foco público y aunque la pandemia no tiene nada que ver con Ayotzinapa, la relación de los reporteros con los politicos vuelve todo “la novela de las 7”, sin final feliz por supuesto.

La necesidad de que alguien salve al país, que haga todo el trabajo y como magia resuelva todo, solo muestra la incapacidad de la gente por hacer su parte. En este caso, la parte es una sola (“quedarse en casa”) y aunque muchos no pueden, hay miles más que no les importa y esperan una fatalidad, eso les quitaría cualquier responsabilidad de las manos.

Se cuentan infectados asintomáticos, casos ambulatorios, graves y muertes y a todo esto, las cifras aumentan porque no han hecho caso a la recomendación específica de no salir. Ya no son solo los lugares concurridos, son también las tiendas de conveniencia o los cajeros automáticos. La gente está acostumbrada a “no perder su lugar” y se pegan nuca con boca en una fila. Hay necios que se meten a la boca del lobo y hay necesitados que no pueden salir de ella.

El señor funcionario técnico no va a resolver la pandemia, no está en sus manos arreglar el mundo tampoco y no está para exhibir esa “guapura” que muchos quieren ver. Por andar aplaudiendo a los guapos tuvimos un presidente de a peso, (aunque el de ahora sea uno de 50 centavos). En conclusion, no es lo bonito físico de la gente lo que nos va a salvar, es lo bonito que cada uno pueda rescatar de sí mismo para avanzar.

 

Autor:

Fecha: 
Viernes, 10 de Abril 2020 - 12:40
Contenidos relacionados: 
La caricatura: Suicida en los tiempos de 4T
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 10 de Abril 2020 - 14:55
Fecha C: 
Sábado, 11 de Abril 2020 - 03:55
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Los populistas vs. los medios de comunicación tradicionales

Los gobernantes populistas, el de México incluido, descalifican a los medios de comunicación tradicionales –radio, televisión, periódicos y otros medios impresos– y a los periodistas que en ellos se desempeñan y que, como deben hacerlo, los cuestionan.

A este tipo de gobernantes les disgusta que sus palabras y acciones no sean aceptadas ciegamente. No aceptan que se pongan en duda los datos que proporcionan, aunque sean falsos o inexactos. Les ofende que haya voces que pongan en duda diversos aspectos de sus gobiernos. Les exaspera que no se dejen convencer como sí se dejan convencer sus seguidores.

Para los populistas, todos los medios y periodistas que expresan libremente sus opiniones, que analizan fríamente los datos y que no comparten su visión de realidad y del futuro son corruptos, poco profesionales y perversos. Es más, los colocan en el campo de sus adversarios ideológicos y, de alguna manera u otra, los acusan de ser enemigos del pueblo.

Veamos algunos ejemplos de cómo tres populistas se han expresado de los medios y periodistas que han puesto en duda la manera en que sus gobiernos han enfrentado la pandemia de Covid-19.

“En mi opinión, es mucho más una fantasía que otra cosa, esta cuestión del coronavirus (...) no es todo eso que los grandes medios de comunicación propagan en todo el mundo”: Jair Bolsonaro, presidente de Brasil.

“Los medios de noticias falsas están haciendo todo lo posible para hacer que el coronavirus se vea tan mal como sea posible”: Donald Trump, presidente de los Estados Unidos.

“Esta conferencia mañanera (...) tiene el propósito también de seguir informando y sobre todo contrarrestando la campaña de desinformación (...) La mayoría de los medios de comunicación no están ayudando, se dedican a desinformar”: Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

Para estos gobernantes –que  pueden ser de derecha o de izquierda, pero que a fin de cuentas lo que buscan es dividir a la sociedad entre los buenos y los malos, entre las elites y lo que denominan “el pueblo”, entre los fuertes y los débiles, entre los ricos y los pobres, entre los progresistas y los conservadores, etcétera– les ha venido como anillo al dedo, por usar una frase que recién utilizó Andrés Manuel, la aparición de los que se conocen como medios ciudadanos que utilizan las redes sociales para llegar a sus audiencias.

Muchos de esos medios ciudadanos son aliados ideológicos de estos gobernantes, como también lo son muchos medios tradicionales y muchos periodistas que nunca son descalificados, criticados o hasta ofendidos por los populistas en el poder. Es más, esos sí son periodistas honestos y profesionales a pesar de que, como la mayoría de los que trabajan en FOX News de EEUU, se limiten a difundir las mentiras de Trump.

