Se encuentra usted aquí

A la sombra de este árbol

Viernes, 10 de Febrero 2017 - 17:30

Autor

julio_chavezmontes.jpg
Julio Chavezmontes

Compartir

captura_de_pantalla_2017-02-09_12.05.40.png

 

No hace mucho

Que pude darme cuenta

De lo viejo que soy en realidad/

No fue fácil logarlo

Porque dentro de mí,

Habita un joven que

No se ha dado cuenta

De que ha pasado el tiempo/

Tan solo

Porque  su fuego inagotable

Permanece tan vivo como siempre/

Porque en la bicicleta

Sobre sus rayos

Seguimos persiguiendo los mismos sueños/

Después del largo tiempo transcurrido

Siempre a salto de mata

Finalmente he podido descansar

A la sombra de este árbol

Fresco y frondoso

Y escuchar a la vida/

La vida que  dispuesta a que la escuche

Ha venido a contarme mi propia historia/

La simple

Común

Y única historia

Única al  igual que todas las otras

Y únicas historias/

Siempre he creído

Que mientras haya palabras por leer

Y páginas en blanco para escribir

Seguimos siendo jóvenes/

Que la vida jamás ha de acabarse

Mientras nos queden paginas pendientes/

Tambien he alimentado la esperanza

La esperanza y la creencia

De que

Quienes tenemos desde niños un apodo

Jamás envejecemos/

Sentado así

Bajo la fresca sombra

Puedo escuchar

Y revivir

Todos los besos dados

Cada abrazo

Que he venido cargando

Como tesoros

Sin siquiera saber que los traía/

He inhalado el aroma

De todas las promesas que el amor…

De todos los eternos juramentos/

Lo único que me queda por hacer

(Aparte de escribir y de leer)

Es dar las gracias/

Tal vez este mismo árbol

Bajo el que ahora descanso/

Fu una vez un ciclista como yo

Hasta que decidió

Después de mucho recorrer caminos

Volverse el anfitrión de otros ciclistas/

Cobijo de viajeros galopantes

Buscadores sedientos  de aventuras/

Y una vez arraigado

Desde sus ramas

Nos regala el concierto

De murmullos y trinos

Con los que se hermanan

Los pájaros y el viento/

Quedan tantas historias

Historias por vivirse todavía

Tanto camino inédito/

Tantos poemas

Tantas melodías

Infinitos misterios aún pendientes/

Todo parece en tanto ser un sueño

Todo haber sido un sueño con la vida/

Mientras yo traigo en blanco

Tantas paginas

Armado solamente con una pluma/

Creo que es lo indicado descansar

Y tomarme con calma este respiro

Para así disfrutar de los sonidos

La dulce voz de Dios/

Qué bueno es  el ser a fin de cuentas

Solamente este viejo

Con una bicicleta y una pluma

Bendecido con la sombra de este árbol

Fresco remanso

Que me  esperaba a la orilla del camino.

____________________________

Stahringen am Bodensee, Alemania

Febrero de 2017

ruiz-healy_times_num_12_page_1.jpeg
Número 12 - noviembre 2017
Descargar