Se encuentra usted aquí

¿Economía Negra? u Oportunidades Épicas... (Segunda parte)

Miércoles, 23 de Noviembre 2016 - 15:00

Autor

foto-atirado.jpg
Ángelo Tirado Pazos

Compartir

economia-negra.png

Donald Trump representa esa parte ideológica de un mundo retro-proteccionista al que aparenta no gustar el intercambio comercial de las mercancías, personas y capitales que son producto del liberalismo económico. A estos retro-proteccionistas les molesta no dirigir el juego y poner las reglas del comercio, al menos ha sucedido tanto para ingleses como para los Americanos del Norte: No suelen prestar el “balón” del bienestar o el crecimiento económico.

Estas economías retro-proteccionistas además de ser clasistas, consideran invasivo compartir los beneficios de su poder de compra y consumo con las otras fuerzas del mercado “extranjeras” las cuales compiten en bienes, inversiones y servicios dentro de sus territorios desplazando lo hecho en casa.

Por esta razón no gusta la equidad en el comercio. El TLCAN crea una serie de premisas que son de evidente molestia como las otorgadas en los artículos del 1101 al 1113 que considera por ejemplo el trato de las inversiones en igualdad de circunstancias:

“TLCAN: Artículo 1102: Trato nacional:

  1. Cada una de las Partes brindará a los inversionistas de otra Parte un trato no menos  favorable que el que otorgue, en circunstancias similares, a sus propios inversionistas en lo referente establecimiento, adquisición, expansión, administración, conducción, operación, venta u otra disposición de las inversiones.

4. Para mayor certeza, ninguna Parte podrá:

a)  imponer a un inversionista de otra Parte un requisito de que un nivel mínimo de participación accionaria en una empresa establecida en territorio de la Parte, esté en manos de sus nacionales, salvo que se trate de acciones nominativas para directivos o miembros fundadores de sociedades; o

b) requerir que un inversionista de otra Parte, por razón de su nacionalidad, venda o se deshaga de cualquier otra manera de una inversión en territorio de una Parte. ”

Así como lo observado para las inversiones como se muestra, están asuntos relativos a temas como el libre flujo de las transferencias de dinero entre las partes asuntos que deben ser verdaderos laxantes para estos retro-proteccionistas que no son otra cosa que “Bullys” del comercio, oportunistas del mercado que lo último que desean es hacer comercio justo desde una plataforma de reglas claras y en condiciones equitativas. El proteccionismo siempre ha sido gandalla, unilateral y un juego de emociones al que habrá que volver a entrar.

Recordemos que hace 22 años México era también proteccionista, no nos es un juego desconocido, de hecho tampoco nos iba muy diferente y seguimos siendo el mismo país desigual y con las mismas carencias en muchas poblaciones y en gran parte del territorio nacional.

¿Conviene modificar nuestro modelo económico y movernos de lo neoliberal a este sistema proteccionista?

La verdad es que todo apunta a que el ciclo del neoliberalismo ha caducado; hoy el nuevo juego del mundo es fortalecer el poder de consumo y cerrar la brecha de la desigualdad. Este es un reto monumental pero que va a países como el Reino Unido, EUA o México todos tendrán que abordar el mismo reto de hacer más horizontal la distribución de la riqueza.

Entonces (para ayer) hay que re-valuar las relaciones multilaterales y seguirle el juego al vecino haciendo solo negociaciones “one-to-one”.

Afortunadamente para México, somos un experto en ese juego de lo bilateral, así lo prueban los 15 Tratados de Libre Comercio con 45 países. Así que si bien se nos vienen cuatro difíciles años de cruda económica neoliberal quizá creciendo debajo del 1.5% de PIB, hay que poner el nuevo rumbo del crecimiento fortaleciendo a las empresas mexicanas para que sean esos líderes exportadores que se necesitan. Ya lo hacen SUKARNE, PINSA, TELMEX, BIMBO, AUDI, CEMEX, y muchas más; reinstalar a ICA y hasta hacer que PEMEX cree otras divisas de otras fuentes de ingresos con sus mentadas alianzas…así es como siempre debió ser.

Este nuevo modelo retro-proteccionista duele a muchos. La pérdida cambiaria es una realidad, y a nadie gusta que su dinero se haga pesitos mexicanos de a 20 por dólar.

Para que le vaya bien a México hay que aprender de lo que no se hizo bien y lo primero es darles algunos bien intencionados consejos a los economistas encargados de México:

Primera Lección: “Lo barato no es siempre lo que te hace más fuerte como país, ni lo más resilente para la economía”.

Segunda Lección: “Si eres neoliberal asegúrate de competir no solo en materias primas sino con tecnología e innovación”.

Tercera Lección: “Si algo funciona bien, no le des en la torre”.

Cuarta Lección: “Todos los países regularán los flujos de capital”.

Quinta Lección: “Primero más empleo y educación a los pobres”.

Sexta Lección: “Poder de consumo, ingresos sobre reformas y esperanza”.

Séptima Lección: “Fortalecer proyectos sociales y empoderar ciudanía”.

ruiz-healy_times_num_11_pagina_01.jpg
Número 11 - octubre 2017
Descargar