Diversos analistas y académicos han escrito sobre la actitud de los populistas hacia los medios de comunicación tradicionales y la mayoría de ellos coincide en afirmar que “controlar a los medios es un objetivo central de los populistas en comparación con otros tipos de líderes políticos, que pueden confiar en otros vínculos organizacionales con sus seguidores”.

Para mejor entenderla, en futuras columnas comentaré en torno a la relación entre los gobernantes populistas y estos medios de comunicación.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 10 de Abril 2020 - 09:50
Contenidos relacionados: 
EL MEJOR GOBIERNO DE LA 4T ES EL QUE NO EXISTE
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 10 de Abril 2020 - 18:35
Fecha C: 
Sábado, 11 de Abril 2020 - 05:50
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De Frente Y Claro | OCURRENCIAS AUTORITARISMO Y TERQUEDAD

López y su 4T siguen haciendo historia a base de ocurrencias, autoritarismo y terquedad. Y un claro ejemplo de ello es el hecho de que a pesar que le han sugerido y pedido la suspensión de sus dizque proyectos prioritarios (Tren Maya, aeropuerto de Santa Lucía y refinería de Dos Bocas) por la recesión económica que se vendrá por el coronavirus, él ha respondido que “Sus proyectos son Intocables”. Obviamente no le importa que vayan al fracaso.

AUSTERIDAD REPUBLICANA EN LOS BUEYES DE MI COMPADRE

Y su tan cacareada Austeridad Republicana que es una farsa y mentira más como su 4T, lo muestra y demuestra pidiendo más dinero para sus obras. Sin importarle que de 2018 a 2021, el PIB disminuirá entre 1.6% y 4.0%, López pidió que le incrementen 1342% el presupuesto para Santa Lucía y 969% para el Tren Maya

En ese tenor, la Secretaría de Hacienda pretende que el Congreso de la Unión autorice 54 304 millones de pesos, que son alrededor de 2549 millones de dólares de inversión para 2021. De esta manera, la SHCP pide la aprobación de una partida de 27 574 millones de pesos para que la Sedena los use en la “modernización y rehabilitación de la infraestructura aeroportuaria y de conectividad” del nuevo aeropuerto en la base militar de Santa Lucía en el Estado de México. Lo cual significaría un incremento nominal de 1342% de los 1912 millones de pesos aprobados para el ejercicio 2020, multiplicándose 13.4 veces los recursos para la terminal aérea.

En el mismo tenor, para la Secretaría de Turismo, Hacienda solicitará al Congreso la autorización de un presupuesto de 26 730 millones de pesos para “proyectos de transporte masivo de pasajeros”, principalmente el Tren Maya, red ferroviaria para el transporte de pasajeros y carga en la Península de Yucatán. Lo que significará un incremento nominal de 969% a los 2500 millones de pesos ya aprobados para 2020. Con lo que en 2021 se multiplicarían 9.7 veces los recursos.

Y todo para cumplirle sus ocurrencias a López.

AUTORITARISMO

Por otra parte, cada día es más notorio el autoritarismo con que López se maneja, ya que a través del decreto emitido, determinó que las empresas de acero, cemento y vidrio que tienen contratos con el gobierno federal, deben cumplirlos, en plena pandemia, para no detener obras como el Aeropuerto Felipe Ángeles.

Sin importarle que la mayoría de las empresas del país han cerrado por los protocolos sanitarios por la pandemia de Covid-19, a chaleco, en la edición vespertina del Diario Oficial de la Federación, que publica la Secretaria de Gobernación, se emitió el decreto para que estas compañías no detengan su producción y cumplan con la administración federal: “…aquellas empresas de producción de acero, cemento y vidrio que tengan contratos vigentes con el Gobierno Federal, continuarán las actividades que les permitan cumplir con los compromisos de corto plazo exclusivamente para los proyectos de Dos Bocas, Tren Maya, Aeropuerto Felipe Ángeles, Corredor Transísmico; (transístmico) así como los contratos existentes considerados como indispensables para Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad”.

