Se encuentra usted aquí

Disminución de Legisladores Plurinominales

Jueves, 16 de Febrero 2017 - 15:00

Autor

carlos_aguila_franco.jpeg
Carlos Aguila Franco

Compartir

foto_investigacion.png
  • Diputados de Mayoría, determinan la Representatividad Nacional de los Partidos

Nuevamente el tema de eliminar el número de Legisladores de Representación Proporcional, más conocidos como Plurinominales, vuelve a surgir, colocando al Congreso de la Unión en el ojo del huracán, dado que si bien en un principio sólo se referían a Diputados, ahora también se enfocan a Senadores.

Reducir de 500 a 400 el número de diputados federales, eliminando 100 de representación proporcional y eliminar a los 32 senadores electos bajo la misma figura, para quedar sólo en 96, se había mencionado, pero no prosperó.

Y ahora con los tan mencionados programas de austeridad y optimización del gasto público, derivados del aumento en las gasolinas y el diesel, vuelve a estar en debate público y aún con resistencia interna, formar parte de la agenda legislativa, pero presintiendo que seguirá en la congeladora.

Obviamente, como ha sido siempre, los considerados partidos pequeños o “chiquillada” como lo son Partido Verde Ecologista (PVEM), Nueva Alianza (NA), Movimiento Ciudadano (MC) y Encuentro Social (PES) ya amenazaron que no van a dejar pasar la propuesta del PRI y el PAN por considerar que “es una jalada”, “una ocurrencia”, “es demagogia”, esas iniciativas de reducir al Congreso, llegando al extremo, algunos de ellos, de amenazar con romper la alianza política con el PRI.

Estas iniciativas tienen como finalidades, generar un ahorro para el erario público; favorecer el sistema de partidos y fomentar en mayor grado la participación, representatividad y profesionalización de la actividad legislativa.

En ese tenor, Jorge Carlos Ramírez Marín, vicecoordinador del PRI en La Cámara de Diputados, y uno de los impulsores de esa Iniciativa destacó que la figura de los llamados diputados pluris ha dejado de ser funcional, ya que sus integrantes la conforman a partir de unas listas que proponen los partidos políticos y no siempre se elige a los mejores. “Muy pocas veces le atinan” los dirigentes partidistas, y en más de una ocasión “vemos en las listas a sus familiares y amigos”.

El tema es muy importante y abarca aspectos más determinantes que la simple “designación”. Es un tema que particularmente he investigado y en mi primer libro que publique, titulado “1995 la Realidad de los Partidos Políticos”, derivado de los resultados electorales de 1988-1991-1994 que en él menciono, hice una propuesta, que desaparecieran los 200 diputados plurinominales, pero antes al contrario de hacerlo, lo implementaron también en el Senado de la República.

De igual manera, siguiendo con el interés, continué investigando el tema abarcando 8 Legislaturas, que corresponden a 22 años de trabajo Legislativo y los dos que faltan por concluir, desde la LVI Legislatura-1994-1997, hasta la LXIII-2015-2018.

En esta investigación, la conformación de cada Legislatura nos muestra y demuestra la Representatividad Nacional de cada partido político, a través de los votos obtenidos en las diputaciones de mayoría, que es el voto directo a los candidatos que hacen campaña, que los ciudadanos conocen, platican, dialogan con ellos, así como comunicarles sus demandas, sus denuncias, sus problemas y el candidato les plantea sus compromisos.

Caso contrario con los candidatos de Representación Proporcional, los Plurinominales, que simplemente no hacen campaña, no se comprometen a nada y la ciudadanía ni siquiera los conoce.

Si vivimos en un sistema político pluripartidista, es necesario y obligado que exista una diversidad de partidos políticos de diversas ideologías y tendencias, sean estos de derecha, izquierda, centro o de alguna otra. Pero es más importante, es que dichos partidos políticos cuenten con una real y activa militancia que los acredite como quienes representan a una parte de la ciudadanía, que cree en las ideas, principios ideológicos, proyectos y programas de cada partido a quien deciden darle su voto.

