Se encuentra usted aquí

La Tecnología al rescate de las Ciudades

Martes, 22 de Noviembre 2016 - 16:00

Autor

marco_a._paz_pellat.png
Marco A Paz Pellat

Compartir

smart-cities-featured.jpg

Recientemente la ONU presentó su informe ¨Revisión de las perspectivas de la población mundial¨. Sus proyecciones del crecimiento demográfico nos invitan a realizar una seria reflexión sobre el futuro. De 7,300 millones de habitantes en la actualidad, pasaremos a ser 8,500 millones en 2030 y 9,700 millones en 2050. Todo ello se dará en un contexto de mayor desigualdad, de mala planeación urbana, de pobreza, de crisis ambientales.

 

Más datos: en siete años, la India tendrá más población que China con 1,400 millones de habitantes. Así, durante los próximos años el crecimiento demográfico mundial se concentrará en nueve países: India, Nigeria, Pakistán, República Democrática del Congo, Etiopía, Tanzania, EEUU, Indonesia y Uganda.

Pero otro fenómeno más preocupante tendrá lugar en paralelo: el crecimiento de las ciudades. Cada segundo se suman dos habitantes a las ciudades. Siguiendo las proyecciones de la ONU, en 2030 las ciudades van a crecer en 185%, arrastrando tras de sí grandes desafíos: problemas de planeación urbana, lenta renovación de la infraestructura necesaria, problemas de movilidad, y depredación del medio ambiente con un alarmante consumo de energía, entre otras problemáticas.

Tecnología al rescate de las ciudades

Frente a esta situación, una de las grandes herramientas para resolver el futuro es el uso de la tecnología a través de conceptos como el de ‘ciudades inteligentes’. Se trata con ello de tener capacidad para responder adecuadamente a las necesidades básicas de instituciones, empresas y de los propios habitantes, usando estratégicamente el conocimiento y la tecnología.

En este orden de ideas, el Instituto de Valor Empresarial de IBM ha identificado cuatro grandes retos para las ciudades que pueden ser enfrentados con el uso inteligente de la tecnología, a saber: reducir la congestión en el sistema de transporte urbano; mejorar la respuesta a emergencias y reducir la delincuencia; mejorar la educación y agilizar los servicios públicos, y mejorar el acceso a la salud.

Adicionalmente, recomienda que los responsables de la planeación urbana deben tomar en consideración los siguientes aspectos para atender el futuro de los grandes centros poblacionales:

  • Dar identidad a las ciudades. Se refiere a  atreverse a crear una visión de ciudad, que establezca los atributos y características se desean. Es crear una marca distintiva a las ciudades, desde lo que hace a cada una de ellas única para atraer el talento y el crecimiento, hasta destacar sus fortalezas y tener claras las inversiones relacionadas.
  • Adoptar un modelo de crecimiento basado en la creatividad, el conocimiento y la calidad de vida. Aquí se necesita atraer el talento a las ciudades e identificar al talento local para aprovecharlo. También es preciso desarrollar bases de datos de la ciudad que permitan su análisis y explotación, y crear modelos de aplicación del conocimiento disponible.
  • Mejorar los servicios públicos pensando en el ciudadano. Pasar a un modelo de servicios personalizados para los ciudadanos, explotar la información de las relaciones de los usuarios de los servicios públicos para identificar patrones, y mejorar el sistema de tarifas y cargos públicos para quitarle presión a las finanzas públicas.
  • Utilizar el pensamiento sistémico en todos los eslabones de la planeación y gestión urbana. Necesitamos ver los temas urbanos desde una perspectiva más amplia, que sume a las partes interesadas, a los expertos y académicos, y ver las soluciones como una cadena de valor interconectada.
  • Usar las tecnologías de la información para mejorar los sistemas básicos de las ciudades. Tenemos que aprovechar los datos ya creados para identificar patrones de comportamiento de los habitantes urbanos con los sistemas de los servicios de las ciudades, para desarrollar soluciones más inteligentes e innovadoras.

Conclusiones

Todo lo anterior deja claro que las ciudades enfrentarán grandes retos y desafíos en los próximos años, pues se han convertido en el espacio natural habitable del nuevo siglo. A los problemas no resueltos que crean pobreza, desigualdad y crisis ambientales se sumará la carencia de recursos púbicos. Es aquí donde los gobiernos mexicanos deberían ser más activos y previsores. Se aproxima una gran crisis urbana, y pareciera que nuestros funcionarios públicos no se enteran, o peor, no saben qué hacer para enfrentarla.

 

ruiz-healy_times_num_12_page_1.jpeg
Número 12 - noviembre 2017
Descargar