Y en el más vil de los engaños en el Diario Oficial de la Federación se indica que se tratan de acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria generada por el virus SARS-CoV2:

Las empresas de producción de acero, cemento y vidrio mantendrán una actividad mínima que evite efectos irreversibles en su operación; para ello deberán informar a la Secretaría de Economía a través del correo electrónico: economia@economia.gob.mx,conforme al Anexo 1, en un término no mayor a 24 horas a partir de la publicación de los presentes Lineamientos, el número total de trabajadores que para dicho efecto resulte indispensable.

¿Y dónde quedó aquello de que hay que resguardarse en sus casas para evitar contagiarse? Eso no le importa a López, pues expone a los trabajadores de estas empresas simplemente para que se pueda continuar con sus ocurrencias de proyectos obsoletos que van destinados al fracaso.

La decisión de que siga con sus ocurrencias estará en manos de los Legisladores en el Congreso de la Unión, si es que le otorgan más millones que se irán al caño. O simplemente demostrarán, como lo han hecho hasta el momento, que como el patrón manda y el Poder Legislativo está no solamente para recibir órdenes sino totalmente empinado, se lo autorizarán.

Tiempo al tiempo.

carlosaguila_franco@hotmail.com

@CarlosAguilaFra

 

Fecha: 
Jueves, 09 de Abril 2020 - 10:20
Contenidos relacionados: 
La 4T y el efecto destructivo del coronavirus
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 09 de Abril 2020 - 12:35
Fecha C: 
Viernes, 10 de Abril 2020 - 01:35
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Sector Salud carece del personal necesario para tratar a los que enfermen gravemente de COVID-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anota los siguientes datos para México: Por cada 1000 habitantes hay 2.9 enfermeras y parteras: 2.25 médicos, y; 1.5 camas hospitalarias.

Sin embargo, de acuerdo con lo que dijo, el 18 de marzo pasado, el director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud (SS), Ruy López Ridaura, para atender a quienes enfermen de COVID-19, el sector salud cuenta con 150 mil trabajadores, repartidos en: 112 042 enfermeras y enfermeros, 27 596 médicos generales, 1284 urgenciólogos, 440 epidemiólogos, 207 neumólogos y 174 infectólogos.

De los números anteriores podemos obtener la cantidad de profesionales de la salud por cada 1000 habitantes, considerando que la población de México a mediados de este año será, de acuerdo con proyecciones hechas por el Consejo Nacional de Población, de 127 792 286:

Trabajadores de la salud: 1.17; enfermeras y parteras: 0.88; médicos generales: 0.22; médicos urgenciólogos: 0.01; médicos epidemiólogos: 0.003; médico neumólogos: 0.002, y; médicos infectólogos: 0.001.

Es clara la discrepancia que hay entre los datos que proporcionan la OMS, por un lado, y el funcionario de la SS, por el otro, en lo que a los números de enfermeras y médicos se refiere. Ya será tema de otra columna dilucidar tal diferencia.

Para poder enfrentar la pandemia ocasionada por el nuevo coronavirus, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador anunció que en las próximas semanas el sector salud contratará a 12 300 enfermeras y 6600 médicos.

De esta manera, el número de enfermeras y médicos por cada 1000 habitantes se elevaría a 0.97 y 0.24, respectivamente. Números muy por debajo de países donde el COVID-19 ha tenido consecuencias desastrosas, como Italia y España. En el primero hay, según la OMS, 4.1 médicos y 5.9 enfermeras por cada 1000 habitantes; en el segundo, 4.1 médicos y 5.5 enfermeras.

Lo que pretende lograr el gobierno, según la presentación audiovisual que mostró el presidente en su conferencia del 4 de abril pasado, es que “Un médico o médica especialista en tratamiento de terapia intensiva se convertirá en jefe de un grupo compuesto por otros cinco médicos o médicas generales o especialistas en otras áreas, pero que hayan sido capacitados para COVID-19; de esta forma, un intensivista podrá estar a cargo de la atención de 25 pacientes críticos con el apoyo de otros médicos generales o especialistas. Y el mismo esquema se repite para el caso de personal de enfermería. Para reducir tiempos y evitar traslados de personal en este momento crítico de la pandemia, la capacitación del personal de salud se imparte con una plataforma de capacitación continua a través de contenidos especializados y disponibles en la página de internet coviduti.salud.gob.mx”.

