Se encuentra usted aquí

México en problemas

Jueves, 16 de Febrero 2017 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

latin-america-forecast-mexico.jpg

Los funcionarios públicos federales y un buen número de políticos –especialmente los del PRI y sus aliados- tratan de minimizar la dimensión de los problemas que nuestro país enfrenta y enfrentará durante la presidencia de Donald Trump.

Fuera de los círculos oficiales, así como fuera de México, la precepción de la realidad es otra. Un buen ejemplo de ello es lo que se anota en la edición correspondiente al primer trimestre de 2017 de la revista británica LatAm-Investor, especializada en información y análisis de los mercados financieros, tendencias de negocios y situación política de América Latina.

En la página 5 de LatAm-Investor, bajo el título de “Comienza la lucha de México”, se anota lo siguiente (traducido por mí):

“¿Qué ha pasado?

“México se ha visto afectado por una economía que crece lentamente, protestas generalizadas y la amenaza de una reducción de su comercio con su socio más importante.

“¿Cómo impactará esto a los inversionistas?

“Parece que sucedió hace mucho tiempo, pero cuando Enrique Peña Nieto logró una serie de reformas estructurales a fines de 2013 el optimismo de los inversionistas en México llegó a su nivel más alto. Para ser justos con Peña Nieto, él ha cumplido al entregar mucho de su programa de reformas. Por ejemplo, se han realizado sucesivas subastas de energía que han logrado atraer la inversión internacional para el sector a pesar de un entorno desafiante de bajos precios del petróleo. Sin embargo, la combinación de escándalos de corrupción, la interminable violencia relacionada con el narcotráfico y una lenta economía ha causado que los niveles de aprobación de Peña Nieto se desplomen al 25% [12% de acuerdo a las encuestas más recientes]

“En enero, la frustración con Peña Nieto estalló en protesta cuando su gobierno anunció que estaba cancelando los subsidios a los combustibles. La medida, conocida localmente como el Gasolinazo, sería descrita como racional y sensata por la mayoría de los economistas. Sin embargo, provocó protestas generalizadas y saqueos por mexicanos cuyos niveles de vida ya han sido golpeados por el aumento de la inflación. El Gasolinazo es particularmente difícil de explicar a los votantes mexicanos porque contradice una promesa clave de Peña Nieto. Él se las arregló para lograr sus polémicas reformas, como la de la apertura del nacionalizado sector energético mexicano, sobre la base que conduciría a un mayor crecimiento y precios de energéticos más baratos.  No es culpa de Peña Nieto que ambas metas no se hayan materializado – siempre iba a tomar un tiempo. Sin embargo, su gobierno ha carecido de la sensibilidad política para explicarle esto a los votantes.

Y es en este estado inestable en que México recibirá la Presidencia de Trump. Revisamos a profundidad el impacto del triunfo de Trump sobre México en nuestro Informe en la página 46, pero baste decir que se esperan mayores barreras al comercio. Si materializan o no es otra cosa, después de que todo el triunfo de Trump es famosamente impredecible. Sin embargo, sólo el espectro de los cambios inducidos por Trump crea un clima de incertidumbre para México. La incertidumbre ya ha se ha confirmado en el peso mexicano, que cayó estrepitosamente desde la sorpresiva elección de Trump. La caída del peso es buena para las exportaciones mexicanas, pero alimenta aún más la inflación, que eventualmente conducirá a mayores tasas de interés. Y eso significa más dolor para los disgustados votantes de México”.

En otras páginas de la revista británica se anota que el principal beneficiario del triunfo de Trump es el Peje López Obrador, y se analiza como la llegada de Trump al poder impactará a México y Latinoamérica.

El descrédito del gobierno federal y sus voceros aumentará mientras estos no acepten públicamente la magnitud de los problemas que Trump ha generado para México.

La Revista

ruiz_healy_times_5_pagina_01.jpg
Número 5 - Abril 2017
Descargar