Se encuentra usted aquí

Mensaje a quienes me leen o escuchan

Viernes, 30 de Diciembre 2016 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

_ano-nuevo.jpg

Te deseo Feliz Año Nuevo, a ti que me lees. Y lo mismo le deseo a cada uno de los que me siguen a través de mis programas de radio y televisión, mi sitio ruizhealytimes.com, mi revista Ruiz-Healy Times y mis cuentas @ruizhealy en Twitter y eruizhealy en Facebook.

A todos les deseo que, junto con sus familias, libren venturosamente la ola de delincuencia y violencia que afecta a diversas zonas de su país; que no sean una víctima más de los criminales organizados y desorganizados; que sus personas, sus seres queridos y sus patrimonios se mantengan libres de todo daño en 2017 y siempre.

Les deseo que sepan resolver, con base a sus conocimientos, su experiencia y buen juicio, los problemas económicos que seguramente experimentarán como consecuencia de la crisis que afecta a la mayoría de los países del mundo, México incluido. Espero, que con base en lo que aprendieron en 2016, enfrenten mejor las situaciones complejas que muy probablemente se les presentarán en 2017.

Deseo que en 2017 aprovechen las nuevas tecnologías para ampliar sus conocimientos. La Internet y los dispositivos inteligentes nos permiten hoy aprender muchas cosas a las que antes tenían acceso solo los privilegiados. En el mundo en que nos ha tocado vivir, la educación está disponible para quienes realmente quieren ampliar sus horizontes y mejorar su realidad intelectual, espiritual y material y la de quienes de ellos dependen.

2017 será un año difícil, más que el que recién termina. Pero no debemos olvidar nunca que los que son problemas para unos son oportunidades para otros. Tratemos de ver las oportunidades como las ven tantos extranjeros emprendedores que vienen a nuestro país para arrancar nuevos negocios. La mayoría de los mexicanos, enojados como estamos con el sistema, cada día vemos el vaso medio vacío y no medio lleno y por eso dejamos pasar muchas oportunidades.

En 2017 canalicemos nuestro enojo siendo más profesionales y productivos; exijámosles más a nuestros gobernantes y representantes populares; utilicemos el poder de las redes sociales para denunciar, con elementos probatorios sólidos, a los corruptos, sean políticos, funcionarios, empresarios, ejecutivos, periodistas, religiosos, militares, líderes sindicales o sociales; dejemos de usar Twitter y Facebook para lamentarnos sin ofrecer soluciones; seamos propositivos; ignoremos a los demagogos que como Donald Trump, aprovechándose de los errores y corrupción de quienes hoy detentan el poder, nos dividan aún más y ofrezcan soluciones fáciles para resolver problemas complejos.

En fin, a ti te deseo lo mejor en 2017, advirtiéndote que lo mejor no será gratuito y te lo tendrás que ganar haciendo tu mejor esfuerzo. Espero que lo que opino cotidianamente te sirva de algo para lograr tus objetivos.

vol.07_final_1.jpg
Número 7 - Junio 2017
Descargar