Es evidente que el sector salud carece y carecerá del personal sanitario necesario para tratar a la mayoría de quienes enfermen gravemente de COVID-19. La pésima situación en que se encuentra el sector es la que heredó AMLO, les guste o no a sus detractores.

Ante esta realidad, lo mejor es minimizar los riesgos de infectarse, aislándose en casa el que pueda hacerlo, y tomando las precauciones necesarias quien no pueda.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 09 de Abril 2020 - 10:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 09 de Abril 2020 - 18:45
Fecha C: 
Viernes, 10 de Abril 2020 - 06:00
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

#ComoAnilloAlDedo

Respecto a la expresión #ComoAnilloAlDedo que usó el presidente López Obrador, quisiera hacer un breve comentario.

1. El presidente dijo en la conferencia matutina del jueves 2 de abril que el problema de la pandemia sería una “crisis transitoria”. Es cierto que toda crisis es transitoria, si no, no sería crisis, sería el estado habitual de las cosas. En ese sentido toda crisis pasará. Lo que no se entiende es que esta crisis venga “como anillo al dedo” en este momento.

2. López Obrador señaló que la epidemia de coronavirus vino “como anillo al dedo” para consolidar la 4T y para consolidar el combate a la corrupción. Creo que fue una expresión indolente, toda vez que habrá muertos: ¿muertos que habrán venido “como anillo al dedo” para la consolidación de la 4T? Además, son órdenes de cosas distintos: la cuestión sanitaria y el problema económico, por un lado, son realidades diferentes a la consolidación de un proyecto político o a las aspiraciones de justicia.

3. También dijo que la cultura mexicana es muy fuerte y rica, y es verdad. Sin embargo, la fortaleza cultural no es vacuna de ningún virus.

4. Contrario a lo que dice el presidente, no creo que de este problema vaya el pueblo a salir fortalecido. El panorama económico se vislumbra difícil. En unos meses, la inmensa mayoría de los mexicanos podríamos ser más pobres. Incluso los que tienen dinero, en unos meses podrían ser menos ricos.

5. México está viendo gravemente reducidas sus principales fuentes de ingreso: turismo, remesas, petróleo. El secretario de Hacienda sabe que habrá una caída de la economía mexicana en 2021, del orden del -4% al -5%, pero el presidente públicamente ha descartado este pronóstico. Además, el gobierno podría enfrentar un descenso significativo en la recaudación fiscal: es posible que miles de empresas quiebren, y al quebrar dejen de pagar impuestos; y las que no, tendrán serias dificultades para pagarlos. En Estados Unidos, por ejemplo, en lo que va de esta crisis sanitaria, se han perdido poco menos de 7 millones de empleos. Los Estados Unidos son una economía sana y en crecimiento. Imaginemos lo que podría suceder en México. Al parecer, este panorama no preocupa al presidente, que ha dicho que no habrá apoyos para los empresarios. 

6. Ojalá me equivoque y todo marche bien y nos calle a todos la boca el presidente, pero, dadas las condiciones, soy escéptico. Es muy probable que México enfrente una debacle económica, aunque el presidente diga que no.

 

Autor:

Fecha: 
Viernes, 03 de Abril 2020 - 18:30
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 03 de Abril 2020 - 20:45
Fecha C: 
Sábado, 04 de Abril 2020 - 09:45
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Al igual que AMLO, no estoy de acuerdo con los expertos de la SHCP, solo que yo creo que no “vamos bien”

El presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a asegurar ayer que México está bien, que “vamos bien”. Vamos tan bien que hasta dijo que no está de acuerdo con sus propios economistas, los que trabajan en la Secretaría de Haciendo y Crédito Público (SHCP) bajo la dirección del titular de la misma, Arturo Herrera, que en los Pre-Criterios 2021 que enviaron al Congreso consideran “un rango de crecimiento del PIB para 2020 entre -3.9 y 0.1%, consistente con proyecciones de organismos internacionales y de analistas del sector privado”.

AMLO no comparte la opinión de los expertos de la SHCP y no está solo; tampoco la comparten los grupos financieros más importantes del mundo y muchos economistas mexicanos.

El miércoles, Bank of America, uno de los cuatro bancos más grandes de los Estados Unidos, recortó de nuevo su estimado para el desempeño del PIB de México para este año a -8.0%.