Militante es aquél que primeramente está registrado en el padrón de su partido, que asiste a las reuniones, Distritales, Municipales, Nacionales, que está al tanto de lo que su partido realiza, propone, y tiene una participación activa en actividades político-electorales. Se capacita electoralmente para apoyar en las casillas electorales. Realiza actividades de proselitismo entre sus vecinos, amigos y compañeros de trabajo.

Sin dejar a un lado a los simpatizantes, que son ciudadanos que pueden coincidir con las ideas, proyectos, programas, o simpatizar con los candidatos, pero no hacen trabajo de partido, y únicamente a veces votan.

En base a lo anterior, encontramos que no es lo mismo contar con simpatizantes que con militantes políticamente hablando y más aún, dentro de la categoría de militantes, aquellos que realmente tengan actividad dentro del partido, ya que su labor repercutirá en más votos.

Los votos son los que determinan la Representatividad Nacional de los partidos a través de los cargos de elección popular, ubicando a cada uno en su realidad verdadera. Y hacer a un lado esa polémica de quien es la segunda y la tercera fuerza electoral en el país.

Pero demostrándolo con votos, no con palabras como se acostumbra hacer, ya que los partidos a nivel declaraciones se pelean la segunda y tercera fuerza electoral a nivel nacional.

¿Cuáles votos son los que respaldan a cada partido?, ¿Qué cargos de elección ganan respecto de diputados, de Mayoría o de representación proporcional?, ¿Tienen Representatividad Nacional?

La investigación muestra los cuadros y graficas respectivas de la conformación de dichas Legislaturas Federales, demostrando que la mayoría de los partidos políticos registrados no cuentan con Representatividad real a nivel nacional.

Y esto desde el punto de vista político-sociológico, en lugar de representar un beneficio para la sociedad y sus ciudadanos, puede revertirse, ya que si bien como el ejemplo que citamos al inicio de la investigación, en las elecciones para diputados federales el 21 de agosto de 1994, haber tenido los ciudadanos 9 partidos como opciones de voto fue importante, pero 3 no conservaron el registro y solamente 4 tuvieron representatividad en el Congreso.

Es más importante tener menos opciones pero más reales y no ficticias. El punto central es ¿Cuántos votos reciben los partidos?, ¿Cuántas diputaciones de mayoría ganan?, ¿Cuántas diputaciones de representación proporcional o plurinominales reciben? Y en base a ello conocer la verdadera Representatividad Nacional que tienen.

Quien decide el triunfo o derrota de un partido político y sus respectivos candidatos, es la ciudadanía. Por ello es muy importante que conozcan que son los partidos políticos, que presencia tienen en el país, hacia donde van, qué es lo que proponen, para que razonen y valoren la importancia económica, política y social que representa su voto.

Y no solamente lo vea como una obligación y derecho ciudadano, o una forma de mostrar inconformidad y reproche hacia algún partido político. Quedando muy clara la realidad de cada partido por los que puede votar, que sean una real opción.

Dejando claro que si el ciudadano decide no votar, esté consciente de que el abstencionismo de hoy, será la pérdida de su derecho a criticar mañana la forma de gobernar de quien resulte ganador.

En 20 años, de 1996 a 2016, el PVEM ha conseguido tener 151 diputados federales, 52 de Mayoría y 99 Plurinominales. Convergencia en 12 años ganó 6 de mayoría y 26 Plurinominales ya como Movimiento Ciudadano, en dos Legislaturas ha ganado 18 de mayoría y 28 Pluris. En Nueva Alianza en 12 años y participación en cuatro legislaturas ha ganado sólo 2 diputados de mayoría y 36 Pluris. El PES, apenas en su primera Legislatura, no ganó uno ni uno de mayoría y tiene 8 Plurinominales. Esa es la Realidad Nacional de estos Partidos Políticos.

Esperemos conocer en que para esta Iniciativa. 

vol.08_digital_pagina_01.jpg
Número 8 - Julio 2017
Descargar