Días antes, Citibanamex, el segundo banco más grande de México, redujo su estimado, a -2.6%.

También lo hicieron el banco estadounidense más grande, JP Morgan Chase, a -7.0%; Scotiabank, el tercero más grande de Canadá, a -5.7%; BBVA, el segundo más grande de España y el más grande de México, a -4.5%; Credit Suisse, el segundo más grande de Suiza, a -4.0%; la calificadora H&R Ratings a -2.3%; Barclays, el grupo financiero más grande del Reino Unido, a -2.0%; Goldman Sachs, el segundo banco de inversión más grande de EEUU, a -1.6%; la calificadora Moody’s a 0.9%.

Y en lo que a los analistas del sector privado se refiere, la encuesta que recién realizó el Banco de México indica que sus proyecciones del PIB cayeron, en promedio, de + 0.9% a un -3.99%.

Por si estas no fueran perspectivas desalentadoras, el miércoles pasado la calificadora de valores HR Ratings redujo su calificación de la deuda soberana de México, tanto en moneda local como en divisa extranjera, de HR A- (G) a HR BBB+ (G) para largo plazo y de HR2 (G) a HR3 (G) para corto plazo, ambas con perspectiva negativa.

BBB significa que “El emisor con esta calificación proporciona seguridad moderada para el pago oportuno de las obligaciones de deuda. Mantiene un riesgo crediticio moderado, con debilidad en la capacidad de pago en escenarios económicos adversos”. HR3 significa que “El emisor con esta calificación exhibe una capacidad moderada para el pago oportuno de obligaciones de deuda a corto plazo y mantiene un mayor riesgo crediticio en comparación con los instrumentos de deuda con mayor calificación crediticia”.

Los bancos, grupos financieros, analistas y calificadoras fundan sus revisiones a la baja en los efectos que sobre la economía ha tenido la pandemia de COVID-19, el colapso de los precios del petróleo y sus implicaciones fiscales para México, las interrupciones de la cadena de suministro de diversas industrias (sobre todo el automotriz), la caída del turismo, la disminución del monto de remesas que llegarán al país, el distanciamiento social que tiene paralizada a la economía, y la desconfianza que generó la cancelación de la construcción de la planta cervecera en Mexicali.

Con base en lo anterior, al igual que AMLO, no comparto la opinión de los expertos de la SHCP, solo que yo no creo que “vamos bien” sino todo lo contrario, vamos mal, muy mal.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 03 de Abril 2020 - 08:25
Contenidos relacionados: 
AMLO no podrá “reactivar pronto la economía “ni crear empleos”.
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 03 de Abril 2020 - 17:10
Fecha C: 
Sábado, 04 de Abril 2020 - 04:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La ocurrencia de los puentes podría terminar beneficiando a los trabajadores

Una vez más, una ocurrencia del presidente López Obrador desvió la atención de la opinión pública de los problemas trascendentales del país, pero esta vez, tanto la reacción de la prensa como de la ciudadanía está más que justificada, pues esta ocurrencia nos afecta a todos los que tenemos un trabajo o a quienes estudian, es decir, la inmensa mayoría de los mexicanos. Pero el curso que ha tomado iniciativa puede terminar beneficiándonos a todos.

Según el presidente la causa de que el ciudadano promedio desconozca qué se celebra los días festivos se debe a que descansamos un día diferente a la verdadera fecha en que se conmemora un suceso histórico, cuando la verdadera razón radica en la deficiente educación tanto pública como privada que recibimos los mexicanos. 

Con esta justificación, el presidente López Obrador colocó en la opinión pública la necesidad de modificar los días festivos y de esta manera eliminar los puentes. De inmediato provocó la reacción negativa tanto de los ciudadanos que nos veremos afectados como de la industria turística, que ha sido muy beneficiada por los fines de semana largos que se crearon al mover el día festivo a lunes o viernes. Gracias a los puentes, los mexicanos podemos planear viajes en esos fines de semana largos, la inmensa mayoría de éstos a destinos turísticos nacionales.

En consecuencia, el secretario de Turismo, Miguel Torruco, informó mediante un tuit que está evaluando agregar nuevos puentes a la iniciativa del presidente, para reemplazar los días festivos que se modifican y así los mexicanos podamos seguir teniendo la misma cantidad de fines de semana largos y evitar afectar al sector turístico.

Este aviso ha creado especulación sobre cuántos nuevos puentes se crearán, pero lo que sí es un hecho es que hacerlo es casi una necesidad, pues México es el país con menos días de descanso oficiales del mundo, ya que las leyes mexicanas solamente establecen 7 días festivos y seis días de vacaciones al año, convirtiendo a los mexicanos en los trabajadores con menos tiempo libre del planeta.

Por lo que, independiente de la inminente reacción del sector empresarial quienes tendrían que absorber el costo, el ser el país con menos días de descanso del mundo crea un gran margen para una iniciativa como la que planea presentar el secretario de Turismo, incluso para una previa negociación con el sector empresarial, tanto para reducir el impacto en la productividad, como para hacerlos parte de la propuesta y que ésta sea generalmente aceptada.

Por último, hay que aclarar que el tuit del secretario de Turismo solo indica que los nuevos puentes se incluirían en el calendario escolar, omitiendo, no sé si por descuido o intencionalmente, a la Ley Federal del Trabajo. Por lo que esperemos que la iniciativa que se presente ante el congreso sí incluya la modificación a la Ley Federal del Trabajo. De esta manera se haría oficial que dichos días de descanso sean para todos los trabajadores y no simplemente otro fuego contenido a medias a otra de las ocurrencias del presidente.

 

Fecha: 
Viernes, 14 de Febrero 2020 - 12:50
Contenidos relacionados: 
AMLO debe actuar para que la economía no siga creciendo a tasas mediocres
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 14 de Febrero 2020 - 15:05
Fecha C: 
Sábado, 15 de Febrero 2020 - 04:05
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

AMLO “pasó la charola”, como antes lo hicieron varios distinguidos neoliberales

El 23 de febrero de 1993, en casa del exsecretario de Hacienda Antonio Ortiz Mena, se realizó una cena convocada por el entonces presidente del PRI, Genaro Borrego.

Acudieron el entonces presidente Carlos Salinas y los hombres más ricos del país, muchos de ellos beneficiarios de la privatización del sector paraestatal que se inició en 1983.

Ahí, Salinas solicitó 26 millones de pesos para financiar la campaña presidencial priista (unos 8.4 millones de dólares de entonces). Uno de los asistentes no solo aceptó aportar ese monto, sino hasta 75 millones, oferta que fue igualada de inmediato por otro.

Sin embargo, alguien filtró a este diario lo que sucedió en la peculiar cena. El escándalo que siguió fue mayúsculo. Borrego fue removido del PRI y premiado con la dirección general del IMSS. Su lugar lo ocupó Fernando Ortiz Arana, quien había negado que Salinas hubiera “pasado la charola”.

Pasaron los años y llegó el 22 de octubre de 2001, día en que se realizó otra cena, ahora en el Castillo de Chapultepec, convocada por la primera dama Marta Sahagún de Fox, en su calidad de presidenta de su Fundación Vamos México.

Ese día 1000 personas, que previamente pagaron 10 000 dólares cada una, cenaron, bebieron y escucharon cantar al inglés Elton John.

Vamos México informó que recaudó 10 millones de dólares, equivalentes a 186.46 millones de pesos al tipo de cambio actual. De ese monto, seis millones supuestamente fueron a las arcas de la fundación para “apoyar programas viables de desarrollo y no asistenciales”. Los 4 millones restantes fueron a parar en los bolsillos de Elton John y los organizadores del evento.

Los “pases de charola” de Salinas y Marta Sahagún causaron enojo e indignación generalizados y fueron condenados por el entonces perredista Andrés Manuel López Obrador.

El mismo enojo e indignación que ha causado la manera en que el ahora presidente solicitó el apoyo de 100 de los más importantes empresarios mexicanos que invitó a cenar el miércoles pasado a Palacio Nacional.

Además de tamales de chipilín y chocolate, a cada uno se le sirvió una carta compromiso para participar “de manera voluntaria” en la compra de billetes de la Lotería Nacional relacionados al exavión presidencial y para la adquisición de equipo médico. La carta anota el monto preciso de cada aportación: 20, 50, 100 o 200 millones, ni más ni menos.

AMLO informó ayer que 75 de los 100 aceptaron contribuir 1500 millones de pesos (80.4 millones de dólares). Los 25 restantes dijeron que deben consultar el asunto con sus socios, consejos de administración, etc.

Andrés Manuel insistió en que “todo es voluntario” y que los empresarios “eran libres de aceptar o no, y que no se sintieran mal si no querían hacerlo”.

Nadie puede negar que los recursos que pretende reunir AMLO tendrán un buen destino; no irán a una campaña electoral o a una fundación privada.

Sin embargo, el presidente, que es tan afecto a los refranes y frases populares, olvidó los que dicen “No hagas cosas buenas que parezcan malas” o “El camino del infierno está empedrado de buenas intenciones”.

Lo acepte o no, AMLO se equivocó y “pasó la charola” como antes lo hicieron Salinas, Martita y otros distinguidos neoliberales.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 14 de Febrero 2020 - 08:30
Contenidos relacionados: 
¿Por qué es popular AMLO? Aquí doy una razón
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 14 de Febrero 2020 - 17:15
Fecha C: 
Sábado, 15 de Febrero 2020 - 04:30
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Mira quien viene a cenar!

Cuando Calderón compró el avión Dreamliner  lo último que imagino es que iba a heredar el argumento propagandístico más poderoso e importante a su acérrimo rival.

Para el hoy presidente aquella frase: “Este avión no lo tiene ni Obama”, le fue muy redituable en campaña, pero ese efecto ha sido mínimo comparado con lo que hoy aporta a su gobierno; Es el el avión presidencial, el bien más preciado de la 4T.

Suena tan irreal. Prácticamente todo el país este en vilo por un avión, el tema no es lo que cuesta, es lo que representa, pues es el símbolo más visible de la corrupción del pasado, así como en el futuro habrá símbolos que representen las corruptelas de la presente administración.

Y el avión ha servido para todo menos para volar y en el último capitulo de esta serie vimos como los principales empresarios de México fueron “invitados” a cenar con el presidente que les “solicito” cortésmente su “apoyo” para que compraran boletos para la famosa rifa del avión y con este evento arrancó el Teletón Aéreo 2020 y le pongo fecha porque no duden que cada año se recurra a esta estratagema y se vuelva la tarea prioritaria de la lotería nacional.

En la famosa cena se le entregó una hoja sin membrete, ni siquiera un triste logo, una carta compromiso, a cada comensal para que señalara los montos con los que “deseaba cooperar” para participar en la famosa rifa del avión - sin avión. 

Las cantidades ya estaban fijadas por el anfitrión: $20 millones, $50 millones, $100 millones y $200 millones. 

Hasta aquí va la novela, mientras tanto en la realidad…

Estos últimos días me di a la tarea de platicar por separado, de manera individual con varios amigos y conocidos empresarios para conocer de primera voz cual es opinión y su percepción de todo lo que está sucediendo, como en todo, encontré posturas radicales y otras centradas, equilibradas pero nadie defendió ninguna de las acciones que ha emprendido el Gobierno de México.

En el fondo los empresarios tienen miedo de que se les castigue vía fiscal o penal por ser disidentes, tienen miedo de la extinción de dominio, le temen a que si manifiestan cualquier tipo de inconformidad o participan como oposición al régimen pierdan en días, tal vez en horas lo que han construido con gran esfuerzo, en una vida, en algunos casos son empresas de muchos años, heredadas por generaciones.

Entonces deciden nadar de muertito y dejar que las cosas vayan pasando y tratar de ajustarse lo mejor posible a las circunstancias, esa es la postura en lo general.  

Hacerse chiquitos, no tomar riesgos, sobrevivir, buscar un refugio y esperar a que pase la tormenta. 

Lo que escuche de estos empresarios también debe ser el sentir de los asistentes a la cena más cara de la historia del mundo, pues por unos tamalitos y atolito de ese que tanto gusta repartir al gobierno en turno, el consumo mínimo fue de 20 millones y ni como decir que no. Muchos deben de seguir indigestos, por que hasta donde se sabe ni una sal de uvas les dieron.

Brillante manera de vender boletos de una rifa, demuestra que el presidente tiene más salidas que un corral viejo.

Fecha: 
Jueves, 13 de Febrero 2020 - 13:50
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 13 de Febrero 2020 - 16:05
Fecha C: 
Viernes, 14 de Febrero 2020 - 05:05